La Mazmorra Gris
Actualmente el foro se encuentra en etapa de creación.
Es por eso que muchas cosas pueden no estar terminadas.
La fecha de inicio del rol aun no esta fijada pero puedes conectarte y husmear por el foro todo lo que gustes...
La Mazmorra Gris

Rol, Aventuras, Magia, Batallas, Romance, Fantasía, Rol


No estás conectado. Conéctate o registrate

La Mazmorra Gris » La bahía de los muertos » Londres, Inglaterra, 1606 D.C.

Londres, Inglaterra, 1606 D.C.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

1 Londres, Inglaterra, 1606 D.C. el Miér Ago 12, 2015 12:37 pm

La noche se cernia fria y oscura sobre el corazon del imperio britanico, la luna ocultaba su rostro tras las grises nubes que opacaban el firmanmento, sumiendo a las elegantes pero descoloridas viviendas inglesas en la penumbra. Esporadicamente a lo largo de las calles de adoquin, el leve resplandor de los faroles se esorzaba por abrirse paso a travez de la niebla, sirviendo de guia para las tropas de la Real Armada Inglesa, que patrullaban la ciudad precedidas por el sordo sonido se sus botas contra el suelo humedo.
El lejano tintineo de unas cadenas interrumpio la monotonia de la noche, los guardias apostados en el despacho del Comandante Edward Hawk examinan con curiosidad la espesa niebla que se alza entre ellos y aquel creciente murmullo.
No era extraño que se capturaran piratas a estas horas de la noche, pero generalmente los oficiales se encargaban de encerrarlos o simplemente ejecutarlos, nunca habian presenciado la escolta de un prisionero hasta el Comandante en persona.
Lentamente la caracteristica figura del sombrero de un oficial ingles se dibuja sobre el velo grisaceo, seguido de cerca por una decena de uniformados y un prisionero encadenado de pies y manos con un saco negro en la cabeza
-¡Soldado! Comuniquele al comandante que este hombre posee informacion acerca del paradero de Bodvar y su flota-
Los custodios se miran confusos y finalmente uno de ellos se dirige al oficial
-Oficial Parker, no creo que al Comandante le interese...-
-Deje que yo me encargue de lidiar con el Comandante, soldado-
Interrumpio el oficial, haciendo enfasis en el cargo inferior de su interlocutor, quien se dispuso a abrir la puerta bajando la mirada.
La pulcra oficina de Edward Hawk era un reflejo de su personalidad estructurada y estricta, los soldados sentaron al prisionero en una silla y esperaron pacientemente a que el Comandante se acomodara detras de su escritorio. Finalmente Edward dirigio una mirada hacia el oficial dispuesto a demandar una explicacion ante tan inusual situacion, pero este sin poder contenerse comenzo a hablar exaltado
-Me disculpo profundamente por el horario y la naturaleza de nuestra visita señor, pero estoy seguro de que usted hubiese deseado ser informado inmediatamente del asunto-
Hizo una pausa con una sonrisa de emocion en sus labios
-Este hombre se presento ante nosotros arrastrando el cuerpo sin vida de Gabriel Tosh, el "Leon Negro", autoproclamado Rey de los piratas-
El Comandante examino con incredulidad al oficial, Tosh habia sido una sombra durante toda su campaña, un fantasma que habia logrado burlar todas sus estrategias y solo se dejaba ver cuando deseaba ser visto, a tal punto que el mas prestigioso cazador de piratas habia renunciado a intentar su captura
-Y eso no es todo señor, espere a reconocer la identidad de nuestro invitado-
Cuando el saco que cubria el rostro del prisionero fue removido, su unico ojo de un color verde intenso se encontraba clavado en la mirada del Comandante
-El ex-oficial Balthazar Rannek, conocido como "Blackboot" entre sus nuevos camaradas-
Hawk se puso de pie devolviendo una severa mirada a su antiguo compañero de armas
-Dejenos-
Ordeno sin dejar de examinar al pirata, que pese a sus duras facciones parecia sonreirle. Los soldados se apresuraron a abandonar el despacho, cuando la puerta se cerro el prisionero inicio la conversacion.
-No he tenido oportunidad de felicitarlo por el ascenso Comandante-
Saludo Blackboot inclinando su cabeza en una leve reverencia. Aunque el tono grave de su voz seguia siendo el mismo, entre sus palabras parecia deslizarse una oscura sombra que le causaba un escalofrio, definitivamente ya no era el hombre que habia conocido.
-Sucia rata traidora-
Fueron las unicas palabras que pudo articular el indignado comandante ante su antiguo compañero
-Esperaba que el cadaver del hombre mas buscado de los 7 mares sanara algunas heridas del pasado-
Continuo hablando tranquilamente en pirata
-Quizas logres que considere no lanzar tus restos a los perros, miserable-
Blackboot suspiro con aire desinteresado
-Señor, usted y yo somos caballeros, nos podemos dar el lujo de evitarnos las amenazas y las explicaciones para pasar a los asuntos que nos apremian, me temo que el tiempo es tirano-
Aunque el Comandante decidio esuchar su propuesta, por respeto a un antiguo colega, su expresion hacia el no vario en lo mas minimo.
-Estoy seguro de que su flota ya ha enfrentado al Capitan Bodvar...y de que usted esta al tanto de los rumores que que rodean al terrible pirata del norte-
El Comandante le dedico una aspera sonrisa
-Si su estrategia para escapar de la horca consiste en un puñado de cuentos de sirenas, le aconsejo que reconsidere su situacion, por desgracia para usted sr "Blackboot", nos encontramos en el mundo real-
El pirata asintio pensativo, pero luego de unos segundos continuo hablando con una simulada expresion de duda en su rostro
-Dejeme preguntarle algo Comandante, ¿que sucede cuando, en este "mundo real" del que habla, sus soldados muertos se levantan y se vuelven contra usted en pleno abordaje?-
Una mezcla de horror e ira se dibujo en la mirada del comandante, ¿como era posible que supiera eso?
-Estoy seguro de que olvido registrar ese detalle en el ultimo reporte de su enfrentamiento contra el capitan Bodvar ¿no?-
Luego de unos segundos la sonrisa del pirata desaparecio, y sus facciones se tornaron tan serias como Edward las recordaba
-Las reliquias existen, Comandante, Bodvar posee una de ellas, pero yo puedo guiarlo hacia la segunda, "los puños de Eris"...digamos que con su poder seria capaz de inclinar la balanza a su favor-
El comandante se adelanto hasta enfrentar cara a cara al pirata
-¿Que ganarias tu con eso? ¿y como se que puedo confiar en ti? ya traicionaste a la armada una vez, ¿recuerdas?-
-Solo quiero recuperar mi vida comandante, cuando usted encuentre la reliquia me gustaria recuperar mi puesto en la armada...en cuanto a si confiar o no en mi, no tendra que preocuparse-
El pirata sacudio un par de veces sus cadenas demostrando su inmovilidad
-¿Que tan peligroso puedo ser?-
Edward examino pensativo a su antiguo amigo por unos segundos
-Preparen mi barco, partiremos enseguida-
Ordeno finalmente y desaparecio por la puerta principal. El pirata lo siguio con la mirada con una sonrisa, mientras acariciaba con sus dedos el medallon que colgaba de su cuello.

Ver perfil de usuario

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.