La Mazmorra Gris
Actualmente el foro se encuentra en etapa de creación.
Es por eso que muchas cosas pueden no estar terminadas.
La fecha de inicio del rol aun no esta fijada pero puedes conectarte y husmear por el foro todo lo que gustes...
La Mazmorra Gris

Rol, Aventuras, Magia, Batallas, Romance, Fantasía, Rol


No estás conectado. Conéctate o registrate

La Mazmorra Gris » Roles » La guerra de los Mil Años

La guerra de los Mil Años

Ir a la página : Precedente  1 ... 21 ... 38, 39, 40  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 39 de 40.]

1 La guerra de los Mil Años el Dom Abr 09, 2017 3:34 pm

Recuerdo del primer mensaje :


Allí donde la noche es alumbrada por dos lunas, una guerra sin edad ni tiempo, fue iniciada siendo un recuerdo olvidado la causa de la misma. Durante mil años tan sólo sobrevivía la maldad y el odio.
Muerte tras muerte, venganza tras venganza, creó una guerra sin fin donde ningún ser humano ganaba nada, los únicos que conseguían algo eran aquellos seres ocultos en las tinieblas, que aparecían cuando los problemas se acercaban, se alimentaban de los pensamientos y acciones perversas, estos seres también eran llamados demonios.
Gobernados por la tecnología, y los pecados capitales, los demonios caminaban entre los humanos sin que estos lo supieran, todos temían su existencia, y la de un lugar donde habitaban.
Al mismo tiempo seres mágicos que solían caminar por aquellas lejanas tierras, usando magia por donde pasaban, eran desterrados a vivir en un lugar creado más tarde por ellos, los ángeles, incapaces de estar en un lugar con tanta maldad. Muchos se dejaron corromper e influir por ella y la desesperación que reinaba por tierras humanas, convirtiéndose en alas negras o aliados de Satán. Otros simplemente renunciaron a marcharse transformándose en ángeles grises.

Tres mundos distintos
Tres seres diferentes
Pero solo una guerra eterna en la que el equilibrio se había roto.
_____________________________________________________________________________________________











Edahi:


Nombre: Edahi Losarig

Edad:103

Descripción física: Lo más destacable de su apariencia es su larga cabellera roja intensa y sus ojos verdes cómo esmeraldas, de mirada fría y obstinada para algunos, a cálida y amable para los que se han ganado su amistad, que son la mayoría. Incluso con estas dos cosas que suelen resultar extravagantes, es una persona que se ve atractiva. No es especialmente alto ni musculoso, tampoco lo necesita para ser feliz. Cuando está con humanos o con Silya suele mostrar un rostro relajado, divertido, confiado y algo travieso. Pero todo cambia cuando los humanos son malvados o hay demonios cerca, se tensa de manera drástica y su cara muestra todo el odio y el enfado que tiene hacia los de su especie, normalmente sus colmillos son un poco más largos de lo normal, pero cuando se enfada se pronuncian bastante más sin que este muchas veces se de cuenta. Tiene una sonrisa muy cálida y energética, que hace que todo pareca más divertido y emocionante de lo que es.

imagen:

Nunca muestra su otra forma, por lo que todavía es un secreto para la mayoría.

Descripción psicológica: Es la persona más infantil que se puede encontrar, le encanta curiosear e investigar cosas simples cómo por qué se caen las hojas o que pasa con el agua que cae al llover. Es muy bondadoso y servicial, siempre que pueda hará algo por ayudar a quién sea. Edahi es leal a sus seres queridos, en especial a los que han convivido mucho tiempo con él y ya saben su secreto. Éste se divierte con cualquier cosa y hace que las personas a su alrededor también se lo pasen bien solo por verlo sonreír. Es una persona muy tierna y sincera a la que le gusta ver el mundo mejorar y avanzar poco a poco. Pero a pesar de todo esto tiene un lado serio y concienzudo que sabe cuándo tiene que aparecer para poner todo en orden. Al principio puede parecer algo contestón, arisco y rebelde, pero suele hacerlo para ver quién es digno de su confianza y respeto.

Historia: Al nacer en el infierno, su padre descubrió algo que nunca pensó que le ocurriría a él, su hijo no tenía ni una pizca de maldad en su interior, tampoco su aura era maligna. Preocupado por su bebé y el terrible futuro que le depararía si se quedaba en el infierno, decidió junto a su esposa, que ese bebé debía de ir al mundo humano para estar a salvo de las manos de sus semejantes. Y eso fue lo que hicieron, buscaron un lugar donde la guerra no había llegado y se lo dejaron a una familia que no podía engendrar hijos, con una carta que pedía que se la entregaran cuando este ya fuera adulto y donde explicaba el por qué de su abandono y lo mucho que lo querían de todos modos. Sus padres adoptivos aceptaron a Edahi sin vacilar ni un segundo y le otorgaron un nombre pues sus padres originales no se habían atrevido a darle uno.

Pasaban los años y Edahi crecía lentamente poco a poco, sin parar, pero demasiado lento para sus padres humanos, que no pudieron verle hacerse un hombre incluso despues de cuarenta años, ellos se murieron sin poder cuidarlo hasta el final, sin embargo en esos años Edahi fue el niño más feliz de universo, con unos grandes padres y aprendiendo muchas cosas sobre el mundo y sobre la vida. Cuando se quedó huérfano intentó buscarse un trabajo para poder tener dinero para comer algo, como le había dicho su papá poco antes de dormirse para siempre. Buscó y buscó, pero nadie le quería dar un trabajo pues para ellos no era más que un crío. Así pasó una decada en la que tuvo que robar y manipular sus palabras para conseguir comer y dormir bien.

Poco después conoció a Silya, ella lo acogió, lo cuidó, le dió ropa limpia y se lo llevó consigo de viaje por todo el mundo, con ella descubrió que tan grande era el mundo y todo el tiempo que tenía para conocerlo, también lo que él era y por qué no parecía crecer. Con esto aprendió a utilizar sus poderes y el arte de la espada para así poder ayudar a las personas. El tiempo pasaba y ella no envejecía gracias a que tampoco era humana, cada vez le cogía más cariño hasta que un día le pidió permiso para apellidarse igual que ella y así ser su "hermano", feliz con su nuevo apellido, fueron a celebrar que ahora eran una familia. Allí en ese hostal, se dio cuenta de que Silya no estaba indefensa ante los seres no-humanos y de cuan despreciables eran los demonios. Gracias a sus poderes no tuvo que preguntarle sobre el pasado a su querida hermanita que parecía tener recuerdos muy oscuros con los demonios, desde ese día odió a los demonios por todo lo que le habían hecho a Silya y por cómo se comportaban todos, por eso nunca entendió que ella lo acogiera y lo cuidara con tanto cariño y amor.

Cuando cumplió los cien decidió que debía dejarle hacer su trabajo a su hermana y él viajaría intentado ayudar a los humanos y cumpliendo las órdenes que como a Silya le eran dadas por unos ángeles. Se marchó con la única promesa de que una vez al año se reunirían y que si se necesitaban se llamarían para acudir al auxilio del otro.


Gustos:

Disgustos:

Poderes:

- Puede ver los sentimientos, los sueños y los recuerdos, también puede comérselos haciendo que desaparezcan del individuo.

- Es capaz de hacer dormir a las personas.

- Puede transportarse de un lado a otro a través del mundo de los sueños, es decir si encuentra a una persona o a un ser que este durmiendo cerca de donde quiere ir tan solo tiene que usar sus poderes para entrar físicamente en el sueño y luego salir, encontrandose en el lugar en el que está el que duerme.

-


Extras:

- Se suele comer las pesadillas, y los malos pensamientos de las personas, pero nunca se ha comido un recuerdo por malo que sea ya que piensa que es algo sagrado y que no debería ser tocado.

- Nunca a querido comprender a los demonios, simplemente no quiere tener nada que ver.

- No a leido la carta que le dejaron sus padres reales, pero tampoco a sido capaz de tirarla sin saber lo que hay dentro.

- Tiene una espada que le dieron los "superiores" cuando decidió irse por su cuenta, esta incrementa sus poderes y hace que los seres mágicos tarden más en regenerarse.


Color de roleo: a61e1e





Me alegré mucho al ver su cambio de actitud cuando le ofrecí viajar conmigo, así tendríamos un día más juntos y además podría conocer a sus padres y ella a mi capitán -Claro que puedes conocerlo, además seguro que te llevas bien con toda la tripulación- respondí con entusiasmo negando que pudiera ser una molestia, con una dama cerca mis compañeros solían tener mejores ánimos y hacían todo más rápido para tener tiempo para hablar con la damisela.

La veía tararear con alegría caminando a mi lado y sonriendo con mucha ilusión. Se notaba que hacer el viaje junto a mi le hacía feliz, aunque también estaba la posibilidad de que podía ver a sus padres finalmente.




Tefael:


- Nombre: Tefael Odicil

- Edad: 820 años

- Descripción física: Tiene el cabello grisáceo, largo a mitad de espalda y suele tener gran parte atado en una cola baja. Sus ojos tiene el mismo tono de gris, son llamativos y suelen atraer a las personas. Tiene una sonrisa cálida y sensual, parece muy dulce, pero suele esconder pensamientos poco dignos de un ángel. No tiene demasiada musculatura, pero lo compensa con su fuerza, magia y velocidad. Es un chico de una altura media alta. Sus alas son todo un espectáculo pues son totalmente blancas por dentro y blancas con manchas negras por fuera, también son realmente grandes y esponjosas. Su tono de piel es similar al de Silya, bastante claro como si nunca fuere por el sol.

Tefa:

- Descripción psicológica: Tefael es una persona divertida y animada, que no puede evitar hacer comentarios inapropiados y bromas inesperadas. Le encanta llamar la atención y hacer caos en asuntos pequeños. Le gusta hacerse el misterioso y el interesante, para intrigar a las personas que no conoce demasiado. Pero a pesar de todas estas cosas tiene un interior cálido y dulce que pocas personas han llegado a conocer. También es una persona responsable y seria cuando los acontecimientos le obligan a actuar de ese modo, y ante todo Tefael es protector, le gusta tener protegidos a los seres que ama, aunque adora la libertad y la soledad por lo que suele distanciarse por ciertos periodos de tiempo de la gente a la que quiere.

- Historia: Antes de nacer su padre y su madre vivían pacíficamente en tierras humanas, ambos eran ángeles blancos que traían paz y prosperidad a la zona en la que vivían. Un día su madre, se quedó embarazada de Tefael, durante ese tiempo todo fue bien, hasta que un día su padre apareció con las alas completamente negras. Nunca explicó que pasó ni por qué decidió aceptar aquella oscuridad, tampoco nadie le pidió explicaciones. Ambos siguieron viviendo juntos, pues su amor era más fuerte que los bandos y que los colores.

Sin embargo el día del nacimiento de Tefael, ambos se quedaron atónitos, su hijo tenía el interior de las alas blancas y el exterior completamente negras. Nadie sabía cómo podía haber sucedido algo así, pues cuando fue concebido ambos eran blancos. Con el tiempo la parte exterior de sus alas empezó a volverse más blanca gracias a la pureza de su madre, pero nunca terminó de convertirse en blanca dejando manchas en algunas partes. Sus padres pensaron que quizás no estaba hecho para ser un ángel de la luz, así que decidieron dejarlo con su padre y mostrarle lo que era la oscuridad, sin embargo esto tampoco funcionó, sus alas eran negras salvo por unas manchas blancas en el interior.

Debido a esto se pasó la infancia cambiando de plumaje una y otra vez, pero nunca tuvo un solo color, por lo que nunca fue aceptado en ninguno de los dos bandos, y fue convertido en un alas grises aun sin tener las alas de ese color. A pesar de que no era aceptado en ninguno de los dos bandos era capaz de sacar las energías de ambos, pues una ángel ya fuera blanco o negro se abastecía de la energía y la magia que había almacenada en el lugar al que siempre regresaban.

Ya con los años no le importó lo que los demás pensaran de él, era capaz de aprovechar lo mejor de ambos bandos, como era el mentir o el sanar las heridas de otros. Después de un tiempo de marchó de su casa y dejó a sus dos padres solos. Tefael viajó por todo el mundo sin prisa alguna hasta que un día se encontró con su madre que había ido a buscarlo, al parecer una guerra muy intensa había comenzado y había obligado a los ángeles puros a marcharse de la tierra para volver al Cielo. Él nunca hizo nada por impedir la guerra, tampoco por que prosiguiera, simplemente veía cómo algo normal que hubiera guerras, pues la naturaleza humana les obligaba a ello. Siguió su camino por el mundo, esquivando batallas y caminando en zonas tranquilas, hasta que de nuevo le llamaron, una niña que al igual que él podía quedarse en la tierra todo el tiempo que quisiera había nacido. Sorprendido de escuchar que era su prima, la hija del hermano de su madre, se fue volando hasta allí. 

Cuando llegó ya ella ya tenía 5 años, por que le habían avisado después de asegurarse de que de verdad no tenía necesidad de marcharse. A Tefael le resultó extraño que sus alas fueran totalmente blancas y sin embargo siguiera aquí, hasta que conoció a su madre una mestiza de mitad sangre ángel mitad humana. Allí supo que aquella joven no iba a poder ir nunca al cielo, y seguramente tampoco al infierno, se sentía tan identificado con ella que se quedó cerca a vivir por un tiempo y ayudar a su madre a cuidarla mientras el padre no estaba, y cuando éste llegaba él se marchaba un par de años a viajar por ahí. 

Una de esas veces, Tefael se había retrasado en llegar y cuando entró en la casa encontró una escena de lo más sangrienta, a la madre de Silya había muerto, le faltaba un ala y tenía la garganta cortada, además de evidencias de haberla torturado antes de que muriera... Y Silya se aferraba a su madre suplicando de que volviera, a ésta también le faltaba un ala, además de un brazo y multitud de signos de tortura. Él no pudo evitar que su ira creciera, por una vez que había apreciado algo, lo había perdido por su propia culpa. 

Sólo el consiguió sacar a Silya de la casa, y mas tarde empezar a curarla. Su ala y su brazo se regeneraron, pero no recuperó su color blanco puro. Para eso tardó años en los que asimiló lo sucedido, pero cuando lo logró empezó ha cumplir misiones para el cielo, Tefael supuso que era para distraerse y concentrarse en otra cosa así que decidió dejarle sola y verla de vez en cuando. Así lo hizo, cada cierto tiempo iba a visitarla y empezó a ver su mejoría, sobre todo cuando acogió a un pequeño niño demonio y lo trató cómo a su hermano. A él nunca le pareció mal aquello, tan solo extraño, pues eran demonios los que habían matado a su madre y ella iba y acogía uno. Pero al poco tiempo tuvo que admitir que el muchacho era un buen chico y de lo más responsable.

Con los años hicieron un trato de que cada uno o dos años como máximo se verían y se pondrían al corriente. 

-Gustos: ~

-Disgustos: ~

-Magia: ~

-Extra:

+ Adora a los gatos, es incapaz de no sentir fascinación por ellos, además parece ser que los gatos también le adoran a él, pues los atrae con facilidad.

+ Le encanta hacer bromas y crear pequeños disturbios cómicos.

+ Tiene la capacidad de mentir, al igual que muchas cualidades de los ángeles oscuros.

-Color de roleo: c2bec2



Nadie me explicó por qué me felicitaba, aunque tampoco le di tanta importancia después de ver que era así de cariñosa con todo el mundo. Mi sugerencia no pasó desapercibida consiguiendo que ambos se marcharan para limpiar la habitación y que Cryp terminara de vestirse. No tardamos nada en arreglar el cuarto volviendo a encender incluso las velas que ni siquiera necesitamos cuando llegamos.

Al salir Zahan se disculpó con nosotros por el ataque de su esposa, se notaba cuanto la amaba por su forma de mirarla y por su tono de voz "Menos mal que no hice ningún intento con ella" pensé agradecido de que mi voz pensante se dejó oír por encima de las demás. Llego a vislumbrar en Cryp unos ojos llenos de sentimientos negativos antes de que se dé la vuelta para marcharse. Esta vez soy yo el que mira a Zahan en forma de disculpa por como está Cryp, parecían ser unas personas que habían estado cuidando de él cuando yo no estuve para él, así que quería que al menos no perdieran esa amistad formada y que pudieran serle de ayuda en un futuro si yo llegaba a faltar.

Fui rápidamente en la dirección de Cryp para ver que se había encontrado con Silya e Isaro. Aunque me extraño verlos tan sonrientes, más fue mi extrañeza al ver que Isaro rodeaba a Silya por la cintura. Era un gesto muy posesivo y sin embargo él lo hacía con tanta normalidad que daba a entender que era habitual para ellos. -Sí, acabamos de volver- contestó Silya con una sonrisa muy cálida, Isaro pareció recordar algo por que nos miró a ambos con entusiasmo -Iba a preparar la comida, vendréis a comer ¿Verdad?- Sabía que Cryp quería decirme algo, pero si nos quedábamos solos ahora por negarnos a irnos con ellos seguramente sería incapaz de contarme todo lo que planeaba. Decidí dejar la elección de acompañarlos en sus manos, era él el que no parecía saber que hacer.



Última edición por clea el Mar Dic 19, 2017 2:12 pm, editado 2 veces

Ver perfil de usuario

951 Re: La guerra de los Mil Años el Miér Ene 03, 2018 4:10 am

Edahi

Tenía en mis brazos a Wendy… respiraba y su corazón palpitaba. Era como un sueño o despertar de una pesadilla, ambas cosas imposibles para mí. Dejé que Cain la cogiera para volverla a subir a la cama porque yo estaba demasiado débil para ello -Incluso si preguntas no lo sé- respondí mirándolo con sinceridad. Había confusión en mi rostro, pero la verdad es que no me importaba lo que la había hecho revivir… ella estaba viva de nuevo y eso era más que suficiente para mí.

Todos empezaron a marcharse a sus respectivas casas a excepción de Cain y Silya que tuvieron que irse a casa de Wendy pidiéndome que les avisara en cuanto la niña de la otra habitación se despertara -De todos modos vendréis temprano ¿No?- así lo esperaba, no quería quedarme solo toda la noche ya que no tenía ninguna gana de dormir. Pasadas unas horas fui hasta el puerto que esta vez sí estaba cerca para escribirles una carta de que me tenía que encargar de algunos problemas sucedidos donde vivían todos mis seres queridos y que no podría acompañarlos durante bastante tiempo. También aproveché para agradecerles todos los años que me habían acompañado en ese viaje tan interesante.

Volví a casa en cuestión de minutos y esperé hasta que amaneciera y Tefael viniera a darme una explicación lógica de lo ocurrido… seguro que si alguien sabía que había sucedido era él.



Isaro

Un sonido me hizo abrir los ojos de golpe, el olor a sangre seca todavía estaba por todo el lugar haciendo que no pudiera equivocarme. La aldea había sido atacada, no fue una pesadilla. Miré a Scar sorprendiéndome de que ya abría los ojos y respondía las cosas que ocurrían a su alrededor -Scar- le llamé con mucho amor, feliz de poderla recuperar de nuevo. Sin embargo su mirada me decía que no era así, como si fuera una persona completamente distinta "Scar estaría llorando por Clarisse" pensé asimilando todo lo que eso significaba.

Cerré la cortina y me levanté con rapidez -Quédate aquí descansando, te voy a preparar un delicioso desayuno- le pedí con una sonrisa de cortesía, no estaba seguro de cómo tratarla pero al menos quería hacerla feliz y que recuperar fuerzas, incluso si jamás se acordaba de Clarisse nunca dejaría de cuidarla… tal vez era mejor que hubiera olvidado a mi pequeña, así al menos no lloraría como yo lo hacía cuando nadie miraba.

Ver perfil de usuario

952 Re: La guerra de los Mil Años el Miér Ene 03, 2018 6:31 am

Cain / Sessaibushi:
-Nombre: Sessaibushi "Cain" DeepDark
-Edad: 130 años
-Descripción fisica: Su apariencia humana es similar a cualquier otro hombre que puedas cruzarte. Pelo algo más largo de lo habitual, de semblante duro, alto y ligeramente corpulento pero nada muy llamativo. Podría ser desde un soldado cualquiera hasta un panadero o un nómada. Apuesto y caballeroso pero con algo extraño. quizás tan solo un sentimiento de incomodidad cuando su mirada es muy fija o un miedo real a que se acerque. La unica diferencia son las orejas en forma de punta que oculta bajo el pelo.
Tras la rotura del sello, mostró su forma demoniaca. Su fuerza, velocidad y destreza se disparan. El color de ojos se torna ambarino y el pelo se alarga cubriendo su cuerpo. Le salen orejas, hocico y cola. Un lobo espectral ocupa el sitio en que antes había un hombre. Sin embargo, puede volver a su forma humana.
Forma humana

Forma demoniaca completa


-Descripción psicológica: A pesar de ser un demonio, su personalidad y educación lo mueve a ayudar a otras personas, humanos, ángeles o demonios, e intentará hacer lo que esté en su mano Esta es una forma de vivir muy amable y generosa, pero él sabe que es egoísta, pues más que hacerlo por otros, lo hace como compensación por lo ocurrido, para tener la conciencia tranquila.
Si bien sus poderes aumentan cuando los sentimientos negativos que lo rodean son más fuerte
s, este poder va quemándolo como ponzoña venenosa, volviendolo fuerte pero malvado. Por supuesto, no le gusta en absoluto la sensación de estar usando a los demás como canalizadores, por lo que busca liberar su propio poder sin que nadie tenga que odiar, matar o herir a otros. Solo tiene cariño por tres cosas, que lo acompañan en su viaje y de las que jamás se separa: Las espadas que su padre le regaló y una foto que tiene de su familia cuando aún estaban todos. 
Conoce su apellido real, pero no tiene cariño ni curiosidad por establecer contacto con sus abuelos, lo que sus padres le contaron fue más que suficiente para que todo el interés que sentia por esos demonios desapareciese. 


-Historia: En el mundo de los demonios, conocido como Infierno, no es extraño conocer el enlace entre dos demonios unidos por el interés paterno de aumentar su honor, orgullo y renombre. Allí donde la desolación y los sentimientos amargos son el pan de cada día, cuanto más poder se tiene, mayor respeto corresponde a la familia. Aunque las cosas han cambiado un poco, esta fue la razón de que Learty, una joven de la conocida familia demoníaca Rivernigth, huyera de lo que sus padres habían preparado para ella, de la mano del apuesto sirviente que vivía con ellos.
De esta aventura por los mundos, un amor dio paso a la relación clandestina de ambos jóvenes, que viajaron por el Infierno y la tierra humana conociendo sus costumbres y a sus gentes.
Veinte años después, el timbre de la mansión Rivernigth sonó con un apremiante tono de alarma. Al abrirse la puerta, la dulce Learty envuelta en lágrimas pidió ayuda. La guerra habia estallado en el mundo humano y los habia cogido en medio. Ni el avanzado estado en que se encontraba el embarazo de la chica, ni sus heridas o la presencia del marido de esta, herido gravemente, casi inconsciente, ablandó el corazón de sus padres, que cerraron las puertas fingiendo no reconocerla.
Obligandose a ser fuerte, Learty volvió al mundo humano con su marido. La casa era todo lo que tenian y desde ese momento decidieron dejar atras el apellido de ambos y comenzar la segunda parte de su aventura siendo la familia DeepDark, sin honor, sin conocidos, sin nada.
El doloroso parto tuvo lugar en el mundo humano, la madre quedo exahusta, por lo que Crypthorn tuvo que utilizar todos sus conocimientos en espadas, magia y la fuerza de la que disponia para proteger a su mujer y a su hijo, Sessaibushi, el nombre del hermano fallecido de Cryp.

Tras la recuperación y el encuentro de un lugar donde vivir, cuando el pequeño Sessai cumplia los tres años, sus padres tomaron la decision mas dificil. Al serle imposible ocultar su energia demoniaca, los humanos se sentian agresivos hacia el pequeño. Debian protegerlo. La forma mas segura para todos era aprovechar que los ojos del pequeño tenian un color humano para sellar su potencial y que, a ojos ajenos, fuera un niño humano como tantos otros, hasta que llegase la edad en que fuera capaz de cuidarse.
Para evitar que estuviera completamente indefenso, su padre le enseñó todo lo que sabia sobre espadas, reconociendo que Sessai era muy bueno en el manejo de estas, llegando a usar dos y superar a su padre a los 60 años (aparentando 16). Por su parte, Learty no queria enseñarle nada de poderes demoniacos, por lo que solo le contaron la verdad, evitando contarle lo que pudiera asustarlo.

Ajeno a ellos, la guerra avanzaba y cuando la familia se pensaba segura, un giro los separó, dejando al chico con su madre y al padre desaparecido. Delante de él, un ángel confundido atravesó a su madre con su propia arma. El sello que mantenia al demonio de Sessai oculto se rompió, liberandose. La cara del chico se alargó, sus dientes crecieron y cayo a cuatro patas. Un enorme lobo demoniaco de pelo morado claro y negro miraba a los hombres con ojos rojos, llenos de lagrimas. De un mordisco, enloquecido por el dolor de la perdida, mató a aquel que tenia mas cerca. Uno tras otro, todos murieron entre sus fauces, y solo el angel, que habia salido antes de que Learty muriera, estaba vivo. 
La consciencia de Sessai estaba apagada, y su moral y etica se habia quedado encerrada bajo los recuerdos de la reciente muerte de su madre. Sin ver nada, las muertes continuaron durante un rato, todo aquel que le atacaba, era despedazado, fuera quien fuera.
Nadie parecia capaz de pararlo, pero un lobo similar, de un color mas apagado pero de tamaño mayor consiguio tumbarlo. Mientras Sessai se revolvia, ambos, padre e hijo, volvian a su forma humana. No hicieron falta palabras, Crypthron lo sabia. Su esposa, la madre de Sessai, habia muerto. La sangre emanaba el olor de la desesperacion que intentaba ocultar de su hijo.
Sus caminos tardaron aun 1 año en separarse. Cuando una pista del angel causante de todo aquello hizo que Crypthorn olvidara su camino, las nuevas enseñanzas a su hijo para ayudar a su despertar repentino y ahogar el dolor de la perdida, para guiarse por la venganza en la que jamas habia pensado. La peticion de Sessai de que no lo hiciera tardo en hacer efecto, un par de semanas siguiendo al hombre, apagaron la llama del odio.
Si bien el poder de Crypthorn y Sessaibushi era cada vez mayor por la desesperacion de los humanos, ninguno queria seguir lo que su raza solia escoger. Aquel mundo era el que su madre habia elegido, en el que habian vivido durante tanto tiempo y donde ella habia muerto. En un viaje a la tumba de Learty, padre e hijo sabian el siguiente paso. Aventuras separadas, necesitaban pensar, digerir lo ocurrido. Crypthorn partio al anochecer en direccion norte. Sin despedidas, llantos o mentiras. Solo una promesa de reencontrarse cuando sus almas estuvieran recuperadas.
Seis años después, el dia a dia de Cain, el nombre humano que Sessai adopto por ser mas facil que el real, se basaba en ayudar a aquellos que lo necesitaban, a la fuerza si era necesario.

-Gustos y disgustos:
 +Las noches de luna llena
 +Ayudar a la gente
 +Su poder demoníaco cuando esta bajo control
 +Carne
 +
 -Matar por error
 -Descontrolarse
 -Quedarse bloqueado
 -Pescado

-Poderes:
*Poderes de demonio estándar:
Ver el aura de las personas: Al utilizarlo para aumentar su poder, desarrollaron la capacidad de ver las auras. Su forma y color es diferente en cada persona, pero solo se ven cuando el dueño siente algo fuerte. La textura es siempre similar a un vaho, semitransparente, no se "ve" a no ser que se mire.
Visiones de un futuro cercano: El leido debe estar dormido, inconsciente o en coma para poder ser objeto de este poder. El "ritual" es diferente para cada familia, pero el resultado es siempre el mismo, entre 5 y 10 segundos de una escena que ocurrira en el futuro. No es un poder exacto, podría mostrar un peligro, una pista o simplemente una imagen de lo que va a desayunar.
Sobrehumano: Su capacidad sobrehumana les permite moverse por zonas contaminadas sin sentir los efectos de estas (excepto radiación en grados altos)
Modificación temporal de apariencia demoniaca: A pesar de ser muy cansado, en ocasiones, los demonios utilizan la energía oscura ambiental para modificar a ojos de quienes les ven su apariencia demoniaca, no pudiendo cambiar su forma pero si ciertos aspectos como el color del pelo o las escamas, los ojos o el tamaño de los colmillos, incluso su aparición. Esto para quienes tienen mucho potencial mágico (como arcángeles o altos cargos infernales) se ve como una ilusión translucida sobre la verdadera apariencia del sujeto.
Absorción de sentimientos negativos: La ira, el miedo, el dolor y la venganza son algunos de los poderes que más energía y poder suministran a los demonios, que son capaces de utilizarlos a su favor.
*Poderes de Cain:
Velocidad aumentada: Como demonio lobo tiene la capacidad de correr grandes distancias a gran velocidad sin cansarse aunque, una vez pare, deberá descasar hasta reponerse.
Visión nocturna:
 Gracias a su naturaleza lobuna, es capaz de ver sin problemas en noches de luna nueva, tanto en su forma humana como demoníaca.
Alimentación animal: Esto es más una característica, pero por su forma de depredador puede comer carne cruda sin problemas para su organismo.
Comunicación:
 Puede entender y hablar con lobos.

-Extras: Sus padres escogieron un apellido nuevo para su familia, evitando asi dañar de alguna forma a la familia de la chica.
Entre sus ropas esconde una vieja foto de sus padres con él de niño, cuando sus poderes estaban ya sellados.
Le gusta ser un demonio, no odia su naturaleza, a pesar de arrepentirse de lo que hizo.
Tiene una relación con Silya
La confusión de todos era demasiada para poder solucionarla en esos momentos y enseguida cada unos nos fuimos yendo. Ya que Wendy ocupaba la cama de mis padres y Ceci mi habitación, decidimos que lo mejor era ir a dormir a casa de Wendy, aprovechando para echarle de comer a la gata y ver si había habido algun destrozo que debiera ser arreglado. De todas formas le pedímos que nos avisara si la niña se despertaba, no es que no pensasemos ir, pero ambos estabamos también cansados de lo ocurrido, no solo emocionalmente, pues soportar una purificación y teletransportar también era agotador.
-Si, no quiero que se despierte sola. Además tampoco teneís nada para comer -Le dije y tan solo con eso pareció conforme. La verdad era que no estaba del todo seguro de ser capaz de despertarme al día siguiente, aún estaba dolido por la muerte de Wendy, ahora estaba viva y no tenía muy claro como reaccionar a ello. Querría haber hablado un poco con Silya hasta que se quedase dormida tal como solía hacer, pero en cuanto me tumbé, fui yo el que se quedó dormido. Dormí increiblemente bien hasta que la gata nos saltó encima, exigiendo su alimento matutino, despertandome de golpe de malas maneras. Bostecé, decidiendo si fingir que no la había notado, pero se quedó sentada sobre la mesilla mirandonos fijamente.
Abracé a Silya, pretendiendo seguir con lo que estaba haciendo, pero antes de que me pudiera volver a dormir, la maldita gata saltó sobre ella y me arañó, huyendo cuando me levanté a por ella. Y asi fue como nos despertamos ese día, ambos con arañazos, yo de un ataque y Silya de una huida.
-Duerme un rato más -Le dije, dándole un beso en la cabeza. Dejé que se durmiera si quería pero recordé que en mi casa no habría absolutamente nada de cenar salvo lo que utilicé para hacer la cena de Ceci y lo que nos trajeron mi padre y Tefael, y eso para desayuar, quizás era demasiado. Avisé a Silya por si quería venir y aproveché para lavarme la cara y quitarme de encima el sueño que seguía teniendo. Volvímos a casa, aunque ibamos a pasar a ver a Isaro era demasiado pronto aún y no le iría mal descansar, Edahi por otra parte, que aunque también lo necesitase seguro que estaría cotilleando en algún sueño ajeno, estaba solo y seguro que a Ceci no le haría gracia despertarse sola. Entré sin llamar, al fin y al cabo era mi casa y escuché un gruñido de la habitación de mis padres, era incómodo escuchar a Wendy gruñir pero fingí no oirlo.
-¿Qué quieres desayunar? -Le pregunté a Silya mientras iba sacando las cosas, incluida ropa limpia para Wendy, que seguro que lo agradecería. Me estiré, aún algo cansado, pero habiendo regenerado el daño del día anterior. Ahora que las cosas estaban más tranquilas, me venian a la cabeza cosas que ya no tenían nada que ver. Preferí dejar el tema para otro momento y simplemente nos pusimos a preparar un desayuno que anque no fuera alta cocina, fuera suficiente, poner mermelada en un bollo no era tan complicado ni para nosotros.


Wendy:
-Nombre: Wendy D'font
-Edad: 20
-Descripción fisica: Una chica de cabellos largos, ojos color miel y piel clara. Es un poco más delgada de lo que a Scar le gustaría, pero se niega a comer más de lo que necesita. Suele llevar las manos limpias y las uñas arregladas, el pelo suelto decorado con un lazo y no utiliza ni pulseras ni colgantes, tampoco anillos. Le gusta ir con colores cálidos, como el marrón o el naranja, y prefiere los vestidos, a no ser que necesite llevar pantalones (por ejemplo, para ir a la montaña o ayudar en algo).



-Descripción psicológica:  Desde pequeña siempre ha sido una chica tímida pues sus padres, al ser un mitad ángel y una medio demonio no eran bien vistos en casi ningún circulo social. Le encanta la naturaleza y con su tía aprendió todo lo que pudo antes de que sus caminos se separasen, por lo que se enfada si alguien la hiere o ensucia. No le gusta hacer daño a los animales ni destrozar las plantas, por lo que prefiere no mirar cuando hay caza o talan para leña. Es muy dulce y amable, pero su timidez le impide mucha de la sociabilidad que le gustaría tener, por suerte para ella, Scar es un remolino. De llanto fácil y alegría contagiosa, parece más una niña cuando esta rodeada de algo que le gusta.
-Historia: Los padres de Wendy, su tía y su primo mayor se mudaron a la aldea improvisada cuando ella tan solo tenía tres años. Sus recuerdos de esa época son borrosos, pero el olor del valle, la tranquilidad y el haber huido de unos horribles ruidos nocturnos hicieron que la pequeña durmiese bien y sin problemas durante el resto del tiempo. Nicole, su tía, la alentó con su amor a la naturaleza, enseñandole a partir de los cinco años todo lo que sabía y la pequela podía aprender. Su madre, Martha, una medio demonio que había escapado por los pelos de la masacre a su familia, la cuidaba pero nunca la notó tan cariñosa como cuando estaba con su padre. Wendy no lo entendía y sus preguntas se respondian con "tiene un mal día, cielo". Jack, su padre, medio ángel, intentó enseñarle la magia que conocía, pero enseguida se dieron cuenta que las habilidades sobrenaturales de la pequeña no se desarrollarian si ella no quería. Y la pequeña, ignorando a sus maestros, salía corriendo tras una mariposa o se paraba a alimentar a cualquier animal.
Conforme crecía, algunas de las conversaciones qe antes pasaban inadvertidas para ella, fueron cobrando sentido. Su madre se había quedado embarazada sin proponerselo, Jack no quería hijos pero no había sido capaz de abandonar a Martha a su suerte. Siendo una niña no deseada, aunque si su madre la veía llorar o herida, si se paraba, no solía mostrar verdaderos signos de amor a su pequeña. Nicole, hermana de Jack, que no había podido tener hijos, le brindaba todo el cariño que su madre no le profesaba. Noir, su primo mayor, hijo del marido de Nicole, fruto de una relación anterior, un ángel, no era partidario de jugar con niñas. Él quería unirse al ejercito.
Cuando cumplió los 16 años, se escapó de casa, haciendo que su madre fuera tras él.  Algunas cartas llegaron durante los siguientes años, con su nuevo hogar, la novia de Noir y el nuevo hijo, un humano adoptado por parte de Nicole. Pero, tras un par de semanas sin noticias, los padres de Wendy tomaron rumbo a aquella morada, dejando a la joven en aquella aldea protegida, donde estaban seguros de que su vida continuaria tranquila y sin problemas. Le mandan una carta cada semana mínimo y, si no pueden, una paloma de luz, creada por Jack, la visita poco despues, para llevarle un regalo y quedarse con ella al menos unas horas.
-Gustos y disgustos:
+La naturaleza
+Los animales (sobre todo los zorros y serpientes) y las plantas (sobre todo la lavanda y la menta)
+Los dias con el cielo lluvioso
+La cecina
+Té de lavanda (Laimae) y menta
+Las noches donde las nubes rodean la luna.
+Cuevas oscuras
-Los sobrenaturales extremistas
-Su tio
-Que le pregunten algo y se la queden mirando muy fijamente
-Que Scar llore
-Poderes: No los ha desarrollado (por elección propia).
-Extras: Cuida de los niños de la aldea y es la profesora de naturaleza oficial, encargada de ir a por hierbas medicinales y separación de hongos venenosos. Vive con Scar desde hace relativamente poco, pero se lleva genial con ella. Ha aprendido medicina humana para complementar los conocimientos de Scar.
Estaba corriendo por un gran vacío negro, solo podía ver oscuridad pero sabía que estaban siguiendome, había ruido de pisadas tras de mi y debía alejarme de ellas. Una rama en el camino con forma de espada me hizo tropezarme y tres sombras moradas de forma humanoide se acercaron a mi con enormes sonrisas de color blanco que casi les daban la vuelta a la cabeza. Sus brazos sin forma me atraparon, volviendose más humanos conforme me tocaban, metiendose por mi ropa rasgada y burlandose de mi. Grité al despertarme cuando el recuerdo de lo ocurrido se mezcló con mi sueño. Aún era de noche, pero alguien había dejado una luz encendida, asi que veía bien la habitación. Con el corazón acelerado me volví a tumbar, llorando por el susto y volviendome a dormir tras un rato después de calmarme.
Al despertarme, el cuerpo me dolía cuando hacía movimientos normales, como si tuviera moraduras a medio curar por todos sitios. Mi cabeza pesaba, me molestaban los ruidos pero hasta que no me di cuenta de que estaba despierta nada me hizo reaccionar. Las bisagras de la puerta se quejaron cuando alguien entró en la casa, dejando entrar un montón de olores molestos que me hicieron gruñir. La voz de Sessy, que habitualmente me parecía suave, esta vez me molestó, haciendo que me tapase con la almohada y me abrazase a lo que tenía cerca... que resultó ser un brazo. Lo pensé un momento y abrí los ojos, mirando quién estaba a mi lado. Me sonrojé al ver que el brazo era el de Edahi, que debía llevar ahí toda la noche sin moverse. Me incorporé demasiado deprisa, roja como un tomate, mirandolo a él y al suelo, inquieta.
-L-lo siento, no sab-bia que estabas ahi -Dije rápidamente, aunque inmediatamente pensé que no lo sentía. Me volví a sonrojar por que seguro que me había oido y noté que algo me removía el pelo, pero asumiendo que tan solo era por haberme levantado no le di más importancia, simplemente me volví a esconder dentro de las mantas.

Scar:
-Nombre: Marie Anne Limesground, "Scar"
-Edad: 89
-Descripción fisica: La piel de Scar es de un tono claro pero algo más oscuro que la de Wendy pues se pasa más tiempo al sol, sus ojos de un tono lavanda suave y el pelo violeta casi blanco, siempre atado en una coleta o trenza, casi nunca decorado con nada salvo algún lazo regalo de su amiga Wendy. Le gusta vestir cómoda, con camisetas simples de colores básicos, su chaqueta de "aventuras" y unos pantalones casi siempre destrozados por sus continuos viajesfuera de la casa. Le gusta llevar un a cinta al cuello como si fuera un collar y un par de pulseras que su hermana le dió cuando eran más pequeñas. A su espalda, dos enormes alas marrones creadas por Tefael le dan el aspecto de ángel que siempre quiso.


-Descripción psicológica:  Una chica fuerte, dura, borde y algo agridulce. Es muy directa cuando tiene algo que decir y no se corta un pelo al hablar. Es borde si la situación lo requiere pero sabe cuando debe mantenerse callada. Su caracter desaparece cuando ve un ciervo, pues es su animal favorito.
-Historia: Amaia y Eduardo, sus padres, abandonaron a Scar a sus siete años en la aldea donde ha crecido desde entonces, diciendo que iban a buscar a su hermana. Jamás volvieron. Scar no les odia, pero sabe que si volvieran no los trataria como padres. Se crió con ayuda de los padres de Cain, que la cuidaban como alguien más de la familia, y unos vecinos sin hijos, que la acogieron como tal. Estos han sido desde entonces sus padres, viven aun en la aldea, aunque ella decidió montarse su propia casa más cerca del bosque, bien camuflada, como refugio para un posible ataque. Su historia no es más compleja que eso.
La unica peculiaridad es que su padre era un ángel caido, por lo que la mancha de oscuridad devoró una de las alas de Scar antes de que esta comenzase a andar. Es una mutación genetica que no afectó a su hermana mayor.
-Gustos y disgustos:
+Correr junto a Ocho
+Nadar en el lago desnuda
+El pescado, en especial la trucha frita
+Aunque jamás lo admitirá, volver a ver a sus padres
+Isaro
-Luna nueva
-Eclipses
-Que se burlen por su unica ala
-....
-Poderes: Mantener la estabilidad en una caida
Arma sagradas (regalo de sus padres para que se protegiera), es una daga que hace mucho dejó de ser realmente sagrada
Curación
Vuelo
Si sus emciones se descontrolan, comienza a llover a su alrededor.
-Extras: Vive con Wendy en su casa junto al bosque, aunque visita a sus padres cada dos dias.
Tiene un perro llamado Ocho en el bosque. Entra a casa a dormir y come con ella. Ocho es un mestizo de Pastor alemán y Rottweiler y lo llamó asi por el antifaz que tiene en los ojos, que forma el simbolo infinito.
Es mitad guardían, mitad alquimista con un don innato mínimo para Miada, es decir, no cura las heridas, sino que las restaura. No sabe controlar el tiempo ni sabe que tiene este poder, ya que nunca se ha activado.
El nombre real de su hermana era Rilleta Kathleen pero, al ser muy largo y dificil, todos la llamaban cariñosamente Ricca.
Tiene una relación con Isaro y ha comenzado a vivir con él
Su hija Clarisse murió por culpa de Mitzrael con 3 meses de gestación
El chico me llamó de una forma muy agradable, pero su rostro empezó a cambiar, como si no esperase verme o se hubiera acordado de algo. Cerró la cortina, asi que pude volver a mirar en esa dirección, aunque ya no podía ver el sol. Escuché que decía algo pero cuando me giré a mirarlo, me sonrió y se marchó. ¿Porqué me dejaba sola? ¿Iba a volver? Esperé apenas unos segundos aunque a mi se me hicieron mucho más largos y me empecé a impacientar, queriendo levantarme a buscarlo, pero sin poder siquiera incorporarme, solo conseguí hacerme daño y removerme las plumas haciendo que fuera molesto tenerlas. no lloré, pero las lágrimas por si solas empezaron a salir de mis ojos sin que nadie las llamara. No las limpié por que no sabía bien que tenía que hacer con ellas, tenía una sensación molesta que me hacia doler la garganta más de lo que ya me dolía, asi que solo me quedé intentando de nuevo levantarme para ir a buscar a... .... Un ruido hizo que el nombre del chico volviera a desaparecer de mi cabeza, algo se había caido de la cama y el ruido me había asustado. Algo de madera, pero que no alcanzaba a ver.



Última edición por Adamaris el Dom Ene 07, 2018 11:07 am, editado 4 veces


_________________

Ver perfil de usuario

953 Re: La guerra de los Mil Años el Miér Ene 03, 2018 12:00 pm

Silya

Aunque Cain me dijo que durmiera un poco más, se me había quitado el sueño con bastante velocidad… Nemamiah tenía más carácter del que recordaba, pero no podía culparla, el hambre podía poner de mal humor hasta al más bueno de los gatos. Me levanté estirándome lentamente buscando con la mirada a los demás gatos a excepción de Eider que se había quedado junto mi padre y mi suegro.

Volvimos a casa de Cain después de alimentarlos y dejarlos satisfechos para ver cómo se encontraba Wendy después de todo lo que había pasado. La casa estaba bastante silenciosa y con la luz del día parecía mucho más pacífica que la noche anterior. Decidí mi desayuno al empezar a notar que mi barriga rugía pidiendo comida, justo antes de sentir un suave viento. Ceci se había despertado y había salido corriendo primero hacia Cain para abrazarlo y luego hacia mí para hacer exactamente lo mismo -Buenos días ¿dormiste bien?- le pregunté con una sonrisa mientras ella me contaba el sueño tan agradable que había tenido -Qué interesante- admití al ver lo feliz que estaba en comparación al día anterior. Ceci parecía una chica muy animada, simplemente no había podido demostrarlo antes debido al miedo y la confusión que había en su interior.



Edahi

La noche no se me hizo demasiado larga, pues pude quedarme viendo a Wendy y comprobando que su salud no empezaba a decaer. Ya a la mañana siguiente el leve ruido de la puerta la despertó haciendo que se quejara del ruido tapándose con la almohada y cogiendo mi brazo que había estado a su lado todo el rato -Te dije que estaría sin dormir hasta que te recuperaras, creí que entenderías que era porque estaría cuidándote- respondí susurrando con una cálida sonrisa. Seguramente eran Silya y Cain con algo de comida o para comprobar que la niña estuviera bien y no le faltara de nada.

Al sonrojarse por segunda vez pude ver que en su cabeza aparecían unas orejas anaranjadas… ¿Orejas? aunque me extrañó no comenté nada, ya tendríamos tiempo para saber que consecuencias había tenido que absorbiera toda mi oscuridad. -¿Quieres que te prepare algo de desayuno? Seguro que tienes mucha hambre- le pregunté con cariño acariciando las mantas suavemente, después de lo sufrido el día anterior incluso mi confesión ya no me importaba, al menos estaba viva. Eso me bastaba.



Isaro

Estaba preparando su desayuno cuando el sonido de algo cayendo me alteró saliendo de la cocina para ir a ver a Scar. El cepillo estaba en el suelo, y ella lloraba en silencio sin moverse -Perdóname- le pedí acercándome dándole un beso en los labios y quitándole las lágrimas que caían por su rostro -Realmente lo siento- no sabía qué hice para hacerla llorar, si había recuperado los recuerdos o si era algo que acababa de hacer, lo único que tenía claro era que sería culpa mía.

Con cuidado la senté en la cama notando que tenía algunas plumas revueltas -Voy a peinártelas un poco y luego sigo con tu desayuno- le comenté sin saber si realmente me oía. Cogí el cepillo del suelo y empecé a pasarlo con suavidad sobre sus alas que caían sin movimiento alguno sobre la cama. Estuve así un rato antes de quedarme satisfecho con el resultado y viendo que Scar había dejado de llorar. A diferencia de la vez anterior, esta vez cogí a Scar en brazos con mucho mimo -Te llevo al salón, allí estarás más cómoda- le dije llevándola al sofá en vez de a una silla. Después de ubicarla le di otro suave beso -Voy a terminar tu desayuno, tienes que reponer fuerzas- a Scar le gustaba mucho tomar huevo frito en ocasiones acompañado de un poco de carne, y aunque habitualmente solo desayunaba bollos con mermelada por las prisas, preferí hacerle su desayuno favorito.


_________________
Ver perfil de usuario

954 Re: La guerra de los Mil Años el Miér Ene 03, 2018 12:51 pm

Cain / Sessaibushi:
-Nombre: Sessaibushi "Cain" DeepDark
-Edad: 130 años
-Descripción fisica: Su apariencia humana es similar a cualquier otro hombre que puedas cruzarte. Pelo algo más largo de lo habitual, de semblante duro, alto y ligeramente corpulento pero nada muy llamativo. Podría ser desde un soldado cualquiera hasta un panadero o un nómada. Apuesto y caballeroso pero con algo extraño. quizás tan solo un sentimiento de incomodidad cuando su mirada es muy fija o un miedo real a que se acerque. La unica diferencia son las orejas en forma de punta que oculta bajo el pelo.
Tras la rotura del sello, mostró su forma demoniaca. Su fuerza, velocidad y destreza se disparan. El color de ojos se torna ambarino y el pelo se alarga cubriendo su cuerpo. Le salen orejas, hocico y cola. Un lobo espectral ocupa el sitio en que antes había un hombre. Sin embargo, puede volver a su forma humana.
Forma humana

Forma demoniaca completa


-Descripción psicológica: A pesar de ser un demonio, su personalidad y educación lo mueve a ayudar a otras personas, humanos, ángeles o demonios, e intentará hacer lo que esté en su mano Esta es una forma de vivir muy amable y generosa, pero él sabe que es egoísta, pues más que hacerlo por otros, lo hace como compensación por lo ocurrido, para tener la conciencia tranquila.
Si bien sus poderes aumentan cuando los sentimientos negativos que lo rodean son más fuerte
s, este poder va quemándolo como ponzoña venenosa, volviendolo fuerte pero malvado. Por supuesto, no le gusta en absoluto la sensación de estar usando a los demás como canalizadores, por lo que busca liberar su propio poder sin que nadie tenga que odiar, matar o herir a otros. Solo tiene cariño por tres cosas, que lo acompañan en su viaje y de las que jamás se separa: Las espadas que su padre le regaló y una foto que tiene de su familia cuando aún estaban todos. 
Conoce su apellido real, pero no tiene cariño ni curiosidad por establecer contacto con sus abuelos, lo que sus padres le contaron fue más que suficiente para que todo el interés que sentia por esos demonios desapareciese. 


-Historia: En el mundo de los demonios, conocido como Infierno, no es extraño conocer el enlace entre dos demonios unidos por el interés paterno de aumentar su honor, orgullo y renombre. Allí donde la desolación y los sentimientos amargos son el pan de cada día, cuanto más poder se tiene, mayor respeto corresponde a la familia. Aunque las cosas han cambiado un poco, esta fue la razón de que Learty, una joven de la conocida familia demoníaca Rivernigth, huyera de lo que sus padres habían preparado para ella, de la mano del apuesto sirviente que vivía con ellos.
De esta aventura por los mundos, un amor dio paso a la relación clandestina de ambos jóvenes, que viajaron por el Infierno y la tierra humana conociendo sus costumbres y a sus gentes.
Veinte años después, el timbre de la mansión Rivernigth sonó con un apremiante tono de alarma. Al abrirse la puerta, la dulce Learty envuelta en lágrimas pidió ayuda. La guerra habia estallado en el mundo humano y los habia cogido en medio. Ni el avanzado estado en que se encontraba el embarazo de la chica, ni sus heridas o la presencia del marido de esta, herido gravemente, casi inconsciente, ablandó el corazón de sus padres, que cerraron las puertas fingiendo no reconocerla.
Obligandose a ser fuerte, Learty volvió al mundo humano con su marido. La casa era todo lo que tenian y desde ese momento decidieron dejar atras el apellido de ambos y comenzar la segunda parte de su aventura siendo la familia DeepDark, sin honor, sin conocidos, sin nada.
El doloroso parto tuvo lugar en el mundo humano, la madre quedo exahusta, por lo que Crypthorn tuvo que utilizar todos sus conocimientos en espadas, magia y la fuerza de la que disponia para proteger a su mujer y a su hijo, Sessaibushi, el nombre del hermano fallecido de Cryp.

Tras la recuperación y el encuentro de un lugar donde vivir, cuando el pequeño Sessai cumplia los tres años, sus padres tomaron la decision mas dificil. Al serle imposible ocultar su energia demoniaca, los humanos se sentian agresivos hacia el pequeño. Debian protegerlo. La forma mas segura para todos era aprovechar que los ojos del pequeño tenian un color humano para sellar su potencial y que, a ojos ajenos, fuera un niño humano como tantos otros, hasta que llegase la edad en que fuera capaz de cuidarse.
Para evitar que estuviera completamente indefenso, su padre le enseñó todo lo que sabia sobre espadas, reconociendo que Sessai era muy bueno en el manejo de estas, llegando a usar dos y superar a su padre a los 60 años (aparentando 16). Por su parte, Learty no queria enseñarle nada de poderes demoniacos, por lo que solo le contaron la verdad, evitando contarle lo que pudiera asustarlo.

Ajeno a ellos, la guerra avanzaba y cuando la familia se pensaba segura, un giro los separó, dejando al chico con su madre y al padre desaparecido. Delante de él, un ángel confundido atravesó a su madre con su propia arma. El sello que mantenia al demonio de Sessai oculto se rompió, liberandose. La cara del chico se alargó, sus dientes crecieron y cayo a cuatro patas. Un enorme lobo demoniaco de pelo morado claro y negro miraba a los hombres con ojos rojos, llenos de lagrimas. De un mordisco, enloquecido por el dolor de la perdida, mató a aquel que tenia mas cerca. Uno tras otro, todos murieron entre sus fauces, y solo el angel, que habia salido antes de que Learty muriera, estaba vivo. 
La consciencia de Sessai estaba apagada, y su moral y etica se habia quedado encerrada bajo los recuerdos de la reciente muerte de su madre. Sin ver nada, las muertes continuaron durante un rato, todo aquel que le atacaba, era despedazado, fuera quien fuera.
Nadie parecia capaz de pararlo, pero un lobo similar, de un color mas apagado pero de tamaño mayor consiguio tumbarlo. Mientras Sessai se revolvia, ambos, padre e hijo, volvian a su forma humana. No hicieron falta palabras, Crypthron lo sabia. Su esposa, la madre de Sessai, habia muerto. La sangre emanaba el olor de la desesperacion que intentaba ocultar de su hijo.
Sus caminos tardaron aun 1 año en separarse. Cuando una pista del angel causante de todo aquello hizo que Crypthorn olvidara su camino, las nuevas enseñanzas a su hijo para ayudar a su despertar repentino y ahogar el dolor de la perdida, para guiarse por la venganza en la que jamas habia pensado. La peticion de Sessai de que no lo hiciera tardo en hacer efecto, un par de semanas siguiendo al hombre, apagaron la llama del odio.
Si bien el poder de Crypthorn y Sessaibushi era cada vez mayor por la desesperacion de los humanos, ninguno queria seguir lo que su raza solia escoger. Aquel mundo era el que su madre habia elegido, en el que habian vivido durante tanto tiempo y donde ella habia muerto. En un viaje a la tumba de Learty, padre e hijo sabian el siguiente paso. Aventuras separadas, necesitaban pensar, digerir lo ocurrido. Crypthorn partio al anochecer en direccion norte. Sin despedidas, llantos o mentiras. Solo una promesa de reencontrarse cuando sus almas estuvieran recuperadas.
Seis años después, el dia a dia de Cain, el nombre humano que Sessai adopto por ser mas facil que el real, se basaba en ayudar a aquellos que lo necesitaban, a la fuerza si era necesario.

-Gustos y disgustos:
 +Las noches de luna llena
 +Ayudar a la gente
 +Su poder demoníaco cuando esta bajo control
 +Carne
 +
 -Matar por error
 -Descontrolarse
 -Quedarse bloqueado
 -Pescado

-Poderes:
*Poderes de demonio estándar:
Ver el aura de las personas: Al utilizarlo para aumentar su poder, desarrollaron la capacidad de ver las auras. Su forma y color es diferente en cada persona, pero solo se ven cuando el dueño siente algo fuerte. La textura es siempre similar a un vaho, semitransparente, no se "ve" a no ser que se mire.
Visiones de un futuro cercano: El leido debe estar dormido, inconsciente o en coma para poder ser objeto de este poder. El "ritual" es diferente para cada familia, pero el resultado es siempre el mismo, entre 5 y 10 segundos de una escena que ocurrira en el futuro. No es un poder exacto, podría mostrar un peligro, una pista o simplemente una imagen de lo que va a desayunar.
Sobrehumano: Su capacidad sobrehumana les permite moverse por zonas contaminadas sin sentir los efectos de estas (excepto radiación en grados altos)
Modificación temporal de apariencia demoniaca: A pesar de ser muy cansado, en ocasiones, los demonios utilizan la energía oscura ambiental para modificar a ojos de quienes les ven su apariencia demoniaca, no pudiendo cambiar su forma pero si ciertos aspectos como el color del pelo o las escamas, los ojos o el tamaño de los colmillos, incluso su aparición. Esto para quienes tienen mucho potencial mágico (como arcángeles o altos cargos infernales) se ve como una ilusión translucida sobre la verdadera apariencia del sujeto.
Absorción de sentimientos negativos: La ira, el miedo, el dolor y la venganza son algunos de los poderes que más energía y poder suministran a los demonios, que son capaces de utilizarlos a su favor.
*Poderes de Cain:
Velocidad aumentada: Como demonio lobo tiene la capacidad de correr grandes distancias a gran velocidad sin cansarse aunque, una vez pare, deberá descasar hasta reponerse.
Visión nocturna:
 Gracias a su naturaleza lobuna, es capaz de ver sin problemas en noches de luna nueva, tanto en su forma humana como demoníaca.
Alimentación animal: Esto es más una característica, pero por su forma de depredador puede comer carne cruda sin problemas para su organismo.
Comunicación:
 Puede entender y hablar con lobos.

-Extras: Sus padres escogieron un apellido nuevo para su familia, evitando asi dañar de alguna forma a la familia de la chica.
Entre sus ropas esconde una vieja foto de sus padres con él de niño, cuando sus poderes estaban ya sellados.
Le gusta ser un demonio, no odia su naturaleza, a pesar de arrepentirse de lo que hizo.
Tiene una relación con Silya
Noté un pequeño empujón cuando Ceci vino corriendo a abrazarme, saltando luego hacia Silya, que enseguida consiguió que le contase su sueño, aunque no presté atención, simplemente hice el desayuno mientras ellas hablaban.
-¿Nos ayudas a poner la mesa? -Le pregunté a la pequeña, diciendole donde estaban las cosas que necesitabamos. Dejé que Silya fuera a avisar a Edahi, pues Wendy tal vez seguía estando demasiado débil para levantarse. Mientras, Ceci y yo pusimos la mesa con todo lo que había traido de casa de Wendy.
-Luego iremos a casa de una amiga, ¿querrás venir? -Le pregunté a Ceci mientras esperábamos que el resto decidiera salir o no. Quería ir a ver a Scar antes de hablar con Ariel para que las niñas se encontrasen, Ceci parecía estar bien, pero quería asegurarme de que Eva también lo estaba.


Wendy:
-Nombre: Wendy D'font
-Edad: 20
-Descripción fisica: Una chica de cabellos largos, ojos color miel y piel clara. Es un poco más delgada de lo que a Scar le gustaría, pero se niega a comer más de lo que necesita. Suele llevar las manos limpias y las uñas arregladas, el pelo suelto decorado con un lazo y no utiliza ni pulseras ni colgantes, tampoco anillos. Le gusta ir con colores cálidos, como el marrón o el naranja, y prefiere los vestidos, a no ser que necesite llevar pantalones (por ejemplo, para ir a la montaña o ayudar en algo).



-Descripción psicológica:  Desde pequeña siempre ha sido una chica tímida pues sus padres, al ser un mitad ángel y una medio demonio no eran bien vistos en casi ningún circulo social. Le encanta la naturaleza y con su tía aprendió todo lo que pudo antes de que sus caminos se separasen, por lo que se enfada si alguien la hiere o ensucia. No le gusta hacer daño a los animales ni destrozar las plantas, por lo que prefiere no mirar cuando hay caza o talan para leña. Es muy dulce y amable, pero su timidez le impide mucha de la sociabilidad que le gustaría tener, por suerte para ella, Scar es un remolino. De llanto fácil y alegría contagiosa, parece más una niña cuando esta rodeada de algo que le gusta.
-Historia: Los padres de Wendy, su tía y su primo mayor se mudaron a la aldea improvisada cuando ella tan solo tenía tres años. Sus recuerdos de esa época son borrosos, pero el olor del valle, la tranquilidad y el haber huido de unos horribles ruidos nocturnos hicieron que la pequeña durmiese bien y sin problemas durante el resto del tiempo. Nicole, su tía, la alentó con su amor a la naturaleza, enseñandole a partir de los cinco años todo lo que sabía y la pequela podía aprender. Su madre, Martha, una medio demonio que había escapado por los pelos de la masacre a su familia, la cuidaba pero nunca la notó tan cariñosa como cuando estaba con su padre. Wendy no lo entendía y sus preguntas se respondian con "tiene un mal día, cielo". Jack, su padre, medio ángel, intentó enseñarle la magia que conocía, pero enseguida se dieron cuenta que las habilidades sobrenaturales de la pequeña no se desarrollarian si ella no quería. Y la pequeña, ignorando a sus maestros, salía corriendo tras una mariposa o se paraba a alimentar a cualquier animal.
Conforme crecía, algunas de las conversaciones qe antes pasaban inadvertidas para ella, fueron cobrando sentido. Su madre se había quedado embarazada sin proponerselo, Jack no quería hijos pero no había sido capaz de abandonar a Martha a su suerte. Siendo una niña no deseada, aunque si su madre la veía llorar o herida, si se paraba, no solía mostrar verdaderos signos de amor a su pequeña. Nicole, hermana de Jack, que no había podido tener hijos, le brindaba todo el cariño que su madre no le profesaba. Noir, su primo mayor, hijo del marido de Nicole, fruto de una relación anterior, un ángel, no era partidario de jugar con niñas. Él quería unirse al ejercito.
Cuando cumplió los 16 años, se escapó de casa, haciendo que su madre fuera tras él.  Algunas cartas llegaron durante los siguientes años, con su nuevo hogar, la novia de Noir y el nuevo hijo, un humano adoptado por parte de Nicole. Pero, tras un par de semanas sin noticias, los padres de Wendy tomaron rumbo a aquella morada, dejando a la joven en aquella aldea protegida, donde estaban seguros de que su vida continuaria tranquila y sin problemas. Le mandan una carta cada semana mínimo y, si no pueden, una paloma de luz, creada por Jack, la visita poco despues, para llevarle un regalo y quedarse con ella al menos unas horas.
-Gustos y disgustos:
+La naturaleza
+Los animales (sobre todo los zorros y serpientes) y las plantas (sobre todo la lavanda y la menta)
+Los dias con el cielo lluvioso
+La cecina
+Té de lavanda (Laimae) y menta
+Las noches donde las nubes rodean la luna.
+Cuevas oscuras
-Los sobrenaturales extremistas
-Su tio
-Que le pregunten algo y se la queden mirando muy fijamente
-Que Scar llore
-Poderes: No los ha desarrollado (por elección propia).
-Extras: Cuida de los niños de la aldea y es la profesora de naturaleza oficial, encargada de ir a por hierbas medicinales y separación de hongos venenosos. Vive con Scar desde hace relativamente poco, pero se lleva genial con ella. Ha aprendido medicina humana para complementar los conocimientos de Scar.

Edahi no debió de leer mi pensamiento pues no comentó nada a ello. Parecía bastante feliz de estar conmigo pues su sonrisa tierna no desaparecía en ningún momento. Me ofreció desayuno, pero la verdad es que no tenía nada de hambre.
-Sessy esta preparando el desayuno ya -Le dije, aprovechando que miraba en otra dirección, para incorporarme un poco con la intención de atraparlo para vengarme por que no me dejase responder a su declaración, pero escuché que alguien se acercaba a la puerta y justo después entró Silya. Le sonreí al ver que ella también lo hacía. Dejé para más tarde mis planes, con la intención de desayunar, pero me costó levantarme y me mareé al estar de pie.
-Solo es un mareo -Me quejé al ver el gesto preocupado de Edahi. Me tomó un poco estabilizarme, pero al verme la ropa, junto con los recuerdos de lo ocurrido, me volví a sentar en la cama -Silya... ¿me puedes ayudar a ducharme? -Le pedí, no quería que nadie viera las heridas si seguía teniendolas, las manchas de sangre y lo que no era sangre, al menos ella podría guardarlo para si... supuse.

Scar:
-Nombre: Marie Anne Limesground, "Scar"
-Edad: 89
-Descripción fisica: La piel de Scar es de un tono claro pero algo más oscuro que la de Wendy pues se pasa más tiempo al sol, sus ojos de un tono lavanda suave y el pelo violeta casi blanco, siempre atado en una coleta o trenza, casi nunca decorado con nada salvo algún lazo regalo de su amiga Wendy. Le gusta vestir cómoda, con camisetas simples de colores básicos, su chaqueta de "aventuras" y unos pantalones casi siempre destrozados por sus continuos viajesfuera de la casa. Le gusta llevar un a cinta al cuello como si fuera un collar y un par de pulseras que su hermana le dió cuando eran más pequeñas. A su espalda, dos enormes alas marrones creadas por Tefael le dan el aspecto de ángel que siempre quiso.


-Descripción psicológica:  Una chica fuerte, dura, borde y algo agridulce. Es muy directa cuando tiene algo que decir y no se corta un pelo al hablar. Es borde si la situación lo requiere pero sabe cuando debe mantenerse callada. Su caracter desaparece cuando ve un ciervo, pues es su animal favorito.
-Historia: Amaia y Eduardo, sus padres, abandonaron a Scar a sus siete años en la aldea donde ha crecido desde entonces, diciendo que iban a buscar a su hermana. Jamás volvieron. Scar no les odia, pero sabe que si volvieran no los trataria como padres. Se crió con ayuda de los padres de Cain, que la cuidaban como alguien más de la familia, y unos vecinos sin hijos, que la acogieron como tal. Estos han sido desde entonces sus padres, viven aun en la aldea, aunque ella decidió montarse su propia casa más cerca del bosque, bien camuflada, como refugio para un posible ataque. Su historia no es más compleja que eso.
La unica peculiaridad es que su padre era un ángel caido, por lo que la mancha de oscuridad devoró una de las alas de Scar antes de que esta comenzase a andar. Es una mutación genetica que no afectó a su hermana mayor.
-Gustos y disgustos:
+Correr junto a Ocho
+Nadar en el lago desnuda
+El pescado, en especial la trucha frita
+Aunque jamás lo admitirá, volver a ver a sus padres
+Isaro
-Luna nueva
-Eclipses
-Que se burlen por su unica ala
-....
-Poderes: Mantener la estabilidad en una caida
Arma sagradas (regalo de sus padres para que se protegiera), es una daga que hace mucho dejó de ser realmente sagrada
Curación
Vuelo
Si sus emciones se descontrolan, comienza a llover a su alrededor.
-Extras: Vive con Wendy en su casa junto al bosque, aunque visita a sus padres cada dos dias.
Tiene un perro llamado Ocho en el bosque. Entra a casa a dormir y come con ella. Ocho es un mestizo de Pastor alemán y Rottweiler y lo llamó asi por el antifaz que tiene en los ojos, que forma el simbolo infinito.
Es mitad guardían, mitad alquimista con un don innato mínimo para Miada, es decir, no cura las heridas, sino que las restaura. No sabe controlar el tiempo ni sabe que tiene este poder, ya que nunca se ha activado.
El nombre real de su hermana era Rilleta Kathleen pero, al ser muy largo y dificil, todos la llamaban cariñosamente Ricca.
Tiene una relación con Isaro y ha comenzado a vivir con él
Su hija Clarisse murió por culpa de Mitzrael con 3 meses de gestación
Miraba en la dirección del ruido sin saber qué había sido eso, hasta que me di cuenta de que no estaba sola. Me dijo que le perdonase, pero simplemente me lo quedé mirando fijamente cuando me besó. Era agradable, no me gustaba quedarme sola, prefería estar con él, aunque seguía sin saber su nombre, o al menos no lograba recordarlo. Sin pedirselo, el demonio me ayudó a sentarme, hablandome con tranquilidad sobre que iba a peinarme las plumas antes de seguir con el desayuno. Una pregunta surgió en mi cabeza, pero tal vez él no comía conmigo por alguna razón. No moví las alas, no era capaz de hacerlo queriendo, me lo quedé mirando, parecía estar muy concentrado en ello, pasando con mucha calma el cepillo una y otra vez por mis plumas para organizarlas. Tardó un rato en terminar, dejó en cepillo a un lado, sobre la mesita y me cogió, haciendo que cogiera mucho aire de golpe, sorprendida por lo que estaba pasando, pero no tardó en explicarme que tan solo me llevaba al salón.
-Nnhh... -Me quejé cuando me dejó sentada y pretendió irse de nuevo, no quería quedarme sola, pero no podía agarrarlo, tan solo quejarme un poco y mover las alas con molestia para que hicieran un poco de ruido que llamase su atención y le impidiera alejarse otra vez.



Última edición por Adamaris el Jue Ene 04, 2018 12:33 pm, editado 1 vez


_________________

Ver perfil de usuario

955 Re: La guerra de los Mil Años el Miér Ene 03, 2018 6:00 pm

Silya

Ayudé un poco con la mesa antes de dejársela a Cain y Ceci e ir a ver a Wendy que para mi sorpresa no solo estaba despierta sino también bastante animada. Nos sonreímos mutuamente antes de que decidiera levantase, se mareó al hacerlo preocupando al pobre Edahi que ya había sufrido bastante en una noche como para tener más sorpresas por largo tiempo.

Al escuchar su petición no dudé ni un segundo en aceptar sabiendo que todos querrían quitarse una ropa la cual ni siquiera era suya. "Edahi, llévate bien con Ceci, necesita volver a confiar en las personas" le pedí mientras acompañaba a Wendy al baño pues había sentido la vibración de su alma al dudar sobre qué responder a Cain. Si era como Cain había dicho aceptaría por no quedarse sola en la casa o con gente desconocida.

Me sorprendió mucho cuando ayudé a Wendy el descubrir que su piel se había vuelto un ligero tono más moreno por todo el cuerpo y no tenía ninguna cicatriz ni herida del día anterior… ¿Cómo era eso posible? No tenía ni idea, pero aquel que había resuelto el enigma estaba entrando en casa en ese mismo instante.



Isaro

El ruido de sus alas y el sonido que emitió me hizo girarme a ver que le sucedía, encontrándome con unos ojos necesitados que no querían que me marchara a la cocina -Solo serán unos minutos- respondí sin darme cuenta de lo que ese sonido significaba, había movido las alas pero para mí fue solo una ilusión sonora... en realidad seguramente ni se había movido. Al ver que su mirada no cambiaba, desistí en dejarla en el salón, cogiendo sobre la marcha una de las sillas de la mesa -Espera un segundo- le pedí mientras llevaba la silla a la cocina para volver enseguida a donde estaba Scar -Te voy a llevar a la cocina, así no estarías sola en ningún momento- le avisé antes de volverla a coger en brazos con sumo cuidado y llevarla hasta la cocina.

Ya allí no dijo nada más por lo que pude ponerme a preparar su desayuno. Quería haber comido con ella, pero todavía se me revolvía el estómago cada vez que pensaba en Clarisse o veía la barriga cada vez menos hinchada de Scar. Mi sonrisa hacia Scar siempre fue de cortesía… pues ya no podía sonreír de corazón como lo había hecho tantas veces antes.

Tras terminar el desayuno lo llevé al salón para llevar después a Scar, sin embargo no probó ni un poco de la comida. Por si acaso era muy grande lo partí en trozos e incluso intenté darle de comer pidiéndole únicamente que abriera la boca… pero nada funcionó. Al final renuncié, diciéndome a mi mismo que no tendría hambre y que lo ocurrido el día anterior fue demasiado como para actuar con normalidad comiendo como si nada hubiera sucedido.

Ver perfil de usuario

956 Re: La guerra de los Mil Años el Jue Ene 04, 2018 6:06 am

Cain / Sessaibushi:
-Nombre: Sessaibushi "Cain" DeepDark
-Edad: 130 años
-Descripción fisica: Su apariencia humana es similar a cualquier otro hombre que puedas cruzarte. Pelo algo más largo de lo habitual, de semblante duro, alto y ligeramente corpulento pero nada muy llamativo. Podría ser desde un soldado cualquiera hasta un panadero o un nómada. Apuesto y caballeroso pero con algo extraño. quizás tan solo un sentimiento de incomodidad cuando su mirada es muy fija o un miedo real a que se acerque. La unica diferencia son las orejas en forma de punta que oculta bajo el pelo.
Tras la rotura del sello, mostró su forma demoniaca. Su fuerza, velocidad y destreza se disparan. El color de ojos se torna ambarino y el pelo se alarga cubriendo su cuerpo. Le salen orejas, hocico y cola. Un lobo espectral ocupa el sitio en que antes había un hombre. Sin embargo, puede volver a su forma humana.
Forma humana

Forma demoniaca completa


-Descripción psicológica: A pesar de ser un demonio, su personalidad y educación lo mueve a ayudar a otras personas, humanos, ángeles o demonios, e intentará hacer lo que esté en su mano Esta es una forma de vivir muy amable y generosa, pero él sabe que es egoísta, pues más que hacerlo por otros, lo hace como compensación por lo ocurrido, para tener la conciencia tranquila.
Si bien sus poderes aumentan cuando los sentimientos negativos que lo rodean son más fuerte
s, este poder va quemándolo como ponzoña venenosa, volviendolo fuerte pero malvado. Por supuesto, no le gusta en absoluto la sensación de estar usando a los demás como canalizadores, por lo que busca liberar su propio poder sin que nadie tenga que odiar, matar o herir a otros. Solo tiene cariño por tres cosas, que lo acompañan en su viaje y de las que jamás se separa: Las espadas que su padre le regaló y una foto que tiene de su familia cuando aún estaban todos. 
Conoce su apellido real, pero no tiene cariño ni curiosidad por establecer contacto con sus abuelos, lo que sus padres le contaron fue más que suficiente para que todo el interés que sentia por esos demonios desapareciese. 


-Historia: En el mundo de los demonios, conocido como Infierno, no es extraño conocer el enlace entre dos demonios unidos por el interés paterno de aumentar su honor, orgullo y renombre. Allí donde la desolación y los sentimientos amargos son el pan de cada día, cuanto más poder se tiene, mayor respeto corresponde a la familia. Aunque las cosas han cambiado un poco, esta fue la razón de que Learty, una joven de la conocida familia demoníaca Rivernigth, huyera de lo que sus padres habían preparado para ella, de la mano del apuesto sirviente que vivía con ellos.
De esta aventura por los mundos, un amor dio paso a la relación clandestina de ambos jóvenes, que viajaron por el Infierno y la tierra humana conociendo sus costumbres y a sus gentes.
Veinte años después, el timbre de la mansión Rivernigth sonó con un apremiante tono de alarma. Al abrirse la puerta, la dulce Learty envuelta en lágrimas pidió ayuda. La guerra habia estallado en el mundo humano y los habia cogido en medio. Ni el avanzado estado en que se encontraba el embarazo de la chica, ni sus heridas o la presencia del marido de esta, herido gravemente, casi inconsciente, ablandó el corazón de sus padres, que cerraron las puertas fingiendo no reconocerla.
Obligandose a ser fuerte, Learty volvió al mundo humano con su marido. La casa era todo lo que tenian y desde ese momento decidieron dejar atras el apellido de ambos y comenzar la segunda parte de su aventura siendo la familia DeepDark, sin honor, sin conocidos, sin nada.
El doloroso parto tuvo lugar en el mundo humano, la madre quedo exahusta, por lo que Crypthorn tuvo que utilizar todos sus conocimientos en espadas, magia y la fuerza de la que disponia para proteger a su mujer y a su hijo, Sessaibushi, el nombre del hermano fallecido de Cryp.

Tras la recuperación y el encuentro de un lugar donde vivir, cuando el pequeño Sessai cumplia los tres años, sus padres tomaron la decision mas dificil. Al serle imposible ocultar su energia demoniaca, los humanos se sentian agresivos hacia el pequeño. Debian protegerlo. La forma mas segura para todos era aprovechar que los ojos del pequeño tenian un color humano para sellar su potencial y que, a ojos ajenos, fuera un niño humano como tantos otros, hasta que llegase la edad en que fuera capaz de cuidarse.
Para evitar que estuviera completamente indefenso, su padre le enseñó todo lo que sabia sobre espadas, reconociendo que Sessai era muy bueno en el manejo de estas, llegando a usar dos y superar a su padre a los 60 años (aparentando 16). Por su parte, Learty no queria enseñarle nada de poderes demoniacos, por lo que solo le contaron la verdad, evitando contarle lo que pudiera asustarlo.

Ajeno a ellos, la guerra avanzaba y cuando la familia se pensaba segura, un giro los separó, dejando al chico con su madre y al padre desaparecido. Delante de él, un ángel confundido atravesó a su madre con su propia arma. El sello que mantenia al demonio de Sessai oculto se rompió, liberandose. La cara del chico se alargó, sus dientes crecieron y cayo a cuatro patas. Un enorme lobo demoniaco de pelo morado claro y negro miraba a los hombres con ojos rojos, llenos de lagrimas. De un mordisco, enloquecido por el dolor de la perdida, mató a aquel que tenia mas cerca. Uno tras otro, todos murieron entre sus fauces, y solo el angel, que habia salido antes de que Learty muriera, estaba vivo. 
La consciencia de Sessai estaba apagada, y su moral y etica se habia quedado encerrada bajo los recuerdos de la reciente muerte de su madre. Sin ver nada, las muertes continuaron durante un rato, todo aquel que le atacaba, era despedazado, fuera quien fuera.
Nadie parecia capaz de pararlo, pero un lobo similar, de un color mas apagado pero de tamaño mayor consiguio tumbarlo. Mientras Sessai se revolvia, ambos, padre e hijo, volvian a su forma humana. No hicieron falta palabras, Crypthron lo sabia. Su esposa, la madre de Sessai, habia muerto. La sangre emanaba el olor de la desesperacion que intentaba ocultar de su hijo.
Sus caminos tardaron aun 1 año en separarse. Cuando una pista del angel causante de todo aquello hizo que Crypthorn olvidara su camino, las nuevas enseñanzas a su hijo para ayudar a su despertar repentino y ahogar el dolor de la perdida, para guiarse por la venganza en la que jamas habia pensado. La peticion de Sessai de que no lo hiciera tardo en hacer efecto, un par de semanas siguiendo al hombre, apagaron la llama del odio.
Si bien el poder de Crypthorn y Sessaibushi era cada vez mayor por la desesperacion de los humanos, ninguno queria seguir lo que su raza solia escoger. Aquel mundo era el que su madre habia elegido, en el que habian vivido durante tanto tiempo y donde ella habia muerto. En un viaje a la tumba de Learty, padre e hijo sabian el siguiente paso. Aventuras separadas, necesitaban pensar, digerir lo ocurrido. Crypthorn partio al anochecer en direccion norte. Sin despedidas, llantos o mentiras. Solo una promesa de reencontrarse cuando sus almas estuvieran recuperadas.
Seis años después, el dia a dia de Cain, el nombre humano que Sessai adopto por ser mas facil que el real, se basaba en ayudar a aquellos que lo necesitaban, a la fuerza si era necesario.

-Gustos y disgustos:
 +Las noches de luna llena
 +Ayudar a la gente
 +Su poder demoníaco cuando esta bajo control
 +Carne
 +
 -Matar por error
 -Descontrolarse
 -Quedarse bloqueado
 -Pescado

-Poderes:
*Poderes de demonio estándar:
Ver el aura de las personas: Al utilizarlo para aumentar su poder, desarrollaron la capacidad de ver las auras. Su forma y color es diferente en cada persona, pero solo se ven cuando el dueño siente algo fuerte. La textura es siempre similar a un vaho, semitransparente, no se "ve" a no ser que se mire.
Visiones de un futuro cercano: El leido debe estar dormido, inconsciente o en coma para poder ser objeto de este poder. El "ritual" es diferente para cada familia, pero el resultado es siempre el mismo, entre 5 y 10 segundos de una escena que ocurrira en el futuro. No es un poder exacto, podría mostrar un peligro, una pista o simplemente una imagen de lo que va a desayunar.
Sobrehumano: Su capacidad sobrehumana les permite moverse por zonas contaminadas sin sentir los efectos de estas (excepto radiación en grados altos)
Modificación temporal de apariencia demoniaca: A pesar de ser muy cansado, en ocasiones, los demonios utilizan la energía oscura ambiental para modificar a ojos de quienes les ven su apariencia demoniaca, no pudiendo cambiar su forma pero si ciertos aspectos como el color del pelo o las escamas, los ojos o el tamaño de los colmillos, incluso su aparición. Esto para quienes tienen mucho potencial mágico (como arcángeles o altos cargos infernales) se ve como una ilusión translucida sobre la verdadera apariencia del sujeto.
Absorción de sentimientos negativos: La ira, el miedo, el dolor y la venganza son algunos de los poderes que más energía y poder suministran a los demonios, que son capaces de utilizarlos a su favor.
*Poderes de Cain:
Velocidad aumentada: Como demonio lobo tiene la capacidad de correr grandes distancias a gran velocidad sin cansarse aunque, una vez pare, deberá descasar hasta reponerse.
Visión nocturna:
 Gracias a su naturaleza lobuna, es capaz de ver sin problemas en noches de luna nueva, tanto en su forma humana como demoníaca.
Alimentación animal: Esto es más una característica, pero por su forma de depredador puede comer carne cruda sin problemas para su organismo.
Comunicación:
 Puede entender y hablar con lobos.

-Extras: Sus padres escogieron un apellido nuevo para su familia, evitando asi dañar de alguna forma a la familia de la chica.
Entre sus ropas esconde una vieja foto de sus padres con él de niño, cuando sus poderes estaban ya sellados.
Le gusta ser un demonio, no odia su naturaleza, a pesar de arrepentirse de lo que hizo.
Tiene una relación con Silya
Ceci accedió a ir, pero su aura fluctuaba levemente, como si no estuviera muy segura de ello. Además, sus ojos me mostraban lo que yo ya sabía, no quería quedarse sola y por eso le daba miedo decir que no. Me agaché delante de ella, ya sentada para desayunar. Era comprensible que tuviera miedo, estando aún tan presente lo que le había ocurrido para enfrentarse de nuevo a las personas que no conocía.
-No tienes que venir si no quieres, por eso te he preguntado -Le sonreí un poco, escuchando de fondo la conversación que había en la habitación -Te prometo que no te quedarás sola aunque no quieras salir -Le aseguré, mirandola a los ojos para que viera que no le estaba mientiendo -Te preguntare otra vez antes de salir, por si prefieres quedarte -Le dije, volviendo a levantarme para acercar a la mesa lo poco que faltaba. Me preocupaba un poco cómo iba a reaccionar con Edahi, Wendy y los visitantes de la puerta, pero no parecía ser una niña demasiado revoltosa. Silya abrió la puerta, ayudando un poco a Wendy, que aunque sin duda estaba casi recuperada, aún se tambaleaba, como si su cuerpo estuviera cansado de todo lo ocurrido con anterioridad.
Tardó un poco en darse cuenta de que estaba allí y como si nada hubiera sucedido me sonrió con entusiasmo, bajando su mirada a Ceci, a la que hasta ese momento no había visto.
-¿Eva? -Un instante después ella misma se dio cuenta de que no era la demonio que pensaba, ya que sus ojos miraban todo viendolo sin problemas. Me volvió a mirar, buscando respuestas y simplemente le hice un gesto para hablarlo más tarde. Me di cuena de que Ceci había hecho un gesto aunque segundos más tarde había vuelto a como estaba, reaccionando al nombre que yo sospechaba.
-Vaya, creo que me he confundido -Dijo Wendy riendose un poco por el error -Yo me llamo Wendy -Se presentó con una sonrisa similar a la que le ponía a todos los niños conforme llegaban. Aunque preguntó a Ceci por el nombre, ella no responidió -Seguro que es un nombre precioso -Le dijo, antes de decirnos que fueramos desayunando que ella quería ducharse primero. Después se marchó al baño con Silya, dejando a Edahi sin rumbo.
-Ves desayunando -Le dije a Ceci, sentandome en la silla junto a ella -, seguro que no salen por la proxima hora -Bromeé. Mi padre y Tefael entraron en ese momento, llamando a la puerta pero sin esperar, probablemente por que mi padre nos había oido a todos despiertos.
-Buenos dias -Dijo, bastante tranquilo para lo que esperaba después de verlo la noche anterior casi hipnotizado. Miró a Eva, luego me miró a mi y después a Tefael -¿Cuanto llevo durmiendo? -Suspiré, era idiota cuando tenía ganas de fingir que nada ocurría, pero aun asi, no me apetecía discutir con él.
-No el suficiente, eso esta claro -Se burló de mi, acercandose a desayunar, sin preguntar, aunque evidentemente estaba en su casa.
-Tranquilo, cachorrillo, solo es una broma -Ignorando todo lo que había pasado, se sentó con toda tranquilidad, tirando de Tefael como si nada y mirando a Edahi -¿Estás mejor? -Aunque mi padre era muy cuidadoso cuando quería, salvo que se levantase infantil y tonto, como parecía ser el caso, al menos se contuvo al hablar con Edahi. Miré a Ceci por si estaba incómoda, lo cual era facil ya que había pasado de estar con dos personas a rodearse de seis y cuatro de ellas desconocidas.

Scar:
-Nombre: Marie Anne Limesground, "Scar"
-Edad: 89
-Descripción fisica: La piel de Scar es de un tono claro pero algo más oscuro que la de Wendy pues se pasa más tiempo al sol, sus ojos de un tono lavanda suave y el pelo violeta casi blanco, siempre atado en una coleta o trenza, casi nunca decorado con nada salvo algún lazo regalo de su amiga Wendy. Le gusta vestir cómoda, con camisetas simples de colores básicos, su chaqueta de "aventuras" y unos pantalones casi siempre destrozados por sus continuos viajesfuera de la casa. Le gusta llevar un a cinta al cuello como si fuera un collar y un par de pulseras que su hermana le dió cuando eran más pequeñas. A su espalda, dos enormes alas marrones creadas por Tefael le dan el aspecto de ángel que siempre quiso.


-Descripción psicológica:  Una chica fuerte, dura, borde y algo agridulce. Es muy directa cuando tiene algo que decir y no se corta un pelo al hablar. Es borde si la situación lo requiere pero sabe cuando debe mantenerse callada. Su caracter desaparece cuando ve un ciervo, pues es su animal favorito.
-Historia: Amaia y Eduardo, sus padres, abandonaron a Scar a sus siete años en la aldea donde ha crecido desde entonces, diciendo que iban a buscar a su hermana. Jamás volvieron. Scar no les odia, pero sabe que si volvieran no los trataria como padres. Se crió con ayuda de los padres de Cain, que la cuidaban como alguien más de la familia, y unos vecinos sin hijos, que la acogieron como tal. Estos han sido desde entonces sus padres, viven aun en la aldea, aunque ella decidió montarse su propia casa más cerca del bosque, bien camuflada, como refugio para un posible ataque. Su historia no es más compleja que eso.
La unica peculiaridad es que su padre era un ángel caido, por lo que la mancha de oscuridad devoró una de las alas de Scar antes de que esta comenzase a andar. Es una mutación genetica que no afectó a su hermana mayor.
-Gustos y disgustos:
+Correr junto a Ocho
+Nadar en el lago desnuda
+El pescado, en especial la trucha frita
+Aunque jamás lo admitirá, volver a ver a sus padres
+Isaro
-Luna nueva
-Eclipses
-Que se burlen por su unica ala
-....
-Poderes: Mantener la estabilidad en una caida
Arma sagradas (regalo de sus padres para que se protegiera), es una daga que hace mucho dejó de ser realmente sagrada
Curación
Vuelo
Si sus emciones se descontrolan, comienza a llover a su alrededor.
-Extras: Vive con Wendy en su casa junto al bosque, aunque visita a sus padres cada dos dias.
Tiene un perro llamado Ocho en el bosque. Entra a casa a dormir y come con ella. Ocho es un mestizo de Pastor alemán y Rottweiler y lo llamó asi por el antifaz que tiene en los ojos, que forma el simbolo infinito.
Es mitad guardían, mitad alquimista con un don innato mínimo para Miada, es decir, no cura las heridas, sino que las restaura. No sabe controlar el tiempo ni sabe que tiene este poder, ya que nunca se ha activado.
El nombre real de su hermana era Rilleta Kathleen pero, al ser muy largo y dificil, todos la llamaban cariñosamente Ricca.
Tiene una relación con Isaro y ha comenzado a vivir con él
Su hija Clarisse murió por culpa de Mitzrael con 3 meses de gestación
Mis quejas funcionaron y el demonio que me cuidaba me llevo con él a la cocina, donde pude observarlo preparar algo que olía increiblemente bien, pero que no abrió mi apetito. Después me llevó de vuelta al sofá, sentandose conmigo para que comiera. Me quedé mirando el plato hasta que me acercó un trozo a la boca, pero me alejé un poco, no quería comer, no queria, no queria, no queria. Tuve que evitarlo varias veces y aunque abrí la boca cuando me lo pidió, imitando como lo hacía él, la cerré al ver lo que queria. Pude mover un poco el brazo derecho pero no lo suficiente para levantarlo asi que tan solo empujé un poco su rodilla cuando lo intentó otra vez más. Estaba a punto de llorar por no entender la razon de su insistencia, queriendo obligarme a algo que yo no quería cuando decidió que no merecia la pena y lo apoyó lejos. Miré el plato un momento, sin saber qué le habia hecho cambiar de idea y porqué el no comía tampoco. Relajé las alas al sentir que ya no tenia que negarme a nada y seguí entretenida con una motita de polvo que flotaba a mi lado. Queria que lo viera, pero una palabra me vino a la cabeza.
-I....-Dije intentando pensar lo que estaba rondando mi cabeza. Era un nombre... ¿o algo diferente? Al ver la reacción del chico supe que tenia que ver con él asi que volvi a intentarlo de nuevo, pero tan solo esa letra me venía a la cabeza. Suspiré cansada y miré a la puerta, pues alguien habia llamado. Por alguna razón mi corazón se aceleró, no quería saber quien era, agarré con la fuerza minima el pantalón de I... I... del chico, buscando sensación de seguridad. En la puerta escuché la voz de una mujer a la que solo pude verle una parte de la cabeza y como me saludaba, parada por.... "I" antes de que entrase, diciendole algo que no terminaba de entender. No pude quedarme quieta, me removí inquieta lo poco que era capaz y no me tranquilicé hasta que la puerta estaba cerrado y el chico a mi lado de nuevo, momento en que suspiré un poco exageradamente, jugando con un lazo de la ropa que llevaba, haciendo que se cayese. Me lo quedé mirando un momento antes de cogerlo y dejarselo al chico en la mano. Era un lazo que me gustaba desde que lo habia encontrado dos minutos antes y queria compartirlo con él. Lo miré a los ojos, esperando ver su reacción, quería compartirlo con él, no solo ese lazo, sino tambien la mota de polvo, el color del sol y el cepillo de plumas.


_________________

Ver perfil de usuario

957 Re: La guerra de los Mil Años el Vie Ene 05, 2018 6:01 am

Isaro

Suspiré algo triste de que rechazara mi comida decidiendo no insistir más hasta la hora del almuerzo, como Ocho estaba cerca de la casa no dudé en llamarlo para ofrecérselo. No quería que la comida se desperdiciara, y aunque solo fuera a un perro, era mejor que tirarla a la basura. Sonreí cuando vino acariciándole, Ocho era un perro muy noble y amable hasta con los gatitos -¿Te quedarías hoy con Scar? Parece sentirse sola- yo no hablaba su idioma así que no tenía ni idea de si había entendido lo que le estaba preguntando.

Al volver a sentarme en la silla Scar todavía estaba mirando al vacío como si hubiera algo de interesante allí. Quería salir a tomar el aire, pero con Scar impidiéndomelo no podría ya que era mi debilidad. Si ella no quería que hiciera algo al final no lo haría. De repente levanté la cabeza para mirarla… estaba intentando pronunciar mi nombre o eso creía, me estaba volviendo bastante presuntuoso pues en realidad podía haber estado intentando decir cualquier otra palabra que empezara por la "i". Me levanté del asiento cuando llamaron a la puerta, pero Scar me impidió avanzar, no parecía querer que nadie se acercara a la casa -Le diré que se marche- le aclaré antes de seguir andando rumbo a la puerta. Era Ariel que tal y como prometió vino a ver cómo nos encontrábamos. Tuve que disculparme con ella explicándole la situación de Scar y pidiéndole que viniera más tarde cuando fuera capaz de hacerle entender que quién iba a venir era una buena persona. Ariel no se lo tomó a mal y aceptó mi petición con una sonrisa asegurando que volvería después.

Por más que lo intentaba mi sonrisa siempre era de cortesía, no podía sentir realmente felicidad ni actuar como si la sintiera… simplemente era un demonio triste que no podía hacer feliz a la persona que más quería. No había estado demasiado atento a Scar desde que me acerqué a ella por lo que no entendí que me entregase uno de sus lazos -¿Se te cayó?- le pregunté cogiendo con cuidado la cinta y volviéndosela a poner donde iba. Tal vez era por la costumbre de hacerlo tantos años atrás, pues si me daban ropa siempre era para colocársela a la persona que me lo daba a menos que fuera una sirvienta en cuyo caso me decía la persona que tenía que vestir o colocarle los adornos. Cuando acabé de hacerle el lazo donde iba besé el pequeño lazo antes de besarla a ella -Te amo- sabía que lo más seguro es que no entendiera lo que le estaba diciendo, pero no podía evitar decir en voz alta lo que más sentía en mi interior -- quería decirle muchas más cosas, pero tenía la certeza de que sería como hablar conmigo mismo -¿Quieres volver a la cama?- le pregunté ofreciéndole también llevarla al baño si lo necesitaba o a cualquier otra habitación de la casa, después de todo yo estaba a su lado para lo que quisiera.



Tefael

Mi humor era realmente malo desde que absorbí toda esa oscuridad de forma obligada y aunque intenté aparentar que no me ocurría nada era imposible para mí comportarme como siempre gastando bromas y soltando comentarios inapropiados cada dos por tres. Cryp se percató de ello por la noche y aunque estaba preocupado no dudó en calmarse cuando le dije que era cuestión de tiempo y que a lo largo de la mañana del día siguiente volvería a estar como siempre. Sin embargo esa oscuridad era más poderosa de lo que pensaba, teniendo que luchar contra ella todo el tiempo para que no destruyera a la poca pureza que quedaba en mi interior y dándome una ligera idea de lo que pudo ocurrir con Wendy.

Al día siguiente mis alas seguían negras, pero mi cabello se había empezado a clarear volviéndose de unos tonos de grises oscuros y algunos claros, mejorando mi personalidad al mismo tiempo. Al llegar a casa de Cryp saludé a todos los presentes sin decorarlo demasiado sentándome al lado de mi pareja. Edahi parecía estar hablando con Ceci por telepatía porque ella de vez en cuando sonreía y hacía gestos con las manos feliz de poder comunicarse con alguien con facilidad -Sí, gracias por preguntar- respondió Edahi con una sonrisa a la pregunta de Cryp -Pero aún quiero saber qué es lo que ha ocurrido- me miró directamente a los ojos como si supiera que ya lo había descubierto "Normal, lee mentes" pensé sin darle más importancia -Al absorber tu oscuridad, que es más poderosa que la de el resto de demonios, se le ha transformado su sangre humana- declaré llevándome un trozo del desayuno a la boca, pero dándome cuenta de que las miradas no parecieron entender lo que eso implicaba -Su sangre demoníaca ha ocupado gran parte de su cuerpo, Wendy ahora es una cuarta parte ángel, tres cuartas partes demonio- eso sí que llegaron a entenderlo preguntándose si eso era posible y si no les estaba gastando una broma de mal gusto -Eso es simple de averiguar, mira si se transforma en algún animal- solo los que tenían la mitad o más de sangre demoníaca podían transformarse, al igual que solo los que tuvieran la mitad o más de sangre angelical tendrían alas.

Con eso arreglado no tardé en pensar en Silya para pedirle algo de ayuda con la oscuridad que no se quería separar de mí, aunque para eso primero tendría que esperar que saliera de la ducha.

Ver perfil de usuario

958 Re: La guerra de los Mil Años el Vie Ene 05, 2018 7:13 am

Cain / Sessaibushi:
-Nombre: Sessaibushi "Cain" DeepDark
-Edad: 130 años
-Descripción fisica: Su apariencia humana es similar a cualquier otro hombre que puedas cruzarte. Pelo algo más largo de lo habitual, de semblante duro, alto y ligeramente corpulento pero nada muy llamativo. Podría ser desde un soldado cualquiera hasta un panadero o un nómada. Apuesto y caballeroso pero con algo extraño. quizás tan solo un sentimiento de incomodidad cuando su mirada es muy fija o un miedo real a que se acerque. La unica diferencia son las orejas en forma de punta que oculta bajo el pelo.
Tras la rotura del sello, mostró su forma demoniaca. Su fuerza, velocidad y destreza se disparan. El color de ojos se torna ambarino y el pelo se alarga cubriendo su cuerpo. Le salen orejas, hocico y cola. Un lobo espectral ocupa el sitio en que antes había un hombre. Sin embargo, puede volver a su forma humana.
Forma humana

Forma demoniaca completa


-Descripción psicológica: A pesar de ser un demonio, su personalidad y educación lo mueve a ayudar a otras personas, humanos, ángeles o demonios, e intentará hacer lo que esté en su mano Esta es una forma de vivir muy amable y generosa, pero él sabe que es egoísta, pues más que hacerlo por otros, lo hace como compensación por lo ocurrido, para tener la conciencia tranquila.
Si bien sus poderes aumentan cuando los sentimientos negativos que lo rodean son más fuerte
s, este poder va quemándolo como ponzoña venenosa, volviendolo fuerte pero malvado. Por supuesto, no le gusta en absoluto la sensación de estar usando a los demás como canalizadores, por lo que busca liberar su propio poder sin que nadie tenga que odiar, matar o herir a otros. Solo tiene cariño por tres cosas, que lo acompañan en su viaje y de las que jamás se separa: Las espadas que su padre le regaló y una foto que tiene de su familia cuando aún estaban todos. 
Conoce su apellido real, pero no tiene cariño ni curiosidad por establecer contacto con sus abuelos, lo que sus padres le contaron fue más que suficiente para que todo el interés que sentia por esos demonios desapareciese. 


-Historia: En el mundo de los demonios, conocido como Infierno, no es extraño conocer el enlace entre dos demonios unidos por el interés paterno de aumentar su honor, orgullo y renombre. Allí donde la desolación y los sentimientos amargos son el pan de cada día, cuanto más poder se tiene, mayor respeto corresponde a la familia. Aunque las cosas han cambiado un poco, esta fue la razón de que Learty, una joven de la conocida familia demoníaca Rivernigth, huyera de lo que sus padres habían preparado para ella, de la mano del apuesto sirviente que vivía con ellos.
De esta aventura por los mundos, un amor dio paso a la relación clandestina de ambos jóvenes, que viajaron por el Infierno y la tierra humana conociendo sus costumbres y a sus gentes.
Veinte años después, el timbre de la mansión Rivernigth sonó con un apremiante tono de alarma. Al abrirse la puerta, la dulce Learty envuelta en lágrimas pidió ayuda. La guerra habia estallado en el mundo humano y los habia cogido en medio. Ni el avanzado estado en que se encontraba el embarazo de la chica, ni sus heridas o la presencia del marido de esta, herido gravemente, casi inconsciente, ablandó el corazón de sus padres, que cerraron las puertas fingiendo no reconocerla.
Obligandose a ser fuerte, Learty volvió al mundo humano con su marido. La casa era todo lo que tenian y desde ese momento decidieron dejar atras el apellido de ambos y comenzar la segunda parte de su aventura siendo la familia DeepDark, sin honor, sin conocidos, sin nada.
El doloroso parto tuvo lugar en el mundo humano, la madre quedo exahusta, por lo que Crypthorn tuvo que utilizar todos sus conocimientos en espadas, magia y la fuerza de la que disponia para proteger a su mujer y a su hijo, Sessaibushi, el nombre del hermano fallecido de Cryp.

Tras la recuperación y el encuentro de un lugar donde vivir, cuando el pequeño Sessai cumplia los tres años, sus padres tomaron la decision mas dificil. Al serle imposible ocultar su energia demoniaca, los humanos se sentian agresivos hacia el pequeño. Debian protegerlo. La forma mas segura para todos era aprovechar que los ojos del pequeño tenian un color humano para sellar su potencial y que, a ojos ajenos, fuera un niño humano como tantos otros, hasta que llegase la edad en que fuera capaz de cuidarse.
Para evitar que estuviera completamente indefenso, su padre le enseñó todo lo que sabia sobre espadas, reconociendo que Sessai era muy bueno en el manejo de estas, llegando a usar dos y superar a su padre a los 60 años (aparentando 16). Por su parte, Learty no queria enseñarle nada de poderes demoniacos, por lo que solo le contaron la verdad, evitando contarle lo que pudiera asustarlo.

Ajeno a ellos, la guerra avanzaba y cuando la familia se pensaba segura, un giro los separó, dejando al chico con su madre y al padre desaparecido. Delante de él, un ángel confundido atravesó a su madre con su propia arma. El sello que mantenia al demonio de Sessai oculto se rompió, liberandose. La cara del chico se alargó, sus dientes crecieron y cayo a cuatro patas. Un enorme lobo demoniaco de pelo morado claro y negro miraba a los hombres con ojos rojos, llenos de lagrimas. De un mordisco, enloquecido por el dolor de la perdida, mató a aquel que tenia mas cerca. Uno tras otro, todos murieron entre sus fauces, y solo el angel, que habia salido antes de que Learty muriera, estaba vivo. 
La consciencia de Sessai estaba apagada, y su moral y etica se habia quedado encerrada bajo los recuerdos de la reciente muerte de su madre. Sin ver nada, las muertes continuaron durante un rato, todo aquel que le atacaba, era despedazado, fuera quien fuera.
Nadie parecia capaz de pararlo, pero un lobo similar, de un color mas apagado pero de tamaño mayor consiguio tumbarlo. Mientras Sessai se revolvia, ambos, padre e hijo, volvian a su forma humana. No hicieron falta palabras, Crypthron lo sabia. Su esposa, la madre de Sessai, habia muerto. La sangre emanaba el olor de la desesperacion que intentaba ocultar de su hijo.
Sus caminos tardaron aun 1 año en separarse. Cuando una pista del angel causante de todo aquello hizo que Crypthorn olvidara su camino, las nuevas enseñanzas a su hijo para ayudar a su despertar repentino y ahogar el dolor de la perdida, para guiarse por la venganza en la que jamas habia pensado. La peticion de Sessai de que no lo hiciera tardo en hacer efecto, un par de semanas siguiendo al hombre, apagaron la llama del odio.
Si bien el poder de Crypthorn y Sessaibushi era cada vez mayor por la desesperacion de los humanos, ninguno queria seguir lo que su raza solia escoger. Aquel mundo era el que su madre habia elegido, en el que habian vivido durante tanto tiempo y donde ella habia muerto. En un viaje a la tumba de Learty, padre e hijo sabian el siguiente paso. Aventuras separadas, necesitaban pensar, digerir lo ocurrido. Crypthorn partio al anochecer en direccion norte. Sin despedidas, llantos o mentiras. Solo una promesa de reencontrarse cuando sus almas estuvieran recuperadas.
Seis años después, el dia a dia de Cain, el nombre humano que Sessai adopto por ser mas facil que el real, se basaba en ayudar a aquellos que lo necesitaban, a la fuerza si era necesario.

-Gustos y disgustos:
 +Las noches de luna llena
 +Ayudar a la gente
 +Su poder demoníaco cuando esta bajo control
 +Carne
 +
 -Matar por error
 -Descontrolarse
 -Quedarse bloqueado
 -Pescado

-Poderes:
*Poderes de demonio estándar:
Ver el aura de las personas: Al utilizarlo para aumentar su poder, desarrollaron la capacidad de ver las auras. Su forma y color es diferente en cada persona, pero solo se ven cuando el dueño siente algo fuerte. La textura es siempre similar a un vaho, semitransparente, no se "ve" a no ser que se mire.
Visiones de un futuro cercano: El leido debe estar dormido, inconsciente o en coma para poder ser objeto de este poder. El "ritual" es diferente para cada familia, pero el resultado es siempre el mismo, entre 5 y 10 segundos de una escena que ocurrira en el futuro. No es un poder exacto, podría mostrar un peligro, una pista o simplemente una imagen de lo que va a desayunar.
Sobrehumano: Su capacidad sobrehumana les permite moverse por zonas contaminadas sin sentir los efectos de estas (excepto radiación en grados altos)
Modificación temporal de apariencia demoniaca: A pesar de ser muy cansado, en ocasiones, los demonios utilizan la energía oscura ambiental para modificar a ojos de quienes les ven su apariencia demoniaca, no pudiendo cambiar su forma pero si ciertos aspectos como el color del pelo o las escamas, los ojos o el tamaño de los colmillos, incluso su aparición. Esto para quienes tienen mucho potencial mágico (como arcángeles o altos cargos infernales) se ve como una ilusión translucida sobre la verdadera apariencia del sujeto.
Absorción de sentimientos negativos: La ira, el miedo, el dolor y la venganza son algunos de los poderes que más energía y poder suministran a los demonios, que son capaces de utilizarlos a su favor.
*Poderes de Cain:
Velocidad aumentada: Como demonio lobo tiene la capacidad de correr grandes distancias a gran velocidad sin cansarse aunque, una vez pare, deberá descasar hasta reponerse.
Visión nocturna:
 Gracias a su naturaleza lobuna, es capaz de ver sin problemas en noches de luna nueva, tanto en su forma humana como demoníaca.
Alimentación animal: Esto es más una característica, pero por su forma de depredador puede comer carne cruda sin problemas para su organismo.
Comunicación:
 Puede entender y hablar con lobos.

-Extras: Sus padres escogieron un apellido nuevo para su familia, evitando asi dañar de alguna forma a la familia de la chica.
Entre sus ropas esconde una vieja foto de sus padres con él de niño, cuando sus poderes estaban ya sellados.
Le gusta ser un demonio, no odia su naturaleza, a pesar de arrepentirse de lo que hizo.
Tiene una relación con Silya
No era cosa mía que Tefael se comportaba de forma extraña, la mirada de mi padre estaba atento a él aunque dijera bromas y nos hablase al resto, como si temiera hablar del tema. Cuando se encontró con mi mirada interrogante se encogió de hombros, evidentemente no tenía ni idea de lo que le ocurría. Edahi interrogó a Tefael sobre lo que le había pasado a Wendy y, sinceramente, no me extrañó que supiera la respuesta, era obvio que sabía más que cualquiera de nosotros sobre cualquier cosa.
Ceci estaba bastante tranquila, asi que pude prestar atención a la conversación. La parte humana de Wendy estaba corrupta por la oscuridad de Edahi, lo que la había transformado en un semidemonio. Pude escuchar como en el baño, Wendy se quedaba callada.
-¿Nos oyes desde ahi? -Pregunté con voz normal, que siendo humana y estando allí no debería ser capaz de entender, pero ella respondió que si. Mi padre también había oido su respuesta, que al igual que ella, quienes tenían el oido menos agudo que nosotros no serían capaces de oirla. No dijo nada más y siguió con lo que estaba haciendo, tardando aún un rato en volver a salir, sin manchas de sangre, heridas ni tierra. Pasó bastante rápido a la habitación, completamente roja por ir en toalla con todos allí y cerró la puerta.


Wendy:
-Nombre: Wendy D'font
-Edad: 20
-Descripción fisica: Una chica de cabellos largos, ojos color miel y piel clara. Es un poco más delgada de lo que a Scar le gustaría, pero se niega a comer más de lo que necesita. Suele llevar las manos limpias y las uñas arregladas, el pelo suelto decorado con un lazo y no utiliza ni pulseras ni colgantes, tampoco anillos. Le gusta ir con colores cálidos, como el marrón o el naranja, y prefiere los vestidos, a no ser que necesite llevar pantalones (por ejemplo, para ir a la montaña o ayudar en algo).



-Descripción psicológica:  Desde pequeña siempre ha sido una chica tímida pues sus padres, al ser un mitad ángel y una medio demonio no eran bien vistos en casi ningún circulo social. Le encanta la naturaleza y con su tía aprendió todo lo que pudo antes de que sus caminos se separasen, por lo que se enfada si alguien la hiere o ensucia. No le gusta hacer daño a los animales ni destrozar las plantas, por lo que prefiere no mirar cuando hay caza o talan para leña. Es muy dulce y amable, pero su timidez le impide mucha de la sociabilidad que le gustaría tener, por suerte para ella, Scar es un remolino. De llanto fácil y alegría contagiosa, parece más una niña cuando esta rodeada de algo que le gusta.
-Historia: Los padres de Wendy, su tía y su primo mayor se mudaron a la aldea improvisada cuando ella tan solo tenía tres años. Sus recuerdos de esa época son borrosos, pero el olor del valle, la tranquilidad y el haber huido de unos horribles ruidos nocturnos hicieron que la pequeña durmiese bien y sin problemas durante el resto del tiempo. Nicole, su tía, la alentó con su amor a la naturaleza, enseñandole a partir de los cinco años todo lo que sabía y la pequela podía aprender. Su madre, Martha, una medio demonio que había escapado por los pelos de la masacre a su familia, la cuidaba pero nunca la notó tan cariñosa como cuando estaba con su padre. Wendy no lo entendía y sus preguntas se respondian con "tiene un mal día, cielo". Jack, su padre, medio ángel, intentó enseñarle la magia que conocía, pero enseguida se dieron cuenta que las habilidades sobrenaturales de la pequeña no se desarrollarian si ella no quería. Y la pequeña, ignorando a sus maestros, salía corriendo tras una mariposa o se paraba a alimentar a cualquier animal.
Conforme crecía, algunas de las conversaciones qe antes pasaban inadvertidas para ella, fueron cobrando sentido. Su madre se había quedado embarazada sin proponerselo, Jack no quería hijos pero no había sido capaz de abandonar a Martha a su suerte. Siendo una niña no deseada, aunque si su madre la veía llorar o herida, si se paraba, no solía mostrar verdaderos signos de amor a su pequeña. Nicole, hermana de Jack, que no había podido tener hijos, le brindaba todo el cariño que su madre no le profesaba. Noir, su primo mayor, hijo del marido de Nicole, fruto de una relación anterior, un ángel, no era partidario de jugar con niñas. Él quería unirse al ejercito.
Cuando cumplió los 16 años, se escapó de casa, haciendo que su madre fuera tras él.  Algunas cartas llegaron durante los siguientes años, con su nuevo hogar, la novia de Noir y el nuevo hijo, un humano adoptado por parte de Nicole. Pero, tras un par de semanas sin noticias, los padres de Wendy tomaron rumbo a aquella morada, dejando a la joven en aquella aldea protegida, donde estaban seguros de que su vida continuaria tranquila y sin problemas. Le mandan una carta cada semana mínimo y, si no pueden, una paloma de luz, creada por Jack, la visita poco despues, para llevarle un regalo y quedarse con ella al menos unas horas.
-Gustos y disgustos:
+La naturaleza
+Los animales (sobre todo los zorros y serpientes) y las plantas (sobre todo la lavanda y la menta)
+Los dias con el cielo lluvioso
+La cecina
+Té de lavanda (Laimae) y menta
+Las noches donde las nubes rodean la luna.
+Cuevas oscuras
-Los sobrenaturales extremistas
-Su tio
-Que le pregunten algo y se la queden mirando muy fijamente
-Que Scar llore
-Poderes: No los ha desarrollado (por elección propia).
-Extras: Cuida de los niños de la aldea y es la profesora de naturaleza oficial, encargada de ir a por hierbas medicinales y separación de hongos venenosos. Vive con Scar desde hace relativamente poco, pero se lleva genial con ella. Ha aprendido medicina humana para complementar los conocimientos de Scar.
Tenía miedo de quitarme la ropa, no quería ver las cicatrices que se habían quedado, pero cuando bajé la mirada, no había nada que antes no tuviera, parecía que nunca hubiera ocurrido nada. Suspiré de alivio, no quería tener una cicatriz cubriendome el estómago, ni el cuello o la cara. Intenté no pensar demasiado en lo que veía en la ropa, pues aunque estaba seco podía diferenciar sin problemas lo que se olía en cada zona y tiré toda la ropa al suelo, incluyendo mi vestido y mi ropa interior, planeando quemarlo. Me froté con fuerza hasta eliminar cada parte de sangre y fluidos, no me sentía limpia del todo pero ya más tarde me volvería a duchar, no quería quitarle demasiado tiempo a Silya.
-Gracias por ayudarme -Le dije con una sonrisa, escuché lo que ocurría fuera, callandome sin darme cuenta, aunque Sessy si pareció escucharlo, pues me preguntó si les podía oir.
-Si -Le respondí, escuchando como seguían hablando con normalidad. Me dolía mucho la cabeza, pero prefería ignorarlo un rato, estaba demasiado animada para sentir más dolor, sabiendo que Edahi era el que me había salvado. No entendía como, pero eso era un tema completamente a parte. Me decidí a vestirme y crucé rápidamente a la habitación de Cryp.
-¿Puedo coger algo de ropa? -Les pregunté alzando más la voz por costumbre y arrepintiendome inmediatamente, tapandome las orejas de zorro que me habían salido en la cabeza. Escuché la respuesta de parte de Cryp justo antes de que se fueran y aún pude saberqué direcciones tomaban, pero la cabeza ya me iba a explotar y decidí no prestar atención, por mi salud mental.

Scar:
-Nombre: Marie Anne Limesground, "Scar"
-Edad: 89
-Descripción fisica: La piel de Scar es de un tono claro pero algo más oscuro que la de Wendy pues se pasa más tiempo al sol, sus ojos de un tono lavanda suave y el pelo violeta casi blanco, siempre atado en una coleta o trenza, casi nunca decorado con nada salvo algún lazo regalo de su amiga Wendy. Le gusta vestir cómoda, con camisetas simples de colores básicos, su chaqueta de "aventuras" y unos pantalones casi siempre destrozados por sus continuos viajesfuera de la casa. Le gusta llevar un a cinta al cuello como si fuera un collar y un par de pulseras que su hermana le dió cuando eran más pequeñas. A su espalda, dos enormes alas marrones creadas por Tefael le dan el aspecto de ángel que siempre quiso.


-Descripción psicológica:  Una chica fuerte, dura, borde y algo agridulce. Es muy directa cuando tiene algo que decir y no se corta un pelo al hablar. Es borde si la situación lo requiere pero sabe cuando debe mantenerse callada. Su caracter desaparece cuando ve un ciervo, pues es su animal favorito.
-Historia: Amaia y Eduardo, sus padres, abandonaron a Scar a sus siete años en la aldea donde ha crecido desde entonces, diciendo que iban a buscar a su hermana. Jamás volvieron. Scar no les odia, pero sabe que si volvieran no los trataria como padres. Se crió con ayuda de los padres de Cain, que la cuidaban como alguien más de la familia, y unos vecinos sin hijos, que la acogieron como tal. Estos han sido desde entonces sus padres, viven aun en la aldea, aunque ella decidió montarse su propia casa más cerca del bosque, bien camuflada, como refugio para un posible ataque. Su historia no es más compleja que eso.
La unica peculiaridad es que su padre era un ángel caido, por lo que la mancha de oscuridad devoró una de las alas de Scar antes de que esta comenzase a andar. Es una mutación genetica que no afectó a su hermana mayor.
-Gustos y disgustos:
+Correr junto a Ocho
+Nadar en el lago desnuda
+El pescado, en especial la trucha frita
+Aunque jamás lo admitirá, volver a ver a sus padres
+Isaro
-Luna nueva
-Eclipses
-Que se burlen por su unica ala
-....
-Poderes: Mantener la estabilidad en una caida
Arma sagradas (regalo de sus padres para que se protegiera), es una daga que hace mucho dejó de ser realmente sagrada
Curación
Vuelo
Si sus emciones se descontrolan, comienza a llover a su alrededor.
-Extras: Vive con Wendy en su casa junto al bosque, aunque visita a sus padres cada dos dias.
Tiene un perro llamado Ocho en el bosque. Entra a casa a dormir y come con ella. Ocho es un mestizo de Pastor alemán y Rottweiler y lo llamó asi por el antifaz que tiene en los ojos, que forma el simbolo infinito.
Es mitad guardían, mitad alquimista con un don innato mínimo para Miada, es decir, no cura las heridas, sino que las restaura. No sabe controlar el tiempo ni sabe que tiene este poder, ya que nunca se ha activado.
El nombre real de su hermana era Rilleta Kathleen pero, al ser muy largo y dificil, todos la llamaban cariñosamente Ricca.
Tiene una relación con Isaro y ha comenzado a vivir con él
Su hija Clarisse murió por culpa de Mitzrael con 3 meses de gestación
Estaba sonriendo en mi cabeza por haberme atrevido a darle el lazo cuando él decidió que no lo quería y lo mejor era volverlo a colocar donde estaba. Lo observé todo el rato. Al principio no me importaba, o al menos no parecía que fuera asi, pero me sentí muy triste cuando el lazo ya estaba en su sitio, haciendo que volviera a tocarlo con la intención de quitarmelo. Un beso me lo impidió y lo miré a él, también parecía triste, como si algo no le gustase. ¿Quizás era el color?
-A....¿Mo? -Le respondi sin saber por que eso me hizo sonreirle, incluso habiendo rechazado mi lazo, lo había besado asi que eso no era malo. De todas formas volví a quitarme el lazo con algo más de trabajo y volví a ponerselo en la rodilla, mirandolo -Iss....a.... mo -Me frustraba no poder ser capaz de hablar como lo hacía él pero con una simple sonrisa que consiguiera ya era como recibir un gran premio de palabras. No entendía bien lo que me preguntaba, tan solo la idea de lo que quería transmitirme, que por alguna razón estaba increiblemente clara. También de la respuesta.
-No -Mi voz seguía siendo molestamente rara, no tenía la suavidad y melodiosidad de la de él, era como si se hubiera roto por el camino -No... -Repetí cuando insistió en llevarme a otro sitio. En las otros lugares no había motas ni tampoco sofá ni podía estar sentada a su lado, ni.... ¿dónde estaba el lazo? Miré al demonio, que estaba distraido con algo que yo no veía. Me explicó que iba a venir una persona buena, que no quería hacernos daño, sería la misma que había venido antes, pero solo vendría si yo quería. No pude preguntarle a qué venía, ni otras dudas que surgían en mi cabeza como ideas y se dispersaban justo después. Mucho tiempo después, en los que las motas siguieron bailando a nuestro alrededor, llamaron a la puerta, haciendome saltar del susto. Miré hacia allí, pero sentí que no era malo, era alguien bueno, tan bueno como Iss....
Él fue a abrir cuando decidió que yo no me quejaba, pero la persona que entró no era la que esperaba, aunque tampoco sabía a quién esperaba. Lo miré conforme entró, su pelo era gris y me daba mucha confianza, pero mis ojos se abrieron con miedo al ver que sus alas eran negras. Un miedo horrible me hizo comenzar a gritar, haciendome mucho daño en la garganta, pero sin ser capaz de parar, cerrando incluso los ojos y, por alguna razón, tapandome la tripa. No paré hasta que sentí que alguien me abrazaba, fui tranquilizandome poco a poco y todo el miedo que sentía desapareció de nuevo cuando lo rodeé con los brazos. Me era facil saber que, fuera quien fuera ese demonio, era alguien que no iba a hacerme daño nunca. Al abrir los ojos, el chico de pelo gris seguía allí, pero unas burbujas de luz me llamaron más la atención que el color que hubiera detrás de él. intenté coger una, sin darme cuenta de que movía el brazo sin ninguna dificultad.



Última edición por Adamaris el Dom Ene 07, 2018 11:08 am, editado 1 vez


_________________

Ver perfil de usuario

959 Re: La guerra de los Mil Años el Vie Ene 05, 2018 1:17 pm

Edahi

Las palabras de Tefael me sorprendieron, en especial cuando Wendy demostró su capacidad auditiva que acababa de adquirir. Me sentía realmente feliz de verla ir de un lado a otro sonrojándose como siempre lo hacía "Ahora tengo que avisar a Jack de que esta viva" pensé, Zahán no dudó en llamarlo para que intentara despedirse de ella o que al menos pudiera llegar antes de que la enterraran "Aunque también sería bueno que viniera, creo que Wendy se alegrará de ver a su padre" pensé decidiendo hablar con Zahán para que enviara a su familiar hasta Jack y que le contara las nuevas noticias ofreciéndole quedarse por unos días.

Justo antes de irse, Tefael no dudó en hablar conmigo telepáticamente pidiéndome que le dijera a Silya que fuera más tarde a encontrarse con él… no supe la razón pero no la necesité, acepté hacerlo suponiendo que quizás era por el color de sus alas. Ya los tres solos mientras Wendy todavía estaba en la habitación empezamos a ver qué haríamos ese día -Deberíamos de ir a ver a Isaro en un rato… seguramente no ha podido dormir con lo de…- Aunque la audición de Wendy era muy buena todavía se nos hacía difícil acordarnos, en especial para Silya que tampoco sabía como guardar secretos o al menos mantenerlos hasta que fuera el momento de desvelarlos -Será lo mejor, yo también me tengo que disculpar con él por mi comportamiento de ayer- admití sabiendo que a pesar de que él había dicho cosas que podrían haberme dolido, todo lo cause yo con mis palabras y mi impotencia por no ser capaz de salvar a Wendy.



Isaro

Scar parecía intentar repetir las palabras que yo decía. Me emocioné al principio de ver que iba mejorando a lo largo de la mañana y articulaba lo que más quería oír, tal vez era por lo ocurrido el día anterior que me costó mantener la compostura cuando volvió a quitarse el lazo e intentó decir mi nombre para luego decir "amo". Miré la cinta cogiéndola con una de mis manos antes de besarla un poco más apasionadamente que en toda la mañana. Quería que regresara... quería besarla, cuidarla, abrazarla y que volviera a ser la chica de la que tanto me enamoré -Te quiero más que a nada en el mundo- respondí al separarme de ella y aceptar el lazo que me ofrecía, no me apetecía volverla a ver al borde de las lágrimas como cuando insistí en que comiera aunque fuera un trozo. Desistí de igual manera a llevarla a otro sitio al ver que no quería moverse de allí -Entonces me quedaré aquí contigo- comenté con la sonrisa falsa que se estaba volviendo habitual en el día.

Después de un tiempo volvieron a llamar a la puerta así que fui a abrir sin prestar demasiada atención al olor por la falta de sueño, ya que fui incapaz de dormir en toda la noche, y porque ya había hablado con Ariel sobre que volvería en un rato. Sin embargo, para mi sorpresa, a quienes me encontré fueron Tefael y Crypthorn, los dejé pasar sabiendo que quizás Tefael pudiera hacer algo para ayudar a mejorar el estado psíquico de Scar, que para sorpresa de todos empezó a gritar de miedo. En un principio no supe porqué gritaba al ver a dos de las personas que más la conocían, pero al darme cuenta del color de las alas de su exnovio y cómo se tocaba la tripa pude entender qué era lo que pasaba por su mente. Sin dudar ni un instante fui a abrazarla para protegerla de su miedo, deseaba que se tranquilizara así que estuve diciéndole con calma que eran buenas personas, que eran amigos que venían a ayudar. Estuve repitiéndoselo suavemente hasta que empezó a calmarse y a abrazarme como respuesta.

Tefael por su parte plegó por completo las alas en su espalda y usó algún conjuro para hacer brillar luces anaranjadas por la casa -Lo siento, no quise asustarla- admitió disculpándose por no haberse dado cuenta de que el trauma de Scar era más grande de lo que él esperaba -No pasa nada, ya se ha calmado- respondí antes de ver que me miraba fijamente a los ojos -Tienes ojeras- declaró para que segundos después le escuchara murmurar algo -Como me duermas te mato- contesté con una mirada fiera, sorprendiéndolos a ambos. No quería dormirme, no pensaba dejarla sola con otras personas mientras yo descansaba como un vago… esperaría a la noche y tan solo si el sueño me vencía. Para mi sorpresa Tefael no volvió a insistir ni intentó hacer un ataque furtivo, pareció entender mi situación y que realmente me sentiría culpable de no cuidar de Scar si me echarba un rato.

Ver perfil de usuario

960 Re: La guerra de los Mil Años el Vie Ene 05, 2018 5:38 pm


Wendy:
-Nombre: Wendy D'font
-Edad: 20
-Descripción fisica: Una chica de cabellos largos, ojos color miel y piel clara. Es un poco más delgada de lo que a Scar le gustaría, pero se niega a comer más de lo que necesita. Suele llevar las manos limpias y las uñas arregladas, el pelo suelto decorado con un lazo y no utiliza ni pulseras ni colgantes, tampoco anillos. Le gusta ir con colores cálidos, como el marrón o el naranja, y prefiere los vestidos, a no ser que necesite llevar pantalones (por ejemplo, para ir a la montaña o ayudar en algo).



-Descripción psicológica:  Desde pequeña siempre ha sido una chica tímida pues sus padres, al ser un mitad ángel y una medio demonio no eran bien vistos en casi ningún circulo social. Le encanta la naturaleza y con su tía aprendió todo lo que pudo antes de que sus caminos se separasen, por lo que se enfada si alguien la hiere o ensucia. No le gusta hacer daño a los animales ni destrozar las plantas, por lo que prefiere no mirar cuando hay caza o talan para leña. Es muy dulce y amable, pero su timidez le impide mucha de la sociabilidad que le gustaría tener, por suerte para ella, Scar es un remolino. De llanto fácil y alegría contagiosa, parece más una niña cuando esta rodeada de algo que le gusta.
-Historia: Los padres de Wendy, su tía y su primo mayor se mudaron a la aldea improvisada cuando ella tan solo tenía tres años. Sus recuerdos de esa época son borrosos, pero el olor del valle, la tranquilidad y el haber huido de unos horribles ruidos nocturnos hicieron que la pequeña durmiese bien y sin problemas durante el resto del tiempo. Nicole, su tía, la alentó con su amor a la naturaleza, enseñandole a partir de los cinco años todo lo que sabía y la pequela podía aprender. Su madre, Martha, una medio demonio que había escapado por los pelos de la masacre a su familia, la cuidaba pero nunca la notó tan cariñosa como cuando estaba con su padre. Wendy no lo entendía y sus preguntas se respondian con "tiene un mal día, cielo". Jack, su padre, medio ángel, intentó enseñarle la magia que conocía, pero enseguida se dieron cuenta que las habilidades sobrenaturales de la pequeña no se desarrollarian si ella no quería. Y la pequeña, ignorando a sus maestros, salía corriendo tras una mariposa o se paraba a alimentar a cualquier animal.
Conforme crecía, algunas de las conversaciones qe antes pasaban inadvertidas para ella, fueron cobrando sentido. Su madre se había quedado embarazada sin proponerselo, Jack no quería hijos pero no había sido capaz de abandonar a Martha a su suerte. Siendo una niña no deseada, aunque si su madre la veía llorar o herida, si se paraba, no solía mostrar verdaderos signos de amor a su pequeña. Nicole, hermana de Jack, que no había podido tener hijos, le brindaba todo el cariño que su madre no le profesaba. Noir, su primo mayor, hijo del marido de Nicole, fruto de una relación anterior, un ángel, no era partidario de jugar con niñas. Él quería unirse al ejercito.
Cuando cumplió los 16 años, se escapó de casa, haciendo que su madre fuera tras él.  Algunas cartas llegaron durante los siguientes años, con su nuevo hogar, la novia de Noir y el nuevo hijo, un humano adoptado por parte de Nicole. Pero, tras un par de semanas sin noticias, los padres de Wendy tomaron rumbo a aquella morada, dejando a la joven en aquella aldea protegida, donde estaban seguros de que su vida continuaria tranquila y sin problemas. Le mandan una carta cada semana mínimo y, si no pueden, una paloma de luz, creada por Jack, la visita poco despues, para llevarle un regalo y quedarse con ella al menos unas horas.
-Gustos y disgustos:
+La naturaleza
+Los animales (sobre todo los zorros y serpientes) y las plantas (sobre todo la lavanda y la menta)
+Los dias con el cielo lluvioso
+La cecina
+Té de lavanda (Laimae) y menta
+Las noches donde las nubes rodean la luna.
+Cuevas oscuras
-Los sobrenaturales extremistas
-Su tio
-Que le pregunten algo y se la queden mirando muy fijamente
-Que Scar llore
-Poderes: No los ha desarrollado (por elección propia).
-Extras: Cuida de los niños de la aldea y es la profesora de naturaleza oficial, encargada de ir a por hierbas medicinales y separación de hongos venenosos. Vive con Scar desde hace relativamente poco, pero se lleva genial con ella. Ha aprendido medicina humana para complementar los conocimientos de Scar.
Rebusqué en los armarios de Learty con cuidado de no tirar nada, Cryp había mantenido todo como el día en que murió y por lo que me había contado Scar debía haber una caja donde guardaba las cosas que ella nunca usó o que no servían. Me costó localizarla y allí encontré un pequeño vestido que, aunque era para el mar, me serviría perfectamente hasta que pudiera pasar por mi casa a ponerme algo mío. no había prestado mucha atención a lo que ocurría fuera, pero al salir pude oir las ultimas frases de Silya y Edahi. Sessy me miró cuando volví con ellos, extrañado por la ropa que llevaba seguramente.
-¿De que hablabais? -Les pregunté, pues se habían quedado callados mirándome. No entendí lo que ocurría, no apartaban los ojos de mi hasta que Sessy aseguró que no era nada. No era verdad, no sabía como estaba segura pero lo estaba.
-¿Qué pasa? -Le pregunté a Edahi directamente, el no me mentiría, pero le avisé sin decir nada que no lo hiciera, no era tonta y ahora tampoco estaba indefensa... tan solo inexperimentada. Aunque había matado gente con una espada, sacudí la cabeza para quitar esos pensamientos y volví a mirarlo, esperando una respuesta sincera, aunque sabía a ciencia cierta que Sessy le advertía que no lo hiciera.
-"Si no me lo cuentas ire yo a averiguarlo" -Le avisé, habían mencionado a Isaro asi que no era dificil saber que ya que él estaba en la ciudad la afectada era Scar y quería saber porqué no había venido a verme la noche anterior, ella no habría faltado a algo asi, nunca se saltaba mi cumpleaños salvo si no podía evitarlo.

Scar:
-Nombre: Marie Anne Limesground, "Scar"
-Edad: 89
-Descripción fisica: La piel de Scar es de un tono claro pero algo más oscuro que la de Wendy pues se pasa más tiempo al sol, sus ojos de un tono lavanda suave y el pelo violeta casi blanco, siempre atado en una coleta o trenza, casi nunca decorado con nada salvo algún lazo regalo de su amiga Wendy. Le gusta vestir cómoda, con camisetas simples de colores básicos, su chaqueta de "aventuras" y unos pantalones casi siempre destrozados por sus continuos viajesfuera de la casa. Le gusta llevar un a cinta al cuello como si fuera un collar y un par de pulseras que su hermana le dió cuando eran más pequeñas. A su espalda, dos enormes alas marrones creadas por Tefael le dan el aspecto de ángel que siempre quiso.


-Descripción psicológica:  Una chica fuerte, dura, borde y algo agridulce. Es muy directa cuando tiene algo que decir y no se corta un pelo al hablar. Es borde si la situación lo requiere pero sabe cuando debe mantenerse callada. Su caracter desaparece cuando ve un ciervo, pues es su animal favorito.
-Historia: Amaia y Eduardo, sus padres, abandonaron a Scar a sus siete años en la aldea donde ha crecido desde entonces, diciendo que iban a buscar a su hermana. Jamás volvieron. Scar no les odia, pero sabe que si volvieran no los trataria como padres. Se crió con ayuda de los padres de Cain, que la cuidaban como alguien más de la familia, y unos vecinos sin hijos, que la acogieron como tal. Estos han sido desde entonces sus padres, viven aun en la aldea, aunque ella decidió montarse su propia casa más cerca del bosque, bien camuflada, como refugio para un posible ataque. Su historia no es más compleja que eso.
La unica peculiaridad es que su padre era un ángel caido, por lo que la mancha de oscuridad devoró una de las alas de Scar antes de que esta comenzase a andar. Es una mutación genetica que no afectó a su hermana mayor.
-Gustos y disgustos:
+Correr junto a Ocho
+Nadar en el lago desnuda
+El pescado, en especial la trucha frita
+Aunque jamás lo admitirá, volver a ver a sus padres
+Isaro
-Luna nueva
-Eclipses
-Que se burlen por su unica ala
-....
-Poderes: Mantener la estabilidad en una caida
Arma sagradas (regalo de sus padres para que se protegiera), es una daga que hace mucho dejó de ser realmente sagrada
Curación
Vuelo
Si sus emciones se descontrolan, comienza a llover a su alrededor.
-Extras: Vive con Wendy en su casa junto al bosque, aunque visita a sus padres cada dos dias.
Tiene un perro llamado Ocho en el bosque. Entra a casa a dormir y come con ella. Ocho es un mestizo de Pastor alemán y Rottweiler y lo llamó asi por el antifaz que tiene en los ojos, que forma el simbolo infinito.
Es mitad guardían, mitad alquimista con un don innato mínimo para Miada, es decir, no cura las heridas, sino que las restaura. No sabe controlar el tiempo ni sabe que tiene este poder, ya que nunca se ha activado.
El nombre real de su hermana era Rilleta Kathleen pero, al ser muy largo y dificil, todos la llamaban cariñosamente Ricca.
Tiene una relación con Isaro y ha comenzado a vivir con él
Su hija Clarisse murió por culpa de Mitzrael con 3 meses de gestación
Estaban hablando demasiado deprisa para llegar a entender lo que decían y la verdad es que las luces que había me distraian con facilidad, queriendo coger una para él. Miré al chico del pelo gris, cuando él había entrado, las luces aparecieron, asi que seguro que él era el que las controlaba, tal vez eran sus mascotas.
-Ah -Lo llamé, pero todos se giraron, no era ese su nombre. No pude pensar demasiado en ello pues volví a mirar una de las luces y seguí su recorrido lejos de lo que estaba atrayendo mi atención -Isss...a....mo -Repetí, completamente en mi mundo extrañamente yermo, donde el orden de las cosas n tenía sentido. Le sonreí cuando atrapé por fin una e intenté dársela, pero nada había en mi mano. Me quedé mirandola confundida, miré la otra, miré debajo pero la luz no estaba. De repente, una lengua cruzó mi mano, sobresaltandome. Una cosa con pelo me miraba moviendo un trozo de su cuerpo, mirando mis manos como si quisiera algo, pero la luz era mía, no podía quedarsela.
-No -No presté mucha atención a los ruidos que hacían los demás, viendo que aquella cosa agachaba el rabo y se sentaba, aún mirandome. Estaba triste, asi que cogí lo que tenía a mano para cepillarlo tal como Isss me cepillaba las plumas -¡Ah! -Dije de repente -Isss -Un inicio de letra me apareció temporalmente, tal vez una a o una g, pero ya que se giró, no pensé en ello., simplemente hice el gesto y abrí las alas sin coordinarme demasado y oyendo un quejido del animal que había junto a mi, que se tumbó a mi lado -No.... -Intenté abrazarlo pero estaba demasiado abajo asi que solo le pasé la mano por la cabeza. Había sido una disculpa pero no podía hacer mucho más por expresarme. Olvidé por completo el tema de las alas y me distraje jugando con las orejas del animal.

Quería ver a Scar antes de ir a por Eider, por más que me molestase su relación con Tefael seguía siendo una persona querida por él y también por mi. Al llegar, apenas logré entrar antes de que un grito me hiciera retroceder un poco. Nuestra presencia la había asustado, pero ni sus gestos eran normales ni su reacción adulta, parecía un.... bebé. No quise meterme demasiado en las conversaciones de ellos dos, pendiente de lo que ella hacía, entendía a Isaro mejor que nadie, mi esposa, en cambio, había muerto.
-Isaro... No cometas el mismo error que yo -Le dije, sabiendo de sobra que insistir en que durmiera y se recuperase era imposible, tenía que ser él el que decidiera hacerlo -Scar está viva y eso es lo que debería importarte ahora -No me acerqué, me dolía bastante verle en la misma situación en la que estuve yo, pero teniendo a la persona a quien amaba con él -No te voy a mentir diciendote que será facil por que lo más seguro es que te levantes el resto de tu vida preguntandote por qué te fuiste en ese momento, pero por que ahora te obligues a estar despierto a no comer o a lo que sea que estés haciendo solo hara que un día te transformes cuando ella esté indefensa o te quedes dormido cuando te necesite -Era el momento de callarme, empezaba a generar demasiada oscuridad y Tefael ya lo tenía dificil con la que había tomado del torbellino de Edahi como para tenerme cerca -Voy a por Eider -Dije yendome sin darles tiempo a rechistar ni a que pudieran decirme nada. solo encesitaba pasear un poco, él al menos había tenido una oportunidad, maldita sea, tenía la posibilidad de empezar de nuevo, de volver a verla sonreír y estar con ella. El camino no me ayudó y llegué completamente rodeado por una niebla muy densa.
-Tranquilo, estoy bien -Le dije a Eider, que evidentemente estaba preocupado. Me dejé caer por la pared hasta sentarme en el suelo y lo abracé cuando se acercó -Solo he recordado algo triste -No podía volver al inicio, no podía perder la cordura, tenía que aguantar un poco más, hasta que Tefael consiguiera sitio en el infierno, cuando las cosas se calmasen, tan solo un poco más.



Última edición por Adamaris el Dom Ene 07, 2018 11:08 am, editado 2 veces


_________________

Ver perfil de usuario

961 Re: La guerra de los Mil Años el Sáb Ene 06, 2018 8:07 am

Silya

No tardé en arrepentirme de hablar sobre Isaro ya que ahora Wendy era capaz de oír todo lo que decía desde mucho más lejos. Aunque preguntó ni Cain ni Edahi respondieron, sabía que Edahi no quería ocultárselo, pero lo más probable era que Cain le estuviera hablando telepáticamente recordándole que no era una buena idea -Scar fue atacada por Mitzrael- comenté viendo que ambos chicos me miraban como si no debiera de habierlo dicho -Se merece saberlo- respondí volviendo a hablar con Wendy -Clarisse no soportó la tortura… ahora Scar no reacciona, Isaro lo más probable es que no haya pegado ojo en toda la noche- añadí. Wendy y Scar eran grandes amigas así que tener el apoyo de su mejor amiga le podría ser beneficioso para volver a la normalidad poco a poco.

Al ver que Wendy quería ir justo en ese instante, tuve que pararla -Ahora han ido Tefa y Cryp, no deberíamos de atosigar a Isaro… Cuando se vayan podemos ir- no estaba segura si dividirnos en dos grupos para que tampoco se incomodara de ver a todos al mismo tiempo, pero eso lo decidiríamos más tarde cuando fuera el momento.



Tefael

A pesar de sus palabras no me sentí ofendido, estaba claro que no podía dormir con la conciencia tranquila si Scar seguía despierta, pero a Cryp le salió su vena paternal y quiso aconsejarle basado en su experiencia. Isaro quiso hablar al darse cuenta de que estaba intentando ayudarle, pero sin tiempo para hacerlo -De acuerdo, yo iré en poco tiempo- le aseguré a Cryp antes de ver cómo se marchaba a por nuestro hijo -No es que no quiera dormir o comer… simplemente no puedo- admitió bajando la cabeza deprimido mirando de reojo a Scar que jugaba con Ocho -Cada vez que cierro los ojos recuerdo cómo me encontré a Scar… cada vez que huelo comida pienso en el olor a carne quemada que ella desprendía… Y cuando pienso en salir un rato para despejarme ella me lo impide porque no quiere quedarse sola- Empezaba a ver que Scar tampoco estaba ayudando a la recuperación de su pareja, aunque no podía echárselo en cara después de todo lo que había sufrido.

Con todo eso mi oscuridad se fue disipando y mi pelo empezó a volver a su color habitual, las alas seguían negras, pero gracias a la concentración poco a poco mi personalidad volvió a ser la misma dejando de necesitar la ayuda de Silya para eliminar el exceso de oscuridad. No estuve mucho más rato allí, examiné a conciencia a Scar buscando algo que la hiciera comportarse así, sin lograr encontrar nada -Me parece que solo el tiempo dirá su mejoría- no parecían ser buenas noticias, pero al menos se veía como iba avanzando -Desearía que jamás lo recordara- admitió Isaro acariciándole la cabeza como si fuera una niña -Incluso si no vuelve a ser capaz de decir mi nombre o se olvida por completo de mi existencia… creo que será lo mejor- yo no lo creía así, pero tampoco era el momento para decirle mi opinión a alguien que estaba tan destrozado por dentro que prefería que la persona a la que más quería no se acordara de él.

Me marché en silencio yendo directamente hasta donde mis dos chicos se encontraban -Ya estoy aquí- anuncié antes de darle un beso en los labios a Cryp y otro en la cabeza a Eider. Estuvimos un rato en silencio antes de que decidiera volver a ofrecer lo que tantas veces había dicho -Cuando las cosas se calmen… ¿Qué tal si vamos al infierno los tres?- Sabía que la idea podía ser rechazada con gran velocidad así que decidí añadir algo -Solo unos días, para ver como van las cosas, ver conocidos y visitar lugares que nos gustaban- No quería que volviera a oscurecerse, incluso los tatuajes de corrupción que había en su espalda estaban empezando a desaparecer. Tal vez ver a amigos nuestros y comer en nuestros restaurantes favoritos le hacía volver a estar como un día antes.

Ver perfil de usuario

962 Re: La guerra de los Mil Años el Sáb Ene 06, 2018 8:58 am


Wendy:
-Nombre: Wendy D'font
-Edad: 20
-Descripción fisica: Una chica de cabellos largos, ojos color miel y piel clara. Es un poco más delgada de lo que a Scar le gustaría, pero se niega a comer más de lo que necesita. Suele llevar las manos limpias y las uñas arregladas, el pelo suelto decorado con un lazo y no utiliza ni pulseras ni colgantes, tampoco anillos. Le gusta ir con colores cálidos, como el marrón o el naranja, y prefiere los vestidos, a no ser que necesite llevar pantalones (por ejemplo, para ir a la montaña o ayudar en algo).



-Descripción psicológica:  Desde pequeña siempre ha sido una chica tímida pues sus padres, al ser un mitad ángel y una medio demonio no eran bien vistos en casi ningún circulo social. Le encanta la naturaleza y con su tía aprendió todo lo que pudo antes de que sus caminos se separasen, por lo que se enfada si alguien la hiere o ensucia. No le gusta hacer daño a los animales ni destrozar las plantas, por lo que prefiere no mirar cuando hay caza o talan para leña. Es muy dulce y amable, pero su timidez le impide mucha de la sociabilidad que le gustaría tener, por suerte para ella, Scar es un remolino. De llanto fácil y alegría contagiosa, parece más una niña cuando esta rodeada de algo que le gusta.
-Historia: Los padres de Wendy, su tía y su primo mayor se mudaron a la aldea improvisada cuando ella tan solo tenía tres años. Sus recuerdos de esa época son borrosos, pero el olor del valle, la tranquilidad y el haber huido de unos horribles ruidos nocturnos hicieron que la pequeña durmiese bien y sin problemas durante el resto del tiempo. Nicole, su tía, la alentó con su amor a la naturaleza, enseñandole a partir de los cinco años todo lo que sabía y la pequela podía aprender. Su madre, Martha, una medio demonio que había escapado por los pelos de la masacre a su familia, la cuidaba pero nunca la notó tan cariñosa como cuando estaba con su padre. Wendy no lo entendía y sus preguntas se respondian con "tiene un mal día, cielo". Jack, su padre, medio ángel, intentó enseñarle la magia que conocía, pero enseguida se dieron cuenta que las habilidades sobrenaturales de la pequeña no se desarrollarian si ella no quería. Y la pequeña, ignorando a sus maestros, salía corriendo tras una mariposa o se paraba a alimentar a cualquier animal.
Conforme crecía, algunas de las conversaciones qe antes pasaban inadvertidas para ella, fueron cobrando sentido. Su madre se había quedado embarazada sin proponerselo, Jack no quería hijos pero no había sido capaz de abandonar a Martha a su suerte. Siendo una niña no deseada, aunque si su madre la veía llorar o herida, si se paraba, no solía mostrar verdaderos signos de amor a su pequeña. Nicole, hermana de Jack, que no había podido tener hijos, le brindaba todo el cariño que su madre no le profesaba. Noir, su primo mayor, hijo del marido de Nicole, fruto de una relación anterior, un ángel, no era partidario de jugar con niñas. Él quería unirse al ejercito.
Cuando cumplió los 16 años, se escapó de casa, haciendo que su madre fuera tras él.  Algunas cartas llegaron durante los siguientes años, con su nuevo hogar, la novia de Noir y el nuevo hijo, un humano adoptado por parte de Nicole. Pero, tras un par de semanas sin noticias, los padres de Wendy tomaron rumbo a aquella morada, dejando a la joven en aquella aldea protegida, donde estaban seguros de que su vida continuaria tranquila y sin problemas. Le mandan una carta cada semana mínimo y, si no pueden, una paloma de luz, creada por Jack, la visita poco despues, para llevarle un regalo y quedarse con ella al menos unas horas.
-Gustos y disgustos:
+La naturaleza
+Los animales (sobre todo los zorros y serpientes) y las plantas (sobre todo la lavanda y la menta)
+Los dias con el cielo lluvioso
+La cecina
+Té de lavanda (Laimae) y menta
+Las noches donde las nubes rodean la luna.
+Cuevas oscuras
-Los sobrenaturales extremistas
-Su tio
-Que le pregunten algo y se la queden mirando muy fijamente
-Que Scar llore
-Poderes: No los ha desarrollado (por elección propia).
-Extras: Cuida de los niños de la aldea y es la profesora de naturaleza oficial, encargada de ir a por hierbas medicinales y separación de hongos venenosos. Vive con Scar desde hace relativamente poco, pero se lleva genial con ella. Ha aprendido medicina humana para complementar los conocimientos de Scar.
Edahi y Sessy evitaban mirarme a los ojos, sin querer contarme nada, por eso, cuando Silya se atrevió a hacerlo, ambos se quedaron mirandola. Comprendí entonces porqué Isaro estaba extraño el día anterior y que Scar no hubiera venido a mi fiesta, bastantes cosas tenían encima como para venir a despedirse de mi. Me sentí mal por eso pero al parecer ya habían ido Cryp y Tefael a ver cómo estaba, asi que tan solo ibamos a molestar.
-Tienes razón -Murmuré -¿Quién es Mitzrael? -Le pregunté a silya, pues era la primera vez que escuchaba ese nombre. De nuevo, la tensión se podía cortar con un cuchillo.
-Un ángel negro que se dedica a matar por amor al arte -Respondió Sessy, con un claro odio en su voz. Me dio la impresión de que lo mejor era no preguntar más por el tema, pero me daba pena que existiera alguien capaz de matar sin razónes.
-Voy a ir a cambiarme a casa -Le dije para que se olvidase un poco de eso. En cuanto dije que iba salir, Sessy se quedó mirandome como si me echase la bronca. Me dijo que no estaba recuperada aún como para irme a dar vueltas sola por el pueblo. También me pareció que no era solo por mi salud que no quería que me fuera, pero no me daba miedo estar en la aldea -¡Oye! Que se defenderme sola -Puso los ojos en blanco y murmuró algo sobre la pérdida de sangre que pude oir perfectamente. sin respuesta, simplemente le saqué, la lengua y me puse en camino. "¿Pero qué se cree? Puedo hacer las cosas igual de bien que antes... incluso mejor" Pensé molesta por la actitud sobreprotectora del demonio, aunque sabía que tenía razón.

Cain / Sessaibushi:
-Nombre: Sessaibushi "Cain" DeepDark
-Edad: 130 años
-Descripción fisica: Su apariencia humana es similar a cualquier otro hombre que puedas cruzarte. Pelo algo más largo de lo habitual, de semblante duro, alto y ligeramente corpulento pero nada muy llamativo. Podría ser desde un soldado cualquiera hasta un panadero o un nómada. Apuesto y caballeroso pero con algo extraño. quizás tan solo un sentimiento de incomodidad cuando su mirada es muy fija o un miedo real a que se acerque. La unica diferencia son las orejas en forma de punta que oculta bajo el pelo.
Tras la rotura del sello, mostró su forma demoniaca. Su fuerza, velocidad y destreza se disparan. El color de ojos se torna ambarino y el pelo se alarga cubriendo su cuerpo. Le salen orejas, hocico y cola. Un lobo espectral ocupa el sitio en que antes había un hombre. Sin embargo, puede volver a su forma humana.
Forma humana

Forma demoniaca completa


-Descripción psicológica: A pesar de ser un demonio, su personalidad y educación lo mueve a ayudar a otras personas, humanos, ángeles o demonios, e intentará hacer lo que esté en su mano Esta es una forma de vivir muy amable y generosa, pero él sabe que es egoísta, pues más que hacerlo por otros, lo hace como compensación por lo ocurrido, para tener la conciencia tranquila.
Si bien sus poderes aumentan cuando los sentimientos negativos que lo rodean son más fuerte
s, este poder va quemándolo como ponzoña venenosa, volviendolo fuerte pero malvado. Por supuesto, no le gusta en absoluto la sensación de estar usando a los demás como canalizadores, por lo que busca liberar su propio poder sin que nadie tenga que odiar, matar o herir a otros. Solo tiene cariño por tres cosas, que lo acompañan en su viaje y de las que jamás se separa: Las espadas que su padre le regaló y una foto que tiene de su familia cuando aún estaban todos. 
Conoce su apellido real, pero no tiene cariño ni curiosidad por establecer contacto con sus abuelos, lo que sus padres le contaron fue más que suficiente para que todo el interés que sentia por esos demonios desapareciese. 


-Historia: En el mundo de los demonios, conocido como Infierno, no es extraño conocer el enlace entre dos demonios unidos por el interés paterno de aumentar su honor, orgullo y renombre. Allí donde la desolación y los sentimientos amargos son el pan de cada día, cuanto más poder se tiene, mayor respeto corresponde a la familia. Aunque las cosas han cambiado un poco, esta fue la razón de que Learty, una joven de la conocida familia demoníaca Rivernigth, huyera de lo que sus padres habían preparado para ella, de la mano del apuesto sirviente que vivía con ellos.
De esta aventura por los mundos, un amor dio paso a la relación clandestina de ambos jóvenes, que viajaron por el Infierno y la tierra humana conociendo sus costumbres y a sus gentes.
Veinte años después, el timbre de la mansión Rivernigth sonó con un apremiante tono de alarma. Al abrirse la puerta, la dulce Learty envuelta en lágrimas pidió ayuda. La guerra habia estallado en el mundo humano y los habia cogido en medio. Ni el avanzado estado en que se encontraba el embarazo de la chica, ni sus heridas o la presencia del marido de esta, herido gravemente, casi inconsciente, ablandó el corazón de sus padres, que cerraron las puertas fingiendo no reconocerla.
Obligandose a ser fuerte, Learty volvió al mundo humano con su marido. La casa era todo lo que tenian y desde ese momento decidieron dejar atras el apellido de ambos y comenzar la segunda parte de su aventura siendo la familia DeepDark, sin honor, sin conocidos, sin nada.
El doloroso parto tuvo lugar en el mundo humano, la madre quedo exahusta, por lo que Crypthorn tuvo que utilizar todos sus conocimientos en espadas, magia y la fuerza de la que disponia para proteger a su mujer y a su hijo, Sessaibushi, el nombre del hermano fallecido de Cryp.

Tras la recuperación y el encuentro de un lugar donde vivir, cuando el pequeño Sessai cumplia los tres años, sus padres tomaron la decision mas dificil. Al serle imposible ocultar su energia demoniaca, los humanos se sentian agresivos hacia el pequeño. Debian protegerlo. La forma mas segura para todos era aprovechar que los ojos del pequeño tenian un color humano para sellar su potencial y que, a ojos ajenos, fuera un niño humano como tantos otros, hasta que llegase la edad en que fuera capaz de cuidarse.
Para evitar que estuviera completamente indefenso, su padre le enseñó todo lo que sabia sobre espadas, reconociendo que Sessai era muy bueno en el manejo de estas, llegando a usar dos y superar a su padre a los 60 años (aparentando 16). Por su parte, Learty no queria enseñarle nada de poderes demoniacos, por lo que solo le contaron la verdad, evitando contarle lo que pudiera asustarlo.

Ajeno a ellos, la guerra avanzaba y cuando la familia se pensaba segura, un giro los separó, dejando al chico con su madre y al padre desaparecido. Delante de él, un ángel confundido atravesó a su madre con su propia arma. El sello que mantenia al demonio de Sessai oculto se rompió, liberandose. La cara del chico se alargó, sus dientes crecieron y cayo a cuatro patas. Un enorme lobo demoniaco de pelo morado claro y negro miraba a los hombres con ojos rojos, llenos de lagrimas. De un mordisco, enloquecido por el dolor de la perdida, mató a aquel que tenia mas cerca. Uno tras otro, todos murieron entre sus fauces, y solo el angel, que habia salido antes de que Learty muriera, estaba vivo. 
La consciencia de Sessai estaba apagada, y su moral y etica se habia quedado encerrada bajo los recuerdos de la reciente muerte de su madre. Sin ver nada, las muertes continuaron durante un rato, todo aquel que le atacaba, era despedazado, fuera quien fuera.
Nadie parecia capaz de pararlo, pero un lobo similar, de un color mas apagado pero de tamaño mayor consiguio tumbarlo. Mientras Sessai se revolvia, ambos, padre e hijo, volvian a su forma humana. No hicieron falta palabras, Crypthron lo sabia. Su esposa, la madre de Sessai, habia muerto. La sangre emanaba el olor de la desesperacion que intentaba ocultar de su hijo.
Sus caminos tardaron aun 1 año en separarse. Cuando una pista del angel causante de todo aquello hizo que Crypthorn olvidara su camino, las nuevas enseñanzas a su hijo para ayudar a su despertar repentino y ahogar el dolor de la perdida, para guiarse por la venganza en la que jamas habia pensado. La peticion de Sessai de que no lo hiciera tardo en hacer efecto, un par de semanas siguiendo al hombre, apagaron la llama del odio.
Si bien el poder de Crypthorn y Sessaibushi era cada vez mayor por la desesperacion de los humanos, ninguno queria seguir lo que su raza solia escoger. Aquel mundo era el que su madre habia elegido, en el que habian vivido durante tanto tiempo y donde ella habia muerto. En un viaje a la tumba de Learty, padre e hijo sabian el siguiente paso. Aventuras separadas, necesitaban pensar, digerir lo ocurrido. Crypthorn partio al anochecer en direccion norte. Sin despedidas, llantos o mentiras. Solo una promesa de reencontrarse cuando sus almas estuvieran recuperadas.
Seis años después, el dia a dia de Cain, el nombre humano que Sessai adopto por ser mas facil que el real, se basaba en ayudar a aquellos que lo necesitaban, a la fuerza si era necesario.

-Gustos y disgustos:
 +Las noches de luna llena
 +Ayudar a la gente
 +Su poder demoníaco cuando esta bajo control
 +Carne
 +
 -Matar por error
 -Descontrolarse
 -Quedarse bloqueado
 -Pescado

-Poderes:
*Poderes de demonio estándar:
Ver el aura de las personas: Al utilizarlo para aumentar su poder, desarrollaron la capacidad de ver las auras. Su forma y color es diferente en cada persona, pero solo se ven cuando el dueño siente algo fuerte. La textura es siempre similar a un vaho, semitransparente, no se "ve" a no ser que se mire.
Visiones de un futuro cercano: El leido debe estar dormido, inconsciente o en coma para poder ser objeto de este poder. El "ritual" es diferente para cada familia, pero el resultado es siempre el mismo, entre 5 y 10 segundos de una escena que ocurrira en el futuro. No es un poder exacto, podría mostrar un peligro, una pista o simplemente una imagen de lo que va a desayunar.
Sobrehumano: Su capacidad sobrehumana les permite moverse por zonas contaminadas sin sentir los efectos de estas (excepto radiación en grados altos)
Modificación temporal de apariencia demoniaca: A pesar de ser muy cansado, en ocasiones, los demonios utilizan la energía oscura ambiental para modificar a ojos de quienes les ven su apariencia demoniaca, no pudiendo cambiar su forma pero si ciertos aspectos como el color del pelo o las escamas, los ojos o el tamaño de los colmillos, incluso su aparición. Esto para quienes tienen mucho potencial mágico (como arcángeles o altos cargos infernales) se ve como una ilusión translucida sobre la verdadera apariencia del sujeto.
Absorción de sentimientos negativos: La ira, el miedo, el dolor y la venganza son algunos de los poderes que más energía y poder suministran a los demonios, que son capaces de utilizarlos a su favor.
*Poderes de Cain:
Velocidad aumentada: Como demonio lobo tiene la capacidad de correr grandes distancias a gran velocidad sin cansarse aunque, una vez pare, deberá descasar hasta reponerse.
Visión nocturna:
 Gracias a su naturaleza lobuna, es capaz de ver sin problemas en noches de luna nueva, tanto en su forma humana como demoníaca.
Alimentación animal: Esto es más una característica, pero por su forma de depredador puede comer carne cruda sin problemas para su organismo.
Comunicación:
 Puede entender y hablar con lobos.

-Extras: Sus padres escogieron un apellido nuevo para su familia, evitando asi dañar de alguna forma a la familia de la chica.
Entre sus ropas esconde una vieja foto de sus padres con él de niño, cuando sus poderes estaban ya sellados.
Le gusta ser un demonio, no odia su naturaleza, a pesar de arrepentirse de lo que hizo.
Tiene una relación con Silya
Wendy no era consciente en absoluto de lo preocupados que habíamos estado el día anterior, su pérdida de sangre no había sido divertida ni una tontería, pero me negaba a que su humor decayese y tan solo lo dejé como una broma, cuando no lo sentía asi.
-"Se va a desmayar" -Avisé a Edahi. Antes de que saliera le pedí lo que no había podido pedirle a Wendy, que fueran a casa de Ariel para ver cómo se encontraba Eva. No es que yo no pudiera ir, sino que la pequeña había estado muy asustada con lo ocurrido a Wendy y al verla bien se tranquilizaria. Tan solo le pedí que le dijeran a Ariel que se pasase para hablar conmigo, ya que no quería que Ceci viese tanta gente de golpe si no estaba seguro de que Eva era realmente de su familia.

Scar:
-Nombre: Marie Anne Limesground, "Scar"
-Edad: 89
-Descripción fisica: La piel de Scar es de un tono claro pero algo más oscuro que la de Wendy pues se pasa más tiempo al sol, sus ojos de un tono lavanda suave y el pelo violeta casi blanco, siempre atado en una coleta o trenza, casi nunca decorado con nada salvo algún lazo regalo de su amiga Wendy. Le gusta vestir cómoda, con camisetas simples de colores básicos, su chaqueta de "aventuras" y unos pantalones casi siempre destrozados por sus continuos viajesfuera de la casa. Le gusta llevar un a cinta al cuello como si fuera un collar y un par de pulseras que su hermana le dió cuando eran más pequeñas. A su espalda, dos enormes alas marrones creadas por Tefael le dan el aspecto de ángel que siempre quiso.


-Descripción psicológica:  Una chica fuerte, dura, borde y algo agridulce. Es muy directa cuando tiene algo que decir y no se corta un pelo al hablar. Es borde si la situación lo requiere pero sabe cuando debe mantenerse callada. Su caracter desaparece cuando ve un ciervo, pues es su animal favorito.
-Historia: Amaia y Eduardo, sus padres, abandonaron a Scar a sus siete años en la aldea donde ha crecido desde entonces, diciendo que iban a buscar a su hermana. Jamás volvieron. Scar no les odia, pero sabe que si volvieran no los trataria como padres. Se crió con ayuda de los padres de Cain, que la cuidaban como alguien más de la familia, y unos vecinos sin hijos, que la acogieron como tal. Estos han sido desde entonces sus padres, viven aun en la aldea, aunque ella decidió montarse su propia casa más cerca del bosque, bien camuflada, como refugio para un posible ataque. Su historia no es más compleja que eso.
La unica peculiaridad es que su padre era un ángel caido, por lo que la mancha de oscuridad devoró una de las alas de Scar antes de que esta comenzase a andar. Es una mutación genetica que no afectó a su hermana mayor.
-Gustos y disgustos:
+Correr junto a Ocho
+Nadar en el lago desnuda
+El pescado, en especial la trucha frita
+Aunque jamás lo admitirá, volver a ver a sus padres
+Isaro
-Luna nueva
-Eclipses
-Que se burlen por su unica ala
-....
-Poderes: Mantener la estabilidad en una caida
Arma sagradas (regalo de sus padres para que se protegiera), es una daga que hace mucho dejó de ser realmente sagrada
Curación
Vuelo
Si sus emciones se descontrolan, comienza a llover a su alrededor.
-Extras: Vive con Wendy en su casa junto al bosque, aunque visita a sus padres cada dos dias.
Tiene un perro llamado Ocho en el bosque. Entra a casa a dormir y come con ella. Ocho es un mestizo de Pastor alemán y Rottweiler y lo llamó asi por el antifaz que tiene en los ojos, que forma el simbolo infinito.
Es mitad guardían, mitad alquimista con un don innato mínimo para Miada, es decir, no cura las heridas, sino que las restaura. No sabe controlar el tiempo ni sabe que tiene este poder, ya que nunca se ha activado.
El nombre real de su hermana era Rilleta Kathleen pero, al ser muy largo y dificil, todos la llamaban cariñosamente Ricca.
Tiene una relación con Isaro y ha comenzado a vivir con él
Su hija Clarisse murió por culpa de Mitzrael con 3 meses de gestación
El chico de pelo gris parecíaestar triste, pero cuando se marchó, con el pelo blanco, era Issss el que parecía más triste. No entendía lo que estaba ocurriendo, pero había una sensación de que tenía que hacerlo sonreir y eso haría que emundo siguiera girando. Estiré la mano para acariciarle la cabeza como él me había hecho a mi. Eso podía hacerlo feliz, su pelo era realmente suave y quería tocarlo desde hacía un rato, quizás también aproveché, pero no era esa mi intención. Intenté dibujar una forma que me vino a la cabeza, con el dedo sobre su pierna hice una especie de semiesfera que terminaba en pico, volviendo a imitarla en el otro lado, pese a que a la mitad la olvidé y se quedó medio abierto. No recordaba lo que estaba haciendo asi que le sonreí y le acaricié la cabeza, eso podía hacerlo feliz. Su pelo era suave y quería tocarlo desde hacía un rato.
-Isss..a... -Dije señalando una cosa que había cerca de la ventana, mirandolo como si fuera la primera vez que veía uno. Tenía plumas parecidas a las mías, quizás yo tenía esa forma, pero no lo sabría si no me acercaba más.
-Pi...o -Imité al animalito, mirando a Isaro de nuevo, esperando saber si había acertado o no. Tal vez ese piador podia ayudarme a encontrar una forma de encauzar mi pensamiento. Volví a sonreir a Isar.... .... Isa, antes de cogerle la mano y intentar dibujar una forma que se me había ocurrido.


Pude oir a Tefael acercarse y me aparté de la puerta, no me había movido demasiado en ese tiempo aunque sí había soltado a Eider, que enseguida lo saludó. Me alegró ver que el pelo de Fifi estaba volviendo al color blanco que tanto me gustaba y más aún escuchar su propuesta.
-No recuerdo que sitios había -Le dije a modo de disculpa, pasandome las manos por el pelo. No recordaba muchas cosas, no solo de mi vida allí abajo, pensandolo mientras abrazaba a Eider, no recordaba la voz de mi esposa, no podía ponerle cara a mis padres ni a los de ella, tan solo algunos rostros daban vueltas en mi cabeza y, si no fuera por el incidente con el festival de druidas, tampoco sería capaz de pensar en cómo era Cain de niño. "Me está volviendo a pasar" Gemí en mi cabeza de miedo, tal vez er ael olor al angel en la aldea, lo ocurrido con Isaro o no sabía el qué, pero volví a a escuchar voces que no venían de ninguna parte. No quería preocuparlos, tal vez era solo una falsa alarma y estaba demasiado cansado con lo ocurrido esos días.
-Tendremos que avisarles de que nos llevamos a Eider -Le respondí por fin, unos días no me harían daño, seguro que era algo bueno, por más que en mi mente todo fuera a salir mal.



Última edición por Adamaris el Dom Ene 07, 2018 11:08 am, editado 1 vez


_________________

Ver perfil de usuario

963 Re: La guerra de los Mil Años el Sáb Ene 06, 2018 5:05 pm

Edahi

Sabía que las palabras de Cain eran ciertas, Wendy había perdido mucha sangre y no era bueno para ella andar tan casualmente por el pueblo. Pues cuando Tefael y Cain estuvieron heridos necesitaron aunque fuera un día de descanso antes de moverse, y ellos tenían sangre completa, tanto de demonio como de ángel por lo que su recuperación sería más veloz.

Salí tras ella sin llamarla en ningún momento suponiendo que no querría que estuviera en realidad allí "Solo si algo ocurre me acercaré" pensé sabiendo que ya había dicho y hecho demasiadas cosas que podían no haberle agradado demasiado -Mitzrael es la persona que tiró a Silya por el acantilado y electrocutó a Isaro- dije en voz baja desde lejos esperando que así al menos no le dolieran los tímpanos -También es quien mandó matar a la madre de Cain y a la de Silya- quizás había matado a Learty él mismo, pero los recuerdos de los dos presentes eran demasiado confusos e imposibles de interpretar, a diferencia de los de Silya que dejaban ver cómo él llevaba a los demonios hasta las puertas de la cabaña y se quedaba a mirar.

Al llegar a su casa de me quedé en el exterior, dudaba que si había logrado hacer el camino tan bien realmente se mareara ya incorporada desde hacía rato "Tampoco creo que haga ningún movimiento brusco" pensé intentando tranquilizarme, no debía de ser tan sobreprotector… no quería que me considerara un incordio. Por lo menos no lo suficiente como para huir de mí.



Isaro

No tardé en arrepentirme de mis propias palabras, era cierto que prefería que no recordara lo ocurrido, pero no quería que se quedara así… deseaba que todo volviera a como estábamos antes. Scar marchándose temprano todos los días después de que se tomara el desayuno que le hacía con cariño, volviendo feliz o de mal humor dependiendo de cómo había salido el trabajo y esforzándome por hacerla sonreír cada vez que podía… hablando de tonterías y cotilleos durante el almuerzo, duchándonos juntos cuando teníamos tiempo, durmiendo siempre abrazados y volviendo a empezar al día siguiente. Quería todo eso, la rutina que me hacía ser feliz junto a Scar.

Ya sabía que en pocos meses iba a cambiar todos mis horarios: Por la noche me habría encargado de consolar y cuidar a Clarisse, porque al tener el sueño más ligero siempre me despertaría antes, y por la mañana iría con Daion a hacer el trabajo de Scar mientras ella descansaba y disfrutaba de Clarisse. Ese iba a ser mi nueva rutina que me traería una de las mayores felicidades que jamás podría tener, el ser padre.

Abracé a Scar estrechamente, no era tan estúpido como para no darme cuenta de que se olvidaba de las cosas y las volvía a repetir de vez en cuando sin recordar haberlas hecho anteriormente. Sin embargo no podía hacer nada para remediarlo, solo podía aceptar la culpa por no estar presente y por ser tan inútil en todos los aspectos, esperando que algún día ella volviera a la normalidad y escuchara mis disculpas. En silencio, lloré mientras la abrazaba esperando poder camuflarlo. Quería que me odiara, que me mirara con la frialdad con la que miró a Cryp cuando estuvieron peleados, deseaba de todo corazón que me castigara y jamás me perdonara por haber prometido dos veces cuidarla y no hacerla llorar sin ser capaz de realizarlo en ninguna de las dos ocasiones… No me merecía nada de aquello "Quizás lo mejor sería si dejara de existir" pensó la voz negativa que siempre había tenido en mi interior.



Tefael

Aceptó con facilidad mi idea, pero en sus ojos pude encontrar dudas, miedo y conflictos -Verás como al llegar te acuerdas- le aseguré con una cálida sonrisa mientras nombraba algunos de los lugares a los que más íbamos, como era nuestro restaurante favorito, la biblioteca donde estudiábamos, donde nos escondíamos de Learty para fumarnos unos cigarros, la casa de una amiga en común en la que siempre había mucha gente debido a que su familia nunca estaba en casa… había muchos lugares que visitar. Tenía que admitir que entre ella y yo hubo algo más que amistad, aunque después de tantos años dudaba que resurgiera cualquier cosa, en especial porque no pensaba permitir que Cryp se sintiera incómodo o fuera de lugar estando allí.

Eider también parecía dudar, aunque por algo totalmente distinto. Su emoción estaba clara pero ir al infierno le hacía inseguro teniendo que recordarle que nadie juzgaba allí por la sangre o la procedencia. No era exactamente verdad ya que yo recibía mejor trato que la media, pero lo que quería explicarle era que incluso en la media las personas se portarían bien con él. -Sí, y preparar sus cosas, ahora tiene mucha ropa y objetos que decidir si llevarse- me sentía feliz de pensar que podía elegir sus propios conjuntos y accesorios, era una satisfacción ver que podía mimarlo aunque fuera poco a poco hasta alcanzar mi meta de regalarle todo lo que deseara, igual que había hecho con mis otras dos chicas.

Ver perfil de usuario

964 Re: La guerra de los Mil Años el Sáb Ene 06, 2018 5:55 pm

Cain / Sessaibushi:
-Nombre: Sessaibushi "Cain" DeepDark
-Edad: 130 años
-Descripción fisica: Su apariencia humana es similar a cualquier otro hombre que puedas cruzarte. Pelo algo más largo de lo habitual, de semblante duro, alto y ligeramente corpulento pero nada muy llamativo. Podría ser desde un soldado cualquiera hasta un panadero o un nómada. Apuesto y caballeroso pero con algo extraño. quizás tan solo un sentimiento de incomodidad cuando su mirada es muy fija o un miedo real a que se acerque. La unica diferencia son las orejas en forma de punta que oculta bajo el pelo.
Tras la rotura del sello, mostró su forma demoniaca. Su fuerza, velocidad y destreza se disparan. El color de ojos se torna ambarino y el pelo se alarga cubriendo su cuerpo. Le salen orejas, hocico y cola. Un lobo espectral ocupa el sitio en que antes había un hombre. Sin embargo, puede volver a su forma humana.
Forma humana

Forma demoniaca completa


-Descripción psicológica: A pesar de ser un demonio, su personalidad y educación lo mueve a ayudar a otras personas, humanos, ángeles o demonios, e intentará hacer lo que esté en su mano Esta es una forma de vivir muy amable y generosa, pero él sabe que es egoísta, pues más que hacerlo por otros, lo hace como compensación por lo ocurrido, para tener la conciencia tranquila.
Si bien sus poderes aumentan cuando los sentimientos negativos que lo rodean son más fuerte
s, este poder va quemándolo como ponzoña venenosa, volviendolo fuerte pero malvado. Por supuesto, no le gusta en absoluto la sensación de estar usando a los demás como canalizadores, por lo que busca liberar su propio poder sin que nadie tenga que odiar, matar o herir a otros. Solo tiene cariño por tres cosas, que lo acompañan en su viaje y de las que jamás se separa: Las espadas que su padre le regaló y una foto que tiene de su familia cuando aún estaban todos. 
Conoce su apellido real, pero no tiene cariño ni curiosidad por establecer contacto con sus abuelos, lo que sus padres le contaron fue más que suficiente para que todo el interés que sentia por esos demonios desapareciese. 


-Historia: En el mundo de los demonios, conocido como Infierno, no es extraño conocer el enlace entre dos demonios unidos por el interés paterno de aumentar su honor, orgullo y renombre. Allí donde la desolación y los sentimientos amargos son el pan de cada día, cuanto más poder se tiene, mayor respeto corresponde a la familia. Aunque las cosas han cambiado un poco, esta fue la razón de que Learty, una joven de la conocida familia demoníaca Rivernigth, huyera de lo que sus padres habían preparado para ella, de la mano del apuesto sirviente que vivía con ellos.
De esta aventura por los mundos, un amor dio paso a la relación clandestina de ambos jóvenes, que viajaron por el Infierno y la tierra humana conociendo sus costumbres y a sus gentes.
Veinte años después, el timbre de la mansión Rivernigth sonó con un apremiante tono de alarma. Al abrirse la puerta, la dulce Learty envuelta en lágrimas pidió ayuda. La guerra habia estallado en el mundo humano y los habia cogido en medio. Ni el avanzado estado en que se encontraba el embarazo de la chica, ni sus heridas o la presencia del marido de esta, herido gravemente, casi inconsciente, ablandó el corazón de sus padres, que cerraron las puertas fingiendo no reconocerla.
Obligandose a ser fuerte, Learty volvió al mundo humano con su marido. La casa era todo lo que tenian y desde ese momento decidieron dejar atras el apellido de ambos y comenzar la segunda parte de su aventura siendo la familia DeepDark, sin honor, sin conocidos, sin nada.
El doloroso parto tuvo lugar en el mundo humano, la madre quedo exahusta, por lo que Crypthorn tuvo que utilizar todos sus conocimientos en espadas, magia y la fuerza de la que disponia para proteger a su mujer y a su hijo, Sessaibushi, el nombre del hermano fallecido de Cryp.

Tras la recuperación y el encuentro de un lugar donde vivir, cuando el pequeño Sessai cumplia los tres años, sus padres tomaron la decision mas dificil. Al serle imposible ocultar su energia demoniaca, los humanos se sentian agresivos hacia el pequeño. Debian protegerlo. La forma mas segura para todos era aprovechar que los ojos del pequeño tenian un color humano para sellar su potencial y que, a ojos ajenos, fuera un niño humano como tantos otros, hasta que llegase la edad en que fuera capaz de cuidarse.
Para evitar que estuviera completamente indefenso, su padre le enseñó todo lo que sabia sobre espadas, reconociendo que Sessai era muy bueno en el manejo de estas, llegando a usar dos y superar a su padre a los 60 años (aparentando 16). Por su parte, Learty no queria enseñarle nada de poderes demoniacos, por lo que solo le contaron la verdad, evitando contarle lo que pudiera asustarlo.

Ajeno a ellos, la guerra avanzaba y cuando la familia se pensaba segura, un giro los separó, dejando al chico con su madre y al padre desaparecido. Delante de él, un ángel confundido atravesó a su madre con su propia arma. El sello que mantenia al demonio de Sessai oculto se rompió, liberandose. La cara del chico se alargó, sus dientes crecieron y cayo a cuatro patas. Un enorme lobo demoniaco de pelo morado claro y negro miraba a los hombres con ojos rojos, llenos de lagrimas. De un mordisco, enloquecido por el dolor de la perdida, mató a aquel que tenia mas cerca. Uno tras otro, todos murieron entre sus fauces, y solo el angel, que habia salido antes de que Learty muriera, estaba vivo. 
La consciencia de Sessai estaba apagada, y su moral y etica se habia quedado encerrada bajo los recuerdos de la reciente muerte de su madre. Sin ver nada, las muertes continuaron durante un rato, todo aquel que le atacaba, era despedazado, fuera quien fuera.
Nadie parecia capaz de pararlo, pero un lobo similar, de un color mas apagado pero de tamaño mayor consiguio tumbarlo. Mientras Sessai se revolvia, ambos, padre e hijo, volvian a su forma humana. No hicieron falta palabras, Crypthron lo sabia. Su esposa, la madre de Sessai, habia muerto. La sangre emanaba el olor de la desesperacion que intentaba ocultar de su hijo.
Sus caminos tardaron aun 1 año en separarse. Cuando una pista del angel causante de todo aquello hizo que Crypthorn olvidara su camino, las nuevas enseñanzas a su hijo para ayudar a su despertar repentino y ahogar el dolor de la perdida, para guiarse por la venganza en la que jamas habia pensado. La peticion de Sessai de que no lo hiciera tardo en hacer efecto, un par de semanas siguiendo al hombre, apagaron la llama del odio.
Si bien el poder de Crypthorn y Sessaibushi era cada vez mayor por la desesperacion de los humanos, ninguno queria seguir lo que su raza solia escoger. Aquel mundo era el que su madre habia elegido, en el que habian vivido durante tanto tiempo y donde ella habia muerto. En un viaje a la tumba de Learty, padre e hijo sabian el siguiente paso. Aventuras separadas, necesitaban pensar, digerir lo ocurrido. Crypthorn partio al anochecer en direccion norte. Sin despedidas, llantos o mentiras. Solo una promesa de reencontrarse cuando sus almas estuvieran recuperadas.
Seis años después, el dia a dia de Cain, el nombre humano que Sessai adopto por ser mas facil que el real, se basaba en ayudar a aquellos que lo necesitaban, a la fuerza si era necesario.

-Gustos y disgustos:
 +Las noches de luna llena
 +Ayudar a la gente
 +Su poder demoníaco cuando esta bajo control
 +Carne
 +
 -Matar por error
 -Descontrolarse
 -Quedarse bloqueado
 -Pescado

-Poderes:
*Poderes de demonio estándar:
Ver el aura de las personas: Al utilizarlo para aumentar su poder, desarrollaron la capacidad de ver las auras. Su forma y color es diferente en cada persona, pero solo se ven cuando el dueño siente algo fuerte. La textura es siempre similar a un vaho, semitransparente, no se "ve" a no ser que se mire.
Visiones de un futuro cercano: El leido debe estar dormido, inconsciente o en coma para poder ser objeto de este poder. El "ritual" es diferente para cada familia, pero el resultado es siempre el mismo, entre 5 y 10 segundos de una escena que ocurrira en el futuro. No es un poder exacto, podría mostrar un peligro, una pista o simplemente una imagen de lo que va a desayunar.
Sobrehumano: Su capacidad sobrehumana les permite moverse por zonas contaminadas sin sentir los efectos de estas (excepto radiación en grados altos)
Modificación temporal de apariencia demoniaca: A pesar de ser muy cansado, en ocasiones, los demonios utilizan la energía oscura ambiental para modificar a ojos de quienes les ven su apariencia demoniaca, no pudiendo cambiar su forma pero si ciertos aspectos como el color del pelo o las escamas, los ojos o el tamaño de los colmillos, incluso su aparición. Esto para quienes tienen mucho potencial mágico (como arcángeles o altos cargos infernales) se ve como una ilusión translucida sobre la verdadera apariencia del sujeto.
Absorción de sentimientos negativos: La ira, el miedo, el dolor y la venganza son algunos de los poderes que más energía y poder suministran a los demonios, que son capaces de utilizarlos a su favor.
*Poderes de Cain:
Velocidad aumentada: Como demonio lobo tiene la capacidad de correr grandes distancias a gran velocidad sin cansarse aunque, una vez pare, deberá descasar hasta reponerse.
Visión nocturna:
 Gracias a su naturaleza lobuna, es capaz de ver sin problemas en noches de luna nueva, tanto en su forma humana como demoníaca.
Alimentación animal: Esto es más una característica, pero por su forma de depredador puede comer carne cruda sin problemas para su organismo.
Comunicación:
 Puede entender y hablar con lobos.

-Extras: Sus padres escogieron un apellido nuevo para su familia, evitando asi dañar de alguna forma a la familia de la chica.
Entre sus ropas esconde una vieja foto de sus padres con él de niño, cuando sus poderes estaban ya sellados.
Le gusta ser un demonio, no odia su naturaleza, a pesar de arrepentirse de lo que hizo.
Tiene una relación con Silya
Por fin nos quedabamos solos, aunque no fuera completamente. En cuanto se alejaron todos, me apoyé en la mesa, suspirando. Era realmente agotador no solo lidiar con lo que había ocurrido sino que encima los malos sentimientos de los demás rondandome no era algo demasiado agradable.
-Silya... sobre Mitzrael... ¿con lo de que no iba a ser padre se refería al bebé de Scar? -Le pregunté, mirandola de reojo, sin levantar la cabeza. Era una tontería, era más que evidente y por eso no había querido pensar demasiado en eso, pero me era demasiado complicado dejarlo simplemente correr sin tener una respuesta firme. Volví a suspirar, en parte aliviado y con culpabilidad.
-Genial... -No quería saber las razones de que pensase eso, pero al menos me tranquilizaba que no supiera de la presencia de Isaro allí, cuanto más tiempo pensase que estaba muerto, mejor para él. Me pasé las manos por la cara, intentando espabilarme un poco.


Wendy:
-Nombre: Wendy D'font
-Edad: 20
-Descripción fisica: Una chica de cabellos largos, ojos color miel y piel clara. Es un poco más delgada de lo que a Scar le gustaría, pero se niega a comer más de lo que necesita. Suele llevar las manos limpias y las uñas arregladas, el pelo suelto decorado con un lazo y no utiliza ni pulseras ni colgantes, tampoco anillos. Le gusta ir con colores cálidos, como el marrón o el naranja, y prefiere los vestidos, a no ser que necesite llevar pantalones (por ejemplo, para ir a la montaña o ayudar en algo).



-Descripción psicológica:  Desde pequeña siempre ha sido una chica tímida pues sus padres, al ser un mitad ángel y una medio demonio no eran bien vistos en casi ningún circulo social. Le encanta la naturaleza y con su tía aprendió todo lo que pudo antes de que sus caminos se separasen, por lo que se enfada si alguien la hiere o ensucia. No le gusta hacer daño a los animales ni destrozar las plantas, por lo que prefiere no mirar cuando hay caza o talan para leña. Es muy dulce y amable, pero su timidez le impide mucha de la sociabilidad que le gustaría tener, por suerte para ella, Scar es un remolino. De llanto fácil y alegría contagiosa, parece más una niña cuando esta rodeada de algo que le gusta.
-Historia: Los padres de Wendy, su tía y su primo mayor se mudaron a la aldea improvisada cuando ella tan solo tenía tres años. Sus recuerdos de esa época son borrosos, pero el olor del valle, la tranquilidad y el haber huido de unos horribles ruidos nocturnos hicieron que la pequeña durmiese bien y sin problemas durante el resto del tiempo. Nicole, su tía, la alentó con su amor a la naturaleza, enseñandole a partir de los cinco años todo lo que sabía y la pequela podía aprender. Su madre, Martha, una medio demonio que había escapado por los pelos de la masacre a su familia, la cuidaba pero nunca la notó tan cariñosa como cuando estaba con su padre. Wendy no lo entendía y sus preguntas se respondian con "tiene un mal día, cielo". Jack, su padre, medio ángel, intentó enseñarle la magia que conocía, pero enseguida se dieron cuenta que las habilidades sobrenaturales de la pequeña no se desarrollarian si ella no quería. Y la pequeña, ignorando a sus maestros, salía corriendo tras una mariposa o se paraba a alimentar a cualquier animal.
Conforme crecía, algunas de las conversaciones qe antes pasaban inadvertidas para ella, fueron cobrando sentido. Su madre se había quedado embarazada sin proponerselo, Jack no quería hijos pero no había sido capaz de abandonar a Martha a su suerte. Siendo una niña no deseada, aunque si su madre la veía llorar o herida, si se paraba, no solía mostrar verdaderos signos de amor a su pequeña. Nicole, hermana de Jack, que no había podido tener hijos, le brindaba todo el cariño que su madre no le profesaba. Noir, su primo mayor, hijo del marido de Nicole, fruto de una relación anterior, un ángel, no era partidario de jugar con niñas. Él quería unirse al ejercito.
Cuando cumplió los 16 años, se escapó de casa, haciendo que su madre fuera tras él.  Algunas cartas llegaron durante los siguientes años, con su nuevo hogar, la novia de Noir y el nuevo hijo, un humano adoptado por parte de Nicole. Pero, tras un par de semanas sin noticias, los padres de Wendy tomaron rumbo a aquella morada, dejando a la joven en aquella aldea protegida, donde estaban seguros de que su vida continuaria tranquila y sin problemas. Le mandan una carta cada semana mínimo y, si no pueden, una paloma de luz, creada por Jack, la visita poco despues, para llevarle un regalo y quedarse con ella al menos unas horas.
-Gustos y disgustos:
+La naturaleza
+Los animales (sobre todo los zorros y serpientes) y las plantas (sobre todo la lavanda y la menta)
+Los dias con el cielo lluvioso
+La cecina
+Té de lavanda (Laimae) y menta
+Las noches donde las nubes rodean la luna.
+Cuevas oscuras
-Los sobrenaturales extremistas
-Su tio
-Que le pregunten algo y se la queden mirando muy fijamente
-Que Scar llore
-Poderes: No los ha desarrollado (por elección propia).
-Extras: Cuida de los niños de la aldea y es la profesora de naturaleza oficial, encargada de ir a por hierbas medicinales y separación de hongos venenosos. Vive con Scar desde hace relativamente poco, pero se lleva genial con ella. Ha aprendido medicina humana para complementar los conocimientos de Scar.
Pude oir como alguien salía detrás de mi, suponiendo que sería Edahi, simplemente ande hacia mi casa con tranquilidad. De vez en cuando veía doble y me mareaba, pero no pareció darse cuenta y yo no iba a decirselo. Cuando estabamos casi llegando, comenzó a contarme lo que ese ángel había hecho, dañando a todos a los que había alrededor. Torcí el gesto al escucharlo, era realmente una pena que alguien necesitase tantisima atención como para tener que matar a personas sin razón.
Entré en la casa dejando la puerta abierta para él, yendo a mi habitación para cambiarme, bastante más animada viendo que mi cuerpo no tenía secuelas de lo ocurrido. "Al menos nada que me preocupe" Pensé, recordando lo que había ocurrido. Me lo quité de la cabeza rápidamente rebuscando entre mis vestidos alguno que no hubiera llevado.
-¿No entras? -Le pregunté a Edahi pues, un rato después, seguía en la puerta. De cualquier forma, al estar ya vestida salí al salón justo cuando él entró -¿Qué pasa? -Le pregunté al notarlo callado, cosa que aunque no fuera demasiado extraña en él, me hacía preocuparme por si había algo más que estuviera ocultandome.

Scar:
-Nombre: Marie Anne Limesground, "Scar"
-Edad: 89
-Descripción fisica: La piel de Scar es de un tono claro pero algo más oscuro que la de Wendy pues se pasa más tiempo al sol, sus ojos de un tono lavanda suave y el pelo violeta casi blanco, siempre atado en una coleta o trenza, casi nunca decorado con nada salvo algún lazo regalo de su amiga Wendy. Le gusta vestir cómoda, con camisetas simples de colores básicos, su chaqueta de "aventuras" y unos pantalones casi siempre destrozados por sus continuos viajesfuera de la casa. Le gusta llevar un a cinta al cuello como si fuera un collar y un par de pulseras que su hermana le dió cuando eran más pequeñas. A su espalda, dos enormes alas marrones creadas por Tefael le dan el aspecto de ángel que siempre quiso.


-Descripción psicológica:  Una chica fuerte, dura, borde y algo agridulce. Es muy directa cuando tiene algo que decir y no se corta un pelo al hablar. Es borde si la situación lo requiere pero sabe cuando debe mantenerse callada. Su caracter desaparece cuando ve un ciervo, pues es su animal favorito.
-Historia: Amaia y Eduardo, sus padres, abandonaron a Scar a sus siete años en la aldea donde ha crecido desde entonces, diciendo que iban a buscar a su hermana. Jamás volvieron. Scar no les odia, pero sabe que si volvieran no los trataria como padres. Se crió con ayuda de los padres de Cain, que la cuidaban como alguien más de la familia, y unos vecinos sin hijos, que la acogieron como tal. Estos han sido desde entonces sus padres, viven aun en la aldea, aunque ella decidió montarse su propia casa más cerca del bosque, bien camuflada, como refugio para un posible ataque. Su historia no es más compleja que eso.
La unica peculiaridad es que su padre era un ángel caido, por lo que la mancha de oscuridad devoró una de las alas de Scar antes de que esta comenzase a andar. Es una mutación genetica que no afectó a su hermana mayor.
-Gustos y disgustos:
+Correr junto a Ocho
+Nadar en el lago desnuda
+El pescado, en especial la trucha frita
+Aunque jamás lo admitirá, volver a ver a sus padres
+Isaro
-Luna nueva
-Eclipses
-Que se burlen por su unica ala
-....
-Poderes: Mantener la estabilidad en una caida
Arma sagradas (regalo de sus padres para que se protegiera), es una daga que hace mucho dejó de ser realmente sagrada
Curación
Vuelo
Si sus emciones se descontrolan, comienza a llover a su alrededor.
-Extras: Vive con Wendy en su casa junto al bosque, aunque visita a sus padres cada dos dias.
Tiene un perro llamado Ocho en el bosque. Entra a casa a dormir y come con ella. Ocho es un mestizo de Pastor alemán y Rottweiler y lo llamó asi por el antifaz que tiene en los ojos, que forma el simbolo infinito.
Es mitad guardían, mitad alquimista con un don innato mínimo para Miada, es decir, no cura las heridas, sino que las restaura. No sabe controlar el tiempo ni sabe que tiene este poder, ya que nunca se ha activado.
El nombre real de su hermana era Rilleta Kathleen pero, al ser muy largo y dificil, todos la llamaban cariñosamente Ricca.
Tiene una relación con Isaro y ha comenzado a vivir con él
Su hija Clarisse murió por culpa de Mitzrael con 3 meses de gestación
Mis caricias no surtieron efecto, asi que era evidente que estaba haciendolas mal. Intenté varias veces, pero no me era posible encontrar el método para hacerlas como se debía, siendo esa la única forma que se me ocurría. Quise decirle algo, pero en sus ojos me parecía ver que sus pensamientos no estaban conmigo. ¿Cómo podía ayudarlo? Estaba frustrada por no poder lograr lo que él hacía tan fácilmente, acariciar era muy complicado y mucho más sacarle una sonrisa. Me centré en ello por completo, no dejando de pensarlo para evitar que desapareciese de mi cabeza. escuché su voz y por poco lo olvido, pero no podía, asi que no le contesté, mirando a un punto vacio en el suelo, imaginando que lo que pensaba era una pelota y no podía dejar que rodase lejos, haciendo pequeños gestos con las manos como si la tuviera ahí, dandole vueltas y agarrandola fuerte. "Isa... sonre...ir" Pensé con fuerza esperando poder hacer algo. Pensé muchas veces como me había acariciado a mi, la forma de mover la mano y en lo feliz que me hacía. También el perro parecía contento de que lo acariciase, asi que debía haber alguna diferencia, pero los pensamientos me eran demasiado complicados y tan solo recordaba mi nueva misión, acariciarlo bien para hacerlo feliz. No escuché la puerta, no escuché si me hablaban y tampoco respondí nada hasta que alguién me tocó, que me asusté y solté mi pelota de pensamientos, haciendo que se escapasen por la misma ventana que los demás. Una chica me miraba, me era familiar, pero no podía saber de dónde. Me sonrió y yo le sonreí a ella.
-Scar, cariño, ¿estás bien? -No entendía qué significaba eso y miré a mi guardián, esperando que me lo explicase o al menos respondiera por mi. No debió molestarle mi falta de respuesta, pero la pelota volvió cuando me pasó la mano por el pelo.
-..a....r... -Intenté pedirle que me enseñase a acariciar, pero no fueron capaces de entenderme, pensando que intentaba decir su nombre, Ariel. No tardó en olvidarseme de nuevo, tan solo el de Isa.... se quedabapara siempre en mi pensamiento, tatuado a fuego en todos los rincones de mi mente rota, como si él fuera la razón por la que no debía dejar de luchar.
-Isaa...rii...a -Me frustaba no poder hablar, aunque tampoco sabía qué intentaba decir. ¿Caricias de Isa? ¿Que Isa ría? Suspiré, distrayendome de nuevo en algo que estaba haciendo esa mujer con mis alas. Cogió con suavidad una y me pidió que la estirase. Me la quedé mirando y ella hizo un gesto para que las estirase e intenté imitarla. Tardé un rato en lograr abrir las dos a la vez, sin golpear nada, tenerlas quietas un momento y volverlas a cerrar, aunque tan solo las dejé bajar, cansada.
-Eso esta genial -Exclamó, sonriendome y pasando su mano con dulzura por mis hombros. La inspiración volvió: caricias, sonrisa, feliz. Abrí la boca, lo llamé pero no pude seguir, no sabía seguir. Me frustaba no ser capaz de hacerme entender y eso me hizo fruncir el ceño. Suspiré, cansada, pero agarrando con fuerza mi pelota invisible e inexistente, sin prestar atención a como la mujer que había venido se despedía con abrazo del demonio, le daba un beso en la mejilla y le avisaba que vendría más tarde para ayudarle a limpiar la casa. Después, no volví a escuchar nada hasta que la puerta volvió a ser el centro de atención y alguien más entro.

Era consciente de que estaba preocupando de más a Tefael, pero no podía evitarlo. decidí dejar todo de lado y me obligué a respirar, calmarme y volver con ellos. Confiaba en que tuviera razón y fuera solo el reflejo de un pasado menos lógico, y con tan solo volver lo recordaría.
-Aún hay tiempo para eso, no es necesario que le compres toda la ciudad ya -Bromeé un poco tenso todavía, pero queriendo que viera que no era necesario preocuparse más de la cuenta.



Última edición por Adamaris el Vie Ene 12, 2018 4:14 pm, editado 1 vez


_________________

Ver perfil de usuario

965 Re: La guerra de los Mil Años el Dom Ene 07, 2018 2:53 pm

Silya

La pregunta de Cain era esperable, nadie le había explicado nada sobre el tema y se encontraba de repente con que creía que iba a ser padre pero Mitzrael había matado al niño -Sí…- respondí cabizbaja sabiendo que en realidad había sido culpa mía por no percatarme de la presencia de otras personas en aquel bosque -Scar me avisó a través del colgante… seguramente alguien nos oyó hablar y malinterpretó quién era el padre- me acordé de que en ningún momento habló de Isaro, y aunque no era la mejor noticia del mundo, al menos Mitzrael no volvería en busca de venganza y castigo.

Le di un suave beso al tiempo en que le acariciaba su suave cabello enredando mis dedos con su pelo -Culparse no servirá de nada, ahora lo que hay que hacer es dar lo mejor de nosotros y ayudar a que todo vuelva a la normalidad- Estaba claro que al igual que yo se estaba responsabilizando de todo lo ocurrido, y no era el momento de pensar en lo que podría haber sucedido si hacía esto o aquello, todos nos necesitaban, en especial Scar, Isaro y Ceci, así que no podíamos quedarnos lamentando nuestros errores. Si no había forma de corregirlos, al menos enmendaríamos el daño causado.



Edahi

Me había quedado en la puerta esperando hasta que Wendy me preguntó si no entraba, con lo que me autoinvité a pasar. Al mirar al frente me encontré con Wendy… estaba tan guapa como siempre, además tenía un brillo salvaje en los ojos que antes no tenía y eso en cierto modo me gustaba, parecía confiada a pesar de lo que le había ocurrido y eso me relajaba parecía no tener miedo a todos los hombres después de aquel sufrimiento. Conocía a mujeres que después de algo así el solo hablar o ser tocada en la cabeza por un hombre le causaba un miedo y asco inmenso.

-Solo estaba ensimismado… ¿Vestido nuevo?- le pregunté, tenía muy buena memoria para recordar cualquier cosa ya que era una forma de no volverse loco confundiendo cuales recuerdos eran míos y cuales no. Los que se olvidaban o eran un resumen eran los externos y los míos en su mayoría estaban en perfecto estado pudiendo incluso en ocasiones recitar exactamente el diálogo que se llevaba a cabo, por eso podía recordar todos y cada uno de los vestidos que se ponía Wendy, y en muchas ocasiones los intentaba adivinar dependiendo de si iba a hacer una cosa u otra. Lo mismo ocurría con los pensamientos, aunque era más fácil diferenciarlos porque la voz de las personas eran distintas y el volumen era más bajo que mis propios pensamientos. No sabía si tenía que hacer alguna cosa más, así que decidí quedarme en el salón a esperarla -Cain me ha dicho que sería bueno que fueses a visitar a Eva para que vea que todo está bien- no quise decirle el porqué ya que no le sería agradable escuchar que sus intentos porque los niños no se enteraran fue en vano debido a la gran audición de Eva.



Isaro

Pude secarme las lágrimas antes de soltarla de mi estrecho abrazo, no quería que me viera llorar y que supiera lo débil que era en comparación con cualquier otra persona "Hasta los niños son más fuertes que yo" pensé recordando lo mucho que todos ellos habían sufrido y fueron capaces de salir adelante. A pesar de estar deprimido me empecé a dar cuenta de lo que Scar estaba intentado hacer: Quería animarme. Acariciaba a Ocho y luego a mí intentando descubrir la diferencia, ya que a diferencia de él, yo no expresaba felicidad con las caricias que me daba.

Fui a decirle algo cuando volvieron a llamar a la puerta "Esta vez sí será Ariel" pensé levantándome a abrir la puerta y encontrarme con ella. Scar ya estaba más calmada así que sí pude decirle todo lo ocurrido y como avanzaba ella, añadiendo también mis descubrimientos como que solía imitar a las personas que tenía en frente y que le gustaba fijarse en cosas pequeñas. Me quedé de pie todo el rato observando lo que ambas hacían aprovechando para perderme en mis pensamientos y descansar un poco la mente que estaba todo el rato en tensión. Ariel se marchó al poco rato diciendo que volvería para ayudar a limpiar -No hace falta, me puedo ocupar de eso. Prefiero que te quedes con los niños hasta que todo se tranquilice… además, tu casa ha sufrido muchos destrozos en comparación con esta- en realidad nuestra casa no había sufrido más desperfectos que el de las personas entrar con velocidad para ver a Scar, rompiendo algunas bisagras de las puertas y la suciedad de todo lo ocurrido… limpiar me relajaba, mientras más tardara más tiempo estaría calmado… prefería no tener ayuda ese día.

Ya de nuevo a solas me senté en el suelo a los pies de Scar, apoyando mi espalda contra el sofá -¿Me acaricias?- le pregunté sabiendo que era lo que había estado intentando hacer durante gran parte del rato en el que ya fue capaz de moverse. Cuando movió sus manos en mi pelo se las cogí con delicadeza y le mostré como solía acariciarme, ya que no me acariciaba como si fuera un perro… lo hacía con dulzura, entreteniéndose con mechones de pelo, jugando con ellos, enrollándolos sobre sus delicados dedos y deslizando su mano suavemente causando que la mayoría de las veces sin darme cuenta empezara a ronronear.


_________________
Ver perfil de usuario

966 Re: La guerra de los Mil Años el Dom Ene 07, 2018 4:00 pm

Cain / Sessaibushi:
-Nombre: Sessaibushi "Cain" DeepDark
-Edad: 130 años
-Descripción fisica: Su apariencia humana es similar a cualquier otro hombre que puedas cruzarte. Pelo algo más largo de lo habitual, de semblante duro, alto y ligeramente corpulento pero nada muy llamativo. Podría ser desde un soldado cualquiera hasta un panadero o un nómada. Apuesto y caballeroso pero con algo extraño. quizás tan solo un sentimiento de incomodidad cuando su mirada es muy fija o un miedo real a que se acerque. La unica diferencia son las orejas en forma de punta que oculta bajo el pelo.
Tras la rotura del sello, mostró su forma demoniaca. Su fuerza, velocidad y destreza se disparan. El color de ojos se torna ambarino y el pelo se alarga cubriendo su cuerpo. Le salen orejas, hocico y cola. Un lobo espectral ocupa el sitio en que antes había un hombre. Sin embargo, puede volver a su forma humana.
Forma humana

Forma demoniaca completa


-Descripción psicológica: A pesar de ser un demonio, su personalidad y educación lo mueve a ayudar a otras personas, humanos, ángeles o demonios, e intentará hacer lo que esté en su mano Esta es una forma de vivir muy amable y generosa, pero él sabe que es egoísta, pues más que hacerlo por otros, lo hace como compensación por lo ocurrido, para tener la conciencia tranquila.
Si bien sus poderes aumentan cuando los sentimientos negativos que lo rodean son más fuerte
s, este poder va quemándolo como ponzoña venenosa, volviendolo fuerte pero malvado. Por supuesto, no le gusta en absoluto la sensación de estar usando a los demás como canalizadores, por lo que busca liberar su propio poder sin que nadie tenga que odiar, matar o herir a otros. Solo tiene cariño por tres cosas, que lo acompañan en su viaje y de las que jamás se separa: Las espadas que su padre le regaló y una foto que tiene de su familia cuando aún estaban todos. 
Conoce su apellido real, pero no tiene cariño ni curiosidad por establecer contacto con sus abuelos, lo que sus padres le contaron fue más que suficiente para que todo el interés que sentia por esos demonios desapareciese. 


-Historia: En el mundo de los demonios, conocido como Infierno, no es extraño conocer el enlace entre dos demonios unidos por el interés paterno de aumentar su honor, orgullo y renombre. Allí donde la desolación y los sentimientos amargos son el pan de cada día, cuanto más poder se tiene, mayor respeto corresponde a la familia. Aunque las cosas han cambiado un poco, esta fue la razón de que Learty, una joven de la conocida familia demoníaca Rivernigth, huyera de lo que sus padres habían preparado para ella, de la mano del apuesto sirviente que vivía con ellos.
De esta aventura por los mundos, un amor dio paso a la relación clandestina de ambos jóvenes, que viajaron por el Infierno y la tierra humana conociendo sus costumbres y a sus gentes.
Veinte años después, el timbre de la mansión Rivernigth sonó con un apremiante tono de alarma. Al abrirse la puerta, la dulce Learty envuelta en lágrimas pidió ayuda. La guerra habia estallado en el mundo humano y los habia cogido en medio. Ni el avanzado estado en que se encontraba el embarazo de la chica, ni sus heridas o la presencia del marido de esta, herido gravemente, casi inconsciente, ablandó el corazón de sus padres, que cerraron las puertas fingiendo no reconocerla.
Obligandose a ser fuerte, Learty volvió al mundo humano con su marido. La casa era todo lo que tenian y desde ese momento decidieron dejar atras el apellido de ambos y comenzar la segunda parte de su aventura siendo la familia DeepDark, sin honor, sin conocidos, sin nada.
El doloroso parto tuvo lugar en el mundo humano, la madre quedo exahusta, por lo que Crypthorn tuvo que utilizar todos sus conocimientos en espadas, magia y la fuerza de la que disponia para proteger a su mujer y a su hijo, Sessaibushi, el nombre del hermano fallecido de Cryp.

Tras la recuperación y el encuentro de un lugar donde vivir, cuando el pequeño Sessai cumplia los tres años, sus padres tomaron la decision mas dificil. Al serle imposible ocultar su energia demoniaca, los humanos se sentian agresivos hacia el pequeño. Debian protegerlo. La forma mas segura para todos era aprovechar que los ojos del pequeño tenian un color humano para sellar su potencial y que, a ojos ajenos, fuera un niño humano como tantos otros, hasta que llegase la edad en que fuera capaz de cuidarse.
Para evitar que estuviera completamente indefenso, su padre le enseñó todo lo que sabia sobre espadas, reconociendo que Sessai era muy bueno en el manejo de estas, llegando a usar dos y superar a su padre a los 60 años (aparentando 16). Por su parte, Learty no queria enseñarle nada de poderes demoniacos, por lo que solo le contaron la verdad, evitando contarle lo que pudiera asustarlo.

Ajeno a ellos, la guerra avanzaba y cuando la familia se pensaba segura, un giro los separó, dejando al chico con su madre y al padre desaparecido. Delante de él, un ángel confundido atravesó a su madre con su propia arma. El sello que mantenia al demonio de Sessai oculto se rompió, liberandose. La cara del chico se alargó, sus dientes crecieron y cayo a cuatro patas. Un enorme lobo demoniaco de pelo morado claro y negro miraba a los hombres con ojos rojos, llenos de lagrimas. De un mordisco, enloquecido por el dolor de la perdida, mató a aquel que tenia mas cerca. Uno tras otro, todos murieron entre sus fauces, y solo el angel, que habia salido antes de que Learty muriera, estaba vivo. 
La consciencia de Sessai estaba apagada, y su moral y etica se habia quedado encerrada bajo los recuerdos de la reciente muerte de su madre. Sin ver nada, las muertes continuaron durante un rato, todo aquel que le atacaba, era despedazado, fuera quien fuera.
Nadie parecia capaz de pararlo, pero un lobo similar, de un color mas apagado pero de tamaño mayor consiguio tumbarlo. Mientras Sessai se revolvia, ambos, padre e hijo, volvian a su forma humana. No hicieron falta palabras, Crypthron lo sabia. Su esposa, la madre de Sessai, habia muerto. La sangre emanaba el olor de la desesperacion que intentaba ocultar de su hijo.
Sus caminos tardaron aun 1 año en separarse. Cuando una pista del angel causante de todo aquello hizo que Crypthorn olvidara su camino, las nuevas enseñanzas a su hijo para ayudar a su despertar repentino y ahogar el dolor de la perdida, para guiarse por la venganza en la que jamas habia pensado. La peticion de Sessai de que no lo hiciera tardo en hacer efecto, un par de semanas siguiendo al hombre, apagaron la llama del odio.
Si bien el poder de Crypthorn y Sessaibushi era cada vez mayor por la desesperacion de los humanos, ninguno queria seguir lo que su raza solia escoger. Aquel mundo era el que su madre habia elegido, en el que habian vivido durante tanto tiempo y donde ella habia muerto. En un viaje a la tumba de Learty, padre e hijo sabian el siguiente paso. Aventuras separadas, necesitaban pensar, digerir lo ocurrido. Crypthorn partio al anochecer en direccion norte. Sin despedidas, llantos o mentiras. Solo una promesa de reencontrarse cuando sus almas estuvieran recuperadas.
Seis años después, el dia a dia de Cain, el nombre humano que Sessai adopto por ser mas facil que el real, se basaba en ayudar a aquellos que lo necesitaban, a la fuerza si era necesario.

-Gustos y disgustos:
 +Las noches de luna llena
 +Ayudar a la gente
 +Su poder demoníaco cuando esta bajo control
 +Carne
 +
 -Matar por error
 -Descontrolarse
 -Quedarse bloqueado
 -Pescado

-Poderes:
*Poderes de demonio estándar:
Ver el aura de las personas: Al utilizarlo para aumentar su poder, desarrollaron la capacidad de ver las auras. Su forma y color es diferente en cada persona, pero solo se ven cuando el dueño siente algo fuerte. La textura es siempre similar a un vaho, semitransparente, no se "ve" a no ser que se mire.
Visiones de un futuro cercano: El leido debe estar dormido, inconsciente o en coma para poder ser objeto de este poder. El "ritual" es diferente para cada familia, pero el resultado es siempre el mismo, entre 5 y 10 segundos de una escena que ocurrira en el futuro. No es un poder exacto, podría mostrar un peligro, una pista o simplemente una imagen de lo que va a desayunar.
Sobrehumano: Su capacidad sobrehumana les permite moverse por zonas contaminadas sin sentir los efectos de estas (excepto radiación en grados altos)
Modificación temporal de apariencia demoniaca: A pesar de ser muy cansado, en ocasiones, los demonios utilizan la energía oscura ambiental para modificar a ojos de quienes les ven su apariencia demoniaca, no pudiendo cambiar su forma pero si ciertos aspectos como el color del pelo o las escamas, los ojos o el tamaño de los colmillos, incluso su aparición. Esto para quienes tienen mucho potencial mágico (como arcángeles o altos cargos infernales) se ve como una ilusión translucida sobre la verdadera apariencia del sujeto.
Absorción de sentimientos negativos: La ira, el miedo, el dolor y la venganza son algunos de los poderes que más energía y poder suministran a los demonios, que son capaces de utilizarlos a su favor.
*Poderes de Cain:
Velocidad aumentada: Como demonio lobo tiene la capacidad de correr grandes distancias a gran velocidad sin cansarse aunque, una vez pare, deberá descasar hasta reponerse.
Visión nocturna:
 Gracias a su naturaleza lobuna, es capaz de ver sin problemas en noches de luna nueva, tanto en su forma humana como demoníaca.
Alimentación animal: Esto es más una característica, pero por su forma de depredador puede comer carne cruda sin problemas para su organismo.
Comunicación:
 Puede entender y hablar con lobos.

-Extras: Sus padres escogieron un apellido nuevo para su familia, evitando asi dañar de alguna forma a la familia de la chica.
Entre sus ropas esconde una vieja foto de sus padres con él de niño, cuando sus poderes estaban ya sellados.
Le gusta ser un demonio, no odia su naturaleza, a pesar de arrepentirse de lo que hizo.
Tiene una relación con Silya
Por supuesto, Silya comprendió rápidamente lo que me pasaba por la cabeza, no captando todo lo que yo creía, pero al menos conseguí un beso en la cabeza. La miré sin levantarme, un poco mejor, pero no lo suficiente para aguantar el sufrimiento de los demás otra vez. "Y ahora alguien tan agradable sabe donde vivimos y que no estamos muertos" Añadí en mi cabeza, prefiriendo no mostrarle nada.
-Lo sé... pero tanta tristeza se pega -Dije de broma, aunque era cierto que el pueblo estaba cubierto por esta sensación acumulada de todos los que vivian ahí -Además... aunque ellos no lo sepan yo si se que la culpa es mía -Volví a suspirar, cerrando los ojos -No deberiamos habernos ido de Kuthanar -Dije, habiendo sido idea mia el volver para invitar al resto y por pasar el cumpleaños de Wendy con ella, que al final no solo había sido desastroso sino que si Edahi no hubiera aparecido había acabado incluso peor de lo que nadie querría ver.
-Iré más tarde a ver a Isaro y a casa de Ariel... Voy a echarme un rato -Le dije, levantandome agotado mental y emocionalmente por todolo ocurrido. Al llegar a la puerta, me di cuenta de por que no había ido antes, la cama estaba llena de sangre, no solo las sábanas, también las mantas y el colchón. Quizás sería mejor fingir que no lo había visto y simplemente taparlo con otra manta, pero era inquietante dormir sobre eso, lo que me daba ganas de tumbarme en el suelo y dormir ahí.


Wendy:
-Nombre: Wendy D'font
-Edad: 20
-Descripción fisica: Una chica de cabellos largos, ojos color miel y piel clara. Es un poco más delgada de lo que a Scar le gustaría, pero se niega a comer más de lo que necesita. Suele llevar las manos limpias y las uñas arregladas, el pelo suelto decorado con un lazo y no utiliza ni pulseras ni colgantes, tampoco anillos. Le gusta ir con colores cálidos, como el marrón o el naranja, y prefiere los vestidos, a no ser que necesite llevar pantalones (por ejemplo, para ir a la montaña o ayudar en algo).



-Descripción psicológica:  Desde pequeña siempre ha sido una chica tímida pues sus padres, al ser un mitad ángel y una medio demonio no eran bien vistos en casi ningún circulo social. Le encanta la naturaleza y con su tía aprendió todo lo que pudo antes de que sus caminos se separasen, por lo que se enfada si alguien la hiere o ensucia. No le gusta hacer daño a los animales ni destrozar las plantas, por lo que prefiere no mirar cuando hay caza o talan para leña. Es muy dulce y amable, pero su timidez le impide mucha de la sociabilidad que le gustaría tener, por suerte para ella, Scar es un remolino. De llanto fácil y alegría contagiosa, parece más una niña cuando esta rodeada de algo que le gusta.
-Historia: Los padres de Wendy, su tía y su primo mayor se mudaron a la aldea improvisada cuando ella tan solo tenía tres años. Sus recuerdos de esa época son borrosos, pero el olor del valle, la tranquilidad y el haber huido de unos horribles ruidos nocturnos hicieron que la pequeña durmiese bien y sin problemas durante el resto del tiempo. Nicole, su tía, la alentó con su amor a la naturaleza, enseñandole a partir de los cinco años todo lo que sabía y la pequela podía aprender. Su madre, Martha, una medio demonio que había escapado por los pelos de la masacre a su familia, la cuidaba pero nunca la notó tan cariñosa como cuando estaba con su padre. Wendy no lo entendía y sus preguntas se respondian con "tiene un mal día, cielo". Jack, su padre, medio ángel, intentó enseñarle la magia que conocía, pero enseguida se dieron cuenta que las habilidades sobrenaturales de la pequeña no se desarrollarian si ella no quería. Y la pequeña, ignorando a sus maestros, salía corriendo tras una mariposa o se paraba a alimentar a cualquier animal.
Conforme crecía, algunas de las conversaciones qe antes pasaban inadvertidas para ella, fueron cobrando sentido. Su madre se había quedado embarazada sin proponerselo, Jack no quería hijos pero no había sido capaz de abandonar a Martha a su suerte. Siendo una niña no deseada, aunque si su madre la veía llorar o herida, si se paraba, no solía mostrar verdaderos signos de amor a su pequeña. Nicole, hermana de Jack, que no había podido tener hijos, le brindaba todo el cariño que su madre no le profesaba. Noir, su primo mayor, hijo del marido de Nicole, fruto de una relación anterior, un ángel, no era partidario de jugar con niñas. Él quería unirse al ejercito.
Cuando cumplió los 16 años, se escapó de casa, haciendo que su madre fuera tras él.  Algunas cartas llegaron durante los siguientes años, con su nuevo hogar, la novia de Noir y el nuevo hijo, un humano adoptado por parte de Nicole. Pero, tras un par de semanas sin noticias, los padres de Wendy tomaron rumbo a aquella morada, dejando a la joven en aquella aldea protegida, donde estaban seguros de que su vida continuaria tranquila y sin problemas. Le mandan una carta cada semana mínimo y, si no pueden, una paloma de luz, creada por Jack, la visita poco despues, para llevarle un regalo y quedarse con ella al menos unas horas.
-Gustos y disgustos:
+La naturaleza
+Los animales (sobre todo los zorros y serpientes) y las plantas (sobre todo la lavanda y la menta)
+Los dias con el cielo lluvioso
+La cecina
+Té de lavanda (Laimae) y menta
+Las noches donde las nubes rodean la luna.
+Cuevas oscuras
-Los sobrenaturales extremistas
-Su tio
-Que le pregunten algo y se la queden mirando muy fijamente
-Que Scar llore
-Poderes: No los ha desarrollado (por elección propia).
-Extras: Cuida de los niños de la aldea y es la profesora de naturaleza oficial, encargada de ir a por hierbas medicinales y separación de hongos venenosos. Vive con Scar desde hace relativamente poco, pero se lleva genial con ella. Ha aprendido medicina humana para complementar los conocimientos de Scar.

Edahi no tardó en entrar en la casa, mirandome un segundo y solo con ello averiguando que el vestido que llevaba era nuevo. Me sonrojé un poco, no nos veíamos mucho pero era sin duda muy observador en todo lo que le rodeaba. Asentí, un poco nerviosa, sin razón alguna, pero nerviosa igualmente. Mientras cogía algo de ropa para llevarle a la pequeña Ceci, Edahi me dijo que Cain nos había pedido ir a casa de Ariel a ver como estaba Eva. Al menos eso supuse, pues ninguno de ellos sabía nada.
-Tenía que ir igualmente, Zahán me dijo que fuera después de la clase pero... no pude -Solté una pequeña risa para quitar la seriedad de ese tema, quería olvidarme lo más rápido posible. Mientras me movía por la casa con tranquilidad, cogiendo cosas para la pequeña y otras para darle a Isaro, pues aún tenía el dinero de la venta de su cuadro, cambié de rumbo repentinamente. Por alguna razón me sentía más valiente que antes asi que, antes de que el "efecto" de la vuelta desde el más allá tenía que hacer lo que se me ocurría. Antes de alcanzar mi objetivo, Edahi, que parecía algo distraido, dijo que se iba a ir.
-¡No! ¿Porque? -Me había salido demasiado rápida la respuesta, pero si se iba perdería mi poca determinación y acabaría por no avanzar -Y'ami ya no está en el barco, ¿no te puedes quedar aquí un tiempo más? -Me había acercado más, puede que me encontrase bien, pero no creía que fuera a sentirme segura si él se iba tan repentinamente. Durante un segundo, pareció no entender a qué me refería, asi que al escuchar su explicación me sonrojé muchisimo, queriendo esconderme como fuera. Cumpliendo mi petición, una suave y peluda cola de zorro me tapó de la vista. Parecía ser que al final si tenía cierta forma animal. No podía creerme la confusión tonta que había tenido, al menos no le había dicho que se quedase conmigo, que era lo que realmente estaba pensando.

Scar:
-Nombre: Marie Anne Limesground, "Scar"
-Edad: 89
-Descripción fisica: La piel de Scar es de un tono claro pero algo más oscuro que la de Wendy pues se pasa más tiempo al sol, sus ojos de un tono lavanda suave y el pelo violeta casi blanco, siempre atado en una coleta o trenza, casi nunca decorado con nada salvo algún lazo regalo de su amiga Wendy. Le gusta vestir cómoda, con camisetas simples de colores básicos, su chaqueta de "aventuras" y unos pantalones casi siempre destrozados por sus continuos viajesfuera de la casa. Le gusta llevar un a cinta al cuello como si fuera un collar y un par de pulseras que su hermana le dió cuando eran más pequeñas. A su espalda, dos enormes alas marrones creadas por Tefael le dan el aspecto de ángel que siempre quiso.


-Descripción psicológica:  Una chica fuerte, dura, borde y algo agridulce. Es muy directa cuando tiene algo que decir y no se corta un pelo al hablar. Es borde si la situación lo requiere pero sabe cuando debe mantenerse callada. Su caracter desaparece cuando ve un ciervo, pues es su animal favorito.
-Historia: Amaia y Eduardo, sus padres, abandonaron a Scar a sus siete años en la aldea donde ha crecido desde entonces, diciendo que iban a buscar a su hermana. Jamás volvieron. Scar no les odia, pero sabe que si volvieran no los trataria como padres. Se crió con ayuda de los padres de Cain, que la cuidaban como alguien más de la familia, y unos vecinos sin hijos, que la acogieron como tal. Estos han sido desde entonces sus padres, viven aun en la aldea, aunque ella decidió montarse su propia casa más cerca del bosque, bien camuflada, como refugio para un posible ataque. Su historia no es más compleja que eso.
La unica peculiaridad es que su padre era un ángel caido, por lo que la mancha de oscuridad devoró una de las alas de Scar antes de que esta comenzase a andar. Es una mutación genetica que no afectó a su hermana mayor.
-Gustos y disgustos:
+Correr junto a Ocho
+Nadar en el lago desnuda
+El pescado, en especial la trucha frita
+Aunque jamás lo admitirá, volver a ver a sus padres
+Isaro
-Luna nueva
-Eclipses
-Que se burlen por su unica ala
-....
-Poderes: Mantener la estabilidad en una caida
Arma sagradas (regalo de sus padres para que se protegiera), es una daga que hace mucho dejó de ser realmente sagrada
Curación
Vuelo
Si sus emciones se descontrolan, comienza a llover a su alrededor.
-Extras: Vive con Wendy en su casa junto al bosque, aunque visita a sus padres cada dos dias.
Tiene un perro llamado Ocho en el bosque. Entra a casa a dormir y come con ella. Ocho es un mestizo de Pastor alemán y Rottweiler y lo llamó asi por el antifaz que tiene en los ojos, que forma el simbolo infinito.
Es mitad guardían, mitad alquimista con un don innato mínimo para Miada, es decir, no cura las heridas, sino que las restaura. No sabe controlar el tiempo ni sabe que tiene este poder, ya que nunca se ha activado.
El nombre real de su hermana era Rilleta Kathleen pero, al ser muy largo y dificil, todos la llamaban cariñosamente Ricca.
Tiene una relación con Isaro y ha comenzado a vivir con él
Su hija Clarisse murió por culpa de Mitzrael con 3 meses de gestación
Por alguna razón, cada vez me era más fácil mantener la concentración en lo que intentaba conseguir. Poco a poco, mi mente se hacía algo más fuerte y era capaz de entender mejor lo que me estaban diciendo, me costaba todavía, pero no era lo mismo que por la mañana. Me sorprendió ver que se caía al suelo, pero resultó que no era eso sino que se había sentado para apoyarse en el sofá. Intenté acariciarle tal como había ensañado en mi cabeza, pero no debió salir bien ya que me enseñó cómo se hacía. Al principio me costaba y tenía que pensar en ello, pero al cabo de unos minutos empecé a hacerlo de forma natural, como si llevase toda la vida sabiendo como era. No tardé en darme cuenta de que Isa no se movía. Lo miré y respiraba con mucha tranquilidad y eso me parecía que era bueno. Como no sabía qué hacer ni podía levantarme, me bajé al suelo junto a él y me tumbé a su lado, apoyada en su pierna, acabando, como él, dormida en un momento.



Última edición por Adamaris el Vie Ene 12, 2018 4:14 pm, editado 1 vez


_________________

Ver perfil de usuario

967 Re: La guerra de los Mil Años el Lun Ene 08, 2018 5:33 pm

Silya

Mis palabras no sirvieron de absolutamente nada ya que seguía culpándose y pensando en lo que podríamos haber hecho diferente para evitar todo lo ocurrido. Asentí a su idea de irse a dormir un rato "Espero que al despertar esté de mejor ánimo" pensé sabiendo que siempre le sentaba bien echarse un rato en la cama. Sin embargo al verlo parado allí fui a ver qué estaba mirando con esa expresión tan complicada -Cierra los ojos un momento- le pedí suavemente. Después de que lo hiciera usé conjuros para retirar toda la suciedad de la habitación, incluyendo sangre y otros compuestos, para más tarde llenar la habitación con un sutil aroma a bosque que tanto me gustaba -Bien, espero que ahora te sea más fácil dormir- añadí dándole un beso en la mejilla y permitiéndole abrir los ojos.

Con eso arreglado me quedé jugando con Ceci a las cuerdas, parecía gustarle mucho y por lo que me decía jugaba con alguien muy especial por que le era sencillo ganar a diferencia de otros juegos. Yo jamás había usado las cuerdas o los hilos gruesos de lana para esto, así que tuvo que enseñarme Ceci cómo se hacía para que no se enredasen en las manos y los procesos habituales para encontrar una forma diferente de coger las cuerdas… era realmente complicado, pero me resultaba de lo más entretenido.



Edahi

Me encantaba verla sonrojarse así que tuve que disimular mi sonrisa al ver que la avergonzaba que me diera cuenta de sus vestidos nuevos. A pesar de que Wendy intentó reírse para hacer más ameno el mal rato del día anterior, a mí no me causó ninguna gracia… no debía tomarse aquello tan a broma a mi parecer. Sin embargo no era nadie para regañarla, sobretodo porque todo había quedado en un susto y en poco tiempo estaría de nuevo tan sana como antes.

Sin nada más que hacer decidí adelantarme a casa de Isaro para comprobar su estado mientras ella iba cogiendo cosas y yendo a ver a Eva -Me voy a ir marchando- la avisé segundos antes de girarme en dirección a la puerta, ella parecía estar bien y no tenía porqué vigilarla como un acosador. Para mi extraña sorpresa ella se negó a que me fuera "Quizás no quiere quedarse sola" pensé antes de ver como se abalanzaba sobre mí y me hacía caer sobre el sofá y ella encima mía… tenía más fuerza que antes, ya que Wendy habría sido incapaz de moverme con ese gesto. Estaba tan desconcertado con su nueva fuerza que tardé en procesar la siguiente pregunta "¿Barco?¿Y'ami?" pensé mientras empezaba a comprender la equivocación -Me refería a casa de Isaro… mientras tu preparabas las cosas pensaba adelantarme a ver como estaba- respondí viendo para mi suerte su típico sonrojo pero esta vez con el añadido de orejas y cola esponjosas que me hicieron sonrojarme ligeramente a mí también "Pero qué linda que es" pensé antes de sonreírle -Incluso si Y'ami estuviera en el barco no iría, las personas que me necesitan están aquí- respondí mirando su cola que tan suave y cálida parecía… quería tocarla, pero eso estaba fuera de lugar. estaba tan centrado en los movimientos de su cola que no me percaté de que Wendy se acercaba hasta que casi me besó.

Nuestros labios no tardaron en juntarse y a diferencia de los dos que habíamos tenido en la realidad, ese era más similar al que tuvimos en el sueño, y debía de admitir que realmente me gustaba. Cuando se separó de mí pensé en decir algo pero ella se adelanto repitiendo la misma frase que yo le había dicho la noche anterior y huyendo del escenario del crimen "Nunca creí que se molestaría por aquello" pensé divertido obligándome a no malinterpretar todo para que fueran señales suyas de que le gustaba.

Ver perfil de usuario

968 Re: La guerra de los Mil Años el Lun Ene 08, 2018 6:34 pm

Cain / Sessaibushi:
-Nombre: Sessaibushi "Cain" DeepDark
-Edad: 130 años
-Descripción fisica: Su apariencia humana es similar a cualquier otro hombre que puedas cruzarte. Pelo algo más largo de lo habitual, de semblante duro, alto y ligeramente corpulento pero nada muy llamativo. Podría ser desde un soldado cualquiera hasta un panadero o un nómada. Apuesto y caballeroso pero con algo extraño. quizás tan solo un sentimiento de incomodidad cuando su mirada es muy fija o un miedo real a que se acerque. La unica diferencia son las orejas en forma de punta que oculta bajo el pelo.
Tras la rotura del sello, mostró su forma demoniaca. Su fuerza, velocidad y destreza se disparan. El color de ojos se torna ambarino y el pelo se alarga cubriendo su cuerpo. Le salen orejas, hocico y cola. Un lobo espectral ocupa el sitio en que antes había un hombre. Sin embargo, puede volver a su forma humana.
Forma humana

Forma demoniaca completa


-Descripción psicológica: A pesar de ser un demonio, su personalidad y educación lo mueve a ayudar a otras personas, humanos, ángeles o demonios, e intentará hacer lo que esté en su mano Esta es una forma de vivir muy amable y generosa, pero él sabe que es egoísta, pues más que hacerlo por otros, lo hace como compensación por lo ocurrido, para tener la conciencia tranquila.
Si bien sus poderes aumentan cuando los sentimientos negativos que lo rodean son más fuerte
s, este poder va quemándolo como ponzoña venenosa, volviendolo fuerte pero malvado. Por supuesto, no le gusta en absoluto la sensación de estar usando a los demás como canalizadores, por lo que busca liberar su propio poder sin que nadie tenga que odiar, matar o herir a otros. Solo tiene cariño por tres cosas, que lo acompañan en su viaje y de las que jamás se separa: Las espadas que su padre le regaló y una foto que tiene de su familia cuando aún estaban todos. 
Conoce su apellido real, pero no tiene cariño ni curiosidad por establecer contacto con sus abuelos, lo que sus padres le contaron fue más que suficiente para que todo el interés que sentia por esos demonios desapareciese. 


-Historia: En el mundo de los demonios, conocido como Infierno, no es extraño conocer el enlace entre dos demonios unidos por el interés paterno de aumentar su honor, orgullo y renombre. Allí donde la desolación y los sentimientos amargos son el pan de cada día, cuanto más poder se tiene, mayor respeto corresponde a la familia. Aunque las cosas han cambiado un poco, esta fue la razón de que Learty, una joven de la conocida familia demoníaca Rivernigth, huyera de lo que sus padres habían preparado para ella, de la mano del apuesto sirviente que vivía con ellos.
De esta aventura por los mundos, un amor dio paso a la relación clandestina de ambos jóvenes, que viajaron por el Infierno y la tierra humana conociendo sus costumbres y a sus gentes.
Veinte años después, el timbre de la mansión Rivernigth sonó con un apremiante tono de alarma. Al abrirse la puerta, la dulce Learty envuelta en lágrimas pidió ayuda. La guerra habia estallado en el mundo humano y los habia cogido en medio. Ni el avanzado estado en que se encontraba el embarazo de la chica, ni sus heridas o la presencia del marido de esta, herido gravemente, casi inconsciente, ablandó el corazón de sus padres, que cerraron las puertas fingiendo no reconocerla.
Obligandose a ser fuerte, Learty volvió al mundo humano con su marido. La casa era todo lo que tenian y desde ese momento decidieron dejar atras el apellido de ambos y comenzar la segunda parte de su aventura siendo la familia DeepDark, sin honor, sin conocidos, sin nada.
El doloroso parto tuvo lugar en el mundo humano, la madre quedo exahusta, por lo que Crypthorn tuvo que utilizar todos sus conocimientos en espadas, magia y la fuerza de la que disponia para proteger a su mujer y a su hijo, Sessaibushi, el nombre del hermano fallecido de Cryp.

Tras la recuperación y el encuentro de un lugar donde vivir, cuando el pequeño Sessai cumplia los tres años, sus padres tomaron la decision mas dificil. Al serle imposible ocultar su energia demoniaca, los humanos se sentian agresivos hacia el pequeño. Debian protegerlo. La forma mas segura para todos era aprovechar que los ojos del pequeño tenian un color humano para sellar su potencial y que, a ojos ajenos, fuera un niño humano como tantos otros, hasta que llegase la edad en que fuera capaz de cuidarse.
Para evitar que estuviera completamente indefenso, su padre le enseñó todo lo que sabia sobre espadas, reconociendo que Sessai era muy bueno en el manejo de estas, llegando a usar dos y superar a su padre a los 60 años (aparentando 16). Por su parte, Learty no queria enseñarle nada de poderes demoniacos, por lo que solo le contaron la verdad, evitando contarle lo que pudiera asustarlo.

Ajeno a ellos, la guerra avanzaba y cuando la familia se pensaba segura, un giro los separó, dejando al chico con su madre y al padre desaparecido. Delante de él, un ángel confundido atravesó a su madre con su propia arma. El sello que mantenia al demonio de Sessai oculto se rompió, liberandose. La cara del chico se alargó, sus dientes crecieron y cayo a cuatro patas. Un enorme lobo demoniaco de pelo morado claro y negro miraba a los hombres con ojos rojos, llenos de lagrimas. De un mordisco, enloquecido por el dolor de la perdida, mató a aquel que tenia mas cerca. Uno tras otro, todos murieron entre sus fauces, y solo el angel, que habia salido antes de que Learty muriera, estaba vivo. 
La consciencia de Sessai estaba apagada, y su moral y etica se habia quedado encerrada bajo los recuerdos de la reciente muerte de su madre. Sin ver nada, las muertes continuaron durante un rato, todo aquel que le atacaba, era despedazado, fuera quien fuera.
Nadie parecia capaz de pararlo, pero un lobo similar, de un color mas apagado pero de tamaño mayor consiguio tumbarlo. Mientras Sessai se revolvia, ambos, padre e hijo, volvian a su forma humana. No hicieron falta palabras, Crypthron lo sabia. Su esposa, la madre de Sessai, habia muerto. La sangre emanaba el olor de la desesperacion que intentaba ocultar de su hijo.
Sus caminos tardaron aun 1 año en separarse. Cuando una pista del angel causante de todo aquello hizo que Crypthorn olvidara su camino, las nuevas enseñanzas a su hijo para ayudar a su despertar repentino y ahogar el dolor de la perdida, para guiarse por la venganza en la que jamas habia pensado. La peticion de Sessai de que no lo hiciera tardo en hacer efecto, un par de semanas siguiendo al hombre, apagaron la llama del odio.
Si bien el poder de Crypthorn y Sessaibushi era cada vez mayor por la desesperacion de los humanos, ninguno queria seguir lo que su raza solia escoger. Aquel mundo era el que su madre habia elegido, en el que habian vivido durante tanto tiempo y donde ella habia muerto. En un viaje a la tumba de Learty, padre e hijo sabian el siguiente paso. Aventuras separadas, necesitaban pensar, digerir lo ocurrido. Crypthorn partio al anochecer en direccion norte. Sin despedidas, llantos o mentiras. Solo una promesa de reencontrarse cuando sus almas estuvieran recuperadas.
Seis años después, el dia a dia de Cain, el nombre humano que Sessai adopto por ser mas facil que el real, se basaba en ayudar a aquellos que lo necesitaban, a la fuerza si era necesario.

-Gustos y disgustos:
 +Las noches de luna llena
 +Ayudar a la gente
 +Su poder demoníaco cuando esta bajo control
 +Carne
 +
 -Matar por error
 -Descontrolarse
 -Quedarse bloqueado
 -Pescado

-Poderes:
*Poderes de demonio estándar:
Ver el aura de las personas: Al utilizarlo para aumentar su poder, desarrollaron la capacidad de ver las auras. Su forma y color es diferente en cada persona, pero solo se ven cuando el dueño siente algo fuerte. La textura es siempre similar a un vaho, semitransparente, no se "ve" a no ser que se mire.
Visiones de un futuro cercano: El leido debe estar dormido, inconsciente o en coma para poder ser objeto de este poder. El "ritual" es diferente para cada familia, pero el resultado es siempre el mismo, entre 5 y 10 segundos de una escena que ocurrira en el futuro. No es un poder exacto, podría mostrar un peligro, una pista o simplemente una imagen de lo que va a desayunar.
Sobrehumano: Su capacidad sobrehumana les permite moverse por zonas contaminadas sin sentir los efectos de estas (excepto radiación en grados altos)
Modificación temporal de apariencia demoniaca: A pesar de ser muy cansado, en ocasiones, los demonios utilizan la energía oscura ambiental para modificar a ojos de quienes les ven su apariencia demoniaca, no pudiendo cambiar su forma pero si ciertos aspectos como el color del pelo o las escamas, los ojos o el tamaño de los colmillos, incluso su aparición. Esto para quienes tienen mucho potencial mágico (como arcángeles o altos cargos infernales) se ve como una ilusión translucida sobre la verdadera apariencia del sujeto.
Absorción de sentimientos negativos: La ira, el miedo, el dolor y la venganza son algunos de los poderes que más energía y poder suministran a los demonios, que son capaces de utilizarlos a su favor.
*Poderes de Cain:
Velocidad aumentada: Como demonio lobo tiene la capacidad de correr grandes distancias a gran velocidad sin cansarse aunque, una vez pare, deberá descasar hasta reponerse.
Visión nocturna:
 Gracias a su naturaleza lobuna, es capaz de ver sin problemas en noches de luna nueva, tanto en su forma humana como demoníaca.
Alimentación animal: Esto es más una característica, pero por su forma de depredador puede comer carne cruda sin problemas para su organismo.
Comunicación:
 Puede entender y hablar con lobos.

-Extras: Sus padres escogieron un apellido nuevo para su familia, evitando asi dañar de alguna forma a la familia de la chica.
Entre sus ropas esconde una vieja foto de sus padres con él de niño, cuando sus poderes estaban ya sellados.
Le gusta ser un demonio, no odia su naturaleza, a pesar de arrepentirse de lo que hizo.
Tiene una relación con Silya
Antes de que pudiera decir nada, Silya se acercó a ver que ocurría, pidiendome que cerrase los ojos. Obviamente, le hice caso nada más lo dijo y esperé pacientemente hasta que me permitió volverlos a abrir. No habia ninguna marca de sangre ni similar además de un agradable olor a bosque. Sonreí como un tonto al ver lo que había hecho y le di un beso.
-¿Te he dicho lo genial que eres? -Le pregunté sin esperar a que respondiera antes de volver a darle un beso. Era evidente que seguía sin darse cuenta de que con casi cualquier cosa que hacia era capaz de animarme sin problemas, seguía sin ver lo mucho que la necesitaba a mi lado y lo que me costaba demostrarselo poco a poco para que se fuera sintiendo cómoda, totalmente al contrario que con Alana, quien enseguida se habia sentido tranquila, tal como nuestra relación se habia vuelto amistad.
-Despiertame si pasa algo, ¿vale? -Como conocía de sobre, insistí un poco hasta asegurarme de que lo haría. No quería tampoco dormir el resto del día, pero necesitaba descansar la cabeza, por más que hubiera dormido, no había terminado de quedarme completamente dormido, o al menos tenia la sensación de que asi habia sido. Le pregunté también si quería venir, pero decidió quedarse con Ceci para que fuera cogiendo confianza a las personas y no se quedase sola. Le di un beso en la frente y me fui a dormir, no tardé demasiado ya que tenia su palabra.


Wendy:
-Nombre: Wendy D'font
-Edad: 20
-Descripción fisica: Una chica de cabellos largos, ojos color miel y piel clara. Es un poco más delgada de lo que a Scar le gustaría, pero se niega a comer más de lo que necesita. Suele llevar las manos limpias y las uñas arregladas, el pelo suelto decorado con un lazo y no utiliza ni pulseras ni colgantes, tampoco anillos. Le gusta ir con colores cálidos, como el marrón o el naranja, y prefiere los vestidos, a no ser que necesite llevar pantalones (por ejemplo, para ir a la montaña o ayudar en algo).



-Descripción psicológica:  Desde pequeña siempre ha sido una chica tímida pues sus padres, al ser un mitad ángel y una medio demonio no eran bien vistos en casi ningún circulo social. Le encanta la naturaleza y con su tía aprendió todo lo que pudo antes de que sus caminos se separasen, por lo que se enfada si alguien la hiere o ensucia. No le gusta hacer daño a los animales ni destrozar las plantas, por lo que prefiere no mirar cuando hay caza o talan para leña. Es muy dulce y amable, pero su timidez le impide mucha de la sociabilidad que le gustaría tener, por suerte para ella, Scar es un remolino. De llanto fácil y alegría contagiosa, parece más una niña cuando esta rodeada de algo que le gusta.
-Historia: Los padres de Wendy, su tía y su primo mayor se mudaron a la aldea improvisada cuando ella tan solo tenía tres años. Sus recuerdos de esa época son borrosos, pero el olor del valle, la tranquilidad y el haber huido de unos horribles ruidos nocturnos hicieron que la pequeña durmiese bien y sin problemas durante el resto del tiempo. Nicole, su tía, la alentó con su amor a la naturaleza, enseñandole a partir de los cinco años todo lo que sabía y la pequela podía aprender. Su madre, Martha, una medio demonio que había escapado por los pelos de la masacre a su familia, la cuidaba pero nunca la notó tan cariñosa como cuando estaba con su padre. Wendy no lo entendía y sus preguntas se respondian con "tiene un mal día, cielo". Jack, su padre, medio ángel, intentó enseñarle la magia que conocía, pero enseguida se dieron cuenta que las habilidades sobrenaturales de la pequeña no se desarrollarian si ella no quería. Y la pequeña, ignorando a sus maestros, salía corriendo tras una mariposa o se paraba a alimentar a cualquier animal.
Conforme crecía, algunas de las conversaciones qe antes pasaban inadvertidas para ella, fueron cobrando sentido. Su madre se había quedado embarazada sin proponerselo, Jack no quería hijos pero no había sido capaz de abandonar a Martha a su suerte. Siendo una niña no deseada, aunque si su madre la veía llorar o herida, si se paraba, no solía mostrar verdaderos signos de amor a su pequeña. Nicole, hermana de Jack, que no había podido tener hijos, le brindaba todo el cariño que su madre no le profesaba. Noir, su primo mayor, hijo del marido de Nicole, fruto de una relación anterior, un ángel, no era partidario de jugar con niñas. Él quería unirse al ejercito.
Cuando cumplió los 16 años, se escapó de casa, haciendo que su madre fuera tras él.  Algunas cartas llegaron durante los siguientes años, con su nuevo hogar, la novia de Noir y el nuevo hijo, un humano adoptado por parte de Nicole. Pero, tras un par de semanas sin noticias, los padres de Wendy tomaron rumbo a aquella morada, dejando a la joven en aquella aldea protegida, donde estaban seguros de que su vida continuaria tranquila y sin problemas. Le mandan una carta cada semana mínimo y, si no pueden, una paloma de luz, creada por Jack, la visita poco despues, para llevarle un regalo y quedarse con ella al menos unas horas.
-Gustos y disgustos:
+La naturaleza
+Los animales (sobre todo los zorros y serpientes) y las plantas (sobre todo la lavanda y la menta)
+Los dias con el cielo lluvioso
+La cecina
+Té de lavanda (Laimae) y menta
+Las noches donde las nubes rodean la luna.
+Cuevas oscuras
-Los sobrenaturales extremistas
-Su tio
-Que le pregunten algo y se la queden mirando muy fijamente
-Que Scar llore
-Poderes: No los ha desarrollado (por elección propia).
-Extras: Cuida de los niños de la aldea y es la profesora de naturaleza oficial, encargada de ir a por hierbas medicinales y separación de hongos venenosos. Vive con Scar desde hace relativamente poco, pero se lleva genial con ella. Ha aprendido medicina humana para complementar los conocimientos de Scar.
Por supuesto noté que Edahi se esforzaba por no reirse de mi, asi que lo empujé como siempre lo hacía, aunque tirandolo al sofá. Me sorprendió mucho eso, olvidandome de que me había caido sobre él. Su respuesta me hizo sonrojar más todavía, avergonzada por haber mostrado un pequeño fragmento de mis pensamientos en voz alta. Parecía distraido con la presencia de mi cola, a la que aun no me acostumbraba, asi que vi una brecha en su defensa. Me acerqué sin cautela pues no me preocupaba ser descubierta, poniendo mis manos en sus mejillas para girarlo el instante antes de que nuestros labios se encontrasen. Tan solo era una pequeña venganza que apenas recordé el tacto de su boca, olvidé por completo, alargándolo ligeramente pero demasiado tímida para llevarlo hasta donde me habría gustado, tal como recordaba de mi sueño. Me separé con suavidad, mirandolo a los ojos y comenzando a darme cuenta de lo que habia sucedido, aun cuando él me había pedido que no le respondiera. Cuando abrió la boca, le dije lo mismo que a mi cuando me dijo lo que sentia, me levanté todo lo tranquilamente que pude y me marché a casa de Isaro con el corazón desbocado pero una sonrisa enorme en la cara. Fui a llamar a la puerta, pero dentro se escuchaban respiraciones acompasadas, suponiendo lo que pasaba, abrí con suavidad la puerta, recibiendo una enorme bienvenida de parte de Ocho, que salió corriendo a saludar a Edahi, que venía no mucho más atrás.
-"Están dormidos" -Le dije no queriendo molestarlos. Me acerqué a Scar y en el instante en el que la rocé, abrió los ojos alertada. Le sonreí y puse un dedo delante de mis labios pidiendole silencio.
-Se despertará -Le avisé. Ella miró a Isaro y sonrió de una forma que jamás la habia visto, como si fuera una niña de nuevo, sin preocupaciones ni sentimientos agridulces. Se mantuvo callada completamente, mirando a Isaro, pero no parecía pensar en nada concreto, asi que le pedi a Edahi que me ayudase a llevarla a la habitación, por alguna razón no parecía capaz de andar sola. Tapé a Isaro con una manta y cerre las ventanas para que no le diera la luz. Edahi me aseguró que estaria dormido un rato, asi que me centré en comprobar el estado de Scar.
-¿Scar, sabes quién soy? -Ella se quedó mirandome un momento, abrió la boca e intentó decir algo, pero no terminó ni la primera letra y pareció perderse en su mente. Miré a Edahi, tal vez él podia ayudarme.

Scar:
-Nombre: Marie Anne Limesground, "Scar"
-Edad: 89
-Descripción fisica: La piel de Scar es de un tono claro pero algo más oscuro que la de Wendy pues se pasa más tiempo al sol, sus ojos de un tono lavanda suave y el pelo violeta casi blanco, siempre atado en una coleta o trenza, casi nunca decorado con nada salvo algún lazo regalo de su amiga Wendy. Le gusta vestir cómoda, con camisetas simples de colores básicos, su chaqueta de "aventuras" y unos pantalones casi siempre destrozados por sus continuos viajesfuera de la casa. Le gusta llevar un a cinta al cuello como si fuera un collar y un par de pulseras que su hermana le dió cuando eran más pequeñas. A su espalda, dos enormes alas marrones creadas por Tefael le dan el aspecto de ángel que siempre quiso.


-Descripción psicológica:  Una chica fuerte, dura, borde y algo agridulce. Es muy directa cuando tiene algo que decir y no se corta un pelo al hablar. Es borde si la situación lo requiere pero sabe cuando debe mantenerse callada. Su caracter desaparece cuando ve un ciervo, pues es su animal favorito.
-Historia: Amaia y Eduardo, sus padres, abandonaron a Scar a sus siete años en la aldea donde ha crecido desde entonces, diciendo que iban a buscar a su hermana. Jamás volvieron. Scar no les odia, pero sabe que si volvieran no los trataria como padres. Se crió con ayuda de los padres de Cain, que la cuidaban como alguien más de la familia, y unos vecinos sin hijos, que la acogieron como tal. Estos han sido desde entonces sus padres, viven aun en la aldea, aunque ella decidió montarse su propia casa más cerca del bosque, bien camuflada, como refugio para un posible ataque. Su historia no es más compleja que eso.
La unica peculiaridad es que su padre era un ángel caido, por lo que la mancha de oscuridad devoró una de las alas de Scar antes de que esta comenzase a andar. Es una mutación genetica que no afectó a su hermana mayor.
-Gustos y disgustos:
+Correr junto a Ocho
+Nadar en el lago desnuda
+El pescado, en especial la trucha frita
+Aunque jamás lo admitirá, volver a ver a sus padres
+Isaro
-Luna nueva
-Eclipses
-Que se burlen por su unica ala
-....
-Poderes: Mantener la estabilidad en una caida
Arma sagradas (regalo de sus padres para que se protegiera), es una daga que hace mucho dejó de ser realmente sagrada
Curación
Vuelo
Si sus emciones se descontrolan, comienza a llover a su alrededor.
-Extras: Vive con Wendy en su casa junto al bosque, aunque visita a sus padres cada dos dias.
Tiene un perro llamado Ocho en el bosque. Entra a casa a dormir y come con ella. Ocho es un mestizo de Pastor alemán y Rottweiler y lo llamó asi por el antifaz que tiene en los ojos, que forma el simbolo infinito.
Es mitad guardían, mitad alquimista con un don innato mínimo para Miada, es decir, no cura las heridas, sino que las restaura. No sabe controlar el tiempo ni sabe que tiene este poder, ya que nunca se ha activado.
El nombre real de su hermana era Rilleta Kathleen pero, al ser muy largo y dificil, todos la llamaban cariñosamente Ricca.
Tiene una relación con Isaro y ha comenzado a vivir con él
Su hija Clarisse murió por culpa de Mitzrael con 3 meses de gestación
Una chica y un chico habían venido a vernos. Me daban buena sensación por lo que no alerté a mi demonio de que habían entrado. Para no despertarlo me llevaron a la habitación, donde la chica me preguntó algo. Intenté pensarlo, pero cuando intenté responder que era  una amiga, mi voz se desvaneció y las ideas se volvieron agua que fluía. Me quedé mirando al aire y, al levantar la vista, una chica estaba mirandome como si esperase algo. Era la misma de antes, asi que le sonreí con tranquilidad, no me daba miedo. Se presentó, se llamaba Wendy, pero momentos después, el nombre se convirtió en aire. 
-Ah... -Dije al ver el cepillo con el que Isa... me peinaba las plumas. Intenté cogerlo pero no llegaba. En mi cabeza unos recuerdos demasiado borrosos se mezclaban, oia la voz de mi guardían y su nombre se iluminaba en mi cabeza, tan solo una parte, como si sus luces se hubieran fundido, pero tanto su rostro como su voz estaban increiblemente claras. Era un recuerdo en el que me decía que me queria, lo que me hizo sonreir.
-Issa... i..e... r-ro -No era capaz de repetir sus palabras asi que la chica me miraba claramente confundida haciendome sentir mal, pero incluso ese sentimiento desapareció rapidamente. No podía pensar en lo que habíamos hecho por la mañana, pero recordaba los besos que me había dado y sus caricias. Era como si mi mente diera vueltas a su alrededor intentando acercarse pero temiendo al espacio que nos separaba.
-Q...e...o -Eso era lo que mi boca pronunciaba pero tan solo queria poder decirle cuanto lo queria, que si él sonreia el mundo era brillante y cuando estaba triste las luces se apagaban. Sin embargo eran letras sueltas las que salian de mi mente.



Última edición por Adamaris el Vie Ene 12, 2018 4:14 pm, editado 2 veces


_________________

Ver perfil de usuario

969 Re: La guerra de los Mil Años el Mar Ene 09, 2018 6:46 pm

Edahi

Al llegar a casa de Isaro, Wendy me avisó de que estaban dormidos, algo que yo ya sabía en realidad. Lo primero que hice fue hacer más profundo el sueño de Isaro pues tal y como había previsto no había dormido hasta ese mismo instante así que no quería que por hacer algo de ruido se despertara con ese sueño tan ligero que siempre había tenido. Con mi ayuda Wendy y yo, nos llevamos a Scar a la habitación para no hacer ruido en el salón al hablar, pero ella no parecía ser capaz de ello desde un principio.

De su mente salían desbordados todos sus pensamientos y sus recuerdos, tenía fisuras por doquier y no eran buenas noticias. Ya que había una gran diferencia entre mantener una abertura para dejar que un pensamiento fluya al exterior como una puerta de un castillo para que salga alguien, y que salieran de ella despavoridos como si su puerta del castillo se hubiera roto y estuviera siendo asediado… por eso huían de dentro. Tal vez la comparación no era la más adecuada, pero para mí la mente era de ese modo, con habitaciones en las que encontrabas diferentes memorias, sentimientos, pensamientos, miedos, deseos… después de entrar al castillo tenías acceso a todas ellas, unos con más facilidad como eran los recuerdos y lo que piensa conscientemente y otros con mayor dificultad como era los sentimientos y los miedos subconscientes.

Scar era capaz de pensar y responder, pero enseguida se olvidaba de lo que le habían preguntado siendo incapaz de pronunciar correctamente o acordarse de lo que ella misma iba a decir -Te quiero- dije al ver que le costaba acordarse de las palabras correctas -¿Son esas?- le pregunté para ver como asentía con fervientemente, sonreí acercándome a ella e intentando hacerme entender -Prueba primero a decir "Te"- le pedí antes de explicarle mentalmente a Wendy lo que había visto en el interior de la mente de Scar "En cuanto cierre las fisuras poco a poco los recuerdos volverán, y será capaz de volver a pensar con normalidad" le dije mentalmente a Wendy antes de volver a mirar a Scar, siempre había dudado de que ella se mereciera a alguien tan bueno como Isaro, pero en ese momento me daba cuenta de que estaba totalmente equivocado. Scar quería a Isaro, tanto como él la quería a ella. En su mente lo que quedaban eran recuerdos de Isaro sonriendo, acariciándole la cabeza, hablándole con dulzura… su mente había aguantado todo ese tiempo gracias a lo mucho que lo amaba y a su insistencia en hacerle sonreír.

Al final le pedí a Wendy que se centrara en enseñarle las palabras que querían mientras me encargaba de restaurar su mente, no debería de tardar demasiado en ello, como mucho media hora en cerrar las fisuras y reforzarlas para que no se volviera a fragmentar "Al menos las mentes son más fáciles de sanar que las almas" pensé feliz de poder hacer algo por la pareja. Sin embargo al estar tan concentrado en Scar, no puse atención a Isaro que estaba por despertarse debido al ruido.



Isaro

Me desperté después de un rato, las caricias de Scar en poco tiempo habían surtido efecto haciendo que sintiera el cansancio y el sueño que antes no tenía, pudiendo al fin descansar con tranquilidad después de todo el día anterior. En ese momento al mirarla pude ver su postura relajada, Scar estaba dormida a mi lado… o más bien encima mía ya que su cabeza estaba sobre mi pierna. Por instinto extendí la mano para acariciarle el cabello todavía mediodormido volviendo a cerrar los ojos a causa del cansancio y de sentir que no me podía mover sin despertarla.

Abrí los ojos sobresaltado, había escuchando algo similar a un grito bajo. Miré a mi alrededor sin encontrar a Scar ¿Cuánto tiempo había pasado?¿Qué había ocurrido? Asustado por las experiencias pasadas me levanté con rapidez -¡Scar!- la llamé guiándome por mi olfato y encontrarme con que había más personas en la habitación que por culpa de las prisas ni siquiera detecté pudiendo relajarme al identificarlos -Me habéis dado un susto de muerte- me quejé soltando el aire que había mantenido en mis pulmones y dándome cuenta de que tenía una manta agarrada con una mano ¿Desde cuándo estaban allí? Bostecé -¿Qué estáis haciendo aquí?- pregunté más relajado y con cierta curiosidad, no quería molestarlos ni que tuvieran que quedarse con Scar porque yo había sido incapaz de mantenerme despierto para cuidarla, después de haberme prometido a mí mismo descansar solo por la noche cuando ella no me necesitara durante esas horas.

Ver perfil de usuario

970 Re: La guerra de los Mil Años el Miér Ene 10, 2018 10:10 am


Wendy:
-Nombre: Wendy D'font
-Edad: 20
-Descripción fisica: Una chica de cabellos largos, ojos color miel y piel clara. Es un poco más delgada de lo que a Scar le gustaría, pero se niega a comer más de lo que necesita. Suele llevar las manos limpias y las uñas arregladas, el pelo suelto decorado con un lazo y no utiliza ni pulseras ni colgantes, tampoco anillos. Le gusta ir con colores cálidos, como el marrón o el naranja, y prefiere los vestidos, a no ser que necesite llevar pantalones (por ejemplo, para ir a la montaña o ayudar en algo).



-Descripción psicológica:  Desde pequeña siempre ha sido una chica tímida pues sus padres, al ser un mitad ángel y una medio demonio no eran bien vistos en casi ningún circulo social. Le encanta la naturaleza y con su tía aprendió todo lo que pudo antes de que sus caminos se separasen, por lo que se enfada si alguien la hiere o ensucia. No le gusta hacer daño a los animales ni destrozar las plantas, por lo que prefiere no mirar cuando hay caza o talan para leña. Es muy dulce y amable, pero su timidez le impide mucha de la sociabilidad que le gustaría tener, por suerte para ella, Scar es un remolino. De llanto fácil y alegría contagiosa, parece más una niña cuando esta rodeada de algo que le gusta.
-Historia: Los padres de Wendy, su tía y su primo mayor se mudaron a la aldea improvisada cuando ella tan solo tenía tres años. Sus recuerdos de esa época son borrosos, pero el olor del valle, la tranquilidad y el haber huido de unos horribles ruidos nocturnos hicieron que la pequeña durmiese bien y sin problemas durante el resto del tiempo. Nicole, su tía, la alentó con su amor a la naturaleza, enseñandole a partir de los cinco años todo lo que sabía y la pequela podía aprender. Su madre, Martha, una medio demonio que había escapado por los pelos de la masacre a su familia, la cuidaba pero nunca la notó tan cariñosa como cuando estaba con su padre. Wendy no lo entendía y sus preguntas se respondian con "tiene un mal día, cielo". Jack, su padre, medio ángel, intentó enseñarle la magia que conocía, pero enseguida se dieron cuenta que las habilidades sobrenaturales de la pequeña no se desarrollarian si ella no quería. Y la pequeña, ignorando a sus maestros, salía corriendo tras una mariposa o se paraba a alimentar a cualquier animal.
Conforme crecía, algunas de las conversaciones qe antes pasaban inadvertidas para ella, fueron cobrando sentido. Su madre se había quedado embarazada sin proponerselo, Jack no quería hijos pero no había sido capaz de abandonar a Martha a su suerte. Siendo una niña no deseada, aunque si su madre la veía llorar o herida, si se paraba, no solía mostrar verdaderos signos de amor a su pequeña. Nicole, hermana de Jack, que no había podido tener hijos, le brindaba todo el cariño que su madre no le profesaba. Noir, su primo mayor, hijo del marido de Nicole, fruto de una relación anterior, un ángel, no era partidario de jugar con niñas. Él quería unirse al ejercito.
Cuando cumplió los 16 años, se escapó de casa, haciendo que su madre fuera tras él.  Algunas cartas llegaron durante los siguientes años, con su nuevo hogar, la novia de Noir y el nuevo hijo, un humano adoptado por parte de Nicole. Pero, tras un par de semanas sin noticias, los padres de Wendy tomaron rumbo a aquella morada, dejando a la joven en aquella aldea protegida, donde estaban seguros de que su vida continuaria tranquila y sin problemas. Le mandan una carta cada semana mínimo y, si no pueden, una paloma de luz, creada por Jack, la visita poco despues, para llevarle un regalo y quedarse con ella al menos unas horas.
-Gustos y disgustos:
+La naturaleza
+Los animales (sobre todo los zorros y serpientes) y las plantas (sobre todo la lavanda y la menta)
+Los dias con el cielo lluvioso
+La cecina
+Té de lavanda (Laimae) y menta
+Las noches donde las nubes rodean la luna.
+Cuevas oscuras
-Los sobrenaturales extremistas
-Su tio
-Que le pregunten algo y se la queden mirando muy fijamente
-Que Scar llore
-Poderes: No los ha desarrollado (por elección propia).
-Extras: Cuida de los niños de la aldea y es la profesora de naturaleza oficial, encargada de ir a por hierbas medicinales y separación de hongos venenosos. Vive con Scar desde hace relativamente poco, pero se lleva genial con ella. Ha aprendido medicina humana para complementar los conocimientos de Scar.
Me sorprendió ver que Scar era incapaz de reconocerme, no solo sonreía como una niña, sino que también se distraia con la misma facilidad que estos, como si algo le impidiese prestar atención más de unos minutos. De vez en cuanto, fruncía el ceño, como si a pesar de estar distraída algo no dejase de rondarle la mente.Cuando Edahi habló, mi corazón se aceleró levemente y lo miré de reojo, pero no hablaba conmigo, sino que su mirada estaba dirigida a Scar y realmente dudaba mucho que hablase con ella, sin embargo, ella asintió con mucho ímpetu y le sonrió como nunca la había visto, seguramente Edahi había leido lo que su mente estaba pensando. El haberle oido decirlo en voz alta me hizo plantearme si tenía permiso de responder a su confesión, pero tuve que dejarlo para más tarde, con la explicación que Edahi me dio sobre lo que ocurria en la mente de Scar fue suficiente para saber lo que podíamos hacer. Mientras él se centraba en cerrar sus fisuras, yo la distraía intentando que dijera aquello que había intentado ese rato. Nos costó mucho conseguir que las palabras le salieran correctamente, pero en cuanto lo logró repetir un par de veces sin equivocarse, soltó un grito de emoción y me abrazó el cuello. Me reí al verla asi, tan increíblemente feliz con algo sumamente simple, tan solo pronunciar correctamente esas dos palabras y que a la Scar de siempre le costaba tanto decir en voz alta. No mucho después, la voz de Isaro alarmado la llamó, se había despertado por eso y al encontrarse solo probablemente se había asustado, pero se le pasó cuando nos encontró en la habitación con Scar.
-Lo siento, no queríamos despertarte -Le dije a modo de disculpa, levantandome para no mancharme el vestido. Sus ojeras estaban muy marcadas, parecidas a como las tenía cuando lo conocí, su mirada estaba triste y aunque también podía ver curiosidad, era evidente que lo ocurrido le había marcado profundamente.
-Sient... -Antes de que pudiera decir nada, Scar, que seguía emocionada por lo que había pasado, me tiró de la manga con muy poca suavidad. Estaba muy sonriente, completamente contraria al sentimiento que desprendía Isaro, pero me señaló a Isaro y se señaló a si misma. No entendí lo que quería y eso la frustraba, aún no habíamos solucionado el porqué no movía las piernas, tal vez fuera algo que, junto con sus memorias, había quedado encerrado en el fondo de su mente. Miró a Edahi como si nosotros fueramos tontos por no entenderla y debió de intentar que leyera lo que le pasaba por la mente. Tan solo era que quería acercarse a Isaro. Cuando este se acercó, lo cogió de las manos.
-Te quiero -Como en todo ese rato, ella seguía sonriendo, pero además se notaba lo emocionada que estaba por poder hablar, mirandolo a la espera de una reacción a, no solo sus palabras, sino a que se le entendiera perfectamente.



Última edición por Adamaris el Vie Ene 12, 2018 4:13 pm, editado 1 vez


_________________

Ver perfil de usuario

971 Re: La guerra de los Mil Años el Miér Ene 10, 2018 4:04 pm

Isaro

Negué con la cabeza -No hace falta que te disculpes, he sido yo el que se quedó dormido cuando no debía… gracias por cuidarla durante ese tiempo- sabía después de tantos meses que los aldeanos preferían un agradecimiento a una disculpa, así que en vez de pedirles perdón por haberlos tenido ocupados preferí darles las gracias por estar junto a Scar mientras yo no hacía más que descansar. Me estiré desperezándome, tenía que ponerme a limpiar la casa y a arreglar la puerta, porque así podría ser de utilidad aunque fuera manteniendo la casa en perfecto estado. Justo cuando pensaba marcharme, Scar se puso a señalarme y a señalarse a sí misma queriendo decir algo que al final solo comprendió Edahi teniendo que hacer de intermediario.

Ante la extraña petición de Scar decidí acercarme tal y como ella pedía, no sabía lo que podía querer, pero fuera lo que fuera parecía hacerle feliz. Sus palabras me dejaron en blanco durante unos segundos antes de estrecharla entre mis brazos con fuerza -Yo también te quiero- respondí no teniendo que esconder mi cara de sufrimiento por tenerla abrazada sin que pudiera ver mi rostro -Te quiero- repetí antes de recomponerme pudiendo separarme de ella y devolviéndole una sonrisa de cortesía como las que había estado haciendo durante todo el día -Muchas gracias por decirlo- sabía que no había recuperado sus recuerdos por su forma de actuar, pero saber que aún sin sus recuerdos sentía aquello hacía que una parte de mí estuviera más aliviada de saber que no sería un estorbo ni una molestia para ella.

No la había besado para que ninguno de los presentes se pudiera sentir incómodo, ya que tendía a excederme y prefería que se quedaran un tiempo haciéndome compañía… no me quería quedar en una casa tan silenciosa. -¿Wendy?- pregunté después de pensarlo un rato y girándome hacia donde estaba ella. El día anterior Edahi y yo nos peleamos por mi pasotismo hacia su muerte… aunque ahora no estaba muy seguro de si eso había sido real. Me acerqué a ella y le olfateé el cuello sin pensar mucho en el espacio personal o en que pudieran sentirse incómodos cualquiera de los dos -Zorro- murmuré, había algunos demonios como Edahi y Eva que no producían un olor específico que pudiera identificar, pero existían otros como Cain, Daion y yo mismo que desprendíamos un olor característico del animal en el que nos convertíamos. Esto último le ocurría a Wendy, olía a zorro de una forma muy sutil pero que se mezclaba con su antiguo dulce y suave aroma natural -Yo también pienso que es zorro- añadió Edahi con tranquilidad sin preocuparse por mi cercanía a la chica que le gustaba. Quizás fue porque sabía lo leal que era a Scar o tal vez porque notaba que no estaba en mi mejor momento y ni siquiera me percataba de cosas que antes solía pensarme varias veces antes de hacer.

Me alejé de ella para ir a hablarle a Scar y volverle a decir lo bien que lo había dicho -Voy a limpiar un poco, quedaos aquí un rato mientras tanto- dije después de que pasaran unos minutos, no quería quedarme sin hacer nada cuando había cosas que limpiar y puertas que arreglar -Edahi, siento lo de ayer, no lo decía enserio- dije sabiendo que ya estaba perdonado porque él estaba allí en mi casa con la chica que le gustaba -Yo tampoco lo decía enserio- admitió con una sonrisa algo triste y arrepentida de las acusaciones que me hizo sin tener un motivo real. Sacudí la cabeza, era mejor no volver a las memorias del día anterior donde todo empezó como uno de los mejores días de mi vida y acabó como una terrible pesadilla que no hacía más que darme punzadas en el corazón y en la cabeza cada vez que recordaba una sola imagen de esa tarde… la poca vida que había construido en esos meses fue destruida en cuestión de instantes, solo la casa se mantuvo en pie.

Ver perfil de usuario

972 Re: La guerra de los Mil Años el Miér Ene 10, 2018 4:37 pm


Wendy:
-Nombre: Wendy D'font
-Edad: 20
-Descripción fisica: Una chica de cabellos largos, ojos color miel y piel clara. Es un poco más delgada de lo que a Scar le gustaría, pero se niega a comer más de lo que necesita. Suele llevar las manos limpias y las uñas arregladas, el pelo suelto decorado con un lazo y no utiliza ni pulseras ni colgantes, tampoco anillos. Le gusta ir con colores cálidos, como el marrón o el naranja, y prefiere los vestidos, a no ser que necesite llevar pantalones (por ejemplo, para ir a la montaña o ayudar en algo).



-Descripción psicológica:  Desde pequeña siempre ha sido una chica tímida pues sus padres, al ser un mitad ángel y una medio demonio no eran bien vistos en casi ningún circulo social. Le encanta la naturaleza y con su tía aprendió todo lo que pudo antes de que sus caminos se separasen, por lo que se enfada si alguien la hiere o ensucia. No le gusta hacer daño a los animales ni destrozar las plantas, por lo que prefiere no mirar cuando hay caza o talan para leña. Es muy dulce y amable, pero su timidez le impide mucha de la sociabilidad que le gustaría tener, por suerte para ella, Scar es un remolino. De llanto fácil y alegría contagiosa, parece más una niña cuando esta rodeada de algo que le gusta.
-Historia: Los padres de Wendy, su tía y su primo mayor se mudaron a la aldea improvisada cuando ella tan solo tenía tres años. Sus recuerdos de esa época son borrosos, pero el olor del valle, la tranquilidad y el haber huido de unos horribles ruidos nocturnos hicieron que la pequeña durmiese bien y sin problemas durante el resto del tiempo. Nicole, su tía, la alentó con su amor a la naturaleza, enseñandole a partir de los cinco años todo lo que sabía y la pequela podía aprender. Su madre, Martha, una medio demonio que había escapado por los pelos de la masacre a su familia, la cuidaba pero nunca la notó tan cariñosa como cuando estaba con su padre. Wendy no lo entendía y sus preguntas se respondian con "tiene un mal día, cielo". Jack, su padre, medio ángel, intentó enseñarle la magia que conocía, pero enseguida se dieron cuenta que las habilidades sobrenaturales de la pequeña no se desarrollarian si ella no quería. Y la pequeña, ignorando a sus maestros, salía corriendo tras una mariposa o se paraba a alimentar a cualquier animal.
Conforme crecía, algunas de las conversaciones qe antes pasaban inadvertidas para ella, fueron cobrando sentido. Su madre se había quedado embarazada sin proponerselo, Jack no quería hijos pero no había sido capaz de abandonar a Martha a su suerte. Siendo una niña no deseada, aunque si su madre la veía llorar o herida, si se paraba, no solía mostrar verdaderos signos de amor a su pequeña. Nicole, hermana de Jack, que no había podido tener hijos, le brindaba todo el cariño que su madre no le profesaba. Noir, su primo mayor, hijo del marido de Nicole, fruto de una relación anterior, un ángel, no era partidario de jugar con niñas. Él quería unirse al ejercito.
Cuando cumplió los 16 años, se escapó de casa, haciendo que su madre fuera tras él.  Algunas cartas llegaron durante los siguientes años, con su nuevo hogar, la novia de Noir y el nuevo hijo, un humano adoptado por parte de Nicole. Pero, tras un par de semanas sin noticias, los padres de Wendy tomaron rumbo a aquella morada, dejando a la joven en aquella aldea protegida, donde estaban seguros de que su vida continuaria tranquila y sin problemas. Le mandan una carta cada semana mínimo y, si no pueden, una paloma de luz, creada por Jack, la visita poco despues, para llevarle un regalo y quedarse con ella al menos unas horas.
-Gustos y disgustos:
+La naturaleza
+Los animales (sobre todo los zorros y serpientes) y las plantas (sobre todo la lavanda y la menta)
+Los dias con el cielo lluvioso
+La cecina
+Té de lavanda (Laimae) y menta
+Las noches donde las nubes rodean la luna.
+Cuevas oscuras
-Los sobrenaturales extremistas
-Su tio
-Que le pregunten algo y se la queden mirando muy fijamente
-Que Scar llore
-Poderes: No los ha desarrollado (por elección propia).
-Extras: Cuida de los niños de la aldea y es la profesora de naturaleza oficial, encargada de ir a por hierbas medicinales y separación de hongos venenosos. Vive con Scar desde hace relativamente poco, pero se lleva genial con ella. Ha aprendido medicina humana para complementar los conocimientos de Scar.
Me alegró ver que nuestra pequeña ayuda a Scar también animó a Isaro, aunque fuese simplemente un poco. La abrazó y pese a que me daba la impresión que le había dolido más de lo que había conseguido hacerlo feliz, estaba segura que de cualquier forma era agradable saberlo en esos momentos. Cuando me llamó me giré a ver qué quería, pero me incomodó un poco que se me acercase tanto para olisquear a mi alrededor.
-¿Qué? -Le pregunté, sin saber si tenía que ofenderme o no, dudando sobre como reaccionar a que me olieran como si fuera una flor -O-oye -Gruñí cuando se pusieron a hablar de mi como si no estuviera en la habitación. Noté como Scar achuchaba mi nueva cola como si fuera un peluche, haciendome saltar sorprendida, intentando taparmela con las manos. Me sonrojé, sin saber por que me miraba de esa forma, como si le hubiera quitado su juguete, pero no se la devolví... al principio, en cuanto pasaron unos minutos, volví a girarme. Mientras, Isaro y Edahi intercambiaron disculpas que para mi no tenían sentido, pues el día anterior era borroso y me angustiaba pensar en ello. Miré a Edahi cuando Isaro se fue a recoger un poco, le pedí sin decir nada que se quedase con Scar y salí detrás del demonio tigre.
-¿Quieres ayuda? -Le pregunté, acercandome hasta su lado, esperando poder hacer algo más por él. Nos quedamos bastante rato con ellos, pero tras hacerles la cena para que no tuviera que darse mal por ello, decidí que deberiamos irnos, no tardaría en anochecer y aún tenía que pasar por casa de Ariel a hablar sobre lo que me había pedido Sessy.

Cain / Sessaibushi:
-Nombre: Sessaibushi "Cain" DeepDark
-Edad: 130 años
-Descripción fisica: Su apariencia humana es similar a cualquier otro hombre que puedas cruzarte. Pelo algo más largo de lo habitual, de semblante duro, alto y ligeramente corpulento pero nada muy llamativo. Podría ser desde un soldado cualquiera hasta un panadero o un nómada. Apuesto y caballeroso pero con algo extraño. quizás tan solo un sentimiento de incomodidad cuando su mirada es muy fija o un miedo real a que se acerque. La unica diferencia son las orejas en forma de punta que oculta bajo el pelo.
Tras la rotura del sello, mostró su forma demoniaca. Su fuerza, velocidad y destreza se disparan. El color de ojos se torna ambarino y el pelo se alarga cubriendo su cuerpo. Le salen orejas, hocico y cola. Un lobo espectral ocupa el sitio en que antes había un hombre. Sin embargo, puede volver a su forma humana.
Forma humana

Forma demoniaca completa


-Descripción psicológica: A pesar de ser un demonio, su personalidad y educación lo mueve a ayudar a otras personas, humanos, ángeles o demonios, e intentará hacer lo que esté en su mano Esta es una forma de vivir muy amable y generosa, pero él sabe que es egoísta, pues más que hacerlo por otros, lo hace como compensación por lo ocurrido, para tener la conciencia tranquila.
Si bien sus poderes aumentan cuando los sentimientos negativos que lo rodean son más fuerte
s, este poder va quemándolo como ponzoña venenosa, volviendolo fuerte pero malvado. Por supuesto, no le gusta en absoluto la sensación de estar usando a los demás como canalizadores, por lo que busca liberar su propio poder sin que nadie tenga que odiar, matar o herir a otros. Solo tiene cariño por tres cosas, que lo acompañan en su viaje y de las que jamás se separa: Las espadas que su padre le regaló y una foto que tiene de su familia cuando aún estaban todos. 
Conoce su apellido real, pero no tiene cariño ni curiosidad por establecer contacto con sus abuelos, lo que sus padres le contaron fue más que suficiente para que todo el interés que sentia por esos demonios desapareciese. 


-Historia: En el mundo de los demonios, conocido como Infierno, no es extraño conocer el enlace entre dos demonios unidos por el interés paterno de aumentar su honor, orgullo y renombre. Allí donde la desolación y los sentimientos amargos son el pan de cada día, cuanto más poder se tiene, mayor respeto corresponde a la familia. Aunque las cosas han cambiado un poco, esta fue la razón de que Learty, una joven de la conocida familia demoníaca Rivernigth, huyera de lo que sus padres habían preparado para ella, de la mano del apuesto sirviente que vivía con ellos.
De esta aventura por los mundos, un amor dio paso a la relación clandestina de ambos jóvenes, que viajaron por el Infierno y la tierra humana conociendo sus costumbres y a sus gentes.
Veinte años después, el timbre de la mansión Rivernigth sonó con un apremiante tono de alarma. Al abrirse la puerta, la dulce Learty envuelta en lágrimas pidió ayuda. La guerra habia estallado en el mundo humano y los habia cogido en medio. Ni el avanzado estado en que se encontraba el embarazo de la chica, ni sus heridas o la presencia del marido de esta, herido gravemente, casi inconsciente, ablandó el corazón de sus padres, que cerraron las puertas fingiendo no reconocerla.
Obligandose a ser fuerte, Learty volvió al mundo humano con su marido. La casa era todo lo que tenian y desde ese momento decidieron dejar atras el apellido de ambos y comenzar la segunda parte de su aventura siendo la familia DeepDark, sin honor, sin conocidos, sin nada.
El doloroso parto tuvo lugar en el mundo humano, la madre quedo exahusta, por lo que Crypthorn tuvo que utilizar todos sus conocimientos en espadas, magia y la fuerza de la que disponia para proteger a su mujer y a su hijo, Sessaibushi, el nombre del hermano fallecido de Cryp.

Tras la recuperación y el encuentro de un lugar donde vivir, cuando el pequeño Sessai cumplia los tres años, sus padres tomaron la decision mas dificil. Al serle imposible ocultar su energia demoniaca, los humanos se sentian agresivos hacia el pequeño. Debian protegerlo. La forma mas segura para todos era aprovechar que los ojos del pequeño tenian un color humano para sellar su potencial y que, a ojos ajenos, fuera un niño humano como tantos otros, hasta que llegase la edad en que fuera capaz de cuidarse.
Para evitar que estuviera completamente indefenso, su padre le enseñó todo lo que sabia sobre espadas, reconociendo que Sessai era muy bueno en el manejo de estas, llegando a usar dos y superar a su padre a los 60 años (aparentando 16). Por su parte, Learty no queria enseñarle nada de poderes demoniacos, por lo que solo le contaron la verdad, evitando contarle lo que pudiera asustarlo.

Ajeno a ellos, la guerra avanzaba y cuando la familia se pensaba segura, un giro los separó, dejando al chico con su madre y al padre desaparecido. Delante de él, un ángel confundido atravesó a su madre con su propia arma. El sello que mantenia al demonio de Sessai oculto se rompió, liberandose. La cara del chico se alargó, sus dientes crecieron y cayo a cuatro patas. Un enorme lobo demoniaco de pelo morado claro y negro miraba a los hombres con ojos rojos, llenos de lagrimas. De un mordisco, enloquecido por el dolor de la perdida, mató a aquel que tenia mas cerca. Uno tras otro, todos murieron entre sus fauces, y solo el angel, que habia salido antes de que Learty muriera, estaba vivo. 
La consciencia de Sessai estaba apagada, y su moral y etica se habia quedado encerrada bajo los recuerdos de la reciente muerte de su madre. Sin ver nada, las muertes continuaron durante un rato, todo aquel que le atacaba, era despedazado, fuera quien fuera.
Nadie parecia capaz de pararlo, pero un lobo similar, de un color mas apagado pero de tamaño mayor consiguio tumbarlo. Mientras Sessai se revolvia, ambos, padre e hijo, volvian a su forma humana. No hicieron falta palabras, Crypthron lo sabia. Su esposa, la madre de Sessai, habia muerto. La sangre emanaba el olor de la desesperacion que intentaba ocultar de su hijo.
Sus caminos tardaron aun 1 año en separarse. Cuando una pista del angel causante de todo aquello hizo que Crypthorn olvidara su camino, las nuevas enseñanzas a su hijo para ayudar a su despertar repentino y ahogar el dolor de la perdida, para guiarse por la venganza en la que jamas habia pensado. La peticion de Sessai de que no lo hiciera tardo en hacer efecto, un par de semanas siguiendo al hombre, apagaron la llama del odio.
Si bien el poder de Crypthorn y Sessaibushi era cada vez mayor por la desesperacion de los humanos, ninguno queria seguir lo que su raza solia escoger. Aquel mundo era el que su madre habia elegido, en el que habian vivido durante tanto tiempo y donde ella habia muerto. En un viaje a la tumba de Learty, padre e hijo sabian el siguiente paso. Aventuras separadas, necesitaban pensar, digerir lo ocurrido. Crypthorn partio al anochecer en direccion norte. Sin despedidas, llantos o mentiras. Solo una promesa de reencontrarse cuando sus almas estuvieran recuperadas.
Seis años después, el dia a dia de Cain, el nombre humano que Sessai adopto por ser mas facil que el real, se basaba en ayudar a aquellos que lo necesitaban, a la fuerza si era necesario.

-Gustos y disgustos:
 +Las noches de luna llena
 +Ayudar a la gente
 +Su poder demoníaco cuando esta bajo control
 +Carne
 +
 -Matar por error
 -Descontrolarse
 -Quedarse bloqueado
 -Pescado

-Poderes:
*Poderes de demonio estándar:
Ver el aura de las personas: Al utilizarlo para aumentar su poder, desarrollaron la capacidad de ver las auras. Su forma y color es diferente en cada persona, pero solo se ven cuando el dueño siente algo fuerte. La textura es siempre similar a un vaho, semitransparente, no se "ve" a no ser que se mire.
Visiones de un futuro cercano: El leido debe estar dormido, inconsciente o en coma para poder ser objeto de este poder. El "ritual" es diferente para cada familia, pero el resultado es siempre el mismo, entre 5 y 10 segundos de una escena que ocurrira en el futuro. No es un poder exacto, podría mostrar un peligro, una pista o simplemente una imagen de lo que va a desayunar.
Sobrehumano: Su capacidad sobrehumana les permite moverse por zonas contaminadas sin sentir los efectos de estas (excepto radiación en grados altos)
Modificación temporal de apariencia demoniaca: A pesar de ser muy cansado, en ocasiones, los demonios utilizan la energía oscura ambiental para modificar a ojos de quienes les ven su apariencia demoniaca, no pudiendo cambiar su forma pero si ciertos aspectos como el color del pelo o las escamas, los ojos o el tamaño de los colmillos, incluso su aparición. Esto para quienes tienen mucho potencial mágico (como arcángeles o altos cargos infernales) se ve como una ilusión translucida sobre la verdadera apariencia del sujeto.
Absorción de sentimientos negativos: La ira, el miedo, el dolor y la venganza son algunos de los poderes que más energía y poder suministran a los demonios, que son capaces de utilizarlos a su favor.
*Poderes de Cain:
Velocidad aumentada: Como demonio lobo tiene la capacidad de correr grandes distancias a gran velocidad sin cansarse aunque, una vez pare, deberá descasar hasta reponerse.
Visión nocturna:
 Gracias a su naturaleza lobuna, es capaz de ver sin problemas en noches de luna nueva, tanto en su forma humana como demoníaca.
Alimentación animal: Esto es más una característica, pero por su forma de depredador puede comer carne cruda sin problemas para su organismo.
Comunicación:
 Puede entender y hablar con lobos.

-Extras: Sus padres escogieron un apellido nuevo para su familia, evitando asi dañar de alguna forma a la familia de la chica.
Entre sus ropas esconde una vieja foto de sus padres con él de niño, cuando sus poderes estaban ya sellados.
Le gusta ser un demonio, no odia su naturaleza, a pesar de arrepentirse de lo que hizo.
Tiene una relación con Silya
No supe bien cuanto había dormido, pero me levanté cuando el sol empezaba a esconderse. Silya seguía con Ceci, aunque habían dejado de jugar para hacer algo que no me paré a mirar. Bostecé, aún con algo de sueño, pero sin querer seguir durmiendo o me quedaría ahí lo que restaba de día. Me acerqué a Silya y la abracé, dandole un beso en la cabeza, adormilado.
-¿Has ido a ver a Isaro al final? -Le pregunté, sentandome en la silla que quedaba. Ya no tenía la sensación de pesadez sobre mis hombros, pero también estaba evitando pensar en ello, Silya tenía razón, tan solo debíamos buscar la forma de recuperarnos, como siempre. Era casi la hora de cenar, al menos eso me parecía, asi que le ofrecí que fuese ella a ver a Isaro, ya que seguro que lo apreciaría. Tan solo salí un rato a buscar algunas cosas para tener comida en la casa, que no era que tuviesemos demasiada. En mi camino de recolección, escuché una voz que, aunque intentaba esconderse, no era muy bueno ocultandose. Me costó un poco encontrar que era Isaro el que estaba llorando escondido en el lateral de la casa, seguramente en el sitio donde podía escuchar a Scar.
-¿Estás bien, Isaro? -Le pregunté, acercandome. Si me hubieran preguntado quién era el que más había sufrido en la aldea, Scar era sin duda la que peor estaba y, sin embargo, Isaro lo pasaba peor que nadie. Era evidente que pretendía no haber molestado a nadie, pero ya no podía evitar que le oyese. Al verlo tan mal, no pude evitar abrazarlo, sabiendo que no serviría de mucho ya que para ayudar, cualquier otra persona sería más adecuada que yo, aunque tampoco podía irme tras verlo así.



Última edición por Adamaris el Vie Ene 12, 2018 4:13 pm, editado 1 vez


_________________

Ver perfil de usuario

973 Re: La guerra de los Mil Años el Jue Ene 11, 2018 3:55 pm

Edahi

Sonreí discretamente al ver la reacción de Wendy ante la intrusión de Isaro "No se lo tengas en cuenta, no creo que esté siendo el mismo… ni siquiera tiene bien abrochados los pantalones y la camiseta está del revés" le dije a Wendy esperando que su gruñido no fuera dirigido al pobre demonio que ya bastante que era capaz de hablar y comportarse como una persona sin estar tan agresivo como yo, tan enloquecido como Crypthorn, ni tan deprimido como cualquiera estaría en su situación. Sus ojos estaban vidriosos, cansados y tristes… pero no se quejaba, hacía todo lo que tenía que hacer sin llorar "Se esta forzando demasiado" pensé sabiendo que aunque se lo comentara no sería capaz de cambiar su forma de ser ni de actuar.

Me quedé con Scar, sus recuerdos no iban a volver solo por que restaurara su mente, podía irlos recuperando poco a poco con el paso de los días o con un detonante que causara que las compuertas de se abrieran para absorber todo lo perdido. Prefería que ocurriera lo primero ya que de ese modo podría asimilar lo que ocurría al tiempo que iba recuperando recuerdos, de otro modo sería un gran shock que la traumatizaría durante bastante tiempo… y nadie quería eso. Estuve hablando con ella bastante rato hasta que Wendy decidió que era hora de irse -Debes comer, si no estaremos muy preocupados- le avisé sintiendo que debía de descansar más de lo que el mismo se creía. Después me marché junto con Wendy queriendo ver a Eva para averiguar si conocía a Ceci o si era mejor no presentarlas mutuamente.



Isaro

Mi preocupación iba en aumento conforme las horas pasaban, Scar no había querido desayunar, almorzar, ni merendar. Ella tenía que comer… tenía que ganar fuerzas. A pesar de eso me esforcé por no preocuparme de más, y gracias a las continuas interrupciones en cierto modo lo conseguí. Silya fue la última en venir en el día, poco antes de la hora de la cena -Creí que todo el mundo estaría viniendo así que quise esperar un poco- dijo disculpándose por no pasarse antes. No me importó su tardía, ya que en realidad era la persona a la que más deseaba ver. La abracé con fuerza, no necesitaba decirle nada para que ella me consolara y dijera todas las palabras que yo deseaba oír -Todo saldrá bien. Scar te quiere mucho. No te va a dejar aquí solo. Estoy para lo que necesites- sus frases dulces y susurrantes hacían que me fuera calmando poco a poco, si Silya lo decía sería verdad… ella no podía mentir.

Para mi desgracia se fue poco más tarde, me había ofrecido quedarse a dormir conmigo pero sabía que Cain también necesitaría a alguien a quien abrazar y yo ya tenía a Scar y a Glup, el peluche gigante de pez. Sin embargo con la casa para nosotros dos sentía demasiado silencio y frío. Calenté la cena que me habían preparado volviendo a insistir un poco a Scar en que comiera -Solo un bocado… por favor- le supliqué sin poder ocultar la preocupación y la tristeza que tenía al ver que seguía rechazando la comida. Dejé de intentarlo después de un rato, no quería que me odiara por obligarla a hacer algo que no le agradaba, así que la cogí en brazos y la llevé hasta la cama dándole a Glup. Esperé cerca hasta que cerrara los ojos antes de salir de allí… necesitaba aire fresco y aunque me había prometido no ser tan llorón en cuanto estuve fuera no pude evitarlo.

Estuve unos minutos intentando sacar todo lo que había en mi interior y parecía no tener fin, muchos pensamientos negativos se arremolinaban en mi mente haciendo que me fuera imposible recomponerme con la rapidez que solía tener. Un ruido hizo que intentara esconder mi llanto por unos segundos sin poderlo controlar por más que lo intentaba para no obligar a nadie que se quedara conmigo… todos estaban ocupados, había muchos heridos como para centrarse en alguien que ni siquiera estaba en el pueblo cuando todo sucedió. Asentí a su pregunta sabiendo que no se lo creería de todos modos, Cain me había descubierto llorando a un lado de la casa… ¿Quién hacía eso si se sentía bien? -Scar no está comiendo- dije finalmente tras sentir su abrazo. Todos me estaban dando su apoyo mediante abrazos expresando lo mucho que me apreciaban -No quiero que se muera también- añadí sollozando devolviéndole el abrazo sin pensármelo dos veces como habría hecho normalmente -He visto a mucha gente morir de inanición, suplicar por comida… no sé que más hacer para que coma- admití. Ya había perdido a Clarisse, no podía perderla a ella también en tan poco tiempo. Si algo le ocurría a Scar… Una imagen cruzó mi mente, yo no era capaz de vengarme de ella si moría. Le tenía miedo a Mitzrael, y a la vez era incapaz de odiarlo, me había quitado a mi hija pero sabía que él había perdido mucho más de lo que alguna vez me podría arrebatar -Soy despreciable- me dije, queriendo golpearme contra algo para castigarme por no odiar a la persona que había hecho tanto daño a mis amigos, a mis vecinos y a mi familia -Debería ser yo al que encontró Mitzrael… debería haber sido yo al que torturó… habría sido feliz con eso- mis lágrimas volvieron a brotar, no conseguía nada castigándome a mi mismo ni culpándome por lo sucedido, pero parar de hacerlo tampoco lo veía posible en aquel momento.

Ver perfil de usuario

974 Re: La guerra de los Mil Años el Jue Ene 11, 2018 4:51 pm

Cain / Sessaibushi:
-Nombre: Sessaibushi "Cain" DeepDark
-Edad: 130 años
-Descripción fisica: Su apariencia humana es similar a cualquier otro hombre que puedas cruzarte. Pelo algo más largo de lo habitual, de semblante duro, alto y ligeramente corpulento pero nada muy llamativo. Podría ser desde un soldado cualquiera hasta un panadero o un nómada. Apuesto y caballeroso pero con algo extraño. quizás tan solo un sentimiento de incomodidad cuando su mirada es muy fija o un miedo real a que se acerque. La unica diferencia son las orejas en forma de punta que oculta bajo el pelo.
Tras la rotura del sello, mostró su forma demoniaca. Su fuerza, velocidad y destreza se disparan. El color de ojos se torna ambarino y el pelo se alarga cubriendo su cuerpo. Le salen orejas, hocico y cola. Un lobo espectral ocupa el sitio en que antes había un hombre. Sin embargo, puede volver a su forma humana.
Forma humana

Forma demoniaca completa


-Descripción psicológica: A pesar de ser un demonio, su personalidad y educación lo mueve a ayudar a otras personas, humanos, ángeles o demonios, e intentará hacer lo que esté en su mano Esta es una forma de vivir muy amable y generosa, pero él sabe que es egoísta, pues más que hacerlo por otros, lo hace como compensación por lo ocurrido, para tener la conciencia tranquila.
Si bien sus poderes aumentan cuando los sentimientos negativos que lo rodean son más fuerte
s, este poder va quemándolo como ponzoña venenosa, volviendolo fuerte pero malvado. Por supuesto, no le gusta en absoluto la sensación de estar usando a los demás como canalizadores, por lo que busca liberar su propio poder sin que nadie tenga que odiar, matar o herir a otros. Solo tiene cariño por tres cosas, que lo acompañan en su viaje y de las que jamás se separa: Las espadas que su padre le regaló y una foto que tiene de su familia cuando aún estaban todos. 
Conoce su apellido real, pero no tiene cariño ni curiosidad por establecer contacto con sus abuelos, lo que sus padres le contaron fue más que suficiente para que todo el interés que sentia por esos demonios desapareciese. 


-Historia: En el mundo de los demonios, conocido como Infierno, no es extraño conocer el enlace entre dos demonios unidos por el interés paterno de aumentar su honor, orgullo y renombre. Allí donde la desolación y los sentimientos amargos son el pan de cada día, cuanto más poder se tiene, mayor respeto corresponde a la familia. Aunque las cosas han cambiado un poco, esta fue la razón de que Learty, una joven de la conocida familia demoníaca Rivernigth, huyera de lo que sus padres habían preparado para ella, de la mano del apuesto sirviente que vivía con ellos.
De esta aventura por los mundos, un amor dio paso a la relación clandestina de ambos jóvenes, que viajaron por el Infierno y la tierra humana conociendo sus costumbres y a sus gentes.
Veinte años después, el timbre de la mansión Rivernigth sonó con un apremiante tono de alarma. Al abrirse la puerta, la dulce Learty envuelta en lágrimas pidió ayuda. La guerra habia estallado en el mundo humano y los habia cogido en medio. Ni el avanzado estado en que se encontraba el embarazo de la chica, ni sus heridas o la presencia del marido de esta, herido gravemente, casi inconsciente, ablandó el corazón de sus padres, que cerraron las puertas fingiendo no reconocerla.
Obligandose a ser fuerte, Learty volvió al mundo humano con su marido. La casa era todo lo que tenian y desde ese momento decidieron dejar atras el apellido de ambos y comenzar la segunda parte de su aventura siendo la familia DeepDark, sin honor, sin conocidos, sin nada.
El doloroso parto tuvo lugar en el mundo humano, la madre quedo exahusta, por lo que Crypthorn tuvo que utilizar todos sus conocimientos en espadas, magia y la fuerza de la que disponia para proteger a su mujer y a su hijo, Sessaibushi, el nombre del hermano fallecido de Cryp.

Tras la recuperación y el encuentro de un lugar donde vivir, cuando el pequeño Sessai cumplia los tres años, sus padres tomaron la decision mas dificil. Al serle imposible ocultar su energia demoniaca, los humanos se sentian agresivos hacia el pequeño. Debian protegerlo. La forma mas segura para todos era aprovechar que los ojos del pequeño tenian un color humano para sellar su potencial y que, a ojos ajenos, fuera un niño humano como tantos otros, hasta que llegase la edad en que fuera capaz de cuidarse.
Para evitar que estuviera completamente indefenso, su padre le enseñó todo lo que sabia sobre espadas, reconociendo que Sessai era muy bueno en el manejo de estas, llegando a usar dos y superar a su padre a los 60 años (aparentando 16). Por su parte, Learty no queria enseñarle nada de poderes demoniacos, por lo que solo le contaron la verdad, evitando contarle lo que pudiera asustarlo.

Ajeno a ellos, la guerra avanzaba y cuando la familia se pensaba segura, un giro los separó, dejando al chico con su madre y al padre desaparecido. Delante de él, un ángel confundido atravesó a su madre con su propia arma. El sello que mantenia al demonio de Sessai oculto se rompió, liberandose. La cara del chico se alargó, sus dientes crecieron y cayo a cuatro patas. Un enorme lobo demoniaco de pelo morado claro y negro miraba a los hombres con ojos rojos, llenos de lagrimas. De un mordisco, enloquecido por el dolor de la perdida, mató a aquel que tenia mas cerca. Uno tras otro, todos murieron entre sus fauces, y solo el angel, que habia salido antes de que Learty muriera, estaba vivo. 
La consciencia de Sessai estaba apagada, y su moral y etica se habia quedado encerrada bajo los recuerdos de la reciente muerte de su madre. Sin ver nada, las muertes continuaron durante un rato, todo aquel que le atacaba, era despedazado, fuera quien fuera.
Nadie parecia capaz de pararlo, pero un lobo similar, de un color mas apagado pero de tamaño mayor consiguio tumbarlo. Mientras Sessai se revolvia, ambos, padre e hijo, volvian a su forma humana. No hicieron falta palabras, Crypthron lo sabia. Su esposa, la madre de Sessai, habia muerto. La sangre emanaba el olor de la desesperacion que intentaba ocultar de su hijo.
Sus caminos tardaron aun 1 año en separarse. Cuando una pista del angel causante de todo aquello hizo que Crypthorn olvidara su camino, las nuevas enseñanzas a su hijo para ayudar a su despertar repentino y ahogar el dolor de la perdida, para guiarse por la venganza en la que jamas habia pensado. La peticion de Sessai de que no lo hiciera tardo en hacer efecto, un par de semanas siguiendo al hombre, apagaron la llama del odio.
Si bien el poder de Crypthorn y Sessaibushi era cada vez mayor por la desesperacion de los humanos, ninguno queria seguir lo que su raza solia escoger. Aquel mundo era el que su madre habia elegido, en el que habian vivido durante tanto tiempo y donde ella habia muerto. En un viaje a la tumba de Learty, padre e hijo sabian el siguiente paso. Aventuras separadas, necesitaban pensar, digerir lo ocurrido. Crypthorn partio al anochecer en direccion norte. Sin despedidas, llantos o mentiras. Solo una promesa de reencontrarse cuando sus almas estuvieran recuperadas.
Seis años después, el dia a dia de Cain, el nombre humano que Sessai adopto por ser mas facil que el real, se basaba en ayudar a aquellos que lo necesitaban, a la fuerza si era necesario.

-Gustos y disgustos:
 +Las noches de luna llena
 +Ayudar a la gente
 +Su poder demoníaco cuando esta bajo control
 +Carne
 +
 -Matar por error
 -Descontrolarse
 -Quedarse bloqueado
 -Pescado

-Poderes:
*Poderes de demonio estándar:
Ver el aura de las personas: Al utilizarlo para aumentar su poder, desarrollaron la capacidad de ver las auras. Su forma y color es diferente en cada persona, pero solo se ven cuando el dueño siente algo fuerte. La textura es siempre similar a un vaho, semitransparente, no se "ve" a no ser que se mire.
Visiones de un futuro cercano: El leido debe estar dormido, inconsciente o en coma para poder ser objeto de este poder. El "ritual" es diferente para cada familia, pero el resultado es siempre el mismo, entre 5 y 10 segundos de una escena que ocurrira en el futuro. No es un poder exacto, podría mostrar un peligro, una pista o simplemente una imagen de lo que va a desayunar.
Sobrehumano: Su capacidad sobrehumana les permite moverse por zonas contaminadas sin sentir los efectos de estas (excepto radiación en grados altos)
Modificación temporal de apariencia demoniaca: A pesar de ser muy cansado, en ocasiones, los demonios utilizan la energía oscura ambiental para modificar a ojos de quienes les ven su apariencia demoniaca, no pudiendo cambiar su forma pero si ciertos aspectos como el color del pelo o las escamas, los ojos o el tamaño de los colmillos, incluso su aparición. Esto para quienes tienen mucho potencial mágico (como arcángeles o altos cargos infernales) se ve como una ilusión translucida sobre la verdadera apariencia del sujeto.
Absorción de sentimientos negativos: La ira, el miedo, el dolor y la venganza son algunos de los poderes que más energía y poder suministran a los demonios, que son capaces de utilizarlos a su favor.
*Poderes de Cain:
Velocidad aumentada: Como demonio lobo tiene la capacidad de correr grandes distancias a gran velocidad sin cansarse aunque, una vez pare, deberá descasar hasta reponerse.
Visión nocturna:
 Gracias a su naturaleza lobuna, es capaz de ver sin problemas en noches de luna nueva, tanto en su forma humana como demoníaca.
Alimentación animal: Esto es más una característica, pero por su forma de depredador puede comer carne cruda sin problemas para su organismo.
Comunicación:
 Puede entender y hablar con lobos.

-Extras: Sus padres escogieron un apellido nuevo para su familia, evitando asi dañar de alguna forma a la familia de la chica.
Entre sus ropas esconde una vieja foto de sus padres con él de niño, cuando sus poderes estaban ya sellados.
Le gusta ser un demonio, no odia su naturaleza, a pesar de arrepentirse de lo que hizo.
Tiene una relación con Silya
Se me encogió el corazón al escuchar las cosas que le pasaban por la cabeza a Isaro, aunque me alarmó, preferí centrarme en ayudarle. Esperé pacientemente hasta que fue capaz de respirar sin sollozar, al menos dejando que se desahogase un poco, pues el peso que cargaba era demasiado grande para dejarlo simplemente escondido en un rincón.
-No creo que te anime... pero aunque hubieras estado no habrías cambiado nada -Le dije, dudando de si era buena idea, pero al menos queriendo quitar esas dudas de su mente - no vino a la aldea a por ti, vino a por Scar -Sabía de sobra que por más que Isaro quisiera que me marchara después de decirle aquello, no diría nada, asi que al menos por esa parte estaba tranquilo -Evité que hiciera daño a Silya, eso lo enfadó y como no podía alcanzarnos en el cielo intentó vengarse por otro lado -Me escocía aún un poco pensar en que todo aquello se debía a una mala interpretación de algo que había oido, por desgracia eso significaba que no podía haberse evitado -Él no sabe que estas vivo, pensó que Scar estaba embarazada de mi -Por lo menos, la parte positiva era que su ignorancia mantenía vivo a Isaro, tan solo necesitaba encontrar algo para ocultar la aldea y volver a levantar lo caído. Dudé un poco sobre qué decirle, no quería que se enfadase, cosa que no parecía, pero recordé lo que me habia dicho antes de que le contase aquello.
-No se que le has dado de comer pero... tal vez con algo que no sea demasiado sólido y de sabor dulce -Le propuse, recordando como un tiempo que Scar estaba enferma no aceptaba ninguna comida salada, estando un par de dias sin comer antes de que Daion le ofreciera un poco de flan -Prueba a ponerle mermelada en los labios -No tenía mucha idea de como ayudar a los heridos o de curar, al menos si recordaba cosas como esa, que también servían para los niños que llegaban asustados, ya que lo primero que hacían despues de limpiarse rápidamente era pasar la lengua para eliminar los restos y enseguida notaban el sabor, olvidandose ligeramente de su miedo.


Wendy:
-Nombre: Wendy D'font
-Edad: 20
-Descripción fisica: Una chica de cabellos largos, ojos color miel y piel clara. Es un poco más delgada de lo que a Scar le gustaría, pero se niega a comer más de lo que necesita. Suele llevar las manos limpias y las uñas arregladas, el pelo suelto decorado con un lazo y no utiliza ni pulseras ni colgantes, tampoco anillos. Le gusta ir con colores cálidos, como el marrón o el naranja, y prefiere los vestidos, a no ser que necesite llevar pantalones (por ejemplo, para ir a la montaña o ayudar en algo).



-Descripción psicológica:  Desde pequeña siempre ha sido una chica tímida pues sus padres, al ser un mitad ángel y una medio demonio no eran bien vistos en casi ningún circulo social. Le encanta la naturaleza y con su tía aprendió todo lo que pudo antes de que sus caminos se separasen, por lo que se enfada si alguien la hiere o ensucia. No le gusta hacer daño a los animales ni destrozar las plantas, por lo que prefiere no mirar cuando hay caza o talan para leña. Es muy dulce y amable, pero su timidez le impide mucha de la sociabilidad que le gustaría tener, por suerte para ella, Scar es un remolino. De llanto fácil y alegría contagiosa, parece más una niña cuando esta rodeada de algo que le gusta.
-Historia: Los padres de Wendy, su tía y su primo mayor se mudaron a la aldea improvisada cuando ella tan solo tenía tres años. Sus recuerdos de esa época son borrosos, pero el olor del valle, la tranquilidad y el haber huido de unos horribles ruidos nocturnos hicieron que la pequeña durmiese bien y sin problemas durante el resto del tiempo. Nicole, su tía, la alentó con su amor a la naturaleza, enseñandole a partir de los cinco años todo lo que sabía y la pequela podía aprender. Su madre, Martha, una medio demonio que había escapado por los pelos de la masacre a su familia, la cuidaba pero nunca la notó tan cariñosa como cuando estaba con su padre. Wendy no lo entendía y sus preguntas se respondian con "tiene un mal día, cielo". Jack, su padre, medio ángel, intentó enseñarle la magia que conocía, pero enseguida se dieron cuenta que las habilidades sobrenaturales de la pequeña no se desarrollarian si ella no quería. Y la pequeña, ignorando a sus maestros, salía corriendo tras una mariposa o se paraba a alimentar a cualquier animal.
Conforme crecía, algunas de las conversaciones qe antes pasaban inadvertidas para ella, fueron cobrando sentido. Su madre se había quedado embarazada sin proponerselo, Jack no quería hijos pero no había sido capaz de abandonar a Martha a su suerte. Siendo una niña no deseada, aunque si su madre la veía llorar o herida, si se paraba, no solía mostrar verdaderos signos de amor a su pequeña. Nicole, hermana de Jack, que no había podido tener hijos, le brindaba todo el cariño que su madre no le profesaba. Noir, su primo mayor, hijo del marido de Nicole, fruto de una relación anterior, un ángel, no era partidario de jugar con niñas. Él quería unirse al ejercito.
Cuando cumplió los 16 años, se escapó de casa, haciendo que su madre fuera tras él.  Algunas cartas llegaron durante los siguientes años, con su nuevo hogar, la novia de Noir y el nuevo hijo, un humano adoptado por parte de Nicole. Pero, tras un par de semanas sin noticias, los padres de Wendy tomaron rumbo a aquella morada, dejando a la joven en aquella aldea protegida, donde estaban seguros de que su vida continuaria tranquila y sin problemas. Le mandan una carta cada semana mínimo y, si no pueden, una paloma de luz, creada por Jack, la visita poco despues, para llevarle un regalo y quedarse con ella al menos unas horas.
-Gustos y disgustos:
+La naturaleza
+Los animales (sobre todo los zorros y serpientes) y las plantas (sobre todo la lavanda y la menta)
+Los dias con el cielo lluvioso
+La cecina
+Té de lavanda (Laimae) y menta
+Las noches donde las nubes rodean la luna.
+Cuevas oscuras
-Los sobrenaturales extremistas
-Su tio
-Que le pregunten algo y se la queden mirando muy fijamente
-Que Scar llore
-Poderes: No los ha desarrollado (por elección propia).
-Extras: Cuida de los niños de la aldea y es la profesora de naturaleza oficial, encargada de ir a por hierbas medicinales y separación de hongos venenosos. Vive con Scar desde hace relativamente poco, pero se lleva genial con ella. Ha aprendido medicina humana para complementar los conocimientos de Scar.
Tras la visita a casa de Ariel, los niños estaban increiblemente emocionados y completamente incapaces de irse a dormir, necesitando a ambos padres para lograrlo. Avisé a Ariel de que Isaro había dormido y que podía ir ya por la mañana, dejandolo dormir esa noche tranquilo y, aunque no parecía demasiado convencida, aceptó ir por la mañana, ya que todos estaban demasiado asustados, y concretamos que Ceci y Eva se encontrarían un par de días después, cuando ambas se encontrasen totalmente recuperadas, tanto fisica como mentalmente, asi que nos volvimos hacia casa.
-¡Wendy! -Me giré al escuchar a Daion, que salía de detras de la casa, lleno de trozos de piedra, seguramente habiendo estado ayudando en las casas cercanas a restaurar todo lo posible. Sin avisar, de repente, me intentó abrazar, pero el movimiento tan repentino me asustó y retrocedí, casi cayendome -Lo siento... -Miré a Edahi rápidamente antes de acercarme de nuevo.
-No importa, solo es que.... Da igual -Era mejor no contar nada, pero por sus palabras pude notar que sabía qué me había pasado, tan solo quería ver como estaba. Una vez ya sabía lo que ocurría, dejé que me abrazase, quedando totalmente atrapada sin poder huir de su abrazo de oso.
-Te quiero -Me sonrojé, apartandome para mirarlo, pero parecía que no era lo que pretendía decir, pues se quedó congelado, me soltó y se marchó sin decir nada más. Eso hizo que me olvidase por completo de lo que estaba ocurriendo, no entendía que acababa de pasar.
-... debería contestarle... -Dije, un poco perdida en traducir en mi mente lo ocurrido. ¿Qué ocurría con todos? "¿Tan bien me quedan las orejas?" Pensé, mirando la cola agitarse a un lado y a otro.

Scar:
-Nombre: Marie Anne Limesground, "Scar"
-Edad: 89
-Descripción fisica: La piel de Scar es de un tono claro pero algo más oscuro que la de Wendy pues se pasa más tiempo al sol, sus ojos de un tono lavanda suave y el pelo violeta casi blanco, siempre atado en una coleta o trenza, casi nunca decorado con nada salvo algún lazo regalo de su amiga Wendy. Le gusta vestir cómoda, con camisetas simples de colores básicos, su chaqueta de "aventuras" y unos pantalones casi siempre destrozados por sus continuos viajesfuera de la casa. Le gusta llevar un a cinta al cuello como si fuera un collar y un par de pulseras que su hermana le dió cuando eran más pequeñas. A su espalda, dos enormes alas marrones creadas por Tefael le dan el aspecto de ángel que siempre quiso.


-Descripción psicológica:  Una chica fuerte, dura, borde y algo agridulce. Es muy directa cuando tiene algo que decir y no se corta un pelo al hablar. Es borde si la situación lo requiere pero sabe cuando debe mantenerse callada. Su caracter desaparece cuando ve un ciervo, pues es su animal favorito.
-Historia: Amaia y Eduardo, sus padres, abandonaron a Scar a sus siete años en la aldea donde ha crecido desde entonces, diciendo que iban a buscar a su hermana. Jamás volvieron. Scar no les odia, pero sabe que si volvieran no los trataria como padres. Se crió con ayuda de los padres de Cain, que la cuidaban como alguien más de la familia, y unos vecinos sin hijos, que la acogieron como tal. Estos han sido desde entonces sus padres, viven aun en la aldea, aunque ella decidió montarse su propia casa más cerca del bosque, bien camuflada, como refugio para un posible ataque. Su historia no es más compleja que eso.
La unica peculiaridad es que su padre era un ángel caido, por lo que la mancha de oscuridad devoró una de las alas de Scar antes de que esta comenzase a andar. Es una mutación genetica que no afectó a su hermana mayor.
-Gustos y disgustos:
+Correr junto a Ocho
+Nadar en el lago desnuda
+El pescado, en especial la trucha frita
+Aunque jamás lo admitirá, volver a ver a sus padres
+Isaro
-Luna nueva
-Eclipses
-Que se burlen por su unica ala
-....
-Poderes: Mantener la estabilidad en una caida
Arma sagradas (regalo de sus padres para que se protegiera), es una daga que hace mucho dejó de ser realmente sagrada
Curación
Vuelo
Si sus emciones se descontrolan, comienza a llover a su alrededor.
-Extras: Vive con Wendy en su casa junto al bosque, aunque visita a sus padres cada dos dias.
Tiene un perro llamado Ocho en el bosque. Entra a casa a dormir y come con ella. Ocho es un mestizo de Pastor alemán y Rottweiler y lo llamó asi por el antifaz que tiene en los ojos, que forma el simbolo infinito.
Es mitad guardían, mitad alquimista con un don innato mínimo para Miada, es decir, no cura las heridas, sino que las restaura. No sabe controlar el tiempo ni sabe que tiene este poder, ya que nunca se ha activado.
El nombre real de su hermana era Rilleta Kathleen pero, al ser muy largo y dificil, todos la llamaban cariñosamente Ricca.
Tiene una relación con Isaro y ha comenzado a vivir con él
Su hija Clarisse murió por culpa de Mitzrael con 3 meses de gestación
Me seguí negando a comer, no sentía hambre, no era algo importante, prefería centrarme en otras cosas que no fuera eso, aunque me preocupaba la cara de tristeza que ponía mi querido guardián cada vez que lo rechazaba pero de verdad que no quería comer. Sentía un nudo que sabía que impediría a la comida pasar y prefería no sentirlo. Decidió que no hacía falta obligarme y le sonreí cuando dejó el plato a un lado, abrazandolo por el cuello. Otra chica más había venido, pero su visita fue realmente fugaz, parecía que alguien estaba esperando su regreso y dejó al pobre demonio mirando la puerta durante un segundo.
-¿Vas... a ir? -Le pregunté, dudando de si me molestaba o no, pero no me importaba, si quería ir, ¿por qué no? A pesar de pensar eso, sonreí mucho al escuchar que se quedaba, realmente prefería esa opción.
No sabía cuando me había quedado dormida, pero abrí los ojos en la habitación, sola y con un peluche entre las manos. Busqué alrededor y, al no encontrarlo, me senté.
-Is...a... -En ese momento escuché ruidos fuera de la habitación, parecía que buscaba algo. Decidí esperar, pues seguro que me había oido, era capaz de escucharme fuera donde fuera, como si estuviera protegiendome en todo momento. Le sonreí cuando entró, aún con el peluche encima.
-Te quiero -No sabía que estaba haciendo, pero me puso algo en los labios. Lo miré sorprendida sin saber qué quería que hiciera, olía muy bien, me recordaba a algo pero no entendía su proposito. Se lamió los labios, asi que lo imité, notando un sabor dulce y meloso que realmente era agradable. Me relamí un poco, pero no tardó en desaparecer. Miré lo que tenía en sus manos, interesada en qué era.


_________________

Ver perfil de usuario

975 Re: La guerra de los Mil Años el Vie Ene 12, 2018 6:50 pm

Edahi

Al llegar a la casa de Zahán todos estaban realmente felices de ver a Wendy andar con normalidad y hablar alegremente con todos… la persona que más se alegró fue Daion que incluso quiso abrazarla al verla, algo que incluso yo no había intentado por miedo a asustarla después de lo ocurrido. Wendy retrocedió inconscientemente haciendo que el pobre demonio se disculpara al darse cuenta de su acción repentina. Pudiendo después de un rato abrazarla con la intensidad con la que yo mismo había querido hacerlo cuando por fin se despertó y se movió. Ya estaba al tanto de los sentimientos que tenía por Wendy, así que no me sorprendió demasiado que se declarara. Yo mismo lo había hecho cuando pensé que la perdía, olvidándome completamente de todo lo que tenía planeado por su cumpleaños.

Asentí para mi mismo al escuchar las palabras de Wendy -Sí que deberías, Daion lleva enamorado de ti mucho más tiempo que yo- respondí aconsejándole que le siguiera. Antes me habría puesto nervioso de pensar que Daion podía ganarse su amor y que empezaran a salir… pero eso fue dejado atrás cuando Wendy casi muere, desde ese instante dejó de importarme si me amaba a mí o amaba a cualquier otra persona, me bastaba con que estuviera viva y feliz con quien eligiera como compañero -Te esperaré fuera- le avisé despidiéndome de todos para darles espacio a los enamorados. Me quedé a un lado de la casa esperando pacientemente a que saliera, si veía que tardaba mucho me iría sin ella porque significaría que estarían muy acaramelados y verme a mí solo haría que se le esfumara la alegría. Justo cuando empecé a pensar que era mejor marcharse, Wendy salió de la casa.

No le pregunté nada porque no era de mi incumbencia aunque sí que quise molestarla un poco -Al parecer eres muy popular, si te lo propusieras conseguirías a todos los chicos del pueblo- dije con una sonrisa algo burlona poco antes de ver una figura en la puerta de la casa de Wendy. Era Jack que había decidido pasarse a ver a su hija, lo saludé con normalidad sabiendo que se quedaría allí a dormir supe que era mi hora de marcharme y dejar que ambos pudieran hablar con tranquilidad sin intrusos en la charla -Asegúrate de que Wendy cena- le pedí a Jack antes de despedirme de ambos, no tenía un lugar donde dormir, así que pasaría el tiempo caminando por el pueblo. La noche anterior tampoco había dormido debido a la atención que le puse al estado de Wendy… aunque a diferencia de los demás no dormir no me afectaba en exceso a menos que fuera una cantidad de días seguidos considerable.



Isaro

No supe cuanto tiempo estuve allí llorando sin control calmándome solo cuando las lágrimas se secaron y cuando decidí que no podía dejar más rato sola a Scar. Las palabras de Cain me hicieron mirarlo a los ojos, no era posible que por una equivocación Scar hubiera sufrido todo aquello -Incluso si vino a por Scar, si él me hubiera visto se habría centrado en mí. Más aún cuando supiera que Clarisse era mi hija y no tuya… me habría amenazado con hacerles daño sino iba con él- Y tenía claro que habría elegido seguirlo si con eso me aseguraba la seguridad de las dos personas a las que más quería. -Deberías volver a tu casa, Silya ya ha vuelto y te estará esperando- le dije levantándome antes de escuchar su siguiente frase que me hizo capaz de sonreír cortésmente -Gracias, eres un buen amigo- agradecí tanto por la idea que me había dado como por quedarse allí a mi lado hasta que logré serenarme. Me despedí de él con un par de palabras y volví al interior más tranquilo, sintiendo que quizás funcionaría lo de la mermelada.

Cogí el primer bote de mermelada que vi sin siquiera leerme la etiqueta del sabor que era y me fui a la habitación donde Scar me llamaba -Yo también te quiero- respondí automáticamente mientras abría el bote, para instantes después poner un poco en sus labios y esperar pacientemente con la esperanza de que reaccionara tal y como Cain había predicho. Mis ojos brillaron al ver que realmente se relamía los labios y miraba el bote con interés -Si tu comes yo como, si tu duermes yo duermo… si tu mueres yo muero- no pensaba vivir en un mundo en el que la culpabilidad y el sufrimiento me matara poco a poco, si Scar no estaba para sonreírme no merecía la pena seguir respirando. Volví a untarle un poco en los labios antes de entregarle el bote lentamente, no era la comida más saludable, pero al menos era comida y estaba más que feliz de que quisiera tomar mermelada. Tal y como le dije cada vez que ella cogía un poco con sus dedos yo la imitaba y le regalaba una sonrisa, tendría que agradecerle a Cain toda la vida por aquello… aunque no tenía por el momento forma de hacerlo.



Última edición por clea el Sáb Ene 13, 2018 12:02 pm, editado 1 vez

Ver perfil de usuario

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 39 de 40.]

Ir a la página : Precedente  1 ... 21 ... 38, 39, 40  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.