La Mazmorra Gris
Actualmente el foro se encuentra en etapa de creación.
Es por eso que muchas cosas pueden no estar terminadas.
La fecha de inicio del rol aun no esta fijada pero puedes conectarte y husmear por el foro todo lo que gustes...
La Mazmorra Gris

Rol, Aventuras, Magia, Batallas, Romance, Fantasía, Rol


No estás conectado. Conéctate o registrate

La Mazmorra Gris » Roles » Skull And Crossbones III: The Key To The Cage [ROL]

Skull And Crossbones III: The Key To The Cage [ROL]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3 ... 10, 11, 12

Ir abajo  Mensaje [Página 12 de 12.]

Recuerdo del primer mensaje :

Skull And Crossbones
The Key To The Cage



SIRENIS


Tripulacion:
-Capitana: Katherine Campbell
-Contramaestre: Maia Twiin
-William Black
-Sebastian Ojo de Luna
-Samantha Aldrich
-Lily Salleh Campbell
-Francis Bonnefoy
-Dayron Cabrera
Intro:
El mar, de nuevo en calma. Una calma que precede a la tormenta. Desde cubierta podía notar el sol brillante en el horizonte, calentando el aire y despertando a las aves.  La tripulación estaba agitada pues por fin teniamos acción despues de un par de días navegando.
Por fin, esa mañana, la capitana Kath nos despertó a gritos. ¡Teniamos rumbo! Los vítores recorrieron los camarotes de la tripulación y los animos volvieron a levantar sus cansados cuerpos. El movimiento volvió a surgir en el navio.
Hacía tiempo que nos habíamos acostumbrado al Sirenis aunque había pasado ya tiempo de aquella batalla. Miré a la pequeña Lily siguiendo a su tía y a Kath llevando el timón mientras el timonel se despertaba lo suficiente para poder manejarlo.
Antes de llegar a nuestro destino, Kath se enderezó, separandose del mastil donde estaba apoyada hasta hacía un momento. Era hora de sumergirnos. Ya nadie reaccionaba a aquello, aunque la primera vez más de uno casi se muere del susto. Sonreí al recordarlo y me puse en mi puesto. Bajo la superficie, el agua no tocaba nuestra cubierta. Los peces se apartaban nerviosos a nuestro paso y la luz del sol se distorsionaba con el movimiento de las olas. Maia entrenaba bajo la atenta mirada de Lily, que esperaba entusiasmada su turno de mostrar nuevas habilidades. Kath, en cambio, se mantenía separada del grupo. Fui hasta ella y le aparté el pelo de la cara. Me miró y buscó a su hija con la mirada.
-Solo te ví distraida -
Suspiró y se fue a actuar de capitana, guiando nuestro camino. Desde donde estaba pude ver los cascos de los barcos que pasabamos por debajo, aunque no tardaríamos en salir a la superficie, pues aunque eramos casi intocables bajo el agua, la isla de Tortuga se mantenía en la superficie.
Viramos para escondernos de los ingleses que vigilaban las orillas y entramos por una cala menos vigilada. Tras desembarcar un grupo, el barco volvió a desaparecer. Si nos encontraban, lo mejor sería que no supieran como habíamos llegado. Sin ninguna indicación, todos sabíamos donde íbamos: La hija del capitán, la última guarida pirata.
Nadie debía vernos, nadie podía alertar. Todos aquellos que se atrevieron a interponerse perdieron la oportunidad de huir al sobrevalorar sus habilidades y burlarse de las chicas. Kath y Maia aún seguían reglar diferentes, pero ambas mataban sin piedad, una por diversión, la otra por proteger, pero de ambas espadas caían gotas de sangre aún caliente de los idiotas que intentaron pararlas.
Maia abrió rápidamente la puerta de la taberna y en un momento todos desaparecimos de la vista en su interior. La pequeña Lily parecía divertirse sin enterarse de lo que ocurría mientras su madre se abría paso bruscamente en dirección a la barra, apartando a los que le tapaban el camino. Miré a ambas mujeres, siguiendolas cuidando que nadie tocase a Lily, o lo siguiente que rodaria por el suelo sería mi cabeza, pues no solo la capitana era agresiva con ese tema. Me costó un poco llegar a la barra pero por fin conseguí alcanzarlas. Allí empezamos a ocupar poco a poco la zona. Senté a Lily al lado de Mai, mientras la pequeña le enseñaba orgullosa la bolsita de dinero que le había cogido a uno de los borrachos del camino. Una pequeña sonrisa asomó en el rostro de Maia, que parecía solo tener gestos amables para ella, y con una leve señal de aprobación consiguió que Lily se riese y viniera a contármelo. Mientras fingía hacerle caso, me fijé en que Kath se subía a la barra de un salto y se ponía de pie sobre esta. Ya no sonreía, nunca, al menos que la vieramos. Había cambiado, todos habiamos cambiado en esos seis años y más aún con lo ocurrido en Tortuga. Pero esa noche todo se acababa. Uno de nuestros "queridos" parroquianos cometió el error de gritarle obscenidades a la capitana, que lo miró con asco. No hizo falta mas que un gesto para que Maia adelantase un par de pasos, lo justo para que su arma lo atravesase de lado a lado, los que se habían adelantado a por él volvieron a su sitio. Después retorció para sacar y se sentó de nuevo junto a mi y a Lily, que aplaudía a la tia Maia por espantar a los monstruos. Mi mirada se cruzó con la de Kath, en donde pude ver de nuevo tristeza, como siempre, desde hacía años. Pero yo ya no sabía que más hacer... ahora que por fin volvía a estar con todos, lo mejor era no presionarla, de modo que solo le sonreí, anímandola a que hablase. -¡Esta situación es ultrajante! -
Exclamó, alzando la voz sobre los ruidos propios de una taberna, llamando la atención de los que aún no se habían dado cuenta de su presencia
-Cómo puede ser, ¡que nosotros! ¡¡piratas!! ¡las personas más temidas antaño en la armada! Estemos recluidas en este lugar como sucias ratas! Presumimos orgullosos de nuestra bandera, de nuestras velas, de nuestros barcos, pero nos escondemos en el fondo de una apestosa taberna cuando más deberiamos levar anclar y volver a surcar los mares -
Muchos alzaron la vista de sus jarras para mirarla
-pero no, es más fácil murmurar el odio que le tenemos a los que hasta ahora nunca se habían atrevido a coaccionarnos. Nuestros hermanos de batallas ahora reposan en el fondo del mar, lanzados al amparo de Davy Jones por un grupo de perros sarnosos. ¿Acaso ellos, con sus trajes rojos totalmente impolutos, son más fieros que nosotros? ¡¡SOMOS PIRATAS!! A nuestras espaldas cargamos con cientos ¡MILES! de cuerpos sin vida de aquellos que osaron cruzarse en nuestro camino! Alzemos las banderas traigamos la muerte de nuevo a este mar, la memoria de todos nuestros tripulantes sigue viva! Solo hay tres liquidos que ansiemos, el mar para navegar! el ron para calmar nuestros males y ¡la sangre de nuestros enemigos! -
Exclamó finalmente, alzando su espada, logrando con ello que el furor de los demás, que poco a poco había llenado sus corazones extallase, haciendolos levantarse y rugir como hacia tiempo que no había visto en aquel lugar dejado de la mano de dios. Miré a Kath, que por más que compartía el sentimiento con todos, no parecía entusiasmada. Bajó de un salto de la barra y se tomó un trago de su jarra.

Los gritos alarmaron a invitados no bienvenidos, que entraron en la taberna como furias, acercandose a quien había causado tanto escándalo, facilmente localizable por el espacio que había a su alrededor. Cogió a Katherine por el cuello de su ropa y la levantó delante suyo, aunque no consiguió despegarla del suelo. Preguntó en un tono irrespetuoso si acaso no habían dejado claro que nada de reuniones. Varios de los que había allí se sentaron de nuevo, parecían controlados por las palabras de aquel hombre.
-No deberias tocar así a una dama -
Dije con calma, viendo como Kath le mantenía la mirada con fiereza
-Podría salirte el tiro por la culata -
Le advertí, aunque prefirió no hacerme caso. Suspiré cuando la espada de Maia cortó la muñeca del hombre como si se tratase de un muñeco.
El dolor tardó en llevar a su cerebro, pero para entonces, otras tres espadas atravesaban su estómago. La de Maia, la de Kath y la mia.  Un grito de dolor y lamento en aquella alma perdida alertó al resto de su batallón, pero la capitana ya contaba con ello. Hora de irse.
-¡Piratas! -
Gritó Kath, cogiendo a Lily y dandomela
-¡Preparaos para la batalla! ¡Destruyamos estas cadenas y abrámonos paso a la libertad! -
La puerta se abrió. El pobre inglés que lo hizo solo se vió venir encima una jauría de perros de agua furiosos y listos para morir por su bien más preciado. Volvimos hacía nuestro barco, llevandonos a todos los que ansiaban el mar tras nuestros pasos.
Autoras: Capitanas Adamaris y Kairiki


OFF: Son las 23:00, una húmeda brisa anuncia que una tormenta se acerca. Atraviesan las puertas de la taberna e irrumpen lanzando eufóricos gritos de guerra a las calles de la isla, unos pocos soldados se acercan atraídos por el alboroto. Al nor-este se encuentra la base militar de la armada británica, donde se encuentran la mayoría de los soldados, al sur-este se encuentra el puerto, resguardado por 4 guardias de sacos rojos. Aunque no saben cuantos soldados hay en la base, podrían sorprenderlos ya que a estas horas se encuentran durmiendo, aunque si fallan podrían perder su única oportunidad de escapar de la isla y hasta su libertad. El camino hacia el barco parece despejado, y ya que conocen el paradero del tesoro del oleaje rojo (una isla llamada Ábaco, ubicada al norte) quizás sea mas prudente embarcar cuanto antes.


GAUDIUM


Tripulacion:
-Capitana: Dulce
-Contramaestre: Davy Van Bockholt
-Oscar Del Valle
-Andrea Campos
-Scheherezade
Intro:
El majestuoso navío se abría paso lentamente por el embravecido océano, enfrentando temerario a las olas que lo embestían airadas, olas, que luego se transformaban en una nube de diminutas gotas de agua y espuma que acariciaba el calmado rostro de su capitana, erguida impasible en el puente con la vista fija en el horizonte. Los años habían borrado de su temple el miedo y la inseguridad que las cadenas y el látigo habían inculcado durante su vida de esclava, y aunque aun poseía un espíritu noble, su carácter ya no era el de la endeble niña dedicada a cumplir con los deseos de su amo. Los miembros tripulación, algo nerviosos por la tormenta, la observaban expectantes, pero sabían que bajo su mando estaban a salvo. Habían sido testigos de los "hechizos" que Dulce era capaz de realizar, durante 6 años la habían seguido a donde sus visiones la guiaban, aprendiendo acerca del extraño poder que los vientos habían confiado sobre ella, y como usarlo para doblegar a las hordas de muertos que infestaban los mares, amenazando con extinguir a cualquier pirata que no se les uniera. Bajo su mando habían enfrentado y vencido a cientos de piratas muertos, devolviéndolos al infierno del que habían salido.
Pero el "Ángel de Alta mar", como comenzaban a llamarla los pobres diablos a los que rescataba de Bodvar, no podría haber sobrevivido a la dura vida que ahora demandaba ser un pirata, no sin su contramaestre y protector, el joven irlandés de cabellos blancos
-¡Si quieres matarme, lanza tus rayos a mi espada, maldita!-
Los gritos se oian desde la cima del palo mayor, donde Davy desafiaba a la tormenta lanzando, entre carcajadas, sablazos a la nada. Un trueno resono a unos metros en estribor.
-¡Ha! ¡Fallaste de nuevo!-
El joven envaino las espadas y se dejo caer, sujetándose en el aire de uno de los cabos, luego de otro, y después de dar un giro cayo parado inclinandose apenas por la inercia de la caída. Los tripulantes se inquietaron cuando el contramaestre paso entre ellos, para pararse junto a la capitana en el puente. Se dice que el Gaudium examina las almas de quienes intentan abordarlo, solamente permitiendo que aquellos de corazón puro puedan tripularlo...pero nadie entendía como al "Demonio Blanco", el asesino mas sádico y terrible de los 7 mares, le habia permitido la entrada. Algunos creian que el barco lo eligio para proteger a Dulce, otros dicen que en su locura, el chico en realidad poseia un alma pura, siendo inconsciente de su maldad.
-¿Falta mucho capitana? no hay mucho para hacer en un barco que se tripula solo y comienzo a aburrirme-
Dijo Davy rascándose la cabeza, Dulce le dedico una agradable sonrisa
-Ya solo unas millas mas, no te preocupes-
La joven se volvió a mirar hacia el horizonte
-Y por lo que he visto, tendrás mucha diversión en la isla-
Davy lanzo un grito de alegría, desenvaino sus espadas y las afilo rozandolas varias veces, mientras se volvía a la tripulación
-¡Vamos holgazanes!, ¡a entrenar! ¡no crean que sus abra kadabra alcanzaran para hundir a Bodvar!-
Grito mientras se paraba en el centro del barco esperando que toda la tripulación lo atacara, pero antes de que pudieran comenzar se oyó el grito de uno de los marineros
-¡Tierra a la vista!-


OFF: Son las 23:00, y la tormenta aun arrecia contra las playas caribeñas. Arriban por la costa sur-este a la isla que Dulce había visto en sus visiones, nunca la han explorado, por lo que no saben nada de ella. Deberán elegir si pasar la noche en la costa frente a la que se extiende una densa y espesa selva, recorrer la costa hacia el norte o hacia el oeste, o, si se sienten con suerte, adentrarse en la espesura. Dulce solo sabe que debe buscar "la isla en la isla", sin saber que es lo que significa

Ver perfil de usuario


Davy Van Bockholt:
-Nombre: Davy Van Bockholt

-Edad: 26 años

-Nacionalidad: Irlandes

-Capitan: Dulce

-Antigua Profesión: Decorador de interiores

-Imagen: Mide unos 1.82, de contextura musculosa, su palida piel se encuentra cubierta de cicatrices que manifiestan su amor por las batallas. Una sonrisa sincera y divertida adorna casi siempre su rostro, enmarcado por mechones desparejos de cabello blanco que caen hasta sus hombros. Viste el uniforme de un comandante de la marina que sucumbio bajo sus machetes, cree que su cargo de contramaestre demanda una vestimenta apropiada, aunque el desgastado atuendo aun lleva las manchas de sangre de su antiguo dueño y se encuentra lejos de ser decoroso.


-Historia:
Nacio en el mar, su madre dio a luz a bordo de un navio carguero que se dirigia de irlanda hacia las costas de america; su barco encallo en las costas de una de las islas del caribe, conocida entre los marineros por ser tierra de canibales, nada mas se supo del barco o sus tripulantes.

Años despues un barco pirata busco refugio de la armada inglesa en la misma isla, donde encontraron al niño, ahora de unos 7 años de edad, cantando una cancion de mar mientras intentaba bajar un coco de una palmera.
-¡Bienvenidos a mi isla!-
Exclamo alegremente el muchacho al percatarse de la presencia de los piratas.
El Capitan y sus hombres siguieron al niño a su "hogar" y descubrieron los restos del navio encallado, al parecer los sobrevivientes habian dispuesto una valla defensiva contra los canibales pero esta se encontraba destrozada y cubierta de sangre, al igual que las paredes externas de la nave, en el interior, junto a los cadaveres esparcidos, (con los que Davy aun mantenia animadas conversaciones), el niño habia trazado algunos garabatos usando la sangre como tinta. Guiandose por los dibujos y el conocimiento que poseia acerca de aquellas islas el capitan dedujo los detalles de la tragedia: los nativos de la isla habian sido repelidos por algunos años por los desdichados sobrevivientes, pero al parecer a los marineros se le acabo la polvora y el grupo numericamente inferior termino sucumbiendo ante las lanzas de los salvajes. Al parecer alguna clase de temor reverente hacia el muchacho hizo que los nativos huyeran nuevamente a la selva, Santamaria sabia que los canibales relacionaban el color blanco con la muerte y quizas fue la palida cabellera de Davy la que salvo su vida.

Una joven grumete, cuya vida errante en el oceano nunca le habia dado oportunidad de tener familia, decidio adoptarlo y asi el niño se convirtio en miembro de la tripulacion de Santamaría, el terrible pirata español que mas tarde conspiraria contra la hermandad guiandolos a su muerte.
El niño crecio forjado por el estruendo de los cañones y mecido por la bravura de las olas, pero aunque su madre adoptiva se habia criado entre los mas valientes perros de mar, noto en Davy un sadismo y ausencia de miedo que no era normal.

A pesar de las inquietantes peculiaridades del muchacho, fueron felices juntos por un tiempo, pero los riesgos como bandido en las costas del mediterraneo fueron creciendo exponencialmente cuando los reyes españoles comenzaron a tomar manos en el asunto. Cuando tenia 13 años, durante un ataque, su joven madrastra fue alcanzada por una bala en el pecho y murio al instante; esa tarde los machetes de Davy se abrieron paso entre sus enemigos, desmembrando y arrancando alaridos hasta llegar al fusil que se habia robado a su madre, fue la primera vez que el demonio blanco probo carne humana.

Despues de haber culminado la sangrienta pelea el capitan le ofrecio la oportunidad de abandonar la tripulacion, sabia que aun podia disfrutar de una vida normal en tierra, y sin el cariño de su madre temia por la salud mental del inestable joven...pero el se nego rotundamente -"Mi unica patria la mar.."- cito la famosa cancion entonanda por los bandidos de la costa. El Capitan acepto la decision del muchacho y le encargo el trabajo de mantener las armas afiladas y listas para el abordaje.
Durante sus años de pirata conocio a Katherine y Maia, llegando a quererlas como hermanas, y finalmente en uno de sus abordajes a la joven Dulce, en cuya mirada veia la bondad que la vida nunca le habia demostrado. Encandilado por la luz de la muchacha dedico su vida a protegerla, dejando atras al joven salvaje e inmaduro para convirtiendose en su leal contramaestre.

-Gustos: Ama el mar, las tormentas, navegar bajo la luna, tiene una obsesion por las armas blancas, asustar a sus enemigos gritando o cantando alguna temible cancion pirata, saltar de lugares altos, treparse al mastil, comer en especial las comidas de Dulce, y alguna que otra extremidad seccionada.

-Disgustos: Odia quedarse a cuidar el barco, que lo traten como un crio, los engaños y las mentiras, la traicion, la gente enojada, la gente cobarde.

-Miedos: Tiene un reverente miedo a la magia y a las cosas que no puede entender.

-Otros: Cuando pelea o esta por pelear suele imitar a los animales con una sadica sonrisa y los ojos desmesuradamente abiertos para asustar a sus oponentes.

-Características:
- Vigor = 22
- Destreza = 26
- Constitución = 15
- Inteligencia = 14
- Sabiduría = 8
- Carisma = 8

-Habilidades Básicas:
- Dominio armas blancas
- Dominio de los puños
- Trepar
- Saltar

-Habilidades Especiales:
- Naturaleza Salvaje (lvl 1) Tienes afinidad con los animales, cuando tus instintos afloran en la batalla tu vigor y destreza aumentan aunque tu inteligencia, sabiduria y carisma disminuyen, puedes perder el control.

-Equipo:
- Dos machetes
- ...

- Reputacion: -8
En aquel abrazo sentí el aroma de las flores que adornaban su cabello...junto al del agua marina, la pólvora y la sangre, parecían resumir todas las cosas que amaba en esta vida.
Senti que su mejilla comenzaba a deslizarse, dejando lugar a sus labios...como si quisiera darme un beso, pero no como los amigos o las abuelas, sino como las mamas y los papas...me senti petrificado...la piel continuaba ardiendome y no fui capaz de mover un solo musculo para que mi rostro se enfrentara con el suyo...aun asi cerre los ojos y frunci los labios, pero muy lejos de estar en la posicion correcta mi gesto paso desapercibido...cuando la joven se alejo de mi abrazo senti una tristeza abrumadora...sostuve su mano lo mas que pude pero finalmente deje que se fuera para planificar junto a Kath el ataque....¿Ataque? Una sonrisa se dibujo en mi rostro bajo mis ojos encendidos mas ingleses venian en camino, desenvaine mis machetes y comence a afilarlos rozandolos entre ellos, me pare junto a la capitana mientras daba las ordenes, escrutando amenazante entre las filas por si algun rebelde presentaba alguna objecion.
Siguiendo sus ordenes cargamos el Syrenis con municion, armas y polvora, al parecer navegariamos todos bajo el mando de Kath, una sonrisa de nostalgia se dibujo en mi rostro
-Como en los viejos tiempos-
Susurre alegre, me acerque a Maia y codee su costado
-Esta vez ni sueñes que ganaras-
No la veía igual...se notaba mas...peligrosa...pero no había forma que matara mas ingleses que yo.
Desde el interior del bosque oí un vozarrón cantando tranquilamente en francés, me volví alerta dispuesto a enfrentarlo si fuera un enemigo, pero me tope con un gigante..mas alto que el mismo Oscar, que no parecía tener intenciones de lastimarnos
-Lindo casco-
Dije a modo de saludo observando el yelmo astado con algo de envidia, de verdad debería dar miedo durante la batalla.
-Gracias, era de Bodvar-
Dijo el grandote con una expresion de orgullo
-Lindo cabello-
Agregó revolviendolo amistosamente como a un muchacho
-Gracias, era de mi madre-
Conteste sonriendo, ya era mi amigo
-Quieres jugar a quien mata mas ingleses conmigo y mi mejor amiga?-
Sonrió divertido
-Como quieras muchacho, solo dime hacia donde ir, peleare con ustedes-
Le señale el Syrenis pero al parecer no le agrado mucho la idea
-Ahm..¿un barco?..¿en el oceano?..un gran lugar para morir ahogado...-
-¡Claro! ¡O devorado por tiburones antes!-
Conteste con una sonrisa entusiasmada, al parecer le gustaba el mar tanto como a mi
-Yo me quedo a...proteger la isla..si, eso-
Lo mire extrañado y me encogi de hombros
-Genial, mas carne para Davy, nos vemos a la vuelta!-
Corri hacia el navío y escale por el casco hasta la cubierta, busque a la capitana Dulce para volver a darle otro abrazo sin poder disimular mi alegria y corri trepando por el palo mayor hasta la cima donde podia ver a nuestras victimas
-¡Aullen como los demonios que somos! ¡Que oigan como gritarán cuando los destripemos como cerdos!-
Un aullido brotó de mi pecho haciendo vibrar el navío entero, mis unas se clavaron en la madera, mis dientes se sentian mas grandes, iba a destrozarlos con mis propias manos.
Me volví hacia la popa y distingui al gigante Pier escalar con dificultad y aferrarse al mastil algo asustado, especialmente cuando el barco se sumergio como un delfin en el océano.

Ver perfil de usuario
Kath:
-Nombre: Katherine Campbell (deja que la tripulación la llame Kath)
+Nombre: Seirina Mavros (Sirena Negra) - Nereida
-Edad: 28
-Nacionalidad: -
-Imagen o descripción física [Antigua editada por Ayha]


[Nueva]


-Clase: Pirata
-Profesión: Pirata
-Rango: Capitana del Syrenis

-Historia: Su nacimiento se produjo sobre un barco por lo que siempre a tenido una enorme capacidad para evitar los mareos que suele sentir la gente. No tenía amigos de su edad, pues los niños le tenian miedo sin razon alguna, lo que la llevó a pasearse por el puerto continuamente, haciendose amistades entre piratas y marineros. Ella escuchaba sus historias y a cambio debía ayudarlos en algo, ya fuera limpiar la borda o echar una mano en las reparaciones. Creció rodeada de cuentos y leyendas de ambos bandos, pero siempre le entusiasmó que los piratas se quedaban con aquello que encontraban, siempre que no fueran capturados. Dejó de lado a los "buenos" y empezó a juntarse más con piratas, aprendiendo a usar una espada y, por si misma, consiguiendo armas. Un día, de repente, los piratas que conocía se esfumaron y no volvieron al pueblo, para entonces tenía 15 años. Aburrida de su vida solitaria, robó un bote y se lanzó a la aventura, siendo literalmente pescada por un barco pirata desconocido. Allí tardó seis años es conseguir ser la segunda de a bordo (contramaestre). Ahora busca una aventura que la lleve a convertirse en leyenda, para asi perdurar en el tiempo. Durante su primer tiempo como capitana, las cosas no fueron tan fáciles como ella esperaba. Su barco se hundió, Santamaría regresó sin enternder como, Davy desapareció de su barco, el oficial se perdió en el tiempo y su amor por Amir se quebró al ser secuestrado. Unos meses después, su estado de salud empeoró. Las malas noticias se sucedian hasta que, obligada por Will, decidió pasar por el medico de una ciudad. Esta vez las noticias no eran malas, aunque quizás no en el momento más oportuno. Kath no estaba enferma, ni muriendose como decian los triplantes, estaba encinta. Fue un gran alivio para todos y a la vez un problema Kath se negaba a quedarse en tierra pero no era bueno que viajase sin saber si lo atacarian. Al final, ganó la batalla y embarcó, zarpando sin un rumbo fijo. Los siguientes siete meses fueron tranquilos, pero la desesperació momentanea de Kath por no saber ser madre no solo le provocó un parto prematuro al mes siguiente, sino que preferia no mirar a la niña que nació. Solo Maia la ayudo en ese duro momento, pues su agresividad mantenía a todos alejados. De forma que la pequeña nació en el camarote de Kath sin más ayuda que la contramaestre, quien obligó a la capitana a mirar y cuidar de la niña, a la que, una semana despues, seguía sin acercarse. Tal fue la insistencia de Maia, que Kath solo tardó semana y media en empezar a alimentar y cuidar al pequeño miembro de la tripulación. Entre todos buscaron un nombre y, despues de una trifulca por saber si la madre de tal era prostituta, decidieron que Lily era un bonito nombre para ella. Nadie se atrevió a preguntar por el apellido que llevaria, pues la mención al padre de Lily era casi condena a muerte. Con el tiempo y la ayuda tanto de "tia Mai" como de "papi Will" Lily se fue desarrollando en el barco como una pequeña bribona de rápidos movimientos y astucia impulsados por las enseñanzas y juegos de Mai, que la mantenian viva durante las pequeñas batallas. La busqueda de amir mantuvo a Kath distante durante algo más de un año, pero las continuas atenciones a Lily la hicieron darse cuenta que jamas lo encontraria y que, en caso de seguir asi, la pequeña acabaria siendo carne de cañon, por lo que cesó su deseo de encontrarlo y puso rumbo en ota dirección. Allí donde Maia sorprendió a todos pasaron unos dias para volver de nuevo a poner rumbo al siguiente tesoro.
-Personalidad: Tras 6 años de larga búsqueda, su personalidad se ha ido oscureciendo. Si bien sigue queriendo llevarse bien con su tripulación, y más con Lily por el barco, no acepta ningún movimiento en falso. Un error y fuera. Es más agresiva y mortal que con anterioridad, pero sigue teniendo una gran herida en el corazón, por lo que por las noches no se deja ver, momentos que pasa sola en su camarote. Solo Maia o Lily tienen permiso para molestarla en esos momentos. Protege a su hija frente a todo y sabe que Maia y Will también lo harán, por lo que ambos son parte de la familia de la pequeña, junto a si misma. Es cortante, menos tolerante que en un principio y su alma se ha enfriado. No le afectan las masacres que causa Maia o un cuerpo sin cabeza en la cocina. No acepta menciones de Amir delante de Lily y una simple referencia a él, basta para que la mirada asesina de kath le advierta de que ese no es terreno seguro.
+Personalidad: Un ser elegante, de movimientos graciles y voz encantadora. No parece agresiva si no es atacada.
-Gustos y disgustos: Le gustan las leyendas, el oleaje y movimiento del barco, el oro, el olor de la pólvora y las espadas. Odia que se le adelanten a la hora de conseguir un tesoro, estar prisionera, los dias sin viento (el barco no se mueve), los oficiales de la marina. No saber donde está Lily y no tener noticias de Amir, aunque finja que no le importa.
+Gustos y disgustos: ??
-Otros: No tiene ni idea de cocinar. Ayuda de vez en cuando a su tripulación. Lleva una daga mediana-pequeña, una pistola (de las de la epoca).
-Reputación: +7
-Habilidades:
-Dominio de armas blancas
-Leer y escribir
-Nadar
-...?
-Habilidades especiales:
"El Toque de Nereida", si tus manos estan mojadas con agua de mar, puedes curar heridas con solo tocarlas.
"Canto de Nereida", habilidad involuntaria que solo se activa cuando estas desesperada o en alguna situacion limite, tu voz es capaz de disuadir a cualquier hombre de su ira.
+Habilidades especiales:
"Afinidad Oscura", es capaz de percibir la oscuridad en los corazones de aquellos que la albergan
"Beso de la Ninfa", besando a un oponente despierta la oscuridad en su corazon (si es que la tiene) y este se vuelve su aliado, aumentando todas sus caracteristicas en 10 mientras dure el hechizo
-Caracteristicas:
 ·Vigor = 18
 ·Destreza = 18
 ·Constitución = 13
 ·Inteligencia = 19
 ·Sabiduría = 18
 ·Carisma = 17
+Características en Seirina Mavros +10 en todo.
-Equipo: Pistola recién recargada. Espada.

Los gritos entusiasmados de Davy, que empezaba a trepar a por los mástiles hicieron que el reto de la tripulación comenzara a animarse, devolviendome a un tiempo en el que si bien no todo era fácil, al menos las cosas no pintaban tan mal. Cogí aire y subí al Syrenis con el resto. La brisa marina me revolvió un poco el pelo, y aunque busqué alrededor, no fui capaz de encontrar a Amir por ningún lado. Seguro que se había molestado y estaría por algún lugar refunfuñando como un niño pequeño, pero esta vez no iba a ceder, estaba bajo de forma y al menos quería asegurarme de que descansaba y comía antes de comenzar a pelear.
-¡Levad anclas! -Grité, acercándome a la barandilla para mirar los navios enemigos. Debiamos tener tiempo de sobra para sumergirnos sin llamar demasiado su atención, al menos que no esperasen el ataque y pudieramos destruir uno o incluso dos de ellos antes de que pudiesen reaccionar.
Me moví rápidamente, dando las órdenes habituales sobre los cabos, las velas o la mercancía, yendo hasta donde estaba Dulce para terminar de detallar algunos de los pasos que ibamos a dar. Mientras, el Syrenis comenzó su descenso para esconderse bajo el agua. Debimos alejarnos de la orilla primero pues las arenas podrían hacer que nos atascasemos antes de poder luchar y eso si sería el fin. Pier, el hombre que hacia momentos escasos parecía irrompible, se aferraba al mastil como si su vida dependiera de ello, seguramente asustado por algo que para mi ya era totalmente normal.
-No te preocupes, el agua no toca la cubierta, estás a salvo -Le dije, antes de volver a prestar atención a mi amiga, sintiendo una pequeña sensación de inquietud.


_________________

Ver perfil de usuario

FICHA:

-Nombre: Emmeline Éclair-Devour
-Edad: Técnicamente, 24
-Nacionalidad: Francia
-Imagen: Estatura promedio. Facciones finas y delicadas. Ojos almendrados, iris verde cristalino, pestañas largas y ligeramente curvas que le aportan sensualidad a su rostro. Su piel se obscurece ligeramente alrededor de sus ojos. Tez pálida y expresión sombría. Figura de curvas suaves y busto prominente. Emana un aura delicada y misteriosa. Una notoria cicatriz circunda su cuello. Su cabello es castaño obscuro, largo casi a la cintura y ligeramente ondulado.

IMÁGENES:






-Capitan: -
-Antigua Profesión: Antes de convertirse en pirata, era hija de un acaudalado parlamentario francés.
-Historia: Emmeline nació en Versalles, Francia, dentro del seno de una familia aristocrática, un 24 de Julio de 1587. Hija de Johannes Èclair, parlamentario rico e influyente del Parlement de París, y Agathe Rosmarie Devour, hija a su vez de un Comisario primero de la marina. Como la menor y única mujer de cuatro hermanos, fue siempre la favorita de su padre.
A diferencia de lo que su madre hubiese deseado, Emmeline creció con afición por las artes de guerra, uso de armas, esgrima y demás prácticas masculinas desempeñadas por sus hermanos mayores, y al cumplir catorce años, ya los superaba en destreza, inteligencia y habilidad.
En un afán por enderezar a la jóven, sus padres decidieron casarla con Fréderic III de Lorraine-Vàudemont, Duque de Lorena, quien profesaba un profundo amor por ella, a pesar de los constantes rechazos y la inminente negativa de ésta. Sin embargo, Emmeline accedió por pedido expreso de su padre.
La boda se celebró alegremente en la mansión Vàudemont, en Abril de 1602. Una vez culminó el evento, Frèderic intentó someterla a las perversiones más malvadas con el fin de doblegar el espíritu aguerrido de la joven, en venganza por el maltrato recibido durante su cortejo. Ella procuró huir, y, en un intento desesperado por luchar, Emmeline acaba asesinando a su agresor. Creyéndose una criminal, se dispone a escapar y se dirige al puerto de Boulogne-Sur-Mer, en Nord-Pas-de-Calais. Luego de 15 días de persecución, logra abordar el primer barco que pudo encontrar más próximo a soltar amarras.
Pero su infortunio todavía no había llegado a su fin. Al adentrarse en alta mar una fuerza descomunal azotó la embarcación por estribor y Emmeline, quien se encontraba del lado contrario observando absorta la inmensidad del océano, cayó por la borda, por poco muriendo ahogada. No obstante, pudo incorporarse a tiempo para observar horrorizada como una bestia descomunal destruía el barco y lo hundía en las profundidades, sin dejar rastro alguno de su existencia ni de su tripulación más que unos pocos trastos flotantes. Naufragó durante días aferrándose a uno de los restos de la proa,mientras que el sol y el agua salada resecaban su piel y su esperanza se extinguía. Lo único que alcanzó a ver antes de desvanecerse fue una enorme masa obscura surgiendo del océano frente a ella.
Despierta en la cubierta de un extraño barco, sus tripulantes la habían rescatado, salvándole de las fauces del infierno.
El nombre de la capitana del navío era Mariam Haddad. Ella le habló del barco y de las personas que en él se encontraban, piratas. Por último le ofreció ser parte de su tripulación, a cambio de lealtad absoluta. A lo cual Emmeline accede vehemente, cautivada por las historias que aquellos individuos relataban, pasando a formar parte de la dotación del “Syrenis”.
La vida en alta mar le condujo a la libertad que había añorado desde pequeña. Siempre repleta de aventuras e historias fantásticas, todo fue fascinante, hasta el trágico día en que fueron capturados y su capitana, colgada por el cuello hasta la muerte. Lograron escapar gracias a un desconocido hombre que apareció entre el follaje, un inglés desertor, rehén de un grupo de piratas que se encontraban en el mismo lugar dispuestos a dar batalla, y que despertó sentimientos en la joven dama. Pero todo fue ofuscado por un hechizo que invocó la obscuridad interior de varios de los piratas allí, convirtiéndoles en seres viles y despiadados. Entre ellos, su estimado Oficial, a quien trata de ayudar y termina asesinándola.
Luego de su muerte, Emmeline pasó sus días sumida en las tinieblas del reino de Eris.
-Personalidad: Es una persona tenaz, perseverante y muy capaz. Suele pecar de arrogante, terca y orgullosa. Le gusta la aventura y la libertad que representa el camino que eligió en su vida, más no abandona las costumbres características de su educación. Le cuesta confiar en otras personas, pero es generosa con quienes se ganan su afecto. Si bien la aterradora experiencia vivida no logró aplacar su aguerrido espíritu, sí cambió su actitud temperamental a una más pasiva, reflexiva y fría. Nunca mediaría con personas que considere de baja moral y prefiere morir antes de ser capturada o traicionar a los suyos. No es de naturaleza violenta, pero será la primera en desenfundar su espada sin temor así la situación lo amerite. Sumamente perceptiva, nada escapa a sus ojos ni olvida un rostro jamás.
-Gustos:
Adora el aire libre, la noche, la luna, la brisa marina. Personas humildes y generosas. Secretamente, las joyas. Crear estrategias de combate como ataques sorpresivos o emboscadas. Los días de lluvia tranquila en altamar. Licor, ron y té de sabores exóticos. Cantar, tocar el piano y un buen contrincante en el uso de la espada.
-Disgustos:
Entre las cosas que más detesta está que la consideren débil por su aspecto y la subestimen. Los traidores y personas crueles por demás, aunque aprendió a aceptar las condiciones y características del ambiente en el que vive. Las órdenes y las imposiciones, las personas demasiado altaneras y prepotentes. Odia las mentiras, más que nada porque su poder de observación le indican cuando alguien las dice. Siente cierta repulsión a los insectos en general. No soporta que la sermoneen. Cualquier insulto hacia su persona desencadenará un conflicto armado. 
-Otros: Posee una tolerancia al alcohol increíblemente alta y al embriagarse deja ver su lado bromista y burlón, o violento y temerario.
-Características (35 puntos a distribuir):
Vigor =  8+2 = 10
Destreza = 8+11 =  19 || +3 = 22
Constitución = 8+3 = 11 || +2 = 13
Inteligencia = 8+6 = 14
Sabiduría = 8+10 = 18
Carisma = 8+3 = 11
-Habilidades Básicas:
-DOMINIO ARMAS BLANCAS
-OBSERVAR
-LEER Y ESCRIBIR
-NADAR
-Habilidades Especiales:

-Equipo: -

-Reputación: 4

-Color de roleo: 29b087


- Milady, le aconsejo que desista de asuntos que no le conciernen. Aseguro que habrá espacio suficiente en mi navío para usted, con todas las comodidades que una dama de su porte se merece. Sería una pena desperdiciar belleza semejante. –   se sonrió.
Mi dedo índice comenzó a hacer presión ligeramente sobre el gatillo de la pistola que le apuntaba. Balthazar giró su rostro para mirarme y me guiñó un ojo. Un escalofrío recorrió mi espalda al percibir la magia del medallón y retrocedí unos pasos cuando el muchacho comenzó a vociferar del dolor provocado por su brazo roto. Muchos otros perecieron bajo el poder obscuro del artefacto, pero no era mi mayor preocupación. Observé fijamente a Balthazar, tratando de notar algún cambio en sus movimientos. Lo noté en el brillo rojizo que comenzaba a vislumbrársele en la mirada. La bestia seguía viva dentro de él, era peligroso que usara aquella fuerza a su antojo. Aún no estaba segura de que pudiese controlarla, me horrorizaba la idea de que se apoderara de él nuevamente. Si eso sucedía, iba a tener que detenerle, sin importar lo que ello conllevara…
Aquellos pensamientos se desvanecieron cuando su mano tibia se posó suavemente en mi mejilla. Lo besé dulcemente y sus ojos retomaron el color que les caracterizaba. El aura oscura se disipaba como la niebla al alcanzarla el cálido sol de la mañana. Deseaba que aquel beso hubiese durado tan sólo un poco más, pero Balthazar se volvió al desdichado pirata que yacía de rodillas frente a él para acabar de una vez por todas con aquella revuelta. Fue interrumpido por otro hombre, cuyo rostro notaba familiar, y éste dio aviso de la avanzada inglesa sobre nuestras cabezas. Era hora de pelear.
Tomé la mano de Balthazar y la noté fría. Su mirada interrogatoria hizo que esbozar una sonrisa. Ambos  sabíamos que mi orgullo no iba a permitirme ser su subordinada en tal situación. Le besé nuevamente, pues aún sabiendo que era capaz de mucho poder, la inquietud de no volver a verle no me abandonaba. Apoyó su frente sobre la mía y mis labios le susurraron un “ten cuidado" casi inaudible. Luego de eso, se retiró con la mitad de sus hombres, dejando a los demás bajo mi mando.
Suspiré. No podía perder mas tiempo.
- ¡Muy bien, señores! ¡Vayamos a darle la bienvenida a nuestros invitados!
La horda de hombres aulló enardecida. Los guié de camino al puerto. Necesitaba un barco veloz y con artillería suficiente.


_________________


•  INSCRIPCIONES  •


•  ROL •

Ver perfil de usuario
 
Spoiler:

Nombre: Maia Twiin
Edad: 26
Nacionalidad: De algún país Nórdico
Capitan: Kath, del Sirenis 
Profesión :Contramaestre del sirenis

Imagen o descripción física:
En los últimos años Maia ha pasado de chico con el pelo largo a ser una mujer cosa que parecía poco probable. Su cabello largo hasta la parte baja de la espalda aun luce blanco-plateado y liso cual cascada a juego con su piel clara. 
Sus ojos son de un azul cielo que parece atravesar la carcasa de la gente para averiguar sus intenciones. 
Ya no lleva encima su aparatosa vestimenta anterior sino que la ha remplazado por unos pantalones negros  , junto con unas botas negras, un blusón adornado azul y encima una armadura negra de cuero con adornos de plata, parecido a un corset pero sin las aparatosas varillas que le quitarian movilidad. Esta nueva vestimenta hace destacar su altura (1,71 cm) ademas de que no es una mujer de curvas vertiginosas, sino unas curvas delicadas y suaves. 



 Historia: La vida de Maia ha sido más bien complicada, de pequeña vivía con su madre pues esta era una civil adinerada, no sabía de su padre pues ella se negaba a contarle sobre él.  Tenía una infancia feliz, pero por algún motivo el mar llamaba su atención y se pasaba el día en la costa, a pesar de las prohibiciones de su madre. A la tierna edad de 5 años, estando ella en la costa vio aparecer un barco pirata, el primer impulso fue acercarse a investigar, pero después huyó de allí hasta su casa. A la hora,  alguien llego a su casa, está a sentir los gritos de su madre, bajo corriendo a la entrada. Allí pudo observar a un hombre, de aspecto cruel, el cual había derramado mucha sangre, y cuando miro al suelo pudo ver a su madre tumbada, con sangre a su alrededor, intento huir, pero ese hombre de aspecto diabólico, la cogió y se la llevo con él. Él decía ser su padre, aunque ella nunca lo trato como tal. Fue parte de la tripulación desde  ese entonces, hasta que consiguió escapar, y se alisto en  otro barco pirata, para poder matar a su padre si tenía oportunidad. [new!] Tras perseguir a su padre Bodvar desde siempre y perder la oportunidad en aquella isla decidió seguir dándole caza y que no se volvería a escapar. Con la unión de nuevos compañeros en aquel mismo lugar, los cuales muchos perecieron en la batalla o simplemente siguieron por su lado. Un acercamiento a un oficial desertor al cual comenzaba a apreciar y que desgraciadamente desapareció,  los años pasaron y pasaron. Estos seis  últimos   para Maia han sido toda una aventura y no de las sangrientas a las que estaba acostumbrada.  Kath quedo en cinta, buscaron a amir que no apareció, intentaron que Kath se quedara en tierra pero no hubo manera, protegió a la capitana durante el embarazo y la aguanto (cosa difícil por su mal humor y hormonas) la ayudo a dar a luz  y convenció para que se dejara de gilipolleces e hiciera caso  a la niña... 
Después de dejar la búsqueda de amir zarparon sin rumbo fijo y fueron completamente en rumbo contrario , visitaron tierras exóticas , y poco a poco acabaron acercándose a un sitio que solo reconoció cuando bajo del barco... era su ciudad natal... como debían abastecerse bien y eso les costaría un tiempo Maia no puedo evitar que aflorara  en ella cierta curiosidad   y fue a su antigua casa que seguía donde la había dejado, en perfectas condiciones, alguien se había instalado en ella. Al final dio con su familia que la recibió con los brazos abiertos y le dio otra perspectiva de las cosas a la joven muchacha, días después y sabiendo que su tripulación la estaba buscando volvió a la embarcación y decidió que si no moría en la batalla en la que derrotara a su padre volvería allí, quizá convenciera a Kath y a Will para que se quedaran podrían darle a Lily una vida tranquila... aunque quizá echara de menos la sangre, la adrenalina , las batallas y el mar . Cuando volvió al barco se llevo una reprimenda de la capitana, claro que después de que todos se quedaran boquiabiertos viendo que realmente podía parecer femenina y ella le diera un capón a Will por su " pensaba que eras un tío!" . Después de eso volvieron hacia el Caribe al enterarse de la situación deprimente que ocurría en el lugar, dispuestas a conseguir una rebelión y una nueva era donde reinaban los piratas.

Personalidad: [ Personalidad anterior-->Es un tanto cambiante, pues con la gente de su tripulación es lo más bueno del mundo, los considera su familia, y puede bromear con ellos, en cambia con la gente de fuera, es una asesina sin escrúpulos, puede matar a cualquiera simplemente por “mirarla mal”.] Cuando desapareció la fuerte presencia que frenaba sus ataques de rabia y la  personalidad de Kath fue marchitándose las matanzas y ríos de sangre iban a la orden del día, no había día que no acabara cubierta de sangre, pirata, inglesa, expatriados, civiles, le daba igual una simple palabra, mirada, gesto a Kath, Will o el nuevo bebe era significativo a muerte, sin miramientos a sangre fría. Un  poco mas risueña que anteriormente sobretodo con Lily. Resumiendo, poco confiada  con la gente del exterior , agresiva en cuanto a Lily o a Kath se refiere, más calmada y ligeramente comprensiva en cuanto a la tripulación(pide explicaciones antes de degollar a alguien).
Personalidad “malvada”: Le encanta verter sangre siempre que no le salpique , solo es leal a aquel que le beneficie, mas coqueta que su verdadera personalidad, seductora cuando quiere conseguir algo. 
Gustos y Disgustos:
-Le gusta-> Aun le apasiona leer y en sus ratos de cuidar a la pequeña aprovecha mientras ella dibuja.
Ama el mar , el vaivén del barco, el oleaje , el olor a sal, en cierta manera le recuerda ligeramente a ella, apacible y tranquilo pero cuando hay tormenta y se pone furioso arrasa con todo.
Le gusta mucho entrenar y parte del día lo dedica a ello.
Jugar con Lily, menos a las cocinitas,  adora jugar y correr por cubierta con la niña.
La niebla 
-No le gusta-> Que la despierten, que le roben comida. Tiene un miedo horrible a los ratones, pues su padre la tuvo encerrada durante meses en la bodega del barco con ellos.
Otros: Tanto Lily como Kath tienen prioridad en cuanto a la seguridad, cualquier palabra o gesto obsceno será una condena a muerte. Cualquier intención maligna con la niña o la madre será equivalente a decapitación y así con todo...

Características (45 puntos )
Vigor = 8 + 11 = 19
Destreza = 8 + 13 =21
Constitución = 8 + 7=15
Inteligencia = 8 +6=14
Sabiduría = 8 +5 =13
Carisma = 8 +3=12
+ 10 en todo en caso de volverse “mala”
Habilidades básicas
Leer y escribir
Dominio de armas blancas
Trepar
Saltar
Reputación  -6 +1 -> -5+1-2->-6
Habilidad->"Sexto Sentido" puedes sentir y hasta ver espíritus de personas muertas
Equipo-> Tres armas blancas, su espadón , una pequeña daga bajo la armadura de último recurso y una espada ligera a su cintura.


El dulce aroma de la brisa, la promesa de una comida, aunque conociendo a davy seguro que tendria restos humanos, y la fria arena de la playa me recordaba a un tiempo antaño más feliz... deberia estar pletorica en  estos momentos, Davy estaba vivo, habiamos salido todos ilesos, habia cumplido la finalidad d emi vida y sin embargo me sentia muy vacia...no tenia muy claro que haria con el resto de mi vida, supongo que seguir als ordenes d emi capitana como siempre pero ademas de eso y cuidar a mi pequeña sobrina no teni aninguna finalidad más. 
Poco a poco mi fatiga desaparecia, tan rapido como habia venido se estaba yendo. Escuche mi nombre por la playa con la voz de Kath asi qeu decidi ponerme en pie lentamente.
Mire el panorama , todos iban y venian, correteaban por la playa en principio apra mi sin sentido. El estar de pie y el codazo de Davy me saco de mi aletargamiento.
Cuando él emprendio la carrera mis piernas empezaron a dar zanacadas sin que yo pudiera pensar lo que hacia y cuando lo pense corri mas rapido para no ser la ultima en subir agilmente a mi querido barco sirenis, el objetivo ingleses, para no variar , me gustaba la sangre inglesa. 
Me acerque a mi capitana y le di un golpecito en el hombro.
-Lista y apunto para seguir sus ordenes mi capitana, creo que habiamos quedado que me debias una botella del mejor ron si salia viva de esa ¿no?- sonreí con complicidad a mi querida hermana. 
Algo en mi interior ardía con fuerza, quería sangre y cuando escuche el grito de cacería de Davy no pude mas que secundarlo con todas mis ganas. 

Ver perfil de usuario
Spoiler:

-Nombre: 
Dulce 
(No tiene apellido o al menos no lo sabe)

-Edad: 
24 años

-Nacionalidad: 
Portuguesa

-Capitan: 
Ella misma es la capitana del imponente Gaudium

-Antigua Profesión: 
Tiempo atrás era una mera esclava, actualmente ejerce la profesión de pirata.

-Imagen:
Una mujer un tanto alta siendo así de 1.72m con un cuerpo acorde a la medida adornado con suaves curvaturas y en general una complexión delgada pero un tanto atlética ya que, la vida de pirata demanda bastante esfuerzo a decir verdad. Poseedora de una piel blanca y sin imperfecciones a pesar de estar tanto tiempo expuesta a los rayos solares y a la sal del ambiente. 

Sobre su cabeza descanza una extensa cabellera castaña que llega sin problema alguno hasta su cintura que debido a la humedad del océano este se encuentra ligeramente ondulado. Pasando a su rostro este es de facciones redondeadas y muy femeninas, con mejillas ligeramente regordetas, nariz pequeña y respingada, labios finos los cuales casi siempre están curvados en una simplona sonrisa, cejas finas y unos grandes ojos marrones decorados por una larga capa de curvas pestañas. 

Su manera de vestir destaca un poco del resto de sus compañeros piratas, y con razón es así, ella es la capitana. Pero dentro de todo, cuando no usa aquel tipico atuendo de capitán (saco y pantalones), suele utilizar comodos vestidos que ha ido adquiriendo a lo largo de sus viajes. 

~Mirame~:





-Historia:
Tristemente no tiene una historia larga de contar, su vida desde un principio se vió tintada de malos tratos, suciedad y protocolos a seguir para complacer a aquellos dueños que tuviera de turno. Si, es fácil de adivinar, era una esclava nacida de una pareja que ya eran esclavos en aquel pequeño país llamado "Portugal". Pero a pesar del entorno que la rodeaba, la pequeña Dulce parecía no verse afectada, es más, creció aniñada y delicada como una flor, creyendo que la crueldad que le rodeaba no era más que una mera fantasía que tal vez... algún día iba a terminar, que iba a despertar siendo diferente, tal vez alguien mejor y en otro lugar. Pero claramente no era así y hasta parecía que su situación no tenía remedio alguno. Jamás tuvo hermanos por lo que practicamente se crió con sus pobres dos padres y amigos que así por allí, pasaron algunos años de esa manera hasta que... todo tuvo que terminar. 

A los 10 años de edad fue separada cruelmente de todas aquellas personas que consideraba su familia y fue obligada a viajar a un lejano lugar para ser verndida como un mero objeto. "Trabajó" para muchas familias diferentes durante años, hasta que a la edad de 18, momento en el que se encontraba sirviendo a una rica familia de Italianos, todo dió un giro inesperado.

Era un completo desconocido, pero ese extraño capitán que un día se presentó sin más delante de la puerta de aquella gran casa fue la chispa que encendió su esperanza de que podía ser libre algún día. Fue impresionante la suma de dinero que pagó por la jóven castaña con la convincente excusa de que "podía serle de mucha utilidad", claramente la familia Italiana no lo pensó ni dos veces antes de entregarla en manos de aquel hombre.

La delgada jóven apenas puso sus pies en la rechinante madera de la cubierta del barco, algo le dijo que aquel viaje iba a ser un tanto diferente. Y así lo fue, aquel día fue el principio de una infinidad de aventuras que vinieron luego. Hubo momentos alegres y tristes, conoció gente nueva y hasta incluso hizo amigos que jamás pensó que iba a tener... y como si no fuera poco los poderes nacieron en ella junto con el deber de convertirse en la nueva capitada de un enorme barco... el Gaudium.

Una nueva y gran etapa en su vida dió comienzo, una que aprovechó al máximo. Pasaron muchos años en los que pasó junto a su nuevo contramaestre (el siempre impresionante Davy), conoció lugares increibles, se armó una tripulación y hasta incluso aprovechó su tiempo en aprender a leer y a escribir, algo que siempre en su vida había deseado poder hacer bien. Actualmente se encuentra surcando los mares del mundo derrotando a todo aquel malvado muerto viviente que se interponga en su camino.

-Personalidad:
Dulce es una mujer que verdaderamente le hace honor a su nombre y por extraño que suene, es una de las piratas más amables y justas de los 7 mares. Con el pasar del tiempo ha madurado en su forma de ser de una manera impresionante, ya totalmente libre de las cadenas de la esclavitud y con un futuro que ella misma puede manejar, en su ser se puede notar que ha perdido todo rastro de inseguridad, temor y que hasta incluso a adquirido más sonrisas en su vida cotidiana. Tiene un don maternal sumamente natural, se preocupa por la gente que le rodea, sobre todo si se trata de sus tripulantes, jamás se perdonaría si a estos les llegara a pasar algo por culpa de una negligencia de su parte. 

Es de esas personas que piensan antes de actuar, no se lanza a hacer algo sumamente osado no sin antes meditarlo y estar completamente segura gracias a sus habilidades especiales. Casi pareciera que un aura de completa calma y seriedad la rodea todo el tiempo y hasta incluso parece ser una fémina completamente imperturbable, y de hecho, hasta casi lo es. Pero no hay que mentir, pese a ser la capitana de un barco y de la manera en que le gusta mostrarse segura y completamente recta ante los demás, no hay que ocultar el hecho de que a veces la "contagiosa alegría" de su contramaestre se le pega y comienza a comportarse más divertida, un tanto infantil y suelta con sus allegados. 

Pero este "Angel de alta mar" que destila pureza por sus poros también tiene el derecho de enojarse a veces. Núnca deja que la ira se apodere de su cuerpo, no señor, ella jamás lo permite pero cuando algo realmente le molesta su tono de voz de vuelve más distante y frio dejando bien en claro que lo que escucha o ve no le gusta para nada, y hasta incluso adorna aquellas rabietas con profundos ceños fruncidos y algún que otro exasperado suspiro. 

-Gustos:
- Todas las frutas que existan sobre la faz de la tierra.
- Leer y aprender todo tipo de cosas nuevas.
- Conocer gente nueva.
- Paz y tranquilidad.
- Las cosas en orden.
- Los días tibios pero con brisas frescas.
- Admirar las estrellas.

-Disgustos:
- Los malos tratos.
- Que se metan con ella con alguno de los tripulantes de su barco.
- El encierro.
- La comida picante.
- Los días de mucho frío o calor.
- Que le digan que cocina feo ¡INCONCEBIBLE!
- Recibir órdenes de algún desconocido, ahora es ella quién maneja su vida.

-Otros:
- Sabe cocinar de ma-ra-vi-lla
- A pesar de que tantos años han pasado, la manía de juguetear con un mechón de cabello mientas se encuentra nerviosa no la ha abandonado.
- Suele coleccionar ropa de diferentes partes del mundo. Tiene decenas de prentas guardadas en un cofre.
- De vez en cuando trenza su cabello y lo adorna con alguna que otra flor.
- También le gusta coleccionar libros, tiene otro cofre repleto de estos.
- Tiene una ligera alergia al ajo, su nariz se pone roja y comienza a estornudar apenas percibe su aroma. 

-Características:

- Vigor = 13
- Destreza = 14
- Constitución = 15
- Inteligencia = 15
- Sabiduría = 20
- Carisma = 16


-Habilidades Básicas: 
- Leer y escribir
- Nadar
- Escuchar
- Dominio armas blancas

-Habilidades Especiales: 
- Videncia (lvl 3)
- Grito de guerra (lvl 1)
- Sentir magia (lvl 1)

-Equipo:
- Un sable
- Una pequeña bolsa con monedas
- Sus ropas de capitana (?)

-Color de roleo: # EC425E

/Syrenis/
~With da' crew~

Rápidamente el Syrenis quedó repleto, hasta incluso Kath tuvo que ceder y bajar sus pertenencias para hacer un poco más de lugar -Las recuperaremos, no te preocupes- le dijo en un momento haciendo referencia a la cuna de Lily, algunos juguetes y ropas que tantos recuerdos tenían. Pronto todos comenzaron a abordar el barco para así dar inicio de una vez con la emboscada. Mientras Dulce impartía unas últimas instrucciones a su reducida tripulación sintió como Davy la abrazó con fuerza una vez más haciendo que su corazón adoptara un ritmo aún más acelerado -¡Davy!- le regañó con dulzura en su voz para luego seguirlo con la mirada y observar divertida como el albino trepaba agilmente el mástil. -¡Aullen como los demonios que somos! ¡Que oigan como gritarán cuando los destripemos como cerdos!- gritó el muchacho para luego aullar al cielo, varias personas lo siguieron gritando y chocando sus armas creando una "melodía" de guerra, incluso la capitana se sumó a l vitoreo elevando su voz hacia el cielo.

-¡Levad anclas!- gritó Kath y todo dio inicio. Unos segundos antes de que el navío comenzara su hundimiento, trepando como un animal abordó Pier. Mientras la pelirroja se le acercaba a detallar los últimos pasos de la emboscada, Dulce pudo observar como aquel fornido hombre se aferraba al mástil del barco como si su vida dependiera de ello. -No te preocupes, el agua no toca la cubierta, estás a salvo- le dijo la capitana del Syrenis a lo que la castaña soltó una pequeña y burlona risa, le era divertida la situación, un gran y valiente hombre que le tenía miedo al agua, si que era inusual de ver.

Cuando volvió a colocar su vista sobre su compañera pudo notar en ésta cierta inquietud -¿Qué sucede?- le preguntó en voz baja para que nadie más las escuchara -Si es por los ingleses... tenemos altas posibilidades de ganar, sobre todo si aún no ven que nos estamos hundiendo- le comentó tratando de calmarla. -¿O a caso se trata de él?- preguntó para seguido señalar a Pier con un ligero movimiento de su cabeza -Ciertamente hay algo diferente en él... puedo sentirlo- era bien sabido que Dulce podía percibir la magia, fuera buena o maligna... y Pier emanaba algo que antes no poseía.

~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~



Spoiler:

-Nombre: 
Dayron Cabrera

-Edad: 
23 años

-Nacionalidad: 
De alguna isla del caribe

-Capitan:
Katherine Campbell

-Antigua Profesión: 
Un mero ladrón

-Imagen:

Un muchacho bastante alto, midiendo así aproximadamente 1.84m y con un peso que va a corde con su atletica musculatura. Posee una tez morena y lisa, que tan solo posee una marca distintiva en una zona de su cuerpo. Se trata de su brazo izquierdo el cual tiene un extenso tatuaje en marrón oscuro de un dragón que se enrolla por toda la extremidad hasta terminar con su cabeza en el omóplato del mismo lado.

Las facciones de su rostro son angulosas, teniendo así una barbilla definida y mandibula marcada, más aún así posee pómulos suavizados que le dan cierta calma a sus duras expresiones. Posee una nariz recta, labios finos y ojos un tanto pequeños ligeramente rasgados hacia arriba, sus orbes estan tintados de un brillante y atrapante color ambar. Sobre su cabeza descanza una abundante cabellera castaño oscuro de corte desiguales y mechones que se peinan en cualquier dirección, este es ligeramente largo llegando a sobrepasar apenas uno de sus hombros, teniendo finalmente cerca de las puntas un color un poco más claro que el resto.

Su forma de vestir es sencilla y poco llamativa, suele utilizar una camiseta de mangas cortas de color blanco, un pantalón negro, zapatos de igual color, una cinta violeta atada en la zona de su cadera y a veces, cuando siente un poco de frio, suele ponerse un abrigo de color oscuro el cual dobla sus mangas hasta sus codos además de que cubre sus manos con un par de guantes. En su cuello siempre portará un collar que sostiene una pequeña gema dorada. 

Spoiler:




-Historia:

Nacido en una pequeña isla del mar caribeño dentro de una familia muy pobre compuesta por sus padres y un enfermizo hermano menor. Su vida básicamente transcurrió agotadora y triste, día a día tenía que ver como su padre practicamente se rompía la espalda trabajando tratando de conseguir algo de dinero para alimentar a su familia, mientras que su madre gastaba sus energías en tratar de mantener sano a su inestable hermanito, un niño quién caía de enfermedad en enfermedad cada dos por tres al ser alguien de contextura muy débil. Desde jóven, Dayron tuvo que acoplarse al trabajo de tala de árboles junto a su progenitor, claramente no era una tarea que le gustase mucho pero mientras ésta le proporcionara alguna que otra moneda extra al bolsillo no tenía mucho de que quejarse. 

Pero aquello cambió cuando de un día a otro, el jefe que proporcionaba tal trabajo decidió despedirlos a todos. Ese iba a ser el fin de su familia y de su vida, sin dinero no había comida, ni ropa, ni intentos de medicina para su hermano... no había nada. Dayron estaba enojado... no no... ¡furioso!, era inconcebible que aquel hombre les arrebatara el trabajo a tanta gente que estaba en su misma situación, aquello no podía ser.... ese hombre tenía que pagarlo de alguna manera. Con tan solo 15 años de edad comenzó a planear lo que futuramente sería su nuevo "rubro laboral", él junto con algunos otros ex-trabajadores se unieron para idear un plan para darle un escarmiento, y aquello era quitarle todo... oro, joyas, ropas finas, lo que fuese para dejarlo en la miseria. Y así fue, poco tiempo después el plan se concretó con éxito, y es más, el grupo siguió unido y crearon su propia ideología de que cualquier persona rica tenía que pagar y quedarse sin nada. 

"La órden del dragón" comenzaron a llamarse pocos meses después gracias a viejas leyendas de otros lejanos países que llegaron a los oidos de los "jefes" de dicho grupo de ladrones y captaron su atención, ya que éste ser era un simbolismo de fuerza, vida, inmenso poder y hasta incluso prosperidad, por lo que pronto dentro del grupo se decretó que todos debían llevar la "marca en su piel", así fue como se ganó su tatuaje el jóven moreno de ojos ambar. Así fue como pasó el tiempo y comenzó a ser cada vez mejor en aquel nuevo "trabajo" de tan baja reputación. A todo esto, su familia no lo sabía, a base de pequeñas mentiras, estos creían que el jóven Dayron había conseguido un puesto como ayudante en una taberna, no podían saber la verdad de su vida... iba a ser deshonroso. 

En fin, pasaron muchos años hasta que un día sintió que todo lo que hacía no era suficiente, de los repartos del motín conseguido cada noche, el jóven conseguía la menor parte y claramente aquello no era justo siendo que él fue uno de los primeros en sacar a relucir la idea de crear dicho grupo de ladrones pero, al parecer, a nadie le importaba eso, porque claro, todos allí eran unos malditos egoistas. Es por esto que decidió hacer un cambio, esperó a que su padre consiguiera un nuevo empleo para luego, guiado por las leyendas de tesoros escondidos en el mundo, decidió desaparecer de su hogar y unirse inmediatamente a un grupo de piratas. A lo mejor así, algún día iba a poder coseguir la recompenza que merecían él y su pobre familia.  

-Personalidad:

Es un jóven que posee el mismo carisma de una piedra, se lo podría catalogar como alguien silencioso, un tanto frio y desinteresado con el resto de las personas que le rodean (aunque no es tan así). Es una persona muy fácil de hacer enojar y que suelte insultos por doquier pero así mismo, también es un tanto fácil hacer que regrese a su estado neutro y calmo de siempre. Se podría decir que también es un tanto rebelde, ya que acatar órdenes no es precisamente algo que le agrade mucho, pero si ve que no le queda de otra, obedecerá sin rechistar ya que considera que mantener su cuello sano es mucho más importante que cualquier otra cosa. 

Es alguien que cree al 100% en sus ideales y no dejará que alguien le haga creer que las decisiones que toma en su vida son malas o poco acertadas. También es terco como una mula, cuando algo se le mete a la cabeza y considera que tiene que compartirlo con el resto, hará todo lo necesario para hacerles creer que su pensamiento es más válido e importante que el de los demás, llegando incluso a dar argumentos que por lo general son algo idiotas debido a la falta de imaginación para esos casos.

Usualmente oculta sus sentimientos bajo aquella frívola mirada que tiene para observar al mundo. Cree con certeza que si algún día llega a mostrarse verdaderamente como se siente puede llegar a ser algún punto débil en su vida y aquello podría traerle duras consecuencias, pero ¡eh! no se crean que es tan duro como una roca, de vez en cuando se le olvida aquel detalle y es posible que hasta incluso muestre una sonrisa pintada en sus labios... y cuando aquello ocurra pidan un deseo porque no suele suceder amenudo.

-Gustos:
- La calma.
- Estar despierto de noche.
- Las frutas jugosas.
- El oro, las joyas, fortuna, etc.
- Conocer lugares nuevos. 

-Disgustos:
- Demasiado griterío.
- Dormir de día.
- Que indaguen en su vida personal y traten de adivinar que cosas piensa.
- Ser despreciado en cualquier sentido.
- Le irrita la gente que siempre quiere llamar la atención.

-Otros:

- Suele estar más somnoliento de día, soltando bostezos de aquí a allá. Esto se debe a que está más acostumbrado a vivir de noche debido a la cantidad de años que ha estado robando a la luz de la luna.
- Es ambidiestro.
- Lastimosamente sus habilidades en combate no son tan buenas, pero si se requiere de un trabajo en el que se necesita ser sumamente sigiloso, Dayron es el indicado.
- Es bastante supersticioso.

-Características:

- Vigor = 12
- Destreza = 18
- Constitución = 12
- Inteligencia = 12
- Sabiduría = 11
- Carisma = 8


-Habilidades Básicas:
- Sigilo
- Buscar
- Observar
- Dominio armas blancas

-Habilidades Especiales:
*Soon*

-Equipo:
- Una daga oculta en su cintura.
- Un sable.
- Comida (?)

-Color de roleo: # a6463d

/Playa/ - /Barco/
~In a fight~

John suspiró ante la interrupción del moreno, el combate entre "caballeros" había tomado otro rumbo, ahora el castaño había sacado un arma y la apoyó en la frente de su contrincante. Y cuando parecía que todo iba a acabar, Dayron sintió en su nuca algo muy frío, algo que le heló la sangre. Se trataba de Emeline quién había colocado la punta de una pistola a modo de amenaza, el castaño en vano intento hacer que desistiera y se alejara de la situación, pero claramente aquello no funcionó.

-¿Acaso acabas de amenazarla?- habló el oficial mostrando una faceta no antes vista, aquel hombre había comenzado a irradiar oscuridad y terror. Era la primera vez que el caribeño presenciaba algo así, su agarre de la daga se aflojó y antes de que cualquiera pudiera reaccionar, todos los presentes fueron envueltos por una aura maligna.

Un desgarrador grito de dolor escapó de la boca del moreno al sentir como su brazo adoptaba violentamente una posición completamente antinatural. ¡Magia negra! ¡Estaba seguro de aquello!. Cayó de rodillas con todo su peso en la arena mientras sentía como de su frente brotaban cientos de gotas de sudor. Solo podía pensar en el dolor, sus sentidos no dejaban que se enfocara en lo que ocurría a su alrededor, los sonidos de disparos y los cuerpos cayendo inertes al suelo parecían ser producto de una escena lejana y ficticia, creía que de a ratos perdía la conciencia pero no lograba desmayarse por completo, ya que seguía allí, sintiendo el dolor que no tenía fin.

Regresó vagamente de su letargo cuando escuchó de pronto un vitoreo a su alrededor, llevó su mirada hacia el Oficial quién ahora estaba liderando al grupo para matar a unos ingleses que se aproximaban a la isla. John se acercó al caribeño quién tomó su brazo herido -Respira, muchacho. Ésto va a dolerte.–, inmediatamente el chico aspiró todo el aire que pudo y mordió su labio inferior con tal fuerza que llegó a lastimarlo, sintió unos crujidos seguidos de un agudo dolor para finalizar en una indescriptible paz y calma. Su brazo ahora se encontraba nuevamente en su posición, el dolor seguía pero había disminuido notablemente. El pirata le inmovilizó la extremidad con un pañuelo. -Gracias- musitó el chico con la voz ronca para luego ser conducido hacia el puerto.

Abordó un amplio navío (ligeramente dañado pero aún a flote) junto con John y demás piratas. -No habrá palabras bonitas en esta oportunidad. Hermanos, la oscuridad se cierne sobre nuestras cabezas una vez más. Esperan vernos débiles y temerosos, nada mas que ratas de alcantarilla a sus ojos…- dijo el castaño del parche –Quieren arrebatarnos todo, y creen que lo harán… pero se equivocan. En este momento, cada uno de nosotros tiene en sus manos su propia libertad, ¡sólo nosotros podemos defenderla! ¡Hoy eligen ser esclavos… u hombres libres!- sus palabras estaban llenas de esperanza y valor, haciendo que cualquiera que lo escuchara se sintiera revitalizado y sin temor a la muerte. Dayron esbozó una torcida sonrisa y levantó su brazo sano para demostrar apoyo mientras sus compañeros gritaban y golpeaban objetos de la emoción. Dayron tan solo esperaba no ser una carga en la batalla, ciertamente el no era un chico que estuviera preparado para el combate directo y encima ahora estaba con desventaja debido a su brazo... pero... tal vez se las ingeniaba para defenderse utilizando su mejor atributo. El sigilo.


_________________


♥ Hikami-Kun ♥







~Believe in MAGIC~


~ I'm strong, I'm brave, I'M A LION ~
Ver perfil de usuario


Balthazar Blackboot:
Nombre: Balthazar Rannek

Edad: 30

Nacionalidad: Ingles

Profesión (en caso de tenerla): Oficial Militar

Rango (en caso de tenerlo): Teniente Capitan

Historia:
Famoso en los mares por ser despiadado, Balthazar ah viajado mucho ostenando la fama de ser el mas exitoso guardian de los navios contra los ataques de piratas, motines o incluso
monstruos marinos, según lo que a el le gusta contar...
Nadie conoce la verdad de su historia, quien es, o de donde vino, mas que su nombre y que dice ser ingles.
Fue forzado a unirse a la tripulacion de Kath despues de haber destruido su barco, la capitana pensaba que el servir a aquellos a quienes con tanto afan habia perseguido seria un peor castigo que la muerte. No tardo en generar lazos de amistad con la tripulacion de bandidos, sintiendo la necesidad de protegerlos de los ingleses, especialmente a Maia, la joven pirata de cabellos blancos que habia cautivado su interes, cuyo recio temperamento, al menos al principio, no perdio oportunidad de demostrarle que no lo aceptaba como un verdadero pirata, aunque concluyo por generar respeto por su compañero de armas.
Como miembro de la temida tripulacion de Katherine Campbell presencio la traicion de Bodvar y la muerte de la primera hermandad, y durante la batalla que se libro en la isla vencio a Santamaria y recupero el medallon azteca de sus manos...aquel fue el dia en el que la oscuridad se sembro en su alma.
Un gran numero de tripulantes de la antigua hermandad se unieron a la tripulacion de Katherine, entre ellos una bella pirata, proveniente de la nobleza francesa, Emeline, antigua contramaestre de Mariam Haddad. El oficial y la pirata se enamoraron, pero el destino dictamino que su historia se extinguiera tan bruscamente como habia nacido, el oficial es secuestrado por aliados de la flota de Bodvar junto a Amir, y siendo Amir el unico hombre conocedor del paradero del tesoro de la hermandad, ejecutaron al Oficial con un disparo en la cabeza. La muerte dio paso a la oscuridad para tomar el control del cuerpo de Balthazar, y en una burla a su antiguo dueño extinguio la vida de Emeline en su escape, hurtando el medallon azteca de las manos del difunto Rey de los piratas, Gabriel Tosh, el Leon Negro.
Balthazar ha existido entre el mundo de los vivos y el de los muertos durante todos estos años, experimentando los horrores del infierno y siendo testigo de las atrocidades que su espada sembraba sobre aquellos con sangre pirata.

Personalidad: Extrovertido, valiente y despiadado cuando necesita serlo.

Gustos y Disgustos: Le gusta el peligro y la violencia, es temerario por naturaleza, odia que lo despierten.

·Vigor = 20
·Destreza = 20
·Constitución = 20
·Inteligencia = 18
·Sabiduría = 8
·Carisma = 19

- Reputacion: -12

- Habilidades:
Dominio de armas blancas
Dominio de armas de fuego
Leer y escribir
Nadar
Manejo de la polvora
Dureza: (Eres mas resistente a los ataques fisicos).



-
-

Deje que mis manos se pasearan por la oscura madera del timon, mientras disfrutaba de la brisa matutina, el aroma a mar y madera mojada y las caricias del sol, que disminuian su suavidad a medida que avanzaba la hora...
-Mi barco..-
Susurre con una leve sonrisa, habia cumplido del cargo de Capitan un centenar de veces bajo el mando de la corona inglesa, pero esta vez era distinto...esta vez no respondia a nadie...esta vez era verdaderamente libre. Senti como la euforia lentamente dejaba lugar a una extraña mezcla entre valentia y locura...conciente de que me habia adelantado a los otros barcos y me dirigia hacia una fuerza 3 veces mayor a la mia con tan solo una decena de hombres, pero la logica y la estrategia no podian sacudir de mi pecho aquella extraña necesidad de venganza...y en los ojos de mis tripulantes veia el mismo anhelo...debiamos escrbir con sangre y polvora nuestra propia declaracion de libertad, sin importar las consecuencias.
Fije rumbo hacia el mayor de los navios, capitaneado por Hawk, quien ya se habia adelantado a los otros dos liderando el ataque...aunque su expresion simulaba tranquilidad, sabia reconocer el odio en su mirada aun desde aquella distancia, una leve sonrisa de satisfaccion se dibujo en mi rostro
-Capitan Señor Oficial Rannek-
Amir me hizo una leve reverencia bromeando con el titulo
-Podria ajustar su curso hacia...esa direccion?-
Aunque su dedo indice apuntaba hacia el horizonte, su mirada parecia seguir algo bajo el mar. Examine el curso que proponia y asenti girando el timon, expondria nuestros cañones de babor demasiado pronto para abrir fuego, pero la maniobra invitaria a Hawk a imitarla y probablemente separarlo de los navios mas resagados
Despues de unos minutos Amir dejo de observar el fondo del mar
-Gracias, Capitan, aqui me bajo yo-
Dijo simplemente y corrio hasta la borda lanzandose con un clavado perfecto y desapareciendo en el oceano. Lo segui con la mirada preocupado al principio, pero cuando note de reojo que el Syrenis habia desaparecido de la costa sonrei emocionado.
-Excelente estrategia Capitana..-
Susurre adivinando que habian decidido escabullirse y atacar por sorpresa, nuestras probabilidades de exito habian aumentado considerablemente
-Disparen los cañones de bajo calibre-
Una oleada de disparos resono casi inmediatamente, sin causar gran daño pero cumpliendo su cometido: Enfadar aun mas al maldito Comandante, que desplego las velas y se abalanzo hacia nosotros dispuesto a aplastarnos sin muchos rodeos
-¡Desplieguen las velas!-
Antes de que los hombres pudieran acatar mis ordenes las velas se desplegaron por si solas, mire confundido al timon mientras sopesaba la posibilidad de que el barco respondiera a mis ordenes..
-¿Buen chico?-
Dije algo exceptico, las maderas del navio crujieron simulando una especie de sordo gruñido, esto se ponia cada vez mas interesante. Simule mi escape logrando que Hawk mordiera en anzuelo y se lanzara a perseguirme, dejando a sus escoltas resagados, vulnerables al ataque sorpresa de Kath
-Muy bien Kath, tu turno- 


Amir Salleh:
Nombre: Amir Salleh
Nacionalidad: Borneo

Edad: 28

Rango: Ex-Contramaestre

Caracteristicas:

- Vigor = 21
- Destreza = 20
- Constitución = 23
- Inteligencia = 17
- Sabiduría = 16
- Carisma = 13

Imagen:



Historia: Era el hijo primogenito de los reyes de Borneo, se habia criado en el palacio y habia seguido la carrera militar, ganandose el puesto al mando de un escuadron de hombres a una edad muy temprana. Cuando tenia 15 años, uno de los herederos de un antiguo enemigo de su padre se presento ante el rey Felipe II de España alegando ser el verdadero heredero al trono, y solicitando el apoyo de españa para recuperarlo. El Rey acepto, sabiendo que si lo ayudaba Borneo terminaria en sus bolsillos. La invasion fue sangrienta, toda la familia real fue asesinadada, Amir y el remanente de sus hombres fueron tomados como prisioneros de guerra, ya que la identidad del principe estaba encubierta. En el viaje de regreso a España logro escapar y junto con el resto de los prisioneros tomaron el control del barco asesinando a todos los soldados españoles. Fue entonces cuando su vida como pirata comenzo, con el tiempo fue conocido como el tigre de malasia, ya que lo igualaba en agilidad, espiritu y fuertza; y se rumoreaba que hasta habia matado a uno con sus propias manos.
Navego bajo su propia bandera, saqueando las costas de las tierras que le habian sido robadas, burlandose del nuevo rey de Borneo con sus osados ataques e ingeniosas artimañas, y acumulando al mismo tiempo uno de los tesoros mas abundantes de los 7 mares. El joven se convirtio en leyenda, todos los piratas del sudeste asiatico buscaban unirse a su tripulacion, se apodero de una isla en las cecanias de Singapur, y junto con sus fieles capitanes reunio la flota de piratas mas numerosa desde los dias de la primera hermandad.
Pero el poder y la fama fueron opacando su libertad, 5 años despues se encontro a si mismo responsable de las vidas de mas de 500 hombres y de la administracion de riquezas tan grandes como para ser envidiado por reyes, ya no habia nadie que cuestionara su supremacia, y la nostalgia de una vida de aventuras y peligros termino por volverse insoportable.
Finjio su muerte y desaparecio dejandose arrastrar por la marea hasta las costas del Caribe, donde una nueva vida le esperaba.
Navego bajo el mando de Kath, quien se convirtio en su unico apego en un mundo que le habia ofrecido todo, y nada a la vez.
Creyo haber encontrado su ancla, el unico lugar al que pertenecia era en los brazos de su amada, pero los vientos habian trazado un destino diferente para el tigre.
Siendo el unico sobreviviente reconocido de los capitanes del oriente, quienes habian ocultado parte del tesoro de la hermandad, fue secuestrado por la flota de Bodvar, encerrado y sometido a torturas e interrogatorios para hallar la ubicacion. Aunque logro escapar repetidas veces, nunca pudo abandonar la isla, y aun permanece cautivo en el fuerte desde donde Bodvar gobierna su territorio.

Personalidad: Protector, honorable y leal, nunca traicionaria a los suyos. A la hora de pelear es quizas es un tanto violento. Es amistoso, alegre y despreocupado. No posee malicia, pero hara cualquier cosa por lograr lo que considere correcto, sin importar los medios.

Gustos y Disgustos: No le agradan los secretos guardados con fines maliciosos, ni los negocios turbios y engañosos utilizados usualmente por los piratas cuando quieren conseguir algo. Disfruta de la lectura, como muy pocos piratas, y es buen conocedor de las leyendas y mitos de la zona. Disfruta del fragor de la batalla como todo buen guerrero, y se encarga de que sus enemigos lo sientan.

Otros: Tiene la cicatriz de unas garras de tigre sobre su pecho. Es ingenioso y ocurrente a la hora de escapar o pasar inadvertido, habilidad que desarrollo durante años vivendo con un rostro reconocido en los 7 mares.

Reputacion: 15

Habilidades:
Dominio Armas Blancas
Dominio Puños
Nadar
Trepar
Ojo de aguila: es capaz de notar detalles que pueden pasar desapercibidos ante los ojos de la mayoria.

*-*

Habia calculado perfectamente el momento en el que el Syrenis pasaria por debajo del navio, y gracias a que Blackboot habia seguido el rumbo que le habia pedido, tuve un margen extra de unos segundos. Al sumergirme el agua del oceano senti una paz que no sentia hace demasiado tiempo...recorde que hacia ya años me habia lanzado de manera similar del navio de mi hermano mayor, como parte del plan que habia orquestado para simular mi muerte y huir de la isla...continue bajando mientras veia como el sirenis se acercaba hacia mi. El mastil principal, ocupado por Davy, paso unos metros por debajo, y estaba casi seguro que vi como el muchacho de cabello blanco extendia en vano su mano para chocarla con la mia al pasar, el segundo mastil era mi objetivo, libere todo el aire de mis pulmones y acelere mi descenso, llegando a asirme del extremo con ambos brazos dando una bocanada de aire al sentirme dentro de la.."burbuja" del barco.
Me deslice por la soga hasta el puente y me deje caer a unos pasos de Kath.
-¿Me extrañaste?-
Dije con una sonrisa conciliadora.
-Lamento haber desobedecido...puedes castigarme cuando esto termine...pero no podia soportar estar lejos tuyo durante la batalla..-
Esperaba que me entendiera, aun asi no teniamos mucho tiempo para charlar, los cascos de los navios ingleses ocultaron por unos segundos la luz del sol, como gigantescas nubes negras

Ver perfil de usuario
Kath:
-Nombre: Katherine Campbell (deja que la tripulación la llame Kath)
+Nombre: Seirina Mavros (Sirena Negra) - Nereida
-Edad: 28
-Nacionalidad: -
-Imagen o descripción física [Antigua editada por Ayha]


[Nueva]


-Clase: Pirata
-Profesión: Pirata
-Rango: Capitana del Syrenis

-Historia: Su nacimiento se produjo sobre un barco por lo que siempre a tenido una enorme capacidad para evitar los mareos que suele sentir la gente. No tenía amigos de su edad, pues los niños le tenian miedo sin razon alguna, lo que la llevó a pasearse por el puerto continuamente, haciendose amistades entre piratas y marineros. Ella escuchaba sus historias y a cambio debía ayudarlos en algo, ya fuera limpiar la borda o echar una mano en las reparaciones. Creció rodeada de cuentos y leyendas de ambos bandos, pero siempre le entusiasmó que los piratas se quedaban con aquello que encontraban, siempre que no fueran capturados. Dejó de lado a los "buenos" y empezó a juntarse más con piratas, aprendiendo a usar una espada y, por si misma, consiguiendo armas. Un día, de repente, los piratas que conocía se esfumaron y no volvieron al pueblo, para entonces tenía 15 años. Aburrida de su vida solitaria, robó un bote y se lanzó a la aventura, siendo literalmente pescada por un barco pirata desconocido. Allí tardó seis años es conseguir ser la segunda de a bordo (contramaestre). Ahora busca una aventura que la lleve a convertirse en leyenda, para asi perdurar en el tiempo. Durante su primer tiempo como capitana, las cosas no fueron tan fáciles como ella esperaba. Su barco se hundió, Santamaría regresó sin enternder como, Davy desapareció de su barco, el oficial se perdió en el tiempo y su amor por Amir se quebró al ser secuestrado. Unos meses después, su estado de salud empeoró. Las malas noticias se sucedian hasta que, obligada por Will, decidió pasar por el medico de una ciudad. Esta vez las noticias no eran malas, aunque quizás no en el momento más oportuno. Kath no estaba enferma, ni muriendose como decian los triplantes, estaba encinta. Fue un gran alivio para todos y a la vez un problema Kath se negaba a quedarse en tierra pero no era bueno que viajase sin saber si lo atacarian. Al final, ganó la batalla y embarcó, zarpando sin un rumbo fijo. Los siguientes siete meses fueron tranquilos, pero la desesperació momentanea de Kath por no saber ser madre no solo le provocó un parto prematuro al mes siguiente, sino que preferia no mirar a la niña que nació. Solo Maia la ayudo en ese duro momento, pues su agresividad mantenía a todos alejados. De forma que la pequeña nació en el camarote de Kath sin más ayuda que la contramaestre, quien obligó a la capitana a mirar y cuidar de la niña, a la que, una semana despues, seguía sin acercarse. Tal fue la insistencia de Maia, que Kath solo tardó semana y media en empezar a alimentar y cuidar al pequeño miembro de la tripulación. Entre todos buscaron un nombre y, despues de una trifulca por saber si la madre de tal era prostituta, decidieron que Lily era un bonito nombre para ella. Nadie se atrevió a preguntar por el apellido que llevaria, pues la mención al padre de Lily era casi condena a muerte. Con el tiempo y la ayuda tanto de "tia Mai" como de "papi Will" Lily se fue desarrollando en el barco como una pequeña bribona de rápidos movimientos y astucia impulsados por las enseñanzas y juegos de Mai, que la mantenian viva durante las pequeñas batallas. La busqueda de amir mantuvo a Kath distante durante algo más de un año, pero las continuas atenciones a Lily la hicieron darse cuenta que jamas lo encontraria y que, en caso de seguir asi, la pequeña acabaria siendo carne de cañon, por lo que cesó su deseo de encontrarlo y puso rumbo en ota dirección. Allí donde Maia sorprendió a todos pasaron unos dias para volver de nuevo a poner rumbo al siguiente tesoro.
-Personalidad: Tras 6 años de larga búsqueda, su personalidad se ha ido oscureciendo. Si bien sigue queriendo llevarse bien con su tripulación, y más con Lily por el barco, no acepta ningún movimiento en falso. Un error y fuera. Es más agresiva y mortal que con anterioridad, pero sigue teniendo una gran herida en el corazón, por lo que por las noches no se deja ver, momentos que pasa sola en su camarote. Solo Maia o Lily tienen permiso para molestarla en esos momentos. Protege a su hija frente a todo y sabe que Maia y Will también lo harán, por lo que ambos son parte de la familia de la pequeña, junto a si misma. Es cortante, menos tolerante que en un principio y su alma se ha enfriado. No le afectan las masacres que causa Maia o un cuerpo sin cabeza en la cocina. No acepta menciones de Amir delante de Lily y una simple referencia a él, basta para que la mirada asesina de kath le advierta de que ese no es terreno seguro.
+Personalidad: Un ser elegante, de movimientos graciles y voz encantadora. No parece agresiva si no es atacada.
-Gustos y disgustos: Le gustan las leyendas, el oleaje y movimiento del barco, el oro, el olor de la pólvora y las espadas. Odia que se le adelanten a la hora de conseguir un tesoro, estar prisionera, los dias sin viento (el barco no se mueve), los oficiales de la marina. No saber donde está Lily y no tener noticias de Amir, aunque finja que no le importa.
+Gustos y disgustos: ??
-Otros: No tiene ni idea de cocinar. Ayuda de vez en cuando a su tripulación. Lleva una daga mediana-pequeña, una pistola (de las de la epoca).
-Reputación: +7
-Habilidades:
-Dominio de armas blancas
-Leer y escribir
-Nadar
-...?
-Habilidades especiales:
"El Toque de Nereida", si tus manos estan mojadas con agua de mar, puedes curar heridas con solo tocarlas.
"Canto de Nereida", habilidad involuntaria que solo se activa cuando estas desesperada o en alguna situacion limite, tu voz es capaz de disuadir a cualquier hombre de su ira.
+Habilidades especiales:
"Afinidad Oscura", es capaz de percibir la oscuridad en los corazones de aquellos que la albergan
"Beso de la Ninfa", besando a un oponente despierta la oscuridad en su corazon (si es que la tiene) y este se vuelve su aliado, aumentando todas sus caracteristicas en 10 mientras dure el hechizo
-Caracteristicas:
 ·Vigor = 18
 ·Destreza = 18
 ·Constitución = 13
 ·Inteligencia = 19
 ·Sabiduría = 18
 ·Carisma = 17
+Características en Seirina Mavros +10 en todo.
-Equipo: Pistola recién recargada. Espada.
Con el corazón en un puño, lista para la batalla, apenas me di cuenta de que llevaba un rato con la mirada apuntando al vacío. Los gritos de guerra de Davy y Maia comenzaban a apagarse en ese momento en mi cabeza. Dulce, tan atenta como siempre, enseguida supo que me ocurría algo.
-¿O a caso se trata de él? -La miré sin saber cómo lo había notado, pero al ver como apuntaba muy poco sutilmente al nuevo anclaje del mastil, negué con la cabeza. Realmente no era nada, era una chorrada preocuparse por Lily, por Amir o Will que estaban a salvo en la isla, con todos los demás heridos o cobardes que se habían quedado atrás. No miré a la superficie de los barcos, todavía estabamos demasiado lejos para necesitar ascender y realmente esperaba que el color de la madera se camuflaje con el fondo. De repente, algo cayó a mi espalda. Apenas en un segundo, mi primera impresión fue que un delfin había vuelto a colarse en la burbuja del barco, pero los animales son incapaces de hablar.
-Lamento haber desobedecido...puedes castigarme cuando esto termine...pero no podia soportar estar lejos tuyo durante la batalla.. -Lo miré, llena de rabia. Como siempre, apenas era capaz de mirar por si mismo, no había escuchado nada de lo que habia dicho. Quizás tiempo antes hubiera sonreído, soltado una risa tonta y haberle invitado a unirse, pero tras seis años pensando que lo había perdido para siempre, hundiendome y saliendo del mismo pozo oscuro por creer que era culpa mía ya que no me desperté cuando todo ocurrió, verlo tan irresponsablemente dispuesto a luchar me hizo molestarme.
-¡Maia! -Grité, buscandola por la cubierta, pero inmediatamente pensé que no era bueno hacerla ser niñera de un adulto al que sabía de sobra que no terminaba de soportar. Tomé aire un momento -Comenzaremos a ascender en un momento, preparad los cañones que queden y a vuestros puestos -Una vez dada la orden, me giré a Pier, que seguía aferrado al mástil -No necesitamos cobardes en estos momentos, levántate de una vez -Había dejado de ser suave con los tripulantes despues del segundo año de búsqueda, mucho menos lo era con aquellos a quienes no conocía. Me giré a Amir con la misma mirada de capitana que llevaba usando desde que la Kath antigua se hundió en un foso de desesperación.
-¿Ni una vez eres capaz de hacerme caso? -Le dije, antes de cruzarme de brazos, ya no podía mandarlo de vuelta, era mucho trozo y quedaría agotado antes de llegar. Tampoco tirarlo por la borda era buena idea, realmente prefería tenerlo cerca para ver que se encontraba bien. Estaba frustrada, habría preferido que esos barcos jamás se hubieran acercado, habría preferido que me hiciera caso, pero ya no sabia como hacerle entender eso.
-No te alejes -Le exigí, antes de comprobar de nuevo que todas mis armas estaban conmigo, mirándolo de reojo en busca de sus espadas, no pretendía dejar que luchase, pero tampoco podía dejar que estuviera completamente indefenso. Enseguida, mi noble navío comenzó a ascender.


_________________

Ver perfil de usuario
ACTUALIZACION PUERTO


Una tenebrosa quietud reinaba en el puerto, la renombrada flota de Bodvar se extendia a lo largo de la costa, aunque ahora no es mas que una sombra de lo que solía hacer temblar a los 7 mares. Unas decenas de barcos exhibian daños menores, pero los vestigios de las naves restantes flotaban como cadáveres putrefactos mecidos por el oleaje...aun así, en el centro, el imponente Berserker se alzaba impune como el único superviviente a una masacre. Las llamas en el casco y parte de las velas eran parte de la decoración permanente del navío vikingo, se decía que no podía ser hundido, que sus daños se reparaban con el tiempo y las llamas lo consumían a la misma velocidad a la que el barco se regeneraba, por lo tanto nunca se apagaban ni el barco se incendiaba...no había que hacer mas que contemplar su imponente aspecto para saber que era el mejor navío disponible.
Emeline y una decena de hombres se dispusieron a abordarlo, pero ni bien pudieron poner sus pies sobre el muelle fueron emboscados por unos 30 piratas armados, cubiertos de polvo y con vestimentas que evidenciaban haber sobrevivido a duras penas el ataque ingles. Constituían el remanente de la flota de Bodvar. 8 figuras se adelantaron, al parecer eran los Capitanes del grupo.
-Te lo dije amor, intentarían robar el barco del Capitán-
El fornido y barbudo escoces que empuñaba un mazo parecía dirigirse a una hermosa fémina de cabello largo y sombrero español parada a su lado, quien ya había desenvainado su estoque amenazante. En el fondo, el cielo comenzó a oscurecerse y un relámpago dividió el horizonte
-Los traidores que trajeron a los ingleses a nuestras puertas-
La peluca blanquecina y el rostro maquillado del hombre armonizaban con su fuerte acento francés, pero ciertamente parecían fuera de lugar en aquel escenario. Comenzó a llover, el fuego sobre el Berserker se extinguió lentamente...y aquellos que observaban con cuidado notaron como las maderas del barco se oscurecían y las velas se tiñeron de negro como una dama de luto.
-¿Quien es su mejor luchador? Tráiganlo ante mi-
El escoces a modo de desafió golpeo su cabeza con el mazo que vibro con un sonido metálico.
-No hay tiempo para tus juegos, bruto descerebrado-
El francés saco una pistola y apunto a Emeline con ella
-¿Como le has llamado payaso chupapo**as?-
La española ahora apuntaba al francés con su arma, pero el pirata no desvió su atención de Emeline. El navío comenzó a moverse hacia el muelle
-En la cara no, en la cara no-
Gimoteo nerviosa una pelirroja con una cicatriz en el rostro
-!Miren lo bella que es! Quiero conservarme su rostro ¿puedo?-
Un estruendo de maderas destrozadas capto su atención, el navío había hecho añicos el casco semihundido de un barco en su camino, y se dirigía directamente al muelle, todos retrocedieron unos pasos, aquel no parecía el viejo Berserker, se econtraba rodeado por una especie de niebla y era seguido por nubes ennegrecidas y vientos de tormenta, Emeline fue la única que no retrocedió.
La imponente nave avanzo casi hasta casi estrellarse contra la costa, posicionándose de modo que la abertura para abordarlo quedara justo frente a la joven francesa, al detenerse un trueno retumbo demasiado cerca y los mas supersticiosos se cubrieron sus cabezas espantados. Nadie dijo una palabra...todos quedaron expectantes, entendiendo que el antiguo barco insignia de su flota ahora tenia nueva dueña.

Navio: Dama Negra
Oscuro como una dama en luto, cubierto por la niebla y acompañado por la tormenta, el navio, al igual que su forma anterior el Berserker, no puede ser hundido, pero a diferencia de este no recibe el daño para luego repararse, sino que lo esquiva como la niebla, haciendo asi que su tripulacion sea mas vulnerable a ser alcanzada por los proyectiles.

Ver perfil de usuario
Spoiler:

-Nombre: 
Dulce 
(No tiene apellido o al menos no lo sabe)

-Edad: 
24 años

-Nacionalidad: 
Portuguesa

-Capitan: 
Ella misma es la capitana del imponente Gaudium

-Antigua Profesión: 
Tiempo atrás era una mera esclava, actualmente ejerce la profesión de pirata.

-Imagen:
Una mujer un tanto alta siendo así de 1.72m con un cuerpo acorde a la medida adornado con suaves curvaturas y en general una complexión delgada pero un tanto atlética ya que, la vida de pirata demanda bastante esfuerzo a decir verdad. Poseedora de una piel blanca y sin imperfecciones a pesar de estar tanto tiempo expuesta a los rayos solares y a la sal del ambiente. 

Sobre su cabeza descanza una extensa cabellera castaña que llega sin problema alguno hasta su cintura que debido a la humedad del océano este se encuentra ligeramente ondulado. Pasando a su rostro este es de facciones redondeadas y muy femeninas, con mejillas ligeramente regordetas, nariz pequeña y respingada, labios finos los cuales casi siempre están curvados en una simplona sonrisa, cejas finas y unos grandes ojos marrones decorados por una larga capa de curvas pestañas. 

Su manera de vestir destaca un poco del resto de sus compañeros piratas, y con razón es así, ella es la capitana. Pero dentro de todo, cuando no usa aquel tipico atuendo de capitán (saco y pantalones), suele utilizar comodos vestidos que ha ido adquiriendo a lo largo de sus viajes. 

~Mirame~:





-Historia:
Tristemente no tiene una historia larga de contar, su vida desde un principio se vió tintada de malos tratos, suciedad y protocolos a seguir para complacer a aquellos dueños que tuviera de turno. Si, es fácil de adivinar, era una esclava nacida de una pareja que ya eran esclavos en aquel pequeño país llamado "Portugal". Pero a pesar del entorno que la rodeaba, la pequeña Dulce parecía no verse afectada, es más, creció aniñada y delicada como una flor, creyendo que la crueldad que le rodeaba no era más que una mera fantasía que tal vez... algún día iba a terminar, que iba a despertar siendo diferente, tal vez alguien mejor y en otro lugar. Pero claramente no era así y hasta parecía que su situación no tenía remedio alguno. Jamás tuvo hermanos por lo que practicamente se crió con sus pobres dos padres y amigos que así por allí, pasaron algunos años de esa manera hasta que... todo tuvo que terminar. 

A los 10 años de edad fue separada cruelmente de todas aquellas personas que consideraba su familia y fue obligada a viajar a un lejano lugar para ser verndida como un mero objeto. "Trabajó" para muchas familias diferentes durante años, hasta que a la edad de 18, momento en el que se encontraba sirviendo a una rica familia de Italianos, todo dió un giro inesperado.

Era un completo desconocido, pero ese extraño capitán que un día se presentó sin más delante de la puerta de aquella gran casa fue la chispa que encendió su esperanza de que podía ser libre algún día. Fue impresionante la suma de dinero que pagó por la jóven castaña con la convincente excusa de que "podía serle de mucha utilidad", claramente la familia Italiana no lo pensó ni dos veces antes de entregarla en manos de aquel hombre.

La delgada jóven apenas puso sus pies en la rechinante madera de la cubierta del barco, algo le dijo que aquel viaje iba a ser un tanto diferente. Y así lo fue, aquel día fue el principio de una infinidad de aventuras que vinieron luego. Hubo momentos alegres y tristes, conoció gente nueva y hasta incluso hizo amigos que jamás pensó que iba a tener... y como si no fuera poco los poderes nacieron en ella junto con el deber de convertirse en la nueva capitada de un enorme barco... el Gaudium.

Una nueva y gran etapa en su vida dió comienzo, una que aprovechó al máximo. Pasaron muchos años en los que pasó junto a su nuevo contramaestre (el siempre impresionante Davy), conoció lugares increibles, se armó una tripulación y hasta incluso aprovechó su tiempo en aprender a leer y a escribir, algo que siempre en su vida había deseado poder hacer bien. Actualmente se encuentra surcando los mares del mundo derrotando a todo aquel malvado muerto viviente que se interponga en su camino.

-Personalidad:
Dulce es una mujer que verdaderamente le hace honor a su nombre y por extraño que suene, es una de las piratas más amables y justas de los 7 mares. Con el pasar del tiempo ha madurado en su forma de ser de una manera impresionante, ya totalmente libre de las cadenas de la esclavitud y con un futuro que ella misma puede manejar, en su ser se puede notar que ha perdido todo rastro de inseguridad, temor y que hasta incluso a adquirido más sonrisas en su vida cotidiana. Tiene un don maternal sumamente natural, se preocupa por la gente que le rodea, sobre todo si se trata de sus tripulantes, jamás se perdonaría si a estos les llegara a pasar algo por culpa de una negligencia de su parte. 

Es de esas personas que piensan antes de actuar, no se lanza a hacer algo sumamente osado no sin antes meditarlo y estar completamente segura gracias a sus habilidades especiales. Casi pareciera que un aura de completa calma y seriedad la rodea todo el tiempo y hasta incluso parece ser una fémina completamente imperturbable, y de hecho, hasta casi lo es. Pero no hay que mentir, pese a ser la capitana de un barco y de la manera en que le gusta mostrarse segura y completamente recta ante los demás, no hay que ocultar el hecho de que a veces la "contagiosa alegría" de su contramaestre se le pega y comienza a comportarse más divertida, un tanto infantil y suelta con sus allegados. 

Pero este "Angel de alta mar" que destila pureza por sus poros también tiene el derecho de enojarse a veces. Núnca deja que la ira se apodere de su cuerpo, no señor, ella jamás lo permite pero cuando algo realmente le molesta su tono de voz de vuelve más distante y frio dejando bien en claro que lo que escucha o ve no le gusta para nada, y hasta incluso adorna aquellas rabietas con profundos ceños fruncidos y algún que otro exasperado suspiro. 

-Gustos:
- Todas las frutas que existan sobre la faz de la tierra.
- Leer y aprender todo tipo de cosas nuevas.
- Conocer gente nueva.
- Paz y tranquilidad.
- Las cosas en orden.
- Los días tibios pero con brisas frescas.
- Admirar las estrellas.

-Disgustos:
- Los malos tratos.
- Que se metan con ella con alguno de los tripulantes de su barco.
- El encierro.
- La comida picante.
- Los días de mucho frío o calor.
- Que le digan que cocina feo ¡INCONCEBIBLE!
- Recibir órdenes de algún desconocido, ahora es ella quién maneja su vida.

-Otros:
- Sabe cocinar de ma-ra-vi-lla
- A pesar de que tantos años han pasado, la manía de juguetear con un mechón de cabello mientas se encuentra nerviosa no la ha abandonado.
- Suele coleccionar ropa de diferentes partes del mundo. Tiene decenas de prentas guardadas en un cofre.
- De vez en cuando trenza su cabello y lo adorna con alguna que otra flor.
- También le gusta coleccionar libros, tiene otro cofre repleto de estos.
- Tiene una ligera alergia al ajo, su nariz se pone roja y comienza a estornudar apenas percibe su aroma. 

-Características:

- Vigor = 13
- Destreza = 14
- Constitución = 15
- Inteligencia = 15
- Sabiduría = 20
- Carisma = 16


-Habilidades Básicas: 
- Leer y escribir
- Nadar
- Escuchar
- Dominio armas blancas

-Habilidades Especiales: 
- Videncia (lvl 3)
- Grito de guerra (lvl 1)
- Sentir magia (lvl 1)

-Equipo:
- Un sable
- Una pequeña bolsa con monedas
- Sus ropas de capitana (?)

-Color de roleo: # EC425E

/Syrenis/
~With da' crew~

Su castaña mirada se quedó clavada en el rostro de la pelirroja quién tan solo había negado a sus preguntas sin responderle exactamente que le sucedía. Dulce no se conformó con aquello pero tampoco quería presionarla a hablar de algo que no quería, por lo que tan solo apoyó una mano sobre el hombro de su amiga y le dijo finalmente -Aquí me tienes para lo que necesites-. Pero aquel tranquilo momento que estaba teniendo con su compañera se rompió cuando sorpresivamente algo cayó a las espaldas de ambas, -¡AAH!- no pudo evitar gritar la castaña del susto quién giró rápidamente para enfrentar al extraño. -Oh... A-amir- tartamudeo la capitana, tan solo se trataba de aquel fornido hombre que había caído de quién sabe dónde. Inmediatamente la mano derecha de la chica tomó uno de los largos mechones de su cabellera y comenzó a juguetear nerviosamente con él, realmente la había asustado. -Yo... Los dejaré solos- le informó a ambos sonriendoles brevemente para luego alejarse varios pasos y recobrar la compostura antes de que iniciara la batalla.

El océano sobre sus cabezas se veía realmente impresionante, era una vista completamente distinta, y aunque Dulce ya había podido experimentar el sumergimiento del Syrenis anteriormente... no dejaba de impresionarle. Ver a todos los peces, las algas y figuras misteriosas rodear el navío... ningún cuento de hadas se le asemejaba. -¡Maia!- el grito de Kath la hizo despertar de su letargo, era hora de ponerse en acción. Mientras la pelirroja impartía órdenes, Dulce no se quedó atrás por lo que se dirigió a su tripulación -¡Atención! ¡Todos a sus posiciones! ¡Quiero los cañones y mosquetes listos!- luego de eso el navío comenzó su lento asenso. -¡Hoy, la suerte está de nuestro lado!-


_________________


♥ Hikami-Kun ♥







~Believe in MAGIC~


~ I'm strong, I'm brave, I'M A LION ~
Ver perfil de usuario


Pier:
Nombre: Pier Gerlofs Donia.

Info: Un brutal asesino frances, conocido por su modus operandi de matar con sus propias manos, ya que le desagradan las armas de cualquier tipo. Posee tatuados en su rostro y brazos la primera letra de los nombres de sus victimas, trabajo como mercenario por mucho tiempo pero finalmente se dejo llevar por sus instintos, luchando y matando simplemente para alimentar su amor a la violencia. Su personalidad excentrica es una de sus mas llamativas cualidades.

Especialidad: Fuerza bruta, Entretenimiento (canto y actuacion)

Vigor = 39      
Destreza = 17    
Constitución = 27  
Inteligencia = 7   -
Sabiduría = 7      
Carisma = 20        

Habilidades
Dominio de Puños
Talento artistico Actuar
Talento artistico Cantar
Nadar

-

Mala idea...mala idea...no dejaba de surrurarmelo aferrado al poste del barco, no era un marinero, no era un pirata, no sabia nadar ni estaba acostumbrado a batallar en el mar, pero si era un asesino...un asesino con sed de venganza, mi temor a hundirme en las profundidades del océano podía esperar...
Como si el destino estuviera leyendo mi mente, a los pocos minutos mi mayor miedo se volvió realidad, y el navío comenzó a sumergirse en la inmensa masa de agua que se extendía hasta el horizonte. Ahogue un grito agudo en mi garganta temiendo que mi reputación fuese dañada, pero mágicamente el agua nunca llegó a envolverme.
-No te preocupes, el agua no toca la cubierta, estás a salvo-
Asentí nervioso, desde la muerte de Bodvar había sido atravesado por sables, fusilado por pistolas y hasta alcanzado por una bala de cañón y todavía me encontraba en perfecto estado, no tenia sentido el conservar aquel infantil temor...al menos no mientras tuviera el casco.
Note como las dos bellas capitanas hablaban entre ellas mientras observaban, suspire resignado, en verdad lo lamentaba pero sabia que era inevitable, a veces creía que el ser tan irresistible para las mujeres era una maldición. Me solté del mástil y camine con cautela hasta donde se encontraban, apoyando gentilmente una mano en el hombro de cada una
-Lo siento...de verdad...pero mi corazón ya tiene dueña...-
Hice una leve pausa cerrando los ojos con tristeza, pero luego me volví a mirarlas con una sonrisa provocadora
-Mi cuerpo por otro lado..-
Un dolor agudo en la mano que descansaba sobre el hombro de la chica de cabellos castaños hizo que la soltara rápidamente, una espada había surcado el aire rozándome y clavándose en el suelo de madera, al volverme el chico de pelo blanco me miraba amenazante colgado de una soga con una mano y con la otra señalándome con su dedo indice
-¡No se toca!-
Exclamo, pero antes de que pudiera responderle el barco comenzó a ascender. Volví a aferrarme al mástil tan rápido como pude, pero esta vez la capitana no fue tan amable
-No necesitamos cobardes en estos momentos, levántate de una vez

Tenia razón...era tiempo de que Pier fuera Pier
-¡Atención! ¡Todos a sus posiciones! ¡Quiero los cañones y mosquetes listos!-
-
¡Hoy, la suerte está de nuestro lado!-
El barco ascendio justo en medio de los dos navios ingleses, sus tamaños eran imponentes, haciendo parecer al Syrenis como un pequeño bote de pesca. Extendi mis brazos y lance un grito desafiante, llamando la atencion de los casacas rojas que comenzaban a salir de su asombro y preparar cañones y fusiles, los impactos comenzaron a escocer en mi cuerpo, mientras lanzaba carcajadas ocultando el dolor, divertido al ver como las piernas de los soldados comenzaban a temblar, desmoralizados los capitanes ordenaron preparar las armas mas grandes, y entonces los cañones se asomaron en ambos navíos como un centenar de ojos resplandeciendo con el reflejo del sol y posandose sobre nosotros, eran demasiados, una descarga seria suficiente para devolvernos al fondo del mar, y esta vez no estaba seguro de que pudieramos volver a la superficie.

Ver perfil de usuario



FICHA:

-Nombre: Emmeline Éclair-Devour
-Edad: Técnicamente, 24
-Nacionalidad: Francia
-Imagen: Estatura promedio. Facciones finas y delicadas. Ojos almendrados, iris verde cristalino, pestañas largas y ligeramente curvas que le aportan sensualidad a su rostro. Su piel se obscurece ligeramente alrededor de sus ojos. Tez pálida y expresión sombría. Figura de curvas suaves y busto prominente. Emana un aura delicada y misteriosa. Una notoria cicatriz circunda su cuello. Su cabello es castaño obscuro, largo casi a la cintura y ligeramente ondulado.

IMÁGENES:






-Capitan: -
-Antigua Profesión: Antes de convertirse en pirata, era hija de un acaudalado parlamentario francés.
-Historia: Emmeline nació en Versalles, Francia, dentro del seno de una familia aristocrática, un 24 de Julio de 1587. Hija de Johannes Èclair, parlamentario rico e influyente del Parlement de París, y Agathe Rosmarie Devour, hija a su vez de un Comisario primero de la marina. Como la menor y única mujer de cuatro hermanos, fue siempre la favorita de su padre.
A diferencia de lo que su madre hubiese deseado, Emmeline creció con afición por las artes de guerra, uso de armas, esgrima y demás prácticas masculinas desempeñadas por sus hermanos mayores, y al cumplir catorce años, ya los superaba en destreza, inteligencia y habilidad.
En un afán por enderezar a la jóven, sus padres decidieron casarla con Fréderic III de Lorraine-Vàudemont, Duque de Lorena, quien profesaba un profundo amor por ella, a pesar de los constantes rechazos y la inminente negativa de ésta. Sin embargo, Emmeline accedió por pedido expreso de su padre.
La boda se celebró alegremente en la mansión Vàudemont, en Abril de 1602. Una vez culminó el evento, Frèderic intentó someterla a las perversiones más malvadas con el fin de doblegar el espíritu aguerrido de la joven, en venganza por el maltrato recibido durante su cortejo. Ella procuró huir, y, en un intento desesperado por luchar, Emmeline acaba asesinando a su agresor. Creyéndose una criminal, se dispone a escapar y se dirige al puerto de Boulogne-Sur-Mer, en Nord-Pas-de-Calais. Luego de 15 días de persecución, logra abordar el primer barco que pudo encontrar más próximo a soltar amarras.
Pero su infortunio todavía no había llegado a su fin. Al adentrarse en alta mar una fuerza descomunal azotó la embarcación por estribor y Emmeline, quien se encontraba del lado contrario observando absorta la inmensidad del océano, cayó por la borda, por poco muriendo ahogada. No obstante, pudo incorporarse a tiempo para observar horrorizada como una bestia descomunal destruía el barco y lo hundía en las profundidades, sin dejar rastro alguno de su existencia ni de su tripulación más que unos pocos trastos flotantes. Naufragó durante días aferrándose a uno de los restos de la proa,mientras que el sol y el agua salada resecaban su piel y su esperanza se extinguía. Lo único que alcanzó a ver antes de desvanecerse fue una enorme masa obscura surgiendo del océano frente a ella.
Despierta en la cubierta de un extraño barco, sus tripulantes la habían rescatado, salvándole de las fauces del infierno.
El nombre de la capitana del navío era Mariam Haddad. Ella le habló del barco y de las personas que en él se encontraban, piratas. Por último le ofreció ser parte de su tripulación, a cambio de lealtad absoluta. A lo cual Emmeline accede vehemente, cautivada por las historias que aquellos individuos relataban, pasando a formar parte de la dotación del “Syrenis”.
La vida en alta mar le condujo a la libertad que había añorado desde pequeña. Siempre repleta de aventuras e historias fantásticas, todo fue fascinante, hasta el trágico día en que fueron capturados y su capitana, colgada por el cuello hasta la muerte. Lograron escapar gracias a un desconocido hombre que apareció entre el follaje, un inglés desertor, rehén de un grupo de piratas que se encontraban en el mismo lugar dispuestos a dar batalla, y que despertó sentimientos en la joven dama. Pero todo fue ofuscado por un hechizo que invocó la obscuridad interior de varios de los piratas allí, convirtiéndoles en seres viles y despiadados. Entre ellos, su estimado Oficial, a quien trata de ayudar y termina asesinándola.
Luego de su muerte, Emmeline pasó sus días sumida en las tinieblas del reino de Eris.
-Personalidad: Es una persona tenaz, perseverante y muy capaz. Suele pecar de arrogante, terca y orgullosa. Le gusta la aventura y la libertad que representa el camino que eligió en su vida, más no abandona las costumbres características de su educación. Le cuesta confiar en otras personas, pero es generosa con quienes se ganan su afecto. Si bien la aterradora experiencia vivida no logró aplacar su aguerrido espíritu, sí cambió su actitud temperamental a una más pasiva, reflexiva y fría. Nunca mediaría con personas que considere de baja moral y prefiere morir antes de ser capturada o traicionar a los suyos. No es de naturaleza violenta, pero será la primera en desenfundar su espada sin temor así la situación lo amerite. Sumamente perceptiva, nada escapa a sus ojos ni olvida un rostro jamás.
-Gustos:
Adora el aire libre, la noche, la luna, la brisa marina. Personas humildes y generosas. Secretamente, las joyas. Crear estrategias de combate como ataques sorpresivos o emboscadas. Los días de lluvia tranquila en altamar. Licor, ron y té de sabores exóticos. Cantar, tocar el piano y un buen contrincante en el uso de la espada.
-Disgustos:
Entre las cosas que más detesta está que la consideren débil por su aspecto y la subestimen. Los traidores y personas crueles por demás, aunque aprendió a aceptar las condiciones y características del ambiente en el que vive. Las órdenes y las imposiciones, las personas demasiado altaneras y prepotentes. Odia las mentiras, más que nada porque su poder de observación le indican cuando alguien las dice. Siente cierta repulsión a los insectos en general. No soporta que la sermoneen. Cualquier insulto hacia su persona desencadenará un conflicto armado. 
-Otros: Posee una tolerancia al alcohol increíblemente alta y al embriagarse deja ver su lado bromista y burlón, o violento y temerario.
-Características (35 puntos a distribuir):
Vigor =  8+2 = 10
Destreza = 8+11 =  19 || +3 = 22
Constitución = 8+3 = 11 || +2 = 13
Inteligencia = 8+6 = 14
Sabiduría = 8+10 = 18
Carisma = 8+3 = 11
-Habilidades Básicas:
-DOMINIO ARMAS BLANCAS
-OBSERVAR
-LEER Y ESCRIBIR
-NADAR
-Habilidades Especiales:

-Equipo: -

-Reputación: 4

-Color de roleo: 29b087

Una treintena de piratas salieron a nuestro encuentro. Iba a la cabeza de aquella empresa, con lo cual fue mi persona con quien se toparon primero. Di un paso al frente ante la amenaza del francés, cuyo cañón me apuntaba en aquel momento justo al nivel de los ojos. Clavé mi mirada en la suya. No tenía tiempo para perder tratando de negociar. 

- Si j'étais vous, je baisserais l'arme… - le sonreí, deslizando mi mano por la empuñadura de mi espada. 

El estruendoso crujido de la madera al quebrarse desvió la atención de todos los presentes hacia la costa. Frente a ellos, un navío avanzaba lentamente, abriéndose paso entre los cascos destrozados de la flota anclada en el puerto.

- El barco del Capitán… - susurró a la izquierda de la pelirroja un hombre de cabello emblanquecido por la edad.  
El barco avanzaba en dirección a nosotros sin importar lo que había frente a sí, hasta colocarse a escasos metros de mí. Los demás habían retrocedido ante el imponente bergantin. Sus maderas eran oscuras como la noche y su aparejo negro danzas con la brisa marina y se perdía en la penumbra como un fantasma en pena. Me acerqué y pasé mis dedos sobre la superficie cayosa del casco. No necesitaba saber más. Aquel era mi navío. Trepé hasta la cubierta y me paré sobre la barandilla, asiéndome de un cabo y observando a los presentes.

- ¡Bodvar ha muerto! Aliados o no, divididos no tenemos oportunidad. ¡Escuchen! Mis compañeros se han lanzado a la batalla sin temor, contra quienes les superan vastamente, ¿y que van a ver? ¿a un grupo de cobardes escondiéndose entre escombros como ratas? No... Yo les diré lo que verán. – mis ojos se pasearon por los rostros de los capitanes. – Verán el poder del que somos capaces. Verán la fuerza de nuestras armas. Verán valor y el miedo, ellos lo tendrán. – sentencié, señalando las flotas inglesas. – El fuego de nuestros cañones será lo último que presencien antes de visitar el abismo. Les aseguro que lamentaran el día en que creyeron que podrían destruirnos. 


El viento de tormenta infló las velas negras del navío como carta de invitación para unirse a la batalla. El océano estaba llamándome una vez más, tras largos años de espera. En mi rostro se dibujó una sonrisa.

- ¿Acaso le temen a la muerte? 

Los rostros de todos los capitanes giraron en una sola dirección y posaron sus miradas sobre un muchacho joven. Su cabello rubio estaba trenzado sobre la parte superior de su cabeza, y a los lados se podían ver tatuajes sobre la piel calva. A su vez, éste me observaba con expresión expectante. Le miré desafiante y me sonrió. Luego asintió y los demás comenzaron a moverse. Sus rasgos me eran familiares, pero no me detuve a escudriñarle en busca del parecido. Me extrañó que le obedeciesen de aquella manera.

Ordené soltar amarras y atizar las velas cuchillas. Subí a la toldilla y allí, en medio del castillo de popa, la rueda del timón emergía indemne e inmóvil, oscura y brillante como una obsidiana en bruto. Los gravados dorados sobre la madera refulgían al alcanzarles la luz de los relámpagos, y las gotas de lluvia se escurrían entre las grietas de las cabillas torneadas. Posé mis manos sobre las asas y energía manó desde ellas, invadiendo mi cuerpo entero. Las maderas crujieron y el fuerte viento nos empujó. Viré a estribor, aprovechando el envión, y el navío se adentró en el océano en dirección a las flotas inglesas, seguido de cerca por aquellos barcos que eran el remanente de la antigua flota de Bodvar.






_________________


•  INSCRIPCIONES  •


•  ROL •

Ver perfil de usuario
ACTUALIZACION PLAYA




-¡William!-
El joven capitan sabia que Hawk no lo oiria, por lo que su exclamacion cumplia principalmente la funcion de expresar su frustracion. Su hermano mayor se habia abalanzado a la caza del navio ingles ahora capturado por los piratas, ordenandole con un gesto el permanecer a distancia junto a la otra nave.
-Esta bien señores, al parecer nuevamente nos toca observar-
El Bradley parecia molesto, se sento de mala gana en su silla ubicada en el puente e hizo señas a un grumete para que lo cubriera del sol con una sombrilla, los oficiales se relajaron y comenzaron a coordinar tareas de rutina, simplemente manteniendo un pequeño grupo de fusileros en cubierta listos para cualquier emergencia, en el otro navio se podia observar la postura intranquila del Capitan Bennedict Carver, un experimentado soldado que habia sucedido a Balthazar despues de que este fuera abandonado en la isla, escrutaba el horizonte en todas direcciones, como si buscara algo que se le habia perdido...quizas por el hecho de que no habia bajado la guardia fue el primero en reaccionar cuando el Syrenis emergio de las profundidades entre medio de ambos navios. Bradley se cayo de espaldas sobresaltado, los ingleses armados con mosquetes iniciaron una desordenada e imprecisa seguidilla de disparos sobre la masa de piratas, en el otro navio el fuego fue cuidadosamente dirigido al gigante que desafiaba riendo a carcajadas.
-¡Cañones!-
Bradley aun se encontraba en el suelo cuando dio la orden, por lo que no pudo ver las señas que Ben Carver le hacia desde el navio aliado, advirtiendole que habia adivinado las intenciones de los piratas
-¡Fuego!-
El estruendo de los cañones fue acompañado por el crujido de las tablas destrozadas, alaridos de hombres y un par de explosiones aisladas de contenedores de polvora, pero cuando el Capitan se asomo por la borda para evaluar la efectividad del ataque, se encontro con la desagradable sorpresa de que el barco pirata habia desaparecido nuevamente, y el navio aliado habia recibido de lleno el ataque, ahora adornado con llamas, heridos, un mastil caido y la furibunda imagen de Carver gritando insultos al novato de su agresor.

Ver perfil de usuario
Kath:
-Nombre: Katherine Campbell (deja que la tripulación la llame Kath)
+Nombre: Seirina Mavros (Sirena Negra)
-Edad: 28
-Nacionalidad: -
-Imagen o descripción física [Antigua editada por Ayha]


[Nueva]


-Clase: Pirata
-Profesión: Pirata
-Rango: Capitana del Syrenis

-Historia: Su nacimiento se produjo sobre un barco por lo que siempre a tenido una enorme capacidad para evitar los mareos que suele sentir la gente. No tenía amigos de su edad, pues los niños le tenian miedo sin razon alguna, lo que la llevó a pasearse por el puerto continuamente, haciendose amistades entre piratas y marineros. Ella escuchaba sus historias y a cambio debía ayudarlos en algo, ya fuera limpiar la borda o echar una mano en las reparaciones. Creció rodeada de cuentos y leyendas de ambos bandos, pero siempre le entusiasmó que los piratas se quedaban con aquello que encontraban, siempre que no fueran capturados. Dejó de lado a los "buenos" y empezó a juntarse más con piratas, aprendiendo a usar una espada y, por si misma, consiguiendo armas. Un día, de repente, los piratas que conocía se esfumaron y no volvieron al pueblo, para entonces tenía 15 años. Aburrida de su vida solitaria, robó un bote y se lanzó a la aventura, siendo literalmente pescada por un barco pirata desconocido. Allí tardó seis años es conseguir ser la segunda de a bordo (contramaestre). Ahora busca una aventura que la lleve a convertirse en leyenda, para asi perdurar en el tiempo. Durante su primer tiempo como capitana, las cosas no fueron tan fáciles como ella esperaba. Su barco se hundió, Santamaría regresó sin enternder como, Davy desapareció de su barco, el oficial se perdió en el tiempo y su amor por Amir se quebró al ser secuestrado. Unos meses después, su estado de salud empeoró. Las malas noticias se sucedian hasta que, obligada por Will, decidió pasar por el medico de una ciudad. Esta vez las noticias no eran malas, aunque quizás no en el momento más oportuno. Kath no estaba enferma, ni muriendose como decian los triplantes, estaba encinta. Fue un gran alivio para todos y a la vez un problema Kath se negaba a quedarse en tierra pero no era bueno que viajase sin saber si lo atacarian. Al final, ganó la batalla y embarcó, zarpando sin un rumbo fijo. Los siguientes siete meses fueron tranquilos, pero la desesperació momentanea de Kath por no saber ser madre no solo le provocó un parto prematuro al mes siguiente, sino que preferia no mirar a la niña que nació. Solo Maia la ayudo en ese duro momento, pues su agresividad mantenía a todos alejados. De forma que la pequeña nació en el camarote de Kath sin más ayuda que la contramaestre, quien obligó a la capitana a mirar y cuidar de la niña, a la que, una semana despues, seguía sin acercarse. Tal fue la insistencia de Maia, que Kath solo tardó semana y media en empezar a alimentar y cuidar al pequeño miembro de la tripulación. Entre todos buscaron un nombre y, despues de una trifulca por saber si la madre de tal era prostituta, decidieron que Lily era un bonito nombre para ella. Nadie se atrevió a preguntar por el apellido que llevaria, pues la mención al padre de Lily era casi condena a muerte. Con el tiempo y la ayuda tanto de "tia Mai" como de "papi Will" Lily se fue desarrollando en el barco como una pequeña bribona de rápidos movimientos y astucia impulsados por las enseñanzas y juegos de Mai, que la mantenian viva durante las pequeñas batallas. La busqueda de amir mantuvo a Kath distante durante algo más de un año, pero las continuas atenciones a Lily la hicieron darse cuenta que jamas lo encontraria y que, en caso de seguir asi, la pequeña acabaria siendo carne de cañon, por lo que cesó su deseo de encontrarlo y puso rumbo en ota dirección. Allí donde Maia sorprendió a todos pasaron unos dias para volver de nuevo a poner rumbo al siguiente tesoro.
-Personalidad: Tras 6 años de larga búsqueda, su personalidad se ha ido oscureciendo. Si bien sigue queriendo llevarse bien con su tripulación, y más con Lily por el barco, no acepta ningún movimiento en falso. Un error y fuera. Es más agresiva y mortal que con anterioridad, pero sigue teniendo una gran herida en el corazón, por lo que por las noches no se deja ver, momentos que pasa sola en su camarote. Solo Maia o Lily tienen permiso para molestarla en esos momentos. Protege a su hija frente a todo y sabe que Maia y Will también lo harán, por lo que ambos son parte de la familia de la pequeña, junto a si misma. Es cortante, menos tolerante que en un principio y su alma se ha enfriado. No le afectan las masacres que causa Maia o un cuerpo sin cabeza en la cocina. No acepta menciones de Amir delante de Lily y una simple referencia a él, basta para que la mirada asesina de kath le advierta de que ese no es terreno seguro. [Seirina Mavros] Un ser elegante, de movimientos graciles y voz encantadora. No parece agresiva si no es atacada.
+Personalidad: ??
-Gustos y disgustos: Le gustan las leyendas, el oleaje y movimiento del barco, el oro, el olor de la pólvora y las espadas. Odia que se le adelanten a la hora de conseguir un tesoro, estar prisionera, los dias sin viento (el barco no se mueve), los oficiales de la marina. No saber donde está Lily y no tener noticias de Amir, aunque finja que no le importa.
+Gustos y disgustos: ??
-Otros: No tiene ni idea de cocinar. Ayuda de vez en cuando a su tripulación. Lleva una daga mediana-pequeña, una pistola (de las de la epoca).
-Reputación: +7
-Habilidades:
-Dominio de armas blancas
-Leer y escribir
-Nadar
-...?
-Habilidades especiales:
"El Toque de Nereida", si tus manos estan mojadas con agua de mar, puedes curar heridas con solo tocarlas.
"Canto de Nereida", habilidad involuntaria que solo se activa cuando estas desesperada o en alguna situacion limite, tu voz es capaz de disuadir a cualquier hombre de su ira.
+Habilidades especiales:
"Afinidad Oscura", es capaz de percibir la oscuridad en los corazones de aquellos que la albergan
"Beso de la Ninfa", besando a un oponente despierta la oscuridad en su corazon (si es que la tiene) y este se vuelve su aliado, aumentando todas sus caracteristicas en 10 mientras dure el hechizo
-Caracteristicas:
 ·Vigor = 18
 ·Destreza = 18
 ·Constitución = 13
 ·Inteligencia = 19
 ·Sabiduría = 18
 ·Carisma = 17
+Características en Seirina Mavros +10 en todo.
-Equipo: Pistola recién recargada. Espada.
El Syrenis por fin rompió la superficie del agua y el aire de cubierta se volvió más limpio. Era lo único que odiaba de viajar bajo el agua y por más que aguantasemos mucho tiempo sin problemas, no era el mismo olor el que se percibía una vez estábamos fuera. Al parecer, las palabras un tanto frías que le había dicho a Pier funcionaron perfectamente, eso lo hizo ponerse a gritar contra los ingleses, que rápidamente se pusieron en guardia. Una lluvia de disparos cayó sobre nosotros antes de que nuestro navío volviera a encontrarse a salvo bajo el agua. Me acerqué corriendo al bastardo que había llamado su atención.
-¿Acaso quieres matar... nos? -Lo miré sorprendida, no había ninguna marca que mostrase heridas de aquellas balas que obviamente había recibido. En el suelo se acumulaban los pequeños proyectiles, ahora inofensivos. "Bien, pensé, quizás él no reciba daños...pero el resto no somos inmortales". Notaba escozor en la mejilla, asi que casi seguro me había rozado algún tiro, pero eso era lo de menos, no me preocupaba, me giré al resto, comprobando si había algún herido.
-¡Cargad los cañones de nuevo! -Dije acercándome a Amir, que era el único que me escondería una herida tan solo por cabezonería -Atacaremos de nuevo en cuanto estemos listos -Me molestaba la garganta de haber estado gritando todo el día, llorando y sin poder beber ni un poco todavía. Comprobé sin mediar palabra que no estuviera herido y lo miré.
-Abordaremos tras la siguiente ráfaga de cañonazos, quédate en el Syrenis -Insistí. No tenía esperanzas de que me hiciera caso pero realmente quería intentar mantenerlo alejado de la batalla. Aún quería comprobar el estado en que habían quedado los barcos, pues bajo el agua apenas se podían diferenciar un par de cascotes hundiendose.


_________________

Ver perfil de usuario
 

John:

-Nombre: John Walker-Hill, “Johnny Hill” 
-Edad: 31
-Nacionalidad: Inglés
-Imagen:
IMAGEN:

-Capitan: -
-Antigua Profesión: Ex Capitán del “Sovereign of The Seas”, ex instructor de piano y órgano.
-Historia: John Walker nació un 29 de septiembre de 1574 en KingstonuponHull, condado de Yorkshire. Hijo de Edward Walker, maestro de capilla, y Hannah Austen-Hill, costurera e hija de un sastre de Bradford.
Con la intención de convertir a John en un niño prodigio o que, en su defecto, siguiese sus pasos, su padre comenzó a enseñarle piano, violín y órgano a temprana edad. Sin embargo, la exigencia e intensa presión coartaron el desarrollo afectivo de John, convirtiéndole en un ser introvertido que apenas se relacionaba con otras personas más allá de sus múltiples profesores. De esta forma, el vínculo con su padre comenzó a tornarse distante, y creció el apego hacia su madre, que solía enfermar reiteradamente y a quien dedicó gran parte de sus composiciones.
Luego de su quinceavo cumpleaños, tras la muerte de Hannah y bajo la inminente negativa de su padre, decide abandonar la pequeña estancia donde residían y radicarse en Londres para impartir clases de piano, ganándose cierto renombre gracias al patrocinio de Lady Olenna Wintour, una anciana aristócrata fuera de lo común, perteneciente a la élite londinense, quien quedó encantada con la perspicacia y elocuencia del joven John.
Dos años más tarde, Edward contrae matrimonio con su segunda esposa, Cathlyn Pitt. De ésta unión nacen dos hijos varones: Jacob y William. John nunca recibió invitación al evento ni noticias de su padre.
 En Octubre de 1594, recibe una carta de Cathlyn diciendo que su padre había contraído una peste y se encontraba débil para informarle él mismo que no recibiría beneficio alguno de la herencia póstuma.
Tiempo después, tras la muerte de su patrocinadora Lady Olenna, comienza a dar clases de piano a la joven que se desencadenaría su desdicha, Georgiana Lester. La muchacha le confiesa sus sentimientos, pero John la rechaza cortésmente, lo que la enfurece aún más. Al punto de crear una farsa en donde lo declara culpable de haber querido abusar de ella y, al no poder demostrar su inocencia y ver manchada su reputación, decide probar suerte alistándose en un navío franco-inglés de traslado de esclavos, el “Sovereign of The Seas”.
Su disgusto fue tal ante la crueldad presenciada con aquellos seres inocentes, que armó un motín, induciendo a los hombres a revelarse ante la ley y tomando el mando del imponente galeón como su nuevo capitán, al cuál renombró "Revenge".
Fijó rumbo al Caribe, donde saqueó e incendió puertos y ciudades, cobró rescates millonarios y cosechó una gran fortuna para sí y su tripulación.
En Junio de 1611 y durante el saqueo a Nueva Providencia, su barco es interceptado por flotas inglesas, destruido, y él es capturado y sentenciado a la horca.
-Personalidad: Bromista, elocuente, no hay persona que se resista a su labia. Es un caballero con buenos modales. Despiadado con sus adversarios, aguerrido, cultivó un odio profundo a la realeza que tantas miserias le ha traído.
-Gustos y Disgustos: -
-Otros: -
-Características:
Vigor = 8 +10 = 18
Destreza = 8
Constitución = 8+1= 9
Inteligencia = 8+5 = 13
Sabiduría = 8
Carisma = 8+9= 17
-Habilidades Básicas:
DOMINIO ARMAS DE FUEGO
DOMINIO ARMAS BLANCAS
DOMINIO INSTRUMENTOS MUSICALES
LEER Y ESCRIBIR
-Habilidades Especiales: -
-Equipo:  -
-Color de roleo: babd80


De camino a la batalla, John comenzó a planear su estrategia. Ciertamente los ingleses le superaban en número y armamento, pero había algo que aquellos hombres y sus inmensos navíos jamás iban a poseer. Una sonrisa se dibujó en su rostro. Ordenó bracear las velas a Barlovento y el navío tomó envión empujado por una fuerte corriente proveniente del puerto. John supo de inmediato que algo no era normal en aquella correntada, había comprobado el rumbo del viento al tomar el timón y este corría de forma contraria al actual. Observó sobre popa y lo único que pudo vislumbrar fue una inmensa nube negra ciñéndose sobre la isla… Habría de desatarse tormenta de un momento a otro. Él sólo esperaba que el mar no se agitase a nivel de disminuir la maniobrabilidad del navío. 
Viró el timón y la proa apuntó en dirección a la preciosamente ornamentada fragata inglesa. El HMS Dragon se había lanzado en persecución del Teniente sin reparar en todos los demás.
- ¡DESPLEGAD LAS CUCHILLAS! ¡BRACEAD LA MAYOR A SOTAVENTO! ¡PREPARAD LOS CAÑONES A ESTRIBOR!
La Goleta viró a babor y los cañones quedaron enfrentados a la popa del inmenso navío.
- ¡¡¡¡FUEGO!!!!
Las explosiones resonaron ofuscando el griterío sobre cubierta. Humo y aroma a pólvora inundaron el aire, haciendo a su vez de umbral y avivamiento a la batalla. Las balas de cañón impactaron sobre la popa del HMS Dragon, haciendo añicos las insignias doradas de su nombre. Los trozos de madera saltaron por los aires y el contraataque fue torpe e inservible. Timoneó el navío y este comenzó a enderezarse, para nuevamente mostrar sus cañones al enemigo.
- ¡CAÑONES A BAVOR! ¡¡¡¡FUEGO!!!!
Una nueva oleada de disparos surcó el aire, alcanzando al enemigo. Navegarían de bolina tras la fragata como distracción el tiempo que fuere necesario.


_________________


•  INSCRIPCIONES  •


•  ROL •

Ver perfil de usuario

FICHA:

-Nombre: Emmeline Éclair-Devour
-Edad: Técnicamente, 24
-Nacionalidad: Francia
-Imagen: Estatura promedio. Facciones finas y delicadas. Ojos almendrados, iris verde cristalino, pestañas largas y ligeramente curvas que le aportan sensualidad a su rostro. Su piel se obscurece ligeramente alrededor de sus ojos. Tez pálida y expresión sombría. Figura de curvas suaves y busto prominente. Emana un aura delicada y misteriosa. Una notoria cicatriz circunda su cuello. Su cabello es castaño obscuro, largo casi a la cintura y ligeramente ondulado.

IMÁGENES:






-Capitan: -
-Antigua Profesión: Antes de convertirse en pirata, era hija de un acaudalado parlamentario francés.
-Historia: Emmeline nació en Versalles, Francia, dentro del seno de una familia aristocrática, un 24 de Julio de 1587. Hija de Johannes Èclair, parlamentario rico e influyente del Parlement de París, y Agathe Rosmarie Devour, hija a su vez de un Comisario primero de la marina. Como la menor y única mujer de cuatro hermanos, fue siempre la favorita de su padre.
A diferencia de lo que su madre hubiese deseado, Emmeline creció con afición por las artes de guerra, uso de armas, esgrima y demás prácticas masculinas desempeñadas por sus hermanos mayores, y al cumplir catorce años, ya los superaba en destreza, inteligencia y habilidad.
En un afán por enderezar a la jóven, sus padres decidieron casarla con Fréderic III de Lorraine-Vàudemont, Duque de Lorena, quien profesaba un profundo amor por ella, a pesar de los constantes rechazos y la inminente negativa de ésta. Sin embargo, Emmeline accedió por pedido expreso de su padre.
La boda se celebró alegremente en la mansión Vàudemont, en Abril de 1602. Una vez culminó el evento, Frèderic intentó someterla a las perversiones más malvadas con el fin de doblegar el espíritu aguerrido de la joven, en venganza por el maltrato recibido durante su cortejo. Ella procuró huir, y, en un intento desesperado por luchar, Emmeline acaba asesinando a su agresor. Creyéndose una criminal, se dispone a escapar y se dirige al puerto de Boulogne-Sur-Mer, en Nord-Pas-de-Calais. Luego de 15 días de persecución, logra abordar el primer barco que pudo encontrar más próximo a soltar amarras.
Pero su infortunio todavía no había llegado a su fin. Al adentrarse en alta mar una fuerza descomunal azotó la embarcación por estribor y Emmeline, quien se encontraba del lado contrario observando absorta la inmensidad del océano, cayó por la borda, por poco muriendo ahogada. No obstante, pudo incorporarse a tiempo para observar horrorizada como una bestia descomunal destruía el barco y lo hundía en las profundidades, sin dejar rastro alguno de su existencia ni de su tripulación más que unos pocos trastos flotantes. Naufragó durante días aferrándose a uno de los restos de la proa,mientras que el sol y el agua salada resecaban su piel y su esperanza se extinguía. Lo único que alcanzó a ver antes de desvanecerse fue una enorme masa obscura surgiendo del océano frente a ella.
Despierta en la cubierta de un extraño barco, sus tripulantes la habían rescatado, salvándole de las fauces del infierno.
El nombre de la capitana del navío era Mariam Haddad. Ella le habló del barco y de las personas que en él se encontraban, piratas. Por último le ofreció ser parte de su tripulación, a cambio de lealtad absoluta. A lo cual Emmeline accede vehemente, cautivada por las historias que aquellos individuos relataban, pasando a formar parte de la dotación del “Syrenis”.
La vida en alta mar le condujo a la libertad que había añorado desde pequeña. Siempre repleta de aventuras e historias fantásticas, todo fue fascinante, hasta el trágico día en que fueron capturados y su capitana, colgada por el cuello hasta la muerte. Lograron escapar gracias a un desconocido hombre que apareció entre el follaje, un inglés desertor, rehén de un grupo de piratas que se encontraban en el mismo lugar dispuestos a dar batalla, y que despertó sentimientos en la joven dama. Pero todo fue ofuscado por un hechizo que invocó la obscuridad interior de varios de los piratas allí, convirtiéndoles en seres viles y despiadados. Entre ellos, su estimado Oficial, a quien trata de ayudar y termina asesinándola.
Luego de su muerte, Emmeline pasó sus días sumida en las tinieblas del reino de Eris.
-Personalidad: Es una persona tenaz, perseverante y muy capaz. Suele pecar de arrogante, terca y orgullosa. Le gusta la aventura y la libertad que representa el camino que eligió en su vida, más no abandona las costumbres características de su educación. Le cuesta confiar en otras personas, pero es generosa con quienes se ganan su afecto. Si bien la aterradora experiencia vivida no logró aplacar su aguerrido espíritu, sí cambió su actitud temperamental a una más pasiva, reflexiva y fría. Nunca mediaría con personas que considere de baja moral y prefiere morir antes de ser capturada o traicionar a los suyos. No es de naturaleza violenta, pero será la primera en desenfundar su espada sin temor así la situación lo amerite. Sumamente perceptiva, nada escapa a sus ojos ni olvida un rostro jamás.
-Gustos:
Adora el aire libre, la noche, la luna, la brisa marina. Personas humildes y generosas. Secretamente, las joyas. Crear estrategias de combate como ataques sorpresivos o emboscadas. Los días de lluvia tranquila en altamar. Licor, ron y té de sabores exóticos. Cantar, tocar el piano y un buen contrincante en el uso de la espada.
-Disgustos:
Entre las cosas que más detesta está que la consideren débil por su aspecto y la subestimen. Los traidores y personas crueles por demás, aunque aprendió a aceptar las condiciones y características del ambiente en el que vive. Las órdenes y las imposiciones, las personas demasiado altaneras y prepotentes. Odia las mentiras, más que nada porque su poder de observación le indican cuando alguien las dice. Siente cierta repulsión a los insectos en general. No soporta que la sermoneen. Cualquier insulto hacia su persona desencadenará un conflicto armado. 
-Otros: Posee una tolerancia al alcohol increíblemente alta y al embriagarse deja ver su lado bromista y burlón, o violento y temerario.
-Características (35 puntos a distribuir):
Vigor =  8+2 = 10
Destreza = 8+11 =  19 || +3 = 22
Constitución = 8+3 = 11 || +2 = 13
Inteligencia = 8+6 = 14
Sabiduría = 8+10 = 18
Carisma = 8+3 = 11
-Habilidades Básicas:
-DOMINIO ARMAS BLANCAS
-OBSERVAR
-LEER Y ESCRIBIR
-NADAR
-Habilidades Especiales:

-Equipo: -

-Reputación: 4

-Color de roleo: 29b087

Un relámpago dividió el horizonte en dos, seguido del aterrador estruendo de un trueno que resonó en la distancia. La tormenta avanzaba tras la figura del fantasmagórico barco como si éste la guiara, y oscurecía todo a su paso. Una espesa bruma se levantó desde el océano. Reptando como una serpiente, se inmiscuyó a través de las barandillas por babor y estribor, y avanzó sobre cubierta ante la mirada atónita de los piratas. Éstos retrocedieron cuanto pudieron, hasta concentrarse alrededor del palo mayor. Gritos horrorizados se elevaron sobre el silencio del navío. A quienes la niebla había alcanzado desde los pies, ésta les había arrebatado la carne del cuerpo, deshaciendo sus ropas y dejándoles únicamente tiras de piel y tela rasgada sobre el hueso blanco y desnudo. Se miraban atónitos unos a otros, sin creer que aquello no les había arrancado la vida, sino que les había convertido en espectrales esqueletos, en ánimas vivientes, en la pesadilla de cualquier marinero. Tardaron pocos minutos en darse cuenta que la metamorfosis no provocaba dolor alguno y aullaron como fieras desafiando al enemigo que teníamos delante. La lluvia se había desatado sobre nuestras cabezas, mientras los rayos iluminaban el cielo. Aquella imagen no se borrará jamás de mi memoria. 
El contacto con la madera del timón causó el mismo efecto en mis manos. La carne pareció desgajarse y disolverse como ceniza, dejando al descubierto las falanges espectrales de mis dedos. Aquel barco estaba maldito… Todos lo estábamos.

El grupo de hombres se puso de pie frente al castillo de proa, observándome.

- ¡Alisten los cañones a estribor! – vociferé.

Timoneé el navío rumbo a las dos fragatas. Lugar donde había vislumbrado al Syrenis atacar y perderse en el océano minutos atrás. La ruta fue recta hasta estar lo suficientemente cerca, luego giré el timón y el barco viró a babor, dejando al descubierto los cañones.
- ¡Abran fuego!

Una lluvia de explosiones cayó sobre el barco enemigo, el menos dañado de los dos. Navegué en sentido perpendicular hasta alejarme de los disparos que comenzaban a caer sobre nosotros. No teníamos la ventaja que el Syrenis poseía al navegar bajo el océano para evitar los ataques. Nos hundirían en cuanto estuviésemos a su alcance, por eso la mejor estrategia era mantenerse frente a ellos y no enfrentarlos de forma paralela, donde su armamento era más poderoso. 
El bergantín surcaba el océano como una veloz saeta, pero quizás ya estábamos demasiado cerca… Los cañones enemigos nos alcanzaron justo antes de que pudiésemos escapar, pero al contrario de lo que esperaba, las balas atravesaron la embarcación como si ésta no estuviese conformada por sólidos vigones de madera. Al contrario, pasaron de lado a lado sin causar daño alguno, como si lo que hubiesen traspasado no fuese más que una cortina de humo sobre el mar… Los piratas se creyeron invencibles hasta que otra de las balas alcanzó a uno de ellos, convirtiendo su cuerpo en añicos y desvaneciendo toda creencia de inmortalidad obtenida hasta el momento. Al parecer, si bien los poderes fantasmales del navío eran evidentes, esto no significaba que también sus tripulantes los compartirían. A pesar de haber sido convertidos en espectrales criaturas, seguían siendo mortales.
El mar comenzó a agitarse y el cielo ennegreció sobre todos. Aquel barco traía consigo la tempestad, la niebla y la muerte… 

- ¡Todos! ¡Trepen a los mástiles! ¡Ahora!

Los piratas acataron mis órdenes y dirigí el barco de regreso a las fragatas, esta vez sin temor al contraataque. Sus armas se dirigirían al casco del bergantín como de costumbre, pero serían inútiles. La tripulación estaría a salvo de los cañones en los mástiles y abordaríamos en cuanto diera la orden.


_________________


•  INSCRIPCIONES  •


•  ROL •

Ver perfil de usuario

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 12 de 12.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3 ... 10, 11, 12

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.