La Mazmorra Gris
Actualmente el foro se encuentra en etapa de creación.
Es por eso que muchas cosas pueden no estar terminadas.
La fecha de inicio del rol aun no esta fijada pero puedes conectarte y husmear por el foro todo lo que gustes...
La Mazmorra Gris

Rol, Aventuras, Magia, Batallas, Romance, Fantasía, Rol


No estás conectado. Conéctate o registrate

La Mazmorra Gris » Roles » Skull And Crossbones III: The Key To The Cage [ROL]

Skull And Crossbones III: The Key To The Cage [ROL]

Ir a la página : Precedente  1 ... 8 ... 13, 14, 15  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 14 de 15.]

Recuerdo del primer mensaje :

Skull And Crossbones
The Key To The Cage



SIRENIS


Tripulacion:
-Capitana: Katherine Campbell
-Contramaestre: Maia Twiin
-William Black
-Sebastian Ojo de Luna
-Samantha Aldrich
-Lily Salleh Campbell
-Francis Bonnefoy
-Dayron Cabrera
Intro:
El mar, de nuevo en calma. Una calma que precede a la tormenta. Desde cubierta podía notar el sol brillante en el horizonte, calentando el aire y despertando a las aves.  La tripulación estaba agitada pues por fin teniamos acción despues de un par de días navegando.
Por fin, esa mañana, la capitana Kath nos despertó a gritos. ¡Teniamos rumbo! Los vítores recorrieron los camarotes de la tripulación y los animos volvieron a levantar sus cansados cuerpos. El movimiento volvió a surgir en el navio.
Hacía tiempo que nos habíamos acostumbrado al Sirenis aunque había pasado ya tiempo de aquella batalla. Miré a la pequeña Lily siguiendo a su tía y a Kath llevando el timón mientras el timonel se despertaba lo suficiente para poder manejarlo.
Antes de llegar a nuestro destino, Kath se enderezó, separandose del mastil donde estaba apoyada hasta hacía un momento. Era hora de sumergirnos. Ya nadie reaccionaba a aquello, aunque la primera vez más de uno casi se muere del susto. Sonreí al recordarlo y me puse en mi puesto. Bajo la superficie, el agua no tocaba nuestra cubierta. Los peces se apartaban nerviosos a nuestro paso y la luz del sol se distorsionaba con el movimiento de las olas. Maia entrenaba bajo la atenta mirada de Lily, que esperaba entusiasmada su turno de mostrar nuevas habilidades. Kath, en cambio, se mantenía separada del grupo. Fui hasta ella y le aparté el pelo de la cara. Me miró y buscó a su hija con la mirada.
-Solo te ví distraida -
Suspiró y se fue a actuar de capitana, guiando nuestro camino. Desde donde estaba pude ver los cascos de los barcos que pasabamos por debajo, aunque no tardaríamos en salir a la superficie, pues aunque eramos casi intocables bajo el agua, la isla de Tortuga se mantenía en la superficie.
Viramos para escondernos de los ingleses que vigilaban las orillas y entramos por una cala menos vigilada. Tras desembarcar un grupo, el barco volvió a desaparecer. Si nos encontraban, lo mejor sería que no supieran como habíamos llegado. Sin ninguna indicación, todos sabíamos donde íbamos: La hija del capitán, la última guarida pirata.
Nadie debía vernos, nadie podía alertar. Todos aquellos que se atrevieron a interponerse perdieron la oportunidad de huir al sobrevalorar sus habilidades y burlarse de las chicas. Kath y Maia aún seguían reglar diferentes, pero ambas mataban sin piedad, una por diversión, la otra por proteger, pero de ambas espadas caían gotas de sangre aún caliente de los idiotas que intentaron pararlas.
Maia abrió rápidamente la puerta de la taberna y en un momento todos desaparecimos de la vista en su interior. La pequeña Lily parecía divertirse sin enterarse de lo que ocurría mientras su madre se abría paso bruscamente en dirección a la barra, apartando a los que le tapaban el camino. Miré a ambas mujeres, siguiendolas cuidando que nadie tocase a Lily, o lo siguiente que rodaria por el suelo sería mi cabeza, pues no solo la capitana era agresiva con ese tema. Me costó un poco llegar a la barra pero por fin conseguí alcanzarlas. Allí empezamos a ocupar poco a poco la zona. Senté a Lily al lado de Mai, mientras la pequeña le enseñaba orgullosa la bolsita de dinero que le había cogido a uno de los borrachos del camino. Una pequeña sonrisa asomó en el rostro de Maia, que parecía solo tener gestos amables para ella, y con una leve señal de aprobación consiguió que Lily se riese y viniera a contármelo. Mientras fingía hacerle caso, me fijé en que Kath se subía a la barra de un salto y se ponía de pie sobre esta. Ya no sonreía, nunca, al menos que la vieramos. Había cambiado, todos habiamos cambiado en esos seis años y más aún con lo ocurrido en Tortuga. Pero esa noche todo se acababa. Uno de nuestros "queridos" parroquianos cometió el error de gritarle obscenidades a la capitana, que lo miró con asco. No hizo falta mas que un gesto para que Maia adelantase un par de pasos, lo justo para que su arma lo atravesase de lado a lado, los que se habían adelantado a por él volvieron a su sitio. Después retorció para sacar y se sentó de nuevo junto a mi y a Lily, que aplaudía a la tia Maia por espantar a los monstruos. Mi mirada se cruzó con la de Kath, en donde pude ver de nuevo tristeza, como siempre, desde hacía años. Pero yo ya no sabía que más hacer... ahora que por fin volvía a estar con todos, lo mejor era no presionarla, de modo que solo le sonreí, anímandola a que hablase. -¡Esta situación es ultrajante! -
Exclamó, alzando la voz sobre los ruidos propios de una taberna, llamando la atención de los que aún no se habían dado cuenta de su presencia
-Cómo puede ser, ¡que nosotros! ¡¡piratas!! ¡las personas más temidas antaño en la armada! Estemos recluidas en este lugar como sucias ratas! Presumimos orgullosos de nuestra bandera, de nuestras velas, de nuestros barcos, pero nos escondemos en el fondo de una apestosa taberna cuando más deberiamos levar anclar y volver a surcar los mares -
Muchos alzaron la vista de sus jarras para mirarla
-pero no, es más fácil murmurar el odio que le tenemos a los que hasta ahora nunca se habían atrevido a coaccionarnos. Nuestros hermanos de batallas ahora reposan en el fondo del mar, lanzados al amparo de Davy Jones por un grupo de perros sarnosos. ¿Acaso ellos, con sus trajes rojos totalmente impolutos, son más fieros que nosotros? ¡¡SOMOS PIRATAS!! A nuestras espaldas cargamos con cientos ¡MILES! de cuerpos sin vida de aquellos que osaron cruzarse en nuestro camino! Alzemos las banderas traigamos la muerte de nuevo a este mar, la memoria de todos nuestros tripulantes sigue viva! Solo hay tres liquidos que ansiemos, el mar para navegar! el ron para calmar nuestros males y ¡la sangre de nuestros enemigos! -
Exclamó finalmente, alzando su espada, logrando con ello que el furor de los demás, que poco a poco había llenado sus corazones extallase, haciendolos levantarse y rugir como hacia tiempo que no había visto en aquel lugar dejado de la mano de dios. Miré a Kath, que por más que compartía el sentimiento con todos, no parecía entusiasmada. Bajó de un salto de la barra y se tomó un trago de su jarra.

Los gritos alarmaron a invitados no bienvenidos, que entraron en la taberna como furias, acercandose a quien había causado tanto escándalo, facilmente localizable por el espacio que había a su alrededor. Cogió a Katherine por el cuello de su ropa y la levantó delante suyo, aunque no consiguió despegarla del suelo. Preguntó en un tono irrespetuoso si acaso no habían dejado claro que nada de reuniones. Varios de los que había allí se sentaron de nuevo, parecían controlados por las palabras de aquel hombre.
-No deberias tocar así a una dama -
Dije con calma, viendo como Kath le mantenía la mirada con fiereza
-Podría salirte el tiro por la culata -
Le advertí, aunque prefirió no hacerme caso. Suspiré cuando la espada de Maia cortó la muñeca del hombre como si se tratase de un muñeco.
El dolor tardó en llevar a su cerebro, pero para entonces, otras tres espadas atravesaban su estómago. La de Maia, la de Kath y la mia.  Un grito de dolor y lamento en aquella alma perdida alertó al resto de su batallón, pero la capitana ya contaba con ello. Hora de irse.
-¡Piratas! -
Gritó Kath, cogiendo a Lily y dandomela
-¡Preparaos para la batalla! ¡Destruyamos estas cadenas y abrámonos paso a la libertad! -
La puerta se abrió. El pobre inglés que lo hizo solo se vió venir encima una jauría de perros de agua furiosos y listos para morir por su bien más preciado. Volvimos hacía nuestro barco, llevandonos a todos los que ansiaban el mar tras nuestros pasos.
Autoras: Capitanas Adamaris y Kairiki


OFF: Son las 23:00, una húmeda brisa anuncia que una tormenta se acerca. Atraviesan las puertas de la taberna e irrumpen lanzando eufóricos gritos de guerra a las calles de la isla, unos pocos soldados se acercan atraídos por el alboroto. Al nor-este se encuentra la base militar de la armada británica, donde se encuentran la mayoría de los soldados, al sur-este se encuentra el puerto, resguardado por 4 guardias de sacos rojos. Aunque no saben cuantos soldados hay en la base, podrían sorprenderlos ya que a estas horas se encuentran durmiendo, aunque si fallan podrían perder su única oportunidad de escapar de la isla y hasta su libertad. El camino hacia el barco parece despejado, y ya que conocen el paradero del tesoro del oleaje rojo (una isla llamada Ábaco, ubicada al norte) quizás sea mas prudente embarcar cuanto antes.


GAUDIUM


Tripulacion:
-Capitana: Dulce
-Contramaestre: Davy Van Bockholt
-Oscar Del Valle
-Andrea Campos
-Scheherezade
Intro:
El majestuoso navío se abría paso lentamente por el embravecido océano, enfrentando temerario a las olas que lo embestían airadas, olas, que luego se transformaban en una nube de diminutas gotas de agua y espuma que acariciaba el calmado rostro de su capitana, erguida impasible en el puente con la vista fija en el horizonte. Los años habían borrado de su temple el miedo y la inseguridad que las cadenas y el látigo habían inculcado durante su vida de esclava, y aunque aun poseía un espíritu noble, su carácter ya no era el de la endeble niña dedicada a cumplir con los deseos de su amo. Los miembros tripulación, algo nerviosos por la tormenta, la observaban expectantes, pero sabían que bajo su mando estaban a salvo. Habían sido testigos de los "hechizos" que Dulce era capaz de realizar, durante 6 años la habían seguido a donde sus visiones la guiaban, aprendiendo acerca del extraño poder que los vientos habían confiado sobre ella, y como usarlo para doblegar a las hordas de muertos que infestaban los mares, amenazando con extinguir a cualquier pirata que no se les uniera. Bajo su mando habían enfrentado y vencido a cientos de piratas muertos, devolviéndolos al infierno del que habían salido.
Pero el "Ángel de Alta mar", como comenzaban a llamarla los pobres diablos a los que rescataba de Bodvar, no podría haber sobrevivido a la dura vida que ahora demandaba ser un pirata, no sin su contramaestre y protector, el joven irlandés de cabellos blancos
-¡Si quieres matarme, lanza tus rayos a mi espada, maldita!-
Los gritos se oian desde la cima del palo mayor, donde Davy desafiaba a la tormenta lanzando, entre carcajadas, sablazos a la nada. Un trueno resono a unos metros en estribor.
-¡Ha! ¡Fallaste de nuevo!-
El joven envaino las espadas y se dejo caer, sujetándose en el aire de uno de los cabos, luego de otro, y después de dar un giro cayo parado inclinandose apenas por la inercia de la caída. Los tripulantes se inquietaron cuando el contramaestre paso entre ellos, para pararse junto a la capitana en el puente. Se dice que el Gaudium examina las almas de quienes intentan abordarlo, solamente permitiendo que aquellos de corazón puro puedan tripularlo...pero nadie entendía como al "Demonio Blanco", el asesino mas sádico y terrible de los 7 mares, le habia permitido la entrada. Algunos creian que el barco lo eligio para proteger a Dulce, otros dicen que en su locura, el chico en realidad poseia un alma pura, siendo inconsciente de su maldad.
-¿Falta mucho capitana? no hay mucho para hacer en un barco que se tripula solo y comienzo a aburrirme-
Dijo Davy rascándose la cabeza, Dulce le dedico una agradable sonrisa
-Ya solo unas millas mas, no te preocupes-
La joven se volvió a mirar hacia el horizonte
-Y por lo que he visto, tendrás mucha diversión en la isla-
Davy lanzo un grito de alegría, desenvaino sus espadas y las afilo rozandolas varias veces, mientras se volvía a la tripulación
-¡Vamos holgazanes!, ¡a entrenar! ¡no crean que sus abra kadabra alcanzaran para hundir a Bodvar!-
Grito mientras se paraba en el centro del barco esperando que toda la tripulación lo atacara, pero antes de que pudieran comenzar se oyó el grito de uno de los marineros
-¡Tierra a la vista!-


OFF: Son las 23:00, y la tormenta aun arrecia contra las playas caribeñas. Arriban por la costa sur-este a la isla que Dulce había visto en sus visiones, nunca la han explorado, por lo que no saben nada de ella. Deberán elegir si pasar la noche en la costa frente a la que se extiende una densa y espesa selva, recorrer la costa hacia el norte o hacia el oeste, o, si se sienten con suerte, adentrarse en la espesura. Dulce solo sabe que debe buscar "la isla en la isla", sin saber que es lo que significa

Ver perfil de usuario

Kath:
-Nombre: Katherine Campbell (deja que la tripulación la llame Kath)
+Nombre: Seirina Mavros (Sirena Negra)
-Edad: 28
-Nacionalidad: -
-Imagen o descripción física [Antigua editada por Ayha]


[Nueva]


-Clase: Pirata
-Profesión: Pirata
-Rango: Capitana del Syrenis

-Historia: Su nacimiento se produjo sobre un barco por lo que siempre a tenido una enorme capacidad para evitar los mareos que suele sentir la gente. No tenía amigos de su edad, pues los niños le tenian miedo sin razon alguna, lo que la llevó a pasearse por el puerto continuamente, haciendose amistades entre piratas y marineros. Ella escuchaba sus historias y a cambio debía ayudarlos en algo, ya fuera limpiar la borda o echar una mano en las reparaciones. Creció rodeada de cuentos y leyendas de ambos bandos, pero siempre le entusiasmó que los piratas se quedaban con aquello que encontraban, siempre que no fueran capturados. Dejó de lado a los "buenos" y empezó a juntarse más con piratas, aprendiendo a usar una espada y, por si misma, consiguiendo armas. Un día, de repente, los piratas que conocía se esfumaron y no volvieron al pueblo, para entonces tenía 15 años. Aburrida de su vida solitaria, robó un bote y se lanzó a la aventura, siendo literalmente pescada por un barco pirata desconocido. Allí tardó seis años es conseguir ser la segunda de a bordo (contramaestre). Ahora busca una aventura que la lleve a convertirse en leyenda, para asi perdurar en el tiempo. Durante su primer tiempo como capitana, las cosas no fueron tan fáciles como ella esperaba. Su barco se hundió, Santamaría regresó sin enternder como, Davy desapareció de su barco, el oficial se perdió en el tiempo y su amor por Amir se quebró al ser secuestrado. Unos meses después, su estado de salud empeoró. Las malas noticias se sucedian hasta que, obligada por Will, decidió pasar por el medico de una ciudad. Esta vez las noticias no eran malas, aunque quizás no en el momento más oportuno. Kath no estaba enferma, ni muriendose como decian los triplantes, estaba encinta. Fue un gran alivio para todos y a la vez un problema Kath se negaba a quedarse en tierra pero no era bueno que viajase sin saber si lo atacarian. Al final, ganó la batalla y embarcó, zarpando sin un rumbo fijo. Los siguientes siete meses fueron tranquilos, pero la desesperació momentanea de Kath por no saber ser madre no solo le provocó un parto prematuro al mes siguiente, sino que preferia no mirar a la niña que nació. Solo Maia la ayudo en ese duro momento, pues su agresividad mantenía a todos alejados. De forma que la pequeña nació en el camarote de Kath sin más ayuda que la contramaestre, quien obligó a la capitana a mirar y cuidar de la niña, a la que, una semana despues, seguía sin acercarse. Tal fue la insistencia de Maia, que Kath solo tardó semana y media en empezar a alimentar y cuidar al pequeño miembro de la tripulación. Entre todos buscaron un nombre y, despues de una trifulca por saber si la madre de tal era prostituta, decidieron que Lily era un bonito nombre para ella. Nadie se atrevió a preguntar por el apellido que llevaria, pues la mención al padre de Lily era casi condena a muerte. Con el tiempo y la ayuda tanto de "tia Mai" como de "papi Will" Lily se fue desarrollando en el barco como una pequeña bribona de rápidos movimientos y astucia impulsados por las enseñanzas y juegos de Mai, que la mantenian viva durante las pequeñas batallas. La busqueda de amir mantuvo a Kath distante durante algo más de un año, pero las continuas atenciones a Lily la hicieron darse cuenta que jamas lo encontraria y que, en caso de seguir asi, la pequeña acabaria siendo carne de cañon, por lo que cesó su deseo de encontrarlo y puso rumbo en ota dirección. Allí donde Maia sorprendió a todos pasaron unos dias para volver de nuevo a poner rumbo al siguiente tesoro.
-Personalidad: Tras 6 años de larga búsqueda, su personalidad se ha ido oscureciendo. Si bien sigue queriendo llevarse bien con su tripulación, y más con Lily por el barco, no acepta ningún movimiento en falso. Un error y fuera. Es más agresiva y mortal que con anterioridad, pero sigue teniendo una gran herida en el corazón, por lo que por las noches no se deja ver, momentos que pasa sola en su camarote. Solo Maia o Lily tienen permiso para molestarla en esos momentos. Protege a su hija frente a todo y sabe que Maia y Will también lo harán, por lo que ambos son parte de la familia de la pequeña, junto a si misma. Es cortante, menos tolerante que en un principio y su alma se ha enfriado. No le afectan las masacres que causa Maia o un cuerpo sin cabeza en la cocina. No acepta menciones de Amir delante de Lily y una simple referencia a él, basta para que la mirada asesina de kath le advierta de que ese no es terreno seguro. [Seirina Mavros] Un ser elegante, de movimientos graciles y voz encantadora. No parece agresiva si no es atacada.
+Personalidad: ??
-Gustos y disgustos: Le gustan las leyendas, el oleaje y movimiento del barco, el oro, el olor de la pólvora y las espadas. Odia que se le adelanten a la hora de conseguir un tesoro, estar prisionera, los dias sin viento (el barco no se mueve), los oficiales de la marina. No saber donde está Lily y no tener noticias de Amir, aunque finja que no le importa.
+Gustos y disgustos: ??
-Otros: No tiene ni idea de cocinar. Ayuda de vez en cuando a su tripulación. Lleva una daga mediana-pequeña, una pistola (de las de la epoca).
-Reputación: +7
-Habilidades:
-Dominio de armas blancas
-Leer y escribir
-Nadar
-...?
-Habilidades especiales:
"El Toque de Nereida", si tus manos estan mojadas con agua de mar, puedes curar heridas con solo tocarlas.
"Canto de Nereida", habilidad involuntaria que solo se activa cuando estas desesperada o en alguna situacion limite, tu voz es capaz de disuadir a cualquier hombre de su ira.
+Habilidades especiales:
"Afinidad Oscura", es capaz de percibir la oscuridad en los corazones de aquellos que la albergan
"Beso de la Ninfa", besando a un oponente despierta la oscuridad en su corazon (si es que la tiene) y este se vuelve su aliado, aumentando todas sus caracteristicas en 10 mientras dure el hechizo
-Caracteristicas:
 ·Vigor = 18
 ·Destreza = 18
 ·Constitución = 13
 ·Inteligencia = 19
 ·Sabiduría = 18
 ·Carisma = 17
+Características en Seirina Mavros +10 en todo.
-Equipo: Pistola recién recargada. Espada.
Pensaba que podía evitar hacer que Amir se viera obligado a estar conmigo y con Lily si tan solo lo trataba como siempre, pero esos años habían causado tantos daños que ni yo recordaba ya como actuaba por aquel entonces. Le eché en cara que me acusara de cosas estúpidas, mi trato entre él y mi hija... nuestra hija era muy diferente, pero él no podía saberlo ya que la había visto conmigo apenas un par de minutos. Yo quería saltar, pero sus gritos hicieron que me olvidase por completo de lo que estaba hablando con Dulce.
-¿Unas vacaciones? -Repetí  molesta y siendo totalmente ignorada mientras seguía echandome en cara su encierro, como si aquello hubiera sido culpa mía, como si no hubiera buscando bajo cada piedra del camino hasta que ni mi corazón ni m icuerpo dieron para seguir intentandolo.
-¡Llevo años dándote por muerto! -Le grité, acercándome -Will y Maia han sido los únicos que me han ayudado cuando intentaba matar a Lily o tirarme yo por la borda por no ser capaz de encontrarte entre los millones de islas que hemos visitado siguiendo un rastro falso -Los pocos que quedaban de mis tripulantes se removieron incómodos, todos, o al menos la gran mayoría de ellos me dieron pocas opciones al pensar que estaba enferma, al ver a mi hija tan pequeña y menos aún eran los que me apoyaban cuando había una disputa, siendo siempre Maia quien conseguía calmar los ánimos a base de amenazas.
-¿Acaso tú entiendes el dolor de pensar que Lily no iba a salir de esa fortaleza? ¿Entiendes por lo que he tenido que pasar para mantenerme en pie después de todos estos años? ¡Claro  que no! Tú solo estás ahí, gritándome que no eres Will, que estás bien y que no necesitas mi ayuda, y lo único que no quería era perderos ahora que he conseguido encontrarte, ¡pero eso te da igual porque tu orgullo es demasiado grande para que lo que yo sienta viendote de nuevo en peligro te importe! -Me estaba quedando sin aire rápidamente y mi voz se quebraba, pero no era capaz de parar, tantos años escondiendome en mi camarote para llorar a solas, tantas noches en vela oteando los mares, todo ese tiempo que había pasado sintiendome culpable por lo que le había ocurrido, por no despertarme un segundo antes, por no luchar, por no estar alerta... todo ese tiempo habian destrozado a la mujer que se escondía bajo las capas de capitana, pirata, lider, estratega... Y ahora, teniendo a Amir delante de mi echandome en cara cosas de las que ni me había percatado, me daba cuenta de que, seguramente, él ya no estaba enamorado de alguien como yo, por más que el color del cielo incluso cubierto de nubes hubiera comenzado de nuevo a brillar en el momento en que, al tocarlo, por fin pude alcanzarle.



Última edición por Adamaris el Sáb Sep 22, 2018 5:27 am, editado 2 veces


_________________

Ver perfil de usuario
Spoiler:

-Nombre:
Dulce
(No tiene apellido o al menos no lo sabe)

-Edad:
24 años

-Nacionalidad:
Portuguesa

-Capitan:
Ella misma es la capitana del imponente Gaudium

-Antigua Profesión:
Tiempo atrás era una mera esclava, actualmente ejerce la profesión de pirata.

-Imagen:
Una mujer un tanto alta siendo así de 1.72m con un cuerpo acorde a la medida adornado con suaves curvaturas y en general una complexión delgada pero un tanto atlética ya que, la vida de pirata demanda bastante esfuerzo a decir verdad. Poseedora de una piel blanca y sin imperfecciones a pesar de estar tanto tiempo expuesta a los rayos solares y a la sal del ambiente.

Sobre su cabeza descanza una extensa cabellera castaña que llega sin problema alguno hasta su cintura que debido a la humedad del océano este se encuentra ligeramente ondulado. Pasando a su rostro este es de facciones redondeadas y muy femeninas, con mejillas ligeramente regordetas, nariz pequeña y respingada, labios finos los cuales casi siempre están curvados en una simplona sonrisa, cejas finas y unos grandes ojos marrones decorados por una larga capa de curvas pestañas.

Su manera de vestir destaca un poco del resto de sus compañeros piratas, y con razón es así, ella es la capitana. Pero dentro de todo, cuando no usa aquel tipico atuendo de capitán (saco y pantalones), suele utilizar comodos vestidos que ha ido adquiriendo a lo largo de sus viajes.

~Mirame~:





-Historia:
Tristemente no tiene una historia larga de contar, su vida desde un principio se vió tintada de malos tratos, suciedad y protocolos a seguir para complacer a aquellos dueños que tuviera de turno. Si, es fácil de adivinar, era una esclava nacida de una pareja que ya eran esclavos en aquel pequeño país llamado "Portugal". Pero a pesar del entorno que la rodeaba, la pequeña Dulce parecía no verse afectada, es más, creció aniñada y delicada como una flor, creyendo que la crueldad que le rodeaba no era más que una mera fantasía que tal vez... algún día iba a terminar, que iba a despertar siendo diferente, tal vez alguien mejor y en otro lugar. Pero claramente no era así y hasta parecía que su situación no tenía remedio alguno. Jamás tuvo hermanos por lo que practicamente se crió con sus pobres dos padres y amigos que así por allí, pasaron algunos años de esa manera hasta que... todo tuvo que terminar.

A los 10 años de edad fue separada cruelmente de todas aquellas personas que consideraba su familia y fue obligada a viajar a un lejano lugar para ser verndida como un mero objeto. "Trabajó" para muchas familias diferentes durante años, hasta que a la edad de 18, momento en el que se encontraba sirviendo a una rica familia de Italianos, todo dió un giro inesperado.

Era un completo desconocido, pero ese extraño capitán que un día se presentó sin más delante de la puerta de aquella gran casa fue la chispa que encendió su esperanza de que podía ser libre algún día. Fue impresionante la suma de dinero que pagó por la jóven castaña con la convincente excusa de que "podía serle de mucha utilidad", claramente la familia Italiana no lo pensó ni dos veces antes de entregarla en manos de aquel hombre.

La delgada jóven apenas puso sus pies en la rechinante madera de la cubierta del barco, algo le dijo que aquel viaje iba a ser un tanto diferente. Y así lo fue, aquel día fue el principio de una infinidad de aventuras que vinieron luego. Hubo momentos alegres y tristes, conoció gente nueva y hasta incluso hizo amigos que jamás pensó que iba a tener... y como si no fuera poco los poderes nacieron en ella junto con el deber de convertirse en la nueva capitada de un enorme barco... el Gaudium.

Una nueva y gran etapa en su vida dió comienzo, una que aprovechó al máximo. Pasaron muchos años en los que pasó junto a su nuevo contramaestre (el siempre impresionante Davy), conoció lugares increibles, se armó una tripulación y hasta incluso aprovechó su tiempo en aprender a leer y a escribir, algo que siempre en su vida había deseado poder hacer bien. Actualmente se encuentra surcando los mares del mundo derrotando a todo aquel malvado muerto viviente que se interponga en su camino.

-Personalidad:
Dulce es una mujer que verdaderamente le hace honor a su nombre y por extraño que suene, es una de las piratas más amables y justas de los 7 mares. Con el pasar del tiempo ha madurado en su forma de ser de una manera impresionante, ya totalmente libre de las cadenas de la esclavitud y con un futuro que ella misma puede manejar, en su ser se puede notar que ha perdido todo rastro de inseguridad, temor y que hasta incluso a adquirido más sonrisas en su vida cotidiana. Tiene un don maternal sumamente natural, se preocupa por la gente que le rodea, sobre todo si se trata de sus tripulantes, jamás se perdonaría si a estos les llegara a pasar algo por culpa de una negligencia de su parte.

Es de esas personas que piensan antes de actuar, no se lanza a hacer algo sumamente osado no sin antes meditarlo y estar completamente segura gracias a sus habilidades especiales. Casi pareciera que un aura de completa calma y seriedad la rodea todo el tiempo y hasta incluso parece ser una fémina completamente imperturbable, y de hecho, hasta casi lo es. Pero no hay que mentir, pese a ser la capitana de un barco y de la manera en que le gusta mostrarse segura y completamente recta ante los demás, no hay que ocultar el hecho de que a veces la "contagiosa alegría" de su contramaestre se le pega y comienza a comportarse más divertida, un tanto infantil y suelta con sus allegados.

Pero este "Angel de alta mar" que destila pureza por sus poros también tiene el derecho de enojarse a veces. Núnca deja que la ira se apodere de su cuerpo, no señor, ella jamás lo permite pero cuando algo realmente le molesta su tono de voz de vuelve más distante y frio dejando bien en claro que lo que escucha o ve no le gusta para nada, y hasta incluso adorna aquellas rabietas con profundos ceños fruncidos y algún que otro exasperado suspiro.

-Gustos:
- Todas las frutas que existan sobre la faz de la tierra.
- Leer y aprender todo tipo de cosas nuevas.
- Conocer gente nueva.
- Paz y tranquilidad.
- Las cosas en orden.
- Los días tibios pero con brisas frescas.
- Admirar las estrellas.

-Disgustos:
- Los malos tratos.
- Que se metan con ella con alguno de los tripulantes de su barco.
- El encierro.
- La comida picante.
- Los días de mucho frío o calor.
- Que le digan que cocina feo ¡INCONCEBIBLE!
- Recibir órdenes de algún desconocido, ahora es ella quién maneja su vida.

-Otros:
- Sabe cocinar de ma-ra-vi-lla
- A pesar de que tantos años han pasado, la manía de juguetear con un mechón de cabello mientas se encuentra nerviosa no la ha abandonado.
- Suele coleccionar ropa de diferentes partes del mundo. Tiene decenas de prentas guardadas en un cofre.
- De vez en cuando trenza su cabello y lo adorna con alguna que otra flor.
- También le gusta coleccionar libros, tiene otro cofre repleto de estos.
- Tiene una ligera alergia al ajo, su nariz se pone roja y comienza a estornudar apenas percibe su aroma.

-Características:

- Vigor = 13
- Destreza = 14
- Constitución = 15
- Inteligencia = 15
- Sabiduría = 20 + 5
- Carisma = 16


-Habilidades Básicas:
- Leer y escribir
- Nadar
- Escuchar
- Dominio armas blancas

-Habilidades Especiales:
- Videncia (lvl 3)
- Grito de guerra (lvl 1)
- Sentir magia (lvl 1)

-Equipo:
- Un sable
- Una pequeña bolsa con monedas
- Sus ropas de capitana (?)

-Color de roleo: # EC425E

/Syrenis/
~Kath y demás~

Parecía que Dulce había irrumpido en el peor momento para comunicar el plan. -¿Como vamos a fiarnos de ellos? Como Maia se despierte los va a matar a todos, sean aliados o no- le dijo intentando ocultar el cúmulo de emociones e ira que poseía -Explícame lo que ha ocurrido- le pidió la pelirroja a lo que la castaña le contó lo ocurrido con rapidez y cierto nerviosismo desviando de tanto en tanto la mirada hacia Amir -Esta bien, volvamos a la playa- dijo completamente resignada. Apenas pudo impartir una orden hasta que "El tigre" estalló producto de la charla privada que habían estado teniendo anteriormente.

Sus palabras fueron duras y mortíferas. Se podía sentir los sentimientos de ira en el aire, pero también... había un deje de tristeza. Lo mismo pasó con Kath quién no se quedó atrás en responderle. La pelea había tomado un volumen elevado por lo que muchos siendo curiosos voltearon a observar la situación aunque pronto se alejaban sintiéndose incómodos. Dulce no estaba al margen, nerviosa comenzó a juguetear con uno de los largos mechones de su cabello, ¿Debía irse? ¿Interrumpirlos?. Era obvio que ambos necesitaban tiempo para sanar y curar las heridas que tenían en el alma, seis años estando lejos uno del otro y con una niña de por medio... era algo duro de asimilar.

Apenas percibió que la voz de Kath se quebraba haciéndola respirar con dificultad se acercó a ella para envolverla en sus brazos -Shh... shh...- la acalló suavemente. Una de las manos de la joven capitana se posó en la cobriza cabellera de su amiga y la acarició con suma calidez -Has atravesado momentos difíciles... pero has logrado salir, forjarte y criar una niña hermosa- le dijo intentando hacer que se calmara. Durante un instante su castaña mirada se posó sobre Amir -Por favor... calma los humos. Sobre todo ahora que no puedes mantenerte en pie- tal vez había sonado un tanto dura con sus palabras pero no era la intención -Tomen esto como.... una oportunidad para reencontrarse... volver a conocerse.- deshizo el abrazo con su amiga y se alejó un poco tomándola por los hombros -Seis largos años... fue duro para ambos. Es obvio que muchas cosas han cambiado... no solo entre ustedes... sino también aquí- llevó una de sus manos hacia la frente de Kath y la tocó con un dedo índice a modo de señalizar su mente. -Y aquí también- llevó el mismo dedo hasta el pecho de la muchacha y tocó el lugar de su corazón. Volvió a desviar su mirada al fornido muchacho -Tal vez este descanso en la playa les dé un momento para saber si aún la llama que los unió en un principio sigue ahí y logra iluminar aquellos oscuros rincones que hacen que se sientan tan atormentados- esperaba no haberse metido demasiado en la intimidad de ambos pero no podía soportar aquella pelea sobre todo cuando se trataba producto de un hórrido pasado. Estaban en medio de una lucha y más que nunca debían darse apoyo... y si el amor que una vez los unió no estaba más allí... era momento de dejarlo en claro también. Soltó un ligero suspiro y soltó el hombro de Kath. -Los dejaré tranquilos- terminó por decir para luego alejarse en dirección al camarote de Kath. Había decidido tomar su propuesta de ir a cambiarse el vestido que lastimosamente estaba hecho jirones, ojalá tuviera una oportunidad de volver visitar Francia o tal vez España para volver a conseguir más vestidos hermosos.  


_________________


♥ Hikami-Kun ♥







~Believe in MAGIC~


~ I'm strong, I'm brave, I'M A LION ~
Ver perfil de usuario
Kath:
-Nombre: Katherine Campbell (deja que la tripulación la llame Kath)
+Nombre: Seirina Mavros (Sirena Negra)
-Edad: 28
-Nacionalidad: -
-Imagen o descripción física [Antigua editada por Ayha]


[Nueva]


-Clase: Pirata
-Profesión: Pirata
-Rango: Capitana del Syrenis

-Historia: Su nacimiento se produjo sobre un barco por lo que siempre a tenido una enorme capacidad para evitar los mareos que suele sentir la gente. No tenía amigos de su edad, pues los niños le tenian miedo sin razon alguna, lo que la llevó a pasearse por el puerto continuamente, haciendose amistades entre piratas y marineros. Ella escuchaba sus historias y a cambio debía ayudarlos en algo, ya fuera limpiar la borda o echar una mano en las reparaciones. Creció rodeada de cuentos y leyendas de ambos bandos, pero siempre le entusiasmó que los piratas se quedaban con aquello que encontraban, siempre que no fueran capturados. Dejó de lado a los "buenos" y empezó a juntarse más con piratas, aprendiendo a usar una espada y, por si misma, consiguiendo armas. Un día, de repente, los piratas que conocía se esfumaron y no volvieron al pueblo, para entonces tenía 15 años. Aburrida de su vida solitaria, robó un bote y se lanzó a la aventura, siendo literalmente pescada por un barco pirata desconocido. Allí tardó seis años es conseguir ser la segunda de a bordo (contramaestre). Ahora busca una aventura que la lleve a convertirse en leyenda, para asi perdurar en el tiempo. Durante su primer tiempo como capitana, las cosas no fueron tan fáciles como ella esperaba. Su barco se hundió, Santamaría regresó sin enternder como, Davy desapareció de su barco, el oficial se perdió en el tiempo y su amor por Amir se quebró al ser secuestrado. Unos meses después, su estado de salud empeoró. Las malas noticias se sucedian hasta que, obligada por Will, decidió pasar por el medico de una ciudad. Esta vez las noticias no eran malas, aunque quizás no en el momento más oportuno. Kath no estaba enferma, ni muriendose como decian los triplantes, estaba encinta. Fue un gran alivio para todos y a la vez un problema Kath se negaba a quedarse en tierra pero no era bueno que viajase sin saber si lo atacarian. Al final, ganó la batalla y embarcó, zarpando sin un rumbo fijo. Los siguientes siete meses fueron tranquilos, pero la desesperació momentanea de Kath por no saber ser madre no solo le provocó un parto prematuro al mes siguiente, sino que preferia no mirar a la niña que nació. Solo Maia la ayudo en ese duro momento, pues su agresividad mantenía a todos alejados. De forma que la pequeña nació en el camarote de Kath sin más ayuda que la contramaestre, quien obligó a la capitana a mirar y cuidar de la niña, a la que, una semana despues, seguía sin acercarse. Tal fue la insistencia de Maia, que Kath solo tardó semana y media en empezar a alimentar y cuidar al pequeño miembro de la tripulación. Entre todos buscaron un nombre y, despues de una trifulca por saber si la madre de tal era prostituta, decidieron que Lily era un bonito nombre para ella. Nadie se atrevió a preguntar por el apellido que llevaria, pues la mención al padre de Lily era casi condena a muerte. Con el tiempo y la ayuda tanto de "tia Mai" como de "papi Will" Lily se fue desarrollando en el barco como una pequeña bribona de rápidos movimientos y astucia impulsados por las enseñanzas y juegos de Mai, que la mantenian viva durante las pequeñas batallas. La busqueda de amir mantuvo a Kath distante durante algo más de un año, pero las continuas atenciones a Lily la hicieron darse cuenta que jamas lo encontraria y que, en caso de seguir asi, la pequeña acabaria siendo carne de cañon, por lo que cesó su deseo de encontrarlo y puso rumbo en ota dirección. Allí donde Maia sorprendió a todos pasaron unos dias para volver de nuevo a poner rumbo al siguiente tesoro.
-Personalidad: Tras 6 años de larga búsqueda, su personalidad se ha ido oscureciendo. Si bien sigue queriendo llevarse bien con su tripulación, y más con Lily por el barco, no acepta ningún movimiento en falso. Un error y fuera. Es más agresiva y mortal que con anterioridad, pero sigue teniendo una gran herida en el corazón, por lo que por las noches no se deja ver, momentos que pasa sola en su camarote. Solo Maia o Lily tienen permiso para molestarla en esos momentos. Protege a su hija frente a todo y sabe que Maia y Will también lo harán, por lo que ambos son parte de la familia de la pequeña, junto a si misma. Es cortante, menos tolerante que en un principio y su alma se ha enfriado. No le afectan las masacres que causa Maia o un cuerpo sin cabeza en la cocina. No acepta menciones de Amir delante de Lily y una simple referencia a él, basta para que la mirada asesina de kath le advierta de que ese no es terreno seguro. [Seirina Mavros] Un ser elegante, de movimientos graciles y voz encantadora. No parece agresiva si no es atacada.
+Personalidad: ??
-Gustos y disgustos: Le gustan las leyendas, el oleaje y movimiento del barco, el oro, el olor de la pólvora y las espadas. Odia que se le adelanten a la hora de conseguir un tesoro, estar prisionera, los dias sin viento (el barco no se mueve), los oficiales de la marina. No saber donde está Lily y no tener noticias de Amir, aunque finja que no le importa.
+Gustos y disgustos: ??
-Otros: No tiene ni idea de cocinar. Ayuda de vez en cuando a su tripulación. Lleva una daga mediana-pequeña, una pistola (de las de la epoca).
-Reputación: +7
-Habilidades:
-Dominio de armas blancas
-Leer y escribir
-Nadar
-...?
-Habilidades especiales:
"El Toque de Nereida", si tus manos estan mojadas con agua de mar, puedes curar heridas con solo tocarlas.
"Canto de Nereida", habilidad involuntaria que solo se activa cuando estas desesperada o en alguna situacion limite, tu voz es capaz de disuadir a cualquier hombre de su ira.
+Habilidades especiales:
"Afinidad Oscura", es capaz de percibir la oscuridad en los corazones de aquellos que la albergan
"Beso de la Ninfa", besando a un oponente despierta la oscuridad en su corazon (si es que la tiene) y este se vuelve su aliado, aumentando todas sus caracteristicas en 10 mientras dure el hechizo
-Caracteristicas:
 ·Vigor = 18
 ·Destreza = 18
 ·Constitución = 13
 ·Inteligencia = 19
 ·Sabiduría = 18
 ·Carisma = 17
+Características en Seirina Mavros +10 en todo.
-Equipo: Pistola recién recargada. Espada.
Antes de que la pelea fuera a más, Dulce, que había estado escuchándonos, se acercó a interrumpirnos. Lo que dijo consiguió tranquilizarme pese a que oir cosas tan positivas de golpe hizo que un nudo se formase en mi garganta, impidiendome hablar. Me limpié las pocas lágrimas huidizas que habían escapado a mi control y respiré hondo un par de veces.
-Si, si, tienes razón -Estabamos en una batalla, no era el momento de hablar de nuestras cosas, de discutir o gritarnos -Volvamos a la playa -Le dije, soltandome con suavidad, para alejarme a dar órdenes a quienes quedaban en el barco. Tras eso, me reuní con Dulce en mi camarote, sacándo toda la ropa que encontré que nos pudiera servir. Emeline seguía sin ser bien recivida en mi navío o, en general, en mis alrededores, pero sabía de sobra lo que era encontrarse vestida con trozos rotos y sucios de tela entre tantos tripulantes babosos. Metí algo de ropa en en interior de una bolsa y la até todo lo bien que pude, ordenando en el extrarior que aquel que quisiera quedarse en el mar, llevase el fardo en su paso al otro barco, además de las noticias de que nos marcharíamos a la playa a descansar hasta el ataque. Nos acercamos hasta la oscura embarcación de forma que el tripulante pudiera pasar y pusimos rumbo de vuelta a la orilla.



Última edición por Adamaris el Dom Sep 23, 2018 3:34 pm, editado 2 veces


_________________

Ver perfil de usuario
RITUAL




Einar Bjorn:
Nombre: Einar Bjorn.



Info: Hijo mayor del difunto capitán Bodvar Bjorn, siguió sus pasos lealmente desde pequeño, aunque su relación no fuera tan afectuosa, admiraba a su padre y busco aprender de el todo lo que pudiera. No gozaba de la brutal reputación de su predecesor, sin embargo su valentía e inteligencia eran legendarias dentro de la tropa, siendo desde siempre un líder nato y un estratega imbatible.



Especialidad: Liderazgo, Estrategia.



Vigor = 18      

Destreza = 18    

Constitución = 18  

Inteligencia = 25  

Sabiduría = 18      

Carisma = 25        



Habilidades

Manejo de Armas Blancas

Adivinar Intenciones

Persuasión

Nadar

color 7e9c24



Le dedique una mirada de reproche a Hella, la cual me devolvió una sonrisa maliciosa. Sabia que lo hacia a propósito, no acostumbrábamos celebrar frente a extraños, por lo que el festejo debia de ser una clase de provocación hacia nuestros nuevos aliados. Aun asi no podía hacer mucho para detenerla, la tripuacion ya se encontraba en ese trance eufórico y salvaje que atribuían a recibir por medio de la sangre la fuerza de sus enemigos y la protección de los dioses, por lo que me limite a disfrutar del espectáculo mientras bebía un poco apartado del grupo.
La chica del cuello cortado aparecio en escena pocos minutos despues, note en su rostro el horror y la indignacion que le causaba el ritual y la segui con la mirada hasta que se enfrento a mi airada
- Yo no di órdenes de asesinar más prisioneros. ¿Qué demonios crees que están haciendo?
Habia buscado hablarme en privado en vez de interrumpir violentamente el sacrificio, lo cual, a pesar de su reacción, tome como señal de respeto
-Te seguimos a la batalla, mis hombres sangraron por ti, la mitad del botín me pertenece, incluyendo los prisioneros ¿En que te afecta lo que decida hacer con uno de ellos?-
Le di un sorbo a mi jarra de ron y se lo ofrecí con aire conciliador, aunque sinceramente sin esperar que lo aceptara.
-Lamento que haya tenido que ver esto, evitare que sea publico en el futuro, pero no me pida que mutile la moral de mis hombres arrebatandoles su cultura-
Hice una pausa ensimismado en mis pensamientos mientras observaba la eufórica celebración de mi tripulación.
-Ellos creen... Que el desdichado sera honrado con un lugar en Valhalla, y que la sangre invita a la protección de los dioses, haciendo que el desempeño de cada uno en batalla valga el de diez hombres-
Lejos de ser una explicación, mis palabras sonaban al relato que los ancianos contaban sobre nuestros ancestros.
Finalmente agregue con una sonrisa taimada
-Si me preguntas a mi, les da una confianza inigualable y hace que nuestros enemigos se cag*en antes de enfrentarnos, lo cual funciona como una excelente estrategia.-
Mi expresion se torno seria nuevamente, mientras volvia a clavar mi mirada sobre los verdes ojos de la capitana
-Aprecio que haya demostrado respeto, pero no se confunda creyendo que es superior a nosotros, me agrada mucho, es valiente y hermosa, y aunque le ofrezco mi lealtad y estoy abierto a sugerencias, no tiene autoridad para ordenarme nada.-
Mi contramaestre me miro indignado ante tan calmada respuesta, pero yo sabia que el exito de nuestra alianza era crucial para nuestra supervivencia como piratas, por lo que no pensaba arriesgar la vida de mis hombres dejando que el orgullo me hiciera perder los estribos.

Ver perfil de usuario

FICHA:

-Nombre: Emmeline Éclair-Devour
-Edad: Técnicamente, 24
-Nacionalidad: Francia
-Imagen: Estatura promedio. Facciones finas y delicadas. Ojos almendrados, iris verde cristalino, pestañas largas y ligeramente curvas que le aportan sensualidad a su rostro. Su piel se obscurece ligeramente alrededor de sus ojos. Tez pálida y expresión sombría. Figura de curvas suaves y busto prominente. Emana un aura delicada y misteriosa. Una notoria cicatriz circunda su cuello. Su cabello es castaño obscuro, largo casi a la cintura y ligeramente ondulado.

IMÁGENES:






-Capitan: -
-Antigua Profesión: Antes de convertirse en pirata, era hija de un acaudalado parlamentario francés.
-Historia: Emmeline nació en Versalles, Francia, dentro del seno de una familia aristocrática, un 24 de Julio de 1587. Hija de Johannes Èclair, parlamentario rico e influyente del Parlement de París, y Agathe Rosmarie Devour, hija a su vez de un Comisario primero de la marina. Como la menor y única mujer de cuatro hermanos, fue siempre la favorita de su padre.
A diferencia de lo que su madre hubiese deseado, Emmeline creció con afición por las artes de guerra, uso de armas, esgrima y demás prácticas masculinas desempeñadas por sus hermanos mayores, y al cumplir catorce años, ya los superaba en destreza, inteligencia y habilidad.
En un afán por enderezar a la jóven, sus padres decidieron casarla con Fréderic III de Lorraine-Vàudemont, Duque de Lorena, quien profesaba un profundo amor por ella, a pesar de los constantes rechazos y la inminente negativa de ésta. Sin embargo, Emmeline accedió por pedido expreso de su padre.
La boda se celebró alegremente en la mansión Vàudemont, en Abril de 1602. Una vez culminó el evento, Frèderic intentó someterla a las perversiones más malvadas con el fin de doblegar el espíritu aguerrido de la joven, en venganza por el maltrato recibido durante su cortejo. Ella procuró huir, y, en un intento desesperado por luchar, Emmeline acaba asesinando a su agresor. Creyéndose una criminal, se dispone a escapar y se dirige al puerto de Boulogne-Sur-Mer, en Nord-Pas-de-Calais. Luego de 15 días de persecución, logra abordar el primer barco que pudo encontrar más próximo a soltar amarras.
Pero su infortunio todavía no había llegado a su fin. Al adentrarse en alta mar una fuerza descomunal azotó la embarcación por estribor y Emmeline, quien se encontraba del lado contrario observando absorta la inmensidad del océano, cayó por la borda, por poco muriendo ahogada. No obstante, pudo incorporarse a tiempo para observar horrorizada como una bestia descomunal destruía el barco y lo hundía en las profundidades, sin dejar rastro alguno de su existencia ni de su tripulación más que unos pocos trastos flotantes. Naufragó durante días aferrándose a uno de los restos de la proa,mientras que el sol y el agua salada resecaban su piel y su esperanza se extinguía. Lo único que alcanzó a ver antes de desvanecerse fue una enorme masa obscura surgiendo del océano frente a ella.
Despierta en la cubierta de un extraño barco, sus tripulantes la habían rescatado, salvándole de las fauces del infierno.
El nombre de la capitana del navío era Mariam Haddad. Ella le habló del barco y de las personas que en él se encontraban, piratas. Por último le ofreció ser parte de su tripulación, a cambio de lealtad absoluta. A lo cual Emmeline accede vehemente, cautivada por las historias que aquellos individuos relataban, pasando a formar parte de la dotación del “Syrenis”.
La vida en alta mar le condujo a la libertad que había añorado desde pequeña. Siempre repleta de aventuras e historias fantásticas, todo fue fascinante, hasta el trágico día en que fueron capturados y su capitana, colgada por el cuello hasta la muerte. Lograron escapar gracias a un desconocido hombre que apareció entre el follaje, un inglés desertor, rehén de un grupo de piratas que se encontraban en el mismo lugar dispuestos a dar batalla, y que despertó sentimientos en la joven dama. Pero todo fue ofuscado por un hechizo que invocó la obscuridad interior de varios de los piratas allí, convirtiéndoles en seres viles y despiadados. Entre ellos, su estimado Oficial, a quien trata de ayudar y termina asesinándola.
Luego de su muerte, Emmeline pasó sus días sumida en las tinieblas del reino de Eris.
-Personalidad: Es una persona tenaz, perseverante y muy capaz. Suele pecar de arrogante, terca y orgullosa. Le gusta la aventura y la libertad que representa el camino que eligió en su vida, más no abandona las costumbres características de su educación. Le cuesta confiar en otras personas, pero es generosa con quienes se ganan su afecto. Si bien la aterradora experiencia vivida no logró aplacar su aguerrido espíritu, sí cambió su actitud temperamental a una más pasiva, reflexiva y fría. Nunca mediaría con personas que considere de baja moral y prefiere morir antes de ser capturada o traicionar a los suyos. No es de naturaleza violenta, pero será la primera en desenfundar su espada sin temor así la situación lo amerite. Sumamente perceptiva, nada escapa a sus ojos ni olvida un rostro jamás.
-Gustos:
Adora el aire libre, la noche, la luna, la brisa marina. Personas humildes y generosas. Secretamente, las joyas. Crear estrategias de combate como ataques sorpresivos o emboscadas. Los días de lluvia tranquila en altamar. Licor, ron y té de sabores exóticos. Cantar, tocar el piano y un buen contrincante en el uso de la espada.
-Disgustos:
Entre las cosas que más detesta está que la consideren débil por su aspecto y la subestimen. Los traidores y personas crueles por demás, aunque aprendió a aceptar las condiciones y características del ambiente en el que vive. Las órdenes y las imposiciones, las personas demasiado altaneras y prepotentes. Odia las mentiras, más que nada porque su poder de observación le indican cuando alguien las dice. Siente cierta repulsión a los insectos en general. No soporta que la sermoneen. Cualquier insulto hacia su persona desencadenará un conflicto armado. 
-Otros: Posee una tolerancia al alcohol increíblemente alta y al embriagarse deja ver su lado bromista y burlón, o violento y temerario.
-Características (35 puntos a distribuir):
Vigor =  8+2 = 10
Destreza = 8+11 =  19 || +3 = 22
Constitución = 8+3 = 11 || +2 = 13
Inteligencia = 8+6 = 14
Sabiduría = 8+10 = 18 || +5 = 23
Carisma = 8+3 = 11
-Habilidades Básicas:
-DOMINIO ARMAS BLANCAS
-OBSERVAR
-LEER Y ESCRIBIR
-NADAR
-Habilidades Especiales:

-Equipo: -

-Reputación: 4

-Color de roleo: 29b087


- Te seguimos a la batalla, mis hombres sangraron por ti, la mitad del botín me pertenece, incluyendo los prisioneros ¿En qué te afecta lo que decida hacer con uno de ellos?
Le sostuve la mirada, siguiendo el trayecto de la jarra hacia sus labios. ¿Cómo se atrevía? Ignoré el hecho de que me ofrecía su bebida, esperando a la continuación de lo que tenía para decir.
- Lamento que haya tenido que ver esto. Evitaré que sea publico en el futuro, pero no me pida que mutile la moral de mis hombres arrebatándoles su cultura. Ellos creen... Que el desdichado será honrado con un lugar en Valhalla, y que la sangre invita a la protección de los dioses, haciendo que el desempeño de cada uno en batalla valga el de diez hombres. – prosiguió. Suspiré previendo la cantidad de atrocidades, además de las que acababa de presenciar, que seguramente tendrían como costumbre. Realmente eran bárbaros, después de todo. - Si me preguntas a mí, les da una confianza inigualable y hace que nuestros enemigos se cag*en antes de enfrentarnos, lo cual funciona como una excelente estrategia.
No podía negar aquello último. Se habían abalanzado como fieras sobre los ingleses, consiguiéndonos la victoria. Mi mente divagó alrededor de su primera pregunta. Sólo era un prisionero, uno de aquellos que nos habían intentado aniquilar. Pero la sangre derramada sin sentido seguía antojándoseme reprochable. No éramos como ellos.
- Aprecio que haya demostrado respeto, pero no se confunda creyendo que es superior a nosotros. Me agrada mucho, es valiente y hermosa, y aunque le ofrezco mi lealtad y estoy abierto a sugerencias, no tiene autoridad para ordenarme nada.
Enarqué una ceja. Vaya cumplido el que había oído… Exhalé un suspiro y, finalmente, tomé la jarra que me ofrecía. No era tan estúpida para iniciar una riña violenta en aquellas circunstancias, ante quienes me superaban ampliamente en número por más que me muriese de ganas. A pesar de confiar plenamente en mis capacidades, en esa situación debería valerme de más astucia que fuerza ya que, como él bien decía, no tenía poder aún sobre la flota que nos acompañaba.
- Voy a mostrarte como celebra mi gente una victoria. – dijo, extendiéndome su mano.
- Supongo que debo preguntar cómo. – dije con un dejo de desconfianza, observando por unos segundos su mano antes de tomarla.
- Peleando. – respondió, con aquella sonrisa desafiante desdibujando su rostro.
Sinceramente, me hizo algo de gracia, y el alcohol y la súbita confianza que me profirió el enfrentarme en un combate armado con aquel tipo me hicieron estrechar su mano con fuerza, sellando el pacto. No iba a vencerme, de eso estaba segura.
Me condujo en medio del tumulto, que se abrió en círculo dejándonos a ambos en el medio. Me soltó justo cuando comenzaban los vitoreos a nuestro alrededor, obviamente a favor de su capitán. Aquellos hombres me acercaron una jarra de ron, gritándome palabras que no entendí en absoluto, pero la tomé  de igual manera y bebí el contenido de una sentada, levantando el envase vacío y arrojándolo a un costado. Einar sacó sus hachas. Estaba lista, le demostraría de lo que era capaz. Desenvainé mi espada, pero cuando me puse en guardia, él arrojó sus armas al suelo y se quitó parte de la armadura, para luego levantar los puños. Le miré con incredulidad mientras se posicionaba, listo para luchar cuerpo a cuerpo. ¿Acaso estaba bromeando? No lo aparentaba, por lo menos desde mi punto de vista. Al parecer iba a tener que derrotarle con mis propias manos, y no era que desconfiara de mis capacidades, pero usando una espada hubiese sido mucho más fácil. Acabé por arrojarla a un costado imitando a mi oponente. Le dirigí una sonrisa. Si creía que me intimidaría con su actuación, estaba muy equivocado.


_________________


•  INSCRIPCIONES  •


•  ROL •

Ver perfil de usuario
Spoiler:

-Nombre: 
Dulce 
(No tiene apellido o al menos no lo sabe)

-Edad: 
24 años

-Nacionalidad: 
Portuguesa

-Capitan: 
Ella misma es la capitana del imponente Gaudium

-Antigua Profesión: 
Tiempo atrás era una mera esclava, actualmente ejerce la profesión de pirata.

-Imagen:
Una mujer un tanto alta siendo así de 1.72m con un cuerpo acorde a la medida adornado con suaves curvaturas y en general una complexión delgada pero un tanto atlética ya que, la vida de pirata demanda bastante esfuerzo a decir verdad. Poseedora de una piel blanca y sin imperfecciones a pesar de estar tanto tiempo expuesta a los rayos solares y a la sal del ambiente. 

Sobre su cabeza descanza una extensa cabellera castaña que llega sin problema alguno hasta su cintura que debido a la humedad del océano este se encuentra ligeramente ondulado. Pasando a su rostro este es de facciones redondeadas y muy femeninas, con mejillas ligeramente regordetas, nariz pequeña y respingada, labios finos los cuales casi siempre están curvados en una simplona sonrisa, cejas finas y unos grandes ojos marrones decorados por una larga capa de curvas pestañas. 

Su manera de vestir destaca un poco del resto de sus compañeros piratas, y con razón es así, ella es la capitana. Pero dentro de todo, cuando no usa aquel tipico atuendo de capitán (saco y pantalones), suele utilizar comodos vestidos que ha ido adquiriendo a lo largo de sus viajes. 

~Mirame~:





-Historia:
Tristemente no tiene una historia larga de contar, su vida desde un principio se vió tintada de malos tratos, suciedad y protocolos a seguir para complacer a aquellos dueños que tuviera de turno. Si, es fácil de adivinar, era una esclava nacida de una pareja que ya eran esclavos en aquel pequeño país llamado "Portugal". Pero a pesar del entorno que la rodeaba, la pequeña Dulce parecía no verse afectada, es más, creció aniñada y delicada como una flor, creyendo que la crueldad que le rodeaba no era más que una mera fantasía que tal vez... algún día iba a terminar, que iba a despertar siendo diferente, tal vez alguien mejor y en otro lugar. Pero claramente no era así y hasta parecía que su situación no tenía remedio alguno. Jamás tuvo hermanos por lo que practicamente se crió con sus pobres dos padres y amigos que así por allí, pasaron algunos años de esa manera hasta que... todo tuvo que terminar. 

A los 10 años de edad fue separada cruelmente de todas aquellas personas que consideraba su familia y fue obligada a viajar a un lejano lugar para ser verndida como un mero objeto. "Trabajó" para muchas familias diferentes durante años, hasta que a la edad de 18, momento en el que se encontraba sirviendo a una rica familia de Italianos, todo dió un giro inesperado.

Era un completo desconocido, pero ese extraño capitán que un día se presentó sin más delante de la puerta de aquella gran casa fue la chispa que encendió su esperanza de que podía ser libre algún día. Fue impresionante la suma de dinero que pagó por la jóven castaña con la convincente excusa de que "podía serle de mucha utilidad", claramente la familia Italiana no lo pensó ni dos veces antes de entregarla en manos de aquel hombre.

La delgada jóven apenas puso sus pies en la rechinante madera de la cubierta del barco, algo le dijo que aquel viaje iba a ser un tanto diferente. Y así lo fue, aquel día fue el principio de una infinidad de aventuras que vinieron luego. Hubo momentos alegres y tristes, conoció gente nueva y hasta incluso hizo amigos que jamás pensó que iba a tener... y como si no fuera poco los poderes nacieron en ella junto con el deber de convertirse en la nueva capitada de un enorme barco... el Gaudium.

Una nueva y gran etapa en su vida dió comienzo, una que aprovechó al máximo. Pasaron muchos años en los que pasó junto a su nuevo contramaestre (el siempre impresionante Davy), conoció lugares increibles, se armó una tripulación y hasta incluso aprovechó su tiempo en aprender a leer y a escribir, algo que siempre en su vida había deseado poder hacer bien. Actualmente se encuentra surcando los mares del mundo derrotando a todo aquel malvado muerto viviente que se interponga en su camino.

-Personalidad:
Dulce es una mujer que verdaderamente le hace honor a su nombre y por extraño que suene, es una de las piratas más amables y justas de los 7 mares. Con el pasar del tiempo ha madurado en su forma de ser de una manera impresionante, ya totalmente libre de las cadenas de la esclavitud y con un futuro que ella misma puede manejar, en su ser se puede notar que ha perdido todo rastro de inseguridad, temor y que hasta incluso a adquirido más sonrisas en su vida cotidiana. Tiene un don maternal sumamente natural, se preocupa por la gente que le rodea, sobre todo si se trata de sus tripulantes, jamás se perdonaría si a estos les llegara a pasar algo por culpa de una negligencia de su parte. 

Es de esas personas que piensan antes de actuar, no se lanza a hacer algo sumamente osado no sin antes meditarlo y estar completamente segura gracias a sus habilidades especiales. Casi pareciera que un aura de completa calma y seriedad la rodea todo el tiempo y hasta incluso parece ser una fémina completamente imperturbable, y de hecho, hasta casi lo es. Pero no hay que mentir, pese a ser la capitana de un barco y de la manera en que le gusta mostrarse segura y completamente recta ante los demás, no hay que ocultar el hecho de que a veces la "contagiosa alegría" de su contramaestre se le pega y comienza a comportarse más divertida, un tanto infantil y suelta con sus allegados. 

Pero este "Angel de alta mar" que destila pureza por sus poros también tiene el derecho de enojarse a veces. Núnca deja que la ira se apodere de su cuerpo, no señor, ella jamás lo permite pero cuando algo realmente le molesta su tono de voz de vuelve más distante y frio dejando bien en claro que lo que escucha o ve no le gusta para nada, y hasta incluso adorna aquellas rabietas con profundos ceños fruncidos y algún que otro exasperado suspiro. 

-Gustos:
- Todas las frutas que existan sobre la faz de la tierra.
- Leer y aprender todo tipo de cosas nuevas.
- Conocer gente nueva.
- Paz y tranquilidad.
- Las cosas en orden.
- Los días tibios pero con brisas frescas.
- Admirar las estrellas.

-Disgustos:
- Los malos tratos.
- Que se metan con ella con alguno de los tripulantes de su barco.
- El encierro.
- La comida picante.
- Los días de mucho frío o calor.
- Que le digan que cocina feo ¡INCONCEBIBLE!
- Recibir órdenes de algún desconocido, ahora es ella quién maneja su vida.

-Otros:
- Sabe cocinar de ma-ra-vi-lla
- A pesar de que tantos años han pasado, la manía de juguetear con un mechón de cabello mientas se encuentra nerviosa no la ha abandonado.
- Suele coleccionar ropa de diferentes partes del mundo. Tiene decenas de prentas guardadas en un cofre.
- De vez en cuando trenza su cabello y lo adorna con alguna que otra flor.
- También le gusta coleccionar libros, tiene otro cofre repleto de estos.
- Tiene una ligera alergia al ajo, su nariz se pone roja y comienza a estornudar apenas percibe su aroma. 

-Características:

- Vigor = 13
- Destreza = 14
- Constitución = 15
- Inteligencia = 15
- Sabiduría = 20 + 5
- Carisma = 16


-Habilidades Básicas: 
- Leer y escribir
- Nadar
- Escuchar
- Dominio armas blancas

-Habilidades Especiales: 
- Videncia (lvl 3)
- Grito de guerra (lvl 1)
- Sentir magia (lvl 1)

-Equipo:
- Un sable
- Una pequeña bolsa con monedas
- Sus ropas de capitana (?)

-Color de roleo: # EC425E

/Syrenis/ - /Playa/
~Kath y demás~

El camarote de Kath era muy bonito a decir verdad, era muy propio de ella y combinaba con su personalidad. Curiosa paseó su castaña mirada por todos los rincones dudando un poco sobre si meter las manos entre sus cosas para buscar ropa o esperar a que ella le diera permiso. Por suerte la pelirroja no tardó en llegar por lo que allí se dedicaron a cambiarse de atuendo. -Deseo con tantas fuerzas poder tomarme un baño- dijo la capitana del Gaudium con cierta tristeza mientras se quitaba el corto vestido sin pudor alguno a pesar de estar delante de su amiga, el cual lastimosamente estaba totalmente arruinado. Limpió su piel lo mejor que pudo con un trapo húmedo para quitar los restos de polvo y sangre reseca de la batalla en el burdel para luego peinar un poco su larga y enmarañada cabellera.

La ropa elegida era sencilla, una camisa ligera blanca con unos cordones a la altura del pecho sin atar mostrando ligeramente su escote, un pantalón negro pegado al cuerpo y las mismas botas de caña alta un tanto sucias que había usado para el burdel. La ropa le quedaba un poquito suelta pero en sí entre Kath y ella no había mucha diferencia de talle -¿Puedo llevarme ésto también?- le preguntó con un brillo de emoción en sus ojos al sacar un abrigo de dos piezas negro con botones de plata. Antes de salir su atención se detuvo brevemente en el brazalete que había conseguido cuando sacó a Emmeline del lago, dudó unos segundos sobre si seguir llevándolo ya que no sabía bien su función o si era algo de mal augurio. Tras sopesar la idea unos instantes decidió que lo mejor era tenerlo cerca para poder inspeccionarlo, por lo que lo dejó allí en su muñeca.

Vio como la capitana del Syrenis metió ropa extra en una bolsa, curiosa Dulce la siguió hasta descubrir que se trataba de una ofrenda para Emmeline, ese acto le pareció de lo mas amigable por lo que en el rostro de la muchacha se dibujó una sonrisa. Pronto lo planes se aceleraron y en un tris llegaron a la playa para poder descansar y comer. En la costa Will y Lily se encontraban esperando, apenas pusieron los pies sobre la arena la pequeña se acercó corriendo, Dulce la recibió entre sus brazos y le hizo dar una vuelta en el aire -Hola, preciosa- le dijo depositando un fuerte beso en su frente para luego liberarla ya que seguro la niña quería ir a ver a su madre.

-Dejen las cosas por allí- le indicaba a los marineros que descargaban barriles con bebida y cajones de alimentos. -Busquen madera y prendan una fogata- le pidió a otros -Tu, ve a fijarte si en las cercanías hay agua dulce- le indicó a otro, -Ustedes, se irán turnando para vigilar el barco Inglés desde la costa- le dijo a un grupo de cuatro. Una vez repartidas las tareas Dulce se sentó en la arena soltando un largo suspiro de alivio, se encontraba sumamente cansada y tenía la sensación de que iba a caer rendida en cualquier momento, pero tenía que resistir un poco más.


_________________


♥ Hikami-Kun ♥







~Believe in MAGIC~


~ I'm strong, I'm brave, I'M A LION ~
Ver perfil de usuario
Kath:
-Nombre: Katherine Campbell (deja que la tripulación la llame Kath)
+Nombre: Seirina Mavros (Sirena Negra)
-Edad: 28
-Nacionalidad: -
-Imagen o descripción física [Antigua editada por Ayha]


[Nueva]


-Clase: Pirata
-Profesión: Pirata
-Rango: Capitana del Syrenis

-Historia: Su nacimiento se produjo sobre un barco por lo que siempre a tenido una enorme capacidad para evitar los mareos que suele sentir la gente. No tenía amigos de su edad, pues los niños le tenian miedo sin razon alguna, lo que la llevó a pasearse por el puerto continuamente, haciendose amistades entre piratas y marineros. Ella escuchaba sus historias y a cambio debía ayudarlos en algo, ya fuera limpiar la borda o echar una mano en las reparaciones. Creció rodeada de cuentos y leyendas de ambos bandos, pero siempre le entusiasmó que los piratas se quedaban con aquello que encontraban, siempre que no fueran capturados. Dejó de lado a los "buenos" y empezó a juntarse más con piratas, aprendiendo a usar una espada y, por si misma, consiguiendo armas. Un día, de repente, los piratas que conocía se esfumaron y no volvieron al pueblo, para entonces tenía 15 años. Aburrida de su vida solitaria, robó un bote y se lanzó a la aventura, siendo literalmente pescada por un barco pirata desconocido. Allí tardó seis años es conseguir ser la segunda de a bordo (contramaestre). Ahora busca una aventura que la lleve a convertirse en leyenda, para asi perdurar en el tiempo. Durante su primer tiempo como capitana, las cosas no fueron tan fáciles como ella esperaba. Su barco se hundió, Santamaría regresó sin enternder como, Davy desapareció de su barco, el oficial se perdió en el tiempo y su amor por Amir se quebró al ser secuestrado. Unos meses después, su estado de salud empeoró. Las malas noticias se sucedian hasta que, obligada por Will, decidió pasar por el medico de una ciudad. Esta vez las noticias no eran malas, aunque quizás no en el momento más oportuno. Kath no estaba enferma, ni muriendose como decian los triplantes, estaba encinta. Fue un gran alivio para todos y a la vez un problema Kath se negaba a quedarse en tierra pero no era bueno que viajase sin saber si lo atacarian. Al final, ganó la batalla y embarcó, zarpando sin un rumbo fijo. Los siguientes siete meses fueron tranquilos, pero la desesperació momentanea de Kath por no saber ser madre no solo le provocó un parto prematuro al mes siguiente, sino que preferia no mirar a la niña que nació. Solo Maia la ayudo en ese duro momento, pues su agresividad mantenía a todos alejados. De forma que la pequeña nació en el camarote de Kath sin más ayuda que la contramaestre, quien obligó a la capitana a mirar y cuidar de la niña, a la que, una semana despues, seguía sin acercarse. Tal fue la insistencia de Maia, que Kath solo tardó semana y media en empezar a alimentar y cuidar al pequeño miembro de la tripulación. Entre todos buscaron un nombre y, despues de una trifulca por saber si la madre de tal era prostituta, decidieron que Lily era un bonito nombre para ella. Nadie se atrevió a preguntar por el apellido que llevaria, pues la mención al padre de Lily era casi condena a muerte. Con el tiempo y la ayuda tanto de "tia Mai" como de "papi Will" Lily se fue desarrollando en el barco como una pequeña bribona de rápidos movimientos y astucia impulsados por las enseñanzas y juegos de Mai, que la mantenian viva durante las pequeñas batallas. La busqueda de amir mantuvo a Kath distante durante algo más de un año, pero las continuas atenciones a Lily la hicieron darse cuenta que jamas lo encontraria y que, en caso de seguir asi, la pequeña acabaria siendo carne de cañon, por lo que cesó su deseo de encontrarlo y puso rumbo en ota dirección. Allí donde Maia sorprendió a todos pasaron unos dias para volver de nuevo a poner rumbo al siguiente tesoro.
-Personalidad: Tras 6 años de larga búsqueda, su personalidad se ha ido oscureciendo. Si bien sigue queriendo llevarse bien con su tripulación, y más con Lily por el barco, no acepta ningún movimiento en falso. Un error y fuera. Es más agresiva y mortal que con anterioridad, pero sigue teniendo una gran herida en el corazón, por lo que por las noches no se deja ver, momentos que pasa sola en su camarote. Solo Maia o Lily tienen permiso para molestarla en esos momentos. Protege a su hija frente a todo y sabe que Maia y Will también lo harán, por lo que ambos son parte de la familia de la pequeña, junto a si misma. Es cortante, menos tolerante que en un principio y su alma se ha enfriado. No le afectan las masacres que causa Maia o un cuerpo sin cabeza en la cocina. No acepta menciones de Amir delante de Lily y una simple referencia a él, basta para que la mirada asesina de kath le advierta de que ese no es terreno seguro. [Seirina Mavros] Un ser elegante, de movimientos graciles y voz encantadora. No parece agresiva si no es atacada.
+Personalidad: ??
-Gustos y disgustos: Le gustan las leyendas, el oleaje y movimiento del barco, el oro, el olor de la pólvora y las espadas. Odia que se le adelanten a la hora de conseguir un tesoro, estar prisionera, los dias sin viento (el barco no se mueve), los oficiales de la marina. No saber donde está Lily y no tener noticias de Amir, aunque finja que no le importa.
+Gustos y disgustos: ??
-Otros: No tiene ni idea de cocinar. Ayuda de vez en cuando a su tripulación. Lleva una daga mediana-pequeña, una pistola (de las de la epoca).
-Reputación: +7
-Habilidades:
-Dominio de armas blancas
-Leer y escribir
-Nadar
-...?
-Habilidades especiales:
"El Toque de Nereida", si tus manos estan mojadas con agua de mar, puedes curar heridas con solo tocarlas.
"Canto de Nereida", habilidad involuntaria que solo se activa cuando estas desesperada o en alguna situacion limite, tu voz es capaz de disuadir a cualquier hombre de su ira.
+Habilidades especiales:
"Afinidad Oscura", es capaz de percibir la oscuridad en los corazones de aquellos que la albergan
"Beso de la Ninfa", besando a un oponente despierta la oscuridad en su corazon (si es que la tiene) y este se vuelve su aliado, aumentando todas sus caracteristicas en 10 mientras dure el hechizo
-Caracteristicas:
 ·Vigor = 18
 ·Destreza = 18
 ·Constitución = 13
 ·Inteligencia = 19
 ·Sabiduría = 18
 ·Carisma = 17
+Características en Seirina Mavros +10 en todo.
-Equipo: Pistola recién recargada. Espada.
La tranquilidad de mi camarote no era suficiente para calmar todo lo que estaba pasando por mi cabeza, pero mantuve la compostura a la fuerza para evitar echarme a llorar en ese momento. Abrí el baúl donde guardaba mi ropa, permitiendo a Dulce elegir la que más le gustase, sonriendo con melancolía cuando mencionó que quería tomarse un baño.
-Se disfruta más después de una batalla -Le dije, sacando mi ropa para dejarla sobre la cama, pensando que lo mejor sería llevar algo más de ropa para que Lily se pudiera cambiar, ya que iba bastante sucia y prefería que sus heridas no se infectasen por una tontería así. Tiré la falda destrozada del vestido a un lado, poniendome primero la camisa para después meterla en los pantalones. Incluso tuve que arreglarme las vendas del pecho que comenzaban a moverse antes de poder colocarme el cinto de las armas. Me volví a poner las mismas botas oscuras de siempre y un abrigo parecido al que Dulce había encontrado entre mis cosas, algo más largo y marron oscuro. Me solté el pelo, peinándolo con mis manos para no pararme más tiempo del necesario y salí, pensando si pasar al Gaudium a buscar mi gorro de capitán. Dulce se encaminó directamente a cubierta a la espera de llegar a la playa, pero yo me tomé unos minutos para pasar por la habitación de Maia en busca de ropa para ella y mi hija. Cogí lo que encontré y me dispuse a salir. Desde lo alto de la embarcación, ayudé en lo que pude a quienes quedaban para que se movieran más rápido, dando órdenes para bajar a los heridos mientras escuchaba a mi compañera y amiga gritando otras para organizar a los que ya estaban abajo. Vi de reojo como Will echaba una mano con los heridos, asi que fui a por Amir.
-¿Quieres cambiarte? -Le propuse, sabiendo que teníamos prendas de sobra en el barco por si quería ponerse algo menos agujereado. Esperé a guiarlo si así era y esperé hasta que bajó para descender hasta la playa, donde Lily me esperaba impaciente, molestando a todos negandose a moverse.
-¡Mamá! -Gritó cuando por fin me vio en la arena y se acercó corriendo. Le di la ropa de Maia a Amir un segundo antes de que el golpe de mi hija me tirase al suelo, haciendome soltar un quejido de dolor.
-Ten cuidado, Lily -De un salto se apartó de mi, pero sin dejar de abrazarme, casi ahogandome de la efusividad de su muestra de amor. Empezó a llorar casi inmediamentamente, diciendome algo que, entre sus lágrimas, no se entendía. Le di un beso en la cabeza, sin poder levantarme todavía con ella colgada, había crecido mucho y ya no era tan fácil llevarla en brazos.
-Los piratas no lloran -Le recordé, haciendo que, además de soltarme, se limpiara rápidamente las lágrimas, que no dejaban de salir. Se levantó, quedando a la misma altura que estaba yo, frotandose la porquería de la cara todavía más, pero volviendo a mirarme con los ojos brillantes y feroces que ponía cuando decíamos que era una llorona.
-No estoy llorando, es la emoción de la batalla -Exclamó, moviendo un palo que llevaba atado junto a la daga que siempre la acompañaba, en cuanto dejaba de vigilarlas, Maia se la volvía a dar -¿Tía Maia esta bien? -Me preguntó, mirando en la dirección que se la habían llevado. Aproveché para levantarme, pasándome la mano por el costado, que aún me dolía. Rápidamente se olvidó del tema y se acercó a Amir al ver que llevaba una bolsa -¿Eso es el botín? ¿Puedo verlo? ¿Puedo contarlo? ¿Puedo repartirlo? ¿Puedo? ¿Puedo, mami? -No me dio tiempo a responder, antes de tirar de la camiseta de Amir para que se agachase, queriendo ver qué ocultabamos en la bolsa.


_________________

Ver perfil de usuario
Davy Van Bockholt:
-Nombre: Davy Van Bockholt

-Edad: 26 años

-Nacionalidad: Irlandes

-Capitan: Dulce

-Antigua Profesión: Decorador de interiores

-Imagen: Mide unos 1.82, de contextura musculosa, su palida piel se encuentra cubierta de cicatrices que manifiestan su amor por las batallas. Una sonrisa sincera y divertida adorna casi siempre su rostro, enmarcado por mechones desparejos de cabello blanco que caen hasta sus hombros. Viste el uniforme de un comandante de la marina que sucumbio bajo sus machetes, cree que su cargo de contramaestre demanda una vestimenta apropiada, aunque el desgastado atuendo aun lleva las manchas de sangre de su antiguo dueño y se encuentra lejos de ser decoroso.

Davy:

-Historia:
Nacio en el mar, su madre dio a luz a bordo de un navio carguero que se dirigia de irlanda hacia las costas de america; su barco encallo en las costas de una de las islas del caribe, conocida entre los marineros por ser tierra de canibales, nada mas se supo del barco o sus tripulantes.

Años despues un barco pirata busco refugio de la armada inglesa en la misma isla, donde encontraron al niño, ahora de unos 7 años de edad, cantando una cancion de mar mientras intentaba bajar un coco de una palmera.
-¡Bienvenidos a mi isla!-
Exclamo alegremente el muchacho al percatarse de la presencia de los piratas.
El Capitan y sus hombres siguieron al niño a su "hogar" y descubrieron los restos del navio encallado, al parecer los sobrevivientes habian dispuesto una valla defensiva contra los canibales pero esta se encontraba destrozada y cubierta de sangre, al igual que las paredes externas de la nave, en el interior, junto a los cadaveres esparcidos, (con los que Davy aun mantenia animadas conversaciones), el niño habia trazado algunos garabatos usando la sangre como tinta. Guiandose por los dibujos y el conocimiento que poseia acerca de aquellas islas el capitan dedujo los detalles de la tragedia: los nativos de la isla habian sido repelidos por algunos años por los desdichados sobrevivientes, pero al parecer a los marineros se le acabo la polvora y el grupo numericamente inferior termino sucumbiendo ante las lanzas de los salvajes. Al parecer alguna clase de temor reverente hacia el muchacho hizo que los nativos huyeran nuevamente a la selva, Santamaria sabia que los canibales relacionaban el color blanco con la muerte y quizas fue la palida cabellera de Davy la que salvo su vida.

Una joven grumete, cuya vida errante en el oceano nunca le habia dado oportunidad de tener familia, decidio adoptarlo y asi el niño se convirtio en miembro de la tripulacion de Santamaría, el terrible pirata español que mas tarde conspiraria contra la hermandad guiandolos a su muerte.
El niño crecio forjado por el estruendo de los cañones y mecido por la bravura de las olas, pero aunque su madre adoptiva se habia criado entre los mas valientes perros de mar, noto en Davy un sadismo y ausencia de miedo que no era normal.

A pesar de las inquietantes peculiaridades del muchacho, fueron felices juntos por un tiempo, pero los riesgos como bandido en las costas del mediterraneo fueron creciendo exponencialmente cuando los reyes españoles comenzaron a tomar manos en el asunto. Cuando tenia 13 años, durante un ataque, su joven madrastra fue alcanzada por una bala en el pecho y murio al instante; esa tarde los machetes de Davy se abrieron paso entre sus enemigos, desmembrando y arrancando alaridos hasta llegar al fusil que se habia robado a su madre, fue la primera vez que el demonio blanco probo carne humana.

Despues de haber culminado la sangrienta pelea el capitan le ofrecio la oportunidad de abandonar la tripulacion, sabia que aun podia disfrutar de una vida normal en tierra, y sin el cariño de su madre temia por la salud mental del inestable joven...pero el se nego rotundamente -"Mi unica patria la mar.."- cito la famosa cancion entonanda por los bandidos de la costa. El Capitan acepto la decision del muchacho y le encargo el trabajo de mantener las armas afiladas y listas para el abordaje.
Durante sus años de pirata conocio a Katherine y Maia, llegando a quererlas como hermanas, y finalmente en uno de sus abordajes a la joven Dulce, en cuya mirada veia la bondad que la vida nunca le habia demostrado. Encandilado por la luz de la muchacha dedico su vida a protegerla, dejando atras al joven salvaje e inmaduro para convirtiendose en su leal contramaestre.

-Gustos: Ama el mar, las tormentas, navegar bajo la luna, tiene una obsesion por las armas blancas, asustar a sus enemigos gritando o cantando alguna temible cancion pirata, saltar de lugares altos, treparse al mastil, comer en especial las comidas de Dulce, y alguna que otra extremidad seccionada.

-Disgustos: Odia quedarse a cuidar el barco, que lo traten como un crio, los engaños y las mentiras, la traicion, la gente enojada, la gente cobarde.

-Miedos: Tiene un reverente miedo a la magia y a las cosas que no puede entender.

-Otros: Cuando pelea o esta por pelear suele imitar a los animales con una sadica sonrisa y los ojos desmesuradamente abiertos para asustar a sus oponentes.

-Características:
- Vigor = 22
- Destreza = 26
- Constitución = 15
- Inteligencia = 14
- Sabiduría = 8
- Carisma = 8

-Habilidades Básicas:
- Dominio armas blancas
- Dominio de los puños
- Trepar
- Saltar

-Habilidades Especiales:
- Naturaleza Salvaje (lvl 1) Tienes afinidad con los animales, cuando tus instintos afloran en la batalla tu vigor y destreza aumentan aunque tu inteligencia, sabiduria y carisma disminuyen, puedes perder el control.

-Equipo:
- Dos machetes
- ...

- Reputacion: -13

La capitana me había pedido que les echara un ojo a nuestros nuevos aliados, por lo que me había quedado con ellos un tiempo siguiendo sus movimientos y escuchando sus palabras, no parecían estar tramando nada. Cuando me disponía a volver, me di cuenta que habían comenzado a celebrar el cumpleaños de una chica, por lo que me pareció grosero abandonar la fiesta. No quería romper la alianza nuevamente como había hecho con los ingleses, asi que me quede al menos para esperar el pastel.
Ahora estaba nadando hasta la playa, llegue bastante cansado para ser honestos y la ropa empapada no ayudaba, pero deseaba buscar a la capitana antes que nada para entregarle el informe de la tripulación aliada, y ademas, porque la extrañaba.
- Esos piratas son de lo más agradable -
Dije a modo de saludo tendiendome boca arriba junto a Dulce
- Primero, el líder golpeó a un payaso... O mimo no estoy seguro, cuando este se quejo porque eran nuestros aliados -
Sonreía emocionado mientras intentaba recordar todo, concentrandome en los detalles importantes
- Luego, una fiesta de cumpleaños, la mejor que haya visto, música, bebida, luchas, sacrificio humano, lo tenía todo! -
Hice una pausa y me corregí
- Todo menos pastel, ¡pero me dejaron conservar la cabeza del ingles como recuerdo!... Bueno en realidad me pidieron que no la lleve... Que era una falta de respeto y tuve que pelear con 4 para robarla...uno era muy grande...tuve que golpearlo más veces...Y había una chica...muy fuerte también...-
Antes de poder terminar ya me encontraba llegando a la casita en la colina donde vivía con Dulce, golpeando la puerta mientras sostenia detrás de mi espalda la cabeza de Davy Jones como regalo de aniversario.

Ver perfil de usuario
Spoiler:

-Nombre: 
Dulce 
(No tiene apellido o al menos no lo sabe)

-Edad: 
24 años

-Nacionalidad: 
Portuguesa

-Capitan: 
Ella misma es la capitana del imponente Gaudium

-Antigua Profesión: 
Tiempo atrás era una mera esclava, actualmente ejerce la profesión de pirata.

-Imagen:
Una mujer un tanto alta siendo así de 1.72m con un cuerpo acorde a la medida adornado con suaves curvaturas y en general una complexión delgada pero un tanto atlética ya que, la vida de pirata demanda bastante esfuerzo a decir verdad. Poseedora de una piel blanca y sin imperfecciones a pesar de estar tanto tiempo expuesta a los rayos solares y a la sal del ambiente. 

Sobre su cabeza descanza una extensa cabellera castaña que llega sin problema alguno hasta su cintura que debido a la humedad del océano este se encuentra ligeramente ondulado. Pasando a su rostro este es de facciones redondeadas y muy femeninas, con mejillas ligeramente regordetas, nariz pequeña y respingada, labios finos los cuales casi siempre están curvados en una simplona sonrisa, cejas finas y unos grandes ojos marrones decorados por una larga capa de curvas pestañas. 

Su manera de vestir destaca un poco del resto de sus compañeros piratas, y con razón es así, ella es la capitana. Pero dentro de todo, cuando no usa aquel tipico atuendo de capitán (saco y pantalones), suele utilizar comodos vestidos que ha ido adquiriendo a lo largo de sus viajes. 

~Mirame~:





-Historia:
Tristemente no tiene una historia larga de contar, su vida desde un principio se vió tintada de malos tratos, suciedad y protocolos a seguir para complacer a aquellos dueños que tuviera de turno. Si, es fácil de adivinar, era una esclava nacida de una pareja que ya eran esclavos en aquel pequeño país llamado "Portugal". Pero a pesar del entorno que la rodeaba, la pequeña Dulce parecía no verse afectada, es más, creció aniñada y delicada como una flor, creyendo que la crueldad que le rodeaba no era más que una mera fantasía que tal vez... algún día iba a terminar, que iba a despertar siendo diferente, tal vez alguien mejor y en otro lugar. Pero claramente no era así y hasta parecía que su situación no tenía remedio alguno. Jamás tuvo hermanos por lo que practicamente se crió con sus pobres dos padres y amigos que así por allí, pasaron algunos años de esa manera hasta que... todo tuvo que terminar. 

A los 10 años de edad fue separada cruelmente de todas aquellas personas que consideraba su familia y fue obligada a viajar a un lejano lugar para ser verndida como un mero objeto. "Trabajó" para muchas familias diferentes durante años, hasta que a la edad de 18, momento en el que se encontraba sirviendo a una rica familia de Italianos, todo dió un giro inesperado.

Era un completo desconocido, pero ese extraño capitán que un día se presentó sin más delante de la puerta de aquella gran casa fue la chispa que encendió su esperanza de que podía ser libre algún día. Fue impresionante la suma de dinero que pagó por la jóven castaña con la convincente excusa de que "podía serle de mucha utilidad", claramente la familia Italiana no lo pensó ni dos veces antes de entregarla en manos de aquel hombre.

La delgada jóven apenas puso sus pies en la rechinante madera de la cubierta del barco, algo le dijo que aquel viaje iba a ser un tanto diferente. Y así lo fue, aquel día fue el principio de una infinidad de aventuras que vinieron luego. Hubo momentos alegres y tristes, conoció gente nueva y hasta incluso hizo amigos que jamás pensó que iba a tener... y como si no fuera poco los poderes nacieron en ella junto con el deber de convertirse en la nueva capitada de un enorme barco... el Gaudium.

Una nueva y gran etapa en su vida dió comienzo, una que aprovechó al máximo. Pasaron muchos años en los que pasó junto a su nuevo contramaestre (el siempre impresionante Davy), conoció lugares increibles, se armó una tripulación y hasta incluso aprovechó su tiempo en aprender a leer y a escribir, algo que siempre en su vida había deseado poder hacer bien. Actualmente se encuentra surcando los mares del mundo derrotando a todo aquel malvado muerto viviente que se interponga en su camino.

-Personalidad:
Dulce es una mujer que verdaderamente le hace honor a su nombre y por extraño que suene, es una de las piratas más amables y justas de los 7 mares. Con el pasar del tiempo ha madurado en su forma de ser de una manera impresionante, ya totalmente libre de las cadenas de la esclavitud y con un futuro que ella misma puede manejar, en su ser se puede notar que ha perdido todo rastro de inseguridad, temor y que hasta incluso a adquirido más sonrisas en su vida cotidiana. Tiene un don maternal sumamente natural, se preocupa por la gente que le rodea, sobre todo si se trata de sus tripulantes, jamás se perdonaría si a estos les llegara a pasar algo por culpa de una negligencia de su parte. 

Es de esas personas que piensan antes de actuar, no se lanza a hacer algo sumamente osado no sin antes meditarlo y estar completamente segura gracias a sus habilidades especiales. Casi pareciera que un aura de completa calma y seriedad la rodea todo el tiempo y hasta incluso parece ser una fémina completamente imperturbable, y de hecho, hasta casi lo es. Pero no hay que mentir, pese a ser la capitana de un barco y de la manera en que le gusta mostrarse segura y completamente recta ante los demás, no hay que ocultar el hecho de que a veces la "contagiosa alegría" de su contramaestre se le pega y comienza a comportarse más divertida, un tanto infantil y suelta con sus allegados. 

Pero este "Angel de alta mar" que destila pureza por sus poros también tiene el derecho de enojarse a veces. Núnca deja que la ira se apodere de su cuerpo, no señor, ella jamás lo permite pero cuando algo realmente le molesta su tono de voz de vuelve más distante y frio dejando bien en claro que lo que escucha o ve no le gusta para nada, y hasta incluso adorna aquellas rabietas con profundos ceños fruncidos y algún que otro exasperado suspiro. 

-Gustos:
- Todas las frutas que existan sobre la faz de la tierra.
- Leer y aprender todo tipo de cosas nuevas.
- Conocer gente nueva.
- Paz y tranquilidad.
- Las cosas en orden.
- Los días tibios pero con brisas frescas.
- Admirar las estrellas.

-Disgustos:
- Los malos tratos.
- Que se metan con ella con alguno de los tripulantes de su barco.
- El encierro.
- La comida picante.
- Los días de mucho frío o calor.
- Que le digan que cocina feo ¡INCONCEBIBLE!
- Recibir órdenes de algún desconocido, ahora es ella quién maneja su vida.

-Otros:
- Sabe cocinar de ma-ra-vi-lla
- A pesar de que tantos años han pasado, la manía de juguetear con un mechón de cabello mientas se encuentra nerviosa no la ha abandonado.
- Suele coleccionar ropa de diferentes partes del mundo. Tiene decenas de prentas guardadas en un cofre.
- De vez en cuando trenza su cabello y lo adorna con alguna que otra flor.
- También le gusta coleccionar libros, tiene otro cofre repleto de estos.
- Tiene una ligera alergia al ajo, su nariz se pone roja y comienza a estornudar apenas percibe su aroma. 

-Características:

- Vigor = 13
- Destreza = 14
- Constitución = 15
- Inteligencia = 15
- Sabiduría = 20 + 5
- Carisma = 16


-Habilidades Básicas: 
- Leer y escribir
- Nadar
- Escuchar
- Dominio armas blancas

-Habilidades Especiales: 
- Videncia (lvl 3)
- Grito de guerra (lvl 1)
- Sentir magia (lvl 1)

-Equipo:
- Un sable
- Una pequeña bolsa con monedas
- Sus ropas de capitana (?)

-Color de roleo: # EC425E

/Playa/
~Davy / Piratas en general~

Su vista se posó fija sobre el horizonte, el vaivén del oleaje era casi hipnótico y el sonido del agua chocar contra las rocas tenía un efecto sumamente relajante. Sintió su cuerpo más liviano y durante un instante se sintió en completa paz, cerró sus ojos unos segundos y llenó sus pulmones de aquella brisa marina que despeinaba su cabellera. Al volver a abrirlos notó que un bulto emergía y se sumergía repetidamente en el mar. Dulce parpadeó un par de veces incrédula sin poder distinguir en su totalidad de que se trataba, ¿Un pez? ¿Un trozo de barco inglés?... no, tenía forma humana... ¿Una sirena?

Lastimosamente no se trataba de ninguna mítica criatura pero aún así en sus labios se dibujó una radiante sonrisa cuando notó que se trataba de Davy quién había llegado nadando hasta la costa. -Esos piratas son de lo más agradable- comentó al momento que el albino se acostaba boca arriba a su lado. -¿Ah, sí?- preguntó curiosa la capitana recordando el hecho de que su compañero se había quedado un poco más de tiempo vigilando a los nuevos "amigos". -Primero, el líder golpeó a un payaso... O mimo no estoy seguro, cuando este se quejo porque eran nuestros aliados- él tenia una radiante sonrisa en su rostro mientras relataba lo vivido en ese momento, Dulce no podía evitar sonreír de la misma manera al verlo -Luego, una fiesta de cumpleaños, la mejor que haya visto, música, bebida, luchas, sacrificio humano, lo tenía todo!- las cejas de la muchacha se levantaron bien en alto al escuchar "Sacrificio humano", ¿Qué clase de cumpleaños estaban festejando allí?. -Todo menos pastel, ¡pero me dejaron conservar la cabeza del ingles como recuerdo!... Bueno en realidad me pidieron que no la lleve... Que era una falta de respeto y tuve que pelear con 4 para robarla...uno era muy grande...tuve que golpearlo más veces...Y había una chica...muy fuerte también...- la voz de Davy fue haciéndose cada vez más baja hasta que se apagó... el muchacho había caído rendido ante el cansancio y el sueño.

Una carcajada escapó de su boca la cual tapó rápidamente con una de sus manos, no quería despertalo. -Me alegro que te hayas divertido- dijo en voz baja para luego acariciar los plateados cabellos de él con suma suavidad unos segundos. -Descansa...- su mano acarició levemente la mejilla del chico retirando restos de arena pegada, le hubiese encantado recostarse a su lado y observar el cielo hasta quedarse dormida... pero aún había cosas que hacer. Se puso de pié y sacudió la arena de sus ropas para luego dirigir su atención a los marineros que traían los cuerpos de los caídos en combate hacia la costa -Traigan palas, vamos a enterrarlos como es debido- les dijo para luego acercarse a ellos y ayudar en el proceso.  


_________________


♥ Hikami-Kun ♥







~Believe in MAGIC~


~ I'm strong, I'm brave, I'M A LION ~
Ver perfil de usuario

Estaba cansado, herido, y la única razón que tuve todo este tiempo para seguir adelante se había vuelto contra mi, intentando a toda costa que me alejara, ella creía que solo quería pelear, no entendía que solo estaba ahí porque no pensaba volver a perderla.
-Sientes lo mismo que yo, no entiendo como te cuesta tanto comprenderme...-
Dije finalmente resignado, no quería seguir peleando, ya no tenia caso, no importaba lo que yo sintiera, ella estaba mal y esto era mas importante. Sentí el impulso de levantarme a abrazarla, pero Dulce llego antes para contenerla e intentar calmar los ánimos, cuando termino de hablar me acerque al muchacho que traía la jarra de ron y le quite la botella, reprochando con la mirada el hecho de que haya tardado tanto.
Trate de reposar durante el viaje de vuelta a la playa, kath se acerco para preguntarme si deseaba cambiarme pero le conteste amablemente que no, ya lo haria cuando me sintiera mejor. Baje con cuidado del navio y la acompañe a ver a nuestra pequeña, observandola con una sonrisa cuando abrazaba a su madre. Finalmente se volvio hacia mi interesada en la bolsa de ropa que Kath me habia pasado y se la enseñe con una triste sonrisa sabiendo que se deilusionaria
-Oye, tranquila-
Dije al ver su mirada triste recorrer sin interes las vestimentas
-Estoy seguro de que encontraremos el tesoro de Bodvar en la isla-[/b][/color]
Le tendi mi mano invitandola a acompañarme, ya aun no estaba seguro de poder cargarla.
-Vamos a explorar, recuerdo los cuentos de mi padre y creo que se donde esta oculta la entrada-
No la engañaba, el tesoro de Bodvar se encontraba en la isla, aunque no pensaba encontrarlo enseguida, quizas podriamos echar un vistazo y hallar algun indicio de su ubicacion.
Antes de partir con Lily me volvi hacia Kath, algo culpable por gritarle, algo triste por sentir que acceder a su peticion de alejarme quizas fuera lo mejor para ella
-Curate esa herida, por favor-
Lo hubiera hecho yo mismo, pero su poder curativo seria mucho mas efectivo que cualquier cosa que pudiera hacer. Hice una pausa mirando al suelo
-Y mantente a salvo... Hare lo que quieres... Estaré con Lily asi no... -
No quise terminar la frase, no sabia si le estorbaba o simplemente no me quería cerca, no importaba ya. De todos modos, estaba débil para pelear y tenia algo útil para hacer.
Sin darle mucho tiempo a contestar camine con la niña de la mano hacia el sendero donde se ingresaba a la jungla. No tardaríamos mucho.

Ver perfil de usuario
PONÉ PLAY!




Einar Bjorn:
Nombre: Einar Bjorn.



Info: Hijo mayor del difunto capitán Bodvar Bjorn, siguió sus pasos lealmente desde pequeño, aunque su relación no fuera tan afectuosa, admiraba a su padre y busco aprender de el todo lo que pudiera. No gozaba de la brutal reputación de su predecesor, sin embargo su valentía e inteligencia eran legendarias dentro de la tropa, siendo desde siempre un líder nato y un estratega imbatible.



Especialidad: Liderazgo, Estrategia.



Vigor = 18      

Destreza = 18    

Constitución = 18  

Inteligencia = 25  

Sabiduría = 18      

Carisma = 25        



Habilidades

Manejo de Armas Blancas

Adivinar Intenciones

Persuasión

Nadar

color 7e9c24



Emmeline acepto la bebida que le ofrecía, así como mi invitación a participar de la celebración como uno de nosotros. Quizás ella aun no se había dado cuenta, quizás era la razón por la que lo hacia, pero con esta reacción acababa de ganarse mi hacha como aliada. Hella descargo sobre nosotros mirada de odio, cargada de sobrenatural oscuridad, le sonreí y comenzamos a caminar hacia mis hombres.

Guié a la muchacha entre la multitud, respondiendo con sonrisas y teatrales gestos a mis admiradores, que ya vitoreaban encendidos por la emoción previa al espectáculo. Los músicos comenzaron a tocar música de batalla aun antes de que lleguemos al centro del circulo que se había despejado para nosotros, solté su mano y recorrí el espacio primero bebiendo del cuerno que me habían ofrecido, y luego deshaciéndome de mis armas y armadura mientras la miraba fijamente con una sonrisa amenazante.

Comencé a moverme, obligandola a imitarme, postergando el inicio del contacto como parte de la función. No me contendría tanto, pero pensaba divertirme, mas aun considerando el atuendo que la hermosa joven ostentaba.

Levante ambos puños, anunciando que la batalla comenzaba oficialmente, y di dos rápidos pasos hacia ella lanzando un golpe a su costado, sintiendo como impactaba, aunque no con todo el impulso que lo había lanzado debido a un veloz movimiento de la pirata.



Dado: 14
Destreza: 18
Destreza Em: 22

Golpe = (14 + 18 -22) = 10 
50% de daño = 6

Ver perfil de usuario

FICHA:

-Nombre: Emmeline Éclair-Devour
-Edad: Técnicamente, 24
-Nacionalidad: Francia
-Imagen: Estatura promedio. Facciones finas y delicadas. Ojos almendrados, iris verde cristalino, pestañas largas y ligeramente curvas que le aportan sensualidad a su rostro. Su piel se obscurece ligeramente alrededor de sus ojos. Tez pálida y expresión sombría. Figura de curvas suaves y busto prominente. Emana un aura delicada y misteriosa. Una notoria cicatriz circunda su cuello. Su cabello es castaño obscuro, largo casi a la cintura y ligeramente ondulado.

IMÁGENES:






-Capitan: -
-Antigua Profesión: Antes de convertirse en pirata, era hija de un acaudalado parlamentario francés.
-Historia: Emmeline nació en Versalles, Francia, dentro del seno de una familia aristocrática, un 24 de Julio de 1587. Hija de Johannes Èclair, parlamentario rico e influyente del Parlement de París, y Agathe Rosmarie Devour, hija a su vez de un Comisario primero de la marina. Como la menor y única mujer de cuatro hermanos, fue siempre la favorita de su padre.
A diferencia de lo que su madre hubiese deseado, Emmeline creció con afición por las artes de guerra, uso de armas, esgrima y demás prácticas masculinas desempeñadas por sus hermanos mayores, y al cumplir catorce años, ya los superaba en destreza, inteligencia y habilidad.
En un afán por enderezar a la jóven, sus padres decidieron casarla con Fréderic III de Lorraine-Vàudemont, Duque de Lorena, quien profesaba un profundo amor por ella, a pesar de los constantes rechazos y la inminente negativa de ésta. Sin embargo, Emmeline accedió por pedido expreso de su padre.
La boda se celebró alegremente en la mansión Vàudemont, en Abril de 1602. Una vez culminó el evento, Frèderic intentó someterla a las perversiones más malvadas con el fin de doblegar el espíritu aguerrido de la joven, en venganza por el maltrato recibido durante su cortejo. Ella procuró huir, y, en un intento desesperado por luchar, Emmeline acaba asesinando a su agresor. Creyéndose una criminal, se dispone a escapar y se dirige al puerto de Boulogne-Sur-Mer, en Nord-Pas-de-Calais. Luego de 15 días de persecución, logra abordar el primer barco que pudo encontrar más próximo a soltar amarras.
Pero su infortunio todavía no había llegado a su fin. Al adentrarse en alta mar una fuerza descomunal azotó la embarcación por estribor y Emmeline, quien se encontraba del lado contrario observando absorta la inmensidad del océano, cayó por la borda, por poco muriendo ahogada. No obstante, pudo incorporarse a tiempo para observar horrorizada como una bestia descomunal destruía el barco y lo hundía en las profundidades, sin dejar rastro alguno de su existencia ni de su tripulación más que unos pocos trastos flotantes. Naufragó durante días aferrándose a uno de los restos de la proa,mientras que el sol y el agua salada resecaban su piel y su esperanza se extinguía. Lo único que alcanzó a ver antes de desvanecerse fue una enorme masa obscura surgiendo del océano frente a ella.
Despierta en la cubierta de un extraño barco, sus tripulantes la habían rescatado, salvándole de las fauces del infierno.
El nombre de la capitana del navío era Mariam Haddad. Ella le habló del barco y de las personas que en él se encontraban, piratas. Por último le ofreció ser parte de su tripulación, a cambio de lealtad absoluta. A lo cual Emmeline accede vehemente, cautivada por las historias que aquellos individuos relataban, pasando a formar parte de la dotación del “Syrenis”.
La vida en alta mar le condujo a la libertad que había añorado desde pequeña. Siempre repleta de aventuras e historias fantásticas, todo fue fascinante, hasta el trágico día en que fueron capturados y su capitana, colgada por el cuello hasta la muerte. Lograron escapar gracias a un desconocido hombre que apareció entre el follaje, un inglés desertor, rehén de un grupo de piratas que se encontraban en el mismo lugar dispuestos a dar batalla, y que despertó sentimientos en la joven dama. Pero todo fue ofuscado por un hechizo que invocó la obscuridad interior de varios de los piratas allí, convirtiéndoles en seres viles y despiadados. Entre ellos, su estimado Oficial, a quien trata de ayudar y termina asesinándola.
Luego de su muerte, Emmeline pasó sus días sumida en las tinieblas del reino de Eris.
-Personalidad: Es una persona tenaz, perseverante y muy capaz. Suele pecar de arrogante, terca y orgullosa. Le gusta la aventura y la libertad que representa el camino que eligió en su vida, más no abandona las costumbres características de su educación. Le cuesta confiar en otras personas, pero es generosa con quienes se ganan su afecto. Si bien la aterradora experiencia vivida no logró aplacar su aguerrido espíritu, sí cambió su actitud temperamental a una más pasiva, reflexiva y fría. Nunca mediaría con personas que considere de baja moral y prefiere morir antes de ser capturada o traicionar a los suyos. No es de naturaleza violenta, pero será la primera en desenfundar su espada sin temor así la situación lo amerite. Sumamente perceptiva, nada escapa a sus ojos ni olvida un rostro jamás.
-Gustos:
Adora el aire libre, la noche, la luna, la brisa marina. Personas humildes y generosas. Secretamente, las joyas. Crear estrategias de combate como ataques sorpresivos o emboscadas. Los días de lluvia tranquila en altamar. Licor, ron y té de sabores exóticos. Cantar, tocar el piano y un buen contrincante en el uso de la espada.
-Disgustos:
Entre las cosas que más detesta está que la consideren débil por su aspecto y la subestimen. Los traidores y personas crueles por demás, aunque aprendió a aceptar las condiciones y características del ambiente en el que vive. Las órdenes y las imposiciones, las personas demasiado altaneras y prepotentes. Odia las mentiras, más que nada porque su poder de observación le indican cuando alguien las dice. Siente cierta repulsión a los insectos en general. No soporta que la sermoneen. Cualquier insulto hacia su persona desencadenará un conflicto armado. 
-Otros: Posee una tolerancia al alcohol increíblemente alta y al embriagarse deja ver su lado bromista y burlón, o violento y temerario.
-Características (35 puntos a distribuir):
Vigor =  8+2 = 10
Destreza = 8+11 =  19 || +3 = 22
Constitución = 8+3 = 11 || +2 = 13
Inteligencia = 8+6 = 14
Sabiduría = 8+10 = 18 || +5 = 23
Carisma = 8+3 = 11
-Habilidades Básicas:
-DOMINIO ARMAS BLANCAS
-OBSERVAR
-LEER Y ESCRIBIR
-NADAR
-Habilidades Especiales:

-Equipo: -

-Reputación: 4

-Color de roleo: 29b087


Instintivamente seguí los movimientos de Einar, observándole con mucha cautela. No sabía qué tan en serio tomarme aquella situación. Después de todo, desconocía íntegramente sus tradiciones y las había asociado con una danza típica de mulatos que tuve oportunidad de presenciar en Tortuga durante mis primeros años en altamar. En aquella danza, los contrincantes simulaban una pelea a base de piruetas y saltos. Los impactos no eran reales y más que nada se demostraba la agilidad y destreza de los movimientos acrobáticos que realizaban. No estaba muy convencida de que fuera éste un caso similar, teniendo en cuenta la naturaleza del grupo.
Como era de esperarse, él atinó el primer golpe justo a mi costado. La fuerza del ese puñetazo me sirvió para saber que la pelea era real. Traté de esconder una pequeña mueca de dolor. Me acomodé rápidamente y le lancé con rabia un puñetazo directo al rostro. Quizás fuese más fuerte que yo físicamente, pero no se la iba a dejar fácil.

Dado: 17
Destreza: 22
Destreza Einar: 18

Golpe = (17 + 22  - 18) = 21 
100% de daño = 10 facepalm


_________________


•  INSCRIPCIONES  •


•  ROL •

Ver perfil de usuario
Kath:
-Nombre: Katherine Campbell (deja que la tripulación la llame Kath)
+Nombre: Seirina Mavros (Sirena Negra)
-Edad: 28
-Nacionalidad: -
-Imagen o descripción física [Antigua editada por Ayha]


[Nueva]


-Clase: Pirata
-Profesión: Pirata
-Rango: Capitana del Syrenis

-Historia: Su nacimiento se produjo sobre un barco por lo que siempre a tenido una enorme capacidad para evitar los mareos que suele sentir la gente. No tenía amigos de su edad, pues los niños le tenian miedo sin razon alguna, lo que la llevó a pasearse por el puerto continuamente, haciendose amistades entre piratas y marineros. Ella escuchaba sus historias y a cambio debía ayudarlos en algo, ya fuera limpiar la borda o echar una mano en las reparaciones. Creció rodeada de cuentos y leyendas de ambos bandos, pero siempre le entusiasmó que los piratas se quedaban con aquello que encontraban, siempre que no fueran capturados. Dejó de lado a los "buenos" y empezó a juntarse más con piratas, aprendiendo a usar una espada y, por si misma, consiguiendo armas. Un día, de repente, los piratas que conocía se esfumaron y no volvieron al pueblo, para entonces tenía 15 años. Aburrida de su vida solitaria, robó un bote y se lanzó a la aventura, siendo literalmente pescada por un barco pirata desconocido. Allí tardó seis años es conseguir ser la segunda de a bordo (contramaestre). Ahora busca una aventura que la lleve a convertirse en leyenda, para asi perdurar en el tiempo. Durante su primer tiempo como capitana, las cosas no fueron tan fáciles como ella esperaba. Su barco se hundió, Santamaría regresó sin enternder como, Davy desapareció de su barco, el oficial se perdió en el tiempo y su amor por Amir se quebró al ser secuestrado. Unos meses después, su estado de salud empeoró. Las malas noticias se sucedian hasta que, obligada por Will, decidió pasar por el medico de una ciudad. Esta vez las noticias no eran malas, aunque quizás no en el momento más oportuno. Kath no estaba enferma, ni muriendose como decian los triplantes, estaba encinta. Fue un gran alivio para todos y a la vez un problema Kath se negaba a quedarse en tierra pero no era bueno que viajase sin saber si lo atacarian. Al final, ganó la batalla y embarcó, zarpando sin un rumbo fijo. Los siguientes siete meses fueron tranquilos, pero la desesperació momentanea de Kath por no saber ser madre no solo le provocó un parto prematuro al mes siguiente, sino que preferia no mirar a la niña que nació. Solo Maia la ayudo en ese duro momento, pues su agresividad mantenía a todos alejados. De forma que la pequeña nació en el camarote de Kath sin más ayuda que la contramaestre, quien obligó a la capitana a mirar y cuidar de la niña, a la que, una semana despues, seguía sin acercarse. Tal fue la insistencia de Maia, que Kath solo tardó semana y media en empezar a alimentar y cuidar al pequeño miembro de la tripulación. Entre todos buscaron un nombre y, despues de una trifulca por saber si la madre de tal era prostituta, decidieron que Lily era un bonito nombre para ella. Nadie se atrevió a preguntar por el apellido que llevaria, pues la mención al padre de Lily era casi condena a muerte. Con el tiempo y la ayuda tanto de "tia Mai" como de "papi Will" Lily se fue desarrollando en el barco como una pequeña bribona de rápidos movimientos y astucia impulsados por las enseñanzas y juegos de Mai, que la mantenian viva durante las pequeñas batallas. La busqueda de amir mantuvo a Kath distante durante algo más de un año, pero las continuas atenciones a Lily la hicieron darse cuenta que jamas lo encontraria y que, en caso de seguir asi, la pequeña acabaria siendo carne de cañon, por lo que cesó su deseo de encontrarlo y puso rumbo en ota dirección. Allí donde Maia sorprendió a todos pasaron unos dias para volver de nuevo a poner rumbo al siguiente tesoro.
-Personalidad: Tras 6 años de larga búsqueda, su personalidad se ha ido oscureciendo. Si bien sigue queriendo llevarse bien con su tripulación, y más con Lily por el barco, no acepta ningún movimiento en falso. Un error y fuera. Es más agresiva y mortal que con anterioridad, pero sigue teniendo una gran herida en el corazón, por lo que por las noches no se deja ver, momentos que pasa sola en su camarote. Solo Maia o Lily tienen permiso para molestarla en esos momentos. Protege a su hija frente a todo y sabe que Maia y Will también lo harán, por lo que ambos son parte de la familia de la pequeña, junto a si misma. Es cortante, menos tolerante que en un principio y su alma se ha enfriado. No le afectan las masacres que causa Maia o un cuerpo sin cabeza en la cocina. No acepta menciones de Amir delante de Lily y una simple referencia a él, basta para que la mirada asesina de kath le advierta de que ese no es terreno seguro. [Seirina Mavros] Un ser elegante, de movimientos graciles y voz encantadora. No parece agresiva si no es atacada.
+Personalidad: ??
-Gustos y disgustos: Le gustan las leyendas, el oleaje y movimiento del barco, el oro, el olor de la pólvora y las espadas. Odia que se le adelanten a la hora de conseguir un tesoro, estar prisionera, los dias sin viento (el barco no se mueve), los oficiales de la marina. No saber donde está Lily y no tener noticias de Amir, aunque finja que no le importa.
+Gustos y disgustos: ??
-Otros: No tiene ni idea de cocinar. Ayuda de vez en cuando a su tripulación. Lleva una daga mediana-pequeña, una pistola (de las de la epoca).
-Reputación: +7
-Habilidades:
-Dominio de armas blancas
-Leer y escribir
-Nadar
-...?
-Habilidades especiales:
"El Toque de Nereida", si tus manos estan mojadas con agua de mar, puedes curar heridas con solo tocarlas.
"Canto de Nereida", habilidad involuntaria que solo se activa cuando estas desesperada o en alguna situacion limite, tu voz es capaz de disuadir a cualquier hombre de su ira.
+Habilidades especiales:
"Afinidad Oscura", es capaz de percibir la oscuridad en los corazones de aquellos que la albergan
"Beso de la Ninfa", besando a un oponente despierta la oscuridad en su corazon (si es que la tiene) y este se vuelve su aliado, aumentando todas sus caracteristicas en 10 mientras dure el hechizo
-Caracteristicas:
 ·Vigor = 18
 ·Destreza = 18
 ·Constitución = 13
 ·Inteligencia = 19
 ·Sabiduría = 18
 ·Carisma = 17
+Características en Seirina Mavros +10 en todo.
-Equipo: Pistola recién recargada. Espada.
En cuanto Amir mencionó el tesoro de Bodvar, los ojos de Lily se llenaron de una determianción tan brillante como el sol, dejando la bolsa de ropa a un lado y tirando de su mano en dirección a la fortaleza.
-Sí, asi podremos comprar un barco -Llamó al otro hombre que los acompañaba, avisándole que la tripulación iba a partir en busca del legendario tesoro de Bodvar, que decían que estaba lleno de gemas. Suspiré, nadie había dicho eso.
-Curate esa herida, por favor -Miré a Amir e inmediatamente aparté la mirada asintiendo, eso era lo que iba a hacer, pero no sabía qué responder a su última petición, pues parecía una despedida. Antes de tomarme el timepo de curar mis heridas y comprobar al resto de la tripulación, tenía que cambiar a Lily, aunque ahora era casi imposible por la emoción que tenía de ir en busca del tesoro con el que comenzaría su aventura como capitana pirata.
-Lily -La llamé, haciendo que se girase a mirad de frase, preguntándome, sin decir nada, qué ocurría -, una capitana no va con ropas sucias a la batalla -Le dije, agachándome a su altura -Ves a cambiarte, yo vigilo que Amir no vaya a por el tesoro sin ti -Un gran brillo de duda cruzó sus ojos mientras miraba a su padre, cosa que ella aún no sabía. Decidió que era de fiar, cogió la bolsa y se alejó.
-¡Papi Will! -Lo llamó, haciendo que él nos mirase, resignado a seguir cuidando de la niña, agachandose delante de ella cuando la tuvo delante y asintió a algo que le dijo, cogiendo la bolsa y la mano de la pequeña.
-Tengo que arreglar eso... - Murmuré, mirando aún en la dirección en la que se iban. Después recordé que Amir estaba a mi lado y lo miré rápidamente, esperando que no le molestase lo que acababa de ocurrir. Pensé un momento qué decir, pero Lily era rápida vistiendose y no tenía demasiado tiempo para elegir qué palabras utilizar para evitar romper algo que llevaba tanto tiempo enterrado.
-Lo siento -Murmuré sin saber bien a donde mirar -, pensé que nunca volvería a verte y... todavía no estoy segura de que seas real -Antes de que Amir pudiera decir mucho, Lily llegó corriendo con su ropa limpia y el pelo más o menos arreglado en un par de coletitas.
-Mamá, mamá, mamá -Me agarró de las piernas y me miró, estaba segura de que iba a pedirme algo cuya respuesta era no -Te quiero, mami -La miré con sospecha, entrecerrando los ojos hasta que ella me miró y sonrió con una dulzura que solo utilizaba en esas situaciones.
-¿Qué quieres, demonio marino? -Le dije, haciendo que se riera y se separase de mi de un salto, cogiendo a Amir de la mano y tirando de él un par de pasos. Quería llevarse a mis tripulantes en su exploración, a lo que obviamente me negué, sobre todo por que estabamos descansando antes de una casi segura batalla.
-¿Entonces puede ser mi novio? Un capitán puede tener novios, ¿verdad? -Me quedé mirandola un momento, viendo su sonrisa aumentar rápidamente, pero volviendo a desaparecer enseguida, confundida. Me empecé a reir cuando inclinó su cabeza insistiendo. La herida dolía al reirme, pero no era algo que pudiera controlar. Enseguida las lágrimas volvieron a mis ojos, pero siendo de risa esta vez, viendo a mi pobre niña completamente confundida, explicandome, como si eso fuera algo positivo, que se parecía a como describiamos a su padre y por eso quería que se quedase con ella.
-Pregúntale a él -Dije intentando recuperar la compostura, mirando a Amir de reojo mientras me secaba las lágrimas para que Lily no se enfadase. Obviamente, se apresuró a preguntar si quería ser su novio, como si no hubiera estado ahí todo ese rato.


_________________

Ver perfil de usuario
[center]



Einar Bjorn:
Nombre: Einar Bjorn.



Info: Hijo mayor del difunto capitán Bodvar Bjorn, siguió sus pasos lealmente desde pequeño, aunque su relación no fuera tan afectuosa, admiraba a su padre y busco aprender de el todo lo que pudiera. No gozaba de la brutal reputación de su predecesor, sin embargo su valentía e inteligencia eran legendarias dentro de la tropa, siendo desde siempre un líder nato y un estratega imbatible.



Especialidad: Liderazgo, Estrategia.



Vigor = 18      

Destreza = 18    

Constitución = 18  

Inteligencia = 25  

Sabiduría = 18      

Carisma = 25        



Habilidades

Manejo de Armas Blancas

Adivinar Intenciones

Persuasión

Nadar

color 7e9c24


Mi primer golpe, si bien no fue muy efectivo, logró el objetivo de enfadarla y hacer que se comprometiera realmente con el enfrentamiento, descargando un golpe tan veloz que casi no pude verlo directo a mi mandíbula, estableciendo bien en claro que la pelea ahora era en serio. Acompañando el impulso gire sobre mi mismo enfrentando unos segundos a los espectadores con una sonrisa divertida, mientras con la lengua tanteaba la herida interna que ahora tenía en mi mejilla. A pesar de mi aparente tranquilidad nunca baje la guardia. Era muy rápida, no debía confiarme... Sin embargo también quería disfrutar de la pelea y no apresurarme a vencer. Me volví hacia ella sonriendole y le guiñe un ojo para luego avanzar rápidamente descargando un golpe esta vez a su estómago, algo me impedía golpear aquel bello rostro... Aún.

Dado: 16
Destreza: 18
Destreza Em: 22

Golpe = (16 + 18 -22) = 12 
60% de daño = 7

Ver perfil de usuario

FICHA:

-Nombre: Emmeline Éclair-Devour
-Edad: Técnicamente, 24
-Nacionalidad: Francia
-Imagen: Estatura promedio. Facciones finas y delicadas. Ojos almendrados, iris verde cristalino, pestañas largas y ligeramente curvas que le aportan sensualidad a su rostro. Su piel se obscurece ligeramente alrededor de sus ojos. Tez pálida y expresión sombría. Figura de curvas suaves y busto prominente. Emana un aura delicada y misteriosa. Una notoria cicatriz circunda su cuello. Su cabello es castaño obscuro, largo casi a la cintura y ligeramente ondulado.

IMÁGENES:






-Capitan: -
-Antigua Profesión: Antes de convertirse en pirata, era hija de un acaudalado parlamentario francés.
-Historia: Emmeline nació en Versalles, Francia, dentro del seno de una familia aristocrática, un 24 de Julio de 1587. Hija de Johannes Èclair, parlamentario rico e influyente del Parlement de París, y Agathe Rosmarie Devour, hija a su vez de un Comisario primero de la marina. Como la menor y única mujer de cuatro hermanos, fue siempre la favorita de su padre.
A diferencia de lo que su madre hubiese deseado, Emmeline creció con afición por las artes de guerra, uso de armas, esgrima y demás prácticas masculinas desempeñadas por sus hermanos mayores, y al cumplir catorce años, ya los superaba en destreza, inteligencia y habilidad.
En un afán por enderezar a la jóven, sus padres decidieron casarla con Fréderic III de Lorraine-Vàudemont, Duque de Lorena, quien profesaba un profundo amor por ella, a pesar de los constantes rechazos y la inminente negativa de ésta. Sin embargo, Emmeline accedió por pedido expreso de su padre.
La boda se celebró alegremente en la mansión Vàudemont, en Abril de 1602. Una vez culminó el evento, Frèderic intentó someterla a las perversiones más malvadas con el fin de doblegar el espíritu aguerrido de la joven, en venganza por el maltrato recibido durante su cortejo. Ella procuró huir, y, en un intento desesperado por luchar, Emmeline acaba asesinando a su agresor. Creyéndose una criminal, se dispone a escapar y se dirige al puerto de Boulogne-Sur-Mer, en Nord-Pas-de-Calais. Luego de 15 días de persecución, logra abordar el primer barco que pudo encontrar más próximo a soltar amarras.
Pero su infortunio todavía no había llegado a su fin. Al adentrarse en alta mar una fuerza descomunal azotó la embarcación por estribor y Emmeline, quien se encontraba del lado contrario observando absorta la inmensidad del océano, cayó por la borda, por poco muriendo ahogada. No obstante, pudo incorporarse a tiempo para observar horrorizada como una bestia descomunal destruía el barco y lo hundía en las profundidades, sin dejar rastro alguno de su existencia ni de su tripulación más que unos pocos trastos flotantes. Naufragó durante días aferrándose a uno de los restos de la proa,mientras que el sol y el agua salada resecaban su piel y su esperanza se extinguía. Lo único que alcanzó a ver antes de desvanecerse fue una enorme masa obscura surgiendo del océano frente a ella.
Despierta en la cubierta de un extraño barco, sus tripulantes la habían rescatado, salvándole de las fauces del infierno.
El nombre de la capitana del navío era Mariam Haddad. Ella le habló del barco y de las personas que en él se encontraban, piratas. Por último le ofreció ser parte de su tripulación, a cambio de lealtad absoluta. A lo cual Emmeline accede vehemente, cautivada por las historias que aquellos individuos relataban, pasando a formar parte de la dotación del “Syrenis”.
La vida en alta mar le condujo a la libertad que había añorado desde pequeña. Siempre repleta de aventuras e historias fantásticas, todo fue fascinante, hasta el trágico día en que fueron capturados y su capitana, colgada por el cuello hasta la muerte. Lograron escapar gracias a un desconocido hombre que apareció entre el follaje, un inglés desertor, rehén de un grupo de piratas que se encontraban en el mismo lugar dispuestos a dar batalla, y que despertó sentimientos en la joven dama. Pero todo fue ofuscado por un hechizo que invocó la obscuridad interior de varios de los piratas allí, convirtiéndoles en seres viles y despiadados. Entre ellos, su estimado Oficial, a quien trata de ayudar y termina asesinándola.
Luego de su muerte, Emmeline pasó sus días sumida en las tinieblas del reino de Eris.
-Personalidad: Es una persona tenaz, perseverante y muy capaz. Suele pecar de arrogante, terca y orgullosa. Le gusta la aventura y la libertad que representa el camino que eligió en su vida, más no abandona las costumbres características de su educación. Le cuesta confiar en otras personas, pero es generosa con quienes se ganan su afecto. Si bien la aterradora experiencia vivida no logró aplacar su aguerrido espíritu, sí cambió su actitud temperamental a una más pasiva, reflexiva y fría. Nunca mediaría con personas que considere de baja moral y prefiere morir antes de ser capturada o traicionar a los suyos. No es de naturaleza violenta, pero será la primera en desenfundar su espada sin temor así la situación lo amerite. Sumamente perceptiva, nada escapa a sus ojos ni olvida un rostro jamás.
-Gustos:
Adora el aire libre, la noche, la luna, la brisa marina. Personas humildes y generosas. Secretamente, las joyas. Crear estrategias de combate como ataques sorpresivos o emboscadas. Los días de lluvia tranquila en altamar. Licor, ron y té de sabores exóticos. Cantar, tocar el piano y un buen contrincante en el uso de la espada.
-Disgustos:
Entre las cosas que más detesta está que la consideren débil por su aspecto y la subestimen. Los traidores y personas crueles por demás, aunque aprendió a aceptar las condiciones y características del ambiente en el que vive. Las órdenes y las imposiciones, las personas demasiado altaneras y prepotentes. Odia las mentiras, más que nada porque su poder de observación le indican cuando alguien las dice. Siente cierta repulsión a los insectos en general. No soporta que la sermoneen. Cualquier insulto hacia su persona desencadenará un conflicto armado. 
-Otros: Posee una tolerancia al alcohol increíblemente alta y al embriagarse deja ver su lado bromista y burlón, o violento y temerario.
-Características (35 puntos a distribuir):
Vigor =  8+2 = 10
Destreza = 8+11 =  19 || +3 = 22
Constitución = 8+3 = 11 || +2 = 13
Inteligencia = 8+6 = 14
Sabiduría = 8+10 = 18 || +5 = 23
Carisma = 8+3 = 11
-Habilidades Básicas:
-DOMINIO ARMAS BLANCAS
-OBSERVAR
-LEER Y ESCRIBIR
-NADAR
-Habilidades Especiales:

-Equipo: -

-Reputación: 4

-Color de roleo: 29b087



Comenzaba a sentir la adrenalina recorriéndome las venas, y la mirada atónita de los presentes cuando mi golpe le dio de lleno en la mandíbula fue impagable. Realmente estaban disfrutando del espectáculo violento que se llevaba a cabo. Aquello era nuevo para mi, no iba a mentir, pero también en cierta forma era emocionante.
Me puse en guardia nuevamente, esperando su contragolpe. Él se volvió hacia mí y me guiñó un ojo. Lo sonreí con malicia, si apartar mi mirada de la suya incluso cuando embistió en mi dirección, dándome esta vez en el estómago y haciéndome perder el aire unos momentos.
Aprovechando su posición, le tomé por los hombros y atiné un rodillazo a su entrepierna con toda la fuerza que me fue posible reunir...

Dado: 14
Destreza: 22
Destreza Einar: 18

Golpe = (14 + 22  - 18) = 18
90% de daño = 9



Última edición por Leidana el Miér Oct 03, 2018 10:56 pm, editado 1 vez


_________________


•  INSCRIPCIONES  •


•  ROL •

Ver perfil de usuario
[center]



Einar Bjorn:
Nombre: Einar Bjorn.



Info: Hijo mayor del difunto capitán Bodvar Bjorn, siguió sus pasos lealmente desde pequeño, aunque su relación no fuera tan afectuosa, admiraba a su padre y busco aprender de el todo lo que pudiera. No gozaba de la brutal reputación de su predecesor, sin embargo su valentía e inteligencia eran legendarias dentro de la tropa, siendo desde siempre un líder nato y un estratega imbatible.



Especialidad: Liderazgo, Estrategia.



Vigor = 18      

Destreza = 18    

Constitución = 18  

Inteligencia = 25  

Sabiduría = 18      

Carisma = 25        



Habilidades

Manejo de Armas Blancas

Adivinar Intenciones

Persuasión

Nadar

color 7e9c24


No supe identificar a tiempo lo que advertía su maliciosa sonrisa, y cuando adivine sus intenciones ya era demasiado tarde. La muchacha no tardo en acudir a las costumbres piratas, e inmediatamente después de mi puñetazo me dio un traicionero golpe bajo con su rodilla en la entrepierna, contuve un gemido de dolor y me apoye unos segundos en mis muslos intentando recuperarme, mientras la miraba reprochando aquella bajeza. No había reglas al respecto, pero no acostumbrábamos a pelear sucio, por lo que la verdad no lo vi venir. Me incorpore rápidamente con una sonrisa forzada y el rostro enrojecido por el esfuerzo para contener el dolor, y camine algo rengo simulando estar bien,
-Nuestros hijos serán fuertes y hermosos-
Dije bromeando, seguidamente me puse en guardia y ataque esta vez con un puñetazo a su rostro, pero el dolor me jugo una mala pasada y trastabille no solo errando el golpe sino que cayendo en una rodilla, posición de la que me tomo unos segundos recuperarme. La pelea terminaría pronto, pero no me asustaba la derrota, de verdad estaba disfrutando del encuentro.

Dados: 3
Destreza: 18
Destreza Em: 22

Golpe = (3 + 18 -22) = 0
Erra el golpe

Ver perfil de usuario

FICHA:

-Nombre: Emmeline Éclair-Devour
-Edad: Técnicamente, 24
-Nacionalidad: Francia
-Imagen: Estatura promedio. Facciones finas y delicadas. Ojos almendrados, iris verde cristalino, pestañas largas y ligeramente curvas que le aportan sensualidad a su rostro. Su piel se obscurece ligeramente alrededor de sus ojos. Tez pálida y expresión sombría. Figura de curvas suaves y busto prominente. Emana un aura delicada y misteriosa. Una notoria cicatriz circunda su cuello. Su cabello es castaño obscuro, largo casi a la cintura y ligeramente ondulado.

IMÁGENES:






-Capitan: -
-Antigua Profesión: Antes de convertirse en pirata, era hija de un acaudalado parlamentario francés.
-Historia: Emmeline nació en Versalles, Francia, dentro del seno de una familia aristocrática, un 24 de Julio de 1587. Hija de Johannes Èclair, parlamentario rico e influyente del Parlement de París, y Agathe Rosmarie Devour, hija a su vez de un Comisario primero de la marina. Como la menor y única mujer de cuatro hermanos, fue siempre la favorita de su padre.
A diferencia de lo que su madre hubiese deseado, Emmeline creció con afición por las artes de guerra, uso de armas, esgrima y demás prácticas masculinas desempeñadas por sus hermanos mayores, y al cumplir catorce años, ya los superaba en destreza, inteligencia y habilidad.
En un afán por enderezar a la jóven, sus padres decidieron casarla con Fréderic III de Lorraine-Vàudemont, Duque de Lorena, quien profesaba un profundo amor por ella, a pesar de los constantes rechazos y la inminente negativa de ésta. Sin embargo, Emmeline accedió por pedido expreso de su padre.
La boda se celebró alegremente en la mansión Vàudemont, en Abril de 1602. Una vez culminó el evento, Frèderic intentó someterla a las perversiones más malvadas con el fin de doblegar el espíritu aguerrido de la joven, en venganza por el maltrato recibido durante su cortejo. Ella procuró huir, y, en un intento desesperado por luchar, Emmeline acaba asesinando a su agresor. Creyéndose una criminal, se dispone a escapar y se dirige al puerto de Boulogne-Sur-Mer, en Nord-Pas-de-Calais. Luego de 15 días de persecución, logra abordar el primer barco que pudo encontrar más próximo a soltar amarras.
Pero su infortunio todavía no había llegado a su fin. Al adentrarse en alta mar una fuerza descomunal azotó la embarcación por estribor y Emmeline, quien se encontraba del lado contrario observando absorta la inmensidad del océano, cayó por la borda, por poco muriendo ahogada. No obstante, pudo incorporarse a tiempo para observar horrorizada como una bestia descomunal destruía el barco y lo hundía en las profundidades, sin dejar rastro alguno de su existencia ni de su tripulación más que unos pocos trastos flotantes. Naufragó durante días aferrándose a uno de los restos de la proa,mientras que el sol y el agua salada resecaban su piel y su esperanza se extinguía. Lo único que alcanzó a ver antes de desvanecerse fue una enorme masa obscura surgiendo del océano frente a ella.
Despierta en la cubierta de un extraño barco, sus tripulantes la habían rescatado, salvándole de las fauces del infierno.
El nombre de la capitana del navío era Mariam Haddad. Ella le habló del barco y de las personas que en él se encontraban, piratas. Por último le ofreció ser parte de su tripulación, a cambio de lealtad absoluta. A lo cual Emmeline accede vehemente, cautivada por las historias que aquellos individuos relataban, pasando a formar parte de la dotación del “Syrenis”.
La vida en alta mar le condujo a la libertad que había añorado desde pequeña. Siempre repleta de aventuras e historias fantásticas, todo fue fascinante, hasta el trágico día en que fueron capturados y su capitana, colgada por el cuello hasta la muerte. Lograron escapar gracias a un desconocido hombre que apareció entre el follaje, un inglés desertor, rehén de un grupo de piratas que se encontraban en el mismo lugar dispuestos a dar batalla, y que despertó sentimientos en la joven dama. Pero todo fue ofuscado por un hechizo que invocó la obscuridad interior de varios de los piratas allí, convirtiéndoles en seres viles y despiadados. Entre ellos, su estimado Oficial, a quien trata de ayudar y termina asesinándola.
Luego de su muerte, Emmeline pasó sus días sumida en las tinieblas del reino de Eris.
-Personalidad: Es una persona tenaz, perseverante y muy capaz. Suele pecar de arrogante, terca y orgullosa. Le gusta la aventura y la libertad que representa el camino que eligió en su vida, más no abandona las costumbres características de su educación. Le cuesta confiar en otras personas, pero es generosa con quienes se ganan su afecto. Si bien la aterradora experiencia vivida no logró aplacar su aguerrido espíritu, sí cambió su actitud temperamental a una más pasiva, reflexiva y fría. Nunca mediaría con personas que considere de baja moral y prefiere morir antes de ser capturada o traicionar a los suyos. No es de naturaleza violenta, pero será la primera en desenfundar su espada sin temor así la situación lo amerite. Sumamente perceptiva, nada escapa a sus ojos ni olvida un rostro jamás.
-Gustos:
Adora el aire libre, la noche, la luna, la brisa marina. Personas humildes y generosas. Secretamente, las joyas. Crear estrategias de combate como ataques sorpresivos o emboscadas. Los días de lluvia tranquila en altamar. Licor, ron y té de sabores exóticos. Cantar, tocar el piano y un buen contrincante en el uso de la espada.
-Disgustos:
Entre las cosas que más detesta está que la consideren débil por su aspecto y la subestimen. Los traidores y personas crueles por demás, aunque aprendió a aceptar las condiciones y características del ambiente en el que vive. Las órdenes y las imposiciones, las personas demasiado altaneras y prepotentes. Odia las mentiras, más que nada porque su poder de observación le indican cuando alguien las dice. Siente cierta repulsión a los insectos en general. No soporta que la sermoneen. Cualquier insulto hacia su persona desencadenará un conflicto armado. 
-Otros: Posee una tolerancia al alcohol increíblemente alta y al embriagarse deja ver su lado bromista y burlón, o violento y temerario.
-Características (35 puntos a distribuir):
Vigor =  8+2 = 10
Destreza = 8+11 =  19 || +3 = 22
Constitución = 8+3 = 11 || +2 = 13
Inteligencia = 8+6 = 14
Sabiduría = 8+10 = 18 || +5 = 23
Carisma = 8+3 = 11
-Habilidades Básicas:
-DOMINIO ARMAS BLANCAS
-OBSERVAR
-LEER Y ESCRIBIR
-NADAR
-Habilidades Especiales:

-Equipo: -

-Reputación: 4

-Color de roleo: 29b087




Aproveché el  momento en que Einar se reponía del golpe recibido para hacer lo mismo. No acostumbraba a ese tipo de combate físico, después de todo, mi fuerte radicaba en el uso, más que nada, de la espada.
Recuperar el aire me tomó más de lo que esperaba. Tenía la respiración agitada y el corazón me latía fuertemente dentro del pecho, pero mi mirada seguía fija en mi contrincante, expectante, casi ansiosa, ante lo que fuere que sucediese a continuación. Einar me miró con evidente recelo hacia mis estrategias. Le guiñé un ojo, tal cual él había hecho anteriormente. Se incorporó y, rengueando ligeramente, se acercó de nuevo hacia donde me encontraba. Levanté la guardia profiriéndole una sonrisa divertida. Sabía que le había dolido mi último golpe, por más que tratase de no dejarlo ver.
- Nuestros hijos serán fuertes y hermosos -. Dijo, a modo de broma.
- Lo siento, Monsieur, pero debo informarle que ya estoy comprometida. – respondí con reticencia.
Para mi suerte, falló el próximo golpe, cayendo sobre una de sus rodillas. Aprovechando aquella posición, le empuje con fuerza, haciendo que cayese tumbado boca arriba.
Previendo finalizado el combate, le extendía mi mano de forma amistosa para ayudarle a incorporarse.

Dado: 10
Destreza Emmeline: 22
Destreza Einar: 18

Golpe = (10 + 22  - 18) = 14
65% de daño = 7


_________________


•  INSCRIPCIONES  •


•  ROL •

Ver perfil de usuario
[center]



Einar Bjorn:
Nombre: Einar Bjorn.



Info: Hijo mayor del difunto capitán Bodvar Bjorn, siguió sus pasos lealmente desde pequeño, aunque su relación no fuera tan afectuosa, admiraba a su padre y busco aprender de el todo lo que pudiera. No gozaba de la brutal reputación de su predecesor, sin embargo su valentía e inteligencia eran legendarias dentro de la tropa, siendo desde siempre un líder nato y un estratega imbatible.



Especialidad: Liderazgo, Estrategia.



Vigor = 18      

Destreza = 18    

Constitución = 18  

Inteligencia = 25  

Sabiduría = 18      

Carisma = 25        



Habilidades

Manejo de Armas Blancas

Adivinar Intenciones

Persuasión

Nadar

color 7e9c24


- Lo siento, Monsieur, pero debo informarle que ya estoy comprometida. –
Mi expresión no se inmuto, y continué mirándola con una sonrisa traviesa
- No soy un hombre celoso, Mademoiselle -
Entone el titulo exagerando el acento a modo de broma, simulando ser un perfumado lord ingles.
Después de mi desafortunado tropezón y antes de que pudiera incorporarme, senti sobre mi costado el empujon de la muchacha, logrando que girara por el impulso y terminara tendido de espaldas en el suelo, con una gloriosa vista de sus piernas frente a mi. Enseñe mis manos como señal de rendición y acepte la mano que me ofrecia con una sonrisa
- Si necesita algo, no dude en pedírmelo -
Dije de modo natural, aunque estas palabras significaban el sello de nuestra alianza, me acerque un poco mas como para hablarle al oído.
- Lo que sea -
Agregue con una mirada picara para luego volverme a mis hombres, quienes a pesar de la derrota me recibieron con abrazos, jarras de ron y palabras de consuelo, conteste alegremente a sus gestos y tomando un vaso me volvi hacia la muchacha para seguir con mis ojos su retirada del barco
- Impresionante -
Dije por lo bajo, justo antes de que Hella pasara frente a mi chocandome y haciendo que tirara mi bebida, respondí a su mirada de odio con una sonrisa y pase amistosamente uno de mis brazos por sobre sus hombros en un intento de conciliación, acompañadola caminando hacia los hombres para continuar la celebración.

Ver perfil de usuario

William Hawk:


Nadie se atrevía a hablarme, la tripulación entera funcionaba eficientemente, pero el temor casi reverencial hacia mi persona era palpable, me conocían y sabían que en aquel estado lo peor que podrían hacer era dirigirme la palabra, mi mirada solo se desviaba de nuestro objetivo para hacer alguna seña al contramaestre, quien se encargaba de hacer ejecutar la orden interpretada. Había sido golpeado, desestabilizado, humillado; confié en el poder intimidante de la magnitud de mis fuerzas, las posibilidades de ser desafiado en tales condiciones eran totalmente insignificantes, sin embargo falle al no considerarlas. Lance mi ataque dejando que la ira guiara mis movimientos, abandonando a mis aliados para perseguir al traidor de Blackboot, con tales fuerzas. ¿Que podria salir mal? ¿Porque no darse el lujo de dejarse llevar levemente por los impulsos? Me habia equivocado, terriblemente.
Ahora la mirada de ojo sano Blackboot se distinguia en mi catalejo, observandome sobre su hombro mientras me invitaba con una sonrisa a continuar en su persecución hacia el sur.

Volví mi mirada hacia el este, donde mis aliados ya parecian haber sido derrotados, asaltados por una flota, de la cual desconocía su existencia, y burlados por maniobras ingeniosas y poco tradicionales. No era culpa de mi hermano, si yo hubiera estado allí el resultado habría sido diferente, pero ahora ya no podía hacer nada por ellos, no podía arriesgarme a perder el ultimo navío que se me había confiado.
Mi expresión calculadora no se había inmutado, lejos de ser desinterés por el bienestar de mi hermano o mi viejo amigo, el separar mis sentimientos de mis estrategias siempre había sido mi punto fuerte, y esta tarde había fallado.

Finalmente voltee hacia el sur, donde la pequeña goleta se empecinaba en bombardear mi popa como un mosquito sobre un caimán. No continuaría jugando bajo sus reglas, no seguiría ya mas el curso de lo predecible, y aquel barco recibiría el ultimo golpe y pagaria toda mi frustracion.
-Preparen el ancla de estribor, y los cañones tambien-
Hable sin levantar la voz con total naturalidad, el contramaestre me miro confuso incapaz de comprender el motivo de tal orden.
-¿El ancla señor?-
-Que los marineros la lancen a mi señal, y se preparen para cortar la soga.-
Sin estar muy seguro el contramaestre repitio la directiva
-¡Sujentense!-
Grite por primera vez, segundos despues baje la mano y la orden de liberar el ancla resonó entre los confusos marineros.
El barco al sentirse prisionero, giro bruscamente hacia el oeste, la barandilla crujio hasta quebrarse bajo el peso de la soga y la mitad de la tripulacion cayo de bruces por el impulso
-¡Corten la soga!-
Grite al momento en el que nuestro estribor apuntaba perfectamente hacia el sur, y la desdichada goleta
-Fuego-
Dije simplemente con una sonrisa de placer. El barco enemigo recibio una doble descarga de los 35 cañoes de estribor, quedando totalmente incapacitado para navegar, por ende, no podria perseguirme. Nuestro curso ahora estaba fijado hacia el oeste, por lo que nuestro escape se veria ininterrumpido, ya que Blackboot, de perseguirnos, no nos alcanzaria sino dias despues si el viento viraba en nuestra contra.
Le dedique una ultima mirada a mi adversario, inclinando levemente la cabeza en funcion de respetuoso saludo y profunda amenaza. Volveria por ellos, y esta vez los enfrentaria con sus mismas armas.

Ver perfil de usuario


John:

-Nombre: John Walker-Hill, “Johnny Hill” 
-Edad: 31
-Nacionalidad: Inglés
-Imagen:
IMAGEN:

-Capitan: -
-Antigua Profesión: Ex Capitán del “Sovereign of The Seas”, ex instructor de piano y órgano.
-Historia: John Walker nació un 29 de septiembre de 1574 en KingstonuponHull, condado de Yorkshire. Hijo de Edward Walker, maestro de capilla, y Hannah Austen-Hill, costurera e hija de un sastre de Bradford.
Con la intención de convertir a John en un niño prodigio o que, en su defecto, siguiese sus pasos, su padre comenzó a enseñarle piano, violín y órgano a temprana edad. Sin embargo, la exigencia e intensa presión coartaron el desarrollo afectivo de John, convirtiéndole en un ser introvertido que apenas se relacionaba con otras personas más allá de sus múltiples profesores. De esta forma, el vínculo con su padre comenzó a tornarse distante, y creció el apego hacia su madre, que solía enfermar reiteradamente y a quien dedicó gran parte de sus composiciones.
Luego de su quinceavo cumpleaños, tras la muerte de Hannah y bajo la inminente negativa de su padre, decide abandonar la pequeña estancia donde residían y radicarse en Londres para impartir clases de piano, ganándose cierto renombre gracias al patrocinio de Lady Olenna Wintour, una anciana aristócrata fuera de lo común, perteneciente a la élite londinense, quien quedó encantada con la perspicacia y elocuencia del joven John.
Dos años más tarde, Edward contrae matrimonio con su segunda esposa, Cathlyn Pitt. De ésta unión nacen dos hijos varones: Jacob y William. John nunca recibió invitación al evento ni noticias de su padre.
 En Octubre de 1594, recibe una carta de Cathlyn diciendo que su padre había contraído una peste y se encontraba débil para informarle él mismo que no recibiría beneficio alguno de la herencia póstuma.
Tiempo después, tras la muerte de su patrocinadora Lady Olenna, comienza a dar clases de piano a la joven que se desencadenaría su desdicha, Georgiana Lester. La muchacha le confiesa sus sentimientos, pero John la rechaza cortésmente, lo que la enfurece aún más. Al punto de crear una farsa en donde lo declara culpable de haber querido abusar de ella y, al no poder demostrar su inocencia y ver manchada su reputación, decide probar suerte alistándose en un navío franco-inglés de traslado de esclavos, el “Sovereign of The Seas”.
Su disgusto fue tal ante la crueldad presenciada con aquellos seres inocentes, que armó un motín, induciendo a los hombres a revelarse ante la ley y tomando el mando del imponente galeón como su nuevo capitán, al cuál renombró "Revenge".
Fijó rumbo al Caribe, donde saqueó e incendió puertos y ciudades, cobró rescates millonarios y cosechó una gran fortuna para sí y su tripulación.
En Junio de 1611 y durante el saqueo a Nueva Providencia, su barco es interceptado por flotas inglesas, destruido, y él es capturado y sentenciado a la horca.
-Personalidad: Bromista, elocuente, no hay persona que se resista a su labia. Es un caballero con buenos modales. Despiadado con sus adversarios, aguerrido, cultivó un odio profundo a la realeza que tantas miserias le ha traído.
-Gustos y Disgustos: -
-Otros: -
-Características:
Vigor = 8 +2 = 10
Destreza = 8 + 5 = 13
Constitución = 8 + 4 = 12
Inteligencia = 8 + 5 = 13
Sabiduría = 8
Carisma = 8 + 9 = 17
-Habilidades Básicas:
DOMINIO ARMAS DE FUEGO
DOMINIO ARMAS BLANCAS
DOMINIO INSTRUMENTOS MUSICALES
LEER Y ESCRIBIR
-Habilidades Especiales: -
-Equipo:  -
-Color de roleo: babd80



La mirada de John no se apartaba de su enemigo. Vociferaba órdenes a diestra y siniestra cada vez que el barco viraba para realizar una nueva descarga sobre la inmensa  e inmutable fragata. La persecución se había extendido demasiado y él comenzaba a preguntarse cuáles eran los planes del Teniente Rannek cuando el llamado de Adewale le hizo girar y posar la vista sobre los dos navíos restantes, los cuales estaban siendo atacados por quienes habían quedado detrás. En su rostro se dibujó una sonrisa. Habían logrado dividirlos y apartar al único contrincante que hubiese supuesto una verdadera amenaza.
John había tenido el honor de conocer el nombre de William Hawk durante sus años de asedio a los puertos del Caribe. Su reputación le precedía como uno de los mayores exponentes de la lucha contra la piratería en aguas tropicales, habiendo capturado más de 50 barcos y enviado a la horca a decenas de sus compatriotas, algunos incluso amigos cercanos.
- ¡Capitán!
El grito de Adewale sobresaltó a John, cuyos ojos atónitos se posaron directamente en la fragata que perseguían y el ancla que ahora caía a través de la barandilla.
- Hijo de puta… ¡TODOS A RESGUARDO! – gritó, pero la lluvia de cañonazos los alcanzó sin que él pudiese hacer nada para evitarla. Las maderas crujieron y cedieron bajo el violento peso del plomo enemigo. El barco se sacudió debido al ataque y John trató de aferrarse al timón para no caer, pero una bala dio de lleno en el mástil frente a él y le hizo volar por los aires, golpeándose la cabeza y perdiendo el conocimiento unos segundos.
A su alrededor, todo giraba en un vórtice interminable. Extendió la mano al vacío, buscando algo sólido a lo que asirse, y el dolor se abrió paso con la misma rapidez con la que recobraba los sentidos. Intentó incorporarse, reuniendo las fuerzas que le quedaban, y se llevó una mano al torso, tanteando un objeto punzante y descubriendo el trozo de madera que le sobresalía en la parte baja del abdomen. Se miró las manos cubiertas de sangre para luego levantar la vista, buscando señales de vida entre los destrozos ocasionados por la encarnizada y desmedida arremetida. Cuando los montículos borrosos comenzaron a tomar forma definida, supo que aquel era el preludio del final. Intentó dar un paso y sus piernas tambalearon, y cayó de rodillas, sosteniéndose con una mano sobre el suelo para no morderlo de bruces. La presión en sus pulmones le obligó a toser, y de su boca brotó un revuelto de saliva y sangre. Escupió los restos, soltando un gruñido, y cayó tendido boca arriba, respirando dificultosamente. Fue allí cuando se percató del cuerpo que yacía sentado a escasos metros, con el torso atravesado lado a lado por una viga de madera. La piel oscura cubierta de cenizas y astillas, y los ojos abiertos de forma desmedida. Hilos de sangre escurriéndose entre sus labios y cayéndole por la barbilla temblorosa.
- No…
John se arrastró sobre escombros y los cadáveres de la tripulación hasta alcanzarle. Su mirada se encontró con la de Adewale,y éste le siguió fijamente, con el labio inferior oscilante por la rabia y el dolor. John se acercó y el nigeriano le tomó por la camisa y tiró de él, se arrancó el pendiente de colmillo de león que llevaba al cuello y se lo entregó. De la garganta del moribundo surgió un ronquido áspero y estrangulado.
- Resiste... Vendrán... Vendrán por nosotros… - jadeó John, tomándole de la nuca. – Resiste… resiste… - Repitió una y otra vez.
Adewale se sacudió violentamente, las pupilas se le hincharon, sus ojos se desorbitaron y se tiñeron de rojo, y de la boca le brotó un rio de sangre espesa que le cayó por el pecho destrozado. La mano que sostenía a John aflojó su agarre y cayó a un costado, golpeando secamente la madera, tras lo cual el nigeriano se quedó inmóvil.
- Ade… - le llamó, palmeándole el rostro sin recibir respuesta-. Adewale… No…
Utilizó el último rastro de fuerza que le quedaba y se asió del barandal hasta quedar sentado a un lado de su compañero. Le sacudió el hombro con fuerza, sintiendo como poco a poco su propio cuerpo se entumecía producto de la pérdida de sangre, y el panorama se oscurecía lentamente hasta sumirse en la negrura.


_________________


•  INSCRIPCIONES  •


•  ROL •

Ver perfil de usuario


Balthazar Blackboot:
Nombre: Balthazar Rannek

Edad: 30

Nacionalidad: Ingles

Profesión (en caso de tenerla): Oficial Militar

Rango (en caso de tenerlo): Teniente Capitan

Historia:
Famoso en los mares por ser despiadado, Balthazar ah viajado mucho ostenando la fama de ser el mas exitoso guardian de los navios contra los ataques de piratas, motines o incluso
monstruos marinos, según lo que a el le gusta contar...
Nadie conoce la verdad de su historia, quien es, o de donde vino, mas que su nombre y que dice ser ingles.
Fue forzado a unirse a la tripulacion de Kath despues de haber destruido su barco, la capitana pensaba que el servir a aquellos a quienes con tanto afan habia perseguido seria un peor castigo que la muerte. No tardo en generar lazos de amistad con la tripulacion de bandidos, sintiendo la necesidad de protegerlos de los ingleses, especialmente a Maia, la joven pirata de cabellos blancos que habia cautivado su interes, cuyo recio temperamento, al menos al principio, no perdio oportunidad de demostrarle que no lo aceptaba como un verdadero pirata, aunque concluyo por generar respeto por su compañero de armas.
Como miembro de la temida tripulacion de Katherine Campbell presencio la traicion de Bodvar y la muerte de la primera hermandad, y durante la batalla que se libro en la isla vencio a Santamaria y recupero el medallon azteca de sus manos...aquel fue el dia en el que la oscuridad se sembro en su alma.
Un gran numero de tripulantes de la antigua hermandad se unieron a la tripulacion de Katherine, entre ellos una bella pirata, proveniente de la nobleza francesa, Emeline, antigua contramaestre de Mariam Haddad. El oficial y la pirata se enamoraron, pero el destino dictamino que su historia se extinguiera tan bruscamente como habia nacido, el oficial es secuestrado por aliados de la flota de Bodvar junto a Amir, y siendo Amir el unico hombre conocedor del paradero del tesoro de la hermandad, ejecutaron al Oficial con un disparo en la cabeza. La muerte dio paso a la oscuridad para tomar el control del cuerpo de Balthazar, y en una burla a su antiguo dueño extinguio la vida de Emeline en su escape, hurtando el medallon azteca de las manos del difunto Rey de los piratas, Gabriel Tosh, el Leon Negro.
Balthazar ha existido entre el mundo de los vivos y el de los muertos durante todos estos años, experimentando los horrores del infierno y siendo testigo de las atrocidades que su espada sembraba sobre aquellos con sangre pirata.

Personalidad: Extrovertido, valiente y despiadado cuando necesita serlo.

Imagen:
Spoiler:





Gustos y Disgustos: Le gusta el peligro y la violencia, es temerario por naturaleza, odia que lo despierten.

·Vigor = 20
·Destreza = 20
·Constitución = 20
·Inteligencia = 18
·Sabiduría = 8
·Carisma = 19

- Reputacion: -12

- Habilidades:
Dominio de armas blancas
Dominio de armas de fuego
Leer y escribir
Nadar
Manejo de la polvora
Dureza: (Eres mas resistente a los ataques fisicos).



-
-

Orgullo, ni siquiera le prestigioso Hawk era inmune a la terrible sombra que se cierne sobre aquellos con poder, su posicion no le permitio ver mas alla de sus considerables fuerzas, y se dejo llevar por la ira tan solo unos minutos, que fueron suficientes como para que sus compañeros estuvieran perdidos.
Una amplia sonrisa adornaba mi rostro, los desconcertados ingleses habían sido aplastados, a pesar de todo pronostico, por una pequeña flota que supo explotar estrategias tan poco convencionales en la marina que tomaron completamente por sorpresa a nuestros enemigos, y ahora, en tan solo unas horas, tendria el cuello del maldito de Hawk bajo mi bota.
Evalue la direccion del viento y calcule mi velocidad, el navio de William era mas rapido, por lo que necesitaba guiarlo unos grados mas hacia el este, de modo que la proa quedara apuntando hacia mis aliados y ya no pudiera escapar cuando Kath, Em y Dulce decidieran unirse a mi en el ataque.
-Vamos muchacho, manten el ritmo-
Dije corrigiendo el rumbo mientras palmeaba el timon, las maderas crujieron en unas especie de quejido que sonaba a protesta.
-Ya casi lo tenemos-
John me asistía atacando a Hawk por detrás, con una excelente maniobra aprovechaba la velocidad de su goleta para bombardear el casco ingles, había que reconocer que el bastardo sabia navegar. Faltaban tan solo unas millas para que el Comandante estuviera acorralado, pero en aquel momento demostró el porque de su legendaria fama.
En un arriesgado movimiento que podia suponer daños en el casco, dejo caer el ancla de estribor orientando la proa hacia el oeste en un angulo que le permitia huir tranquilamente sin mucho esfuerzo, y al mismo tiempo, dejando asomar sus cañones como las 40 terribles bocas de una bestia, descargo su artilleria contra Johny sus desdichados marineros.
El horror de la escena duro unos segundos, pero pareció una eternidad. El hijo de perra habia adivinado mis intenciones, e ignorando cualquier sentimiento que según creí impediría su escape, abandonaba a su hermano tomando la mejor decisión estrategia que le quedaba.
Vire violentamente el timón en dirección a John y sus hombres, pero lejos de poder llegar a tiempo para socorrerlos, me vi condenado a presenciar como todo el odio del comandante se plasmaba en una lluvia de pólvora y plomo sobre los piratas, destrozando al barco y su tripulación en un horrible espectáculo.

-¡Directo a la playa! ¡Solo primeros auxilios! ¡No dejen a nadie atras!-
Estando tan cerca de la playa no tenia sentido moverlos al Leviathan para luego desembarcar unas pocas millas después, la ruta directa en los botes era la opción mas rápida. Me había quitado el saco y lance aquellas ultimas ordenes antes de tirarme por la borda y zambullirme de cabeza con los brazos extendidos, aprovechando el impulso para avanzar la mayor distancia posible bajo el agua. Al salir escale con facilidad el casco, ya que se encontraba prácticamente sumergido, y examine la brutal escena en busca de sobrevivientes
-¡Remen como si tuvieran brazos, maldita sea!-
La ira en mi pecho se filtraba en todas direcciones, descargándose por momentos sobre los desesperados marineros, que al oírme remaban como si les persiguiera el diablo.
Rápidamente comencé a identificar a los sobrevivientes, acomodándolos levemente para que fueran atendidos por los hombres que comenzaban a abordar la goleta semi-hundida. En cuanto distinguí el cuerpo de John, corrí hacia el al notar la gravedad de su estado.
-¡Aqui! ¡Rapido!-
Se encontraba inconsciente, respirando dificultosamente y con una herida en el abdomen, y a su lado reconocí al cuerpo inerte de Adewale. La mirada perdida del nigeriano y sus labios abiertos conformaban una mueca de horror, que precia perpetuar sus últimos segundos agonizantes, trague saliva empatizando con el dolor que, imaginaba, le había causado la muerte de su amigo. Vende con cuidado su abdomen, usando la tela que arranque de las mangas de mi camisa para detener el sangrado, e intentando no mover el trozo de madera que tenia incrustado.
Los marineros llegaron a tiempo para cargarlo en el esquife junto a otros dos también gravemente heridos.
-Yo remare en este, atiendan al resto-
Dirigí una ultima mirada al cadaver que ya no se parecia en nada al Adewale que habia conocido, sintiendo un amargo pesar por el muchacho, que lentamente fue mutando hasta convertirse en una oscura sed de venganza.
-Tu, acompáñame-
Dije a Henry, quien aunque a juzgar por la sangre que teñía sus ropas se encontraba levemente herido, cargaba a los heridos como si fueran bolsas de algodón. Necesitaría sus brazos para llegar a la playa lo antes posible.
Sin esperar su respuesta me subí al bote y, junto con el corpulento pirata, comencé a remar con todas mis fuerzas hacia la playa, seguido por los otros esquifes que traían a los sobrevivientes, esperando que los que se encontraban en la playa hubieran visto el desastre y estuvieran preparados para socorrernos, a John no le quedaba mucho tiempo.



Última edición por Kuvuka el Dom Oct 07, 2018 9:17 pm, editado 1 vez

Ver perfil de usuario

Amir Salleh:
Nombre: Amir Salleh
Nacionalidad: Borneo

Edad: 28

Rango: Ex-Contramaestre

Caracteristicas:

- Vigor = 21
- Destreza = 20
- Constitución = 23
- Inteligencia = 17
- Sabiduría = 16
- Carisma = 13

Imagen:



Historia: Era el hijo primogenito de los reyes de Borneo, se habia criado en el palacio y habia seguido la carrera militar, ganandose el puesto al mando de un escuadron de hombres a una edad muy temprana. Cuando tenia 15 años, uno de los herederos de un antiguo enemigo de su padre se presento ante el rey Felipe II de España alegando ser el verdadero heredero al trono, y solicitando el apoyo de españa para recuperarlo. El Rey acepto, sabiendo que si lo ayudaba Borneo terminaria en sus bolsillos. La invasion fue sangrienta, toda la familia real fue asesinadada, Amir y el remanente de sus hombres fueron tomados como prisioneros de guerra, ya que la identidad del principe estaba encubierta. En el viaje de regreso a España logro escapar y junto con el resto de los prisioneros tomaron el control del barco asesinando a todos los soldados españoles. Fue entonces cuando su vida como pirata comenzo, con el tiempo fue conocido como el tigre de malasia, ya que lo igualaba en agilidad, espiritu y fuertza; y se rumoreaba que hasta habia matado a uno con sus propias manos.
Navego bajo su propia bandera, saqueando las costas de las tierras que le habian sido robadas, burlandose del nuevo rey de Borneo con sus osados ataques e ingeniosas artimañas, y acumulando al mismo tiempo uno de los tesoros mas abundantes de los 7 mares. El joven se convirtio en leyenda, todos los piratas del sudeste asiatico buscaban unirse a su tripulacion, se apodero de una isla en las cecanias de Singapur, y junto con sus fieles capitanes reunio la flota de piratas mas numerosa desde los dias de la primera hermandad.
Pero el poder y la fama fueron opacando su libertad, 5 años despues se encontro a si mismo responsable de las vidas de mas de 500 hombres y de la administracion de riquezas tan grandes como para ser envidiado por reyes, ya no habia nadie que cuestionara su supremacia, y la nostalgia de una vida de aventuras y peligros termino por volverse insoportable.
Finjio su muerte y desaparecio dejandose arrastrar por la marea hasta las costas del Caribe, donde una nueva vida le esperaba.
Navego bajo el mando de Kath, quien se convirtio en su unico apego en un mundo que le habia ofrecido todo, y nada a la vez.
Creyo haber encontrado su ancla, el unico lugar al que pertenecia era en los brazos de su amada, pero los vientos habian trazado un destino diferente para el tigre.
Siendo el unico sobreviviente reconocido de los capitanes del oriente, quienes habian ocultado parte del tesoro de la hermandad, fue secuestrado por la flota de Bodvar, encerrado y sometido a torturas e interrogatorios para hallar la ubicacion. Aunque logro escapar repetidas veces, nunca pudo abandonar la isla, y aun permanece cautivo en el fuerte desde donde Bodvar gobierna su territorio.

Personalidad: Protector, honorable y leal, nunca traicionaria a los suyos. A la hora de pelear es quizas es un tanto violento. Es amistoso, alegre y despreocupado. No posee malicia, pero hara cualquier cosa por lograr lo que considere correcto, sin importar los medios.

Gustos y Disgustos: No le agradan los secretos guardados con fines maliciosos, ni los negocios turbios y engañosos utilizados usualmente por los piratas cuando quieren conseguir algo. Disfruta de la lectura, como muy pocos piratas, y es buen conocedor de las leyendas y mitos de la zona. Disfruta del fragor de la batalla como todo buen guerrero, y se encarga de que sus enemigos lo sientan.

Otros: Tiene la cicatriz de unas garras de tigre sobre su pecho. Es ingenioso y ocurrente a la hora de escapar o pasar inadvertido, habilidad que desarrollo durante años vivendo con un rostro reconocido en los 7 mares.

Reputacion: 15

Habilidades:
Dominio Armas Blancas
Dominio Puños
Nadar
Trepar
Ojo de aguila: es capaz de notar detalles que pueden pasar desapercibidos ante los ojos de la mayoria.

*-*

Kath asintio ante mi peticion, lo cual me dejo mas tranquilo sacándome una pequeña sonrisa, ya estábamos fuera de peligro, por lo que tendriamos un tiempo para recuperar fuerzas. Mi sonrisa se amplio ante la directiva de Kath a la pequeña de cambiarse
-Vamos a ensuciarnos de todos modos-
Dije de modo que solo Kath me escuchara, no queria entrometerme en sus decisiones como madre o desautorizarla frente a la niña. Lily salio en busca de Will y Kath menciono que debia arreglar lo del titulo de "padre". Recorde con algo de remordimiento como me habia hecho perder los estribos horas antes. Ante sus disculpas sonrei levemente
-Tranquila, ya se arreglara todo-
Le conteste intentando que se despreocupara, y dandole a entender con mi mirada que me referia a mas que solo lo que habia dicho Lily. Quizas era gracias a la paliza que le habia dado al pobre muchacho, pero ya no me molestaba tanto como antes.
Observe divertido la escena donde la pequeña suplicaba a su madre, encantado al volver a ver a Kath sonreir.
Cuando Kath dirigio la consulta hacia mi le conteste a la pequeña
-Los capitanes deben tener al menos 25 años para tener novios pequeña-
Hice una pequeña pausa evaluando la decepción de mi hija
-Aunque no te preocupes que yo estaré junto a ti todo ese tiempo mientras esperas-
Acaricie los rizos de la niña esperando que mis palabras fueran de consuelo, pero antes de que pudiera contestarme se escucho el llamado de auxilio proveniente del lado oeste de la playa. Asumi que se trataba del grupo de Blackboot y John, ya que eran los unicos que aun no habian llegado, quizas no habian tenido tanta suerte como nosotros enfrentandose a Hawk. Necesitarian las habilidades de Kath, yo no me encontraba en condiciones de ayudar, ni deseaba que la pequeña lo presenciara
-Ok, a por ese tesoro-
Dije simplemente volviendo a captar el interes de Lily en nuestra busqueda.
-No tardaremos-
Tome la mano de Kath unos segundos y con la mirada le rogue que se cuidara, antes de cargar a Lily sobre mis hombros y dirigirme por el sendero que llevaba al interior de la isla.



Última edición por Kuvuka el Lun Oct 15, 2018 11:37 am, editado 1 vez

Ver perfil de usuario
Kath:
-Nombre: Katherine Campbell (deja que la tripulación la llame Kath)
+Nombre: Seirina Mavros (Sirena Negra)
-Edad: 28
-Nacionalidad: -
-Imagen o descripción física [Antigua editada por Ayha]


[Nueva]


-Clase: Pirata
-Profesión: Pirata
-Rango: Capitana del Syrenis

-Historia: Su nacimiento se produjo sobre un barco por lo que siempre a tenido una enorme capacidad para evitar los mareos que suele sentir la gente. No tenía amigos de su edad, pues los niños le tenian miedo sin razon alguna, lo que la llevó a pasearse por el puerto continuamente, haciendose amistades entre piratas y marineros. Ella escuchaba sus historias y a cambio debía ayudarlos en algo, ya fuera limpiar la borda o echar una mano en las reparaciones. Creció rodeada de cuentos y leyendas de ambos bandos, pero siempre le entusiasmó que los piratas se quedaban con aquello que encontraban, siempre que no fueran capturados. Dejó de lado a los "buenos" y empezó a juntarse más con piratas, aprendiendo a usar una espada y, por si misma, consiguiendo armas. Un día, de repente, los piratas que conocía se esfumaron y no volvieron al pueblo, para entonces tenía 15 años. Aburrida de su vida solitaria, robó un bote y se lanzó a la aventura, siendo literalmente pescada por un barco pirata desconocido. Allí tardó seis años es conseguir ser la segunda de a bordo (contramaestre). Ahora busca una aventura que la lleve a convertirse en leyenda, para asi perdurar en el tiempo. Durante su primer tiempo como capitana, las cosas no fueron tan fáciles como ella esperaba. Su barco se hundió, Santamaría regresó sin enternder como, Davy desapareció de su barco, el oficial se perdió en el tiempo y su amor por Amir se quebró al ser secuestrado. Unos meses después, su estado de salud empeoró. Las malas noticias se sucedian hasta que, obligada por Will, decidió pasar por el medico de una ciudad. Esta vez las noticias no eran malas, aunque quizás no en el momento más oportuno. Kath no estaba enferma, ni muriendose como decian los triplantes, estaba encinta. Fue un gran alivio para todos y a la vez un problema Kath se negaba a quedarse en tierra pero no era bueno que viajase sin saber si lo atacarian. Al final, ganó la batalla y embarcó, zarpando sin un rumbo fijo. Los siguientes siete meses fueron tranquilos, pero la desesperació momentanea de Kath por no saber ser madre no solo le provocó un parto prematuro al mes siguiente, sino que preferia no mirar a la niña que nació. Solo Maia la ayudo en ese duro momento, pues su agresividad mantenía a todos alejados. De forma que la pequeña nació en el camarote de Kath sin más ayuda que la contramaestre, quien obligó a la capitana a mirar y cuidar de la niña, a la que, una semana despues, seguía sin acercarse. Tal fue la insistencia de Maia, que Kath solo tardó semana y media en empezar a alimentar y cuidar al pequeño miembro de la tripulación. Entre todos buscaron un nombre y, despues de una trifulca por saber si la madre de tal era prostituta, decidieron que Lily era un bonito nombre para ella. Nadie se atrevió a preguntar por el apellido que llevaria, pues la mención al padre de Lily era casi condena a muerte. Con el tiempo y la ayuda tanto de "tia Mai" como de "papi Will" Lily se fue desarrollando en el barco como una pequeña bribona de rápidos movimientos y astucia impulsados por las enseñanzas y juegos de Mai, que la mantenian viva durante las pequeñas batallas. La busqueda de amir mantuvo a Kath distante durante algo más de un año, pero las continuas atenciones a Lily la hicieron darse cuenta que jamas lo encontraria y que, en caso de seguir asi, la pequeña acabaria siendo carne de cañon, por lo que cesó su deseo de encontrarlo y puso rumbo en ota dirección. Allí donde Maia sorprendió a todos pasaron unos dias para volver de nuevo a poner rumbo al siguiente tesoro.
-Personalidad: Tras 6 años de larga búsqueda, su personalidad se ha ido oscureciendo. Si bien sigue queriendo llevarse bien con su tripulación, y más con Lily por el barco, no acepta ningún movimiento en falso. Un error y fuera. Es más agresiva y mortal que con anterioridad, pero sigue teniendo una gran herida en el corazón, por lo que por las noches no se deja ver, momentos que pasa sola en su camarote. Solo Maia o Lily tienen permiso para molestarla en esos momentos. Protege a su hija frente a todo y sabe que Maia y Will también lo harán, por lo que ambos son parte de la familia de la pequeña, junto a si misma. Es cortante, menos tolerante que en un principio y su alma se ha enfriado. No le afectan las masacres que causa Maia o un cuerpo sin cabeza en la cocina. No acepta menciones de Amir delante de Lily y una simple referencia a él, basta para que la mirada asesina de kath le advierta de que ese no es terreno seguro. [Seirina Mavros] Un ser elegante, de movimientos graciles y voz encantadora. No parece agresiva si no es atacada.
+Personalidad: ??
-Gustos y disgustos: Le gustan las leyendas, el oleaje y movimiento del barco, el oro, el olor de la pólvora y las espadas. Odia que se le adelanten a la hora de conseguir un tesoro, estar prisionera, los dias sin viento (el barco no se mueve), los oficiales de la marina. No saber donde está Lily y no tener noticias de Amir, aunque finja que no le importa.
+Gustos y disgustos: ??
-Otros: No tiene ni idea de cocinar. Ayuda de vez en cuando a su tripulación. Lleva una daga mediana-pequeña, una pistola (de las de la epoca).
-Reputación: +7
-Habilidades:
-Dominio de armas blancas
-Leer y escribir
-Nadar
-...?
-Habilidades especiales:
"El Toque de Nereida", si tus manos estan mojadas con agua de mar, puedes curar heridas con solo tocarlas.
"Canto de Nereida", habilidad involuntaria que solo se activa cuando estas desesperada o en alguna situacion limite, tu voz es capaz de disuadir a cualquier hombre de su ira.
+Habilidades especiales:
"Afinidad Oscura", es capaz de percibir la oscuridad en los corazones de aquellos que la albergan
"Beso de la Ninfa", besando a un oponente despierta la oscuridad en su corazon (si es que la tiene) y este se vuelve su aliado, aumentando todas sus caracteristicas en 10 mientras dure el hechizo
-Caracteristicas:
 ·Vigor = 18
 ·Destreza = 18
 ·Constitución = 13
 ·Inteligencia = 19
 ·Sabiduría = 18
 ·Carisma = 17
+Características en Seirina Mavros +10 en todo.
-Equipo: Pistola recién recargada. Espada.
Sonreí un poco, levemente sonrojada a Amir cuando aseguró que todo se arreglaria, pues tuve la impresión de que en sus ojos brillaba una luz diferente a la que había en el barco, seguramente por la distancia con la batalla. Me dio la impresión que ya no le molestaba tanto que Lily llamase papá a Will, sus músculos no se habían tensado, ni parecía atento a ellos como antes, lo que en parte me tranquilizó, pero tambien llegaba a extrañarme. No quise darle demasiada importancia, asi que tan solo escuché la forma que usó para escapar de la peticion de Lily. Ella lo miró confundida, me miró y despues inclinó la cabeza a un lado.
-Mamá me dijo que ella tenia a papá antes de esos años -Gruñó decepcionada, haciendo que me preguntase en qué momento le había dicho yo eso. Me agaché a ponerle bien las coletas, mientras ella se enfrentaba a Amir, incluso cruzandose de brazos tal como hacia yo, cuando este le aseguró que estaria con ella hasta ese momento -Pues claro, eres de mi tripulación, ¡los piratas de Lily Saleh! -Rápidamente se tapó la boca, mirándome con culpabilidad -Lo siento, mamá, no llores -Pese a que no dije nada, ella corrió a abrazarme, tal como hacía siempre que mencionaba de alguna forma a su padre, asegurándome que había sido sin querer y que no volvería a pasar. La abracé pero cuando iba a hablar, escuché los gritos de Blackboot que se acercaba a la orilla en un bote. Lilya también miró, pero Amir la distrajo rápidamente, recordandole el tesoro de Bodvar. Me miró, entre preocupada y emocionada, como pidiendome permiso para ir, pero no queriendo dejarme sola. La abracé, dandole un beso en la frente antes de ponerme en pie de nuevo.
-Estaré bien, sirenita, tengo que ayudar a un... aliado -Ella miró al bote, segjramente preguntandose a quién me refería. Más convencida, tomó la mano de Amir, aún con la mirada en otro lugar. Noté la mano de ambos de repente, mirandolos alternativamente. Sonreí un poco y me solté, primero de Amir y luego de Lily.
-Si no os dais prisa ire y me lo quedaré yo -Sabiendo que no era un farol, Lily exclamó, negandose a que se lo robase, y tiró de Amir sin mucho resultado. Este la subió a sus hombros y se alejó, con la niña señalando en direcciones aleatorias, probablemente gritando cosas sobre levar anclas y zarpar. Por mi parte, fui corriendo a ayudar, al igual que muchos, Will entre ellos. Uno de los hombre que había en el bote estaba gravemente herido, con un trozo de madera atravesandolo. Di órdenes de que movieran al resto de heridos, exceptuando a ese, esperando que la chica que habia salvado a Davy estuviera cerca.
-¡Meted em bote en la arena, que no lo mueva la marea! -Exclamé, designando un par de tripulantes que fueran a por víveres, agua limpia y trapos. Alguien me dijo que Sam, la curandera que se había ocupado de Davy no estaba. Dudaba mucho que hubiera tiempo de esperar a encontrarla, pero no se me ocurría qué más hacer. ¿Intentaba salvarlo o esperaba una idea mejor? Busqué a Dulce con la mirada, esperando poder comentarlo con ella. Un quejido me hizo perder el hilo de mis pensamientos y me decidí a actuar. Prefería intentarlo a que muriera sin mover un dedo.
-Sujetadlo -Le ordené a Blackboot y a un par de tripulantes cercanos. Me acerque a la orilla, llene el gorro con agua y volví al lado. Con sumo cuidado, retiré el trozo de madera que tenía clavado, quitándole todos los trozos que logré ver y me mojé las manos antes de ponerlas sobre su herida, aguantando la respiración intentando centrar en ella todo mi poder, el cual seguía sin comprender.



Última edición por Adamaris el Jue Oct 11, 2018 10:50 am, editado 1 vez


_________________

Ver perfil de usuario

FICHA SCHEHEREZADE:

-Nombre: Scheherezade, “The Crimson Cobra” (Schehr para los amigos xD)

-Edad: 27


-Nacionalidad: De ascendencia persa, Scheherezade no posee nacionalidad en sí, ya que su familia migraba constantemente de una zona a otra.


-Imagen: De complexión curvilínea, vientre plano  y estatura promedio, muestra su atlético cuerpo, especialmente orgullosa de sus piernas, largas y tonificadas. Su cabello es de color castaño, levemente ondulado y aclarado por el salitre del ambiente marino; raramente se lo recoge, ya que le agrada más llevarlo suelto. Las facciones de su rostro delatan su procedencia genética; ojos grandes y almendrados, mirada intensa y de un verde que evoca al océano mismo. Cejas angulares, pómulos ligeramente prominentes, labios carnosos y piel trigueña. 
Vestimenta: Camisa blanca de lino con mangas amplias, que ajustan en las muñecas, y cuello holgado; el escote se cierne gracias a una cinta roja cruzada en el pecho. Corsé underburst fabricado en satén negro y adornado con brocados de oro, ceñido a la cintura. Raído y deshilachado fajín de tela rústica, anudado a la cadera por un lado, cruzado por dos cinturones de cuero ancho, cerrados por hebillas de plata vieja y desgastada con tallado de ornamentas florales. Bandolera marrón de cuero labrado con motivos de flor de lis, adornado con hebilla de serpiente entrelazada en un marco de plata, tahalí y cartuchera en mismo material. Calzón de montar de algodón negro, abotonado en los laterales de las perneras, y botas altas de cuero negro y gastado. Casaca larga de terciopelo adamascado carmesí  con divisa negra en solapa, vuelta y collarín, con alamares negros y botones de latón dorado, amplias bocamangas negras con galón dorado.

-Capitana: Dulce


-Antigua Profesión: Administradora de un prostíbulo.


-Historia: Scheherezade nació en el seno de una indigente comunidad romaní, exiliada de sus tierras por la corona inglesa. El único recuerdo que posee de su infancia es la constante migración de una zona a otra, el hambre y la pobreza, hasta haber cumplido su noveno año, cuando fue finalmente vendida a un burdel español. Allí fue blanco de malos tratos y abusos por parte de su dueño y las mismas prostitutas, quienes la utilizaban de esclava en la limpieza y mantenimiento del sucio establecimiento, escondido en las afueras de la ciudad y frecuentado asiduamente por marineros de toda clase y nacionalidad. Pronto comprendió que la única chance en sus manos para poder sobrevivir en ese ambiente era carisma que le proveyera de la simpatía por parte de la clientela. Montó un espectáculo, consiguiendo la aceptación de su repulsivo público, ganándose cierto afecto, y se prometió a sí misma que jamás sería tocada por las grasientas manos de ninguno de aquellos cerdos lascivos. 
Transcurrieron 5 años, su cuerpo había cambiado, su rostro reflejaba la dureza de la experiencia, aquella inocencia infantil se había esfumado en el aire fétido del burdel, y era la noche en que dejaría de ser una simple empleada para saldar su deuda, como una prostituta más. Su exótica belleza había atraído un sinnúmero de cortejadores, dispuestos a pagar por su virginidad, y así fue como el dueño del prostíbulo la vendió al mejor postor: un holandés, contramaestre de una embarcación que había arribado a puerto español días antes. Pero, algo, igual de extraordinario que nefasto, ocurrió aquella noche. Antes de que su adquiridor pudiese siquiera tocar a la temblorosa niña, empezó a gritar y maldecir, sacudiéndose una carga imaginaria sobre su espalda, luego su cara se tornó de rojo carmesí a azul purpúreo, para caer desplomado a sus pies después de unos segundos. Ella cayó de rodillas frente al cuerpo inerte de aquel holandés, para ver atónita, como una pequeña serpiente se escabullía a través del cuello de la sucia camisa del marinero, y se posaba apaciblemente sobre su regazo.  Supo enseguida que aquello había sido un regalo de los dioses y sólo lo aceptó, agradecida.
Su arma secreta la ayudó a vengarse de aquel hombre que la había vendido, se hizo de la fortuna de los amantes que la cortejaban así como del mismo burdel y lo convirtió en un prostíbulo de renombre al cual asistía sólo la élite de la clase española. Pero su riqueza se vio destruida por la llegada de las tropas inglesas, quienes descubrieron el sinnúmero de asesinatos que había cometido, y debió huir con lo poco que pudo acarrear.

-Personalidad: Ambiciosa y avara, no haría nada que no le proveyera alguna ganancia o riqueza. Es calculadora, maliciosa y cruel. Se esconde tras una fachada complaciente por conveniencia y es sumamente selectiva a la hora de escoger a las personas que la rodean. Deja sus sentimientos en segundo plano ante la búsqueda de bienes materiales, puede ser muy despiadada, pero no le gusta ensuciarse las manos ya que siempre encuentra a alguien que lo haga por ella. Nunca ha recibido muestras de afecto, debido a esto no sabe reaccionar más que con palabras y acciones hirientes a las personas que intentan acercársele, sin tener remordimiento alguno hacia ellos. Tramposa en las apuestas y poseedora de un agudo sentido del entorno, siempre logra sacar provecho de las situaciones en las que se ve envuelta. Sabe que su punto débil es su falta de fuerza física, pero es consciente de que no es una persona común y corriente gracias a ciertos sucesos inexplicables ocurridos en el pasado.

-Gustos: 
Los objetos brillantes, el oro y las joyas, el mar y los misterios que lo rodean. Apuestas y juegos de azar. Lugares excéntricos y exóticos. Es una mujer de excesos, todo lo prefiere a lo grande y pagado por otro.
-Disgustos: 
Ser despreciada. Vestimenta y comida barata. Personas que hablen demasiado. Tiene especial asco a las ratas y alimañas que rondan los barcos.

-Otros: La serpiente de su historia resultó ser una cobra que se esconde entre sus ropas. De allí surge su apodo, ya que mataba a sus clientes con el veneno del animal, el cual parece entender a su dueña y obedecerla como una mascota. La sangre que lleva en las venas proviene de generaciones antiguas de hechiceros y brujos, gracias a esto y sin darse cuenta, desgracias caen sobre las personas que se ganan su odio.

-Características (25 puntos a distribuir):
Vigor = 8
Destreza = 8 +3 = 11
Constitución = 8 +1 = 9
Inteligencia = 8 +7 = 15
Sabiduría = 8 +7 = 15
Carisma = 8 +7 = 15


-Habilidades Básicas: 
-ESCUCHAR
-DOMINIO ARMAS BLANCAS
-DOMINIO ARMAS FUEGO
-LEER Y ESCRIBIR

-Habilidades Especiales: 

-Equipo: Estoque robado a una de sus víctimas, cuchillo de mano escondido en el fajín, balas.

- Color de roleo: c73030


Los sucesos ocurrían rápidamente frente a mis ojos dejando en evidencia mi notoria inutilidad en momentos de guerra. Intenté ayudar lo más que pude en lo que me era solicitado, evitando y/o delegando la gran mayoría de mis tareas al fingir un mareo invalidante que me incapacitaba a llevarlas a cabo. Después de todo, yo jamás me había considerado a mi misma un peón que sigue órdenes, mucho menos si éstas conllevaban esfuerzo físico por mi parte. Con lo cual tras unos minutos me limité a buscar refugio en las bodegas durante lo que se extendiese aquella persecución, rogando no ser obligada a luchar.

Cuando noté que el navío cambiaba su rumbo, corrí escaleras arriba y asomé mi cabeza a través de la escotilla que daba hacia la cubierta, descubriendo que el capitán se había dispuesto a socorrer a los heridos de una nave más pequeña y aparentemente destruida por los ingleses. No hubiera supuesto un contratiempo de no ser que se arrojó al mar - dejando la gran fragata en manos de nadie - para llevar a los sobrevivientes a la playa en busca de asistencia médica, como si fuese a encontrarla. Suspiré con resignación. ¿Qué debería hacer en ese momento? Sabía que en aquella fragata no había mucho de valor, ni tampoco podría timonearla por mi misma, como sea que se hiciera aquello, para escapar de allí con algo tangible que vender en otro puerto. Tal vez si volviese a la isla - más precisamente a la fortaleza del ahora difunto “Bodvar” - lograse hallar oro suficiente para abandonar de una vez la condición actual de inferioridad en la que me encontraba sumida.

Con aquella idea en mente, corrí hacia los esquifes que comenzaban a adentrarse en el mar y me dispuse a seguir la comitiva rumbo a la costa en donde - cuidando que nadie notase mi huída - me escabullí dentro del bosque, recordando el camino que habíamos tomado durante nuestra expedición hacia el burdel.



Última edición por Leidana el Mar Oct 09, 2018 12:53 am, editado 1 vez


_________________


•  INSCRIPCIONES  •


•  ROL •

Ver perfil de usuario

Spoiler:

-Nombre:
Dayron Cabrera

-Edad:
23 años

-Nacionalidad:
De alguna isla del caribe

-Capitan:
Katherine Campbell

-Antigua Profesión:
Un mero ladrón

-Imagen:

Un muchacho bastante alto, midiendo así aproximadamente 1.84m y con un peso que va a corde con su atletica musculatura. Posee una tez morena y lisa, que tan solo posee una marca distintiva en una zona de su cuerpo. Se trata de su brazo izquierdo el cual tiene un extenso tatuaje en marrón oscuro de un dragón que se enrolla por toda la extremidad hasta terminar con su cabeza en el omóplato del mismo lado.

Las facciones de su rostro son angulosas, teniendo así una barbilla definida y mandibula marcada, más aún así posee pómulos suavizados que le dan cierta calma a sus duras expresiones. Posee una nariz recta, labios finos y ojos un tanto pequeños ligeramente rasgados hacia arriba, sus orbes estan tintados de un brillante y atrapante color ambar. Sobre su cabeza descanza una abundante cabellera castaño oscuro de corte desiguales y mechones que se peinan en cualquier dirección, este es ligeramente largo llegando a sobrepasar apenas uno de sus hombros, teniendo finalmente cerca de las puntas un color un poco más claro que el resto.

Su forma de vestir es sencilla y poco llamativa, suele utilizar una camiseta de mangas cortas de color blanco, un pantalón negro, zapatos de igual color, una cinta violeta atada en la zona de su cadera y a veces, cuando siente un poco de frio, suele ponerse un abrigo de color oscuro el cual dobla sus mangas hasta sus codos además de que cubre sus manos con un par de guantes. En su cuello siempre portará un collar que sostiene una pequeña gema dorada.

Spoiler:




-Historia:

Nacido en una pequeña isla del mar caribeño dentro de una familia muy pobre compuesta por sus padres y un enfermizo hermano menor. Su vida básicamente transcurrió agotadora y triste, día a día tenía que ver como su padre practicamente se rompía la espalda trabajando tratando de conseguir algo de dinero para alimentar a su familia, mientras que su madre gastaba sus energías en tratar de mantener sano a su inestable hermanito, un niño quién caía de enfermedad en enfermedad cada dos por tres al ser alguien de contextura muy débil. Desde jóven, Dayron tuvo que acoplarse al trabajo de tala de árboles junto a su progenitor, claramente no era una tarea que le gustase mucho pero mientras ésta le proporcionara alguna que otra moneda extra al bolsillo no tenía mucho de que quejarse.

Pero aquello cambió cuando de un día a otro, el jefe que proporcionaba tal trabajo decidió despedirlos a todos. Ese iba a ser el fin de su familia y de su vida, sin dinero no había comida, ni ropa, ni intentos de medicina para su hermano... no había nada. Dayron estaba enojado... no no... ¡furioso!, era inconcebible que aquel hombre les arrebatara el trabajo a tanta gente que estaba en su misma situación, aquello no podía ser.... ese hombre tenía que pagarlo de alguna manera. Con tan solo 15 años de edad comenzó a planear lo que futuramente sería su nuevo "rubro laboral", él junto con algunos otros ex-trabajadores se unieron para idear un plan para darle un escarmiento, y aquello era quitarle todo... oro, joyas, ropas finas, lo que fuese para dejarlo en la miseria. Y así fue, poco tiempo después el plan se concretó con éxito, y es más, el grupo siguió unido y crearon su propia ideología de que cualquier persona rica tenía que pagar y quedarse sin nada.

"La órden del dragón" comenzaron a llamarse pocos meses después gracias a viejas leyendas de otros lejanos países que llegaron a los oidos de los "jefes" de dicho grupo de ladrones y captaron su atención, ya que éste ser era un simbolismo de fuerza, vida, inmenso poder y hasta incluso prosperidad, por lo que pronto dentro del grupo se decretó que todos debían llevar la "marca en su piel", así fue como se ganó su tatuaje el jóven moreno de ojos ambar. Así fue como pasó el tiempo y comenzó a ser cada vez mejor en aquel nuevo "trabajo" de tan baja reputación. A todo esto, su familia no lo sabía, a base de pequeñas mentiras, estos creían que el jóven Dayron había conseguido un puesto como ayudante en una taberna, no podían saber la verdad de su vida... iba a ser deshonroso.

En fin, pasaron muchos años hasta que un día sintió que todo lo que hacía no era suficiente, de los repartos del motín conseguido cada noche, el jóven conseguía la menor parte y claramente aquello no era justo siendo que él fue uno de los primeros en sacar a relucir la idea de crear dicho grupo de ladrones pero, al parecer, a nadie le importaba eso, porque claro, todos allí eran unos malditos egoistas. Es por esto que decidió hacer un cambio, esperó a que su padre consiguiera un nuevo empleo para luego, guiado por las leyendas de tesoros escondidos en el mundo, decidió desaparecer de su hogar y unirse inmediatamente a un grupo de piratas. A lo mejor así, algún día iba a poder coseguir la recompenza que merecían él y su pobre familia.  

-Personalidad:

Es un jóven que posee el mismo carisma de una piedra, se lo podría catalogar como alguien silencioso, un tanto frio y desinteresado con el resto de las personas que le rodean (aunque no es tan así). Es una persona muy fácil de hacer enojar y que suelte insultos por doquier pero así mismo, también es un tanto fácil hacer que regrese a su estado neutro y calmo de siempre. Se podría decir que también es un tanto rebelde, ya que acatar órdenes no es precisamente algo que le agrade mucho, pero si ve que no le queda de otra, obedecerá sin rechistar ya que considera que mantener su cuello sano es mucho más importante que cualquier otra cosa.

Es alguien que cree al 100% en sus ideales y no dejará que alguien le haga creer que las decisiones que toma en su vida son malas o poco acertadas. También es terco como una mula, cuando algo se le mete a la cabeza y considera que tiene que compartirlo con el resto, hará todo lo necesario para hacerles creer que su pensamiento es más válido e importante que el de los demás, llegando incluso a dar argumentos que por lo general son algo idiotas debido a la falta de imaginación para esos casos.

Usualmente oculta sus sentimientos bajo aquella frívola mirada que tiene para observar al mundo. Cree con certeza que si algún día llega a mostrarse verdaderamente como se siente puede llegar a ser algún punto débil en su vida y aquello podría traerle duras consecuencias, pero ¡eh! no se crean que es tan duro como una roca, de vez en cuando se le olvida aquel detalle y es posible que hasta incluso muestre una sonrisa pintada en sus labios... y cuando aquello ocurra pidan un deseo porque no suele suceder amenudo.

-Gustos:
- La calma.
- Estar despierto de noche.
- Las frutas jugosas.
- El oro, las joyas, fortuna, etc.
- Conocer lugares nuevos.

-Disgustos:
- Demasiado griterío.
- Dormir de día.
- Que indaguen en su vida personal y traten de adivinar que cosas piensa.
- Ser despreciado en cualquier sentido.
- Le irrita la gente que siempre quiere llamar la atención.

-Otros:

- Suele estar más somnoliento de día, soltando bostezos de aquí a allá. Esto se debe a que está más acostumbrado a vivir de noche debido a la cantidad de años que ha estado robando a la luz de la luna.
- Es ambidiestro.
- Lastimosamente sus habilidades en combate no son tan buenas, pero si se requiere de un trabajo en el que se necesita ser sumamente sigiloso, Dayron es el indicado.
- Es bastante supersticioso.

-Características:

- Vigor = 12
- Destreza = 18
- Constitución = 12
- Inteligencia = 12
- Sabiduría = 11
- Carisma = 8


-Habilidades Básicas:
- Sigilo
- Buscar
- Observar
- Dominio armas blancas

-Habilidades Especiales:
*Soon*

-Equipo:
- Una daga oculta en su cintura.
- Un sable.
- Comida (?)

-Color de roleo: # a6463d

/The end/
~The sea~


Tal vez nunca debió irse de su hogar.

Tal vez nunca debió dejar a su familia.

Tal vez nunca debió dejar de hurtar y ganar lo poco que podía para comprar la medicina de su pequeño hermano.

Solo... tal vez....

El barco en el que se transportaba se mecía con brusquedad sobre el oleaje, sus compañeros se encontraban nerviosos y completamente atareados. Estaban siendo perseguidos. El navío no era lo suficientemente rápido para escapar de las garras de sus enemigos y a Dayron le hubiese encantado ayudar si no fuera porque uno de sus brazos yacía inerte envuelto por un sucio y raído trozo de tela. Suspiro con desgano para luego llevar su ambarina mirada en dirección al cielo, se sentía cansado y sumamente adolorido... ¿Cuando terminaría todo aquello?

-¡Capitán!- exclamó el moreno amigo de John, nervioso el caribeño llevó su mirada en dirección a los problemas, el barco enemigo estaba realizando una impresionante maniobra al arrojar el ancla y posicionarse con todos sus cañones de frente.

Este era el fin.

Los ojos de Cabrera se abrieron como dos enormes platos ante la sorpresa y antes de que pudiera reaccionar lo último que escuchó fue la voz de John gritar seguido de decenas de explosiones. El barco se sacudió violentamente y trozos de madera volaron a su alrededor, el propio cuerpo del muchacho salió despedido ante el impacto varios metros sobre la cubierta. Cayó duramente sobre un trozo de tabla partido el cual se le encajó de lleno en la boca del estómago, justo debajo de su corazón. No pudo gritar, su voz había quedado sellada dentro de su garganta. Torpemente intentó ponerse de pié, tambaleante e indefenso... con mucho miedo. Una segunda sacudida y la inclinación del navío hicieron que se tropezara contra una barandilla quebrada y cayera al mar.

Cientos de burbujas se arremolinaban a su alrededor, se sentía totalmente perdido. Los gritos de los aliados piratas eran amortiguados por el agua que se filtraba por sus oídos. A su lado, cientos de pequeños trozos de madera y metal se zambullían con él. Intentó en vano nadar hacia la superficie pero apenas hizo un movimiento la madera clavada en su abdomen hizo de las suyas provocandole un profundo dolor.

Se hundió lentamente mientras un hilo de agua se tenía de color vino y ascendía en dirección al cielo, lugar al que Dayron no iba a poder volver nunca jamás. Relajó su cuerpo y cerró sus ojos... ¿Así iba a terminar? ¿Ese era el fin? ¿Tan pronto? ¿Tan joven?. Sentía que se mecía con suavidad, el océano lo invitaba a unirse para siempre. Comenzó a faltarle el aire pero la pérdida de sangre hizo de las suyas primero proporcionándole un sueño atroz. Antes de dejar escapar su último suspiro sintió vagamente como algo tomaba con dulzura uno de sus pies y lo jalaba aún más hacia el fondo. Tal vez era solo su imaginación... pero durante un instante... le gustó pensar que se trataba de alguna criatura que quería guiarlo hacia la paz.

....Si tan solo nunca hubiese dejado la isla....

....Su hogar....

*Cuanto lo siento.... hermano....*


_________________


♥ Hikami-Kun ♥







~Believe in MAGIC~


~ I'm strong, I'm brave, I'M A LION ~
Ver perfil de usuario

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 14 de 15.]

Ir a la página : Precedente  1 ... 8 ... 13, 14, 15  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.