La Mazmorra Gris
Actualmente el foro se encuentra en etapa de creación.
Es por eso que muchas cosas pueden no estar terminadas.
La fecha de inicio del rol aun no esta fijada pero puedes conectarte y husmear por el foro todo lo que gustes...
La Mazmorra Gris

Rol, Aventuras, Magia, Batallas, Romance, Fantasía, Rol


No estás conectado. Conéctate o registrate

La Mazmorra Gris » Roles » • LA REUNIÓN DE LAS ROSAS • [ROL]

• LA REUNIÓN DE LAS ROSAS • [ROL]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4

Ir abajo  Mensaje [Página 4 de 4.]

1 • LA REUNIÓN DE LAS ROSAS • [ROL] el Dom Abr 22, 2018 9:40 am

Recuerdo del primer mensaje :



Historia:

Dorian Dumont, mejor conocido como “Le Conde”, es el único heredero de Black Diamond Corp., una empresa petrolífera multimillonaria, dueña de múltiples plataformas en cada rincón del planeta. No hay información disponible acerca de él, y lo poco que se sabe son sólo rumores incomprobables. La única noticia que se tiene de éste misterioso personaje cada año es la fiesta que realiza en su mansión. 
Los invitados han sido mantenidos en secreto con la misma discreción que su anfitrión, al igual que el motivo de cada reunión. Nadie parece demasiado preocupado en descubrir los secretos que encierran los negocios de “Le Conde”, pues ha destruido a cada individuo que se ha interpuesto entre él y sus intereses. 


• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


Apenas unos kilómetros de distancia separan a las receptoras de una misteriosa cadena de e-mails que se ha dispersado por internet.
Su contenido puede no resultar extraño, pues sólo se trata de una oferta para unas pequeñas vacaciones en un pueblo casi desconocido. ¿El atractivo principal? L’Fontaine de La Vertu. Una fuente que promete cumplir cualquier deseo que le sea pedido, si se desea desde lo más profundo del corazón. Un vídeo con testimonios verídicos de personas a quienes le han sido concedidas sus peticiones acompaña la publicidad del viaje.
Los tickets son sumamente baratos, al igual que la estadía. Y la promesa de devolver el total del dinero abonado en caso de disconformidad con cualquiera de las condiciones del viaje lo hace aún más tentador. Sólo un click y una llamada telefónica bastarán para hacer la reserva. Lo que ninguna de ellas sospecha es que aquel e-mail no ha llegado al azar. Todas son vulnerables. Todas son un objetivo.


Casi al mismo tiempo, una inesperada carta ha llegado a los escogidos de ese año. El sello de cera rojiza que la cierra ostenta el grabado de una rosa en el auge de su florecimiento… La distintiva marca no da lugar a confusiones: aquella invitación no debe ser rechazada. 
Recibirla es un honor y un privilegio. Una oportunidad única que pocos han tenido. La secreta tradición se ha mantenido generación tras generación, y si aprecian todo lo que conocen y poseen, asistirán con suma discreción a “La Reunión de Las Rosas”. 
Lo que ellos ignoran es que el nombre de “Le Conde” ha sido recientemente vinculado a una cadena de misteriosos e impactantes secuestros que se repiten cada año desde hace casi una década y están a punto de hallar la respuesta. Pero puede que sea mejor seguir el juego, pues quien está detrás de esas desapariciones se encuentra muy cerca de ellos, y hará todo lo que esté a su alcance para que no se sepa la verdad.




• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


Cupos Femeninos aka "Team A" (3/4)
♤ Amy ♤
♡ Amelia ♡
☆ Angelica ☆
♧  Susan  ♧

Cupos Masculinos (1/4)
◇ Christopher ◇
○ Dimitri ○
¤  Sorin  ¤
--------------



• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


• Personajes •




DORIAN DUMONT:

Nombre: Dorian Dummont aka “Le Conde”
Edad: 35 años
Dorian Dummont  es un hombre de 1,86 m de altura que no aparenta más de 30 años. Empresario multimillonario, único heredero de la empresa de su familia. Su historia es un misterio aún para sus allegados más cercanos. Tez ligeramente bronceada, musculatura definida, hombros anchos y andar elegante. Su aura emana seguridad y despreocupación. Siempre viste trajes hechos a medida y zapatos de cuero. Obseso del control y el orden, no hay detalle que escape a su afilada observación. Ojos color hazel claro, distantes y fríos. Jamás recibe un “no” como respuesta.
Color de roleo: b5a058
Pictures








MILO PEIROT:

Nombre: Milo Peirot
Edad: 24 años.
Milo es un joven de 24 años y 1,79 m de altura. Contextura delgada y atlética. Semblante inexpresivo, cabello negro azabache. Rara vez se le oye articular palabra. Fue abandonado junto a su hermana cuando tenía 9 años y ella 5, y acogido por Dorian Dummont. Su lealtad a él es absoluta.  Viste siempre de negro, traje y zapatos. Sus ojos son de una extraña tonalidad caoba que los hace parecer rojizos a la luz intensa. Le gusta leer. Tiene una gata negra, llamada Isabella. Cumplirá y hará cumplir cualquier orden que le sea impartida, sea cual fuere.
Color de roleo: b1808f



Pictures











CECILLE PEIROT:

Nombre: Cecille Peirot
Edad: 20 años.
Cecille es una joven de 20 años, de figura esbelta y delgada. Sus movimientos son siempre gatunos y sensuales. Es una mujer venenosa y malévola. Consigue lo que quiere utilizando la seducción y su cuerpo como armas principales. Fue abandonada junto a su hermano cuando tenía 5 años y él  9, y acogida por Dorian Dummont. Su lealtad a él es absoluta. Utiliza vestidos provocativos al cuerpo, maquillaje fuerte y tacones. Sus ojos son grises y su cabello largo casi hasta la cintura. Adora el lujo y la exclusividad.
Color de roleo: A080b1


Pictures










• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


• COMIENZO •


TEAM "A"

El atardecer rojizo tiñe los tejados del pintoresco Vernier. Es un pueblo pequeño, de no más de 1500 habitantes, rural y ubicado a casi 200 km de Gordiens, departamento de Vaucluse. Sus callejuelas de pedregón antiguo y grisáceo han sido transitadas día tras día por viajeros de toda edad y procedencia. “L’Font de La Vertu” es el atractivo principal, visitada constantemente por turistas que buscan esperanzados la oportunidad de ver cumplidos sus deseos a través de sus aguas. Es una formación de piedra natural que emerge a mitad de la plaza principal de Vernier. La falla geográfica no parece tener explicación científica, con lo cual se le atribuyeron condiciones mágicas que no hicieron más que acrecentar su popularidad. Aparte de la fuente, hay un parque de diversiones con múltiples juegos y una feria artesanal que abre cada noche a partir de las 19:00 hs para entretenimiento de los visitantes.

Ubicado a escasas cuadras de la plaza principal y la feria, el Hotel “Les Marroniers” pareciera ser el alojamiento predilecto de los turistas. Cuenta con 19 habitaciones, económicas o clásicas, de unos 11m². Sus instalaciones disponen de TV de pantalla plana, nevera, baño privado con ducha o bañera, conexión inalámbrica a internet, cafetera, tostadora y hervidor de agua. Algunas incluyen sala de estar. Las fotos de aquel mail publicitario le han hecho bastante justicia al lugar, aunque en persona quizás se nota más deteriorado, producto de la antigüedad del edificio. Éste está íntegramente decorado de manera rústica, sin lujos ni excedentes. Al llegar, los ocupantes deben registrarse en la recepción con su identificación – original y fotocopia, menores de edad con autorización firmada por sus padres o tutores – y cupón de descuento impreso, luego son dirigidos a sus correspondientes reservas.



Otras locaciones


Cafetería “Pont d’Avignon”

El lugar para la gente inquieta por desayunos clásicos, hechos como en casa, jugos y tizanas naturales, café y café helado, comidas ligeras pero con aires de mundo y, lo que le da un pico de personalidad: una mini sala de cine. Brinda excelentes opciones a precios accesibles y hay películas toda la semana en distintos horarios, tanto nacionales como extranjeras. 



Tienda de recuerdos “Le Cube”

El lema en la cartelera reza “Tenemos lo que necesitas”, y es cierto. Casi 50m² de góndolas repletas de todo lo que puedas imaginar aguardan a quien esté buscando tanto objetos de diseño como utensilios corrientes. Sus paredes están repletas de cuadros, relojes, colgantes y demás elementos de decoración. Quizás no sea de lo más barato de la zona, pero lo que hallarás será único, exclusivo y original.




Tienda de libros “Pendulum”


En “Pendulum” usted encontrará un amplio y diverso catálogo de libros. Novelas, cuentos, poesía, profesionales, infantiles y juveniles, historia, economía, jardinería y mucho más. El lugar fue montado sobre la fachada de un antiguo teatro y ofrece una amplia y silenciosa sala de estar con taburetes y propuestas de cafetería tradicionales. En una esquina hay un piano y los jueves por la tarde suelen tocar música clásica.


¿Dónde empezar?

Pueden ir donde les plazca. Tienen tres lugares para elegir. Vernier es un pueblo pequeño donde todos se conocen entre sí y saben reconocer a los extranjeros. Hagan lo que quieran y traten de no poner en riesgo su vida.


TEAM "C" (CABALLEROS)

Tendrán que esperar un poco más. 

• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •



• USO DE COMODINES •


Como ya saben, pueden obtener “comodines” acumulables tanto on como off rol en actividades que propondré durante el transcurso de la trama. Los mismos podrán ser utilizados a lo largo de la historia tanto para desbloquear situaciones, como para obtener pistas o respuestas ante una problemática que se le presente a su personaje. Sin embargo, dicho recurso tiene funciones diversas y  limitaciones, las cuales serán explicadas a continuación.


• Pista Secreta: El jugador podrá hacer una pregunta al máster a través de un MP para recibir información confidencial que haya pasado desapercibida durante el juego o cualquier otro tipo de dato que crea necesario o de relevancia. Dicha información podrá ser usada por el jugador a su antojo, pudiendo revelarla, mantenerla en secreto o desecharla si se le da la gana.

 Gran Escape: El jugador podrá hacer uso de su carta para rehuir hábilmente una situación dificultosa o personaje peligroso durante el juego. El uso del comodín NO ASEGURA QUE EL PERSONAJE SALGA ILESO DEL EVENTO QUE DESEA EVITAR. Éste comodín puede ser anulado si otro jugador utiliza el mismo recurso para dejarlo sin efecto. Ej: Amy queda atrapada en una habitación con Christopher. Amy utiliza su comodín para escapar, pero luego Christopher utiliza el suyo para impedirlo. El comodín de Christopher ha anulado el comodín de Amy.

• Carta De Triunfo: El jugador podrá utilizar éste recurso para aumentar en un 50% las probabilidades de éxito de un plan meditado previamente. Podrán ser modificadas las condiciones del entorno y/o respuesta de los personajes PROPIOS DEL ROL, queda exento y terminantemente prohibido tratar de utilizar este recurso sobre el personaje de otro jugador a menos que se tenga consentimiento expreso del mismo.

• Ayudante Misterioso: El jugador tendrá posibilidad de hacer aparecer en escena a un personaje extra que le será de ayuda durante el evento que esté teniendo lugar al momento de usar el comodín.  Dicho personaje estará íntegramente a cargo del jugador y sus acciones y habilidades serán reguladas por el máster. En caso de que el jugador lo prefiera, el diseño y habilidades del personaje extra quedarán a cargo del máster. Dicho ayudante desaparecerá una vez cumplido su cometido en la historia o si el máster lo estima necesario.

• Póker de Ases: Cuando dos o más jugadores utilizan sus comodines para un mismo fin, las chances de obtener buen resultado a sus planes se multiplicarán en un 100%. Dicho efecto aplicará únicamente a los jugadores que hayan utilizado este recurso y se manifestará de la forma que elijan siempre y cuando no quiebre el curso de la historia. Deberán comunicar al máster la resolución que deseen para ser aprobada.


• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • •


• INFORMACIÓN GENERAL •


1. TENER EN CUENTA QUE ESTE ES UN ROL DONDE LOS PERSONAJES SUFRIRÁN FÍSICA Y PSICOLÓGICAMENTE. Habrá partes que quizás no puedan ser jugadas dentro de este foro. La decisión de revelar contenido queda completamente bajo la responsabilidad del jugador. Sugiero discreción. Si alguien precisa más información, enviar MP. Sus inquietudes serán respondidas a la brevedad.

2. Cada jugador tiene TOTAL CONTROL sobre los datos de su personaje. Cada uno de ustedes tiene la libertad de decidir cuánta información desea ocultar a los demás. Enviarme un MP con los detalles que no se hayan colocado públicamente en la ficha.

3. Son libres de abandonar el rol si éste no cumple con sus expectativas. Enviar MP para acordar una resolución acorde a su personaje.




Bienvenidos a La Reunión  de Las Rosas.





Última edición por Leidana el Dom Jun 10, 2018 11:13 am, editado 5 veces


_________________


•  INSCRIPCIONES  •


•  ROL •

Ver perfil de usuario

76 Re: • LA REUNIÓN DE LAS ROSAS • [ROL] el Lun Jul 09, 2018 4:41 pm


Dimitri:


Nombre: Dimitri Kaminski

Edad: 24

Descripción física: 

Su cabello rubio natural se une perfectamente a los ojos azul intenso que le dan un aire sofisticado y elegante. A pesar de esto, suele llevar el cabello desordenado o atado de mala manera en una cola que en realidad no recoge tanto como debería. Su piel es bastante clara a causa de las pocas veces que sale directamente a la luz del sol. Tiene unos rasgos delicados pero sin llegar a ser femeninos, suele tener siempre una sonrisa en la boca, aunque sea por cortesía. 

Es de una estatura media baja, 1'76 metros, pero no se siente mal por ser el bajito de la familia, después de todo lo ha ayudado muchas veces a huir cuando nadie lo miraba. Suele vestirse de traje de tres partes, aunque más porque está acostumbrado que porque le guste.
dimitri <3:

Historia: Nació y vivió en las calles de una gran ciudad, malviviendo y comiendo de la basura hasta los 7 años, se encontró por casualidad una cartera tirada en el suelo. Aunque descubrió que esta estaba llena de dinero, su buen corazón le hizo ir a devolverla a la comisaría más cercana sin coger ni un solo billete. Todo esto había sido visto desde lejos por el propietario de la cartera que ya había descubierto su despiste y se giró para encontrar a aquel niño escuálido y sucio caminar en la dirección contraria. En un principio pensó en dejarle el dinero para que pudiera comer, y simplemente lo siguió un par de calles hasta encontrarse de frente con una comisaría, donde el niño la dejó sin siquiera pensárselo dos veces. Esto, no solo llegó al corazón de ese hombre, sino también de la persona que lo había estado acompañando todo ese rato. Él solo era un pequeño empresario, pero la persona a su lado era nada más y nada menos que el empresario más conocido de Rusia, que fomentaba aquellos trabajos artesanales, entre ellos la lutería, la joyería y la alfarería, siempre de la mayor calidad existente en el mundo.

Desde ese mismo día Dimitri fue llevado a una gran mansión, donde fue adoptado por el señor Misha Kaminski. Allí conoció a sus nuevos hermanos mayores, siendo muy bien tratado por ambos. El cambio drástico le hizo difícil adaptarse con velocidad, pero poco a poco pudo acomodarse al ritmo de vida de los Kaminski. Al parecer la mujer de su padre había fallecido hacía ya varios años, así que la nueva familia la formaban, su padre, su hermano, su hermana y él. Dimitri nunca tuvo intención de heredar la empresa de su padre, así que se dedicó a mejorar su educación y sus habilidades, aprendiendo de ese modo a fabricar violines, a tocarlos junto con otros instrumentos, e incluso a hacer joyas y repostería. Lo único que no pudo aprender fue alfarería porque siempre le salían disparados trozos de barro e hizo a su hermana enfurecerse en una ocasión cuando por casualidad pasaba cerca en ese momento. Lo que él no sabía era que el buen corazón que había demostrado tener todos los días de su vida, yendo a barrios pobres para darles comida, dinero y tocarles un poco de música, le hizo ganarse el favor del pueblo. Mientras que su buena educación y memoria para reconocer personas le hizo ganarse a la clase alta. Todos creían que sería él, quién heredaría la empresa familiar, sin saber ninguno que en realidad tanto él como su hermano se habían negado a ello ya que ambos sabían que la hermana de ambos era la más cualificada para aquel puesto. 

Entre tantos rumores que rodeaban a la familia Kaminski sobre la tensión interior por el puesto de heredero de uno de sus hijos, llegó una carta. Sabía de quién era aquel inconfundible sello, y a pesar de las malas lenguas, creyó firmemente que solo se trataban de rumores sin consistencia al igual que los que había sobre sus hermanos y él. Por esto en poco tiempo hizo las maletas y se dirigió a Francia, era el momento de hacer un pequeño viaje y de paso ayudar a minimizar los chismes que no parecían hacer más que crecer a cada día que pasaban en la misma mansión todos juntos.

Gustos: 
+Instrumentos (Fabricarlos y tocarlos)
+Los niños
+No sentir hambre
+El olor del pan recién hecho
+Los animales

Disgustos: 
-Sentir que no puede hacer nada para ayudar a alguien
-Ver llorar a alguien
-Sentir hambre
-Los rumores sin fundamento
-Escuchar un instrumento desafinado

Miedos: 
-Que sus tan queridos hermanos lo desprecien
-No ser capaz de devolver toda la bondad que la familia Kaminski le entregó
-Las montañas rusas
-Que un pez gigante se lo coma

Observaciones/Extras: 
-Tiene algunas cicatrices por su cuerpo de cuando estaba malviviendo en las calles y otros vagabundos lo golpeaban para quitarle la comida que había obtenido, y de algunos perros que lo mordieron creyendo que era un cuerpo muerto.

-A pesar de todo, nadie lo ha visto nunca llorar. Más bien, incluso si es insultado suele mantener una sonrisa en su boca. Aunque en ocasiones eso los hacía callar al sentirlo terrorífico, no siendo esa la intención de Dimitri.

-Aprendió muchos idiomas, debido a que siempre quiso viajar y vivir fuera de Rusia.

-Tiene algo extraño con los pájaros, parecen siempre seguirle.

Color de roleo: ff6f00


Aunque escuché la puerta sonar no me giré a ver quién era, supuse que sería alguien para decirme que la fiesta comenzaría en breve. Sin embargo fue Cecilia, la chica que elegí basado en sus gustos y en que ya la conocía a diferencia de las otras -Nunca importunas si eres la invitada- respondí con una sonrisa levantándome de la silla y limpiando con un trapo de seda la joya recién creada. Asentí a sus palabras -Solo necesito unos minutos- le aclaré observando su modelito rosa, el contraste con su cabello oscuro era digno de ver.

El siguiente comentario me hizo negar con la cabeza -Lo importante es que a ti te guste- admití antes de sonreírle cálidamente -Después de todo uno es más feliz si lleva lo que le gusta- tras decir eso me volví a la mesa a por algunas de las joyas que acababa de crear y me acerqué a Ceci -He de admitir que pensé que elegirías tonos morados, pero el rosa también te sienta bien- había empezado con el colgante morado, pero tuve suerte de que me diera tiempo de hacer el rosa y el verde también. Me puse en su espalda para ponerle con suavidad el colgante, volviendo a mirarla de frente una vez colocado -Un regalo de agradecimiento por acompañarme en esta velada- le comenté tomándola de la mano y dejando en su dedo un anillo a juego -Qué bien que me fijé en tus manos cuando nos conocimos- añadí. Siempre me fijaba en las manos de las damas debido a que los pendientes, las pulseras y los colgantes no tenían una medida, pero los anillos sí. Tras colocárselo le di los pendientes y la pulsera -Temía que hubieras traído joyería, no me habría atrevido a darte este regalo- admití, mis joyas eran bastante famosas en Rusia, pero dudaba que fuera del país alguien conociera ni siquiera mi nombre sino era por el apellido familiar.

Las kunzitas sin tallar me habían costado unos dos millones de rublos a causa de su pureza, lo que venía siendo si recordaba bien, unos treinta mil euros en Francia por cada una de las piedras preciosas. La miré a los ojos una vez estuvo con toda la pedrería -¿Te gustan?- le pregunté sin miedo a que lo negara -Si prefieres otras puedes coger las que quieras- Quería que disfrutara de la noche a pesar de no conocernos demasiado, por lo que un buen comienzo era lo mejor que podía intentar conseguir. Le pedí un minuto para lavarme las manos cambiarme la cinta del pelo de morado a morado con degradado a rosa en el final, mi camisa era morada por lo que la forma de combinar con su vestido era con la cinta del pelo... suerte que Nina me trajo más de las que solía usar. Una vez cambié la cinta y recogí mejor mi desordenado pelo extendí mi brazo para dejar que aquella joven dama me acompañara hasta la fiesta.


Como no me salió lo de el subrayado lo dejo en un spoiler:


Colgante:






Anillo:



Pendientes:

Similares a estos pero con oro en vez de oro rosa

Pulsera:
 
No tenía ninguna que me gustara, pero sería muy discreta, una cadena de oro con pequeñas lágrimas de kunzitas colgando


_________________
Ver perfil de usuario

77 Re: • LA REUNIÓN DE LAS ROSAS • [ROL] el Lun Jul 09, 2018 6:01 pm


Amelia Rouge Laurent:

Nombre:Amelia Rouge Laurent

Edad: 17

Personalidad: Su cara siempre suele reflejar una sonrisa, es una persona bastante tranquila y reflexiva, eso no quiere decir que no tengas sus arranques de rabia, es una buena estratega en sus juegos de airsoft.

Descripción física:

Amelia es una muchacha con una estatura dentro de la media de 1’62, con una complexión delgada pero atlética ,aunque sus ropas habituales puede dar pie el error de que aparezca una niña frágil.
Su piel tiene un tono blanquecino que solo se ve estropeado por dos lunares colocados estratégicamente en su hombro derecho y por una pequeña cicatriz ( 8cm) que recorre su muslo izquierdo por la parte lateral a causa de un alambre colocado en un mal sitio en una partida haciendo que tuvieran que ponerles unos pequeño puntos, pero esta no es muy pronunciada.
Haciendo contraste a su piel Lleva orgullosa una media melena de color negro azabache  la cual cuida como un tesoro, su rostro delicado se ve completado por unos grandes ojos de color azul intenso adornados por unas largas pestañas.
Tiene una pequeña nariz y unos labios finos.
Su indumentaria habitual suele constar habitualmente de unos zapatos altos, bien sean cuñas,taco chino o wedge, una falda de pliegues o de plato(?) y una camisa . Aquello suele ir acompañado de medias de todo tipo, tirantes… aunque rara vez usa pulseras, anillos, pendientes o collares.
Tampoco le importa usar jeans y sudaderas pero no suele hacerlo.
Sin embargo tiene toda una indumentaria aparte para el campo de batallas y los entrenamientos que consta de deportivas y botas militares, pantalones, chaquetas, camisetas y todos los complementos imaginables de aspecto militar, incluyendo gafas, cascos y chalecos “antibalas”.
A pesar de ir vestida de forma femenina es una negada para el maquillaje, no le gusta y no va mas haya de utilizar de vez en cuando alguna crema hidratante o algún exfoliante.




Spoiler:
Historia:
La pequeña Amelia fue adoptada cuando todavía era un bebé, su núcleo familiar consistía en dos mujeres , Marta y Susan, que tras mucho pelear contra el mundo consiguieron adoptar a una pequeña niña que las derritío con su mirada curiosa.
Su infancia fue feliz y llena de alegrías, sus madres era todo lo que podía pedir , justas y rectas cuando tenían que serlo y agradables y cariñosas el resto del tiempo.
Siempre la animaron mucho a seguir sus propósitos y no tardaron en darse cuenta en que la niña adoraba leer así que su hogar se llenó de libros e historias. Cuando la pequeña Amelia ya tuvo 5 años comenzaron a acudir a un campo de airsoft, allí Marta con sus amigos y equipo ganaban competiciones amistosas contra gente que iba y venía, la pequeña niña era la delicia de todos mientras correteaba por el campo de descanso mientras Susy hacia la barbacoa para después del combate. Allí fue donde encontró su afición por la fotografía pues por mucho que insistiera sus madres no la dejarían participar en el juego hasta que no cumpliera al menos 14 o 15 años.
Cuando cumplio aquella edad le falto tiempo para arrastrarlas a comprar su equipamiento y sus armas, y después de la primera partida quedó tan enamorada de aquel juego como de sus libros.
Poco a poco se fue haciendo mayor e ingresó en la universidad, justo en la que ella quería aunque no tenía la mejor nota de todas había conseguido plaza y había podido irse con su amiga de siempre. Sintió mucho el tener que mudarse lejos de sus madres pues la universidad estaba en el centro y ellas vivían en un pequeño pueblo, pero aquello sería toda una aventura.
Con su amiga de siempre buscaron un piso y se instalaron con una tercera chica, aquella muchacha resultó encajar perfectamente con ellas y se hicieron rápidamente amigas, ahora ella trabaja a tiempo parcial en un Mcdonalds para pagarse la carrera y en parte sus caprichos.
Un buen dia le llega un e-mail extraño, lo revisa por si fuera algún trabajo de la universidad pero al ver que solo era publicidad estuvo a punto de borrarlo pero una imagen tremendamente bonita llamó su atención.
La chica decidió leer aquel mensaje al completo y aunque no se fiaba después de hacer alguna que otra investigación con lo poco que encontró en internet decidió que no podia ser un timo, y que aprovechando que no tenia examenes… ademas se parecía tanto al libro que estaba leyendo… no pudo evitarlo y al final de la noche hizo su reserva.

Gustos:

  • Los libros
  • La reposteria
  • Los gatos
  • La hipica
  • El senderismo
  • La fotografia
  • Las armas y el airsoft

Disgustos:

  • La gente demasiado ruidosa
  • Tener que alzar al voz para que la escuchen
  • El desorden y el caos
  • Las ardillas
  • El alcohol
  • Los borrachos
  • Los gansos (cree que son malos)

Miedos:

  • Que  hagan daño o algún mal a su familia y amigas.
  • A morir
  • A los fantasmas  
  • Le aterroriza viajar en barco


Observaciones/Extras: Le encanta leer, sobretodo fantasía, no es de extrañar que tenga un amor platónico con alguno de los personajes de sus libros, una vez termina un libro tiene que esperar unos días antes de empezar con otro, es como un ritual suyo de “luto” . También le encanta la fotografía para plasmar esos sitios encantados que suele visitar con sus compañeras de piso.
Estudia historia del arte

Color de roleo: #c3d69b
Fecha cumpleaños: 17 de mayo



Cuadno termine de decir la frase cerre la boca dandome cuenta de la estupidez que acababa de dejar caer y parecia que no era la unica que se había dado cuenta ya que las dos compañeras que sufrian mi mismo destino me dirijieron una mirada, la nancy no dijo palabra pero se podia ver en sus ojos que hasta ella se había dado cuenta de lo tonto de aquella pregunta, sin embargo Amy aun con fuego en los ojos hizo una imitacion burlesca de una situacion poco probable. SUspire cabizbaja y apoye mi codo en el brazo del sofa mirando a nuestra anfitriona Sucubo mientras su discurso comenzaba de nuevo después de nuestra interrupcon.
Aquella conversación era cómo un baile bien planificado en el que ella marcaba el paso, debia de haber hecho esto por lo menos otras 50 veces o quizás mas , intente recordar algun noticiario o periodico similar al nuestro pero no me gustaba leer algo tan.. Real…
Cuando comenzo a decir lo de acatar ordenes frunci ligeramente el ceño, a mi me gustaba darlas, no tanto recibirlas por algo decidia tantas cosas en el escuadron… pero me mordi la lengua de nuevo.
Nos dio nuestras proximas indicaciones y sin decir palabra las segui, ahor amismo no valia nada resistirse , no en ese lugar… quizás luego… cuando nos vendieran cual esclava seria más propicio. Tendria que haber un transporte a algun sitio, y quizás la persona en concreto no fuera muy cuidadosa…
Ingrese en la sala la primera y me quede mirando el lugar , si mi vida ya estaba acabada pues disfrutaria de las vistas. Los vestidos que había allí estaban perfectamente confeccionados me percate que tenian nuestros nombres grabados .
Amarillo, aquel debia ser mi color asigando en aquella mansion, amarillo cómo las rosas de la habitacion.
Una segunda cosa llamo mi atencion, una mesa llena de comida y refrescos mi estamoga se quejo por todo lo alto y resignada me acerque a ella.
-¿y ahora que?¿se os ocurre algo? - pregunte a mis compañeras sin mirarlas- Porque si me dan un pistola de verdad quizás podría hacer algo contra uno de los dos de fuera… pero dudo que la consigamos… y que eso llevara a alguna parte.- Cogi algo de la mesa y lo mire fijamente y después me lo comi.La resginacion era lo que nos quedaba de momentno.
-Lo unico que se me ocurre para que pierdan interes es que nos desvirgaramos entre nosotras - hice una pequeña pausa, ya no hablaba con ellas solo pensaba en alto.- Claro que entonces no les interesariamos y nos matarian - Di otro bocado.- Conclusion hay que torearlos …para encontrar la ocasion perfecta o convertirnos en sucubo cómo la vibora de fuera… seguro que ella paso por algo parecido pero es la mejor manipuladora del mundo.- ahora parecia que tenía más hambre así que ya callada me dedique a comer tranquilamente. Cuando ya hube saciado mi apetito en parte vi que había para darse un baño, y ya que iba que tener que camelarme a un muchimillonario pervertido quizás mejor oler bien.
Deje que el agua me envolviera y calmara mi razon intetaba mantenerme serena mi instinto queria romper cosas y salir corriendo, pero era mejor dejar ganar a la razon. Había leido suficientes historia cómo para saber que a no ser que seas de un mundo magico aqui seguir tus intintos sale mal.
Cuando termine la ducha me sente en aquel sofa mirando el reloj y los espejos, no tarde en decidir vestirme. Los tacones eran ligeramente más altos de los que yo solia usar y en dos horas iba a desear tirarselos a la cabeza a alguien.
Fantasee unos minutos delante del espejo y después de maquillarme de manera natural espere nuestro momento.
“Quizás pueda convencer al milloneti con que le seria más util cómo guardia de seguridad… solo tengo que demostrar que el suyo es un patan” pensé de nuevo fantaseando.
Aquel castillo parecia ser todo del mismo estilo, lujoso y sobrecargado a alguien le sobraba el dinero y ya no sabi auqe hacer con el.
Lo spisos se sucedieron elntamente y en el numero 5 me sorprendi a mi misma retocandome el vestido, cuando las peurtas se abrieron una sala realemtne espectacular se dejo entrever, entre con paso decidido aunqeu en mi interior estaba de todo menos segura, me ffastidiaba aquella musica romantica d e fondo, ¿no querían un aqui te pillo aui te mato? ¿a que venia tanta… eso?
Entonces mi mirada deja de deambular de un examen de artes a otro y se posa en el unico ser vivo que ocupa la habitacion junto a mi, su simple mirada hace que mis piernas decidan no moverse, volvia a ser irremediablemente el ciervo asustado mirando fiajmente al cazador, o el conejo cegado cuando los faros de un coche lo deslumbran en la carretera.
Mi depredador observaba fijamente desde detras de aquel escritorio, debia calmarme ¿Ese seria mi comprador? “Al menos no es un viejales…” me console a misma, aquel hombre se levanto admirando lo hermosa que estaba , cuando pronuncio mi nombre un escalofrio bqajo por mi espalda, era peligroso, aun no sabi apor que pero me daba esa sensacion.
-Bella se presenta para el baile de Bestia- Hice una ligera inclinacion y me mordi la lengua cómo castigo, si era verdad que no pude evitar pensar en Bella desde que vi aquel vestido, pero quizás llamar a un leon que me estaba acechando bestia no era lo más adecuado. Pero .. tenía que entenderlo, secuestrado en un castillo estrambotico , vestida de amarillo y obligada a tener una…¿cita? Con el… Volvi a mirarlo a los ojos todo lo segura de mi misma que pude .

¿y ahora ...que?




Spoiler:
Mañana subire imagenes pero amelia esta maquillada , enjollada y peinada a lo mas estilo bella de disney


_________________
Ver perfil de usuario

78 Re: • LA REUNIÓN DE LAS ROSAS • [ROL] el Lun Jul 09, 2018 7:48 pm


Spoiler:
Nombre: Amy Hampton

Edad: 18 años

Personalidad:

Amy es una chica de carácter, no le gusta que la molesten y pisoteen. Suele responder de forma agresiva cuando se ve amenazada o ante algún posible peligro, no es una damisela que deba ser rescatada, ella es su propio príncipe azul. Tampoco tiene cuidado con lo que dice, siempre con la verdad y acidez por delante (a menos que seas alguien muy querido por ella, entonces hace el esfuerzo de ser un poco más dulce). Pero ¡hey! que esta ruda actitud no te asuste, ella es muy amigable y de fácil conversación, es muy sobre protectora con la gente que le cae bien y nunca dudará en ayudar en algo cuando sea posible.

A veces puede llegar a ser muy relajada dejando algunas cosas para después. "Si lo puedes hacer mañana, entonces a dormir se ha dicho" frase célebre de ella. Ésto le ha traído algunos problemas en el instituto debido a la tardía entrega de trabajos, pero que esto no te confunda, ella es una chica muy capaz e inteligente, tiene gran inventiva y siempre su mente se encuentra volando creando historias imaginarias o en escenarios para dibujar.

Descripción física:

Es una chica que posee una estatura promedio de aproximadamente 1.60m y una figura delgada. Su piel es de un tono blanquecino y la única característica notoria de ésta es que en su brazo derecho posee un labrado y colorido tatuaje que cubre desde el hombro hasta la muñeca. Posee un lacia y corta cabellera tintada de un brillante azul que va muy a juego con su look de niña rebelde. Su rostro es ovalado y de rasgos bastante femeninos (más de lo que le gustaría).

Su mirada es atrapante y muy expresiva, sus iris son de una tonalidad muy especial, "Del tiempo", dependiendo de la época del año el color varia de un pálido verde hasta un celeste claro. Su nariz es fina y de puente recto, sus labios son ligeramente carnosos y poseen una sana tonalidad rosada.

Su forma de vestir es muy sencilla, sus prendas favoritas son camisetas sin mangas con algún estampado de alguna de sus bandas favoritas, jeans con algún aplique de cadena y botas cortas tipo texanas (o zapatillas en su defecto si hace calor). Como toque final casi siempre utiliza un gorro de lanilla negro para complementar su look.

I'm soo blue:





Historia:

Desde el momento en que respiró y abrió sus ojos por primera vez el mundo supo que ella iba a ser la oveja negra de aquella familia sumamente religiosa compuesta por una perfecta y orgullosa hermana mayor, su estricto padre y su sumisa madre. Desde que tuvo memoria vivió bajo la sombra de Christine (la hermana mayor), alta, delgada, con un rostro angelical y un perfecto y lacio cabello castaño. Sus padres siempre la comparaban con ella y eso le enervaba hasta la médula por lo que desde joven comenzó a adoptar una actitud hostil y rebelde; y el hecho de que sus progenitores intentaran corregirla a través de la religión y con métodos arcaicos de tortura bíblica, eso hacía que su enojo fuera en aumento. Para aliviar sus emociones comenzó a volcarlas en el arte descubriendo así que era bastante buena sobre todo para el dibujo.

Se podría decir que niñez y adolescencia han sido bastante desastrosas. Malas juntas, comenzar a fumar a escondidas, vandalismo y hasta una detención breve en una comisaría. Sus padres creían con fervor que iba a cambiar pero la gota que colmó el vaso fue cuando descubrieron que a la dulce edad de 16 años Amy se había hecho un enorme tatuaje con calaveras en el brazo. Su padre estalló en furia y a pesar de que no la echaron de casa si le cortaron todos los suministros económicos por lo que Amy ahora tenía que pagar para poder vivir bajo ese techo. Al principio tuvo problemas para equilibrar la situación, cuando logró conseguir un trabajo de medio tiempo como camarera en un fast food, tuvo una recaída en notas en el instituto por lo que lastimosamente repitió un año.

La situación era insoportable, necesitaba desesperadamente conseguir suficiente dinero para rehacer su vida lejos de todos ellos ya que se le había muy doloroso tener que convivir bajo el mismo techo con tres personas que ahora no la consideraban parte de la familia. Sobre todo tener que ver que su hermana mayor era exitosa en todo, en su carrera universitaria, en su fabuloso empleo de medio tiempo como recepcionista de consultorio médico, en su belleza, en sus habilidad para tocar el piano, en todo. Pero aún así lo soportaba ¿Por qué? Porque era mejor vivir bajo un techo con gente que era peor que un grano en el culo a que vivir en la calle bajo un puente.

Pero parecía que su vida iba a tener un cambio justo cuando a su email llegó un curioso correo. Se trataba de una vacaciones baratas (realmente baratas) en un pueblito lejano que poseía una misteriosa fuente mágica que concedía deseos a la gente, incluso tenía videos acompañados de testigos de la situación. Ella no creía mucho en esas cosas... pero el precio era llamativo y realmente necesitaba al menos unas cortas vacaciones para desintoxicarse de tanta familia de porquería. Así que sin dudarlo compró los boletos de ida y a pesar de que les avisó a sus padres, estos poco y nada le prestaron atención.

Gustos:
- Su música favorita es el rock y metal. Pero en sí no le molesta escuchar casi ningún género.
- Ama la cerveza negra, si es artesanal mucho mejor.
- Los colores oscuros y de tonalidades azuladas.
- El helado a montones.
- Conocer gente nueva con sus mismos gustos.
- Dibujar y escribir historias.

Disgustos:
- El fanatismo religioso
- Su hermana mayor, le tiene mucho rencor.
- Chicas populares (usualmente son demasiado creídas y eso le cae muy mal)
- Que la obliguen a hacer cosas que no quiere.
- Las cosas demasiado femeninas, no se siente cómoda con tanto accesorio innecesario y cortas faldas.
- Clases de historia.

Miedos:
- Caer en las drogas. Es muy cuidadosa con ese tema, si le cuesta dejar un simple cigarro, imaginen que pasaría si probara algo peor.
- Contagiarse de alguna enfermedad grave e infecciosa.
- Las serpientes. Nunca ha visto una en persona pero sabe que muchas son venenosas por lo que no le agradaría nada encontrarse con una.

Observaciones/Extras:
- Bisexual b*tch
- El color real de su cabello es un aburrido castaño chocolate.
- Se hizo el tatuaje cuando apenas tenía 16 años en una tatuadora clandestina. Por suerte no se contagió de ningún bicho.
- En el instituto tiene notas sobresalientes en arte. Uno de sus sueños sería llegar a ser una buena artista y trabajar en una reconocida tatuadora.
- Kat Von D es su ídolo.
- Yes, virgen. Aunque no lo parezca. Lo único que rescató de la religión es esperar hasta el día de su boda.
- Fuma eventualmente. Trata de dejarlo pero el vicio siempre es más fuerte.
- No cree en Dios tal como lo presenta la biblia cristiana. Tiene su propia visión del más allá y ser todo poderoso.

Color de roleo: # 254d73

/Salón/ - /Habitación de Belleza/ - /Habitación de su "Salvador"/
~Angelica, Amelia, Guardaespaldas y Cecille / Christopher~

Cuide sus palabras, Señorita Hampton, ya no se encuentra en los suburbios de su pequeña y vulgar ciudad— le respondió tajante Cecille haciendo que la peliazul pusiera sus ojos en blanco. *Oh si, claro. Seguro que tu vienes de la realeza* pensó sarcástica conteniendo su salvaje lengua para no decirlo en voz alta. -Una vez que seáis vendidas, ya no estarán en manos del Monsieur Dumont. Con lo cual sólo ustedes tienen el poder de cambiar el destino que les depara. Si quieren que las dejen ir, consigan su libertad por sí mismas. Como consejo, les aseguro que las amenazas y la violencia no son los métodos que deben utilizar.- dijo ignorando olímpicamente la pregunta que le había hecho Amy momentos atrás, sobre cuantas chicas habían logrado conseguir su libertad una vez capturadas.

Le sostuvo sin miedo alguno durante unos instantes la mirada a Cecille, ¿Se pensaba que ella podía intimidarla?, la respuesta era no, esa mujer no le movía un pelo. —Estarán a salvo siempre y cuando aprendan a acatar órdenes.— un pequeño JÁ burlesco escapó por entre los labios de Amy. Obedecer, todo se resumía a eso, lo que esa mujer le estaba respondiendo no era nada del otro mundo.... pero bueno... parecía que no quedaba de otra en ese lugar, allí eran la ley y las muchachas las presas. Finalmente terminó con un par de instrucciones sobre alistarse y estar listas a las 9pm, horario en que iban a pasar a recogerlas. A partir de ese momento... iban a tener que convertirse en las mejores actrices que el mundo jamás hubiese visto, ¿Todo para qué? Para que el desvirgue no fuera de lo más traumático... y como había dicho Cecille... tal vez y solo tal vez... conseguir "libertad".

Una vez que la mujer de oscuro cabello abandonó la habitación los guarda espaldas sobrantes tomaron a cada una de las muchachas y las condujeron a una nueva habitación. Allí dentro se podía ver a primera vista 4 elegantes mesas con espejos repletos de maquillaje y por allí cerca 3 maniquies con nombre que poseían unos vestidos que debían ser sumamente costosos. Amy escudriñó con cautela el entorno para luego tantear algunos objetos descubriendo así con sorpresa que los adornos eran de plástico. Dicho y hecho, Cecille había cumplido su promesa al ver el trozo de porcelana que había roto Amelia momentos atrás.

-¿y ahora que?¿se os ocurre algo?- preguntó Amelia al mismo tiempo que se acercaba a una mesa repleta de comida y zumos de fruta. -Porque si me dan un pistola de verdad quizás podría hacer algo contra uno de los dos de fuera… pero dudo que la consigamos… y que eso llevara a alguna parte.-, -Si que sueñas en alto- le respondió un tanto sarcástica la peliazul acercándose a la misma mesa para luego servirse un vaso de sumo de fresas. Dios... nunca había sentido tanto hambre en su vida, estaba tan famélica que ni lo dudo un instante antes de beber el contenido y soltar un suspiro de puro placer. Intentó correr un pequeño sillón un poco más cerca de la mesa y para su sorpresa no pudo moverlo ni un centímetro... el maldito estaba atornillado al suelo -Esto si que no me lo creo- musitó sorprendida -Adornos de plástico... muebles atornillados en el lugar... ¡JÁ!- si que se habían tomado todas las precauciones.

-Lo unico que se me ocurre para que pierdan interes es que nos desvirgaramos entre nosotras- escuchó de pronto haciendo que se atragantara ligeramente -¿Qué?- le preguntó incrédula -Claro que entonces no les interesariamos y nos matarian- terminó por meditar dándole otro bocado a la comida -Ay.. dios santo...- terminó por decir Hampton dándose un "face-palm" mental. Tras eso, comió en silencio junto a sus compañeras para luego comenzar con la tortuosa tarea de arreglarse como toda una dama.

Primero se dio un caliente baño utilizando unos productos para el cabello y cuerpo sumamente perfumados dejándole un aroma casi natural a lavanda, luego de eso secó rápidamente sus cortas hebras y decidió plancharlas dándole un look sumamente lacio y sedoso. Luego de eso llegó el momento más difícil de todos... decorar su rostro. Una vez que se sentó en aquella mesa que tenía uno de esos espejos que parecían de camerino de famosas se quedó un tanto atolondrada al observar la enorme cantidad de brochas y frascos con distintos tipos de maquillaje. *¿Por qué una persona iba a necesitar tantas cosas* pensó confundida tomando algo que parecía ser una tijera sin filo (rizador de pestañas). Ella no era una muchacha que se arreglara demasiado y si lo hacía, sus conocimientos no iban más allá de del delineador negro y máscara para pestañas. Resignada no le quedó de otra que pedir auxilio -Emmm... ¿Chicas? ¿Alguna puede darme instrucciones?- preguntó al aire esperando que alguna de las dos se apiadara de su falta de feminidad.

Una vez finalizado se colocó aquel vestido de vibrante azul que le quedó como un guante. Ella no era poseedora de grandes y seductoras curvas pero el corte en el pecho, aquel coqueto tajo en la pierna y el modo en que la tela envolvía su cintura... mon dieu... si que parecía supermodelo a pesar de que el tatuaje que tenía en el brazo estaba al aire libre y no combinaba del todo bien con la elegancia del momento. *Qué asco*. Durante un instante observó a sus compañeras, estaban tan arregladas que casi no las reconocía pero sí que estaban hermosas. -Estamos tan bellas que me hace dar nauseas- comentó para luego colocarse los zapatos que le habían asignado. Los mismos eran plateados y de un peligroso tacón alto. Jamás había usado ese tipo de zapatos por lo que apenas dio un paso sus tobillos cedieron haciendo que se tambaleara, aunque por suerte no cayó al suelo. Si que iba a ser una noche difícil... y eso que no llevaba ni cinco minutos con esas torturas que ya le estaban haciendo doler los pies.

Siendo las nueve y cuando justo estaban pasándolas a buscar, Amy estaba terminando de colocarse unos delicados aretes y collar. -Suerte chicas...- fue lo último que le dijo a las jóvenes antes de partir hacia quién sabe dónde. Se sentía incómoda y con el rostro pesado de tanto maquillaje y hasta en un momento sin querer se rascó los ojos corriendo un poco la "obra de arte", pero no se dejó vencer por aquello y continuó siendo guiada por el guardaespaldas a través de una extensa galería con ventanales al exterior, allí pudo observar como decenas de autos carísimos se encontraban estacionados fuera... si que iba a ser una fiesta gigantesca. Le costó un poco seguirle el paso al mastodonte ya que tenía que pisar con mucho cuidado para no caer de bruces al suelo pero aquello le dio tiempo de poder observar algo interesante. Un poco más adelante pudo distinguir la figura de Cecille, quién usaba un precioso vestido rosa, entrar con suma calma en una de las habitaciones, casi parecía que aquello lo había hecho cientos de veces debido a la expresión impasible que portaba en su maquillado rostro. Para su mala suertee poco pudo seguir husmeando ya que su propio guardia casi de un empujón la hizo entrar por la puerta más cercana -¡Hey!- se quejó en vano la peliazul ya que en un segundo el guardia había cerrado la puerta.

Sus ojos obviaron toda decoración de la habitación ya que se posaron sobre el hombre que tenía en frente, casi como una fiera que está esperando el momento oportuno para atacar y despedazar el débil cuello de su presa. Prestó mucha atención a los movimientos de aquel señor quién se dedicó a escanearla de pies a cabeza como si se tratara de un trozo barato de carne.... aunque realmente no parecía tan interesado porque pronto dirigió sus ojos a su reflejo en el espejo para arreglarse el cuello de la camisa -Tendrá que servir- comentó haciendo que Amy arqueara una de sus cejas ¿A qué se refería con eso?... tan solo esperaba que no se tratara de ella. Amy no era ninguna muñequita de porcelana que sirviera de adorno. -Al menos combina con mi corbata- dijo haciendo que la muchacha prestara atención al atuendo del hombre... si, su corbata era de tonalidad azulada como el vestido que portaba. -Me alegro que le guste- comentó con descaro y claro sarcasmo desviando la mirada hacia otro lado para luego morder su labio inferior ligeramente... ella y su lengua que no podía tenerla quieta. -¿Nos vamos? Estoy seguro de que ambos queremos terminar con ésto lo más pronto posible- y allí iba de nuevo... decir eso hizo que ella colocara brevemente los ojos en blanco ante su estupidez. *Concéntrate Amy, no quieres que te maten ahora... cuídate un poco más* trató de mentalizarse y dándose un poco de esperanzas. -Disculpe... no estoy acostumbrada a... éste tipo de cosas- intentó enmendar todo lo anterior al mismo tiempo que daba un paso hacia adelante para acercarse a él pero nuevamente su tobillo le pasó una mala jugada haciendo que se tambaleara torpemente. Mejor quedarse quieta en el lugar.
Cabello:
Vestido:
Tacones:
Joyas:

Makeup:

Puse solo ojos porque no lleva labial. El tono de sus mejillas es de un rosa muy sutil.


_________________


♥ Hikami-Kun ♥







~Believe in MAGIC~


~ I'm strong, I'm brave, I'M A LION ~
Ver perfil de usuario

79 Re: • LA REUNIÓN DE LAS ROSAS • [ROL] el Mar Jul 10, 2018 6:29 am

Christopher D. Greyluck:
Nombre: Christopher Donovan Greyluck
Edad: 35 años
Descripción física: Christopher es un hombre alto, de 1.89 de estatura, espalda ancha y brazos fuertes. No tiene una piel muy bronceada dado que la mayoría del tiempo lo pasa en su despacho o preparando reuniones, pero se pasa por el gimnasio siempre que puede para mantenerse en forma. Siempre afeitado y peinado, vestido con traje o ropa formal y zapatos negros impolutos. Sus ojos grises se muestran distantes y frios excepto cuando necesita de la calidez de estos para conseguir lo que quiere.

Historia: Nacido en la familia de un gran empresario, es el hijo mayor de dos hermanos. Desde pequeño siempre ha querido ser como su padre, se esforzó mucho en sus estudios para lograr sacar las mejores notas y tener el poder objetivo. Pese a haber pasado su infancia entre psicólogos, hasta los 16 años no fue diagnosticado de psicopatía, dato que quedó en sereto para toda persona ajena a su pequeña familia. Elena, su madre, jamás lo trató diferente a la pequeña Jean, con 10 años en ese momento, por lo que para ella ambos son iguales. Su padre, Edison,  al contrario que ella se volvió más estricto con la niña, demostrandole que el llorar era algo totalmente innecesario. Ocho años después, cuando Jean cumplió la mayoría de edad, se mudó a otra ciudad, de donde volvió seis años más tarde con un bebé recién nacido y su marido, Adam. Para entonces, Christopher ya estaba comenzando a escalar puestos en la empresa de su padre, donde había comenzado en el puesto al que pudo acceder, independizado en un piso bastante grande en la planta media de un rascacielos del centro de la ciudad, donde cada vez que tenía tiempo aparecía con una chica diferente.
Una tarde, volviendo del trabajo, encontró entre su correo una carta que nada pintaba allí. Al encontrarla lo primero que pensó era que se trataba de una estúpida broma que ninguna gracia tenía, pero al comprobar el diseño más detenidamente reconoció con suma facilidad la procedencia de la misma. Sin duda, él era uno de los mejores ¿cómo no iban a contar con su presencia? Sonrió con calma y entró a servirse un vaso de whisky. No había duda alguna de que iría, quería conocer al resto de personas que el anfitrión de la misma consideraba que se encontraban en su misma posición y, si había suerte, lograr algún buen negocio.
Gustos:
1. Las mujeres solteras
2. Personas centradas o con las que se pueda hablar de casi todo.
3. Tabaco y whisky, sobre todo para las negociaciones.
4. Música clásica para relajarse.
5. La soledad pero siempre con el móvil disponible.
Disgustos: 
1. Las comidas familiares con el marido y los hijos de su hermana.
2.
La religión (en general) y por ende todo aquello relacionado con estas, como bautizos, bodas, comuniones, misas...
3. Que le digan que no a algo que realmente quiere.
4. Las mascotas que sueltan pelo (realmente, encontrarse pelos en el traje).
5. Las pérdidas de dinero por parte de la empresa en cosas inútiles.
Miedos: Que su empresa caiga en bancarrota, tener un accidente, perderlo todo y más aun teniendo que vivir en casa de su hermana o volver con sus padres.
Observaciones/Extras:
Diagnosticado con psicopatía, evita en todo momento que la gente de su entorno conozca este detalle, así como los temas semejantes.
Tiene una secretaria poco atractiva y con la que no interacciona más de lo necesario para evitar que su interés por las mujeres tiré abajo las agendas del día o incluso su empresa, en la cual, las mujeres que trabajan son en puestos que a él le importan poco.
Tiene carnet de moto, pero no le gusta la sensación de montar en una, por lo que no lo usa casi nunca.
Color de roleo: #6347ff
No esperaba que aquella chica me contestase puesto que ni estaba hablando con ella. La miré en el reflejo, parecía no poder mantenerse callada, ponía los ojos en blanco y se movía de forma extraña. ¿Que le pasaba? Tal vez alguna parte del vestido estaba molestandola, era lo más lógico ya que entre su forma de caminar y el rimel movido, estaba seguro de que no era muy habitual en ella el arreglarse. Enseguida intentó meterme prisa para salir, asegurando que ambos queríamos acabar lo antes posible con aquello. Hizo un gesto extraño con los ojos que no llegué a ver bien. Un segundo después, se disculpó, asegurando no estar acostumbrada a ese tipo de cosas.
-Eso es obvio -Le dije, preguntandome qué clase de empresa contrata chicas incapaces de maquillarse o andar sobre tacones para acompañar a sus clientes -Pero ya es tarde para cambiarte -Me alejé del espejo hasta la mesilla donde había dejado los cigarrillos y cogí uno, guardando el paquete en mi bolsillo. Comprobé la hora para ver si tenía tiempo para fumármelo, podría haberlo hecho pero decidí esperar un poco, mejor dejarlo para las negociaciaciones. Cerré el mechero y guardé el cigarro yendo directo a la puerta. Abrí y dejé que pasase ella delante, por caballerosidad y educación, viendo que tenía problemas para caminar. Parecía un ciervo recién nacido. Suspiré, impaciente.
-¿No puedes moverte de forma más elegante? -Le pregunté, exasperado por la mala preparación con la que contaban esas chicas. Estaba bastante decepcionado con como pintaban las cosas por el momento, tan solo una buena negociación iba a poder arreglar el día.


_________________

Ver perfil de usuario

80 Re: • LA REUNIÓN DE LAS ROSAS • [ROL] el Mar Jul 10, 2018 7:26 am

Spoiler:

Nombre: Angelica Baklava
Edad: 17
Personalidad: Su personalidad podría definirse como una Queen. Cree ser la mas en todo, la preferida, la más bonita, que en el fondo solo ocultan sus propios complejos. Aparenta estar por encima de todo, aunque se esté ahogando en un charco de agua. Debido a que viene de un pueblo pequeño donde es la más popular, erronéamente traslada eso al resto del mundo, creyendo que es superior a los demás. Un diva de granja. No es mala persona en el fondo pero el egoísmo gana la mayoría de las veces. En el fondo envidia a aquellos que son auténticos y no fingen para gustar a todo el mundo.
Descripción física:
Spoiler:

Historia: Nació en Atenas, pero nunca llegó a vivir allí, ya que al poco de nacer toda su familia se mudó por motivos laborales a Francia. Terminaron lejos de su tierra natal, en un pueblo portuario de unos mil habitantes, donde al poco tiempo ya se les conocía como "los  griegos". Vivían una vida normal y modesta en el pueblecito, donde nunca pasaba nada interesante.
Con el paso de los años, Angelica se convirtió sin duda en la diva del instituto. Siempre rodeada de amigos, invitada a todas las fiestas e incluso consiguió modelar para la tienda de ropa del paseo marítimo del pueblo, disparando su fama local.
Angelica, como cualquier chica de 17 años con aires de grandeza, soñaba con ir a la capital, donde con su talento y su belleza triunfaria como actriz, o como modelo...o como ella eligiera. Mandaba fotos y audiciones a escondidas de sus padres a todas las empresas de modelos y actores del país, con la esperanza de que la "descubrieran." 
Un día, navegando por internet, le llegó un email bastante tentador. Era su oportunidad de conocer un poco el mundo, aunque fuera dentro del país. Después de consultarlo con sus padres y que estos investigaran todo lo profundo que podías sobre ese lugar y decidir que, al igual que aqui nunca pasaba nada, era poco probable que en ese otro pueblo desconocido pasara algo, le dieron permiso para ir. Con la promesa de llamar cada día y no salir del recinto de la estancia con desconocidos.
 

Gustos: 
-La musica pop
-El chocolate blanco
-Patinar 
-Los animales peludos y pequeños
-Los utensilios de papelería (papel de carta con diseños, sobres bonitos, boligráfos originales...)
-Desayunar gofres los domingos

Disgustos: 
-La Bullabesa (sopa francesa de pescado)
-El olor de las sardinas
-Las matemáticas
-Las piscinas públicas
-Los programas de preguntas
-Los murciélagos
 

Miedos:
-
Miedo leve a las alturas. Aunque puede estar en alto, lo pasa un poco mal y prefiere estar en zonas bajas. A la hora de viajar en avión, se sentara siempre en un asiento sin ventanilla.
-Nictofobia: Nunca puede estar a oscuras. Tiene pavor a la oscuridad. A la hora de dormir lo hace con la ventana abierta y una luz en la habitación. Siempre lleva consigo una linterna de dínamo.
 

Observaciones/Extras:
-Su familia se compone de 5 miembros; Su madre (Tannia) , su padre (Demetrius) , su hermano mayor (Colin), su hermano pequeño (Eryx) y ella.
-Es alérgica a los frutos secos, especialmente a las avellanas.
-A pesar de ser griega, no ha estado alli desde que era un bebé.
-Sabe hablar griego y francés.
-Siempre lleva una linterna de dinamo encima.
-Puede llegar a hacerse 50 selfies al dia.
 

Color de roleo: 09777d 
 
Cecille perdía la paciencia con Amy. Se podía notar la frialdad al hablar, aunque más que hablar amenazaba.-Una vez que seáis vendidas, ya no estarán en manos del Monsieur Dumont. Con lo cual sólo ustedes tienen el poder de cambiar el destino que les depara. Si quieren que las dejen ir, consigan su libertad por sí mismas. Como consejo, les aseguro que las amenazas y la violencia no son los métodos que deben utilizar.-. Ibamos a ser vendidas, como si fueramos jarrones o flores. *Rosas* pensé mirándome el tatuaje del brazo. Nos “advirtió” de nuevo sobre que acataramos las normas, recordándonos que para el resto del mundo solo erámos unas necrológicas en un periódico. Nos habían robado la existencia para satisfacer a millonarios locos. Hoy en dia, ni siquiera era sorprendente que pudiera pasar.-Ahora las acompañarán a sus habitaciones. Enlístense como es debido, y si necesitan ayuda sólo pídanla. Pasarán por ustedes a las 9 pm. Si son lo suficientemente inteligentes entenderán la importancia de su actuación esta noche.-.Nos comentó Cecille, antes de irse.  Si esta noche era tan importante, debía ser el dia de la subasta. Solo esperaba que no nos hicieran desfilar alegremente delante de un montón de depravados sin alma. Uno de los guardias agarró mi brazo, guiándome a por el pasillo. No me resistí. Estaba claro que todo esto estaba más que planificado y no parecía que fuera la primera vez que se hacía. El guardia nos guió por unos pasillos hasta llegar a una habitación. El estilo de la decoración, exagerado y recargado, era exactamente igual que el resto de habitaciones que habíamos visto hasta ahora.  Al fondo, unos maniquíes con vestidos de gala decoraban la sala, por lo demás casi vacía. Solo unas mesas con espejos y unos sillones. Las mesas contenían maquillaje de todos los estilos, brochas, rizadores e incluso aparatos que no estaba muy segura para que servían.
Mi vista se clavó en el lateral, donde una mesa repleta de comida hacía rugir mi estómago. Oía a Amelia hablar sobre como presentar pelea mientras miraba la comida, pero no la escuchaba realmente. Cogí uno de los platos lleno de aperitivos y empecé a devorarlos sin pensar. Estaba hambrienta.-Ya ha quedado descartado que vayan a matarnos, al menos de momento-. Les dijé metiéndome el cuarto montadito de salmón en la boca.-Y si nos drogan, eso que me ahorro en sufrimiento-. Pensé totalmente rendida a la idea de poder escapar. Tenían más dinero, más poder y claramente, más inteligencia que tres adolescentes. No podía pensar en escapar cuando habíamos visto tan poco del panorama general. Bebí un poco de zumo de arándanos.
Amy y Amelia, al parecer, también habían perdido el fuego de batalla mostrado solo 20 minutos antes y habían comenzado con baños de aromas y a prepararse.  Me dirigí al jacuzzi, y elegí uno de los botes de aroma. Ironicamente, rosas. Me metí, cerrando los ojos y pensando si acabaríamos como Cecille, medio amargadas haciendo de mentoras a chicas secuestradas como nosotras, o quizá, como había dicho,  nos mandarían a un burdel barato después de usarnos como muñecas inflables.
Salí, colocándome un albornoz de algodón. En la sala, Amy y Amelia ya se estaban preparando, aunque Amy parecía tener problemas con los productos.-mmm... ¿Chicas? ¿Alguna puede darme instrucciones?-.Dijo con cara de haberse metido en clase de matemáticas avanzadas.-Trae, no vayamos a decepcionar a nuestros “salvadores”-. Le dije sarcásticamente, tomando uno de los rizadores de pestañar y ayudándole a usarlo. Le expliqué como apliclar parte de los cosméticos para conseguir un maquillaje no muy recargado pero que realzara sus ojos, mientras se lo aplicaba. No sabía si iba a necesitar maquillarse más adelante y algo me decía que era probable que no volviéramos a vernos.
Cuando terminé con ella, me dirigí a una de las mesas y comencé mi propio maquillaje. Hice uno sencillo, con los ojos de tonos dorados  que no recargasen demasiado. Me peiné, tratando de imitar uno de los tutoriales que había visto hacía un tiempo por YouTube, hasta que conseguí un resultado bastante aceptable para ser la primera vez.
Me acerqué a los vestidos, donde una etiqueta marcaba el de cada una. El maniquí de Amelia estaba vacío. El mio, un traje rojo de alta costura, con la forma idónea para mi cuerpo.-¿Cuánto tiempo llevan planeando esto para poder prepararnos semejantes vestidos?-. Pregunté sin esperar respuesta. Estos vestidos no era comprados en el último momento ni de una tienda cualquiera. Como hija de una costurera, podía distinguir la ropa hecha a mano, a medida, de la ropa fabricada al por mayor. Los zapatos, dorados, combinaban perfectamente con el vestido y las joyas dispuestas a su lado. Las joyas, unos pendientes y un brazalete más sencillos, de oro y seguramente diamantes, combinaban con un collar más detallado, con forma de serpiente, que rodeaba el cuello.
Me vestí, comprobando que efectivamente, ese vestido había sido hecho específicamente para mi. Amy nos miró a todas, comentando en voz alta.-Estamos tan bellas que me hadce dar nauseas-.Totalmente de acuerdo. Cuando terminaba de abrocharme los zapatos, el reloj marcó las nueve y como si estuvieran programados, los guardias que nos habían traído aquí entraron, para llevarnos a donde se les antojara esta vez. El mismo guardia de la otra vez, me agarró del brazo. Esta vez más suavemente, ya que debía asumir que no iba a tratar de escapar. No es como si pudiera correr mucho, con los tacones que llevaba. De fondo escuché una frase de animos, que no me dio tiempo a responder.
Vi como Amy y Amelia eran llevadas por otra dirección. Yo, por mi parte, fui guiada por una escalera a un piso superior. Después, por varios pasillos, imposible de recordar el camino por dónde habíamos venido. *¿Cuanto mide este lugar?* pensé viendo pasar cuadros que parecían observarme. Tras lo que pareció un laberinto, que hubiera deseado que hubiera durado mucho más, el guardía paró frente a una puerta de madera maciza, decorada con filamentos de oro en forma de rosas entrelazadas. La propia puerta era una obra de arte, pero no con el estilo de palacio francés que parecía carácterizar ese lugar.
El guardia llamó  a la puerta. Yo, cada vez más asustada, noté como mi corazón empezaba a latir fuertemente. Sin esperar respuesta, el guardía abrío la puerta y me empujó dentro, dejándome completamente a oscuras. O eso parecía. Una pequeña zona, en una esquina, permanecía levemente iluminada por la luna. Y allí había un hombre. Mi corazón latió mucho más fuerte, esta vez de miedo.  El hombre permanecía solo con una toalla, tranquilamente apoyado mirando la arboleda por la ventana. ¿Y la subasta?¿Iba a ser asi, sin más? Recordando, Cecille no dijo nada de una subasta. No me atrevía a moverme o decir nada, por lo que pudiera pasar en el momento en que pronunciara cualquier palabra. Sin embargo, estaba claro, que sabía que estaba allí, ya que había oído la puerta y mis tacones al entrar. Lo que fuera a pasar pasaría de todas formas. Quizá si me mostraba sumisa y hacia lo que Cecille nos dijo, acatar órdenes, el hombre se apiadiaria, al menos de momento. Me armé de valor, después de pensarlo unos minutos más de pensar que decir-B-Buenas noches, Soy Angelica.-Dije, temblando un poco.-Espero que esté arreglada a su gusto-.Terminé. Dentro  de mi cabeza, esa frase sonaba repulsiva, pero puede que fuera necesaria para sobrevivir al menos un dia más.

Joyas:




zapatos:

peinado y maquillaje:




_________________

Ver perfil de usuario

81 Re: • LA REUNIÓN DE LAS ROSAS • [ROL] el Mar Jul 10, 2018 10:34 am

La respuesta del joven tranquilizó a Cecille. Aunque estaba dispuesta a dejar que su galante pareja eligiese otro atuendo si así lo deseaba, la idea de tener que arreglarse nuevamente le generaba cierto dejo de molestia. Ya lo había padecido en ocasiones anteriores. Era increíble la cantidad de fetiches referidos a la ropa que podía poseer una persona. Escotes, lazos, vestidos de niña pequeña, faldas diminutas; había padecido muchas aficiones extrañas.
Un tímido rubor se notó en las mejillas de Cecille cuando las yemas del muchacho rozaron sus hombros al colocarle el collar. Sus delgados dedos se pasearon por el hermoso dije en forma de rosa y una sonrisa se dibujó en sus labios. Si tan sólo él supiera lo que significaba aquella flor en el lugar en donde estaba, jamás la hubiese elegido como motivo de la joyería que acababa de darle. Se colocó los pendientes y el brazalete y luego se miró en el espejo. Definitivamente había visto infinidad de alhajas provenientes de todas partes del mundo, y ella misma poseía cientos de ellas, pero debía admitir que no tenía en su haber algo de delicadeza semejante.
Son muy hermosas…respondió con un dejo de dubitación en la voz. Señor Kaminski, ¿está seguro que quiere obsequiármelas? Realmente parecen muy costosas… y no es necesario que me haga regalos a mí. Quizás deba guardarlos para alguien más…
Aquello era en parte cortesía y en parte lo que pensaba realmente. Después de todo, si pagaba el precio que se le pedía la perorata y el cortejo eran completamente redundantes.




 
 
Dorian esbozó una sonrisa ante la estrafalaria presentación de la muchacha, rodeó el escritorio y se acercó a ella a paso tranquilo; saliendo de las sombras e ingresando a la visión periférica de la joven. Además de la camisa y el chaleco, llevaba un pantalón de vestir negro que le sentaba a la medida y zapatos de cuero perfectamente lustrados. Cuando estuvo frente a ella, se inclinó un poco para colocar su rostro a la misma altura, escrutándole con detenimiento. Su expresión se antojaba completamente distinta; había desaparecido aquella sonrisa relajada y natural, de pronto parecía todo aristas y ángulos. Los penetrantes ojos azules de aquel hombre se clavaron en los de ella. Levantó su mano y le rozó lentamente la mejilla con el nudillo de su dedo índice. Su cálido aliento se mezclaba con el embriagador perfume amaderado que llevaba. En eso, él le propinó una fuerte bofetada que hizo que a Amelia le diese vueltas la habitación. Aquella mano cálida y suave se cerró como un nudo pétreo sobre el rostro de la chica, justo en el lugar donde había sido acariciado con suma delicadeza hacía tan solo segundos.
—La noche de hoy es muy importante para mí.
En un rápido movimiento le tomó ambas muñecas con una mano y las levantó sobre su cabeza, aprisionándola contra el frío metal que conformaba las puertas del ascensor. La tomó del mentón y la obligó a mirarle, haciendo caso omiso a la reacción de la joven. Acercó su cara a la de ella y siseó:
—Hay muchas clases de dolor en el mundo. Yo conozco la mayoría de ellas. No pongas a prueba mi destreza.
Tras un instante que pareció eterno, la soltó y se alejó, dándole espacio a que recobrara la compostura.
—Procura conservar la calma. Ya sé que es difícil, pero inténtalo. Es importante. Míralo de ésta forma: si te mantienes serena, alargarás tu vida. Si te entra el pánico… en fin, eso será lo peor para los dos. Respira hondo y procura controlarte se pasó una mano por el cabello, acomodándolo hacia atrás. Su voz adoptó un tono duro y tajante—A partir de ahora yo seré quien tiene el control. No hablarás si no te lo pido. Irás a donde te diga. No harás nada que yo no ordene. ¿Has entendido?
Amelia pudo oír al hombre exhalar aire lentamente. Dorian encendió un cigarrillo y se apoyó sobre la mesa sin quitar sus ojos de ella. Hizo un ademán señalando la pequeña mesa que descansaba a un lado de las puertas del ascensor.
—Dentro de ese cajón hay una pomada para los golpes. Póntela o se hinchará.



Última edición por Leidana el Miér Jul 11, 2018 10:53 pm, editado 1 vez


_________________


•  INSCRIPCIONES  •


•  ROL •

Ver perfil de usuario

82 Re: • LA REUNIÓN DE LAS ROSAS • [ROL] el Mar Jul 10, 2018 1:56 pm


Dimitri:


Nombre: Dimitri Kaminski

Edad: 24

Descripción física: 

Su cabello rubio natural se une perfectamente a los ojos azul intenso que le dan un aire sofisticado y elegante. A pesar de esto, suele llevar el cabello desordenado o atado de mala manera en una cola que en realidad no recoge tanto como debería. Su piel es bastante clara a causa de las pocas veces que sale directamente a la luz del sol. Tiene unos rasgos delicados pero sin llegar a ser femeninos, suele tener siempre una sonrisa en la boca, aunque sea por cortesía. 

Es de una estatura media baja, 1'76 metros, pero no se siente mal por ser el bajito de la familia, después de todo lo ha ayudado muchas veces a huir cuando nadie lo miraba. Suele vestirse de traje de tres partes, aunque más porque está acostumbrado que porque le guste.
dimitri <3:

Historia: Nació y vivió en las calles de una gran ciudad, malviviendo y comiendo de la basura hasta los 7 años, se encontró por casualidad una cartera tirada en el suelo. Aunque descubrió que esta estaba llena de dinero, su buen corazón le hizo ir a devolverla a la comisaría más cercana sin coger ni un solo billete. Todo esto había sido visto desde lejos por el propietario de la cartera que ya había descubierto su despiste y se giró para encontrar a aquel niño escuálido y sucio caminar en la dirección contraria. En un principio pensó en dejarle el dinero para que pudiera comer, y simplemente lo siguió un par de calles hasta encontrarse de frente con una comisaría, donde el niño la dejó sin siquiera pensárselo dos veces. Esto, no solo llegó al corazón de ese hombre, sino también de la persona que lo había estado acompañando todo ese rato. Él solo era un pequeño empresario, pero la persona a su lado era nada más y nada menos que el empresario más conocido de Rusia, que fomentaba aquellos trabajos artesanales, entre ellos la lutería, la joyería y la alfarería, siempre de la mayor calidad existente en el mundo.

Desde ese mismo día Dimitri fue llevado a una gran mansión, donde fue adoptado por el señor Misha Kaminski. Allí conoció a sus nuevos hermanos mayores, siendo muy bien tratado por ambos. El cambio drástico le hizo difícil adaptarse con velocidad, pero poco a poco pudo acomodarse al ritmo de vida de los Kaminski. Al parecer la mujer de su padre había fallecido hacía ya varios años, así que la nueva familia la formaban, su padre, su hermano, su hermana y él. Dimitri nunca tuvo intención de heredar la empresa de su padre, así que se dedicó a mejorar su educación y sus habilidades, aprendiendo de ese modo a fabricar violines, a tocarlos junto con otros instrumentos, e incluso a hacer joyas y repostería. Lo único que no pudo aprender fue alfarería porque siempre le salían disparados trozos de barro e hizo a su hermana enfurecerse en una ocasión cuando por casualidad pasaba cerca en ese momento. Lo que él no sabía era que el buen corazón que había demostrado tener todos los días de su vida, yendo a barrios pobres para darles comida, dinero y tocarles un poco de música, le hizo ganarse el favor del pueblo. Mientras que su buena educación y memoria para reconocer personas le hizo ganarse a la clase alta. Todos creían que sería él, quién heredaría la empresa familiar, sin saber ninguno que en realidad tanto él como su hermano se habían negado a ello ya que ambos sabían que la hermana de ambos era la más cualificada para aquel puesto. 

Entre tantos rumores que rodeaban a la familia Kaminski sobre la tensión interior por el puesto de heredero de uno de sus hijos, llegó una carta. Sabía de quién era aquel inconfundible sello, y a pesar de las malas lenguas, creyó firmemente que solo se trataban de rumores sin consistencia al igual que los que había sobre sus hermanos y él. Por esto en poco tiempo hizo las maletas y se dirigió a Francia, era el momento de hacer un pequeño viaje y de paso ayudar a minimizar los chismes que no parecían hacer más que crecer a cada día que pasaban en la misma mansión todos juntos.

Gustos: 
+Instrumentos (Fabricarlos y tocarlos)
+Los niños
+No sentir hambre
+El olor del pan recién hecho
+Los animales

Disgustos: 
-Sentir que no puede hacer nada para ayudar a alguien
-Ver llorar a alguien
-Sentir hambre
-Los rumores sin fundamento
-Escuchar un instrumento desafinado

Miedos: 
-Que sus tan queridos hermanos lo desprecien
-No ser capaz de devolver toda la bondad que la familia Kaminski le entregó
-Las montañas rusas
-Que un pez gigante se lo coma

Observaciones/Extras: 
-Tiene algunas cicatrices por su cuerpo de cuando estaba malviviendo en las calles y otros vagabundos lo golpeaban para quitarle la comida que había obtenido, y de algunos perros que lo mordieron creyendo que era un cuerpo muerto.

-A pesar de todo, nadie lo ha visto nunca llorar. Más bien, incluso si es insultado suele mantener una sonrisa en su boca. Aunque en ocasiones eso los hacía callar al sentirlo terrorífico, no siendo esa la intención de Dimitri.

-Aprendió muchos idiomas, debido a que siempre quiso viajar y vivir fuera de Rusia.

-Tiene algo extraño con los pájaros, parecen siempre seguirle.

Color de roleo: ff6f00


La sonrisa de Cecille era muy encantadora, miró la rosa y pareció bastante feliz con ella, asegurando su hermosura. -Llámame Dimitri por favor, el señor Kaminski es mi padre- le pedí, solía aguantarlo en reuniones y fiestas, pero ya que me iba a acompañar prefería que me llamara por mi nombre. Asentí a su pregunta con una sonrisa, dinero no me faltaba e incluso sin el apoyo monetario de mi padre la venta de instrumentos y joyería eran capaces de mantener el gasto económico que tenía. -Las hice especialmente para ti, no tendría sentido dárselo a otra persona- le aseguré intentando hacerle entender que aquel era mi deseo y que no era mera cortesía, ya que para ello habría regalado flores como se solía hacer. 

-Además, la misión de las joyas es agradar al que las lleva y resaltar con sutilidad la belleza de la persona- le comenté empezando a caminar con lentitud, realmente no me importaba llegar tarde, dudaba que destacáramos entre una gran multitud, tal vez incluso no veríamos al señor Dumont, el organizador de la fiesta -Y pienso que hoy cumplen sus dos funciones- Cecille estaba muy elegante y aunque había tenido una primera impresión de que era una chica con más carácter y servicial, descubrir que era más tímida y dócil no me desilusionó, tan solo me sorprendió. Mi intuición no solía fallar y aunque me gustaban las chicas con personalidad propia, seguía sintiendo que Cecille era más de lo que parecía a primera vista "Tal vez solo es porque soy un desconocido" pensé añadiendo en mi cabeza poco después "O tal vez no le caigo demasiado bien" Me prometí que si la notaba incómoda a mi lado o no demasiado a gusto, le diría que podía marcharse antes. Para tener un acompañante que no disfrutaba de la velada o la compañía, era mejor no tener una pareja con la que conversar... lo aprendí con el tiempo.


_________________
Ver perfil de usuario

83 Re: • LA REUNIÓN DE LAS ROSAS • [ROL] el Jue Ago 30, 2018 1:00 pm


Spoiler:
Nombre: Amy Hampton

Edad: 18 años

Personalidad:

Amy es una chica de carácter, no le gusta que la molesten y pisoteen. Suele responder de forma agresiva cuando se ve amenazada o ante algún posible peligro, no es una damisela que deba ser rescatada, ella es su propio príncipe azul. Tampoco tiene cuidado con lo que dice, siempre con la verdad y acidez por delante (a menos que seas alguien muy querido por ella, entonces hace el esfuerzo de ser un poco más dulce). Pero ¡hey! que esta ruda actitud no te asuste, ella es muy amigable y de fácil conversación, es muy sobre protectora con la gente que le cae bien y nunca dudará en ayudar en algo cuando sea posible.

A veces puede llegar a ser muy relajada dejando algunas cosas para después. "Si lo puedes hacer mañana, entonces a dormir se ha dicho" frase célebre de ella. Ésto le ha traído algunos problemas en el instituto debido a la tardía entrega de trabajos, pero que esto no te confunda, ella es una chica muy capaz e inteligente, tiene gran inventiva y siempre su mente se encuentra volando creando historias imaginarias o en escenarios para dibujar.

Descripción física:

Es una chica que posee una estatura promedio de aproximadamente 1.60m y una figura delgada. Su piel es de un tono blanquecino y la única característica notoria de ésta es que en su brazo derecho posee un labrado y colorido tatuaje que cubre desde el hombro hasta la muñeca. Posee un lacia y corta cabellera tintada de un brillante azul que va muy a juego con su look de niña rebelde. Su rostro es ovalado y de rasgos bastante femeninos (más de lo que le gustaría).

Su mirada es atrapante y muy expresiva, sus iris son de una tonalidad muy especial, "Del tiempo", dependiendo de la época del año el color varia de un pálido verde hasta un celeste claro. Su nariz es fina y de puente recto, sus labios son ligeramente carnosos y poseen una sana tonalidad rosada.

Su forma de vestir es muy sencilla, sus prendas favoritas son camisetas sin mangas con algún estampado de alguna de sus bandas favoritas, jeans con algún aplique de cadena y botas cortas tipo texanas (o zapatillas en su defecto si hace calor). Como toque final casi siempre utiliza un gorro de lanilla negro para complementar su look.

I'm soo blue:





Historia:

Desde el momento en que respiró y abrió sus ojos por primera vez el mundo supo que ella iba a ser la oveja negra de aquella familia sumamente religiosa compuesta por una perfecta y orgullosa hermana mayor, su estricto padre y su sumisa madre. Desde que tuvo memoria vivió bajo la sombra de Christine (la hermana mayor), alta, delgada, con un rostro angelical y un perfecto y lacio cabello castaño. Sus padres siempre la comparaban con ella y eso le enervaba hasta la médula por lo que desde joven comenzó a adoptar una actitud hostil y rebelde; y el hecho de que sus progenitores intentaran corregirla a través de la religión y con métodos arcaicos de tortura bíblica, eso hacía que su enojo fuera en aumento. Para aliviar sus emociones comenzó a volcarlas en el arte descubriendo así que era bastante buena sobre todo para el dibujo.

Se podría decir que niñez y adolescencia han sido bastante desastrosas. Malas juntas, comenzar a fumar a escondidas, vandalismo y hasta una detención breve en una comisaría. Sus padres creían con fervor que iba a cambiar pero la gota que colmó el vaso fue cuando descubrieron que a la dulce edad de 16 años Amy se había hecho un enorme tatuaje con calaveras en el brazo. Su padre estalló en furia y a pesar de que no la echaron de casa si le cortaron todos los suministros económicos por lo que Amy ahora tenía que pagar para poder vivir bajo ese techo. Al principio tuvo problemas para equilibrar la situación, cuando logró conseguir un trabajo de medio tiempo como camarera en un fast food, tuvo una recaída en notas en el instituto por lo que lastimosamente repitió un año.

La situación era insoportable, necesitaba desesperadamente conseguir suficiente dinero para rehacer su vida lejos de todos ellos ya que se le había muy doloroso tener que convivir bajo el mismo techo con tres personas que ahora no la consideraban parte de la familia. Sobre todo tener que ver que su hermana mayor era exitosa en todo, en su carrera universitaria, en su fabuloso empleo de medio tiempo como recepcionista de consultorio médico, en su belleza, en sus habilidad para tocar el piano, en todo. Pero aún así lo soportaba ¿Por qué? Porque era mejor vivir bajo un techo con gente que era peor que un grano en el culo a que vivir en la calle bajo un puente.

Pero parecía que su vida iba a tener un cambio justo cuando a su email llegó un curioso correo. Se trataba de una vacaciones baratas (realmente baratas) en un pueblito lejano que poseía una misteriosa fuente mágica que concedía deseos a la gente, incluso tenía videos acompañados de testigos de la situación. Ella no creía mucho en esas cosas... pero el precio era llamativo y realmente necesitaba al menos unas cortas vacaciones para desintoxicarse de tanta familia de porquería. Así que sin dudarlo compró los boletos de ida y a pesar de que les avisó a sus padres, estos poco y nada le prestaron atención.

Gustos:
- Su música favorita es el rock y metal. Pero en sí no le molesta escuchar casi ningún género.
- Ama la cerveza negra, si es artesanal mucho mejor.
- Los colores oscuros y de tonalidades azuladas.
- El helado a montones.
- Conocer gente nueva con sus mismos gustos.
- Dibujar y escribir historias.

Disgustos:
- El fanatismo religioso
- Su hermana mayor, le tiene mucho rencor.
- Chicas populares (usualmente son demasiado creídas y eso le cae muy mal)
- Que la obliguen a hacer cosas que no quiere.
- Las cosas demasiado femeninas, no se siente cómoda con tanto accesorio innecesario y cortas faldas.
- Clases de historia.

Miedos:
- Caer en las drogas. Es muy cuidadosa con ese tema, si le cuesta dejar un simple cigarro, imaginen que pasaría si probara algo peor.
- Contagiarse de alguna enfermedad grave e infecciosa.
- Las serpientes. Nunca ha visto una en persona pero sabe que muchas son venenosas por lo que no le agradaría nada encontrarse con una.

Observaciones/Extras:
- Bisexual b*tch
- El color real de su cabello es un aburrido castaño chocolate.
- Se hizo el tatuaje cuando apenas tenía 16 años en una tatuadora clandestina. Por suerte no se contagió de ningún bicho.
- En el instituto tiene notas sobresalientes en arte. Uno de sus sueños sería llegar a ser una buena artista y trabajar en una reconocida tatuadora.
- Kat Von D es su ídolo.
- Yes, virgen. Aunque no lo parezca. Lo único que rescató de la religión es esperar hasta el día de su boda.
- Fuma eventualmente. Trata de dejarlo pero el vicio siempre es más fuerte.
- No cree en Dios tal como lo presenta la biblia cristiana. Tiene su propia visión del más allá y ser todo poderoso.

Color de roleo: # 254d73

/Habitación de su "Salvador"/ - /Pasillo/
~Christopher~

-Eso es obvio- respondió el haciendo que Amy en su mente riera tristemente. Si, ella no era miss femenina pero nunca se había preocupado por eso... ¿Tal vez era momento de reconsiderarlo?. Cuando sus ojos se posaron en el reflejo de su figura en el espejo nuevamente su estómago se revolvió... no, ella no era así. -Pero ya es tarde para cambiarte- ante aquel comentario la peliazul levantó levemente sus hombros restandole importancia al hecho *Sorry but not sorry*.

Lo observó detenidamente cuando él se acercó a una mesilla y tomó unos cigarrillos, inmediatamente la muchacha mordió su labio inferior deseando tener uno en su poder, lo anhelaba más que nada en ese momento. Luego de eso fue hasta la puerta abriéndola para que ella pasara primero, con cautela y paso un tanto lento lo hizo saliendo nuevamente al pasillo pero aquello pareció exasperar a su acompañante quién tras un enervado suspiro comentó -¿No puedes moverte de forma más elegante?-.

El ceño de Amy se arrugó pronunciadamente, -Me encantaría- comentó apretando los dientes contentiendose para no escupirle en el rostro -Pero pareciera que a propósito me han dado este calzado para que lo usara- levantó uno de sus pies para mostrarle en detalle el tacón estúpidamente alto -Estoy más que acostumbrada al calzado bajo- terminó por explicar (aunque probablemente a él le importara un comino) y soltar un suspiro para recobrar la calma. -Prometo quedarme quieta y muda a tu lado... si tu quieres- dijo a pesar de que en el fondo no estaba completamente segura de que iba a poder cumplirlo. Acto seguido, sin pedir permiso ni nada y de la manera más femenina que pudo se aferró al brazo del muchacho para luego comenzar a caminar en dirección a la fiesta, dando algún que otro traspié en el medio pero no cayendo gracias al agarre.

*Dios... no creo mucho en tí pero por favor... ayúdame.*


_________________


♥ Hikami-Kun ♥







~Believe in MAGIC~


~ I'm strong, I'm brave, I'M A LION ~
Ver perfil de usuario

84 Re: • LA REUNIÓN DE LAS ROSAS • [ROL] el Jue Ago 30, 2018 1:36 pm

Christopher D. Greyluck:
Nombre: Christopher Donovan Greyluck
Edad: 35 años
Descripción física: Christopher es un hombre alto, de 1.89 de estatura, espalda ancha y brazos fuertes. No tiene una piel muy bronceada dado que la mayoría del tiempo lo pasa en su despacho o preparando reuniones, pero se pasa por el gimnasio siempre que puede para mantenerse en forma. Siempre afeitado y peinado, vestido con traje o ropa formal y zapatos negros impolutos. Sus ojos grises se muestran distantes y frios excepto cuando necesita de la calidez de estos para conseguir lo que quiere.

Historia: Nacido en la familia de un gran empresario, es el hijo mayor de dos hermanos. Desde pequeño siempre ha querido ser como su padre, se esforzó mucho en sus estudios para lograr sacar las mejores notas y tener el poder objetivo. Pese a haber pasado su infancia entre psicólogos, hasta los 16 años no fue diagnosticado de psicopatía, dato que quedó en sereto para toda persona ajena a su pequeña familia. Elena, su madre, jamás lo trató diferente a la pequeña Jean, con 10 años en ese momento, por lo que para ella ambos son iguales. Su padre, Edison,  al contrario que ella se volvió más estricto con la niña, demostrandole que el llorar era algo totalmente innecesario. Ocho años después, cuando Jean cumplió la mayoría de edad, se mudó a otra ciudad, de donde volvió seis años más tarde con un bebé recién nacido y su marido, Adam. Para entonces, Christopher ya estaba comenzando a escalar puestos en la empresa de su padre, donde había comenzado en el puesto al que pudo acceder, independizado en un piso bastante grande en la planta media de un rascacielos del centro de la ciudad, donde cada vez que tenía tiempo aparecía con una chica diferente.
Una tarde, volviendo del trabajo, encontró entre su correo una carta que nada pintaba allí. Al encontrarla lo primero que pensó era que se trataba de una estúpida broma que ninguna gracia tenía, pero al comprobar el diseño más detenidamente reconoció con suma facilidad la procedencia de la misma. Sin duda, él era uno de los mejores ¿cómo no iban a contar con su presencia? Sonrió con calma y entró a servirse un vaso de whisky. No había duda alguna de que iría, quería conocer al resto de personas que el anfitrión de la misma consideraba que se encontraban en su misma posición y, si había suerte, lograr algún buen negocio.
Gustos:
1. Las mujeres solteras
2. Personas centradas o con las que se pueda hablar de casi todo.
3. Tabaco y whisky, sobre todo para las negociaciones.
4. Música clásica para relajarse.
5. La soledad pero siempre con el móvil disponible.
Disgustos: 
1. Las comidas familiares con el marido y los hijos de su hermana.
2.
La religión (en general) y por ende todo aquello relacionado con estas, como bautizos, bodas, comuniones, misas...
3. Que le digan que no a algo que realmente quiere.
4. Las mascotas que sueltan pelo (realmente, encontrarse pelos en el traje).
5. Las pérdidas de dinero por parte de la empresa en cosas inútiles.
Miedos: Que su empresa caiga en bancarrota, tener un accidente, perderlo todo y más aun teniendo que vivir en casa de su hermana o volver con sus padres.
Observaciones/Extras:
Diagnosticado con psicopatía, evita en todo momento que la gente de su entorno conozca este detalle, así como los temas semejantes.
Tiene una secretaria poco atractiva y con la que no interacciona más de lo necesario para evitar que su interés por las mujeres tiré abajo las agendas del día o incluso su empresa, en la cual, las mujeres que trabajan son en puestos que a él le importan poco.
Tiene carnet de moto, pero no le gusta la sensación de montar en una, por lo que no lo usa casi nunca.
Color de roleo: #6347ff
Aquella muchacha tenía unos ademanes maleducados, respondiendo a cuanto le decía como si entre nosotros hubiera alguna clase de relación o fueramos conocidos de tiempo atrás. No se molestaba en fingir absolutamente nada y pese a que no me desagradaba para su trato personal, siempre que no fueran altaneros, debía admitir que esperaba una mejor calidad en cuanto al servicio ofrecido por el Señor Dumont. Ella misma empezó a disculparse, lo que me hacía preguntarme si acaso sufría doble personalidad o algún tipo de trastorno similar. Sus gestos toscos y barriobajeros no encajaban con la imagen que veía frente a mi, pero decididamente tanto su cabello como el tatuaje del brazo resaltarían sobre el resto de muñecas alquiladas. Su excusa sobre una total falta de hábito no consiguió hacerme olvidar todas las contras en mi cabeza, pero cuando pensaba en mandarla de vuelta, los cuchicheos que originaria mi falta de pareja me volvían a la realidad. Si había elegido mal mi accesorio era problema mío, pero debía llevarlo hasta el final de la fiesta y sería una parte positiva para las negociaciones. Estúpida, pero increíblemente efectiva parte. Avanzámos un poco más y pese a ello ni llegamos a mitad de pasillo.
-Quítatelos pues -Le indiqué al tercer tropiezo, en que casi me hizo caer. No importaba si parecía algo más baja que yo, no era tan extraño que las damas, o los accesorios, tuvieran una estatura mejor al acompañante, dejando así en mejor posición al varón, quién daba una impresión ilusoria de mayor poder.
-Ve a por un calzado más adecuado con el que no te tropieces si no quieres ir descalza, pero date prisa. Tienes cinco minutos -Le avisé, sacándo de nuevo ese cigarro que había guardado y encendiendolo en el pasillo, dispuesto a esperar si realmente era rápida en ir y volver, me negaba a hacer el ridículo llevando a una persona que parecía apenas saber andar.


_________________

Ver perfil de usuario

85 Re: • LA REUNIÓN DE LAS ROSAS • [ROL] el Vie Ago 31, 2018 2:16 pm

Ficha:
Nombre: Sorin Marcov

Edad: 38

Descripción física: Alto 1,87m, de contextura delgada pero atlética, rasgos serios y gesto imponente. Su imagen viva impone autoridad y respeto, su cuerpo bien entrenado oculta unas cuantas cicatrices producto de diversos enfrentamientos en sus años de servicio.


Historia: Desde niños, por tradición, a los hombres de la familia Marcov se los entrenó para proteger y servir. Esta honorable familia contuvo varios miembros en los círculos más íntimos del poder en esa región. Sorin creció bajo el más estricto régimen de obediencia y bajo la tutoría del comisionado mayor de la policia nacional, quien era conocido como el hombre de hierro. Sus títulos honoríficos eran tantos que resultaba imposible recordarlos todos y de él aprendió todo lo que necesitaba para que años después se convirtiese en el comisario más joven de la historia del lugar.
Sus estudios siempre fueron ilustres además de matricularse con honores de la academia de policía, se recibió con un posgrado en psicología.
Si alguna palabra podía describir a Sorin era acción. A pesar de ya haber llegado a posición de honor en donde nadie lo juzgaría si se quedaba en su despacho, él no abandonaba el campo. Su filosofía era que un general no puede dirigir un ejército con las manos limpias, así se volvió el símbolo más temido de los maleantes de la región y logró reducir casi al mínimo la inseguridad de la zona desde que asumió como comisario general hasta hoy en día. Al ver la carta de invitación recibida no necesito abrirla para saber de que se trataba.

Gustos
El orden
La psicología
El perfeccionismo
Los Gatos esfinge
La buena comida acompañada por una buena copa del mejor vino

Disgustos
Los ruidos fuertes
Los niños malcriados
El olor a menta
El desorden y la desprolijidad
Los perros en general

Miedos
Le tiene terror a morir quemado
Miedo a mancillar el honorable apellido Marcov
No soporta a los animales e insectos que se arrastran

Extras: Además del excelente manejo de armas y la capacidad de mando, se dice que no ha existido ningún criminal hasta ahora que le haya resistido algún secreto en sus interrogatorios, consiguiendo las más concretas confesiones en cada una de ellas, por lo que la labia y la habilidad de manipulación están entre sus múltiples habilidades

Color de roleo: #ffffff

Como ya había vivido en varias ocasiones , supe que serían meses de presión y stress constante hasta que llegara el momento de la reunión , como en cada una de las otras ocasiones anteriores , encare la operación con la seriedad y meticulosidad que la tarea requería .
Tracé un plan milimetrico para asegurar cada uno de los objetivos y poder estudiarlos al mismo tiempo , de manera que no quedarán cabos sueltos y , en caso de haberlos, estar lo suficientemente cerca para cortarlos. No es que acostumbrara a cometer errores pero , no todos los artístas de este acto tienden a entender la importancia de lo que acontecia en este pequeño pueblo lamentablemente.
Luego de qué pasó a paso cada una de mis instrucciones fueron llevados a cabo como predije , las primeras jóvenes fueron aseguradas , como preveía frederic cumpliría su trabajo limpiamente con un plan perfecto , no por nada lo consideraba uno de mis mejores recursos y por ello le asigné como objetivo a la que podría representar el mayor riesgo en términos de habilidad de combate.
Allie y sus compañeras eran expertas en su actuación y excelentes para capturar a la que podía representar un problema por su astucia y desconfianza.
La tercera joven era quien presentaba el mayor desafío , su carácter impredecible e intempestivo impedía planear sólidamente como una rosa silvestre que crece libre , le asigne la misión a Dylan , sus métodos poco ortodoxos eran cuestionables pero siempre habían dado resultados , aún así me dediqué a observar de cerca su actuación y como me temía , el joven terminó cayendo ante la fragancia de tal exótica flor , fue ahí en el momento en el que vi titubear de duda los ojos del joven que decidí intervenir .
Rápidamente di la señal de que aseguraran al objetivo y con un disparo preciso perfore le puse tiempo limitado a la vida del joven , tras eso realicé un par de fogueos con mi arma reglamentaria y llamé a la ambulancia y a refuerzos a perseguir el auto del secuestro , luego me aproxime al joven cuya luz se apagaba a cada segundo
-Espero que entiendas que esto no tendría que haber terminado así , pero las fallas no pueden ser admitidas por Le Conde , igual me aseguraré de que todo el mundo sepa de tu pequeño acto de valentía y de cómo quisiste salvarla de su trágico destino, la prensa ama esas historias-
Le sonrei y me quedé a observar como la vida se escapaba de sus ojos al tiempo en que las sirenas de ambulancia comenzaban a resonar en las calles ya iluminadas por el alba .
Así mi día siguiente transcurrió cerrando el papeleo y dando entrevistas a la prensa sobre el terrible secuestro y su trágico desenlace , a la mañana siguiente la noticia del terrible asesino de Borgoña recorrería el mundo. Mientras yo tome un baño relajante , empaque mis mejores ropas y di la señal para que pudieran llevarme a donde se celebraría la nueva reunión de las rosas.

Ver perfil de usuario

86 Re: • LA REUNIÓN DE LAS ROSAS • [ROL] el Sáb Sep 08, 2018 5:07 pm


LACROIX:

Nombre: Gael Baptiste Lacroix
Edad: 35 años.
Gael Lacroix es un hombre de 1, 93 m, 98 kg, cabello color ceniza y ojos cristalinos Su pasado es algo de lo que jamás da detalles. Se recibió de cirujano a los 27 años, tras lo cual amasó un imperio multimillonario gracias a su gran capacidad para los negocios. Actualmente es el dueño y único jefe de LaCroix&Co, una multinacional líder a nivel mundial en fabricación de insumos farmacéuticos. Como todo hombre excesivamente rico, tiene aficiones caras como la equitación, navegación, vuelo y otras tantas igual de fascinantes. Amante de la música clásica, el buen vino y los habanos cubanos. Su actitud es casi siempre seria y dominante. Le gusta que acaten sus órdenes eficientemente.
Color de roleo: 594120


Pictures




Gael Lacroix no se consideraba un hombre receloso, ni proclive a la cólera o a tomar decisiones precipitadas. Le gustaba reflexionar detenidamente cualquier elección, examinar cada aspecto de su vida como si fuera la arista de un diamante puesto al microscopio. Era metódico por trabajo y por naturaleza, pese a que llevaba el pelo largo y a veces desordenado para recordarse sus años de juventud, hacía ya una década atrás. Se mantenía en forma haciendo ejercicio a diario en su gimnasio privado, corriendo cuando el clima lo permitía o en una cinta sin fin durante los largos inviernos de Nueva Inglaterra, lugar que había elegido para asentar su extensa finca y malgastar la fortuna que había cosechado sin esfuerzo. Su infancia había transcurrido de la manera más corriente y carente de emoción. Sus padres habían sido sosos y aburridos parroquianos de clase media sin ambiciones o sueños. Inclusive trataron de que desistiera de la medicina y volcara su empeño en algún oficio más humilde, pero él sabía que su destino estaba lejos de ellos y muy por encima de lo que pretendían. En consecuencia, luego de marcharse para ingresar en la Universidad de Oxford, jamás volvió a verlos. Terminó sus estudios obteniendo la Licenciatura en Cirugía médica y Diagnóstico Oncológico, y al poco tiempo inició su propio emprendimiento en la industria de insumos farmacéuticos. No podía negar que amaba su especialidad, ser un experto en su trabajo le brindaba esa sensación de poder que cualquier hombre debería ser capaz de experimentar en algún momento de su vana existencia. La sensación de brindar o quitar vida le transformaba en una especie de Dios corpóreo.

No era sorpresa que hubiese desarrollado aquellas aficiones extrañas, ni tampoco que las llevara a cabo con una precisión y crudeza  que a cualquier criminalista mínimamente experimentado le resultarían sublimes. Gael se enorgullecía de sus métodos y creía vehemente que el primer, y en muchos casos el principal, problema es seleccionar a la víctima. Ahí es donde los irreflexivos, los impacientes y los novatos cometen la mayoría de los errores estúpidos.

- “Angélica”- sopesó aquel nombre, saboreándolo entre sus labios, aún absorto en su Nirvana privada. Dió una pitada al habano que se consumía entre su dedos y prosiguió- “La que posee la belleza de un Ángel”. Sin duda un nombre hermoso.

Finalmente se volvió hacia ella y su penetrante mirada hizo que a Angélica le recorriera un pequeño escalofrío a través de la espalda.Él la estudió con detenimiento desde su lugar frente a la ventana, dejando al descubierto un rostro de facciones refinadas y masculinas, oculto en parte por una corta barba del mismo tono ceniza que el cabello. A pesar de que la joven lleva tacones, él le saca fácilmente dos cabezas en altura.

- Aunque debo admitir que estoy impresionado. Eres mucho más bella en persona.-le dirigió una mirada rápida mientras se acercaba hacia un mueble con varias botellas de licor enfiladas encima, una tras otra. Se quitó la toalla y se la colocó en los hombros, utilizando un extremo para secarse el cabello húmedo que le caía ligeramente desordenado sobre la espalda. Puso hielo en un vaso y se sirvió una medida de whiskey. Vaciló unos segundos antes de llevarse el vaso a los labios.- ¿Puedo ofrecerte algo de beber?- preguntó observando a Angélica de reojo. Una media sonrisa se dibuja en su rostro.- Puedes pedirme lo que desees.




_________________


•  INSCRIPCIONES  •


•  ROL •

Ver perfil de usuario

87 Re: • LA REUNIÓN DE LAS ROSAS • [ROL] el Miér Sep 26, 2018 9:59 am


Spoiler:
Nombre: Amy Hampton

Edad: 18 años

Personalidad:

Amy es una chica de carácter, no le gusta que la molesten y pisoteen. Suele responder de forma agresiva cuando se ve amenazada o ante algún posible peligro, no es una damisela que deba ser rescatada, ella es su propio príncipe azul. Tampoco tiene cuidado con lo que dice, siempre con la verdad y acidez por delante (a menos que seas alguien muy querido por ella, entonces hace el esfuerzo de ser un poco más dulce). Pero ¡hey! que esta ruda actitud no te asuste, ella es muy amigable y de fácil conversación, es muy sobre protectora con la gente que le cae bien y nunca dudará en ayudar en algo cuando sea posible.

A veces puede llegar a ser muy relajada dejando algunas cosas para después. "Si lo puedes hacer mañana, entonces a dormir se ha dicho" frase célebre de ella. Ésto le ha traído algunos problemas en el instituto debido a la tardía entrega de trabajos, pero que esto no te confunda, ella es una chica muy capaz e inteligente, tiene gran inventiva y siempre su mente se encuentra volando creando historias imaginarias o en escenarios para dibujar.

Descripción física:

Es una chica que posee una estatura promedio de aproximadamente 1.60m y una figura delgada. Su piel es de un tono blanquecino y la única característica notoria de ésta es que en su brazo derecho posee un labrado y colorido tatuaje que cubre desde el hombro hasta la muñeca. Posee un lacia y corta cabellera tintada de un brillante azul que va muy a juego con su look de niña rebelde. Su rostro es ovalado y de rasgos bastante femeninos (más de lo que le gustaría).

Su mirada es atrapante y muy expresiva, sus iris son de una tonalidad muy especial, "Del tiempo", dependiendo de la época del año el color varia de un pálido verde hasta un celeste claro. Su nariz es fina y de puente recto, sus labios son ligeramente carnosos y poseen una sana tonalidad rosada.

Su forma de vestir es muy sencilla, sus prendas favoritas son camisetas sin mangas con algún estampado de alguna de sus bandas favoritas, jeans con algún aplique de cadena y botas cortas tipo texanas (o zapatillas en su defecto si hace calor). Como toque final casi siempre utiliza un gorro de lanilla negro para complementar su look.

I'm soo blue:





Historia:

Desde el momento en que respiró y abrió sus ojos por primera vez el mundo supo que ella iba a ser la oveja negra de aquella familia sumamente religiosa compuesta por una perfecta y orgullosa hermana mayor, su estricto padre y su sumisa madre. Desde que tuvo memoria vivió bajo la sombra de Christine (la hermana mayor), alta, delgada, con un rostro angelical y un perfecto y lacio cabello castaño. Sus padres siempre la comparaban con ella y eso le enervaba hasta la médula por lo que desde joven comenzó a adoptar una actitud hostil y rebelde; y el hecho de que sus progenitores intentaran corregirla a través de la religión y con métodos arcaicos de tortura bíblica, eso hacía que su enojo fuera en aumento. Para aliviar sus emociones comenzó a volcarlas en el arte descubriendo así que era bastante buena sobre todo para el dibujo.

Se podría decir que niñez y adolescencia han sido bastante desastrosas. Malas juntas, comenzar a fumar a escondidas, vandalismo y hasta una detención breve en una comisaría. Sus padres creían con fervor que iba a cambiar pero la gota que colmó el vaso fue cuando descubrieron que a la dulce edad de 16 años Amy se había hecho un enorme tatuaje con calaveras en el brazo. Su padre estalló en furia y a pesar de que no la echaron de casa si le cortaron todos los suministros económicos por lo que Amy ahora tenía que pagar para poder vivir bajo ese techo. Al principio tuvo problemas para equilibrar la situación, cuando logró conseguir un trabajo de medio tiempo como camarera en un fast food, tuvo una recaída en notas en el instituto por lo que lastimosamente repitió un año.

La situación era insoportable, necesitaba desesperadamente conseguir suficiente dinero para rehacer su vida lejos de todos ellos ya que se le había muy doloroso tener que convivir bajo el mismo techo con tres personas que ahora no la consideraban parte de la familia. Sobre todo tener que ver que su hermana mayor era exitosa en todo, en su carrera universitaria, en su fabuloso empleo de medio tiempo como recepcionista de consultorio médico, en su belleza, en sus habilidad para tocar el piano, en todo. Pero aún así lo soportaba ¿Por qué? Porque era mejor vivir bajo un techo con gente que era peor que un grano en el culo a que vivir en la calle bajo un puente.

Pero parecía que su vida iba a tener un cambio justo cuando a su email llegó un curioso correo. Se trataba de una vacaciones baratas (realmente baratas) en un pueblito lejano que poseía una misteriosa fuente mágica que concedía deseos a la gente, incluso tenía videos acompañados de testigos de la situación. Ella no creía mucho en esas cosas... pero el precio era llamativo y realmente necesitaba al menos unas cortas vacaciones para desintoxicarse de tanta familia de porquería. Así que sin dudarlo compró los boletos de ida y a pesar de que les avisó a sus padres, estos poco y nada le prestaron atención.

Gustos:
- Su música favorita es el rock y metal. Pero en sí no le molesta escuchar casi ningún género.
- Ama la cerveza negra, si es artesanal mucho mejor.
- Los colores oscuros y de tonalidades azuladas.
- El helado a montones.
- Conocer gente nueva con sus mismos gustos.
- Dibujar y escribir historias.

Disgustos:
- El fanatismo religioso
- Su hermana mayor, le tiene mucho rencor.
- Chicas populares (usualmente son demasiado creídas y eso le cae muy mal)
- Que la obliguen a hacer cosas que no quiere.
- Las cosas demasiado femeninas, no se siente cómoda con tanto accesorio innecesario y cortas faldas.
- Clases de historia.

Miedos:
- Caer en las drogas. Es muy cuidadosa con ese tema, si le cuesta dejar un simple cigarro, imaginen que pasaría si probara algo peor.
- Contagiarse de alguna enfermedad grave e infecciosa.
- Las serpientes. Nunca ha visto una en persona pero sabe que muchas son venenosas por lo que no le agradaría nada encontrarse con una.

Observaciones/Extras:
- Bisexual b*tch
- El color real de su cabello es un aburrido castaño chocolate.
- Se hizo el tatuaje cuando apenas tenía 16 años en una tatuadora clandestina. Por suerte no se contagió de ningún bicho.
- En el instituto tiene notas sobresalientes en arte. Uno de sus sueños sería llegar a ser una buena artista y trabajar en una reconocida tatuadora.
- Kat Von D es su ídolo.
- Yes, virgen. Aunque no lo parezca. Lo único que rescató de la religión es esperar hasta el día de su boda.
- Fuma eventualmente. Trata de dejarlo pero el vicio siempre es más fuerte.
- No cree en Dios tal como lo presenta la biblia cristiana. Tiene su propia visión del más allá y ser todo poderoso.

Color de roleo: # 254d73

/Pasillo/
~Christopher~

Tras caminar un poco y tropezar algunas veces haciendo que jalara el brazo de su acompañante hasta el punto de casi hacerlo caer, el hombre le indicó -Quítatelos pues-. La muchacha arqueó una ceja y lo observó incredula unos segundos, no podía creer que aquel "ser" tuviera algo de consideración. -Ve a por un calzado más adecuado con el que no te tropieces si no quieres ir descalza, pero date prisa. Tienes cinco minutos- dijo finalmente para luego sacar un cigarro y encenderlo allí en el medio del pasillo.

Las entrañas de Amy se removieron cuando el humo del tabaco llegó a sus pulmones. -Yo... vuelvo enseguida- le dijo a pesar de que no quería irse todavía, quería seguir fumando pasivamente a su lado. El cigarro siempre la calmaba. Se quitó los tacones lo más rápido que pudo, apenas sus pies volvieron a estar en posición plana de sus labios escapó un suspiro de puro placer, realmente esos zapatos debían ser considerados un instrumento de tortura. El frío del suelo le calaba hasta los huesos pero le daba un efecto relajante y anestesiante al dolor.

Se alejó de su "comprador" prontamente para recorrer los pasillos de manera apresurada esperando encontrarse con alguien. Al lado de una puerta se encontró con un mastodonte (guardia) bien vestido y parado de manera muy firme. -Oye...- llamó su atención pero aquel hombre siguiera se dignó a mirarla -Necesito un calzado más plano- le dijo levantando los hermosos zapatos que sostenía con una mano -¿Me consigues un par?- le preguntó pero siguiera consiguió una respuesta. -¡HEY!- exclamó chasqueando los dedos frente a su rostro -¿Me estas ignorando?- le preguntó notando un segundo después como se dibujaba una tenue sonrisa burlona en los labios del guardia. -Eres un idiota- le dijo sacandole el dedo del medio para luego dar media vuelta y regresar derrotada con Christopher, ya había gastado mucho tiempo.

Una vez al lado del hombre de negocios, comentó furiosa -Parecería que lo hacen a propósito- y negar con un movimiento de su cabeza. -Caminaré descalza, antes de llegar a la fiesta me los pondré, no te preocupes- masculló para luego levantar un poco su vestido así no se arrastraba por el suelo a pesar de que el mismo relucía de limpio. Sin los tacones a su lado se sentía sumamente pequeña, casi como una ingenua niña, tan solo esperaba que no la tomaran como a una debilucha por aquel detalle. -No sé si estoy en posición de pedir algo- dijo mientras caminaba a su lado -Pero... si pudieras darme un cigarro en algún momento de la noche, te lo agradecería mucho-.


_________________


♥ Hikami-Kun ♥







~Believe in MAGIC~


~ I'm strong, I'm brave, I'M A LION ~
Ver perfil de usuario

88 Re: • LA REUNIÓN DE LAS ROSAS • [ROL] el Miér Sep 26, 2018 12:14 pm

Christopher D. Greyluck:
Nombre: Christopher Donovan Greyluck
Edad: 35 años
Descripción física: Christopher es un hombre alto, de 1.89 de estatura, espalda ancha y brazos fuertes. No tiene una piel muy bronceada dado que la mayoría del tiempo lo pasa en su despacho o preparando reuniones, pero se pasa por el gimnasio siempre que puede para mantenerse en forma. Siempre afeitado y peinado, vestido con traje o ropa formal y zapatos negros impolutos. Sus ojos grises se muestran distantes y frios excepto cuando necesita de la calidez de estos para conseguir lo que quiere.

Historia: Nacido en la familia de un gran empresario, es el hijo mayor de dos hermanos. Desde pequeño siempre ha querido ser como su padre, se esforzó mucho en sus estudios para lograr sacar las mejores notas y tener el poder objetivo. Pese a haber pasado su infancia entre psicólogos, hasta los 16 años no fue diagnosticado de psicopatía, dato que quedó en sereto para toda persona ajena a su pequeña familia. Elena, su madre, jamás lo trató diferente a la pequeña Jean, con 10 años en ese momento, por lo que para ella ambos son iguales. Su padre, Edison,  al contrario que ella se volvió más estricto con la niña, demostrandole que el llorar era algo totalmente innecesario. Ocho años después, cuando Jean cumplió la mayoría de edad, se mudó a otra ciudad, de donde volvió seis años más tarde con un bebé recién nacido y su marido, Adam. Para entonces, Christopher ya estaba comenzando a escalar puestos en la empresa de su padre, donde había comenzado en el puesto al que pudo acceder, independizado en un piso bastante grande en la planta media de un rascacielos del centro de la ciudad, donde cada vez que tenía tiempo aparecía con una chica diferente.
Una tarde, volviendo del trabajo, encontró entre su correo una carta que nada pintaba allí. Al encontrarla lo primero que pensó era que se trataba de una estúpida broma que ninguna gracia tenía, pero al comprobar el diseño más detenidamente reconoció con suma facilidad la procedencia de la misma. Sin duda, él era uno de los mejores ¿cómo no iban a contar con su presencia? Sonrió con calma y entró a servirse un vaso de whisky. No había duda alguna de que iría, quería conocer al resto de personas que el anfitrión de la misma consideraba que se encontraban en su misma posición y, si había suerte, lograr algún buen negocio.
Gustos:
1. Las mujeres solteras
2. Personas centradas o con las que se pueda hablar de casi todo.
3. Tabaco y whisky, sobre todo para las negociaciones.
4. Música clásica para relajarse.
5. La soledad pero siempre con el móvil disponible.
Disgustos: 
1. Las comidas familiares con el marido y los hijos de su hermana.
2.
La religión (en general) y por ende todo aquello relacionado con estas, como bautizos, bodas, comuniones, misas...
3. Que le digan que no a algo que realmente quiere.
4. Las mascotas que sueltan pelo (realmente, encontrarse pelos en el traje).
5. Las pérdidas de dinero por parte de la empresa en cosas inútiles.
Miedos: Que su empresa caiga en bancarrota, tener un accidente, perderlo todo y más aun teniendo que vivir en casa de su hermana o volver con sus padres.
Observaciones/Extras:
Diagnosticado con psicopatía, evita en todo momento que la gente de su entorno conozca este detalle, así como los temas semejantes.
Tiene una secretaria poco atractiva y con la que no interacciona más de lo necesario para evitar que su interés por las mujeres tiré abajo las agendas del día o incluso su empresa, en la cual, las mujeres que trabajan son en puestos que a él le importan poco.
Tiene carnet de moto, pero no le gusta la sensación de montar en una, por lo que no lo usa casi nunca.
Color de roleo: #6347ff

Miré el reloj antes de que la muchacha volviera, no había podido ir lejos ya que apenas había pasado un minuto y en su mano todavía colgaban los zapatos de aguja que se había quitado. Me dio una mala escusa para no haber llegado a cambiarselos, pero me era irrelevante, había tardado menos de cinco minutos y eso era lo que me importaba. No dije anda a su idea de ponerselos antes de entrar, ya que era lo que pensaba pedirle, de esta forma, me terminé el cigarro para aprovechar y tirarlo en el cenicero más cercano.
-No sé si estoy en posición de pedir algo, pero... si pudieras darme un cigarro en algún momento de la noche, te lo agradecería mucho -La miré sin saber porqué creía ella que tenía yo pensado darle uno de mis cigarros. Simplemente me negué, no iba a darle explicaciones por que no tenía que hacerlo, asi que continué nuestro camino hacia el lugar de la fiesta, que no quedaba nada lejos. La diferencia de altura de la chica era algo bastante evidente, casi más que mi acompañante parecía mi hija o algo similar. Poco antes de llegar, me paré apra que pudiera calzarse de nuevo, esperando que no se matara por las escaleras o tropezase cayendo en una mesa para evitar el jaleo que se produciría.
-Procura no caerte al bajar -Le dije tras girar a la izquierda, viendo el mayor de nuestros problemas, un montón de escalones en el punto de mira de algunas caras conocidas. Si ella hacía el ridículo no había problema mientras no me afectase, las malas primeras impresiones eran difíciles de borrar y más para esas personas.


_________________

Ver perfil de usuario

89 Re: • LA REUNIÓN DE LAS ROSAS • [ROL] el Mar Oct 02, 2018 2:18 pm

Spoiler:

Nombre: Angelica Baklava
Edad: 17
Personalidad: Su personalidad podría definirse como una Queen. Cree ser la mas en todo, la preferida, la más bonita, que en el fondo solo ocultan sus propios complejos. Aparenta estar por encima de todo, aunque se esté ahogando en un charco de agua. Debido a que viene de un pueblo pequeño donde es la más popular, erronéamente traslada eso al resto del mundo, creyendo que es superior a los demás. Un diva de granja. No es mala persona en el fondo pero el egoísmo gana la mayoría de las veces. En el fondo envidia a aquellos que son auténticos y no fingen para gustar a todo el mundo.
Descripción física:
Spoiler:

Historia: Nació en Atenas, pero nunca llegó a vivir allí, ya que al poco de nacer toda su familia se mudó por motivos laborales a Francia. Terminaron lejos de su tierra natal, en un pueblo portuario de unos mil habitantes, donde al poco tiempo ya se les conocía como "los  griegos". Vivían una vida normal y modesta en el pueblecito, donde nunca pasaba nada interesante.
Con el paso de los años, Angelica se convirtió sin duda en la diva del instituto. Siempre rodeada de amigos, invitada a todas las fiestas e incluso consiguió modelar para la tienda de ropa del paseo marítimo del pueblo, disparando su fama local.
Angelica, como cualquier chica de 17 años con aires de grandeza, soñaba con ir a la capital, donde con su talento y su belleza triunfaria como actriz, o como modelo...o como ella eligiera. Mandaba fotos y audiciones a escondidas de sus padres a todas las empresas de modelos y actores del país, con la esperanza de que la "descubrieran." 
Un día, navegando por internet, le llegó un email bastante tentador. Era su oportunidad de conocer un poco el mundo, aunque fuera dentro del país. Después de consultarlo con sus padres y que estos investigaran todo lo profundo que podías sobre ese lugar y decidir que, al igual que aqui nunca pasaba nada, era poco probable que en ese otro pueblo desconocido pasara algo, le dieron permiso para ir. Con la promesa de llamar cada día y no salir del recinto de la estancia con desconocidos.
 

Gustos: 
-La musica pop
-El chocolate blanco
-Patinar 
-Los animales peludos y pequeños
-Los utensilios de papelería (papel de carta con diseños, sobres bonitos, boligráfos originales...)
-Desayunar gofres los domingos

Disgustos: 
-La Bullabesa (sopa francesa de pescado)
-El olor de las sardinas
-Las matemáticas
-Las piscinas públicas
-Los programas de preguntas
-Los murciélagos
 

Miedos:
-
Miedo leve a las alturas. Aunque puede estar en alto, lo pasa un poco mal y prefiere estar en zonas bajas. A la hora de viajar en avión, se sentara siempre en un asiento sin ventanilla.
-Nictofobia: Nunca puede estar a oscuras. Tiene pavor a la oscuridad. A la hora de dormir lo hace con la ventana abierta y una luz en la habitación. Siempre lleva consigo una linterna de dínamo.
 

Observaciones/Extras:
-Su familia se compone de 5 miembros; Su madre (Tannia) , su padre (Demetrius) , su hermano mayor (Colin), su hermano pequeño (Eryx) y ella.
-Es alérgica a los frutos secos, especialmente a las avellanas.
-A pesar de ser griega, no ha estado alli desde que era un bebé.
-Sabe hablar griego y francés.
-Siempre lleva una linterna de dinamo encima.
-Puede llegar a hacerse 50 selfies al dia.
 

Color de roleo: 09777d 
Aquel hombre siguió de espaldas mirando por la ventana. Lo oí murmurar algo que no llegué a entender antes de que volviera hacía mi, mirándome con unos ojos grises y penetantres. Un escalofrío recorrió mi espalda. Cuando la bruja Cecille nos explicó el asqueroso plan de ser vendidas para que unos ricachones saciaran su gusto por jovencitas vírgenes, me esperaba alguien claramente pervertido.
Pero no parecía que ese hombre necesitara pagar para estar con una mujer. Seguro que podía encontrar por si mismo a jóvenes vírgenes deseosas de estar por el. “Los ricos son muy raros”.-Aunque debo admitir que estoy impresionado. Eres mucho más bella en persona-.Dijo el hombre, mirándome de arriba abajo rápidamente antes de ir hacia el mueble-bar. La sensación de ser un objeto a la venta, era cada vez mas fuerte.-M…-Iba a comenzar a hablar, cuando el hombre, sin ningún tipo de pudor, se quitó la toalla, quedando completamente desnudo mientras se servía una copa. “Mierda, a ver si por fiesta se referia a “Fiesta para el comprador””. Pensé sin saber que hacer.-¿Puedo ofrecerte algo de beber? Puedes pedirme lo que desees-. Dijo, mirándome de reojo. ¿Lo que desee?¿Como irme a mi casa?. No era tan tonta como para formular esa pregunta. Pude ver una sonrisa en su rostro. Debía disfrutar de eso.-N-no se, nunca he bebido antes.- Dije mirando fijamente a la pared, tratando de mirar al frente y con miedo de que decidiera comenzar con la fiesta. Mi intento de acompañante perfecta se había ido junto con la toalla de ese hombre y había sido incapaz de responder algo mas conveniente. “Deberia haber pedido lo mismo que el estaba tomando” Pensé arrepentida.  No harbría estado mal estar algo bebida para lo que se avecinada. Quizá asi todo pasaría más rápido.


_________________

Ver perfil de usuario

90 Re: • LA REUNIÓN DE LAS ROSAS • [ROL] el Sáb Oct 13, 2018 7:43 pm


LACROIX:

Nombre: Gael Baptiste Lacroix
Edad: 35 años.
Gael Lacroix es un hombre de 1, 93 m, 98 kg, cabello color ceniza y ojos cristalinos Su pasado es algo de lo que jamás da detalles. Se recibió de cirujano a los 27 años, tras lo cual amasó un imperio multimillonario gracias a su gran capacidad para los negocios. Actualmente es el dueño y único jefe de LaCroix&Co, una multinacional líder a nivel mundial en fabricación de insumos farmacéuticos. Como todo hombre excesivamente rico, tiene aficiones caras como la equitación, navegación, vuelo y otras tantas igual de fascinantes. Amante de la música clásica, el buen vino y los habanos cubanos. Su actitud es casi siempre seria y dominante. Le gusta que acaten sus órdenes eficientemente.
Color de roleo: 594120


Pictures



Gael no se sorprendió ante la triste declaración de la joven debido a su corta edad y a su apariencia inocente. Tuvo que controlarse para no reír cuando notó su voz temblorosa y dubitativa. Se acomodó el cabello hacia atrás e hizo una pequeña pausa antes de empezar a hablar.
- Muy bien, entonces debería ser algo suave… – reflexionó, analizando las botellas que tenía frente a sí, pero sin detenerse en ninguna en particular. Tras tomarse unos segudos, pareció decidirse. – Ya sé.
Acto seguido buscó dos copas medianas de cristal. Abrió la cava y extrajo una botella de vino completamente negra, adornada con la imagen de una máscara teatral. La mitad de su cara se desdibujaba en una macabra sonrisa, la otra mitad lloraba desconsoladamente, y sobre ella, con letras doradas y ornamentadas, se leía la palabra “Dramatique”.
La abrió utilizando sólo sus manos, y del pico de la botella brotó una espuma fina, ligeramente rosada, indicando su adecuada temperatura. Llenó ambas copas, olvidando el whiskey,  y se acercó a Angélica, extendiéndole una para que la cogiese.
- Es parte de mi colección personal. – informó, dejando entrever cierto orgullo en su voz-. Las viñas Grenache utilizadas para fabricarlo poseen más de 100 años de antigüedad,  y fue estacionado en barriles de roble durante 8 años luego de su fabricación. Debes controlar muy bien la temperatura de fermentación para lograr el cuerpo de un vino como éste. Es casi una obra de arte, y demasiado costoso de producir, por eso existen sólo 20 botellas en el mundo. Y diez de ellas están en mi poder. ¿Sabes cómo se reconoce un buen vino de esta clase? – preguntó, inclinándose de modo que sus miradas se encontrasen a la misma altura y la distancia entre ellos se acortara. El reverso de su mano libre acarició la tierna mejilla de la joven, bajando hacia su mentón–. Las burbujas… –  aquella mano no se detuvo al rozar el cuello de Angélica, y siguió su trayecto hasta recorrerle ambas clavículas-. Éstas deben ascender muy lentamente hacia la superficie... – La mirada de Gael no se apartó ni un momento de los ojos de Angélica, aún cuando las yemas de sus dedos comenzaron a recorrer suavemente los hombros de la chica, delimitando su silueta. – Tienes una piel hermosa…
Gael le dirigió una sonrisa perversa y, levantado su copa, la chocó con la que ella sostenía.
- Por ti, Angélica. Y por lo hermosa que te ves ésta noche. – dio un sorbo para sellar el brindis y retrocedió. Dejó la copa sobre el aparador y arrojó la toalla al suelo, tendiéndose en la cama. – No voy a hacerte daño, no temas… -. Aseguró, dando unas palmadas sobre la colcha, invitándola a sentarse junto a él.


_________________


•  INSCRIPCIONES  •


•  ROL •

Ver perfil de usuario

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 4 de 4.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.