La Mazmorra Gris
Actualmente el foro se encuentra en etapa de creación.
Es por eso que muchas cosas pueden no estar terminadas.
La fecha de inicio del rol aun no esta fijada pero puedes conectarte y husmear por el foro todo lo que gustes...
La Mazmorra Gris

Rol, Aventuras, Magia, Batallas, Romance, Fantasía, Rol


No estás conectado. Conéctate o registrate

La Mazmorra Gris » Roles » Skull And Crossbones III: The Key To The Cage [ROL]

Skull And Crossbones III: The Key To The Cage [ROL]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, ... 9, 10, 11  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 2 de 11.]

Recuerdo del primer mensaje :

Skull And Crossbones
The Key To The Cage



SIRENIS


Tripulacion:
-Capitana: Katherine Campbell
-Contramaestre: Maia Twiin
-William Black
-Sebastian Ojo de Luna
-Samantha Aldrich
-Lily Salleh Campbell
-Francis Bonnefoy
-Dayron Cabrera
Intro:
El mar, de nuevo en calma. Una calma que precede a la tormenta. Desde cubierta podía notar el sol brillante en el horizonte, calentando el aire y despertando a las aves.  La tripulación estaba agitada pues por fin teniamos acción despues de un par de días navegando.
Por fin, esa mañana, la capitana Kath nos despertó a gritos. ¡Teniamos rumbo! Los vítores recorrieron los camarotes de la tripulación y los animos volvieron a levantar sus cansados cuerpos. El movimiento volvió a surgir en el navio.
Hacía tiempo que nos habíamos acostumbrado al Sirenis aunque había pasado ya tiempo de aquella batalla. Miré a la pequeña Lily siguiendo a su tía y a Kath llevando el timón mientras el timonel se despertaba lo suficiente para poder manejarlo.
Antes de llegar a nuestro destino, Kath se enderezó, separandose del mastil donde estaba apoyada hasta hacía un momento. Era hora de sumergirnos. Ya nadie reaccionaba a aquello, aunque la primera vez más de uno casi se muere del susto. Sonreí al recordarlo y me puse en mi puesto. Bajo la superficie, el agua no tocaba nuestra cubierta. Los peces se apartaban nerviosos a nuestro paso y la luz del sol se distorsionaba con el movimiento de las olas. Maia entrenaba bajo la atenta mirada de Lily, que esperaba entusiasmada su turno de mostrar nuevas habilidades. Kath, en cambio, se mantenía separada del grupo. Fui hasta ella y le aparté el pelo de la cara. Me miró y buscó a su hija con la mirada.
-Solo te ví distraida -
Suspiró y se fue a actuar de capitana, guiando nuestro camino. Desde donde estaba pude ver los cascos de los barcos que pasabamos por debajo, aunque no tardaríamos en salir a la superficie, pues aunque eramos casi intocables bajo el agua, la isla de Tortuga se mantenía en la superficie.
Viramos para escondernos de los ingleses que vigilaban las orillas y entramos por una cala menos vigilada. Tras desembarcar un grupo, el barco volvió a desaparecer. Si nos encontraban, lo mejor sería que no supieran como habíamos llegado. Sin ninguna indicación, todos sabíamos donde íbamos: La hija del capitán, la última guarida pirata.
Nadie debía vernos, nadie podía alertar. Todos aquellos que se atrevieron a interponerse perdieron la oportunidad de huir al sobrevalorar sus habilidades y burlarse de las chicas. Kath y Maia aún seguían reglar diferentes, pero ambas mataban sin piedad, una por diversión, la otra por proteger, pero de ambas espadas caían gotas de sangre aún caliente de los idiotas que intentaron pararlas.
Maia abrió rápidamente la puerta de la taberna y en un momento todos desaparecimos de la vista en su interior. La pequeña Lily parecía divertirse sin enterarse de lo que ocurría mientras su madre se abría paso bruscamente en dirección a la barra, apartando a los que le tapaban el camino. Miré a ambas mujeres, siguiendolas cuidando que nadie tocase a Lily, o lo siguiente que rodaria por el suelo sería mi cabeza, pues no solo la capitana era agresiva con ese tema. Me costó un poco llegar a la barra pero por fin conseguí alcanzarlas. Allí empezamos a ocupar poco a poco la zona. Senté a Lily al lado de Mai, mientras la pequeña le enseñaba orgullosa la bolsita de dinero que le había cogido a uno de los borrachos del camino. Una pequeña sonrisa asomó en el rostro de Maia, que parecía solo tener gestos amables para ella, y con una leve señal de aprobación consiguió que Lily se riese y viniera a contármelo. Mientras fingía hacerle caso, me fijé en que Kath se subía a la barra de un salto y se ponía de pie sobre esta. Ya no sonreía, nunca, al menos que la vieramos. Había cambiado, todos habiamos cambiado en esos seis años y más aún con lo ocurrido en Tortuga. Pero esa noche todo se acababa. Uno de nuestros "queridos" parroquianos cometió el error de gritarle obscenidades a la capitana, que lo miró con asco. No hizo falta mas que un gesto para que Maia adelantase un par de pasos, lo justo para que su arma lo atravesase de lado a lado, los que se habían adelantado a por él volvieron a su sitio. Después retorció para sacar y se sentó de nuevo junto a mi y a Lily, que aplaudía a la tia Maia por espantar a los monstruos. Mi mirada se cruzó con la de Kath, en donde pude ver de nuevo tristeza, como siempre, desde hacía años. Pero yo ya no sabía que más hacer... ahora que por fin volvía a estar con todos, lo mejor era no presionarla, de modo que solo le sonreí, anímandola a que hablase. -¡Esta situación es ultrajante! -
Exclamó, alzando la voz sobre los ruidos propios de una taberna, llamando la atención de los que aún no se habían dado cuenta de su presencia
-Cómo puede ser, ¡que nosotros! ¡¡piratas!! ¡las personas más temidas antaño en la armada! Estemos recluidas en este lugar como sucias ratas! Presumimos orgullosos de nuestra bandera, de nuestras velas, de nuestros barcos, pero nos escondemos en el fondo de una apestosa taberna cuando más deberiamos levar anclar y volver a surcar los mares -
Muchos alzaron la vista de sus jarras para mirarla
-pero no, es más fácil murmurar el odio que le tenemos a los que hasta ahora nunca se habían atrevido a coaccionarnos. Nuestros hermanos de batallas ahora reposan en el fondo del mar, lanzados al amparo de Davy Jones por un grupo de perros sarnosos. ¿Acaso ellos, con sus trajes rojos totalmente impolutos, son más fieros que nosotros? ¡¡SOMOS PIRATAS!! A nuestras espaldas cargamos con cientos ¡MILES! de cuerpos sin vida de aquellos que osaron cruzarse en nuestro camino! Alzemos las banderas traigamos la muerte de nuevo a este mar, la memoria de todos nuestros tripulantes sigue viva! Solo hay tres liquidos que ansiemos, el mar para navegar! el ron para calmar nuestros males y ¡la sangre de nuestros enemigos! -
Exclamó finalmente, alzando su espada, logrando con ello que el furor de los demás, que poco a poco había llenado sus corazones extallase, haciendolos levantarse y rugir como hacia tiempo que no había visto en aquel lugar dejado de la mano de dios. Miré a Kath, que por más que compartía el sentimiento con todos, no parecía entusiasmada. Bajó de un salto de la barra y se tomó un trago de su jarra.

Los gritos alarmaron a invitados no bienvenidos, que entraron en la taberna como furias, acercandose a quien había causado tanto escándalo, facilmente localizable por el espacio que había a su alrededor. Cogió a Katherine por el cuello de su ropa y la levantó delante suyo, aunque no consiguió despegarla del suelo. Preguntó en un tono irrespetuoso si acaso no habían dejado claro que nada de reuniones. Varios de los que había allí se sentaron de nuevo, parecían controlados por las palabras de aquel hombre.
-No deberias tocar así a una dama -
Dije con calma, viendo como Kath le mantenía la mirada con fiereza
-Podría salirte el tiro por la culata -
Le advertí, aunque prefirió no hacerme caso. Suspiré cuando la espada de Maia cortó la muñeca del hombre como si se tratase de un muñeco.
El dolor tardó en llevar a su cerebro, pero para entonces, otras tres espadas atravesaban su estómago. La de Maia, la de Kath y la mia.  Un grito de dolor y lamento en aquella alma perdida alertó al resto de su batallón, pero la capitana ya contaba con ello. Hora de irse.
-¡Piratas! -
Gritó Kath, cogiendo a Lily y dandomela
-¡Preparaos para la batalla! ¡Destruyamos estas cadenas y abrámonos paso a la libertad! -
La puerta se abrió. El pobre inglés que lo hizo solo se vió venir encima una jauría de perros de agua furiosos y listos para morir por su bien más preciado. Volvimos hacía nuestro barco, llevandonos a todos los que ansiaban el mar tras nuestros pasos.
Autoras: Capitanas Adamaris y Kairiki


OFF: Son las 23:00, una húmeda brisa anuncia que una tormenta se acerca. Atraviesan las puertas de la taberna e irrumpen lanzando eufóricos gritos de guerra a las calles de la isla, unos pocos soldados se acercan atraídos por el alboroto. Al nor-este se encuentra la base militar de la armada británica, donde se encuentran la mayoría de los soldados, al sur-este se encuentra el puerto, resguardado por 4 guardias de sacos rojos. Aunque no saben cuantos soldados hay en la base, podrían sorprenderlos ya que a estas horas se encuentran durmiendo, aunque si fallan podrían perder su única oportunidad de escapar de la isla y hasta su libertad. El camino hacia el barco parece despejado, y ya que conocen el paradero del tesoro del oleaje rojo (una isla llamada Ábaco, ubicada al norte) quizás sea mas prudente embarcar cuanto antes.


GAUDIUM


Tripulacion:
-Capitana: Dulce
-Contramaestre: Davy Van Bockholt
-Oscar Del Valle
-Andrea Campos
-Scheherezade
Intro:
El majestuoso navío se abría paso lentamente por el embravecido océano, enfrentando temerario a las olas que lo embestían airadas, olas, que luego se transformaban en una nube de diminutas gotas de agua y espuma que acariciaba el calmado rostro de su capitana, erguida impasible en el puente con la vista fija en el horizonte. Los años habían borrado de su temple el miedo y la inseguridad que las cadenas y el látigo habían inculcado durante su vida de esclava, y aunque aun poseía un espíritu noble, su carácter ya no era el de la endeble niña dedicada a cumplir con los deseos de su amo. Los miembros tripulación, algo nerviosos por la tormenta, la observaban expectantes, pero sabían que bajo su mando estaban a salvo. Habían sido testigos de los "hechizos" que Dulce era capaz de realizar, durante 6 años la habían seguido a donde sus visiones la guiaban, aprendiendo acerca del extraño poder que los vientos habían confiado sobre ella, y como usarlo para doblegar a las hordas de muertos que infestaban los mares, amenazando con extinguir a cualquier pirata que no se les uniera. Bajo su mando habían enfrentado y vencido a cientos de piratas muertos, devolviéndolos al infierno del que habían salido.
Pero el "Ángel de Alta mar", como comenzaban a llamarla los pobres diablos a los que rescataba de Bodvar, no podría haber sobrevivido a la dura vida que ahora demandaba ser un pirata, no sin su contramaestre y protector, el joven irlandés de cabellos blancos
-¡Si quieres matarme, lanza tus rayos a mi espada, maldita!-
Los gritos se oian desde la cima del palo mayor, donde Davy desafiaba a la tormenta lanzando, entre carcajadas, sablazos a la nada. Un trueno resono a unos metros en estribor.
-¡Ha! ¡Fallaste de nuevo!-
El joven envaino las espadas y se dejo caer, sujetándose en el aire de uno de los cabos, luego de otro, y después de dar un giro cayo parado inclinandose apenas por la inercia de la caída. Los tripulantes se inquietaron cuando el contramaestre paso entre ellos, para pararse junto a la capitana en el puente. Se dice que el Gaudium examina las almas de quienes intentan abordarlo, solamente permitiendo que aquellos de corazón puro puedan tripularlo...pero nadie entendía como al "Demonio Blanco", el asesino mas sádico y terrible de los 7 mares, le habia permitido la entrada. Algunos creian que el barco lo eligio para proteger a Dulce, otros dicen que en su locura, el chico en realidad poseia un alma pura, siendo inconsciente de su maldad.
-¿Falta mucho capitana? no hay mucho para hacer en un barco que se tripula solo y comienzo a aburrirme-
Dijo Davy rascándose la cabeza, Dulce le dedico una agradable sonrisa
-Ya solo unas millas mas, no te preocupes-
La joven se volvió a mirar hacia el horizonte
-Y por lo que he visto, tendrás mucha diversión en la isla-
Davy lanzo un grito de alegría, desenvaino sus espadas y las afilo rozandolas varias veces, mientras se volvía a la tripulación
-¡Vamos holgazanes!, ¡a entrenar! ¡no crean que sus abra kadabra alcanzaran para hundir a Bodvar!-
Grito mientras se paraba en el centro del barco esperando que toda la tripulación lo atacara, pero antes de que pudieran comenzar se oyó el grito de uno de los marineros
-¡Tierra a la vista!-


OFF: Son las 23:00, y la tormenta aun arrecia contra las playas caribeñas. Arriban por la costa sur-este a la isla que Dulce había visto en sus visiones, nunca la han explorado, por lo que no saben nada de ella. Deberán elegir si pasar la noche en la costa frente a la que se extiende una densa y espesa selva, recorrer la costa hacia el norte o hacia el oeste, o, si se sienten con suerte, adentrarse en la espesura. Dulce solo sabe que debe buscar "la isla en la isla", sin saber que es lo que significa

Ver perfil de usuario

 
Spoiler:

Nombre: Maia Twiin
Edad: 26
Nacionalidad: De algún país Nórdico
Capitan: Kath, del Sirenis
Profesión :Contramaestre del sirenis
 
Imagen o descripción física:
En los últimos años Maia ha pasado de chico con el pelo largo a ser una mujer cosa que parecía poco probable. Su cabello largo hasta la parte baja de la espalda aun luce blanco-plateado y liso cual cascada a juego con su piel clara.
Sus ojos son de un azul cielo que parece atravesar la carcasa de la gente para averiguar sus intenciones.
Ya no lleva encima su aparatosa vestimenta anterior sino que la ha remplazado por unos pantalones negros  , junto con unas botas negras, un blusón adornado azul y encima una armadura negra de cuero con adornos de plata, parecido a un corset pero sin las aparatosas varillas que le quitarian movilidad. Esta nueva vestimenta hace destacar su altura (1,71 cm) ademas de que no es una mujer de curvas vertiginosas, sino unas curvas delicadas y suaves.
 

 
 Historia: La vida de Maia ha sido más bien complicada, de pequeña vivía con su madre pues esta era una civil adinerada, no sabía de su padre pues ella se negaba a contarle sobre él.  Tenía una infancia feliz, pero por algún motivo el mar llamaba su atención y se pasaba el día en la costa, a pesar de las prohibiciones de su madre. A la tierna edad de 5 años, estando ella en la costa vio aparecer un barco pirata, el primer impulso fue acercarse a investigar, pero después huyó de allí hasta su casa. A la hora,  alguien llego a su casa, está a sentir los gritos de su madre, bajo corriendo a la entrada. Allí pudo observar a un hombre, de aspecto cruel, el cual había derramado mucha sangre, y cuando miro al suelo pudo ver a su madre tumbada, con sangre a su alrededor, intento huir, pero ese hombre de aspecto diabólico, la cogió y se la llevo con él. Él decía ser su padre, aunque ella nunca lo trato como tal. Fue parte de la tripulación desde  ese entonces, hasta que consiguió escapar, y se alisto en  otro barco pirata, para poder matar a su padre si tenía oportunidad. [new!] Tras perseguir a su padre Bodvar desde siempre y perder la oportunidad en aquella isla decidió seguir dándole caza y que no se volvería a escapar. Con la unión de nuevos compañeros en aquel mismo lugar, los cuales muchos perecieron en la batalla o simplemente siguieron por su lado. Un acercamiento a un oficial desertor al cual comenzaba a apreciar y que desgraciadamente desapareció,  los años pasaron y pasaron. Estos seis  últimos   para Maia han sido toda una aventura y no de las sangrientas a las que estaba acostumbrada.  Kath quedo en cinta, buscaron a amir que no apareció, intentaron que Kath se quedara en tierra pero no hubo manera, protegió a la capitana durante el embarazo y la aguanto (cosa difícil por su mal humor y hormonas) la ayudo a dar a luz  y convenció para que se dejara de gilipolleces e hiciera caso  a la niña...
Después de dejar la búsqueda de amir zarparon sin rumbo fijo y fueron completamente en rumbo contrario , visitaron tierras exóticas , y poco a poco acabaron acercándose a un sitio que solo reconoció cuando bajo del barco... era su ciudad natal... como debían abastecerse bien y eso les costaría un tiempo Maia no puedo evitar que aflorara  en ella cierta curiosidad   y fue a su antigua casa que seguía donde la había dejado, en perfectas condiciones, alguien se había instalado en ella. Al final dio con su familia que la recibió con los brazos abiertos y le dio otra perspectiva de las cosas a la joven muchacha, días después y sabiendo que su tripulación la estaba buscando volvió a la embarcación y decidió que si no moría en la batalla en la que derrotara a su padre volvería allí, quizá convenciera a Kath y a Will para que se quedaran podrían darle a Lily una vida tranquila... aunque quizá echara de menos la sangre, la adrenalina , las batallas y el mar . Cuando volvió al barco se llevo una reprimenda de la capitana, claro que después de que todos se quedaran boquiabiertos viendo que realmente podía parecer femenina y ella le diera un capón a Will por su " pensaba que eras un tío!" . Después de eso volvieron hacia el Caribe al enterarse de la situación deprimente que ocurría en el lugar, dispuestas a conseguir una rebelión y una nueva era donde reinaban los piratas.
 
Personalidad: [ Personalidad anterior-->Es un tanto cambiante, pues con la gente de su tripulación es lo más bueno del mundo, los considera su familia, y puede bromear con ellos, en cambia con la gente de fuera, es una asesina sin escrúpulos, puede matar a cualquiera simplemente por “mirarla mal”.] Cuando desapareció la fuerte presencia que frenaba sus ataques de rabia y la  personalidad de Kath fue marchitándose las matanzas y ríos de sangre iban a la orden del día, no había día que no acabara cubierta de sangre, pirata, inglesa, expatriados, civiles, le daba igual una simple palabra, mirada, gesto a Kath, Will o el nuevo bebe era significativo a muerte, sin miramientos a sangre fría. Un  poco mas risueña que anteriormente sobretodo con Lily. Resumiendo, poco confiada  con la gente del exterior , agresiva en cuanto a Lily o a Kath se refiere, más calmada y ligeramente comprensiva en cuanto a la tripulación(pide explicaciones antes de degollar a alguien).
Personalidad “malvada”: Le encanta verter sangre siempre que no le salpique , solo es leal a aquel que le beneficie, mas coqueta que su verdadera personalidad, seductora cuando quiere conseguir algo.
Gustos y Disgustos:
-Le gusta-> Aun le apasiona leer y en sus ratos de cuidar a la pequeña aprovecha mientras ella dibuja.
Ama el mar , el vaivén del barco, el oleaje , el olor a sal, en cierta manera le recuerda ligeramente a ella, apacible y tranquilo pero cuando hay tormenta y se pone furioso arrasa con todo.
Le gusta mucho entrenar y parte del día lo dedica a ello.
Jugar con Lily, menos a las cocinitas,  adora jugar y correr por cubierta con la niña.
La niebla
-No le gusta-> Que la despierten, que le roben comida. Tiene un miedo horrible a los ratones, pues su padre la tuvo encerrada durante meses en la bodega del barco con ellos.
Otros: Tanto Lily como Kath tienen prioridad en cuanto a la seguridad, cualquier palabra o gesto obsceno será una condena a muerte. Cualquier intención maligna con la niña o la madre será equivalente a decapitación y así con todo...
 
Características (45 puntos )
Vigor = 8 + 11 = 19
Destreza = 8 + 13 =21
Constitución = 8 + 7=15
Inteligencia = 8 +6=14
Sabiduría = 8 +5 =13
Carisma = 8 +3=12

+ 10 en todo en caso de volverse “mala”
Habilidades básicas
Leer y escribir
Dominio de armas blancas
Trepar
Saltar
Reputación  -6 +1 -> -5+1-2->-6
Habilidad->"Sexto Sentido" puedes sentir y hasta ver espíritus de personas muertas
Equipo-> Tres armas blancas, su espadón , una pequeña daga bajo la armadura de último recurso y una espada ligera a su cintura.
 En el barco
En cuanto zarpamos baje a paso rápido a la zona de los cañones donde me esperaba Lily, me senté y no tardamos en pasar por delante de la fortaleza.
Espere pacientemente a estar en la posición donde más estragos haría y encendí los cañones , uno tras otro fueron arrojando sus balas en aquel cuartel.
Los daños fueron realmente grandes , no se olvidarían de aquella noche con facilidad, Lily saltaba y gritaba por mi alrededor cuando terminamos y después subimos arriba a ver mi obra antes de sumergirnos.
Una vez arriba me apoye en la barandilla e inspire mirando el contraste que hacían los fuegos, el cuartel recién bombardeado y los gritos que crecían cada vez más con el mar , negro y tranquilo.
Aunque una vez mas no tardamos en sumergirnos y se acabo aquel encanto , suspire y me gire, quizá ya que la capitana y Will no lo habían hecho debería ver qué tipo de gente eran los nuevos, no me gustaba tener que hacerlo pero desde que Kath era una borde y pasaba un poco de todo alguien tenía que hacerlo.
Me gire para mirar el barco e inspeccionar a los nuevos mientras poníamos rumbo a la isla que me había nombrado Kath anteriormente, no tardaríamos en llegar seguro.
" Bueno... son pocos nuevos, no creo que sean capaces de hacer un motín ni de convencer a nadie de nada... "

-Lily creo que es hora de que te vayas a la cama- le dije a la niña mientras me sentaba en la barandilla del barco. 

Ver perfil de usuario
Rol-off: Hie, no me odies
Lily:
-Nombre: Lily Salleh/Campbell
-Edad: 5 años (casi 6)
-Nacionalidad: Nació en mitad del mar de ninguna parte
-Imagen o descripción fisica: Una niña de seis años, quizás algo menuda para su edad, de pelo oscuro y ojos morados.

-Personalidad: Es una niña como cualquier otra, curiosa, pregunta por todo lo que no le han explicado anteriormente, no tiene miedo a la sangre dado que fue criada por piratas. Por la misma razón, sabe que hacer en caso de un ataque, aunque suele asustarse cuando el barco zozobra y se va a esconder con su madre o con Maia. Siente especial predilección por las tabernas, donde le encanta jugar al escondite con Maia o Will, armando casi siempre una pelea por empujar a alguien por error.
-Gustos y Disgustos: Le gustan las nubes, el mar y los delfines, también adora parar en tierra para recoger las flores que hacen sonreir a mamá. Le da miedo el sonido que hacen las gaviotas, las tormentas de noche y que el barco se balanceé excesivamente.
-Otros: Kath le explicó que, en un abordaje (tanto en su propio barco como a otro) cuando vea piratas que no conozca haga dos cosas, si la han visto, correr todo lo que pueda hasta que alguien que la conozca la proteja, o en caso contrario esconderse y estarse lo más quieta y callada posible hasta que el peligro haya pasado. Conoce el nombre de su padre por un descuido de Kath, pero nunca lo ha visto y sabe que no debe preguntar por él. Tiene una muñeca que le hizo Dulce y algunas cosas más que le regalaron los miembros de la tripulación.
-Habilidades:
-Nadar
-Leer y escribir
-Jugar al escondite
El barco empezó a moverse y tiraba impacientemente de la mano de Tia Mai. Ella se encargó de prepararlo todo, pero la ayudé llevando las pelotas pesadas que metia en los grandes cañones. Mi tia puso la chispita sobre la cuerda del cañón y... BBOOOMMM!!! Me tapé los oidos durante ese momento, pero el estruedo traspasó mi barrera y pude oirlo. Despues me asomé por la ventana para poder ver a donde habíamos dado, pero no alcanzaba a mirar, asi que fui hacia ella.
-Tia, tia, tia! Vamos fuera a ver si le hemos acertado a algo!! -Le cogí la mano y subimos a cubierta. Me puse a su lado a mirar el fuego que iluminaba la isla -Miiiraa! Hemos dado! Hemos dado! -Dije dando saltos. Poco despues el barco se sumergió y las estrellas del cielo se fueron a dormir. Tia Maia me dijo que era hora de irme a dormir.
-Nooo, tia, jooo -Le lloriqueé -Porfa, porfa, porfa -Sabia que no iaba  ceder, pero insistí durante un ratito... No funcionó. Con los ojos llorosos por la pataleta le pedí ir a dar las buenas noches a mamá y a papá. Fui hasta donde estaba papá, que lo veí a desde la zona de cubierta donde se había sentado tia Maia. Me subí encima de sus piernas y lo abracé.
-Hasta mañana papá Will -Me devolvió el abrazo y me dió un beso en la frente. Me despedí del resto de los chicos que jugaban con el a las cartas. Yo no entendía ese juego, pero a veces jugaba con ellos y muchas ganaba!. Me bajé de un salto, evitando acercarme mucho a los chicos nuevos y fui con mamá.
-Mamá... -Le llamé al verla mirando lejos y se giró al oirme. Le pedí que viniera conmigo a dormir y me sonrió un poco, aunque parecía triste. -voy a decirle adios a papá Will primero... -Y fui corriendo de nuevocon mi papá.
-Papá, papá -Otra vez dejaron todos de jugar para mirarme. Yo cogí la mano de Will y tiré de ella -Ven, mamá te necesita, le pasa algo -Todos se miraron entre ellos y cuando papá salió corriendo les guiñé un ojo y fui a donde seguía esperando tia Maia.
-Ya estoy! -Le dije para irnos a dormir.


Will:
-Nombre: William Black
-Edad: 29
-Nacionalidad: -
-Imagen o descripción fisica:


-Capitan: Santamaría / Katherine
-Rango: ¿?
-Historia: No suele contar mucho sus orígenes, pues los supone normales, hijo de unos padres que se querían, el hermano mediano de una familia numerosa, puesto a trabajar desde joven y que desde siempre esta enamorado del mar. A una edad temprana, se subió a un barco pirata con la firme decisión de dejarlo todo atrás y tomar el timón de su vida. Despues de poco tiempo, acabó en el barco del capitán Santamaría, al que tenía como una gran persona y muy buen capitán, a pesar de que con el tiempo, esta visión del hombre fue cambiando a un tipo codicioso y reservado... Un pirata de pura cepa que vendería a su madre con tal de conseguir algo. Cuando el barco se hundió por una explosión mientras abordaban un barco, Will decidió volver a comenzar de nuevo y se alejó nadando en un trozo de madera, perdiendo la pista de sus compañeros, los cuales, algunos sobrevivieron. Tras su embarque en la tripulación de Ojo de Luna y reencontrarse con Kath, Maia y Davy, decidió quedarse con estas dos, puesto que las veía más vulerables... y que Davy ya tenia a su angel de la guarda. Las cosas se ponian dificiles pero no pensaba irse. Los 6 años siguientes, con una pequeña al cuidado y kath cada vez mas y mas perdida, fueron casi como un vacio, pero, 5 años depsues de la desaparicion del que robó el corazon de su capitana, por fin la había hecho sonreir al contarle que la niña le había robado la bolsa de monedas jugando al escondite con Maia. Las cosas mejoraron ligeramente y su relacion con Kath dió un paso, aunque nunca pasaron a algo más que un fugaz beso robado, pues los ojos de Kath se volvían frios y distantes. Y eso, le asustaba...
-Personalidad: Con los enemigos es un adversario incansable, suele utilizar la fuerza de estos en beneficio propio. Aunque no es un gran pensador, ni buen estratega, procura seguir las órdenes al pie de la letra y no equivocarse en ningún momento. Si ve que alguien hace algo malo, no le dirá nada, pues "los dioses le devolverán lo que crean conveniente".
-Gustos y Disgustos: Le encanta el mar, el cielo nocturno que se ve desde un barco navegando en alta mar, las mujeres en general, el ruido del viento contra las velas del barco, subir a la gavia a ver el horizonte. Odia los dias que deben dormir en tierra (salvo que sea en Tortuga), los pájaros ruidosos, que le entre agua del mar en la boca.
-Otros: Solo lleva una espada. Conoce a Davy, Kath y Maia, pues formaba parte de la antigua tripulación, pero su rango era inferior al de ellos.
-Características:
·Vigor = 15
·Destreza = 15
·Constitución = 15
·Inteligencia = 14
·Sabiduría = 13
·Carisma = 12
-Habilidades: 
-Dominio de armas blancas
-Nadar
-Trepar
-Saltar
Iba ganando la mejor partida de mi vida mi vida cuando la pequeña Lily vino a darme las buenas noches. seguro que Maia la habia mandado a dormir por que habia visto Kath marcharse en otra dirección antes de los cañonazos. Le devolví el abrazo. En cuanto se fue el resto me preguntó por que la cuidaba tanto.
-Bueno... todos sabemos que su padre no se va a ahcer cargo de ella, ¿no? Desapareció y ya no lo hemos encontrado -Añadí poniendo mii jugada sobre la mesa -Además asi Kath igual me ve como a algo mas que a un tripulante -Dije provocando sus risas y que no se fijaran que hice trampas. Lily volvió. Me llamaba.
-Ven, mamá te necesita, le pasa algo -Me levanté y fui a toda velocidad en la direccion en que venía Lily, dejando las cartas sobre la mesa. Encontré a Kath sin problemas.
-¿Katherine? -Me miró en parte sorprendida -Lily me ha dicho que te pasaba algo... - Le pregunté que ocurría al no obtener respuesta. Con la luz de la luna, tenuemente distorsionada por las aguas que cubrian el barco, el cabello de Kath casi brillaba, parecia el fuego que ardia en las estancias de la base inglesa. Vi como se acercaba y la rodeé con los brazos al notarla apretarse.
-¿Estás bien, Kath? -Le pregunté preocupado y sentí que asentía. Suspiró hondo y tardó un poquito en volver a mirarme. Fui a decirle algo pero no pude. Noté como sus labios encontraban los mios. Correspondí al beso, aunque estaba algo perdido. Cuando la miré, me sonrojé bastante por la sorpresa.
-Y-yo... T-t-tu... -No sabia que hacer - V-v-voy a besar a Lily, a acostar a Maia, ¡A acostar a Lily! -Dije nervioso y, literalmente, huí.



Última edición por Adamaris el Vie Jul 07, 2017 1:17 pm, editado 1 vez


_________________

Ver perfil de usuario
Las llamas esparcidas por la base militar inglesa devoran lentamente todo lo que tocan, sacudidas alguna que otra vez por el estruendo de un barril de pólvora, seguido de una lluvia de gruesos escombros. Los hombres, arrancados de sus camas por el ataque, hacen uso de sus años de instrucción moviéndose a un ritmo controlado, pero el pánico y la sorpresa distorsionan su sincronizada coreografía, la real armada inglesa estaba desconcertada, una vez mas, por los potentes cañones del Sirenis. Entre el paseo de las cubetas de agua, los alaridos de los heridos y las ordenes frenéticas de los oficiales, solo una figura parecía mantener la calma, de pie al borde del barranco natural sobre el que había sido construida la base, mirando en dirección al barco que comenzaba ya a sumergirse; su figura erguida denotaba autoridad, y el resplandor carmesi de las llamas a su alrededor develaba ocasionalmente un único ojo de un intenso verde oscuro, sobre una sonrisa que parecía expresar nostalgia, ella no tardo en darse cuenta de quien era...y que la estaba mirando...la chica de blancos cabellos vio como el oficial la saludaba llevándose los dedos a la frente, para luego perderle de vista al ser abrazada junto con el Sirenis por las oscuras profundidades del océano.

Off: Has despertado algo oscuro...y va por ustedes XD


_________________
Yer jalan atthirari anni


Ver perfil de usuario
Spoiler:

-Nombre:
Dulce
(No tiene apellido o al menos no lo sabe)

-Edad:
24 años

-Nacionalidad:
Portuguesa

-Capitan:
Ella misma es la capitana del imponente Gaudium

-Antigua Profesión:
Tiempo atrás era una mera esclava, actualmente ejerce la profesión de pirata.

-Imagen:
Una mujer un tanto alta siendo así de 1.72m con un cuerpo acorde a la medida adornado con suaves curvaturas y en general una complexión delgada pero un tanto atlética ya que, la vida de pirata demanda bastante esfuerzo a decir verdad. Poseedora de una piel blanca y sin imperfecciones a pesar de estar tanto tiempo expuesta a los rayos solares y a la sal del ambiente.

Sobre su cabeza descanza una extensa cabellera castaña que llega sin problema alguno hasta su cintura que debido a la humedad del océano este se encuentra ligeramente ondulado. Pasando a su rostro este es de facciones redondeadas y muy femeninas, con mejillas ligeramente regordetas, nariz pequeña y respingada, labios finos los cuales casi siempre están curvados en una simplona sonrisa, cejas finas y unos grandes ojos marrones decorados por una larga capa de curvas pestañas.

Su manera de vestir destaca un poco del resto de sus compañeros piratas, y con razón es así, ella es la capitana. Pero dentro de todo, cuando no usa aquel tipico atuendo de capitán (saco y pantalones), suele utilizar comodos vestidos que ha ido adquiriendo a lo largo de sus viajes.

~Mirame~:





-Historia:
Tristemente no tiene una historia larga de contar, su vida desde un principio se vió tintada de malos tratos, suciedad y protocolos a seguir para complacer a aquellos dueños que tuviera de turno. Si, es fácil de adivinar, era una esclava nacida de una pareja que ya eran esclavos en aquel pequeño país llamado "Portugal". Pero a pesar del entorno que la rodeaba, la pequeña Dulce parecía no verse afectada, es más, creció aniñada y delicada como una flor, creyendo que la crueldad que le rodeaba no era más que una mera fantasía que tal vez... algún día iba a terminar, que iba a despertar siendo diferente, tal vez alguien mejor y en otro lugar. Pero claramente no era así y hasta parecía que su situación no tenía remedio alguno. Jamás tuvo hermanos por lo que practicamente se crió con sus pobres dos padres y amigos que así por allí, pasaron algunos años de esa manera hasta que... todo tuvo que terminar.

A los 10 años de edad fue separada cruelmente de todas aquellas personas que consideraba su familia y fue obligada a viajar a un lejano lugar para ser verndida como un mero objeto. "Trabajó" para muchas familias diferentes durante años, hasta que a la edad de 18, momento en el que se encontraba sirviendo a una rica familia de Italianos, todo dió un giro inesperado.

Era un completo desconocido, pero ese extraño capitán que un día se presentó sin más delante de la puerta de aquella gran casa fue la chispa que encendió su esperanza de que podía ser libre algún día. Fue impresionante la suma de dinero que pagó por la jóven castaña con la convincente excusa de que "podía serle de mucha utilidad", claramente la familia Italiana no lo pensó ni dos veces antes de entregarla en manos de aquel hombre.

La delgada jóven apenas puso sus pies en la rechinante madera de la cubierta del barco, algo le dijo que aquel viaje iba a ser un tanto diferente. Y así lo fue, aquel día fue el principio de una infinidad de aventuras que vinieron luego. Hubo momentos alegres y tristes, conoció gente nueva y hasta incluso hizo amigos que jamás pensó que iba a tener... y como si no fuera poco los poderes nacieron en ella junto con el deber de convertirse en la nueva capitada de un enorme barco... el Gaudium.

Una nueva y gran etapa en su vida dió comienzo, una que aprovechó al máximo. Pasaron muchos años en los que pasó junto a su nuevo contramaestre (el siempre impresionante Davy), conoció lugares increibles, se armó una tripulación y hasta incluso aprovechó su tiempo en aprender a leer y a escribir, algo que siempre en su vida había deseado poder hacer bien. Actualmente se encuentra surcando los mares del mundo derrotando a todo aquel malvado muerto viviente que se interponga en su camino.

-Personalidad:
Dulce es una mujer que verdaderamente le hace honor a su nombre y por extraño que suene, es una de las piratas más amables y justas de los 7 mares. Con el pasar del tiempo ha madurado en su forma de ser de una manera impresionante, ya totalmente libre de las cadenas de la esclavitud y con un futuro que ella misma puede manejar, en su ser se puede notar que ha perdido todo rastro de inseguridad, temor y que hasta incluso a adquirido más sonrisas en su vida cotidiana. Tiene un don maternal sumamente natural, se preocupa por la gente que le rodea, sobre todo si se trata de sus tripulantes, jamás se perdonaría si a estos les llegara a pasar algo por culpa de una negligencia de su parte.

Es de esas personas que piensan antes de actuar, no se lanza a hacer algo sumamente osado no sin antes meditarlo y estar completamente segura gracias a sus habilidades especiales. Casi pareciera que un aura de completa calma y seriedad la rodea todo el tiempo y hasta incluso parece ser una fémina completamente imperturbable, y de hecho, hasta casi lo es. Pero no hay que mentir, pese a ser la capitana de un barco y de la manera en que le gusta mostrarse segura y completamente recta ante los demás, no hay que ocultar el hecho de que a veces la "contagiosa alegría" de su contramaestre se le pega y comienza a comportarse más divertida, un tanto infantil y suelta con sus allegados.

Pero este "Angel de Altamar" que destila pureza por sus poros también tiene el derecho de enojarse a veces. Núnca deja que la ira se apodere de su cuerpo, no señor, ella jamás lo permite pero cuando algo realmente le molesta su tono de voz de vuelve más distante y frio dejando bien en claro que lo que escucha o ve no le gusta para nada, y hasta incluso adorna aquellas rabietas con profundos ceños fruncidos y algún que otro exasperado suspiro.

-Gustos:
- Todas las frutas que existan sobre la faz de la tierra.
- Leer y aprender todo tipo de cosas nuevas.
- Conocer gente nueva.
- Paz y tranquilidad.
- Las cosas en orden.
- Los días tibios pero con brisas frescas.
- Admirar las estrellas.

-Disgustos:
- Los malos tratos.
- Que se metan con ella con alguno de los tripulantes de su barco.
- El encierro.
- La comida picante.
- Los días de mucho frío o calor.
- Que le digan que cocina feo ¡INCONCEBIBLE!
- Recibir órdenes de algún desconocido, ahora es ella quién maneja su vida.

-Otros:
- Sabe cocinar de ma-ra-vi-lla
- A pesar de que tantos años han pasado, la manía de juguetear con un mechón de cabello mientas se encuentra nerviosa no la ha abandonado.
- Suele coleccionar ropa de diferentes partes del mundo. Tiene decenas de prentas guardadas en un cofre.
- De vez en cuando trenza su cabello y lo adorna con alguna que otra flor.
- También le gusta coleccionar libros, tiene otro cofre repleto de estos.
- Tiene una ligera alergia al ajo, su nariz se pone roja y comienza a estornudar apenas percibe su aroma.

-Características:

- Vigor = 13
- Destreza = 14
- Constitución = 15
- Inteligencia = 15
- Sabiduría = 20
- Carisma = 16


-Habilidades Básicas:
- Leer y escribir
- Nadar
- Escuchar
- Dominio armas blancas

-Habilidades Especiales:
- Videncia (lvl 3)
- Grito de guerra (lvl 1)
- Sentir magia (lvl 1)

-Equipo:
- Un sable
- Una pequeña bolsa con monedas
- Sus ropas de capitana (?)

-Color de roleo: # EC425E

/Isla/
~Con: Su amada tripulación - Junto a Andrea~

Finalmente la propuesta fue bien recibida por lo que rápidamente todos se pusieron en marcha. Davy, Schehr y Lou fueron los que se adentraron a investigar, mientas que Oscar, Andrea y Alexander se quedaron en la costa junto a la capitana. La fémina de largos cabellos castaños pasó una de sus manos por sus hebras mojadas y dejó escapar por entre sus labios un ligero suspiro junto con un mensaje de -Tengan cuidado- casi inaudible. Pero bueno, no podía vivir preocupada por sus compañeros cada vez que se iban, ella también tenía muchas cosas que hacer a pesar de que la lluvia no tenía intenciones de irse aún con prontitud.

Sus marrones orbes se clavaron con compasión sobre el cuerpo de la jóven Andrea, esa muchacha si que había tomado mucho... demasiado a decir verdad. Dispuesta a tenderle una mano, Dulce dió un paso al frente pero pronto su acto de bondad se vió interrumpido cuando rápidamente Oscar apareció delante de ella cargando un enorme atún -¡Wooa!- soltó asombrada, a pesar de que estaba oscuro debido a la noche y la espesa capa de nubes que cubrian el cielo, aún así pudo vislumbrar la silueta de dicha pesca, algo realmente admirable a decir verdad. -Realmente te lo agradezco- le dijo unos segundos antes de que éste pudiera decirle algo más -Si estas de acuerdo ire a buscar ya mismo la leña para encender el fuego en los arboles de aqui cerca- inmediatamente la chica asintió al mismo tiempo que esbozaba una amplia sonrisa, aunque claro, encontrar madera seca... o bueno... menos húmeda si que iba a ser todo un dilema.

Antes de siquiera poder darle una frase afirmativa, uno de sus camaradas se adelantó a preguntar -Planean cocinar debajo la lluvia?- a lo que con un desbordante entusiasmo la capitana respondió -Por supuesto que si- volteando brevemente para observar a Alexander quién se encontraba bastante alejado y pronto comenzaba a reunir materiales para crear un refugio. Ante esto, Dulce regresó su vista hacia Oscar -Te encargo la búsqueda de madera, si no logras encontrar ninguna pieza seca o... bueno, no tan mojada, no hace falta que diga que tienes mi permiso para buscar algo de utilidad en el barco- le comunicó al mismo tiempo que posaba suavemente su mano derecha en uno de los brazos del hombre y le daba un amistoso apreton. -Oh y por cierto, deja el atún sobre aquellas cajas que están cerca del refugio que ha armado Alexander... mientras tanto veré que puedo hacer para ayudar a nuestra pequeña ebria a recuperar el sentido- al finalizar, soltó el brazo de su compañero, dió media vuelta y se dirigió en dirección a dónde su rubia tripulante se encontraba.

-Muy bien muchachita- dijo con un tono fuerte y claro una vez al lado de Andrea -Tenemos mucho que hacer y sería conveniente que estuvieses lúcida- agregó tomando con dulzura uno de los brazos de la chica para ayudarla a mantenerse de pie -Así que vas a tener que tomar un poco de agua y luego, si puedes, ayudarme con la cena ¿si?. A lo mejor al final terminas siendo una increible cocinera- trató de convencerla mientras halaba del delgado cuerpo de la chica en dirección al improvisado refugio. Era empezar ahora o núnca, ese atún no iba a meterse solo al fuego.


_________________


♥ Hikami-Kun ♥







~Believe in MAGIC~
Ver perfil de usuario
El movimiento del barco bajo las aguas era suave, como el mecer de una cuna. El mar estaba en calma bajo las rabiosas olas que removian imperturbables os barcos del exterior. El navio se mantenia en paz pues los sonidos de la tormenta no le alcanzan, tan solo los gritos y movimientos de los tripulantes producen algo de ruido. Cuando el silencio consigue cubrir todos los rincones del Sirenis, el canto de una ballena resonaba desde el fondo del océano. Los nuevos tripulantes fueron llevados a recoger las velas pues, allí abajo, ni el viento los alcanzaba. Muchos peces nadaban rápidamente, alejandose del enorme ser que los perseguía, por miedo a ser devorados.
Incapaces de tomar en cuenta el movimiento de las estrellas o la luz exterior, el tiempo pasaba insignificante, nimio, inapreciablemente lento bajo las calidas aguas del caribe. Al cabo de un rato, quizás una hora, quizá más o tan solo unos segundos, el Sirenis alcanzaba su destino.
Las aguas del mar cercanas a la orilla se removieron, dejando paso a algo. No se veía bien, pero el mastil de un barco verdoso no tardó en dejarse diferenciar, apartando con elegancia las mareas a su alrededor, dejando ver por fin los pocos rayos de luna que llegaban a tierra, cubiertos con las nubes de tormenta que amenazaban con tirar el barco abajo en un baile mortal de olas furiosas. Sin prestar atención a la amenaza invisible del embravecido mar, las velas se extendieron y el timonel situo el barco junto al imponente Gaudium, un barco conocido y amigo.
Listos para desembarcar, los tripulantes estaban entusiasmados por la visión del posible tesoro que aquella isla escondia.


_________________

Ver perfil de usuario

FICHA SCHEHEREZADE:

-Nombre: Scheherezade, “The Crimson Cobra” (Schehr para los amigos xD)

-Edad: 27


-Nacionalidad: De ascendencia persa, Scheherezade no posee nacionalidad en sí, ya que su familia migraba constantemente de una zona a otra.


-Imagen: De complexión curvilínea, vientre plano  y estatura promedio, muestra su atlético cuerpo, especialmente orgullosa de sus piernas, largas y tonificadas. Su cabello es de color castaño, levemente ondulado y aclarado por el salitre del ambiente marino; raramente se lo recoge, ya que le agrada más llevarlo suelto. Las facciones de su rostro delatan su procedencia genética; ojos grandes y almendrados, mirada intensa y de un verde que evoca al océano mismo. Cejas angulares, pómulos ligeramente prominentes, labios carnosos y piel trigueña. 
Vestimenta: Camisa blanca de lino con mangas amplias, que ajustan en las muñecas, y cuello holgado; el escote se cierne gracias a una cinta roja cruzada en el pecho. Corsé underburst fabricado en satén negro y adornado con brocados de oro, ceñido a la cintura. Raído y deshilachado fajín de tela rústica, anudado a la cadera por un lado, cruzado por dos cinturones de cuero ancho, cerrados por hebillas de plata vieja y desgastada con tallado de ornamentas florales. Bandolera marrón de cuero labrado con motivos de flor de lis, adornado con hebilla de serpiente entrelazada en un marco de plata, tahalí y cartuchera en mismo material. Calzón de montar de algodón negro, abotonado en los laterales de las perneras, y botas altas de cuero negro y gastado. Casaca larga de terciopelo adamascado carmesí  con divisa negra en solapa, vuelta y collarín, con alamares negros y botones de latón dorado, amplias bocamangas negras con galón dorado.

-Capitana: Dulce


-Antigua Profesión: Administradora de un prostíbulo.


-Historia: Scheherezade nació en el seno de una indigente comunidad romaní, exiliada de sus tierras por la corona inglesa. El único recuerdo que posee de su infancia es la constante migración de una zona a otra, el hambre y la pobreza, hasta haber cumplido su noveno año, cuando fue finalmente vendida a un burdel español. Allí fue blanco de malos tratos y abusos por parte de su dueño y las mismas prostitutas, quienes la utilizaban de esclava en la limpieza y mantenimiento del sucio establecimiento, escondido en las afueras de la ciudad y frecuentado asiduamente por marineros de toda clase y nacionalidad. Pronto comprendió que la única chance en sus manos para poder sobrevivir en ese ambiente era carisma que le proveyera de la simpatía por parte de la clientela. Montó un espectáculo, consiguiendo la aceptación de su repulsivo público, ganándose cierto afecto, y se prometió a sí misma que jamás sería tocada por las grasientas manos de ninguno de aquellos cerdos lascivos. 
Transcurrieron 5 años, su cuerpo había cambiado, su rostro reflejaba la dureza de la experiencia, aquella inocencia infantil se había esfumado en el aire fétido del burdel, y era la noche en que dejaría de ser una simple empleada para saldar su deuda, como una prostituta más. Su exótica belleza había atraído un sinnúmero de cortejadores, dispuestos a pagar por su virginidad, y así fue como el dueño del prostíbulo la vendió al mejor postor: un holandés, contramaestre de una embarcación que había arribado a puerto español días antes. Pero, algo, igual de extraordinario que nefasto, ocurrió aquella noche. Antes de que su adquiridor pudiese siquiera tocar a la temblorosa niña, empezó a gritar y maldecir, sacudiéndose una carga imaginaria sobre su espalda, luego su cara se tornó de rojo carmesí a azul purpúreo, para caer desplomado a sus pies después de unos segundos. Ella cayó de rodillas frente al cuerpo inerte de aquel holandés, para ver atónita, como una pequeña serpiente se escabullía a través del cuello de la sucia camisa del marinero, y se posaba apaciblemente sobre su regazo.  Supo enseguida que aquello había sido un regalo de los dioses y sólo lo aceptó, agradecida.
Su arma secreta la ayudó a vengarse de aquel hombre que la había vendido, se hizo de la fortuna de los amantes que la cortejaban así como del mismo burdel y lo convirtió en un prostíbulo de renombre al cual asistía sólo la élite de la clase española. Pero su riqueza se vio destruida por la llegada de las tropas inglesas, quienes descubrieron el sinnúmero de asesinatos que había cometido, y debió huir con lo poco que pudo acarrear.

-Personalidad: Ambiciosa y avara, no haría nada que no le proveyera alguna ganancia o riqueza. Es calculadora, maliciosa y cruel. Se esconde tras una fachada complaciente por conveniencia y es sumamente selectiva a la hora de escoger a las personas que la rodean. Deja sus sentimientos en segundo plano ante la búsqueda de bienes materiales, puede ser muy despiadada, pero no le gusta ensuciarse las manos ya que siempre encuentra a alguien que lo haga por ella. Nunca ha recibido muestras de afecto, debido a esto no sabe reaccionar más que con palabras y acciones hirientes a las personas que intentan acercársele, sin tener remordimiento alguno hacia ellos. Tramposa en las apuestas y poseedora de un agudo sentido del entorno, siempre logra sacar provecho de las situaciones en las que se ve envuelta. Sabe que su punto débil es su falta de fuerza física, pero es consciente de que no es una persona común y corriente gracias a ciertos sucesos inexplicables ocurridos en el pasado.

-Gustos: 
Los objetos brillantes, el oro y las joyas, el mar y los misterios que lo rodean. Apuestas y juegos de azar. Lugares excéntricos y exóticos. Es una mujer de excesos, todo lo prefiere a lo grande y pagado por otro.
-Disgustos: 
Ser despreciada. Vestimenta y comida barata. Personas que hablen demasiado. Tiene especial asco a las ratas y alimañas que rondan los barcos.

-Otros: La serpiente de su historia resultó ser una cobra que se esconde entre sus ropas. De allí surge su apodo, ya que mataba a sus clientes con el veneno del animal, el cual parece entender a su dueña y obedecerla como una mascota. La sangre que lleva en las venas proviene de generaciones antiguas de hechiceros y brujos, gracias a esto y sin darse cuenta, desgracias caen sobre las personas que se ganan su odio.

-Características (25 puntos a distribuir):
Vigor = 8
Destreza = 8 +3 = 11
Constitución = 8 +1 = 9
Inteligencia = 8 +7 = 15
Sabiduría = 8 +7 = 15
Carisma = 8 +7 = 15



-Habilidades Básicas: 
-ESCUCHAR
-DOMINIO ARMAS BLANCAS
-DOMINIO ARMAS FUEGO
-LEER Y ESCRIBIR

-Habilidades Especiales: 

-Equipo: Estoque robado a una de sus víctimas, cuchillo de mano escondido en el fajín, balas.

- Color de roleo: c73030

Selva de una isla desconocida/Junto a Davy y Lou


Noté cómo se sonrojaba ante aquella tontería y, debo admitir, que un sinfín de maneras para incomodarlo surcaron mi mente cual fugaces saetas, una tras otra. En otro tipo de situación hubiese sido demasiado tentador abusar un poco de esa inocencia suya, pero no estaba en condiciones de mofarme así de una persona como él… y, sólo tal vez, podría resultar tan divertido como peligroso. 
-Nunca sabemos qué, pero la capitana es un ángel... – dijo esperanzado, observando figuras imaginarias a su alrededor. - Los ángeles son hermosos... brillan sobre el mar en la noche... y guían a los marineros perdidos hacia la seguridad... tal como lo hace ella...- lo que estaba oyendo era tan empalagoso que me revolvía el estómago. Por supuesto que no existían tal cosa como “ángeles”. ¿Qué clase de idiota cree eso? 
Se detuvo para clavar sus claros ojos en los míos. 
-Como todos los ángeles, ella tiene... poderes mágicos... a veces, cuando cierra los ojos... ve cosas... personas... palabras...- ¿Visiones? Eso era nuevo, sin dudas. *Interesante… Así que estamos aquí por eso. Me pregunto qué habrá visto exactamente…* Debí apartarme antes de que sus manos golpearan mi nariz, ya que, ahora, realizaba mímicas agitando sus brazos frente a sí, con ambos ojos cerrados. 
-Y entonces, ella sigue lo que ve... y yo la cuido... y cuando llegamos… Encontramos pelea...yo mato hombres muertos y ella salva a otros piratas. Así te encontramos a ti, a Oscar y a los otros- 
Lo que acababa de escuchar carecía de sentido y no respondía a mi pregunta… De todos modos, debí conformarme al aparecerse Lou, ya que el contramaestre la retó a una carrera entre las copas de los árboles, y los perdí de vista en un santiamén. De ninguna manera podría seguirlos, mis habilidades para trepar árboles eran tan nulas como mis dotes de cocinera, y no me agradaba la idea de balancearme a través de la jungla de esa manera. Prefería mantenerme en tierra. 
Comencé a caminar con cautela, repasando las palabras de Van Bockholt. Recordé lo que había mencionado, sobre la “magia” y una sonrisa se dibujó en mi rostro al sentir un suave roce subiendo por mi espalda, hasta alcanzar mi hombro. 
-Todavía no es momento de despertar… - susurré, acariciando dulcemente el afinado cráneo del animal mientras su lengua hacía cosquillas en la palma de mi mano. Sentí su cilíndrico cuerpo enrollarse alrededor de mi brazo derecho, desapareciendo su cabeza entre mis ropas, y, por alguna extraña razón, mi interior se estremeció de emoción. Quizás esa emoción hizo que dejara de prestar atención a mi alrededor.
La tierra cedió bajo mis pies en lo que parecía un charco de lodo. Traté de salir, pero sólo conseguía hundirme más y más en el apestoso fango. Inmediatamente comprendí la situación, había escuchado a varios viajeros hablar de cosas similares: tierra que engullía hombres completos sin dejar rastros. *Demonios…* ¿Qué debía hacer? Si llamaba a mis compañeros, alertaría sobre nuestra posición a posibles enemigos… No, debería arreglármelas sola, y la rama más cercana estaba medio metro lejos de mi alcance. Traté de calmar mis pensamientos. Ahora el lodo me llegaba hasta los muslos y pronto cubriría parte de mis caderas si no hacía algo rápido… Rogué a Calipso por ayuda mientras trataba de que la hebilla de uno de mis cinturones se atascara en alguna de las ramas de los árboles linderos.



Última edición por Leidana el Mar Abr 05, 2016 8:33 am, editado 1 vez

Ver perfil de usuario


Lou:

-Nombre: Lou, o Louser su verdadero nombre es Arianna Cappeli


-Edad: 17


-Nacionalidad: Italia


-Imagen: Es delgada pero tiene bastantes curvas, ella pesa muy poco, eso es algo que le da ligereza y velocidad, mide 1,62 metros. Su pelo es negro y corto, y sus ojos son de color miel (entre marrón claro y amarillo oscuro) suele ir vestida con pocas ropas ya que eso le da libertad de movimientos y así no molestarse con las ropas. Su piel es de un tono normal.





-Capitan: Dulce


-Antigua Profesión: Ayudante de Comerciante


-Historia: Nació en Italia, en una familia de comerciantes, tenía dos hermanos mayores, cada uno de diferentes nacionalidades, desde pequeña viajó de un lado para otro con su familia, vendiendo diferentes cosas y comprando otras. Solían ir por tierra ya que había muchos piratas en el mediterráneo y en el mar negro, pero los vándalos en el sur de Europa empezaron a aumentar y cada vez las mercancías se hicieron menores, uno de esos días cuando ya marchaban de Portugal, fueron atracados por unos vándalos en el transcurso del robo accidentalmente su madre murió. Poco después de eso su hermano más mayor sentó cabeza a los 29 años y abrió un restaurante en Flandes. Dos años después su padre se retiró y se compró una casita en las afueras de Roma. Arianna y su hermano mediano Louser siguieron con el legado de su padre , en esa época Arianna tenía 15 años y su hermano 22. Fueron por sitios en los que sus padres no habían llegado y se atrevieron a ir en barco a algunos sitios para acelerar la llegada de algunos productos. Pero en una de esas ocasiones cuando Arianna tenía 16 años casi 17, cuando marchaban a los puertos de Grecia, el barco fue atacado por piratas ella fue capaz de huir, pero su hermano desapareció ese mismo día, y nadie supo qu´e pasó con él. Desde ese día Ariana se cambió el nombre al de su hermano y se apodó Lou. Poco después quiso hacerse pirata, para poder encontrar a su hermano, si este estaba vivo, le pegaría por haberse dejado raptar y si estaba muerto lo vengaría, pero para ello necesitaría encontrar a piratas y que mejor forma que unirse a ellos.


-Personalidad: Es muy energética, siempre ve el lado positivo de las cosas, es muy simpática y suele llevarse bien con todas las personas (Que no quiere matar) Es muy leal a las personas que quiere por que no es capaz de darle la espalda a alguien que le haya tendido la mano. Aunque este sea un asesino, lo defenderá si así lo cree necesario.


-Gustos: 
-Las alturas
-La fruta
-Cantar y La música
-Las leyendas y los mitos
-Las personas que hacen lo que sea para conseguir sus objetivos


-Disgustos:
-Pescado(Demasiado tiempo comiendo pescado)
-Las personas pasivas
-Los objetos inutiles
-La cerveza
-Las Grandes tormentas


-Otros: 
-Siempre hace lo quiere si no hay algo que se lo impida
-Se toma muy enserio los trabajos y acepta fácilmente ordenes que esta vea que son útiles
-No le gusta limpiar pero a aprendido a no quejarse
-Tiene una extraña capacidad de dormir en cualquier lugar de cualquier manera, llueva, sea de día, nieve o esté sentada. 


-Características 
Vigor = 8+2=10
Destreza = 8+4=12
Constitución = 8+4=12
Inteligencia = 8+5=13
Sabiduría = 8+7=15
Carisma = 8+3=11


-Habilidades Básicas: Nadar, trepar, observar, dominio de armas blancas



-Habilidades Especiales: Se les asignaran mas adelante, a medida que avance la historia y demuestren su valía


-Equipo: Un cuchillo largo y curvado, procedente de Arabia, ropas del norte de Grecia y una bolsa portugesa para guardar cosas como comida.

Una sonrisa traviesa apareció en mi rostro, confirmándole que aceptaba el reto -El que pierda, le debe un postre al que gane- dije mientras me subía al árbol más cercano y me ponía a trepar de uno a otro, evitando las ramas secas y las demasiado finas. Hacía tiempo que no comía ningún postre y me apetecía mucho uno, además me di cuenta de que no contaba quién llegaba primero, pues solo contaba quien tocaba el suelo. Así que tenía las de ganar -Oye, ¿hasta dónde vamos a explorar?- pregunté animada, enseguida sonreí suponiendo su respuesta "Hasta que la cena esté lista" dije en mi cabeza, siempre me había gustado suponer las respuestas de las personas que observaba, aveces fallaba, pero cuando acertaba solía reírme y disfrutar de ello. Dejé prestar atención por un momento, pero cuando volví a mirar a los árboles, supe que no me había caído, tenía el recuerdo en el cuerpo de como hacerlo y no tenía que estar atenta, pero no me atrevía a probar que pasaría, por lo que me centré y miré mi camino recordando, todo el territorio que podía. Hacía poco que pertenecía a la tripulación y aunque no hacía falta quería demostrarles a ellos y a mi misma que yo valía la pena, que no habían hecho mal en aceptarme en la tripulación y en confiar en mí.

Ver perfil de usuario



FICHA ALEXANDER:

-Nombre:  Alexander Graham



-Edad: 20


-Nacionalidad: Inglaterra.




-Imagen:   

Spoiler:






-Capitana:  Dulce.





-Antigua Profesión: Mercenario.





-Historia: De pequeño, vivía tranquilamente con su familia en Inglaterra. Su padre los había abandonado cuando él tenía siete y su hermano tres años. Su madre no hablaba mucho de ese tema y nunca les contó por qué los había dejado.
Ella trabajaba de lo que podía para poder sobrevivir y mantenerlos, hasta que decide casarse nuevamente con un general inglés, ya que era muy bella y todavía joven. Ese general tenía una personalidad desagradable y era demasiado violento con ellos. No había un día que no los golpeara o tratara como basura.
Una noche, Alexander despertó escuchando los gritos de su madre en una de las habitaciones, cosa que para él y su hermano era ya muy normal, pero, cansado de oír la misma situación una y otra vez, y con una fuerte impotencia, decide ir en su búsqueda. Cuando abre la puerta, se encuentra con que el general estaba golpeando a su madre, más de lo normal, con intenciones de matarla, o al menos él lo veía de esa manera. Tomó silenciosamente la espada que estaba en la habitación, la cual había dejado el general momentos antes, y, sin miedo en sus ojos, decidió asesinarlo enterrando la espada en su cuello.
Ella lo observaba con temor, en shock por lo que había sucedido, y él decidió tomar su mano, despertar a su hermano y escapar; pero los alaridos de su madre habían alertado a un grupo de soldados que estaban patrullando la zona. Rápidamente comenzaron a escuchar los gritos de los soldados al encontrar el cuerpo del general y lograron esconderse en un granero cercano, pero no fue mucho el tiempo que pudieron estar ahí, ya que cuatro soldados irrumpieron en él. Se dispusieron a esperar, camuflándose silenciosamente en la obscuridad de la noche y tratando de no alarmar a sus perseguidores. Luego de unos minutos, los oyeron alejarse, pero cuando Alexander creyó que ya se han ido, una espada atravesó el torso de su madre y unas manos emergieron de la obscuridad, tomando a su hermano por el cuello. Alexander intentó valientemente golpear al soldado, pero otro de ellos, blandiendo su espada, le profirió un corte en la mejilla, haciéndole caer de rodillas. Los soldados comenzaron a injerirle golpes y patadas, dejándolo casi muerto, pero lo suficientemente consciente para grabar en su memoria lo que, a continuación, le harían a su pequeño hermano. Aquellos hombres despiadados comenzaron a herir al pobre pequeño con sus espadas, abriendo tajos en su piel. Éste gritaba desesperadamente por ayuda, pero sus alaridos mermaron cuando el filo del acero inglés le cortó el cuello. Alexander deseaba luchar con todas sus fuerzas, pero no podía moverse. Luego, uno de los agresores ensartó una espada en su hombro, riendo, con el único objetivo de dejarlo agonizar hasta la muerte, producto del desangrado, o al menos así pensaban que iban a terminar con su vida.
La vista de Alexander comenzó a obscurecerse. El chico se estaba entregando a la muerte, frustrado por no haber podido salvar ni a su madre ni a su hermano. Todo a su alrededor se volvió negro. Lo último que sintió antes de desvanecerse, fue como unas manos lo levantaron del suelo, obstruyendo la sangre que brotaba de su herida.
Al despertar, se encuentra con el rostro sonriente de un anciano, dentro de una habitación destruida. Le dolía el cuerpo, había estado desmayado durante días. Su salvador había presenciado lo ocurrido sin poder intervenir debido al número de agresores, pero había tomado al moribundo niño, librándole del infierno.
 Durante un tiempo, Alexander vivió con el anciano, ayudándolo. Éste le enseño a manejar armas blancas como espadas, dagas y cuchillos. El niño siempre resultaba sorprendido por la habilidad de su maestro, ya que, a pesar de su edad, era extraordinario con una espada en sus manos. Parecía  que esta desaparecía en el aire, veloz como una saeta, y, por más que se esforzara, Alexander nunca podía igualarlo en rapidez.
Pasó días y noches entrenando para vengarse de aquellos soldados y mejoró su habilidad, pero la diferencia con su maestro todavía era notoria. La brecha entre ellos se ensanchaba por más esfuerzos que Alexander hiciera, no podía vencerlo.
 Durante una noche habitual de entrenamiento, Alexander escucha la tos de su maestro y se acerca hasta su cuarto, tratando de no hacer ruido. “Pasa, chico. Tengo que darte algo” oye que le llama desde adentro. Ingresa a la habitación y lo encuentra recostado en su cama. Al ver a Alexader, el anciano se sienta y éste ve sangre en sus manos. Estaba muriendo, pero con su último aliento, el maestro saca el collar que siempre llevaba colgando de su cuello, adornado con una piedra roja y un grabado en ella,  “Tú eres lo más parecido a un hijo de lo que jamás tuve, serás mi heredero. La razón de mi fama como capitán, la habilidad y rapidez de mi espada, es el fruto del poder de mis ancestros, y no dejaré que se extinga. Este talismán te dará la fuerza que necesitas para realizar tu venganza. Anda, chico, ha llegado mi hora, es momento de regresar con los míos.” Luego de decir aquello, depositó el amuleto en las manos del chico y su respiración se interrumpió.
Alexander se convirtió en un asesino. Su habilidad con la espada no era la única, el utilizaba cuchillos y dagas, que llevaba escondidas en sus ropas, siempre silencioso, sin ser visto, casi como un fantasma. Alexander Escucha hablar a un grupo de piratas sobre la rebelión en contra de la corona inglesa y decide unírseles.



-Personalidad:  fría y calculador,no se deja llevar por sus impulsos, evalúa las probabilidades antes de realizar alguna acción. Ágil y rápido en la batalla, utilizando solo armas blancas, es callado e introvertido, prefiere estar solo que rodeado de personas. Luego de lo ocurrido con su familia y maestro, no le gustan las muestras de afecto, ni sabe como reaccionar ante ellas, generalmente las evita.





-Gustos y disgustos: Le gusta la tranquilidad y que no lo molesten, no le gustan las multitudes de gente.





-Otros: Para usar el talismán se tiene que estar concentrado y tranquilo, este no puede usarse si se esta enojado. Este aumenta la velocidad del cuerpo, consumiendo la energía del portador, por lo cual no puede usarse demasiado tiempo. 



-Características (25 puntos a distribuir):

Vigor = 8+5
Destreza = 8+10
Constitución = 8+4
Inteligencia = 8+4
Sabiduría = 8+1
Carisma = 8+1


-Habilidades Básicas:

Dominio armas blancas
Trepar
Saltar
Leer y escribir 



- Color de roleo: 45ad8c


Isla desconocida/Tripulación Gaudium


No podía ver nada, estaba hundido en una inmensa obscuridad. Tan solo escuchaba gritos, parecían de un niño pequeño, sonidos de acero atravesando carne. Una fría espada toco mi rostro para luego hundirse en mi hombro. Fue en ese momento que pude abrir los ojos y ver el infierno en frente mio. Pude verme a mi mismo, moribundo en el suelo de aquel granero junto a mi hermano y mi madre. Supe en aquel instante que era una pesadilla. Era ya muy normal en mi: al cerrar los ojos siempre venían esas imágenes para atormentarme. El tiempo se volvía muy lento y parecía nunca poder despertar. Sentí una gota caer en mi mejilla y el ruido de las conversaciones de los tripulantes. En ese momento abrí mis ojos y mire el cielo, la tormenta todavía no había cedido. Gire mi cabeza para ver lo que sucedía y observe a la capitana tratando de ayudar a una mujer, ésta parecía ebria. Con un rápido movimiento, Lancé  una de mis dagas y ésta se clavó junto a los pies de Dulce. Ella me miró, con expresión atónita, indudablemente sorprendida por mis acciones. Sin decir palabra, me levanté, caminé hacia donde se encontraba y levanté mi daga. De ella pendía, inerte, el tubular cuerpo de una serpiente negra como la noche que se cernía sobre nosotros.
Debería ser mas precavida, capitana-
Arroje el cadáver del animal a un costado, guardé mi arma y me coloqué frente a la fogata, sin apartar mi vista de Dulce y la otra chica.



Última edición por Alhaim el Miér Sep 30, 2015 2:47 pm, editado 2 veces

Ver perfil de usuario

Andrea Campos


Andrea:

-Nombre:Andrea Campos
-Edad: 19
-Nacionalidad: Española
-Imagen
Andrea:
 

-Capitan: Dulce
-Antigua Profesión: Huerfana
-Historia: Mi historia comienza con el parto de una prostituta, la cual exactamente despues de nacer me tiro a la calle para seguir con su trabajo.La lluvia silenciaba mis llantos cuando un extraño encapuchado me tomo en brazos y me llevo a su casa entonces me dio de comer y me cuido, o eso me conto Julieta que decia ser el extraño encapuchado desde que tengo memoria vivo con Julieta, mi maestra, ella me salvo de la lluvia ese dia, desde pequeña me enseño a usar las dagas, ella me dijo que tenia gran potencial en las dos manos no como todas las personas que solo tienen en una entonces me enseño a asesinar.Ella trabajaba asesinando gente y cobrando las recompenzas.Un dia unos piratas a nuestra casa a julieta la asesinaron y apenas me desperte se dieron cuenta de mi presencia y me llevaron al puerto donde me metieron en un barco y me obligaron a satisfacer los deseos de los tripulantes, todos los dias tenia que calentarles el lecho si es que tenia suerte y dormia en uno o me tiraban a la bodega despues de aburrirse de mi cuerpo, los dias y las noches pasaban y yo siempre buscaba la forma de librarme de ellos, en algun momento encontraria alguien que confiara en mi para poder traicionarlo y asi con sus armas matarlos a los demas, pero todos tenian armas, asi que ese pensamiento mio fue en vano, Una tormenta arraso el barco en el que estaba el barco viro y choco contra un risco, nada mas estaba en mi cabeza, cuando desperte en la playa de un lugar desconocido al explorar un poco encontre los huesos de un hombre con una bolsa de comida y una daga de bronce en ella, cuando se acabo la comida y estube a punto de morir vi un barco y decidi gritarle para que me escuchacen entonces cuando todo parecia perdido el barco giro hacia mi direccion y me recogieron, al principio solo limpiaba los pisos y las habitaciones de los tripulantes pero de a poco fueron dandose cuenta de mi habilidad con la daga y me empezaron a tratar como una mas
-Personalidad: Sociable y fiel con los que cofia y conoce sin embargo puede mostrar la peor frialdad con personas que no conoce
-Otros: Se le da muy mal la cocina.
-Características (0 puntos a distribuir):
Vigor = 14
Destreza = 20
Constitución = 9
Inteligencia = 8
Sabiduría = 13
Carisma = 11
-Habilidades Básicas: 
-DOMINIO DE ARMAS BLANCAS
-NADAR
-TREPAR
-ESCUCHAR
-Habilidades Especiales: Error 404 abilities not found
-Equipo: Una espada laser  Una daga de bronce ajada por el uso y por la piedra de afilar
-Color de roleo   Rojo re daltonico

OFF: Alhaim como me lo han dicho a mi se lo digo a usted, trate de no hacer God-Modding (con lo que escribiste estas suponiendo que Andrea esta tan lucida como para darse cuenta de que tiraste una daga, igual no lo cambies voy a hacer que mi personaje haga lo que dijiste pero trata de no hacerlo muy seguido porque mi personaje en este caso pudo haber hecho muchas otras cosas como escupirte un ojo  )

ON:-Muy Bien muchachita.
 Escuche decir, *Esa no es la voz de Julieta?*. Doy vuelta mi cara y sin ver muy bien gracias a los pequeños granitos de arena que me tapaban la cara veo la cara de una mujer media borrosa.
-Julieta??
Me levanto de un salto que ni crei poder hacer y abrazo a la capitana pensando que era julieta, mi difunta madre adoptiva y maestra.Me saco la arena de los ojos y veo que es la capitana y la suelto. Antes de poder decirle perdon ella me dice:
-Tenemos mucho que hacer y seria conveniente que estuvieses lucida asi que toma un poco de agua y ayudame con la cena, de seguro que terminas siendo buena cocinera.
Me agarro de mi brazo izquierdo y empezo a halar en direccion al refugio justo cuando un joven de mas o menos mi edad me lanzo una daga arrojadiza a uno de mis pies, mis "reflejos de borracha" no dieron a tiempo a esquivar el projectil, por suerte la daga fue a parar justo en medio de sus pies dando fin a la vida de una serpiente negra.Me libero de la capitana  y digo:
-PORQUE NO ME AVISAS CASI ME MATAS DEL SUSTO, por lo menos aprobechare este veneno
Meto mi mano dentro del cutre sosten que habia sido regalo de Julieta y saco un frasco pequeño, cuidadosamente con mi daga de bronce abro la boca de la serpiente, meto su colmillo en el frasco y la exprimo entonces sale el veneno y queda atrapado en el frasco,me guardo el frasco en el sosten, no fue ningun problema ya que no habia sido creada con dones que no me permitieran hacer esto entonces miro a Dulce y le digo.
-Me lavo las manos y te ayudo
OFF:La mujer tabla exprime serpientes como naranjas 

Ver perfil de usuario
OFF: perdón pero cuando lance la daga se la lance a Dulce no a ti, creo que se entendió mal, seguro algún problema de redacción, lo siento. Ahora lo edito y pongo que se lo arroje a la capitana, y que las palabras también iban para ella

Ver perfil de usuario


Oscar Del Valle:


-Edad: 30
-Nacionalidad: Español
-Imagen:
Spoiler:

-Capitan: Dulce
-Antigua Profesión: Comandante de la segunda brigada del rey Sancho I de España
-Historia: Oscar fue un sirviente leal a la corona donde sirvio valientemente como comandante de una de las divisiones mas importantes de la España cristiana su astucia sumada su imponente tamaño pronto lo hicieron un guerrero temido por todos los enemigos de la corona , su habilidad con la espada y el combate cuerpo a cuerpo en general solo se veian opacadas por su gran inteligencia en combate lo que le llevo a escalar rapidamente en el ejercito , su ambicion era ser el mejor guerrero del rey y inculcarle a su pequeño hijo los mismos valores que a el le fueron inculcados pero cuando el rey sancho fallecio traicionado en manos de su truan hermano toda su vida cambio para siempre , con el nombramiento del nuevo rey lo llamaron a jurar lealtad a este pero por sus principios y su sentido de justicia el no pudo jurarle nada a ese asesino , asi fue que despojado de su cargo en el ejercito solo tuvo 2 opciones quedarse y ser asesinado por orden del rey o huir al exilio .
Sin muchas mas opciones monto una barcaza con su mujer , su hijo y las pocas pertenencias que alcanzo a salvar y se encaramo al oceano . Tras 2 dias de ardua navegacion dia y noche fue alcanzado por un gran galeon del rey , sorprendido grito a su capitan que el tenia admistia siempre y cuando abandonara España pero el capitan le informo que el rey habia cambiado de parecer y lo habia considerado una amenaza y sin mas aviso abrio fuego contra la pequeña barcaza y todo se oscurecio . cuando recobro la conciencia se encontraba flotando sobre los pequeños restos de madera de su barcaza que no habian sido devorados por el fuego .
busco desesperadamente a su mujer e hijo sin encontrar rastro , y con su vida totalmente en ruinas se dio por vencido y decidio dejar de pelear y entregarse a la muerte , pero cuando creyo que era su fin fue rescatado milagrosamente por el barco Gaudium y su alegre capitana .


-Personalidad: Hosco y Silencioso , despues del incidente se volvio muy reservado aunque es muy fiel con quienes lo ayudan y puede llegar a dar la vida por salvar a quien el considere que merezca ese honor 


-Gustos y Disgustos:Entre sus Gustos estan la cartografia y la astrologia , ademas de la lectura sobre todo si se trata de guerra .
sus disgustos son todo lo que tenga que ver con su pais natal , el Rey y toda la armada española , ademas del fuego (le recuerda el incidente )y sobre todo odia las armas de fuego ( son para cobardes que no tienen el valor de medir fuerzas en combate) 

-Características (25 puntos a distribuir): 
Vigor = 18
Destreza = 8
Constitución = 14
Inteligencia = 17
Sabiduría = 8
Carisma = 8
-Habilidades Básicas: 
-LEER Y ESCRIBIR

-DOMINIO PUÑOS
-DOMINIO ARMAS BLANCAS

-NADAR




-Equipo: un Sable curvo con ciertas melladuras por el uso


color de roleo #ffffff

costa de la isla / con alexander , andrea y dulce


-Te encargo la búsqueda de madera, si no logras encontrar ninguna pieza seca o... bueno, no tan mojada, no hace falta que diga que tienes mi permiso para buscar algo de utilidad en el barco-
la lluvia no parecia aminorar pero ya lo tenia previsto , tome un hacha del equipo que habiamos bajado del barco y me dirigi a 2 grandes palmeras a unos metros nuestros , la corteza estaba mojada pero si la sacaba la madera expuesta podria encenderse . Tome el hacha y de un solo golpe limpio el tronco se quebro y se vino abajo , repeti la accion con el arbol de al lado , corte las hojas , alce los dos troncos sobre mis hombros y los lleve el campamento , al llegar ahi con buena habilidad les saque la corteza y los corte en maderos mas chicos y me dispuse a preparar el lo que seria el fogon para la comida , cuando a mi espalda un ruido de burbujeo me llamo la atencion .
Una sombra gigantesca emergio de bajo del agua junto a nuestro barco , inmediatamente solte los troncos saque mi sable y me dirigi al lado de  la capitana , *no esperaba un ataque aqui de este estilo , estamos en clara desventaja * prepare las armas -Capitana tenemos compañia , que hacemos?-

Ver perfil de usuario
Kath:
-Nombre: Katherine Campbell (deja que la tripulación la llame Kath)
+Nombre: Seirina Mavros (Sirena Negra)
-Edad: 28
-Nacionalidad: -
-Imagen o descripción física [Antigua editada por Ayha]


[Nueva]


-Clase: Pirata
-Profesión: Pirata
-Rango: Capitan
-Historia: Su nacimiento se produjo sobre un barco por lo que siempre a tenido una enorme capacidad para evitar los mareos que suele sentir la gente. No tenía amigos de su edad, pues los niños le tenian miedo sin razon alguna, lo que la llevó a pasearse por el puerto continuamente, haciendose amistades entre piratas y marineros. Ella escuchaba sus historias y a cambio debía ayudarlos en algo, ya fuera limpiar la borda o echar una mano en las reparaciones. Creció rodeada de cuentos y leyendas de ambos bandos, pero siempre le entusiasmó que los piratas se quedaban con aquello que encontraban, siempre que no fueran capturados. Dejó de lado a los "buenos" y empezó a juntarse más con piratas, aprendiendo a usar una espada y, por si misma, consiguiendo armas. Un día, de repente, los piratas que conocía se esfumaron y no volvieron al pueblo, para entonces tenía 15 años. Aburrida de su vida solitaria, robó un bote y se lanzó a la aventura, siendo literalmente pescada por un barco pirata desconocido. Allí tardó seis años es conseguir ser la segunda de a bordo (contramaestre). Ahora busca una aventura que la lleve a convertirse en leyenda, para asi perdurar en el tiempo. Durante su primer tiempo como capitana, las cosas no fueron tan fáciles como ella esperaba. Su barco se hundió, Santamaría regresó sin enternder como, Davy desapareció de su barco, el oficial se perdió en el tiempo y su amor por Amir se quebró al ser secuestrado. Unos meses después, su estado de salud empeoró. Las malas noticias se sucedian hasta que, obligada por Will, decidió pasar por el medico de una ciudad. Esta vez las noticias no eran malas, aunque quizás no en el momento más oportuno. Kath no estaba enferma, ni muriendose como decian los triplantes, estaba encinta. Fue un gran alivio para todos y a la vez un problema Kath se negaba a quedarse en tierra pero no era bueno que viajase sin saber si lo atacarian. Al final, ganó la batalla y embarcó, zarpando sin un rumbo fijo. Los siguientes siete meses fueron tranquilos, pero la desesperació momentanea de Kath por no saber ser madre no solo le provocó un parto prematuro al mes siguiente, sino que preferia no mirar a la niña que nació. Solo Maia la ayudo en ese duro momento, pues su agresividad mantenía a todos alejados. De forma que la pequeña nació en el camarote de Kath sin más ayuda que la contramaestre, quien obligó a la capitana a mirar y cuidar de la niña, a la que, una semana despues, seguía sin acercarse. Tal fue la insistencia de Maia, que Kath solo tardó semana y media en empezar a alimentar y cuidar al pequeño miembro de la tripulación. Entre todos buscaron un nombre y, despues de una trifulca por saber si la madre de tal era prostituta, decidieron que Lily era un bonito nombre para ella. Nadie se atrevió a preguntar por el apellido que llevaria, pues la mención al padre de Lily era casi condena a muerte. Con el tiempo y la ayuda tanto de "tia Mai" como de "papi Will" Lily se fue desarrollando en el barco como una pequeña bribona de rápidos movimientos y astucia impulsados por las enseñanzas y juegos de Mai, que la mantenian viva durante las pequeñas batallas. La busqueda de amir mantuvo a Kath distante durante algo más de un año, pero las continuas atenciones a Lily la hicieron darse cuenta que jamas lo encontraria y que, en caso de seguir asi, la pequeña acabaria siendo carne de cañon, por lo que cesó su deseo de encontrarlo y puso rumbo en ota dirección. Allí donde Maia sorprendió a todos pasaron unos dias para volver de nuevo a poner rumbo al siguiente tesoro.
-Personalidad: Tras 6 años de larga búsqueda, su personalidad se ha ido oscureciendo. Si bien sigue queriendo llevarse bien con su tripulación, y más con Lily por el barco, no acepta ningún movimiento en falso. Un error y fuera. Es más agresiva y mortal que con anterioridad, pero sigue teniendo una gran herida en el corazón, por lo que por las noches no se deja ver, momentos que pasa sola en su camarote. Solo Maia o Lily tienen permiso para molestarla en esos momentos. Protege a su hija frente a todo y sabe que Maia y Will también lo harán, por lo que ambos son parte de la familia de la pequeña, junto a si misma. Es cortante, menos tolerante que en un principio y su alma se ha enfriado. No le afectan las masacres que causa Maia o un cuerpo sin cabeza en la cocina. No acepta menciones de Amir delante de Lily y una simple referencia a él, basta para que la mirada asesina de kath le advierta de que ese no es terreno seguro. [Seirina Mavros] Un ser elegante, de movimientos graciles y voz encantadora. No parece agresiva si no es atacada.
+Personalidad: ??
-Gustos y disgustos: Le gustan las leyendas, el oleaje y movimiento del barco, el oro, el olor de la pólvora y las espadas. Odia que se le adelanten a la hora de conseguir un tesoro, estar prisionera, los dias sin viento (el barco no se mueve), los oficiales de la marina. No saber donde está Lily y no tener noticias de Amir, aunque finja que no le importa.
+Gustos y disgustos: ??
-Otros: No tiene ni idea de cocinar. Ayuda de vez en cuando a su tripulación. Lleva una daga mediana-pequeña, una pistola (de las de la epoca).
-Reputación: +10
-Habilidades:
-Dominio de armas blancas
-Leer y escribir
-Nadar
-...?
-Habilidades especiales:
"El Toque de Nereida", si tus manos estan mojadas con agua de mar, puedes curar heridas con solo tocarlas.
"Canto de Nereida", habilidad involuntaria que solo se activa cuando estas desesperada o en alguna situacion limite, tu voz es capas de disuadir a cualquier hombre de su ira.
+Habilidades especiales:
"Afinidad Oscura", es capaz de percibir la oscuridad en los corazones de aquellos que la albergan
"Beso de la Ninfa", besando a un oponente despierta la oscuridad en su corazon (si es que la tiene) y este se vuelve su aliado, aumentando todas sus caracteristicas en 10 mientras dure el hechizo
-Caracteristicas:
 ·Vigor = 18
 ·Destreza = 18
 ·Constitución = 13
 ·Inteligencia = 19
 ·Sabiduría = 18
 ·Carisma = 17
+Características en Seirina Mavros +10 en todo.
-Equipo: Pistola recargada. Espada.
El corazón me latía rapidamente momentos despues. Había oido a Lily ir con Maia para dormir y Will... bueno... había escapado. Suspiré. Me distraje pensando en otras cosas, pero mi mente siempre volvía al mismo sito. No le estaba traicionando, ¿no? Él ya no estaba... Ya no podía hacer nada, había pasado demasiado tiempo. Y William siempre había estado ahi, con Maia, siempre dispuesto a ayudar y a animarme. Sacudí la cabeza, no era el momento para volver a empezar. Mi meta ahora era el tesoro que Ojo de luna llevaba en el cuerpo. Miré alrededor, hacía un rato que no molestaba, pero no me preocupaba, ya habíamos llegado y su mapa no indicaba la posición de nuestro botín, por lo que realmente tampoco necesitabamos vigilarlo. Me incorporé, respiré hondo. Habíamos llegado, era el momento se subir, de salir a la superficie.
Ordené al timonel retomar su lugar, pues hasta el momento otro tripulante se ocupaba de dirigir el barco. Al mirar hacia arriba, vi un casco muy conocido. El Gaudium... ¿Dulce? Que hacía allí. El corazón me latía un poco más deprisa, hacía mucho que no veía a la tripulación de Dulce... Esperaba que Davy y ella estuviesen bien. Fui a buscar a Maia.
-Maia, ¿has visto? -Le señalé el casco que teníamos ya casi al alcance de nuestras manos -¿Crees que Davy querrá pelea? -Bromeé un poco. -Voy a buscar a Lily, no quiero dejarla sola en el barco... -Ya no me fiaba de la seguridad de un barco vacio desde que unos indeseables se nos subieron en una parada de reabastecimiento. Se subieron y encontraron a Lily, que era demasiado pequeña para recordarlo. Por suerte Maia los encontró antes de que le hicieran nada. A aprtir de ese momento fue cuando decidimos enseñarle a defenderse.
Mi mente dejó de lado el pasado y volvió al Sirenis cuando la cubierta se llenó de aire renovado, frio y húmedo. Efectivamente, el Gaudium esperaba junto a la orilla. La tripulación se quedó un poco más atando cabos, recogiendo algo del pescado que había caido en la cubierta y despertando a los que habían acabado dormidos.
Fui dentro del barco en lo que anclaban el barco, a la habitación de Maia donde Lily dormia. Nos pusimos de acuerdo en eso al notar que todos los asaltantes visitaban primero el cuarto del capitán. Mi pequeña sirenita se asustó cuando la rocé, pero se tranquilizó cuando me reconoció. Era reticente a despertarse, escondiendose entre las sábanas para que no la sacara de la cama. Al final pude cazarla y sacarla a cubierta.
-Mamá, mira cuantas estrellas! -Exclamó sorprendida. La dejé en cubierta y bajé del barco con menos elegancia de la debida, pero tampoco estaba pendiente de ello. No reconocía a los tripulantes que rodeaban la hoguera, pero aun asi me acerqué, buscando a Dulce o a Davy con la mirada. Sentí a Lily acercarseme corriendo y a Will, que la habia ayudado a bajar, insistirle en que tuviera cuidado con voz cansina.



Última edición por Adamaris el Vie Jul 07, 2017 1:12 pm, editado 1 vez


_________________

Ver perfil de usuario
 
Spoiler:

Nombre: Maia Twiin
Edad: 26
Nacionalidad: De algún país Nórdico
Capitan: Kath, del Sirenis
Profesión :Contramaestre del sirenis
 
Imagen o descripción física:
En los últimos años Maia ha pasado de chico con el pelo largo a ser una mujer cosa que parecía poco probable. Su cabello largo hasta la parte baja de la espalda aun luce blanco-plateado y liso cual cascada a juego con su piel clara.
Sus ojos son de un azul cielo que parece atravesar la carcasa de la gente para averiguar sus intenciones.
Ya no lleva encima su aparatosa vestimenta anterior sino que la ha remplazado por unos pantalones negros  , junto con unas botas negras, un blusón adornado azul y encima una armadura negra de cuero con adornos de plata, parecido a un corset pero sin las aparatosas varillas que le quitarian movilidad. Esta nueva vestimenta hace destacar su altura (1,71 cm) ademas de que no es una mujer de curvas vertiginosas, sino unas curvas delicadas y suaves.
 

 
 Historia: La vida de Maia ha sido más bien complicada, de pequeña vivía con su madre pues esta era una civil adinerada, no sabía de su padre pues ella se negaba a contarle sobre él.  Tenía una infancia feliz, pero por algún motivo el mar llamaba su atención y se pasaba el día en la costa, a pesar de las prohibiciones de su madre. A la tierna edad de 5 años, estando ella en la costa vio aparecer un barco pirata, el primer impulso fue acercarse a investigar, pero después huyó de allí hasta su casa. A la hora,  alguien llego a su casa, está a sentir los gritos de su madre, bajo corriendo a la entrada. Allí pudo observar a un hombre, de aspecto cruel, el cual había derramado mucha sangre, y cuando miro al suelo pudo ver a su madre tumbada, con sangre a su alrededor, intento huir, pero ese hombre de aspecto diabólico, la cogió y se la llevo con él. Él decía ser su padre, aunque ella nunca lo trato como tal. Fue parte de la tripulación desde  ese entonces, hasta que consiguió escapar, y se alisto en  otro barco pirata, para poder matar a su padre si tenía oportunidad. [new!] Tras perseguir a su padre Bodvar desde siempre y perder la oportunidad en aquella isla decidió seguir dándole caza y que no se volvería a escapar. Con la unión de nuevos compañeros en aquel mismo lugar, los cuales muchos perecieron en la batalla o simplemente siguieron por su lado. Un acercamiento a un oficial desertor al cual comenzaba a apreciar y que desgraciadamente desapareció,  los años pasaron y pasaron. Estos seis  últimos   para Maia han sido toda una aventura y no de las sangrientas a las que estaba acostumbrada.  Kath quedo en cinta, buscaron a amir que no apareció, intentaron que Kath se quedara en tierra pero no hubo manera, protegió a la capitana durante el embarazo y la aguanto (cosa difícil por su mal humor y hormonas) la ayudo a dar a luz  y convenció para que se dejara de gilipolleces e hiciera caso  a la niña...
Después de dejar la búsqueda de amir zarparon sin rumbo fijo y fueron completamente en rumbo contrario , visitaron tierras exóticas , y poco a poco acabaron acercándose a un sitio que solo reconoció cuando bajo del barco... era su ciudad natal... como debían abastecerse bien y eso les costaría un tiempo Maia no puedo evitar que aflorara  en ella cierta curiosidad   y fue a su antigua casa que seguía donde la había dejado, en perfectas condiciones, alguien se había instalado en ella. Al final dio con su familia que la recibió con los brazos abiertos y le dio otra perspectiva de las cosas a la joven muchacha, días después y sabiendo que su tripulación la estaba buscando volvió a la embarcación y decidió que si no moría en la batalla en la que derrotara a su padre volvería allí, quizá convenciera a Kath y a Will para que se quedaran podrían darle a Lily una vida tranquila... aunque quizá echara de menos la sangre, la adrenalina , las batallas y el mar . Cuando volvió al barco se llevo una reprimenda de la capitana, claro que después de que todos se quedaran boquiabiertos viendo que realmente podía parecer femenina y ella le diera un capón a Will por su " pensaba que eras un tío!" . Después de eso volvieron hacia el Caribe al enterarse de la situación deprimente que ocurría en el lugar, dispuestas a conseguir una rebelión y una nueva era donde reinaban los piratas.
 
Personalidad: [ Personalidad anterior-->Es un tanto cambiante, pues con la gente de su tripulación es lo más bueno del mundo, los considera su familia, y puede bromear con ellos, en cambia con la gente de fuera, es una asesina sin escrúpulos, puede matar a cualquiera simplemente por “mirarla mal”.] Cuando desapareció la fuerte presencia que frenaba sus ataques de rabia y la  personalidad de Kath fue marchitándose las matanzas y ríos de sangre iban a la orden del día, no había día que no acabara cubierta de sangre, pirata, inglesa, expatriados, civiles, le daba igual una simple palabra, mirada, gesto a Kath, Will o el nuevo bebe era significativo a muerte, sin miramientos a sangre fría. Un  poco mas risueña que anteriormente sobretodo con Lily. Resumiendo, poco confiada  con la gente del exterior , agresiva en cuanto a Lily o a Kath se refiere, más calmada y ligeramente comprensiva en cuanto a la tripulación(pide explicaciones antes de degollar a alguien).
Personalidad “malvada”: Le encanta verter sangre siempre que no le salpique , solo es leal a aquel que le beneficie, mas coqueta que su verdadera personalidad, seductora cuando quiere conseguir algo.
Gustos y Disgustos:
-Le gusta-> Aun le apasiona leer y en sus ratos de cuidar a la pequeña aprovecha mientras ella dibuja.
Ama el mar , el vaivén del barco, el oleaje , el olor a sal, en cierta manera le recuerda ligeramente a ella, apacible y tranquilo pero cuando hay tormenta y se pone furioso arrasa con todo.
Le gusta mucho entrenar y parte del día lo dedica a ello.
Jugar con Lily, menos a las cocinitas,  adora jugar y correr por cubierta con la niña.
La niebla
-No le gusta-> Que la despierten, que le roben comida. Tiene un miedo horrible a los ratones, pues su padre la tuvo encerrada durante meses en la bodega del barco con ellos.
Otros: Tanto Lily como Kath tienen prioridad en cuanto a la seguridad, cualquier palabra o gesto obsceno será una condena a muerte. Cualquier intención maligna con la niña o la madre será equivalente a decapitación y así con todo...
 
Características (45 puntos )
Vigor = 8 + 11 = 19
Destreza = 8 + 13 =21
Constitución = 8 + 7=15
Inteligencia = 8 +6=14
Sabiduría = 8 +5 =13
Carisma = 8 +3=12

+ 10 en todo en caso de volverse “mala”
Habilidades básicas
Leer y escribir
Dominio de armas blancas
Trepar
Saltar
Reputación  -6 +1 -> -5+1-2->-6
Habilidad->"Sexto Sentido" puedes sentir y hasta ver espíritus de personas muertas
Equipo-> Tres armas blancas, su espadón , una pequeña daga bajo la armadura de último recurso y una espada ligera a su cintura.

 Barco - Costa , donde estaban haciendo fuego.
Mientras nuestro indomable navío comenzaba a sumergirse y Lily correteaba para despedirse de "sus padres"  vi algo que hizo que el poco color que podía tener mis pálidas mejillas se perdiera. Allí de pie , al borde del acantilado perfilando su silueta las luces titilantes de las llamas del cuartel estaba el oficial, ese mismo oficial que había desaparecido como amir. Sentí que el corazón se me paraba , ¿o acaso latía tan rápido que no lo notaba? "no es que me agradara ni nada, pero ha hecho bien en no morir, se supone que soy yo quien debe acabar con el" pensé mientras mis mejillas pasaban de ese color pálido a un ligero rojizo. El sirenis no tardo mucho mas en sumergirse que unos segundos aunque fueran unos segundos largos e intensos y me hubiera puesto de pie en la barandilla, agarrada a un cabo para cerciorarme de que era el... Lily me abstrajo de mis pensamientos cuando volvió y me dijo que estaba lista, negué con la cabeza alejándolo todo y fui con ella, aunque cuando la niña dejo de revolotear por la habitación y se tumbo me asaltaron ideas, preguntas, posibles respuestas a las preguntas pero la que mas sitio ocupaba era el porqué Blackboot, el que había decidido hacerse pirata, estaba allí, en el cuartel ingles y detrás de esa iba ... ¿lo abríamos liberado con el bombardeo y abandonado a merced de los ingleses de nuevo?¿estaba allí con ellos, ya había traicionado antes...?¿Porque era tan intensa su mirada?¿qué cojones hacia ahí?! . Al tiempo acabe dormida junto a la pequeña.
Cuando empecé a sentir alboroto de mas en cubierta mi cuerpo se acciono al instante, tarde muy poco en despejarme coger el arma y subir a cubierta, aunque el griterío solo venia de que volvíamos a superficie, resople cansada. "Ya nadie nos aborda... ¿cómo iban a hacerlo si vamos bajo el agua?" pensé mientras me estiraba y veía a Kath venir hacia mí.
Me señalo hacia arriba, a lo que seguí su dedo y pude ver el casco del magnífico Gaudium, sonreí al instante, eso solo significa que estarían Davy y Dulce. Mis ánimos se vinieron arriba al pensar en una breve o no breve pelea con Davy o en un chuletón cocinado por Dulce, todavía no había habido un cocinero en el sirenis que alguno de sus platos intentara si quiera parecerse a los platos de Dulce.
La capitana fue a por su hija y la deje un momento a solas con ella ya que eran pocos los que pasaba, a veces no sabia si adoraba o odiaba a la chiquilla.
Cuando el barco alcanzo la superficie total todos fueron a sus tareas, yo mire el cielo parecía que estaba terminando de llover , por la brisa fría los nubarrones que se apartaban para dejar ver las estrellas y  todo esto acompañado de un olor que llenaba los pulmones, una mezcla de brisa marina con el olor de la vegetación y la tierra húmeda, inspire profundamente y me dirigí a un lateral del barco .
Mire por la borda a ver si veía a alguno de mis antiguos compañeros pero vi demasiada gente desconocida, todos y cada uno de ellos se llevaron un examen rápido de posicionamiento y peligrosidad, un escalofrió me bajo por la espalda, y algún que otro pensamiento de muerte, venganza y sangre, que se esfumaron cuando vi allí a Dulce,  "Yo creo que esa chica brilla, tiene un yo que se..." pensé mientras mi mirada pasaba de ella al gigante que tenia al lado que no había dudado en sacar el arma, supongo para defender a su capitana.
Baje rápida del barco y nada más tocar tierra saque mi estoque de su vaina, era más práctico sacar aquella arma que el espadón, ya tendría otra ocasión...
 
- Buenas noches ..¿tripulantes. del Gaudium ? - la negativa o la duda en la respuesta de esa pregunta sería igual a matanza y sangre para liberar a Dulce.

_-Soy Maia del Sirenis.- Realmente se me apetecía mas hundir mi arma en sus gargantas y ver como la sangre comenzaba a salir y ha hacer  burbujitas mientras intentaban respirar que presentarme , ser amigable o por lo menos cortes... ¿Cuando había cambiado tanto? También me valía matarlos con su propia arma , abrirles el abdomen y que miraran mientras aun estaban vivos como todo se desparramaba su interior y la muerte llegaba a ellos sin forma alguna de salvación. Volví a negar con la cabeza. "Cortes y amable" me dije bajando la punta de mi espada e intentando que las ganas de violencia y sangre desaparecieran de mis ojos.

Ver perfil de usuario
Spoiler:

-Nombre:
Dulce
(No tiene apellido o al menos no lo sabe)

-Edad:
24 años

-Nacionalidad:
Portuguesa

-Capitan:
Ella misma es la capitana del imponente Gaudium

-Antigua Profesión:
Tiempo atrás era una mera esclava, actualmente ejerce la profesión de pirata.

-Imagen:
Una mujer un tanto alta siendo así de 1.72m con un cuerpo acorde a la medida adornado con suaves curvaturas y en general una complexión delgada pero un tanto atlética ya que, la vida de pirata demanda bastante esfuerzo a decir verdad. Poseedora de una piel blanca y sin imperfecciones a pesar de estar tanto tiempo expuesta a los rayos solares y a la sal del ambiente.

Sobre su cabeza descanza una extensa cabellera castaña que llega sin problema alguno hasta su cintura que debido a la humedad del océano este se encuentra ligeramente ondulado. Pasando a su rostro este es de facciones redondeadas y muy femeninas, con mejillas ligeramente regordetas, nariz pequeña y respingada, labios finos los cuales casi siempre están curvados en una simplona sonrisa, cejas finas y unos grandes ojos marrones decorados por una larga capa de curvas pestañas.

Su manera de vestir destaca un poco del resto de sus compañeros piratas, y con razón es así, ella es la capitana. Pero dentro de todo, cuando no usa aquel tipico atuendo de capitán (saco y pantalones), suele utilizar comodos vestidos que ha ido adquiriendo a lo largo de sus viajes.

~Mirame~:





-Historia:
Tristemente no tiene una historia larga de contar, su vida desde un principio se vió tintada de malos tratos, suciedad y protocolos a seguir para complacer a aquellos dueños que tuviera de turno. Si, es fácil de adivinar, era una esclava nacida de una pareja que ya eran esclavos en aquel pequeño país llamado "Portugal". Pero a pesar del entorno que la rodeaba, la pequeña Dulce parecía no verse afectada, es más, creció aniñada y delicada como una flor, creyendo que la crueldad que le rodeaba no era más que una mera fantasía que tal vez... algún día iba a terminar, que iba a despertar siendo diferente, tal vez alguien mejor y en otro lugar. Pero claramente no era así y hasta parecía que su situación no tenía remedio alguno. Jamás tuvo hermanos por lo que practicamente se crió con sus pobres dos padres y amigos que así por allí, pasaron algunos años de esa manera hasta que... todo tuvo que terminar.

A los 10 años de edad fue separada cruelmente de todas aquellas personas que consideraba su familia y fue obligada a viajar a un lejano lugar para ser verndida como un mero objeto. "Trabajó" para muchas familias diferentes durante años, hasta que a la edad de 18, momento en el que se encontraba sirviendo a una rica familia de Italianos, todo dió un giro inesperado.

Era un completo desconocido, pero ese extraño capitán que un día se presentó sin más delante de la puerta de aquella gran casa fue la chispa que encendió su esperanza de que podía ser libre algún día. Fue impresionante la suma de dinero que pagó por la jóven castaña con la convincente excusa de que "podía serle de mucha utilidad", claramente la familia Italiana no lo pensó ni dos veces antes de entregarla en manos de aquel hombre.

La delgada jóven apenas puso sus pies en la rechinante madera de la cubierta del barco, algo le dijo que aquel viaje iba a ser un tanto diferente. Y así lo fue, aquel día fue el principio de una infinidad de aventuras que vinieron luego. Hubo momentos alegres y tristes, conoció gente nueva y hasta incluso hizo amigos que jamás pensó que iba a tener... y como si no fuera poco los poderes nacieron en ella junto con el deber de convertirse en la nueva capitada de un enorme barco... el Gaudium.

Una nueva y gran etapa en su vida dió comienzo, una que aprovechó al máximo. Pasaron muchos años en los que pasó junto a su nuevo contramaestre (el siempre impresionante Davy), conoció lugares increibles, se armó una tripulación y hasta incluso aprovechó su tiempo en aprender a leer y a escribir, algo que siempre en su vida había deseado poder hacer bien. Actualmente se encuentra surcando los mares del mundo derrotando a todo aquel malvado muerto viviente que se interponga en su camino.

-Personalidad:
Dulce es una mujer que verdaderamente le hace honor a su nombre y por extraño que suene, es una de las piratas más amables y justas de los 7 mares. Con el pasar del tiempo ha madurado en su forma de ser de una manera impresionante, ya totalmente libre de las cadenas de la esclavitud y con un futuro que ella misma puede manejar, en su ser se puede notar que ha perdido todo rastro de inseguridad, temor y que hasta incluso a adquirido más sonrisas en su vida cotidiana. Tiene un don maternal sumamente natural, se preocupa por la gente que le rodea, sobre todo si se trata de sus tripulantes, jamás se perdonaría si a estos les llegara a pasar algo por culpa de una negligencia de su parte.

Es de esas personas que piensan antes de actuar, no se lanza a hacer algo sumamente osado no sin antes meditarlo y estar completamente segura gracias a sus habilidades especiales. Casi pareciera que un aura de completa calma y seriedad la rodea todo el tiempo y hasta incluso parece ser una fémina completamente imperturbable, y de hecho, hasta casi lo es. Pero no hay que mentir, pese a ser la capitana de un barco y de la manera en que le gusta mostrarse segura y completamente recta ante los demás, no hay que ocultar el hecho de que a veces la "contagiosa alegría" de su contramaestre se le pega y comienza a comportarse más divertida, un tanto infantil y suelta con sus allegados.

Pero este "Angel de Altamar" que destila pureza por sus poros también tiene el derecho de enojarse a veces. Núnca deja que la ira se apodere de su cuerpo, no señor, ella jamás lo permite pero cuando algo realmente le molesta su tono de voz de vuelve más distante y frio dejando bien en claro que lo que escucha o ve no le gusta para nada, y hasta incluso adorna aquellas rabietas con profundos ceños fruncidos y algún que otro exasperado suspiro.

-Gustos:
- Todas las frutas que existan sobre la faz de la tierra.
- Leer y aprender todo tipo de cosas nuevas.
- Conocer gente nueva.
- Paz y tranquilidad.
- Las cosas en orden.
- Los días tibios pero con brisas frescas.
- Admirar las estrellas.

-Disgustos:
- Los malos tratos.
- Que se metan con ella con alguno de los tripulantes de su barco.
- El encierro.
- La comida picante.
- Los días de mucho frío o calor.
- Que le digan que cocina feo ¡INCONCEBIBLE!
- Recibir órdenes de algún desconocido, ahora es ella quién maneja su vida.

-Otros:
- Sabe cocinar de ma-ra-vi-lla
- A pesar de que tantos años han pasado, la manía de juguetear con un mechón de cabello mientas se encuentra nerviosa no la ha abandonado.
- Suele coleccionar ropa de diferentes partes del mundo. Tiene decenas de prentas guardadas en un cofre.
- De vez en cuando trenza su cabello y lo adorna con alguna que otra flor.
- También le gusta coleccionar libros, tiene otro cofre repleto de estos.
- Tiene una ligera alergia al ajo, su nariz se pone roja y comienza a estornudar apenas percibe su aroma.

-Características:

- Vigor = 13
- Destreza = 14
- Constitución = 15
- Inteligencia = 15
- Sabiduría = 20
- Carisma = 16


-Habilidades Básicas:
- Leer y escribir
- Nadar
- Escuchar
- Dominio armas blancas

-Habilidades Especiales:
- Videncia (lvl 3)
- Grito de guerra (lvl 1)
- Sentir magia (lvl 1)

-Equipo:
- Un sable
- Una pequeña bolsa con monedas
- Sus ropas de capitana (?)

-Color de roleo: # EC425E

/Isla: En la costa/
~Con: Su amada tripulación y... ¡La tripulación del Sirenis!~

Fueron pocos los pasos que dió antes de detenerse dando un fuerte sobresalto al ver como una daga se clavaba cerca de sus pies -¡Ay dios!- ahogó un grito luciendo completamente sorprendida. -Debería ser mas precavida, capitana- escuchó la voz de su compañero Alexander por lo que la fémina rápidamente observo con más detenimiento el suelo... y allí la vió, una serpiente negra muerta sobre la arena. Andrea se liberó de su agarre, parecía estar bastante molesta por lo sucedido, más Dulce no le dijo nada al respecto, tan solo ella se dignó a observar al jóven de castañas hebras, quién ya se encontraba levantando el inerte cuerpo del animal, y soltar junto con una tenie sonrisa -Gracias por la ayuda, lo tendré en cuenta para la proxima- ciertamente a la capitana se le olvidaba de a ratos que se encontraba en un territorio desconocido por lo que el peligro podía estar en todas partes.  

Cuando Alexander volvió al refugio, el cual ya tenía prendida una pequeña fogata *Dios santo, si que ese chico actua con rapidez* Andrea buscó al animal y lo exprimió como a una fruta para quitarle el veneno. Dulce no entendió por completo el por qué la rubia hacía aquello pero aún así, nuevamente, no le dijo nada al respecto. Dejó escapar un suave suspiro y seguido subió hasta los codos las verdosas mangas de su abrigo para ponerse a trabajar en la cena. Rebuscó entre las pertenencias que habían bajado del barco aquellos utensilios que iban a serle de utilidad para comenzar la labor, una vez que tuvo la mayoría de ellos regresó al refugio para colocarlos sobre algunas otras cajas mientras Oscar atendía el fuego haciendolo más propio para la cocción del atún, aunque claro, pronto el gran hombre se vió distraido con algo ya que rápidamente giró su cabeza en dirección a la costa.

-¿Ocurr~- no fue capaz de terminar su pregunta ya que vió como Oscar preparaba sus armas al mismo tiempo que decía -Capitana tenemos compañia , que hacemos?- ¿Compañía? ¿Cómo?. En un santiamén desvió su mirada hacia el océano para poder comprobar de que se trataba... y allí, mostrandose totalmente imponente sobre las aguas, se encontraba un barco que estaba terminando de emerger de la misma... pero no era cualquier barco... ella lo reconocía bien, era... el Sirenis.

Su corazón tomó un ritmo acelerado al imaginar que eran sus amigos quienes se acercaban a la costa, más... no debía de fiarse aún, hacía mucho tiempo que no los veía y tal vez, cosa que sonaba un tanto imposible, alguien había robado su navío. Dios quiera que no fuese así. -No ataquen, solo estén alertas- le ordenó a su tripulación mientras con calma observaba como el gran Sirenis se acercaba más y más a la costa. Por otro lado, junto con la llegada de aquellos "extraños" también les había acompañado un cambio de clima, el cual hizo que pronto las nubes dejaran de soltar agua para apartarse y mostrar las estrellas del cielo.

La primera persona del Sirenis en acercarse al grupo de la playa fue una mujer de hebras color plata y unos ojos tan claros que daban la sensación de que irradiaban alguna especie de extraña luz. El corazón de la capitana dió un vuelco, era casi como si una madre se reencontrara con sus hijos perdidos luego de mucho tiempo, aunque claro, al parecer ella era la única que se sentía así en ese momento. -Buenas noches ..¿tripulantes. del Gaudium?- era ella, tenía que ser ella -Soy Maia del Sirenis.- ¡Lo era! ¡Oh dios que alegría! -¡Maia!- canturreó feliz la capitana del Gaudium para luego dejarse guiar por sus emociones y avanzar con largas zancadas hacia la muchacha de blanco cabello -Ellos son parte de mi tripulación, no hace falta el uso de armas- explicó primero que todo antes de que se armara algún tipo de alboroto para luego dejar soltar la lengua un rato -Cuanto tiempo ha pasado- comentó con un deje de nostalgia -Estas hermosa- incluso la aduló, realmente aquella chica ya no lucía como antes, el paso del tiempo si que le había sentado muy bien.

Y pronto, allí... vió a la capitana del Sirenis, otra mujer que había cambiado bastante con el correr del tiempo -¡Kath!- la nombró sintiendo la alegría a flor de piel. Si que era un reencuentro monumental e internamente Dulce agradeció el hecho de que Oscar obtuviera una pesca de gran tamaño, ahora podía hacer alguna especie de festín por el reencuentro. ¡Oh! ¿Pero dónde quedaban sus modales?, pobre de su tripulación los había dejado de lado ante tal júbilo. Dando una media vuelta para ver al resto de sus compañeros y luciendo una amplia sonrisa en su rostro abrió su boca para dar una rápida explicación -La triuplación del Sirenis son mis amigos así que pueden estar tranquilos-

~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°


Spoiler:

-Nombre:
Dayron Cabrera

-Edad:
23 años

-Nacionalidad:
De alguna isla del caribe

-Capitan:
Katherine Campbell

-Antigua Profesión:
Un mero ladrón

-Imagen:

Un muchacho bastante alto, midiendo así aproximadamente 1.84m y con un peso que va a corde con su atletica musculatura. Posee una tez morena y lisa, que tan solo posee una marca distintiva en una zona de su cuerpo. Se trata de su brazo izquierdo el cual tiene un extenso tatuaje en marrón oscuro de un dragón que se enrolla por toda la extremidad hasta terminar con su cabeza en el omóplato del mismo lado.

Las facciones de su rostro son angulosas, teniendo así una barbilla definida y mandibula marcada, más aún así posee pómulos suavizados que le dan cierta calma a sus duras expresiones. Posee una nariz recta, labios finos y ojos un tanto pequeños ligeramente rasgados hacia arriba, sus orbes estan tintados de un brillante y atrapante color ambar. Sobre su cabeza descanza una abundante cabellera castaño oscuro de corte desiguales y mechones que se peinan en cualquier dirección, este es ligeramente largo llegando a sobrepasar apenas uno de sus hombros, teniendo finalmente cerca de las puntas un color un poco más claro que el resto.

Su forma de vestir es sencilla y poco llamativa, suele utilizar una camiseta de mangas cortas de color blanco, un pantalón negro, zapatos de igual color, una cinta violeta atada en la zona de su cadera y a veces, cuando siente un poco de frio, suele ponerse un abrigo de color oscuro el cual dobla sus mangas hasta sus codos además de que cubre sus manos con un par de guantes. En su cuello siempre portará un collar que sostiene una pequeña gema dorada.

Spoiler:




-Historia:

Nacido en una pequeña isla del mar caribeño dentro de una familia muy pobre compuesta por sus padres y un enfermizo hermano menor. Su vida básicamente transcurrió agotadora y triste, día a día tenía que ver como su padre practicamente se rompía la espalda trabajando tratando de conseguir algo de dinero para alimentar a su familia, mientras que su madre gastaba sus energías en tratar de mantener sano a su inestable hermanito, un niño quién caía de enfermedad en enfermedad cada dos por tres al ser alguien de contextura muy débil. Desde jóven, Dayron tuvo que acoplarse al trabajo de tala de árboles junto a su progenitor, claramente no era una tarea que le gustase mucho pero mientras ésta le proporcionara alguna que otra moneda extra al bolsillo no tenía mucho de que quejarse.

Pero aquello cambió cuando de un día a otro, el jefe que proporcionaba tal trabajo decidió despedirlos a todos. Ese iba a ser el fin de su familia y de su vida, sin dinero no había comida, ni ropa, ni intentos de medicina para su hermano... no había nada. Dayron estaba enojado... no no... ¡furioso!, era inconcebible que aquel hombre les arrebatara el trabajo a tanta gente que estaba en su misma situación, aquello no podía ser.... ese hombre tenía que pagarlo de alguna manera. Con tan solo 15 años de edad comenzó a planear lo que futuramente sería su nuevo "rubro laboral", él junto con algunos otros ex-trabajadores se unieron para idear un plan para darle un escarmiento, y aquello era quitarle todo... oro, joyas, ropas finas, lo que fuese para dejarlo en la miseria. Y así fue, poco tiempo después el plan se concretó con éxito, y es más, el grupo siguió unido y crearon su propia ideología de que cualquier persona rica tenía que pagar y quedarse sin nada.

"La órden del dragón" comenzaron a llamarse pocos meses después gracias a viejas leyendas de otros lejanos países que llegaron a los oidos de los "jefes" de dicho grupo de ladrones y captaron su atención, ya que éste ser era un simbolismo de fuerza, vida, inmenso poder y hasta incluso prosperidad, por lo que pronto dentro del grupo se decretó que todos debían llevar la "marca en su piel", así fue como se ganó su tatuaje el jóven moreno de ojos ambar. Así fue como pasó el tiempo y comenzó a ser cada vez mejor en aquel nuevo "trabajo" de tan baja reputación. A todo esto, su familia no lo sabía, a base de pequeñas mentiras, estos creían que el jóven Dayron había conseguido un puesto como ayudante en una taberna, no podían saber la verdad de su vida... iba a ser deshonroso.

En fin, pasaron muchos años hasta que un día sintió que todo lo que hacía no era suficiente, de los repartos del motín conseguido cada noche, el jóven conseguía la menor parte y claramente aquello no era justo siendo que él fue uno de los primeros en sacar a relucir la idea de crear dicho grupo de ladrones pero, al parecer, a nadie le importaba eso, porque claro, todos allí eran unos malditos egoistas. Es por esto que decidió hacer un cambio, esperó a que su padre consiguiera un nuevo empleo para luego, guiado por las leyendas de tesoros escondidos en el mundo, decidió desaparecer de su hogar y unirse inmediatamente a un grupo de piratas. A lo mejor así, algún día iba a poder coseguir la recompenza que merecían él y su pobre familia.  

-Personalidad:

Es un jóven que posee el mismo carisma de una piedra, se lo podría catalogar como alguien silencioso, un tanto frio y desinteresado con el resto de las personas que le rodean (aunque no es tan así). Es una persona muy fácil de hacer enojar y que suelte insultos por doquier pero así mismo, también es un tanto fácil hacer que regrese a su estado neutro y calmo de siempre. Se podría decir que también es un tanto rebelde, ya que acatar órdenes no es precisamente algo que le agrade mucho, pero si ve que no le queda de otra, obedecerá sin rechistar ya que considera que mantener su cuello sano es mucho más importante que cualquier otra cosa.

Es alguien que cree al 100% en sus ideales y no dejará que alguien le haga creer que las decisiones que toma en su vida son malas o poco acertadas. También es terco como una mula, cuando algo se le mete a la cabeza y considera que tiene que compartirlo con el resto, hará todo lo necesario para hacerles creer que su pensamiento es más válido e importante que el de los demás, llegando incluso a dar argumentos que por lo general son algo idiotas debido a la falta de imaginación para esos casos.

Usualmente oculta sus sentimientos bajo aquella frívola mirada que tiene para observar al mundo. Cree con certeza que si algún día llega a mostrarse verdaderamente como se siente puede llegar a ser algún punto débil en su vida y aquello podría traerle duras consecuencias, pero ¡eh! no se crean que es tan duro como una roca, de vez en cuando se le olvida aquel detalle y es posible que hasta incluso muestre una sonrisa pintada en sus labios... y cuando aquello ocurra pidan un deseo porque no suele suceder amenudo.

-Gustos:
- La calma.
- Estar despierto de noche.
- Las frutas jugosas.
- El oro, las joyas, fortuna, etc.
- Conocer lugares nuevos.

-Disgustos:
- Demasiado griterío.
- Dormir de día.
- Que indaguen en su vida personal y traten de adivinar que cosas piensa.
- Ser despreciado en cualquier sentido.
- Le irrita la gente que siempre quiere llamar la atención.

-Otros:

- Suele estar más somnoliento de día, soltando bostezos de aquí a allá. Esto se debe a que está más acostumbrado a vivir de noche debido a la cantidad de años que ha estado robando a la luz de la luna.
- Es ambidiestro.
- Lastimosamente sus habilidades en combate no son tan buenas, pero si se requiere de un trabajo en el que se necesita ser sumamente sigiloso, Dayron es el indicado.
- Es bastante supersticioso.

-Características:

- Vigor = 12
- Destreza = 18
- Constitución = 12
- Inteligencia = 12
- Sabiduría = 11
- Carisma = 8


-Habilidades Básicas:
- Sigilo
- Buscar
- Observar
- Dominio armas blancas

-Habilidades Especiales:
*Soon*

-Equipo:
- Una daga oculta en su cintura.
- Un sable.
- Comida (?)

-Color de roleo: # a6463d

/Barco/ - /Costa de una isla/
~Con: Demasiada gente para su gusto~

-¿Dayron Cabrera...? Nadie suele presentarse tanto.... - dijo aquella mujer a lo que el muchacho de tez morena no respondió, realmente no hacía falta decir que se había presentado solamente para que no le dijeran algún molesto apodo o lo llamaran como "el chico ese" o cosas por el estilo. -¿Qué os hace pensar que soy la capitana? Cualquiera puede dar un discurso en una taberna de mala muerte-, -Digamos que soy observador- se limitó a responderle de manera vaga y casi sin ganas. Para él no cualquiera podía dar un discurso así y ser un don nadie... y mucho menos si después al salir de la taberna una manada de gente le seguía detrás y le preguntaba cosas como "¿Qué hacemos ahora?" o le renegaban cosas al estilo de "Hace ya mucho que no matamos ingleses". Pero en fin, luego de que la mujer de pelirrojas hebras le diera una especial amenaza con respecto a la manera en que Dayron "miraba" a su pequeña hija, éste fue enviado a realizar algunas tareas a bordo y un muchacho de cabello oscuro fue el encargado de ser la niñera de los nuevos.

Sin emitir sonido alguno se puso manos a la obra. Limpiar la cubierta fue la primera tarea que tuvo y aquello lo fue realizando mientras de tanto en tanto se veía distraido con los cañonazos que lanzaba el barco contra una base militar. Luego de eso, para la gran sorpresa de Cabrera, el barco pronto comenzó a hundirse en las aguas, aunque claro, nadie de la verdadera tripulación se veía preocupado por ese hecho. Así fue como pronto se dió cuenta de la cuaildad que tenía dicho navío, era algo sorprendente... tanto que Dayron se dignó a levantar ambas cejas para demostrar dicha sensación.

El viaje bajo el agua era suave y tranquilo, practicamente los únicos sonidos que se escuchaban eran los de la propia tripulación. Dejando el trapeador de lado, el moreno tuvo que realizar la tarea de recoger las velas del navío, cosa que le dió algo más que trabajo ya que era su primera vez que hacía algo como eso, pero aún así se las apañó para hacerlo al pié de la letra. Luego de eso, se mantuvo haciendo alguna que otra cosita o hasta incluso contemplando de a ratos el entorno hasta que al fin, después de quién sabe cuanto tiempo, llegaron a destino.

El lugar se trataba de una isla humedecida por la reciente lluvia y que además, albergaba a desconocidas personas en la costa. Se deslizó por entre las sombras para pasar inadvertido y así no le pidieran que ayudara al anclaje del navío, porque entre nos... Dayron ya estaba bastante cansado de andar echando manos por aquí y allá. Así que cuando se hizo el momento oportuno de bajar del navío, lo hizó en un santiamén y siguió a la tripulación con una mano puesta sobre el arma que pendía en su cintura ante cualquier inonveniente, luego de eso, vió como se desenvolvía la situación delante de sus ojos.  


_________________


♥ Hikami-Kun ♥







~Believe in MAGIC~
Ver perfil de usuario
Kath:
-Nombre: Katherine Campbell (deja que la tripulación la llame Kath)
+Nombre: Seirina Mavros (Sirena Negra)
-Edad: 28
-Nacionalidad: -
-Imagen o descripción física [Antigua editada por Ayha]


[Nueva]


-Clase: Pirata
-Profesión: Pirata
-Rango: Capitan
-Historia: Su nacimiento se produjo sobre un barco por lo que siempre a tenido una enorme capacidad para evitar los mareos que suele sentir la gente. No tenía amigos de su edad, pues los niños le tenian miedo sin razon alguna, lo que la llevó a pasearse por el puerto continuamente, haciendose amistades entre piratas y marineros. Ella escuchaba sus historias y a cambio debía ayudarlos en algo, ya fuera limpiar la borda o echar una mano en las reparaciones. Creció rodeada de cuentos y leyendas de ambos bandos, pero siempre le entusiasmó que los piratas se quedaban con aquello que encontraban, siempre que no fueran capturados. Dejó de lado a los "buenos" y empezó a juntarse más con piratas, aprendiendo a usar una espada y, por si misma, consiguiendo armas. Un día, de repente, los piratas que conocía se esfumaron y no volvieron al pueblo, para entonces tenía 15 años. Aburrida de su vida solitaria, robó un bote y se lanzó a la aventura, siendo literalmente pescada por un barco pirata desconocido. Allí tardó seis años es conseguir ser la segunda de a bordo (contramaestre). Ahora busca una aventura que la lleve a convertirse en leyenda, para asi perdurar en el tiempo. Durante su primer tiempo como capitana, las cosas no fueron tan fáciles como ella esperaba. Su barco se hundió, Santamaría regresó sin enternder como, Davy desapareció de su barco, el oficial se perdió en el tiempo y su amor por Amir se quebró al ser secuestrado. Unos meses después, su estado de salud empeoró. Las malas noticias se sucedian hasta que, obligada por Will, decidió pasar por el medico de una ciudad. Esta vez las noticias no eran malas, aunque quizás no en el momento más oportuno. Kath no estaba enferma, ni muriendose como decian los triplantes, estaba encinta. Fue un gran alivio para todos y a la vez un problema Kath se negaba a quedarse en tierra pero no era bueno que viajase sin saber si lo atacarian. Al final, ganó la batalla y embarcó, zarpando sin un rumbo fijo. Los siguientes siete meses fueron tranquilos, pero la desesperació momentanea de Kath por no saber ser madre no solo le provocó un parto prematuro al mes siguiente, sino que preferia no mirar a la niña que nació. Solo Maia la ayudo en ese duro momento, pues su agresividad mantenía a todos alejados. De forma que la pequeña nació en el camarote de Kath sin más ayuda que la contramaestre, quien obligó a la capitana a mirar y cuidar de la niña, a la que, una semana despues, seguía sin acercarse. Tal fue la insistencia de Maia, que Kath solo tardó semana y media en empezar a alimentar y cuidar al pequeño miembro de la tripulación. Entre todos buscaron un nombre y, despues de una trifulca por saber si la madre de tal era prostituta, decidieron que Lily era un bonito nombre para ella. Nadie se atrevió a preguntar por el apellido que llevaria, pues la mención al padre de Lily era casi condena a muerte. Con el tiempo y la ayuda tanto de "tia Mai" como de "papi Will" Lily se fue desarrollando en el barco como una pequeña bribona de rápidos movimientos y astucia impulsados por las enseñanzas y juegos de Mai, que la mantenian viva durante las pequeñas batallas. La busqueda de amir mantuvo a Kath distante durante algo más de un año, pero las continuas atenciones a Lily la hicieron darse cuenta que jamas lo encontraria y que, en caso de seguir asi, la pequeña acabaria siendo carne de cañon, por lo que cesó su deseo de encontrarlo y puso rumbo en ota dirección. Allí donde Maia sorprendió a todos pasaron unos dias para volver de nuevo a poner rumbo al siguiente tesoro.
-Personalidad: Tras 6 años de larga búsqueda, su personalidad se ha ido oscureciendo. Si bien sigue queriendo llevarse bien con su tripulación, y más con Lily por el barco, no acepta ningún movimiento en falso. Un error y fuera. Es más agresiva y mortal que con anterioridad, pero sigue teniendo una gran herida en el corazón, por lo que por las noches no se deja ver, momentos que pasa sola en su camarote. Solo Maia o Lily tienen permiso para molestarla en esos momentos. Protege a su hija frente a todo y sabe que Maia y Will también lo harán, por lo que ambos son parte de la familia de la pequeña, junto a si misma. Es cortante, menos tolerante que en un principio y su alma se ha enfriado. No le afectan las masacres que causa Maia o un cuerpo sin cabeza en la cocina. No acepta menciones de Amir delante de Lily y una simple referencia a él, basta para que la mirada asesina de kath le advierta de que ese no es terreno seguro. [Seirina Mavros] Un ser elegante, de movimientos graciles y voz encantadora. No parece agresiva si no es atacada.
+Personalidad: ??
-Gustos y disgustos: Le gustan las leyendas, el oleaje y movimiento del barco, el oro, el olor de la pólvora y las espadas. Odia que se le adelanten a la hora de conseguir un tesoro, estar prisionera, los dias sin viento (el barco no se mueve), los oficiales de la marina. No saber donde está Lily y no tener noticias de Amir, aunque finja que no le importa.
+Gustos y disgustos: ??
-Otros: No tiene ni idea de cocinar. Ayuda de vez en cuando a su tripulación. Lleva una daga mediana-pequeña, una pistola (de las de la epoca).
-Reputación: +10
-Habilidades:
-Dominio de armas blancas
-Leer y escribir
-Nadar
-...?
-Habilidades especiales:
"El Toque de Nereida", si tus manos estan mojadas con agua de mar, puedes curar heridas con solo tocarlas.
"Canto de Nereida", habilidad involuntaria que solo se activa cuando estas desesperada o en alguna situacion limite, tu voz es capas de disuadir a cualquier hombre de su ira.
+Habilidades especiales:
"Afinidad Oscura", es capaz de percibir la oscuridad en los corazones de aquellos que la albergan
"Beso de la Ninfa", besando a un oponente despierta la oscuridad en su corazon (si es que la tiene) y este se vuelve su aliado, aumentando todas sus caracteristicas en 10 mientras dure el hechizo
-Caracteristicas:
 ·Vigor = 18
 ·Destreza = 18
 ·Constitución = 13
 ·Inteligencia = 19
 ·Sabiduría = 18
 ·Carisma = 17
+Características en Seirina Mavros +10 en todo.
-Equipo: Pistola recargada. Espada.
Maia se adelantó a mi y amenazó a los tripulantes desconocidos a modo de presentación. No le dije nada, mirandolos unos por uno. ¿Y Davy? Un pequeño temor se formó en mi corazón, esperaba que no hubiera muerto en alguna batalla. No estaba segura de si Maia o yo lo soportariamos. Al bajar el arma, Maia demostró que los pocos dias que estuvo en su casa la reconfortaron y tranquilizaron minimamente. Era menos agresiva... o quizás simplemente lo retenía menos. Dulce parecía contenta, estaba más mayor y ya no parecía la diminuta esclava que Santamaria recogió en ninguna parte.
Tras su saludo a Maia, más calurosa de lo habitual por reencontrarse con una cara conocida y... quizás demasiado animada para estar recién levantada... Fue mi turno, durante el cual se tomó un momento para avisar a sus acompañantes de que nuestra tripulación no era una amenaza para ellos.
-Buenas noches, navegantes del Gaudium -Saludé con una leve inclinación de cabeza a la tripulación, notando como los brazos de Lily me rodeaban a la altura que podía. La miré un breve instante -Hacia mucho que no nos veíamos, Dulce -Dije, dedicandole una pequeña sonrisa que pretendia ser cálida, aunque más bien pareció triste- ¿Qué ha ocurrido con tu antigua tripulación? ¿Donde esta Davy? Creo que Maia queria pegarse con él -Bromeé, aunjque realmente dudaba que fueramos a irnos de allí sin que esos dos se dieran una buena tunda. Intenté evitar durante todo el rato hablar de Amir, ella no sabía nada y yo no queria recordarle, pues solo conseguia sentir un vacio interior.
Tras una agradable charla, me giré a mi propia tripulación, no ibamos a tomarnos mucho descanso, aunque alguno ya se había apartado, pero despertarlos en mitad de la noche tampoco era lo recomendable, los reflejos disminuian y nos volviamos un blanco facil.
-Descansaremos un rato, despues nos pondremos en marcha a buscar el tesoro -Dije, dandoles permiso para que se tumbasenen la playa y descargasen algo de cena.


Lily:
-Nombre: Lily Salleh/Campbell
-Edad: 5 años (casi 6)
-Nacionalidad: Nació en mitad del mar de ninguna parte
-Imagen o descripción fisica: Una niña de seis años, quizás algo menuda para su edad, de pelo oscuro y ojos morados.


-Personalidad: Es una niña como cualquier otra, curiosa, pregunta por todo lo que no le han explicado anteriormente, no tiene miedo a la sangre dado que fue criada por piratas. Por la misma razón, sabe que hacer en caso de un ataque, aunque suele asustarse cuando el barco zozobra y se va a esconder con su madre o con Maia. Siente especial predilección por las tabernas, donde le encanta jugar al escondite con Maia o Will, armando casi siempre una pelea por empujar a alguien por error.
-Gustos y Disgustos: Le gustan las nubes, el mar y los delfines, también adora parar en tierra para recoger las flores que hacen sonreir a mamá. Le da miedo el sonido que hacen las gaviotas, las tormentas de noche y que el barco se balanceé excesivamente.
-Otros: Kath le explicó que, en un abordaje (tanto en su propio barco como a otro) cuando vea piratas que no conozca haga dos cosas, si la han visto, correr todo lo que pueda hasta que alguien que la conozca la proteja, o en caso contrario esconderse y estarse lo más quieta y callada posible hasta que el peligro haya pasado. Conoce el nombre de su padre por un descuido de Kath, pero nunca lo ha visto y sabe que no debe preguntar por él. Tiene una muñeca que le hizo Dulce y algunas cosas más que le regalaron los miembros de la tripulación.
-Habilidades:
-Nadar
-Leer y escribir
-Jugar al escondite
Bajé con ayuda de papá Will del barco y corrí por la playa. Mis zapatos se llenaban de arena asi que me los quité y los dejé tirados por ahí. Había mucha gente, ¡una fiesta sorpresa! Y estaba la chica que a mamá le caia bien. Me acerqué rápido sin escuchar a papá y de un salto me agarré a las piernas de mamá.
-Dulce! -Exclamé al recordar el nombre de aquella chica. Tia Maia me había contado sus historias de cuando mi papá real todavía estaba con nosotras. Me acerqué a ella y también la abracé -¡Todavía tengo la muñeca que me diste! ¡Se llama como tú! -Le expliqué. Papá llegó y me dijo que tenía que irme a dormir, asi que me escondí detras de Dulce -No tengo sueño, vete tú a dormir -Y le saqué a lengua. Él suspiró pero insistia -Estabais montando una fiesta? -Le pregunté a mi nueva tia, ignorando a papá Will -Yo también quiero! Yo también quiero! -Me acerqué a la hoguera que habían montado, dejando a mamá y a tía Mai hablar con Dulce -¡¡Alaa!! ¡Como briiillla! -En ese momento elguien me cogió en brazos.
-No te acerques tanto, Lily -Me regañó papá. Intenté soltarme cuando vi un enorme pez que seguro que era la cena.
-¿Eso que es? ¿Un tiburón? ¡Habeis pescado un tiburón! -Exclamé entusiasmada, nunca había visto tan de cerca un tiburón.



Última edición por Adamaris el Vie Jul 07, 2017 1:22 pm, editado 1 vez


_________________

Ver perfil de usuario
 
Spoiler:

Nombre: Maia Twiin
Edad: 26
Nacionalidad: De algún país Nórdico
Capitan: Kath, del Sirenis
Profesión :Contramaestre del sirenis
 
Imagen o descripción física:
En los últimos años Maia ha pasado de chico con el pelo largo a ser una mujer cosa que parecía poco probable. Su cabello largo hasta la parte baja de la espalda aun luce blanco-plateado y liso cual cascada a juego con su piel clara.
Sus ojos son de un azul cielo que parece atravesar la carcasa de la gente para averiguar sus intenciones.
Ya no lleva encima su aparatosa vestimenta anterior sino que la ha remplazado por unos pantalones negros  , junto con unas botas negras, un blusón adornado azul y encima una armadura negra de cuero con adornos de plata, parecido a un corset pero sin las aparatosas varillas que le quitarian movilidad. Esta nueva vestimenta hace destacar su altura (1,71 cm) ademas de que no es una mujer de curvas vertiginosas, sino unas curvas delicadas y suaves.
 

 
 Historia: La vida de Maia ha sido más bien complicada, de pequeña vivía con su madre pues esta era una civil adinerada, no sabía de su padre pues ella se negaba a contarle sobre él.  Tenía una infancia feliz, pero por algún motivo el mar llamaba su atención y se pasaba el día en la costa, a pesar de las prohibiciones de su madre. A la tierna edad de 5 años, estando ella en la costa vio aparecer un barco pirata, el primer impulso fue acercarse a investigar, pero después huyó de allí hasta su casa. A la hora,  alguien llego a su casa, está a sentir los gritos de su madre, bajo corriendo a la entrada. Allí pudo observar a un hombre, de aspecto cruel, el cual había derramado mucha sangre, y cuando miro al suelo pudo ver a su madre tumbada, con sangre a su alrededor, intento huir, pero ese hombre de aspecto diabólico, la cogió y se la llevo con él. Él decía ser su padre, aunque ella nunca lo trato como tal. Fue parte de la tripulación desde  ese entonces, hasta que consiguió escapar, y se alisto en  otro barco pirata, para poder matar a su padre si tenía oportunidad. [new!] Tras perseguir a su padre Bodvar desde siempre y perder la oportunidad en aquella isla decidió seguir dándole caza y que no se volvería a escapar. Con la unión de nuevos compañeros en aquel mismo lugar, los cuales muchos perecieron en la batalla o simplemente siguieron por su lado. Un acercamiento a un oficial desertor al cual comenzaba a apreciar y que desgraciadamente desapareció,  los años pasaron y pasaron. Estos seis  últimos   para Maia han sido toda una aventura y no de las sangrientas a las que estaba acostumbrada.  Kath quedo en cinta, buscaron a amir que no apareció, intentaron que Kath se quedara en tierra pero no hubo manera, protegió a la capitana durante el embarazo y la aguanto (cosa difícil por su mal humor y hormonas) la ayudo a dar a luz  y convenció para que se dejara de gilipolleces e hiciera caso  a la niña...
Después de dejar la búsqueda de amir zarparon sin rumbo fijo y fueron completamente en rumbo contrario , visitaron tierras exóticas , y poco a poco acabaron acercándose a un sitio que solo reconoció cuando bajo del barco... era su ciudad natal... como debían abastecerse bien y eso les costaría un tiempo Maia no puedo evitar que aflorara  en ella cierta curiosidad   y fue a su antigua casa que seguía donde la había dejado, en perfectas condiciones, alguien se había instalado en ella. Al final dio con su familia que la recibió con los brazos abiertos y le dio otra perspectiva de las cosas a la joven muchacha, días después y sabiendo que su tripulación la estaba buscando volvió a la embarcación y decidió que si no moría en la batalla en la que derrotara a su padre volvería allí, quizá convenciera a Kath y a Will para que se quedaran podrían darle a Lily una vida tranquila... aunque quizá echara de menos la sangre, la adrenalina , las batallas y el mar . Cuando volvió al barco se llevo una reprimenda de la capitana, claro que después de que todos se quedaran boquiabiertos viendo que realmente podía parecer femenina y ella le diera un capón a Will por su " pensaba que eras un tío!" . Después de eso volvieron hacia el Caribe al enterarse de la situación deprimente que ocurría en el lugar, dispuestas a conseguir una rebelión y una nueva era donde reinaban los piratas.
 
Personalidad: [ Personalidad anterior-->Es un tanto cambiante, pues con la gente de su tripulación es lo más bueno del mundo, los considera su familia, y puede bromear con ellos, en cambia con la gente de fuera, es una asesina sin escrúpulos, puede matar a cualquiera simplemente por “mirarla mal”.] Cuando desapareció la fuerte presencia que frenaba sus ataques de rabia y la  personalidad de Kath fue marchitándose las matanzas y ríos de sangre iban a la orden del día, no había día que no acabara cubierta de sangre, pirata, inglesa, expatriados, civiles, le daba igual una simple palabra, mirada, gesto a Kath, Will o el nuevo bebe era significativo a muerte, sin miramientos a sangre fría. Un  poco mas risueña que anteriormente sobretodo con Lily. Resumiendo, poco confiada  con la gente del exterior , agresiva en cuanto a Lily o a Kath se refiere, más calmada y ligeramente comprensiva en cuanto a la tripulación(pide explicaciones antes de degollar a alguien).
Personalidad “malvada”: Le encanta verter sangre siempre que no le salpique , solo es leal a aquel que le beneficie, mas coqueta que su verdadera personalidad, seductora cuando quiere conseguir algo.
Gustos y Disgustos:
-Le gusta-> Aun le apasiona leer y en sus ratos de cuidar a la pequeña aprovecha mientras ella dibuja.
Ama el mar , el vaivén del barco, el oleaje , el olor a sal, en cierta manera le recuerda ligeramente a ella, apacible y tranquilo pero cuando hay tormenta y se pone furioso arrasa con todo.
Le gusta mucho entrenar y parte del día lo dedica a ello.
Jugar con Lily, menos a las cocinitas,  adora jugar y correr por cubierta con la niña.
La niebla
-No le gusta-> Que la despierten, que le roben comida. Tiene un miedo horrible a los ratones, pues su padre la tuvo encerrada durante meses en la bodega del barco con ellos.
Otros: Tanto Lily como Kath tienen prioridad en cuanto a la seguridad, cualquier palabra o gesto obsceno será una condena a muerte. Cualquier intención maligna con la niña o la madre será equivalente a decapitación y así con todo...
 
Características (45 puntos )
Vigor = 8 + 11 = 19
Destreza = 8 + 13 =21
Constitución = 8 + 7=15
Inteligencia = 8 +6=14
Sabiduría = 8 +5 =13
Carisma = 8 +3=12

+ 10 en todo en caso de volverse “mala”
Habilidades básicas
Leer y escribir
Dominio de armas blancas
Trepar
Saltar
Reputación  -6 +1 -> -5+1-2->-6
Habilidad->"Sexto Sentido" puedes sentir y hasta ver espíritus de personas muertas
Equipo-> Tres armas blancas, su espadón , una pequeña daga bajo la armadura de último recurso y una espada ligera a su cintura.

 Al parecer Dulce no estaba siendo retenida, seguía siendo la capitán de su grandioso barco, menos mal, las venganzas se me acumulaban no era que me importara que tuviera que matar a varias personas, pero el encontrarlas era un aburrimiento.
No tardo en llegar hasta mi emocionada, a lo cual se me escapo una de mis inusuales sonrisas , aunque no estuviera en nuestro barco habíamos pasado mucho juntas y Dulce había resultado ser aparte de gran cocinera una superviviente, había pasado de esclava en la que no confiaba a una gran capitana de mi "familia".
Entonces Kath se unió al emotivo reencuentro  y Lily con ella, bromeo sobre Davy, lo que me hizo mirar la expresión de Dulce en busca de algún gesto de tristeza , de ira o de vergüenza y después mirar a los alrededores.
- No lo veo...pero no puede estar muerto Kath sino Dulce no estaría tan feliz por vernos enseguida se sentiría mal por tener que darnos la notica.- Razone en alto.
Lily empezó a corretear con demasiada energía de nuevo y  Will iba detrás,  los seguí con la mirada mientras  Kath daba la orden de descansar. Mi mirada paso de Lily a los movimientos de uno de los nuevos "cabra... cabreo , cabrera! Dayron" recordé el nombre. Me había cruzado poco con él en el barco, pero había acatado bien las ordenes de la capitana, eso era bueno... yo hubiera opuesto resistencia sin dudarlo, además no había intentado nada raro , quizá era de fiar pero era temprano para decidirlo.
Mis tripas rugieron con fiereza lo que hizo que despegara la mirada del chico y mirara a Dulce.
-¿Vas a hacer tu la cena?- pregunte con una ilusión infantil que me estaba pegando Lily y guarde mi arma, sonreí a Dulce esperando que la respuesta fuera sí.
-De verdad me alegro de que estés bien, y de poder tener otra aventura juntas- Dije para después estirarme y acercarme al atún.

-¿Por dónde se fue Davy?- pregunte en voz alta - Tengo ganas de salir de caza- si me decían por donde quizá pudiera darle caza y sorprenderlo, seguro que era gracioso.

Ver perfil de usuario


Ficha Alexander:

Nombre:  Alexander Graham



-Edad: 20


-Nacionalidad: Inglaterra.




-Imagen:    


Capitana:  Dulce.





-Antigua Profesión: Mercenario.





-Historia: De pequeño, vivía tranquilamente con su familia en Inglaterra. Su padre los había abandonado cuando él tenía siete y su hermano tres años. Su madre no hablaba mucho de ese tema y nunca les contó por qué los había dejado.
Ella trabajaba de lo que podía para poder sobrevivir y mantenerlos, hasta que decide casarse nuevamente con un general inglés, ya que era muy bella y todavía joven. Ese general tenía una personalidad desagradable y era demasiado violento con ellos. No había un día que no los golpeara o tratara como basura.
Una noche, Alexander despertó escuchando los gritos de su madre en una de las habitaciones, cosa que para él y su hermano era ya muy normal, pero, cansado de oír la misma situación una y otra vez, y con una fuerte impotencia, decide ir en su búsqueda. Cuando abre la puerta, se encuentra con que el general estaba golpeando a su madre, más de lo normal, con intenciones de matarla, o al menos él lo veía de esa manera. Tomó silenciosamente la espada que estaba en la habitación, la cual había dejado el general momentos antes, y, sin miedo en sus ojos, decidió asesinarlo enterrando la espada en su cuello.
Ella lo observaba con temor, en shock por lo que había sucedido, y él decidió tomar su mano, despertar a su hermano y escapar; pero los alaridos de su madre habían alertado a un grupo de soldados que estaban patrullando la zona. Rápidamente comenzaron a escuchar los gritos de los soldados al encontrar el cuerpo del general y lograron esconderse en un granero cercano, pero no fue mucho el tiempo que pudieron estar ahí, ya que cuatro soldados irrumpieron en él. Se dispusieron a esperar, camuflándose silenciosamente en la obscuridad de la noche y tratando de no alarmar a sus perseguidores. Luego de unos minutos, los oyeron alejarse, pero cuando Alexander creyó que ya se han ido, una espada atravesó el torso de su madre y unas manos emergieron de la obscuridad, tomando a su hermano por el cuello. Alexander intentó valientemente golpear al soldado, pero otro de ellos, blandiendo su espada, le profirió un corte en la mejilla, haciéndole caer de rodillas. Los soldados comenzaron a injerirle golpes y patadas, dejándolo casi muerto, pero lo suficientemente consciente para grabar en su memoria lo que, a continuación, le harían a su pequeño hermano. Aquellos hombres despiadados comenzaron a herir al pobre pequeño con sus espadas, abriendo tajos en su piel. Éste gritaba desesperadamente por ayuda, pero sus alaridos mermaron cuando el filo del acero inglés le cortó el cuello. Alexander deseaba luchar con todas sus fuerzas, pero no podía moverse. Luego, uno de los agresores ensartó una espada en su hombro, riendo, con el único objetivo de dejarlo agonizar hasta la muerte, producto del desangrado, o al menos así pensaban que iban a terminar con su vida.
La vista de Alexander comenzó a obscurecerse. El chico se estaba entregando a la muerte, frustrado por no haber podido salvar ni a su madre ni a su hermano. Todo a su alrededor se volvió negro. Lo último que sintió antes de desvanecerse, fue como unas manos lo levantaron del suelo, obstruyendo la sangre que brotaba de su herida.
Al despertar, se encuentra con el rostro sonriente de un anciano, dentro de una habitación destruida. Le dolía el cuerpo, había estado desmayado durante días. Su salvador había presenciado lo ocurrido sin poder intervenir debido al número de agresores, pero había tomado al moribundo niño, librándole del infierno.
 Durante un tiempo, Alexander vivió con el anciano, ayudándolo. Éste le enseño a manejar armas blancas como espadas, dagas y cuchillos. El niño siempre resultaba sorprendido por la habilidad de su maestro, ya que, a pesar de su edad, era extraordinario con una espada en sus manos. Parecía  que esta desaparecía en el aire, veloz como una saeta, y, por más que se esforzara, Alexander nunca podía igualarlo en rapidez.
Pasó días y noches entrenando para vengarse de aquellos soldados y mejoró su habilidad, pero la diferencia con su maestro todavía era notoria. La brecha entre ellos se ensanchaba por más esfuerzos que Alexander hiciera, no podía vencerlo.
 Durante una noche habitual de entrenamiento, Alexander escucha la tos de su maestro y se acerca hasta su cuarto, tratando de no hacer ruido. “Pasa, chico. Tengo que darte algo” oye que le llama desde adentro. Ingresa a la habitación y lo encuentra recostado en su cama. Al ver a Alexader, el anciano se sienta y éste ve sangre en sus manos. Estaba muriendo, pero con su último aliento, el maestro saca el collar que siempre llevaba colgando de su cuello, adornado con una piedra roja y un grabado en ella,  “Tú eres lo más parecido a un hijo de lo que jamás tuve, serás mi heredero. La razón de mi fama como capitán, la habilidad y rapidez de mi espada, es el fruto del poder de mis ancestros, y no dejaré que se extinga. Este talismán te dará la fuerza que necesitas para realizar tu venganza. Anda, chico, ha llegado mi hora, es momento de regresar con los míos.” Luego de decir aquello, depositó el amuleto en las manos del chico y su respiración se interrumpió.
Alexander se convirtió en un asesino. Su habilidad con la espada no era la única, el utilizaba cuchillos y dagas, que llevaba escondidas en sus ropas, siempre silencioso, sin ser visto, casi como un fantasma. Alexander Escucha hablar a un grupo de piratas sobre la rebelión en contra de la corona inglesa y decide unírseles.



-Personalidad:  fría y calculador,no se deja llevar por sus impulsos, evalúa las probabilidades antes de realizar alguna acción. Ágil y rápido en la batalla, utilizando solo armas blancas, es callado e introvertido, prefiere estar solo que rodeado de personas. Luego de lo ocurrido con su familia y maestro, no le gustan las muestras de afecto, ni sabe como reaccionar ante ellas, generalmente las evita.





-Gustos y disgustos: Le gusta la tranquilidad y que no lo molesten, no le gustan las multitudes de gente.





-Otros: Para usar el talismán se tiene que estar concentrado y tranquilo, este no puede usarse si se esta enojado. Este aumenta la velocidad del cuerpo, consumiendo la energía del portador, por lo cual no puede usarse demasiado tiempo. 



-Características (25 puntos a distribuir):

Vigor = 8+5
Destreza = 8+10
Constitución = 8+4
Inteligencia = 8+4
Sabiduría = 8+1
Carisma = 8+1


-Habilidades Básicas:

Dominio armas blancas
Trepar
Saltar
Leer y escribir 


- Color de roleo: 45ad8c


-Gracias por la ayuda, lo tendré en cuenta para la proxima dijo Dulce con una sonrisa tenue. “Quizás me excedí un poco” pensé observando las llamas de la fogata. De todas formas, si la serpiente la hería significaría un problema para nosotros. Centre mi mirada en ella, su sonrisa y alegría no me disgustaban. Sin embargo aquello fue interrumpido al momento de escuchar a Oscar.-Capitana tenemos compañía , que hacemos?- Inmediatamente, voltee mi cabeza hacia el océano. De el emergía un inmenso navío y junto a este la tormenta cedía, dibujándose en el cielo un infinito manto de estrellas -No ataquen, solo estén alertas- Dijo la capitana. 
En ese momento mi talismán empezó a resplandecer un tono rojizo, estaba listo para la batalla. Entre mis manos danzaban mis dagas y en mi mente una cantidad de escenarios que podían ocurrir. Una mujer comenzó a acercarse, su cabello era plateado y en sus ojos se veía una intensa sed de sangre -Buenas noches ..¿tripulantes. del Gaudium?Soy Maia del Sirenis.-
 Ciertamente estábamos en clara desventaja, pero me llevaría a dos o tres conmigo. Me dispuse a atacar cuando la voz alegre de mi capitana me detuvo –¡Maia!.- Supuse que se conocían, pero igualmente me mantuve preparado  -Ellos son parte de mi tripulación, no hace falta el uso de armas. La tripulación del Sirenis son mis amigos así que pueden estar tranquilos-
Guarde mis armas pero me mantuve alerta por si algo sucedía. Luego me coloque cerca del fuego y contemple las llamas mirando de a momentos a la tripulación del Sirenis.



Última edición por Alhaim el Miér Sep 30, 2015 2:40 pm, editado 1 vez

Ver perfil de usuario

FICHA SCHEHEREZADE:

-Nombre: Scheherezade, “The Crimson Cobra” (Schehr para los amigos xD)

-Edad: 27


-Nacionalidad: De ascendencia persa, Scheherezade no posee nacionalidad en sí, ya que su familia migraba constantemente de una zona a otra.


-Imagen: De complexión curvilínea, vientre plano  y estatura promedio, muestra su atlético cuerpo, especialmente orgullosa de sus piernas, largas y tonificadas. Su cabello es de color castaño, levemente ondulado y aclarado por el salitre del ambiente marino; raramente se lo recoge, ya que le agrada más llevarlo suelto. Las facciones de su rostro delatan su procedencia genética; ojos grandes y almendrados, mirada intensa y de un verde que evoca al océano mismo. Cejas angulares, pómulos ligeramente prominentes, labios carnosos y piel trigueña. 
Vestimenta: Camisa blanca de lino con mangas amplias, que ajustan en las muñecas, y cuello holgado; el escote se cierne gracias a una cinta roja cruzada en el pecho. Corsé underburst fabricado en satén negro y adornado con brocados de oro, ceñido a la cintura. Raído y deshilachado fajín de tela rústica, anudado a la cadera por un lado, cruzado por dos cinturones de cuero ancho, cerrados por hebillas de plata vieja y desgastada con tallado de ornamentas florales. Bandolera marrón de cuero labrado con motivos de flor de lis, adornado con hebilla de serpiente entrelazada en un marco de plata, tahalí y cartuchera en mismo material. Calzón de montar de algodón negro, abotonado en los laterales de las perneras, y botas altas de cuero negro y gastado. Casaca larga de terciopelo adamascado carmesí  con divisa negra en solapa, vuelta y collarín, con alamares negros y botones de latón dorado, amplias bocamangas negras con galón dorado.

-Capitana: Dulce


-Antigua Profesión: Administradora de un prostíbulo.


-Historia: Scheherezade nació en el seno de una indigente comunidad romaní, exiliada de sus tierras por la corona inglesa. El único recuerdo que posee de su infancia es la constante migración de una zona a otra, el hambre y la pobreza, hasta haber cumplido su noveno año, cuando fue finalmente vendida a un burdel español. Allí fue blanco de malos tratos y abusos por parte de su dueño y las mismas prostitutas, quienes la utilizaban de esclava en la limpieza y mantenimiento del sucio establecimiento, escondido en las afueras de la ciudad y frecuentado asiduamente por marineros de toda clase y nacionalidad. Pronto comprendió que la única chance en sus manos para poder sobrevivir en ese ambiente era carisma que le proveyera de la simpatía por parte de la clientela. Montó un espectáculo, consiguiendo la aceptación de su repulsivo público, ganándose cierto afecto, y se prometió a sí misma que jamás sería tocada por las grasientas manos de ninguno de aquellos cerdos lascivos. 
Transcurrieron 5 años, su cuerpo había cambiado, su rostro reflejaba la dureza de la experiencia, aquella inocencia infantil se había esfumado en el aire fétido del burdel, y era la noche en que dejaría de ser una simple empleada para saldar su deuda, como una prostituta más. Su exótica belleza había atraído un sinnúmero de cortejadores, dispuestos a pagar por su virginidad, y así fue como el dueño del prostíbulo la vendió al mejor postor: un holandés, contramaestre de una embarcación que había arribado a puerto español días antes. Pero, algo, igual de extraordinario que nefasto, ocurrió aquella noche. Antes de que su adquiridor pudiese siquiera tocar a la temblorosa niña, empezó a gritar y maldecir, sacudiéndose una carga imaginaria sobre su espalda, luego su cara se tornó de rojo carmesí a azul purpúreo, para caer desplomado a sus pies después de unos segundos. Ella cayó de rodillas frente al cuerpo inerte de aquel holandés, para ver atónita, como una pequeña serpiente se escabullía a través del cuello de la sucia camisa del marinero, y se posaba apaciblemente sobre su regazo.  Supo enseguida que aquello había sido un regalo de los dioses y sólo lo aceptó, agradecida.
Su arma secreta la ayudó a vengarse de aquel hombre que la había vendido, se hizo de la fortuna de los amantes que la cortejaban así como del mismo burdel y lo convirtió en un prostíbulo de renombre al cual asistía sólo la élite de la clase española. Pero su riqueza se vio destruida por la llegada de las tropas inglesas, quienes descubrieron el sinnúmero de asesinatos que había cometido, y debió huir con lo poco que pudo acarrear.

-Personalidad: Ambiciosa y avara, no haría nada que no le proveyera alguna ganancia o riqueza. Es calculadora, maliciosa y cruel. Se esconde tras una fachada complaciente por conveniencia y es sumamente selectiva a la hora de escoger a las personas que la rodean. Deja sus sentimientos en segundo plano ante la búsqueda de bienes materiales, puede ser muy despiadada, pero no le gusta ensuciarse las manos ya que siempre encuentra a alguien que lo haga por ella. Nunca ha recibido muestras de afecto, debido a esto no sabe reaccionar más que con palabras y acciones hirientes a las personas que intentan acercársele, sin tener remordimiento alguno hacia ellos. Tramposa en las apuestas y poseedora de un agudo sentido del entorno, siempre logra sacar provecho de las situaciones en las que se ve envuelta. Sabe que su punto débil es su falta de fuerza física, pero es consciente de que no es una persona común y corriente gracias a ciertos sucesos inexplicables ocurridos en el pasado.

-Gustos: 
Los objetos brillantes, el oro y las joyas, el mar y los misterios que lo rodean. Apuestas y juegos de azar. Lugares excéntricos y exóticos. Es una mujer de excesos, todo lo prefiere a lo grande y pagado por otro.
-Disgustos: 
Ser despreciada. Vestimenta y comida barata. Personas que hablen demasiado. Tiene especial asco a las ratas y alimañas que rondan los barcos.

-Otros: La serpiente de su historia resultó ser una cobra que se esconde entre sus ropas. De allí surge su apodo, ya que mataba a sus clientes con el veneno del animal, el cual parece entender a su dueña y obedecerla como una mascota. La sangre que lleva en las venas proviene de generaciones antiguas de hechiceros y brujos, gracias a esto y sin darse cuenta, desgracias caen sobre las personas que se ganan su odio.

-Características (25 puntos a distribuir):
Vigor = 8
Destreza = 8 +3 = 11
Constitución = 8 +1 = 9
Inteligencia = 8 +7 = 15
Sabiduría = 8 +7 = 15
Carisma = 8 +7 = 15


-Habilidades Básicas: 
-ESCUCHAR
-DOMINIO ARMAS BLANCAS
-DOMINIO ARMAS FUEGO
-LEER Y ESCRIBIR

-Habilidades Especiales: 

-Equipo: Estoque robado a una de sus víctimas, cuchillo de mano escondido en el fajín, balas.

- Color de roleo: c73030

Selva de una isla desconocida/Junto a Davy y Lou

*Esto está mal, muy mal…* No sabía cuánto tiempo había transcurrido, tampoco había rastros de Van Bockholt o Lou, y comenzaba a desesperarme. Al no resultar lo del cinturón, había intentado aferrarme a unas cuantas ramas, que se quebraron al instante de infligir un poco de fuerza sobre ellas. Creí haber perdido la esperanza, cuando una idea se implantó en mi cabeza, abriéndose paso a través de la angustia que intentaba serenar.
 
*Lo tengo.* 

Palpé mi cintura, en busca del estoque que llevaba siempre conmigo; indudablemente, allí estaba, hundido hasta la empuñadura en el maloliente fango que aprisionaba mis piernas. Lo extraje cono pude, sintiendo el lodo correr por su filo, y pasé la hoja por el interior de la hebilla. Luego tomé la empuñadura, me preparé y lo arrojé con todas mis fuerzas en dirección al árbol más cercano. En mis oídos danzó dulcemente el sonido del arma clavándose al duro tronco. Lo demás sólo fue aferrarme al cinturón y tirar de él para acercarme a la orilla y salir…. 
Con gran parte de mi cuerpo cubierto de barro y sin la bota que mi pequeña aventura habíase llevado consigo, me dispuse a buscar a mis compañeros. No tardé mucho en hallarlos, sin embargo, desde su altura seguían sin poder verme. Tomé una piedra lo suficientemente grande como para llamar su atención y la arrojé en su dirección. Creí haberla visto estrellarse en la cabeza del contramaestre, ¿o quizás fue la espalda de Lou? No pude cerciorarme de ello, pero agité un brazo de manera que pudiesen verme al fin, consolándome con la idea de saber por dónde no caminar nuevamente… 
La lluvia había cesado, el olor a vegetación y humedad inundaba mis pulmones. Me pregunté cuánto más caminaríamos sin rumbo, aunque la respuesta fuese igual de incierta como nuestra presencia en aquella isla.



Última edición por Leidana el Mar Abr 05, 2016 8:35 am, editado 1 vez

Ver perfil de usuario
Davy Van Bockholt:

-Nombre: Davy Van Bockholt

-Edad: 26 años

-Nacionalidad: Irlandes

-Capitan: Dulce

-Antigua Profesión: Decorador de interiores

-Imagen: Mide unos 1.82, de contextura musculosa, su palida piel se encuentra cubierta de cicatrices que manifiestan su amor por las batallas. Una sonrisa sincera y divertida adorna casi siempre su rostro, enmarcado por mechones desparejos de cabello blanco que caen hasta sus hombros. Viste el uniforme de un comandante de la marina que sucumbio bajo sus machetes, cree que su cargo de contramaestre demanda una vestimenta apropiada, aunque el desgastado atuendo aun lleva las manchas de sangre de su antiguo dueño y se encuentra lejos de ser decoroso.


-Historia:
Nacio en el mar, su madre dio a luz a bordo de un navio carguero que se dirigia de irlanda hacia las costas de america; su barco encallo en las costas de una de las islas del caribe, conocida entre los marineros por ser tierra de canibales, nada mas se supo del barco o sus tripulantes.

Años despues un barco pirata busco refugio de la armada inglesa en la misma isla, donde encontraron al niño, ahora de unos 7 años de edad, cantando una cancion de mar mientras intentaba bajar un coco de una palmera.
-¡Bienvenidos a mi isla!-
Exclamo alegremente el muchacho al percatarse de la presencia de los piratas.
El Capitan y sus hombres siguieron al niño a su "hogar" y descubrieron los restos del navio encallado, al parecer los sobrevivientes habian dispuesto una valla defensiva contra los canibales pero esta se encontraba destrozada y cubierta de sangre, al igual que las paredes externas de la nave, en el interior, junto a los cadaveres esparcidos, (con los que Davy aun mantenia animadas conversaciones), el niño habia trazado algunos garabatos usando la sangre como tinta. Guiandose por los dibujos y el conocimiento que poseia acerca de aquellas islas el capitan dedujo los detalles de la tragedia: los nativos de la isla habian sido repelidos por algunos años por los desdichados sobrevivientes, pero al parecer a los marineros se le acabo la polvora y el grupo numericamente inferior termino sucumbiendo ante las lanzas de los salvajes. Al parecer alguna clase de temor reverente hacia el muchacho hizo que los nativos huyeran nuevamente a la selva, Santamaria sabia que los canibales relacionaban el color blanco con la muerte y quizas fue la palida cabellera de Davy la que salvo su vida.

Una joven grumete, cuya vida errante en el oceano nunca le habia dado oportunidad de tener familia, decidio adoptarlo y asi el niño se convirtio en miembro de la tripulacion de Santamaría, el terrible pirata español que mas tarde conspiraria contra la hermandad guiandolos a su muerte.
El niño crecio forjado por el estruendo de los cañones y mecido por la bravura de las olas, pero aunque su madre adoptiva se habia criado entre los mas valientes perros de mar, noto en Davy un sadismo y ausencia de miedo que no era normal.

A pesar de las inquietantes peculiaridades del muchacho, fueron felices juntos por un tiempo, pero los riesgos como bandido en las costas del mediterraneo fueron creciendo exponencialmente cuando los reyes españoles comenzaron a tomar manos en el asunto. Cuando tenia 13 años, durante un ataque, su joven madrastra fue alcanzada por una bala en el pecho y murio al instante; esa tarde los machetes de Davy se abrieron paso entre sus enemigos, desmembrando y arrancando alaridos hasta llegar al fusil que se habia robado a su madre, fue la primera vez que el demonio blanco probo carne humana.

Despues de haber culminado la sangrienta pelea el capitan le ofrecio la oportunidad de abandonar la tripulacion, sabia que aun podia disfrutar de una vida normal en tierra, y sin el cariño de su madre temia por la salud mental del inestable joven...pero el se nego rotundamente -"Mi unica patria la mar.."- cito la famosa cancion entonanda por los bandidos de la costa. El Capitan acepto la decision del muchacho y le encargo el trabajo de mantener las armas afiladas y listas para el abordaje.
Durante sus años de pirata conocio a Katherine y Maia, llegando a quererlas como hermanas, y finalmente en uno de sus abordajes a la joven Dulce, en cuya mirada veia la bondad que la vida nunca le habia demostrado. Encandilado por la luz de la muchacha dedico su vida a protegerla, dejando atras al joven salvaje e inmaduro para convirtiendose en su leal contramaestre.

-Gustos: Ama el mar, las tormentas, navegar bajo la luna, tiene una obsesion por las armas blancas, asustar a sus enemigos gritando o cantando alguna temible cancion pirata, saltar de lugares altos, treparse al mastil, comer en especial las comidas de Dulce, y alguna que otra extremidad seccionada.

-Disgustos: Odia quedarse a cuidar el barco, que lo traten como un crio, los engaños y las mentiras, la traicion, la gente enojada, la gente cobarde.

-Miedos: Tiene un reverente miedo a la magia y a las cosas que no puede entender.

-Otros: Cuando pelea o esta por pelear suele imitar a los animales con una sadica sonrisa y los ojos desmesuradamente abiertos para asustar a sus oponentes.

-Características:
- Vigor = 22
- Destreza = 26
- Constitución = 15
- Inteligencia = 14
- Sabiduría = 8
- Carisma = 8

-Habilidades Básicas:
- Dominio armas blancas
- Dominio de los puños
- Trepar
- Saltar

-Habilidades Especiales:
- Naturaleza Salvaje (lvl 1) Tienes afinidad con los animales, cuando tus instintos afloran en la batalla tu vigor y destreza aumentan aunque tu inteligencia, sabiduria y carisma disminuyen, puedes perder el control.

-Equipo:
- Dos machetes
- ...

- Reputacion: -8

-El que pierda, le debe un postre al que gane-
Oh, La chica no estaba jugando, se tomo la apuesta muy en serio.
-Mas para mi-
Dije desafiandola con una sonrisa, di un salto y me aferre de una rama, balanceandome y usando el impulso para saltar hacia otra hasta alcanzar la copa del arbol. La lluvia habia cesado y la noche ahora dormitaba silenciosa, tuve un extraño presentimiento, sonidos casi imperceptibles parecian escabullirse a mi alrededor, el aroma humedo de la selva escondia un tinte desconocido para mi...comence a moverme agilmente entre los arboles
-El viento esconde algo...-
Musite pensativo mientras saltaba de una rama a otra, debia moverme rapido, debia volver a ella, algo no estaba bien.
-Oye, ¿hasta dónde vamos a explorar?-
Me voltee a mirarla sonriendo, apartandome un poco de mis oscuros pensamientos
-Hasta que nos de hambre-
Le conteste encogiendome de hombros. Al ver a Lou recorde que Scher habia quedado abajo, supuse que podria moverse en silencio y evitar el peligro, pero Dulce se pondria triste si dejaba que otro tripulante se muera. La vi con las piernas sumergidas en un charco, ¿Porque alguien querria sumergirse en un charco de lodo? algunos piratas simplemente eran raros. Mire a mi alrededor mientras esperaba que saliera, cerciorandome de que mi instinto me estuviera jugando una mala pasada, hasta que senti un golpe seco en la nuca, voltee para ver a la chica ya fuera del charco saludandome.
-Vinimos a explorar y ella solo quiere jugar-
Musite sonriendo, al parecer la habia juzgado mal, Scher si era divertida. Acepte el desafio, ahora era mi turno de arrojarle algo, desenvaine uno de mis machetes y lo levante apuntando en su direccion...pero algo se agito en las aguas a sus espaldas, corri hacia ella moviendome entre las ramas pero antes de que pudiera llegar, dos figuras que parecian humanas emergieron del charco cubiertos de fango y sujetaron a Scher de sus extremidades, otros brazos brotaron de la tierra bajo sus pies inmovilizandola, o ascendiendo a la superficie para rodearla, en segundos la figura de la chica persa fue arrastrada a la oscuridad de la jungla, dejando en su lugar una horda de esqueleticas figuras que comenzaron a avanzar lentamente hacia la costa.
Tome la mano de Lou sin dejar de mirar hacia abajo.
-Ve a la playa...tan rapido como puedas...y diles que se preparen-
No podia permitir que siguieran avanzando, los tomarian por sorpresa y seria un desastre...tenia que retrasarlos
-Yo me quedare a jugar un poco, te debo un postre-
Le dije con una sonrisa divertida, salte dando un giro en el aire y cai frente a los piratas muertos, mire a mi alrededor pero no habia rastros de Scher...ahora solo quedaba salvar a los otros. Dos de los fetidos piratas arremetieron alzando sus espadas con la boca entreabierta y una mirada perdida, desenvaine mis machetes y con el impulso hice rodar sus cabezas por el suelo humedo, luego golpee a los hombros y rodillas, sabia que a los muertos no se los detenia tan facil.
-Bailen conmigo doncellas, no sere tan quisquilloso como el diablo que los rechazo-
Arremeti contra la masa informe de atacantes dejando que el acero desnudo de mis armas devoraran huesos y carne podrida, sonriendo embriagado por el frenesi de la batalla, las primeras decenas cayeron, pero su numero no parecia mermar, emergian de todos los rincones de la selva, brotando del suelo como fetidos vegetales o invocados por la oscura sombra de los arboles, no me detuve.
-¡Mantengan el ritmo asquerosas ratas! ¡Tienen una larga noche por delante!-
Aunque sus movimientos eran lentos su fuerza era considerable, y el oxidado filo de sus armas se tornaba peligroso en las distancias cortas, con un fuerte golpe bajo cercene las rodillas de uno de los piratas, aplastando finalmente su cabeza con mi pie derecho, a mis espaldas senti unos pasos, gire, pero no lo suficientemente rapido.
El hacha de mano se enterro entre mi hombro derecho y mi cuello, causando que el machete se escurriera de mi mano, con mi brazo izquierdo ultime al maldito y retrocedi unos pasos para reagruparme, recostandome contra un tronco y sintiendo que la vision se me nublaba. Un rapido chequeo confirmo mis suposiciones , mi clavicula estaba rota, la sangre manaba a borbotones y mi brazo derecho pendia balanceandose inerte...
-I thought I heard the Old Man say: "Leave her, Davy, leave her."- "(Me parecio oir al viejo decir: dejala, Davy, dejala)"
Cante mientras repelia los ataques de dos muertos y los derrumbaba con mi sable, los habia retenido lo suficiente, seguramente en la costa ya estarian alertas...
-Tomorrow ye will get your pay, and its time for us to leave her- "(Mañana tu recibiras tu paga, y es tiempo de dejarla)"
Ya no me quedaban fuerzas, ya no me importaba la pelea... di la espalda a la horda y busque con mi mirada la playa, como si tuviera la esperanza de verla una ultima vez
-For the voyage is long and the winds don't blow, and it's time for us to leave her-"(Porque el viaje es largo y los vientos no soplan, y es tiempo de dejarla)"
Dos hojas asomaron en mi pecho, pero las ignore, extendi mi mano, intentando alcanzar la figura de cabellos castaños que imaginaba frente a mi...me senti caer de rodillas...

OFF: Si Lou llega a la playa les subire el mapa de lo descubierto por el grupo de avanzada.

Cancion



_________________
Yer jalan atthirari anni


Ver perfil de usuario
 
Spoiler:

-Nombre: Samantha Aldrich "Sam"
-edad: 24
-Nacionalidad: Inglesa
-Imagen: 
Sam:
-Capitan: Katherine Campbell
-Antigua profesion: Ladrona/asesina
-Historia: 
Sir Robert Aldrich era un importante miembro de la sociedad inglesa poseedor de extensos territorios. A los 47 años se sentía realizado, con un título y una familia "perfecta"... bueno, casi perfecta.
Tiene tres hijos: Leon, el mayor y heredero; Elisabeth y Samantha. Esta ultima era, segun su padre, su mas grande dolor de cabeza, ya que creció entre historias de fantasías de lugares lejanos y misticos que su niñera solia contarle.
Con tal solo seis años, Sam presencio lo que marcaria su vida, una embarcacion perteneciente a su padre fue atacada por piratas. Aquel escenario, muy por encima de asustarla, la maravillo. Desde aquel dia empezo a jugar con espadas y a comportarse de manera poco agradable a su familia. Su madre, una ferviente religiosa, la consideraba "poseida" y su padre la escondia de sus conocidos. La familia resolvio el "problema" mandandola a un convento a que sea educada. Durante siete años permaneció encerrada sin ninguna visita de su familia, aprendio medicina ya que el convento recibía soldados y algunos prisioneros de guerra heridos en batalla. Ahi conoció a "S", un pirata buscado por la corona inglesa durante mucho tiempo que fue capturado y herido gravemente. Lo querian vivo para juzgarlo por sus delitos y condenarlo a muerte frente a cientos de personas como advertencia. El tiempo que "S" permanecio encerrado recuperándose, fue atendido por Sam. Entre ellos nacio una extraña amistad, el le conto lo que hacia y a ella le fascino lo que habia vivido y queria tener una vida llena de aventuras como el. Sam le propuso un trato, lo ayudaria a escapar, con la condicion de que el la sacara de ese lugar y se la llevara con el. A el no le parecio mala idea la peculiar y extraña peticion de una niña de no mas de 13 años. El escapo dos dias antes de su ejecucion y ataco el puerto, saqueando la ciudad y cumpliendo su parte del trato: la saco del convento.

Durante años viajo en "black gull", el barco de "S" y aprendio todo lo que pudo, lo bueno, lo malo y feo de la vida de un pirata. Su mas grande talento era su agilidad, "S" la elogio cientos de veces por habilidad con el robo, las armas blancas, sus perfectos escapes y su exotica belleza con la cual seducia a hombres ricos hasta dejarlos sin nada. Se gano el repeto de la tripulacion, pero no de uno (frank) que consideraba que el mar no era lugar para una mujer. La reto a duelo en un juego para humillarla, pero el acabo en ridiculo. Con el orgullo herido por la risa de toda la tripulacion, decidio hacerlos pagar y los traiciono dandoles su ubicacion a la armada inglesa. Rodeados de barcos de la corona y al ver la negativa de Sam a huir, "S" le ordeno que se fuera, prometiendole con mentiras que la veria en la playa, le entrego su espada y la dejo ir. Pero toda la tripulacion de black gull fue captura y condenada a muerte. Lo ultimo que "S" vio fue el rostro de Sam entre en publico cuando fue ahorcado junto a todos sus amigos.
Se unio voluntariamente a "Sirenis", por dos razones: para seguir recorriendo el oceano en memoria a "S" y encontrar al bastardo que los traiciono.

-Personalidad: caracter serio y frio, no suele relacionarse con los demas. Pero cuando se trata de trabajar en equipo, lo hace lo mejor que puede. 


-Habilidades basicas:
CONOCIMIENTOS EN MEDICINA
DOMINIO DE ARMAS BLANCAS
BUSCAR
LEER Y ESCRIBIR

-Equipo: 
.una espada
.dos dagas


-color de roleo: 9e1b7f

-Sirenis- 


Mi primera tarea en el barco fue encargarme de la limpiesa, no me podia quejar, ya me habian "torturado" hace años cuando recien me uni a una tripulacion. Me detuve un par de veces al ver los cañonazos hacia una base militar. Una sonrisa se dibujo en mi rostro y me apoye en la baranda a ver aquel espectaclo, la idea de matar a esos bastardos me fascinaba. El repentino hundimiento del barco me asusto un poco, despues de todo, cuantos barcos tenian la calidad de hacer eso!
En fin, me aleje un poco de los demas y me sente a mirar el viaje. Una extraña paz me traquilizo, acompañada de viejos recuerdos que crei haber olvidado. Extrañaba mi barco, extrañaba a mis amigos y en especial... a el. Pero mi barco yace en el fondo del mar y mis amigos en fosas cubiertos de tierra sin ninguna lapida, perdidos en el tiempo y en la memoria de los que alguna ves cruzaron su camino. Entre el fragil movimiento del viaje y el silencioso murmullo de la tripulacion, cai en un profundo sueño donde volvi a verlos una vez mas. 
Un movimiento brusco que hizo el barco me desperto, me levante del piso rapidamente algo desorientada, pero al ver el trapeador a mi lado me hizo recordar donde estaba. Corri a la cubierta y divise una playa no muy lejos, habia un barco ahi al igual como un grupo de personas. Lo unico que me quedaba era seguir a mi nueva tripulacion en silencio, por la expresion de agunos note que conocian a esa gente. 
-Descansaremos un rato, despues nos pondremos en marcha a buscar el tesoro - la voz de la capitana me alegro un poco, me aleje un poco, sentia el aroma de una planta que yo conocia bien y que serviria mucho de ayuda si algo se complicaba.


_________________
Ver perfil de usuario


Lou:

-Nombre: Lou, o Louser su verdadero nombre es Arianna Cappeli


-Edad: 17


-Nacionalidad: Italia


-Imagen: Es delgada pero tiene bastantes curvas, ella pesa muy poco, eso es algo que le da ligereza y velocidad, mide 1,62 metros. Su pelo es negro y corto, y sus ojos son de color miel (entre marrón claro y amarillo oscuro) suele ir vestida con pocas ropas ya que eso le da libertad de movimientos y así no molestarse con las ropas. Su piel es de un tono normal.





-Capitan: Dulce


-Antigua Profesión: Ayudante de Comerciante


-Historia: Nació en Italia, en una familia de comerciantes, tenía dos hermanos mayores, cada uno de diferentes nacionalidades, desde pequeña viajó de un lado para otro con su familia, vendiendo diferentes cosas y comprando otras. Solían ir por tierra ya que había muchos piratas en el mediterráneo y en el mar negro, pero los vándalos en el sur de Europa empezaron a aumentar y cada vez las mercancías se hicieron menores, uno de esos días cuando ya marchaban de Portugal, fueron atracados por unos vándalos en el transcurso del robo accidentalmente su madre murió. Poco después de eso su hermano más mayor sentó cabeza a los 29 años y abrió un restaurante en Flandes. Dos años después su padre se retiró y se compró una casita en las afueras de Roma. Arianna y su hermano mediano Louser siguieron con el legado de su padre , en esa época Arianna tenía 15 años y su hermano 22. Fueron por sitios en los que sus padres no habían llegado y se atrevieron a ir en barco a algunos sitios para acelerar la llegada de algunos productos. Pero en una de esas ocasiones cuando Arianna tenía 16 años casi 17, cuando marchaban a los puertos de Grecia, el barco fue atacado por piratas ella fue capaz de huir, pero su hermano desapareció ese mismo día, y nadie supo qu´e pasó con él. Desde ese día Ariana se cambió el nombre al de su hermano y se apodó Lou. Poco después quiso hacerse pirata, para poder encontrar a su hermano, si este estaba vivo, le pegaría por haberse dejado raptar y si estaba muerto lo vengaría, pero para ello necesitaría encontrar a piratas y que mejor forma que unirse a ellos.


-Personalidad: Es muy energética, siempre ve el lado positivo de las cosas, es muy simpática y suele llevarse bien con todas las personas (Que no quiere matar) Es muy leal a las personas que quiere por que no es capaz de darle la espalda a alguien que le haya tendido la mano. Aunque este sea un asesino, lo defenderá si así lo cree necesario.


-Gustos: 
-Las alturas
-La fruta
-Cantar y La música
-Las leyendas y los mitos
-Las personas que hacen lo que sea para conseguir sus objetivos


-Disgustos:
-Pescado(Demasiado tiempo comiendo pescado)
-Las personas pasivas
-Los objetos inutiles
-La cerveza
-Las Grandes tormentas


-Otros: 
-Siempre hace lo quiere si no hay algo que se lo impida
-Se toma muy enserio los trabajos y acepta fácilmente ordenes que esta vea que son útiles
-No le gusta limpiar pero a aprendido a no quejarse
-Tiene una extraña capacidad de dormir en cualquier lugar de cualquier manera, llueva, sea de día, nieve o esté sentada. 


-Características 
Vigor = 8+2=10
Destreza = 8+4=12
Constitución = 8+4=12
Inteligencia = 8+5=13
Sabiduría = 8+7=15
Carisma = 8+3=11


-Habilidades Básicas: Nadar, trepar, observar, dominio de armas blancas



-Habilidades Especiales: Se les asignaran mas adelante, a medida que avance la historia y demuestren su valía


-Equipo: Un cuchillo largo y curvado, procedente de Arabia, ropas del norte de Grecia y una bolsa portugesa para guardar cosas como comida.


Sonreí sin hacer ruido cuando casi acierto las palabras. Cuando miré a Davy este miraba hacia donde estaba Scher, dirigí hacia allí mi mirada, esta estaba siendo llevada por figuras. De repente noté que Davy había tomado mi mano sin mirarme  -Ve a la playa...tan rapido como puedas...y diles que se preparen- asentí en silencio, sabiendo que este lo notaba, no sabía si había notado mi cara de preocupación pero para mí que si lo había hecho porque añadió -Yo me quedare a jugar un poco, te debo un postre- sonreí aun con los ojos preocupados -Sí, me debes un postre, por lo que tienes que sobrevivir- le dije antes de salir lo más rápido posible de allí, ahora me sabía el camino por lo que fui de árbol en árbol sin siquiera mirar las ramas, ya me las conocía y sabía en cuales me había apoyado antes. Recorrí el camino mucho más rápido de lo que había pensado y cuando salté del último árbol, corrí y corrí hasta que llegué a la capitana, y la cogí del brazo. Estaba jadeando y me costaba decir nada, me di cuenta de que había manchado a la capitana de sangre, pues había agarrado con mucha fuerza las ramas para impulsarme más rápido raspándome las manos, la solté enseguida -Preparaos- tras unos segundos de coger aire añadí -Davy y Scher están en peligro, hay que ayudarlos- mi mirada era de decisión pero mis rodillas temblaban de el increíble esfuerzo y mis manos dolían, mis piernas cedieron ante mi propio peso. En ese instante me fijé que había otros tripulantes de otro barco, pero como todos estaban relajados hasta que llegué no me pareció que fueran una amenaza -Preparaos- repetí eran las únicas palabras que me había dicho que dijera, pero eran muy importantes pues todos cogerían sus armas y saldríamos en busca de los dos para salvarlos de una muerte segura.

Ver perfil de usuario


OFF: Esa es la información que tiene Lou acerca de su expedición, cuando Scher despierte subiré su ubicación.


_________________
Yer jalan atthirari anni


Ver perfil de usuario
Spoiler:

-Nombre:
Dulce
(No tiene apellido o al menos no lo sabe)

-Edad:
24 años

-Nacionalidad:
Portuguesa

-Capitan:
Ella misma es la capitana del imponente Gaudium

-Antigua Profesión:
Tiempo atrás era una mera esclava, actualmente ejerce la profesión de pirata.

-Imagen:
Una mujer un tanto alta siendo así de 1.72m con un cuerpo acorde a la medida adornado con suaves curvaturas y en general una complexión delgada pero un tanto atlética ya que, la vida de pirata demanda bastante esfuerzo a decir verdad. Poseedora de una piel blanca y sin imperfecciones a pesar de estar tanto tiempo expuesta a los rayos solares y a la sal del ambiente.

Sobre su cabeza descanza una extensa cabellera castaña que llega sin problema alguno hasta su cintura que debido a la humedad del océano este se encuentra ligeramente ondulado. Pasando a su rostro este es de facciones redondeadas y muy femeninas, con mejillas ligeramente regordetas, nariz pequeña y respingada, labios finos los cuales casi siempre están curvados en una simplona sonrisa, cejas finas y unos grandes ojos marrones decorados por una larga capa de curvas pestañas.

Su manera de vestir destaca un poco del resto de sus compañeros piratas, y con razón es así, ella es la capitana. Pero dentro de todo, cuando no usa aquel tipico atuendo de capitán (saco y pantalones), suele utilizar comodos vestidos que ha ido adquiriendo a lo largo de sus viajes.

~Mirame~:





-Historia:
Tristemente no tiene una historia larga de contar, su vida desde un principio se vió tintada de malos tratos, suciedad y protocolos a seguir para complacer a aquellos dueños que tuviera de turno. Si, es fácil de adivinar, era una esclava nacida de una pareja que ya eran esclavos en aquel pequeño país llamado "Portugal". Pero a pesar del entorno que la rodeaba, la pequeña Dulce parecía no verse afectada, es más, creció aniñada y delicada como una flor, creyendo que la crueldad que le rodeaba no era más que una mera fantasía que tal vez... algún día iba a terminar, que iba a despertar siendo diferente, tal vez alguien mejor y en otro lugar. Pero claramente no era así y hasta parecía que su situación no tenía remedio alguno. Jamás tuvo hermanos por lo que practicamente se crió con sus pobres dos padres y amigos que así por allí, pasaron algunos años de esa manera hasta que... todo tuvo que terminar.

A los 10 años de edad fue separada cruelmente de todas aquellas personas que consideraba su familia y fue obligada a viajar a un lejano lugar para ser verndida como un mero objeto. "Trabajó" para muchas familias diferentes durante años, hasta que a la edad de 18, momento en el que se encontraba sirviendo a una rica familia de Italianos, todo dió un giro inesperado.

Era un completo desconocido, pero ese extraño capitán que un día se presentó sin más delante de la puerta de aquella gran casa fue la chispa que encendió su esperanza de que podía ser libre algún día. Fue impresionante la suma de dinero que pagó por la jóven castaña con la convincente excusa de que "podía serle de mucha utilidad", claramente la familia Italiana no lo pensó ni dos veces antes de entregarla en manos de aquel hombre.

La delgada jóven apenas puso sus pies en la rechinante madera de la cubierta del barco, algo le dijo que aquel viaje iba a ser un tanto diferente. Y así lo fue, aquel día fue el principio de una infinidad de aventuras que vinieron luego. Hubo momentos alegres y tristes, conoció gente nueva y hasta incluso hizo amigos que jamás pensó que iba a tener... y como si no fuera poco los poderes nacieron en ella junto con el deber de convertirse en la nueva capitada de un enorme barco... el Gaudium.

Una nueva y gran etapa en su vida dió comienzo, una que aprovechó al máximo. Pasaron muchos años en los que pasó junto a su nuevo contramaestre (el siempre impresionante Davy), conoció lugares increibles, se armó una tripulación y hasta incluso aprovechó su tiempo en aprender a leer y a escribir, algo que siempre en su vida había deseado poder hacer bien. Actualmente se encuentra surcando los mares del mundo derrotando a todo aquel malvado muerto viviente que se interponga en su camino.

-Personalidad:
Dulce es una mujer que verdaderamente le hace honor a su nombre y por extraño que suene, es una de las piratas más amables y justas de los 7 mares. Con el pasar del tiempo ha madurado en su forma de ser de una manera impresionante, ya totalmente libre de las cadenas de la esclavitud y con un futuro que ella misma puede manejar, en su ser se puede notar que ha perdido todo rastro de inseguridad, temor y que hasta incluso a adquirido más sonrisas en su vida cotidiana. Tiene un don maternal sumamente natural, se preocupa por la gente que le rodea, sobre todo si se trata de sus tripulantes, jamás se perdonaría si a estos les llegara a pasar algo por culpa de una negligencia de su parte.

Es de esas personas que piensan antes de actuar, no se lanza a hacer algo sumamente osado no sin antes meditarlo y estar completamente segura gracias a sus habilidades especiales. Casi pareciera que un aura de completa calma y seriedad la rodea todo el tiempo y hasta incluso parece ser una fémina completamente imperturbable, y de hecho, hasta casi lo es. Pero no hay que mentir, pese a ser la capitana de un barco y de la manera en que le gusta mostrarse segura y completamente recta ante los demás, no hay que ocultar el hecho de que a veces la "contagiosa alegría" de su contramaestre se le pega y comienza a comportarse más divertida, un tanto infantil y suelta con sus allegados.

Pero este "Angel de Altamar" que destila pureza por sus poros también tiene el derecho de enojarse a veces. Núnca deja que la ira se apodere de su cuerpo, no señor, ella jamás lo permite pero cuando algo realmente le molesta su tono de voz de vuelve más distante y frio dejando bien en claro que lo que escucha o ve no le gusta para nada, y hasta incluso adorna aquellas rabietas con profundos ceños fruncidos y algún que otro exasperado suspiro.

-Gustos:
- Todas las frutas que existan sobre la faz de la tierra.
- Leer y aprender todo tipo de cosas nuevas.
- Conocer gente nueva.
- Paz y tranquilidad.
- Las cosas en orden.
- Los días tibios pero con brisas frescas.
- Admirar las estrellas.

-Disgustos:
- Los malos tratos.
- Que se metan con ella con alguno de los tripulantes de su barco.
- El encierro.
- La comida picante.
- Los días de mucho frío o calor.
- Que le digan que cocina feo ¡INCONCEBIBLE!
- Recibir órdenes de algún desconocido, ahora es ella quién maneja su vida.

-Otros:
- Sabe cocinar de ma-ra-vi-lla
- A pesar de que tantos años han pasado, la manía de juguetear con un mechón de cabello mientas se encuentra nerviosa no la ha abandonado.
- Suele coleccionar ropa de diferentes partes del mundo. Tiene decenas de prentas guardadas en un cofre.
- De vez en cuando trenza su cabello y lo adorna con alguna que otra flor.
- También le gusta coleccionar libros, tiene otro cofre repleto de estos.
- Tiene una ligera alergia al ajo, su nariz se pone roja y comienza a estornudar apenas percibe su aroma.

-Características:

- Vigor = 13
- Destreza = 14
- Constitución = 15
- Inteligencia = 15
- Sabiduría = 20
- Carisma = 16


-Habilidades Básicas:
- Leer y escribir
- Nadar
- Escuchar
- Dominio armas blancas

-Habilidades Especiales:
- Videncia (lvl 3)
- Grito de guerra (lvl 1)
- Sentir magia (lvl 1)

-Equipo:
- Un sable
- Una pequeña bolsa con monedas
- Sus ropas de capitana (?)

-Color de roleo: # EC425E

/Isla: En la costa/ - /Por adentrarse a la vegetación/
~Con: Su amada tripulación, tripulación del Sirenis y... problemas, muchos problemas~

Kath se unió al reencuentro con un saludo para luego preguntar por Davy y de paso hacer una broma sobre como Maia quería darse un cálido intercambio de puños con él. La castaña separó sus labios para responderle cuando Maia se le adelantó -No lo veo...pero no puede estar muerto Kath sino Dulce no estaría tan feliz por vernos enseguida se sentiría mal por tener que darnos la notica.- instantáneamente la capitana del Gaudium asintió -Él está bien, no hay de que preocuparse. Salió hace un rato con un par de miembros más de mi tripulación para investigar un poco la zona.- explicó brevemente unos instantes antes de que una infantil voz la llamara -Dulce!- nuevamente una sonrisa iluminó el rostro de la capitana al mismo tiempo que abría sus brazos de par en par para recibir a la pequeña niña. -Pero que niña más bonita tenemos aquí, ¡Y que grande estás ya!- exclamó con una ligero deje de nostalgia al final de la frase mientras en su mente repasaba el momento en que por primera vez la había visto, tan pequeña y frágil, como una flor que se encontraba en medio de un hostil paraje.

Luego de un amistoso intercambio de palabras con Kath y luego de observar una divertida escena entre Lily y Will el muchacho que, como la pequeña decía, era su "papá", escuchó atentamente la pregunta de Maia -¿Vas a hacer tu la cena?- y ¡oh dios mio! incluso la pregunta iba acompañada de una bonita sonrisa, -Si, incluso estaba justo por empezar cuando ustedes llegaron-. Pronto su vista pasó a la niña nuevamente quién se veía realmente asombrada por el tamaño del pez -¿Eso que es? ¿Un tiburón? ¡Habeis pescado un tiburón!- soltó una alegre y pequeña risa, ciertamente era muy fácil hacer que la alegría se le contagiara por lo que le era casi imposible mostrarse tan calma como solía hacer. -No es un tiburón pero no está tan lejos de ser uno. Es el atún más grande que he visto hasta ahora- le explicó a la chiquilla de hebras oscuras, luego de eso la contramaestre del Sirenis le preguntó en qué dirección había ido Davy, probablemente tenía ganas de ir a buscarlo y ella no era quién para negarle tan información -Entró por ahí- y señaló con su dedo índice una zona arbolada -Aunque, probablemente no sea conveniente adentrarse solo, he visto que... el área es peligrosa- no conocía a la perfección cual era el posible peligro que se escondía en la isla, su visión no le había dado grandes detalles al respecto pero por alguna razón podía imaginarselo.  

¡Hora de ponerse manos a la obra! No podía dilatar más el hecho de que debía empezar a ponerse a cocinar. Dobló las mangas de su verdosa casaca hasta los codos, se acercó a las cajas que habían bajado del barco que contenía todos aquellos elementos necesarios para realizar la labor. Tomo una tabla de madera y un cuchillo bien afilado para luego disponerse a cortar aquello que lucía bastante difícil a decir verdad.... pero no pudo hacerlo, algo se lo impidió. -¿Qué?- se preguntó en un susurró al mismo tiempo que levantaba su mirada y la posaba en el espeso follaje que la rodeaba... algo no iba bien, podía sentirlo... podía sentir aquel inusual poder que emanaba de la nada... magia.

Y ese fue el inicio de los problemas. Poco tiempo después Lou emergió de los árboles a gran velocidad, corría con todas sus fuerzas y a simple vista se podía ver que la carrera no había sido para nada sencilla. Cuando la jóven muchachita se aferró al abrigo de Dulce como si su vida dependiera de ello la castaña pudo intuir que algo verdaderamente malo había ocurrido -Preparaos- en el rostro de la capitana se dibujo un semblante de completa preocupación y tan solo bastaron pocas palabras para hacer que se le crisparan todos los músculos del cuerpo -Davy y Scher están en peligro, hay que ayudarlos- tras el segundo "Preparaos" apoyó una de sus manos sobre el hombro derecho de la chica a modo de agradecimiento mientras volteava a ver al resto de su tripulación -Ya la escucharon, es hora de agarrar las armas- habló con un tono de voz fuerte y claro, debían de actuar en ese mismo instante. Regresó sus marrones orbes al rostro de la jadeante chica -Lou, has hecho un gran esfuerzo pero temó que tendrás que ser nuestra guía- le explicó esperando a que la chica no estuviera tan cansada como su agitada respiración demostraba. -¿A qué nos enfrentamos?- le preguntó por último para estar completamente segura de que si lo que pensaba era verdad, un mero error o... tal vez algo mucho peor. Finalmente quitó su mano del hombro de Louser y comenzó a juntar elementos que pudieran llegar a ser de utilidad y, por supuesto, de la fogata quitó una rama sobresaliente, un poco de luz para iluminar el camino no iba a estar de más. *Davy... Schehr... aguanten ahí vamos*

~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~°~



Spoiler:

-Nombre:
Dayron Cabrera

-Edad:
23 años

-Nacionalidad:
De alguna isla del caribe

-Capitan:
Katherine Campbell

-Antigua Profesión:
Un mero ladrón

-Imagen:

Un muchacho bastante alto, midiendo así aproximadamente 1.84m y con un peso que va a corde con su atletica musculatura. Posee una tez morena y lisa, que tan solo posee una marca distintiva en una zona de su cuerpo. Se trata de su brazo izquierdo el cual tiene un extenso tatuaje en marrón oscuro de un dragón que se enrolla por toda la extremidad hasta terminar con su cabeza en el omóplato del mismo lado.

Las facciones de su rostro son angulosas, teniendo así una barbilla definida y mandibula marcada, más aún así posee pómulos suavizados que le dan cierta calma a sus duras expresiones. Posee una nariz recta, labios finos y ojos un tanto pequeños ligeramente rasgados hacia arriba, sus orbes estan tintados de un brillante y atrapante color ambar. Sobre su cabeza descanza una abundante cabellera castaño oscuro de corte desiguales y mechones que se peinan en cualquier dirección, este es ligeramente largo llegando a sobrepasar apenas uno de sus hombros, teniendo finalmente cerca de las puntas un color un poco más claro que el resto.

Su forma de vestir es sencilla y poco llamativa, suele utilizar una camiseta de mangas cortas de color blanco, un pantalón negro, zapatos de igual color, una cinta violeta atada en la zona de su cadera y a veces, cuando siente un poco de frio, suele ponerse un abrigo de color oscuro el cual dobla sus mangas hasta sus codos además de que cubre sus manos con un par de guantes. En su cuello siempre portará un collar que sostiene una pequeña gema dorada.

Spoiler:




-Historia:

Nacido en una pequeña isla del mar caribeño dentro de una familia muy pobre compuesta por sus padres y un enfermizo hermano menor. Su vida básicamente transcurrió agotadora y triste, día a día tenía que ver como su padre practicamente se rompía la espalda trabajando tratando de conseguir algo de dinero para alimentar a su familia, mientras que su madre gastaba sus energías en tratar de mantener sano a su inestable hermanito, un niño quién caía de enfermedad en enfermedad cada dos por tres al ser alguien de contextura muy débil. Desde jóven, Dayron tuvo que acoplarse al trabajo de tala de árboles junto a su progenitor, claramente no era una tarea que le gustase mucho pero mientras ésta le proporcionara alguna que otra moneda extra al bolsillo no tenía mucho de que quejarse.

Pero aquello cambió cuando de un día a otro, el jefe que proporcionaba tal trabajo decidió despedirlos a todos. Ese iba a ser el fin de su familia y de su vida, sin dinero no había comida, ni ropa, ni intentos de medicina para su hermano... no había nada. Dayron estaba enojado... no no... ¡furioso!, era inconcebible que aquel hombre les arrebatara el trabajo a tanta gente que estaba en su misma situación, aquello no podía ser.... ese hombre tenía que pagarlo de alguna manera. Con tan solo 15 años de edad comenzó a planear lo que futuramente sería su nuevo "rubro laboral", él junto con algunos otros ex-trabajadores se unieron para idear un plan para darle un escarmiento, y aquello era quitarle todo... oro, joyas, ropas finas, lo que fuese para dejarlo en la miseria. Y así fue, poco tiempo después el plan se concretó con éxito, y es más, el grupo siguió unido y crearon su propia ideología de que cualquier persona rica tenía que pagar y quedarse sin nada.

"La órden del dragón" comenzaron a llamarse pocos meses después gracias a viejas leyendas de otros lejanos países que llegaron a los oidos de los "jefes" de dicho grupo de ladrones y captaron su atención, ya que éste ser era un simbolismo de fuerza, vida, inmenso poder y hasta incluso prosperidad, por lo que pronto dentro del grupo se decretó que todos debían llevar la "marca en su piel", así fue como se ganó su tatuaje el jóven moreno de ojos ambar. Así fue como pasó el tiempo y comenzó a ser cada vez mejor en aquel nuevo "trabajo" de tan baja reputación. A todo esto, su familia no lo sabía, a base de pequeñas mentiras, estos creían que el jóven Dayron había conseguido un puesto como ayudante en una taberna, no podían saber la verdad de su vida... iba a ser deshonroso.

En fin, pasaron muchos años hasta que un día sintió que todo lo que hacía no era suficiente, de los repartos del motín conseguido cada noche, el jóven conseguía la menor parte y claramente aquello no era justo siendo que él fue uno de los primeros en sacar a relucir la idea de crear dicho grupo de ladrones pero, al parecer, a nadie le importaba eso, porque claro, todos allí eran unos malditos egoistas. Es por esto que decidió hacer un cambio, esperó a que su padre consiguiera un nuevo empleo para luego, guiado por las leyendas de tesoros escondidos en el mundo, decidió desaparecer de su hogar y unirse inmediatamente a un grupo de piratas. A lo mejor así, algún día iba a poder coseguir la recompenza que merecían él y su pobre familia.  

-Personalidad:

Es un jóven que posee el mismo carisma de una piedra, se lo podría catalogar como alguien silencioso, un tanto frio y desinteresado con el resto de las personas que le rodean (aunque no es tan así). Es una persona muy fácil de hacer enojar y que suelte insultos por doquier pero así mismo, también es un tanto fácil hacer que regrese a su estado neutro y calmo de siempre. Se podría decir que también es un tanto rebelde, ya que acatar órdenes no es precisamente algo que le agrade mucho, pero si ve que no le queda de otra, obedecerá sin rechistar ya que considera que mantener su cuello sano es mucho más importante que cualquier otra cosa.

Es alguien que cree al 100% en sus ideales y no dejará que alguien le haga creer que las decisiones que toma en su vida son malas o poco acertadas. También es terco como una mula, cuando algo se le mete a la cabeza y considera que tiene que compartirlo con el resto, hará todo lo necesario para hacerles creer que su pensamiento es más válido e importante que el de los demás, llegando incluso a dar argumentos que por lo general son algo idiotas debido a la falta de imaginación para esos casos.

Usualmente oculta sus sentimientos bajo aquella frívola mirada que tiene para observar al mundo. Cree con certeza que si algún día llega a mostrarse verdaderamente como se siente puede llegar a ser algún punto débil en su vida y aquello podría traerle duras consecuencias, pero ¡eh! no se crean que es tan duro como una roca, de vez en cuando se le olvida aquel detalle y es posible que hasta incluso muestre una sonrisa pintada en sus labios... y cuando aquello ocurra pidan un deseo porque no suele suceder amenudo.

-Gustos:
- La calma.
- Estar despierto de noche.
- Las frutas jugosas.
- El oro, las joyas, fortuna, etc.
- Conocer lugares nuevos.

-Disgustos:
- Demasiado griterío.
- Dormir de día.
- Que indaguen en su vida personal y traten de adivinar que cosas piensa.
- Ser despreciado en cualquier sentido.
- Le irrita la gente que siempre quiere llamar la atención.

-Otros:

- Suele estar más somnoliento de día, soltando bostezos de aquí a allá. Esto se debe a que está más acostumbrado a vivir de noche debido a la cantidad de años que ha estado robando a la luz de la luna.
- Es ambidiestro.
- Lastimosamente sus habilidades en combate no son tan buenas, pero si se requiere de un trabajo en el que se necesita ser sumamente sigiloso, Dayron es el indicado.
- Es bastante supersticioso.

-Características:

- Vigor = 12
- Destreza = 18
- Constitución = 12
- Inteligencia = 12
- Sabiduría = 11
- Carisma = 8


-Habilidades Básicas:
- Sigilo
- Buscar
- Observar
- Dominio armas blancas

-Habilidades Especiales:
*Soon*

-Equipo:
- Una daga oculta en su cintura.
- Un sable.
- Comida (?)

-Color de roleo: # a6463d

/Costa de una isla/
~Con: Mucha gente para su gusto~

Observó en silencio como se desenvolvía la situación que tenía delante pensando de tanto en tanto lo ruidosa que podían llegar a ser algunas personas. Paseó sus ambarinos ojos por todos los presentes llevandose varias y curiosas primeras impresiones, cuando en un determinado momento chocó con la mirada de la fémina de plateadas hebras. Le sostuvo la mirada todo el tiempo que le fue posible hasta que al final terminó por retirarla y clavarla en la arena del suelo mientras sentía como se le enrojecían la punta de las orejas. Aquellos ojos eran tan claros y extraños, daba la sensación de que querían mirar más allá de su oscurecidda alma... aunque claro, probablemente solo eran ideas suyas.

Luego de que finalizara todo aquel "circo" de júbilo y cáido reencuentro, los problemas se hicieron presentes. Una muchacha llegó corriendo a toda velocidad hasta su capitana para informar casi sin voz lo ocurrido en la expedición que habían realizado. Con paso tranquilo Cabrera se acercó a Kath y con un tono de voz que demostraba lo poco que le importaba el hecho de que un par de personas estaban en peligro le preguntó -¿Qué hacemos nosotros?-


_________________


♥ Hikami-Kun ♥







~Believe in MAGIC~
Ver perfil de usuario
ACTUALIZACION


A pesar de que la luna estaba en su apogeo y el amanecer no parecía cercano, la isla comenzaba a removerse, despertando lentamente incomoda, sintiendo la agitación en su espesura. En la costa los piratas se aprontaban para la batalla, inquietos por la advertencia de la joven Lou; en la jungla las aves abandonaban sus refugios, las copas de los arboles se mecían lentamente, encubriendo inquietantes susurros, un fétido aroma se ocultaba en el viento y avanzaba hacia la costa desde el interior de la húmeda selva...algo se acercaba.
A medida que el tiempo pasaba la tensión incrementaba, los sonidos parecieron abrirse paso en la oscuridad, y con un gutural gemido la luz de la luna dejo ver a los primeros muertos vivos que abandonaron la protección de los arboles para avanzar hacia los marineros en la costa, eran demasiados.
Ensimismados en la inminente batalla muy pocos notaron las 4 oscuras figuras que se acercaban bordeando la costa como gigantes monstruos marinos, dos provenientes del norte y dos del sur, los destructores barcos de la marina inglesa habían usado la isla como camuflaje para acercarse a los piratas sin ser detectados, ahora, a sus espaldas, se encontraban a distancia de tiro, con suficientes cañones para hundir ambos barcos en dos descargas.
La horda se encontraba solo a unos metros, los cañones retumbaron al unisono en el horizonte, la pesada metralla atravezo el aire con un silbido...pero evitando al pequeño grupo reunido en la costa impacto contra el ejercito de muertos diezmando sus tropas con una simple descarga. Ante la mirada incrédula de los sobrevivientes una segunda descarga termino con dejar solo un resago de la amenazante horda, sin dañar siquiera a los barcos anclados en la costa.
Un esquife partió de cada barco, dirigiéndose a la costa, y aunque los 4 ondeaban la bandera blanca que representaba la tregua, los cañones de los navíos a sus espaldas no abandonaron su amenazante posición.
Los 4 pequeños botes alcanzaron la costa, en cada uno de ellos habia 3 hombres, era evidente que se trataba de los capitanes y dos oficiales de cada barco. Los 4 capitanes avanzaron hacia el grupo de piratas sin cautela ni provocación alguna, como se tratara de una tropa aliada.

CAPITANES



William Hawk:

Bradley Hawk:

Mark Stone:

Balthazar Rannek:


_________________
Yer jalan atthirari anni


Ver perfil de usuario

FICHA SCHEHEREZADE:

-Nombre: Scheherezade, “The Crimson Cobra” (Schehr para los amigos xD)

-Edad: 27


-Nacionalidad: De ascendencia persa, Scheherezade no posee nacionalidad en sí, ya que su familia migraba constantemente de una zona a otra.


-Imagen: De complexión curvilínea, vientre plano  y estatura promedio, muestra su atlético cuerpo, especialmente orgullosa de sus piernas, largas y tonificadas. Su cabello es de color castaño, levemente ondulado y aclarado por el salitre del ambiente marino; raramente se lo recoge, ya que le agrada más llevarlo suelto. Las facciones de su rostro delatan su procedencia genética; ojos grandes y almendrados, mirada intensa y de un verde que evoca al océano mismo. Cejas angulares, pómulos ligeramente prominentes, labios carnosos y piel trigueña. 
Vestimenta: Camisa blanca de lino con mangas amplias, que ajustan en las muñecas, y cuello holgado; el escote se cierne gracias a una cinta roja cruzada en el pecho. Corsé underburst fabricado en satén negro y adornado con brocados de oro, ceñido a la cintura. Raído y deshilachado fajín de tela rústica, anudado a la cadera por un lado, cruzado por dos cinturones de cuero ancho, cerrados por hebillas de plata vieja y desgastada con tallado de ornamentas florales. Bandolera marrón de cuero labrado con motivos de flor de lis, adornado con hebilla de serpiente entrelazada en un marco de plata, tahalí y cartuchera en mismo material. Calzón de montar de algodón negro, abotonado en los laterales de las perneras, y botas altas de cuero negro y gastado. Casaca larga de terciopelo adamascado carmesí  con divisa negra en solapa, vuelta y collarín, con alamares negros y botones de latón dorado, amplias bocamangas negras con galón dorado.

-Capitana: Dulce


-Antigua Profesión: Administradora de un prostíbulo.


-Historia: Scheherezade nació en el seno de una indigente comunidad romaní, exiliada de sus tierras por la corona inglesa. El único recuerdo que posee de su infancia es la constante migración de una zona a otra, el hambre y la pobreza, hasta haber cumplido su noveno año, cuando fue finalmente vendida a un burdel español. Allí fue blanco de malos tratos y abusos por parte de su dueño y las mismas prostitutas, quienes la utilizaban de esclava en la limpieza y mantenimiento del sucio establecimiento, escondido en las afueras de la ciudad y frecuentado asiduamente por marineros de toda clase y nacionalidad. Pronto comprendió que la única chance en sus manos para poder sobrevivir en ese ambiente era carisma que le proveyera de la simpatía por parte de la clientela. Montó un espectáculo, consiguiendo la aceptación de su repulsivo público, ganándose cierto afecto, y se prometió a sí misma que jamás sería tocada por las grasientas manos de ninguno de aquellos cerdos lascivos. 
Transcurrieron 5 años, su cuerpo había cambiado, su rostro reflejaba la dureza de la experiencia, aquella inocencia infantil se había esfumado en el aire fétido del burdel, y era la noche en que dejaría de ser una simple empleada para saldar su deuda, como una prostituta más. Su exótica belleza había atraído un sinnúmero de cortejadores, dispuestos a pagar por su virginidad, y así fue como el dueño del prostíbulo la vendió al mejor postor: un holandés, contramaestre de una embarcación que había arribado a puerto español días antes. Pero, algo, igual de extraordinario que nefasto, ocurrió aquella noche. Antes de que su adquiridor pudiese siquiera tocar a la temblorosa niña, empezó a gritar y maldecir, sacudiéndose una carga imaginaria sobre su espalda, luego su cara se tornó de rojo carmesí a azul purpúreo, para caer desplomado a sus pies después de unos segundos. Ella cayó de rodillas frente al cuerpo inerte de aquel holandés, para ver atónita, como una pequeña serpiente se escabullía a través del cuello de la sucia camisa del marinero, y se posaba apaciblemente sobre su regazo.  Supo enseguida que aquello había sido un regalo de los dioses y sólo lo aceptó, agradecida.
Su arma secreta la ayudó a vengarse de aquel hombre que la había vendido, se hizo de la fortuna de los amantes que la cortejaban así como del mismo burdel y lo convirtió en un prostíbulo de renombre al cual asistía sólo la élite de la clase española. Pero su riqueza se vio destruida por la llegada de las tropas inglesas, quienes descubrieron el sinnúmero de asesinatos que había cometido, y debió huir con lo poco que pudo acarrear.

-Personalidad: Ambiciosa y avara, no haría nada que no le proveyera alguna ganancia o riqueza. Es calculadora, maliciosa y cruel. Se esconde tras una fachada complaciente por conveniencia y es sumamente selectiva a la hora de escoger a las personas que la rodean. Deja sus sentimientos en segundo plano ante la búsqueda de bienes materiales, puede ser muy despiadada, pero no le gusta ensuciarse las manos ya que siempre encuentra a alguien que lo haga por ella. Nunca ha recibido muestras de afecto, debido a esto no sabe reaccionar más que con palabras y acciones hirientes a las personas que intentan acercársele, sin tener remordimiento alguno hacia ellos. Tramposa en las apuestas y poseedora de un agudo sentido del entorno, siempre logra sacar provecho de las situaciones en las que se ve envuelta. Sabe que su punto débil es su falta de fuerza física, pero es consciente de que no es una persona común y corriente gracias a ciertos sucesos inexplicables ocurridos en el pasado.

-Gustos: 
Los objetos brillantes, el oro y las joyas, el mar y los misterios que lo rodean. Apuestas y juegos de azar. Lugares excéntricos y exóticos. Es una mujer de excesos, todo lo prefiere a lo grande y pagado por otro.
-Disgustos: 
Ser despreciada. Vestimenta y comida barata. Personas que hablen demasiado. Tiene especial asco a las ratas y alimañas que rondan los barcos.

-Otros: La serpiente de su historia resultó ser una cobra que se esconde entre sus ropas. De allí surge su apodo, ya que mataba a sus clientes con el veneno del animal, el cual parece entender a su dueña y obedecerla como una mascota. La sangre que lleva en las venas proviene de generaciones antiguas de hechiceros y brujos, gracias a esto y sin darse cuenta, desgracias caen sobre las personas que se ganan su odio.

-Características (25 puntos a distribuir):
Vigor = 8
Destreza = 8 +3 = 11
Constitución = 8 +1 = 9
Inteligencia = 8 +7 = 15
Sabiduría = 8 +7 = 15
Carisma = 8 +7 = 15



-Habilidades Básicas: 
-ESCUCHAR
-DOMINIO ARMAS BLANCAS
-DOMINIO ARMAS FUEGO
-LEER Y ESCRIBIR

-Habilidades Especiales: 

-Equipo: Estoque robado a una de sus víctimas, cuchillo de mano escondido en el fajín, balas.

- Color de roleo: c73030

*¿Qué es ese olor? Es repugnante…* Hacía mucho ya de la última vez que había dormido en los depósitos por escapar de mis quehaceres, aunque el suelo era más áspero y mohoso de lo que recordaba. No sabía cuánto había durado aquella siesta pero, con un poco de suerte, tendría unos minutos más antes de que el contramaestre me hallase y obligase a volver a cubierta... Un momento, ¿cubierta? No tenía recuerdos de haber regresado al Gaudium, lo que era peor, siquiera de haber pisado la playa….
Las imágenes de lo acontecido, estrellándose unas con otras, hicieron que mi cabeza se sintiese apuñalada por cientos de agujas, diminutas e invisibles. Ahora lo recordaba, lo recordaba todo. Abrí los ojos, espantada, sólo para hallar a mí alrededor lo que superó, y por mucho, a los sucesos nefastos que me atormentaban.
La angustia recorría mi cuerpo a su aire, agarrotando mis músculos y machacando mi consciencia como un narcótico ineficaz que ha perdido sus dotes curativas, dedicándose a atacar órganos inocentes. Una bocanada de aire fétido hizo que mis pulmones se estrecharan, impidiéndome respirar con normalidad y causándome una pequeña punzada en el pecho; y empeoraba a medida que avanzaba la situación.
Había sido capturada por aquellas criaturas repulsivas, cadáveres vivientes de ojos vacíos que creí recluidos sólo a historias inverosímiles contadas por borrachos o lunáticos, pero allí estaban, frente a mí, tan reales como la luz de las velas alumbrando tenebrosamente el lugar y la sucia piedra que yacía bajo mis pies. Me encontraba en algún tipo de celda. Ya no tenía mis armas, también me habían quitado gran parte de las ropas que llevaba, la bota que había sobrevivido al fango, cinturones, abrigo y demás pertenencias me habían sido robadas… No quise imaginar lo sucedido durante mi periodo de inconsciencia, y decidí limitarme a observar a mí alrededor.
Las paredes estaban cubiertas en su totalidad por una espesa capa de putrefacción, incluso los barrotes, oxidados y estropeados por el paso del tiempo. En una de las esquinas, cerca de la puerta de la celda, descansaba un cuenco con agua. Todo parecía ennegrecido, sumido en un aura de sombría malignidad, revolviendo mis temores más profundos. Los guardias circundaban las celdas contiguas, arrastrando sus pies, si es que los tenían intactos; con extremidades seccionadas y mandíbulas oscilantes, solo unidas a sus cuerpos por hilos de carne grisácea y descompuesta. *Muertos en vida…* No quería creerlo…
De repente, el sonido metálico me sustrajo de mis pensamientos, y allí fue cuando lo vi. Con ambos brazos extendidos y encadenados a la pared posterior, engullido por las sombras, se erguía la figura de un hombre. Su cabeza se suspendía frente a su inmenso cuerpo, con el sucio y enmarañado cabello cubriéndole el rostro. No podía verle bien, por eso me acerqué con cautela. Para mi sorpresa, aún respiraba.
Entre sus labios se escurría un hilo de sangre brillante, perdiéndose en su poblada barba, y su piel tostada estaba repleta de cicatrices y heridas abiertas que resplandecían al alcanzarlas la tenue luz de las velas. No parecía estar consciente, pero sin lugar a dudas seguía vivo y era lo que importaba. Rasgué las mangas de mi camisa e hice un torniquete con una de ellas a la herida de su hombro para detener el intenso sangrado. Esperaba que ello le ayudase, aunque sea un poco. No pude evitar pensar que aquella también sería mi suerte si no hallaba alguna carta a mi favor… Dividí la otra manga en dos partes y las sumergí en el cuenco. Escurrí el agua en las heridas de su pecho, tratando de limpiarlas y dejando al descubierto una gran cicatriz. *Parece que te has topado con las garras de una bestia bastante peligrosa, ¿verdad?* Levanté su mentón y empapé sus labios con la tela mojada, él ladeó la cabeza, alejándose de mis manos.
No, debes beber, sólo un poco… – dije acercándome de nuevo, lo suficiente para oírlo susurrar.
Ka… Katherine… Katherine… -repetía, una y otra vez, pero su voz se apagaba lentamente.
Resiste. – le dije, aunque estaba segura de que hacía falta mucho más para acabar con alguien como él. Su fuerza debía ser cuatro, o quizás cinco veces la de las personas que conocía, podía decirlo por su musculatura.
Dejé el cuenco a un costado y me dirigí a la puerta de la celda. El candado era demasiado sólido como para forzarlo y, aunque lo lograra, luego habría una horda de esqueletos esperando ansiosos por desgarrar mi carne. No tenía cómo defenderme, así que era una estupidez pensar en ello, por lo menos en las condiciones en las que me encontraba. No importaba de la manera que lo viese, indudablemente necesitaría de la fortaleza de aquel extraño… Oí su respiración entrecortada a mis espaldas, no imaginaba las atrocidades que debía haber sufrido, no era que me interesase en realidad, sólo me preocupaba el hecho de padecer su mismo destino.
Me dispuse a estudiar el panorama con más detenimiento. Si bien la demacración física del lugar era indiscutible, estaba también desprovisto de la más mínima elegancia arquitectónica imaginable, sumada al sonido que producía el oleaje al chocar contra los muros de piedra, deduje que estaba en algún tipo de fuerte costero. Mi vista se topó con una abertura en la pared, al otro lado de la verja que me privaba de mi libertad, lo suficientemente grande como para divisar la línea azulada e inquieta del mar en la distancia. Sentí el tacto húmedo y frío de los barrotes al pegar mi rostro a ellos, en un intento de ver más allá, y creí estar alucinando al descubrir una flota de inmensos barcos anclados en los muelles de lo que parecía ser un puerto pesquero. Llegué a contar veintisiete navíos, entre galeones y fragatas, y seguramente habría más fuera de mi alcance visual.Un escalofrío recorrió mi espalda, erizándome la piel. ¿Dónde demonios estaba?



Última edición por Leidana el Mar Abr 05, 2016 8:36 am, editado 1 vez

Ver perfil de usuario

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 2 de 11.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, ... 9, 10, 11  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.