La Mazmorra Gris
Actualmente el foro se encuentra en etapa de creación.
Es por eso que muchas cosas pueden no estar terminadas.
La fecha de inicio del rol aun no esta fijada pero puedes conectarte y husmear por el foro todo lo que gustes...
La Mazmorra Gris

Rol, Aventuras, Magia, Batallas, Romance, Fantasía, Rol


No estás conectado. Conéctate o registrate

La Mazmorra Gris » Roles » La guerra de los Mil Años

La guerra de los Mil Años

Ir a la página : Precedente  1 ... 20 ... 36, 37, 38, 39, 40  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 37 de 40.]

1 La guerra de los Mil Años el Dom Abr 09, 2017 3:34 pm

Recuerdo del primer mensaje :


Allí donde la noche es alumbrada por dos lunas, una guerra sin edad ni tiempo, fue iniciada siendo un recuerdo olvidado la causa de la misma. Durante mil años tan sólo sobrevivía la maldad y el odio.
Muerte tras muerte, venganza tras venganza, creó una guerra sin fin donde ningún ser humano ganaba nada, los únicos que conseguían algo eran aquellos seres ocultos en las tinieblas, que aparecían cuando los problemas se acercaban, se alimentaban de los pensamientos y acciones perversas, estos seres también eran llamados demonios.
Gobernados por la tecnología, y los pecados capitales, los demonios caminaban entre los humanos sin que estos lo supieran, todos temían su existencia, y la de un lugar donde habitaban.
Al mismo tiempo seres mágicos que solían caminar por aquellas lejanas tierras, usando magia por donde pasaban, eran desterrados a vivir en un lugar creado más tarde por ellos, los ángeles, incapaces de estar en un lugar con tanta maldad. Muchos se dejaron corromper e influir por ella y la desesperación que reinaba por tierras humanas, convirtiéndose en alas negras o aliados de Satán. Otros simplemente renunciaron a marcharse transformándose en ángeles grises.

Tres mundos distintos
Tres seres diferentes
Pero solo una guerra eterna en la que el equilibrio se había roto.
_____________________________________________________________________________________________











Edahi:


Nombre: Edahi Losarig

Edad:103

Descripción física: Lo más destacable de su apariencia es su larga cabellera roja intensa y sus ojos verdes cómo esmeraldas, de mirada fría y obstinada para algunos, a cálida y amable para los que se han ganado su amistad, que son la mayoría. Incluso con estas dos cosas que suelen resultar extravagantes, es una persona que se ve atractiva. No es especialmente alto ni musculoso, tampoco lo necesita para ser feliz. Cuando está con humanos o con Silya suele mostrar un rostro relajado, divertido, confiado y algo travieso. Pero todo cambia cuando los humanos son malvados o hay demonios cerca, se tensa de manera drástica y su cara muestra todo el odio y el enfado que tiene hacia los de su especie, normalmente sus colmillos son un poco más largos de lo normal, pero cuando se enfada se pronuncian bastante más sin que este muchas veces se de cuenta. Tiene una sonrisa muy cálida y energética, que hace que todo pareca más divertido y emocionante de lo que es.

imagen:

Nunca muestra su otra forma, por lo que todavía es un secreto para la mayoría.

Descripción psicológica: Es la persona más infantil que se puede encontrar, le encanta curiosear e investigar cosas simples cómo por qué se caen las hojas o que pasa con el agua que cae al llover. Es muy bondadoso y servicial, siempre que pueda hará algo por ayudar a quién sea. Edahi es leal a sus seres queridos, en especial a los que han convivido mucho tiempo con él y ya saben su secreto. Éste se divierte con cualquier cosa y hace que las personas a su alrededor también se lo pasen bien solo por verlo sonreír. Es una persona muy tierna y sincera a la que le gusta ver el mundo mejorar y avanzar poco a poco. Pero a pesar de todo esto tiene un lado serio y concienzudo que sabe cuándo tiene que aparecer para poner todo en orden. Al principio puede parecer algo contestón, arisco y rebelde, pero suele hacerlo para ver quién es digno de su confianza y respeto.

Historia: Al nacer en el infierno, su padre descubrió algo que nunca pensó que le ocurriría a él, su hijo no tenía ni una pizca de maldad en su interior, tampoco su aura era maligna. Preocupado por su bebé y el terrible futuro que le depararía si se quedaba en el infierno, decidió junto a su esposa, que ese bebé debía de ir al mundo humano para estar a salvo de las manos de sus semejantes. Y eso fue lo que hicieron, buscaron un lugar donde la guerra no había llegado y se lo dejaron a una familia que no podía engendrar hijos, con una carta que pedía que se la entregaran cuando este ya fuera adulto y donde explicaba el por qué de su abandono y lo mucho que lo querían de todos modos. Sus padres adoptivos aceptaron a Edahi sin vacilar ni un segundo y le otorgaron un nombre pues sus padres originales no se habían atrevido a darle uno.

Pasaban los años y Edahi crecía lentamente poco a poco, sin parar, pero demasiado lento para sus padres humanos, que no pudieron verle hacerse un hombre incluso despues de cuarenta años, ellos se murieron sin poder cuidarlo hasta el final, sin embargo en esos años Edahi fue el niño más feliz de universo, con unos grandes padres y aprendiendo muchas cosas sobre el mundo y sobre la vida. Cuando se quedó huérfano intentó buscarse un trabajo para poder tener dinero para comer algo, como le había dicho su papá poco antes de dormirse para siempre. Buscó y buscó, pero nadie le quería dar un trabajo pues para ellos no era más que un crío. Así pasó una decada en la que tuvo que robar y manipular sus palabras para conseguir comer y dormir bien.

Poco después conoció a Silya, ella lo acogió, lo cuidó, le dió ropa limpia y se lo llevó consigo de viaje por todo el mundo, con ella descubrió que tan grande era el mundo y todo el tiempo que tenía para conocerlo, también lo que él era y por qué no parecía crecer. Con esto aprendió a utilizar sus poderes y el arte de la espada para así poder ayudar a las personas. El tiempo pasaba y ella no envejecía gracias a que tampoco era humana, cada vez le cogía más cariño hasta que un día le pidió permiso para apellidarse igual que ella y así ser su "hermano", feliz con su nuevo apellido, fueron a celebrar que ahora eran una familia. Allí en ese hostal, se dio cuenta de que Silya no estaba indefensa ante los seres no-humanos y de cuan despreciables eran los demonios. Gracias a sus poderes no tuvo que preguntarle sobre el pasado a su querida hermanita que parecía tener recuerdos muy oscuros con los demonios, desde ese día odió a los demonios por todo lo que le habían hecho a Silya y por cómo se comportaban todos, por eso nunca entendió que ella lo acogiera y lo cuidara con tanto cariño y amor.

Cuando cumplió los cien decidió que debía dejarle hacer su trabajo a su hermana y él viajaría intentado ayudar a los humanos y cumpliendo las órdenes que como a Silya le eran dadas por unos ángeles. Se marchó con la única promesa de que una vez al año se reunirían y que si se necesitaban se llamarían para acudir al auxilio del otro.


Gustos:

Disgustos:

Poderes:

- Puede ver los sentimientos, los sueños y los recuerdos, también puede comérselos haciendo que desaparezcan del individuo.

- Es capaz de hacer dormir a las personas.

- Puede transportarse de un lado a otro a través del mundo de los sueños, es decir si encuentra a una persona o a un ser que este durmiendo cerca de donde quiere ir tan solo tiene que usar sus poderes para entrar físicamente en el sueño y luego salir, encontrandose en el lugar en el que está el que duerme.

-


Extras:

- Se suele comer las pesadillas, y los malos pensamientos de las personas, pero nunca se ha comido un recuerdo por malo que sea ya que piensa que es algo sagrado y que no debería ser tocado.

- Nunca a querido comprender a los demonios, simplemente no quiere tener nada que ver.

- No a leido la carta que le dejaron sus padres reales, pero tampoco a sido capaz de tirarla sin saber lo que hay dentro.

- Tiene una espada que le dieron los "superiores" cuando decidió irse por su cuenta, esta incrementa sus poderes y hace que los seres mágicos tarden más en regenerarse.


Color de roleo: a61e1e





Me alegré mucho al ver su cambio de actitud cuando le ofrecí viajar conmigo, así tendríamos un día más juntos y además podría conocer a sus padres y ella a mi capitán -Claro que puedes conocerlo, además seguro que te llevas bien con toda la tripulación- respondí con entusiasmo negando que pudiera ser una molestia, con una dama cerca mis compañeros solían tener mejores ánimos y hacían todo más rápido para tener tiempo para hablar con la damisela.

La veía tararear con alegría caminando a mi lado y sonriendo con mucha ilusión. Se notaba que hacer el viaje junto a mi le hacía feliz, aunque también estaba la posibilidad de que podía ver a sus padres finalmente.




Tefael:


- Nombre: Tefael Odicil

- Edad: 820 años

- Descripción física: Tiene el cabello grisáceo, largo a mitad de espalda y suele tener gran parte atado en una cola baja. Sus ojos tiene el mismo tono de gris, son llamativos y suelen atraer a las personas. Tiene una sonrisa cálida y sensual, parece muy dulce, pero suele esconder pensamientos poco dignos de un ángel. No tiene demasiada musculatura, pero lo compensa con su fuerza, magia y velocidad. Es un chico de una altura media alta. Sus alas son todo un espectáculo pues son totalmente blancas por dentro y blancas con manchas negras por fuera, también son realmente grandes y esponjosas. Su tono de piel es similar al de Silya, bastante claro como si nunca fuere por el sol.

Tefa:

- Descripción psicológica: Tefael es una persona divertida y animada, que no puede evitar hacer comentarios inapropiados y bromas inesperadas. Le encanta llamar la atención y hacer caos en asuntos pequeños. Le gusta hacerse el misterioso y el interesante, para intrigar a las personas que no conoce demasiado. Pero a pesar de todas estas cosas tiene un interior cálido y dulce que pocas personas han llegado a conocer. También es una persona responsable y seria cuando los acontecimientos le obligan a actuar de ese modo, y ante todo Tefael es protector, le gusta tener protegidos a los seres que ama, aunque adora la libertad y la soledad por lo que suele distanciarse por ciertos periodos de tiempo de la gente a la que quiere.

- Historia: Antes de nacer su padre y su madre vivían pacíficamente en tierras humanas, ambos eran ángeles blancos que traían paz y prosperidad a la zona en la que vivían. Un día su madre, se quedó embarazada de Tefael, durante ese tiempo todo fue bien, hasta que un día su padre apareció con las alas completamente negras. Nunca explicó que pasó ni por qué decidió aceptar aquella oscuridad, tampoco nadie le pidió explicaciones. Ambos siguieron viviendo juntos, pues su amor era más fuerte que los bandos y que los colores.

Sin embargo el día del nacimiento de Tefael, ambos se quedaron atónitos, su hijo tenía el interior de las alas blancas y el exterior completamente negras. Nadie sabía cómo podía haber sucedido algo así, pues cuando fue concebido ambos eran blancos. Con el tiempo la parte exterior de sus alas empezó a volverse más blanca gracias a la pureza de su madre, pero nunca terminó de convertirse en blanca dejando manchas en algunas partes. Sus padres pensaron que quizás no estaba hecho para ser un ángel de la luz, así que decidieron dejarlo con su padre y mostrarle lo que era la oscuridad, sin embargo esto tampoco funcionó, sus alas eran negras salvo por unas manchas blancas en el interior.

Debido a esto se pasó la infancia cambiando de plumaje una y otra vez, pero nunca tuvo un solo color, por lo que nunca fue aceptado en ninguno de los dos bandos, y fue convertido en un alas grises aun sin tener las alas de ese color. A pesar de que no era aceptado en ninguno de los dos bandos era capaz de sacar las energías de ambos, pues una ángel ya fuera blanco o negro se abastecía de la energía y la magia que había almacenada en el lugar al que siempre regresaban.

Ya con los años no le importó lo que los demás pensaran de él, era capaz de aprovechar lo mejor de ambos bandos, como era el mentir o el sanar las heridas de otros. Después de un tiempo de marchó de su casa y dejó a sus dos padres solos. Tefael viajó por todo el mundo sin prisa alguna hasta que un día se encontró con su madre que había ido a buscarlo, al parecer una guerra muy intensa había comenzado y había obligado a los ángeles puros a marcharse de la tierra para volver al Cielo. Él nunca hizo nada por impedir la guerra, tampoco por que prosiguiera, simplemente veía cómo algo normal que hubiera guerras, pues la naturaleza humana les obligaba a ello. Siguió su camino por el mundo, esquivando batallas y caminando en zonas tranquilas, hasta que de nuevo le llamaron, una niña que al igual que él podía quedarse en la tierra todo el tiempo que quisiera había nacido. Sorprendido de escuchar que era su prima, la hija del hermano de su madre, se fue volando hasta allí. 

Cuando llegó ya ella ya tenía 5 años, por que le habían avisado después de asegurarse de que de verdad no tenía necesidad de marcharse. A Tefael le resultó extraño que sus alas fueran totalmente blancas y sin embargo siguiera aquí, hasta que conoció a su madre una mestiza de mitad sangre ángel mitad humana. Allí supo que aquella joven no iba a poder ir nunca al cielo, y seguramente tampoco al infierno, se sentía tan identificado con ella que se quedó cerca a vivir por un tiempo y ayudar a su madre a cuidarla mientras el padre no estaba, y cuando éste llegaba él se marchaba un par de años a viajar por ahí. 

Una de esas veces, Tefael se había retrasado en llegar y cuando entró en la casa encontró una escena de lo más sangrienta, a la madre de Silya había muerto, le faltaba un ala y tenía la garganta cortada, además de evidencias de haberla torturado antes de que muriera... Y Silya se aferraba a su madre suplicando de que volviera, a ésta también le faltaba un ala, además de un brazo y multitud de signos de tortura. Él no pudo evitar que su ira creciera, por una vez que había apreciado algo, lo había perdido por su propia culpa. 

Sólo el consiguió sacar a Silya de la casa, y mas tarde empezar a curarla. Su ala y su brazo se regeneraron, pero no recuperó su color blanco puro. Para eso tardó años en los que asimiló lo sucedido, pero cuando lo logró empezó ha cumplir misiones para el cielo, Tefael supuso que era para distraerse y concentrarse en otra cosa así que decidió dejarle sola y verla de vez en cuando. Así lo hizo, cada cierto tiempo iba a visitarla y empezó a ver su mejoría, sobre todo cuando acogió a un pequeño niño demonio y lo trató cómo a su hermano. A él nunca le pareció mal aquello, tan solo extraño, pues eran demonios los que habían matado a su madre y ella iba y acogía uno. Pero al poco tiempo tuvo que admitir que el muchacho era un buen chico y de lo más responsable.

Con los años hicieron un trato de que cada uno o dos años como máximo se verían y se pondrían al corriente. 

-Gustos: ~

-Disgustos: ~

-Magia: ~

-Extra:

+ Adora a los gatos, es incapaz de no sentir fascinación por ellos, además parece ser que los gatos también le adoran a él, pues los atrae con facilidad.

+ Le encanta hacer bromas y crear pequeños disturbios cómicos.

+ Tiene la capacidad de mentir, al igual que muchas cualidades de los ángeles oscuros.

-Color de roleo: c2bec2



Nadie me explicó por qué me felicitaba, aunque tampoco le di tanta importancia después de ver que era así de cariñosa con todo el mundo. Mi sugerencia no pasó desapercibida consiguiendo que ambos se marcharan para limpiar la habitación y que Cryp terminara de vestirse. No tardamos nada en arreglar el cuarto volviendo a encender incluso las velas que ni siquiera necesitamos cuando llegamos.

Al salir Zahan se disculpó con nosotros por el ataque de su esposa, se notaba cuanto la amaba por su forma de mirarla y por su tono de voz "Menos mal que no hice ningún intento con ella" pensé agradecido de que mi voz pensante se dejó oír por encima de las demás. Llego a vislumbrar en Cryp unos ojos llenos de sentimientos negativos antes de que se dé la vuelta para marcharse. Esta vez soy yo el que mira a Zahan en forma de disculpa por como está Cryp, parecían ser unas personas que habían estado cuidando de él cuando yo no estuve para él, así que quería que al menos no perdieran esa amistad formada y que pudieran serle de ayuda en un futuro si yo llegaba a faltar.

Fui rápidamente en la dirección de Cryp para ver que se había encontrado con Silya e Isaro. Aunque me extraño verlos tan sonrientes, más fue mi extrañeza al ver que Isaro rodeaba a Silya por la cintura. Era un gesto muy posesivo y sin embargo él lo hacía con tanta normalidad que daba a entender que era habitual para ellos. -Sí, acabamos de volver- contestó Silya con una sonrisa muy cálida, Isaro pareció recordar algo por que nos miró a ambos con entusiasmo -Iba a preparar la comida, vendréis a comer ¿Verdad?- Sabía que Cryp quería decirme algo, pero si nos quedábamos solos ahora por negarnos a irnos con ellos seguramente sería incapaz de contarme todo lo que planeaba. Decidí dejar la elección de acompañarlos en sus manos, era él el que no parecía saber que hacer.



Última edición por clea el Mar Dic 19, 2017 2:12 pm, editado 2 veces

Ver perfil de usuario

901 Re: La guerra de los Mil Años el Mar Dic 12, 2017 11:07 am

Isaro

Aunque me había confundido con las palabras de Scar, diciéndole a Wendy lo del embarazo antes, no se molestó conmigo asegurándome que ella ya se lo había dicho a Silya. Estuvimos hablando los cuatro juntos de multitud de temas, como el viaje de Edahi, las plantas nuevas e incluso sobre algunos dibujos que había hecho por si querían probar a venderlos.

Durante los siguientes días permanecí bastante tiempo en casa, restaurando el jarrón con las pinturas y grabando nuestros nombres en la base. Sabía su apellido por Wendy, pero nunca había salido el tema así que jamás le dije el mío siendo ese lugar el primer sitio donde lo escribía. Había empezado ahorrar gracias al dinero que ganaba con los dibujos y los cuadros que me compraban algunos vecinos y algunas personas de la ciudad. Tenía algo en mente que quería comprar, sabía que era caro pero esperaba ser capaz de adquirirlo antes de que Scar diera a luz.

El pueblo seguía tan pacífico como siempre, aunque había algo que empezaba a notarse: Edahi y Mikka estaban hablando más que antes a solas. Aunque él dijo que no era lo que yo pensaba, estaba seguro de que debía de ser un tema delicado si solo lo hablaba con Edahi. Y ese tema fue un gran debate en casa, mientras que Scar decía que con Edahi solo tenía mucha confianza y que en realidad estaba interesada en mí, yo le aseguraba que estaba detrás de Edahi aun sabiendo que él estaba colado por Wendy… si es que lo sabía. Esa tarde el propio Edahi parecía bastante feliz parecía que pronto se desvelaría el secreto que ambos se habían traído entre manos.

Ver perfil de usuario

902 Re: La guerra de los Mil Años el Mar Dic 12, 2017 12:34 pm

Scar:
-Nombre: Marie Anne Limesground, "Scar"
-Edad: 89
-Descripción fisica: La piel de Scar es de un tono claro pero algo más oscuro que la de Wendy pues se pasa más tiempo al sol, sus ojos de un tono lavanda suave y el pelo violeta casi blanco, siempre atado en una coleta o trenza, casi nunca decorado con nada salvo algún lazo regalo de su amiga Wendy. Le gusta vestir cómoda, con camisetas simples de colores básicos, su chaqueta de "aventuras" y unos pantalones casi siempre destrozados por sus continuos viajesfuera de la casa. Le gusta llevar un a cinta al cuello como si fuera un collar y un par de pulseras que su hermana le dió cuando eran más pequeñas. A su espalda, dos enormes alas marrones creadas por Tefael le dan el aspecto de ángel que siempre quiso.


-Descripción psicológica:  Una chica fuerte, dura, borde y algo agridulce. Es muy directa cuando tiene algo que decir y no se corta un pelo al hablar. Es borde si la situación lo requiere pero sabe cuando debe mantenerse callada. Su caracter desaparece cuando ve un ciervo, pues es su animal favorito.
-Historia: Amaia y Eduardo, sus padres, abandonaron a Scar a sus siete años en la aldea donde ha crecido desde entonces, diciendo que iban a buscar a su hermana. Jamás volvieron. Scar no les odia, pero sabe que si volvieran no los trataria como padres. Se crió con ayuda de los padres de Cain, que la cuidaban como alguien más de la familia, y unos vecinos sin hijos, que la acogieron como tal. Estos han sido desde entonces sus padres, viven aun en la aldea, aunque ella decidió montarse su propia casa más cerca del bosque, bien camuflada, como refugio para un posible ataque. Su historia no es más compleja que eso.
La unica peculiaridad es que su padre era un ángel caido, por lo que la mancha de oscuridad devoró una de las alas de Scar antes de que esta comenzase a andar. Es una mutación genetica que no afectó a su hermana mayor.
-Gustos y disgustos:
+Correr junto a Ocho
+Nadar en el lago desnuda
+El pescado, en especial la trucha frita
+Aunque jamás lo admitirá, volver a ver a sus padres
+Isaro
-Luna nueva
-Eclipses
-Que se burlen por su unica ala
-....
-Poderes: Mantener la estabilidad en una caida
Arma sagradas (regalo de sus padres para que se protegiera), es una daga que hace mucho dejó de ser realmente sagrada
Curación
Vuelo
Si sus emciones se descontrolan, comienza a llover a su alrededor.
-Extras: Vive con Wendy en su casa junto al bosque, aunque visita a sus padres cada dos dias.
Tiene un perro llamado Ocho en el bosque. Entra a casa a dormir y come con ella. Ocho es un mestizo de Pastor alemán y Rottweiler y lo llamó asi por el antifaz que tiene en los ojos, que forma el simbolo infinito.
Es mitad guardían, mitad alquimista con un don innato mínimo para Miada, es decir, no cura las heridas, sino que las restaura. No sabe controlar el tiempo ni sabe que tiene este poder, ya que nunca se ha activado.
El nombre real de su hermana era Rilleta Kathleen pero, al ser muy largo y dificil, todos la llamaban cariñosamente Ricca.
Tiene una relación con Isaro y ha comenzado a vivir con él
Noté que Isaro comenzaba a pasar cada vez más tiempo en casa reparando el jarrón y la verdad es que me encantaba ver lo entusiasmado que estaba con cómo le esaba quedando. Me di cuenta de que había escrito nuestros nombre en la base y realmente me hizo muy feliz tanto saber su apellido como ver que era capaz de escribir ya sin problemas. Intenté controlar mis cambios de humor, pero si ya era dificil de normal, con el embarazo me era casi imposble. Me comportaba como una tonta la mayor parte del rato, abrazandolo y llorando por que no respondía lo suficientemente deprisa o incluso enfadandome por que el pájaro al que había ayudado por fin podía volar.
Pasado el resto del mes, mi tripa estaba algo más abultada y estaba emocionada, acariciandola cada vez que me encontraba distraida con algo o simplemente para ver como creía. Las nauseas estaban desapareciendo y aunque seguía teniendo problemas con ciertos alimentos, la felicidad que irradiaba era cada vez mayor. Wendy había pedido algo de ayuda a Denia para que no tuviera que ir yo a preguntar, aunque tenía muchas ganas de que por fin todo el mundo lo supiera. Dejando de lado mis planes para contarselo a todos, le pregunté a Isaro si el nombre de Clarisse le gustaba, por si resultaba que nuestro bebé era una niña.
No teniamos demasiadas noticias de Silya y Cain, que parecían pasarsel genial en algún lugar lejos de la aldea y tan solo le pedí que no contase nada a mi amigo hasta que llegasen de vuelta, quería darle una sorpresa. Isaro iba a acompañar a Zahán y Daion a la ciudad, relamente eso me iba perfecto pues quería hablar un poco con Ariel a ver si se le ocurría una idea para contarselo a todos sin que me ahogasen en abrazos y buscar algo de ropa ya que cada vez me molestaba más la que yo tenía. Wendy, en una de sus visitas, le pidió si podía acompañarles Eider, ya que parecía algo decaído pues aunque el resto de niños jugaban con él, se sentía solo durante las largas tardes a solas. A cambio de ayudarle con algo que mantenían en secreto.



Última edición por Adamaris el Miér Dic 20, 2017 4:24 pm, editado 1 vez


_________________

Ver perfil de usuario

903 Re: La guerra de los Mil Años el Mar Dic 12, 2017 1:36 pm


Edahi:


Nombre: Edahi Losarig

Edad:104

Descripción física: Lo más destacable de su apariencia es su larga cabellera roja intensa y sus ojos verdes cómo esmeraldas, de mirada fría y obstinada para algunos, a cálida y amable para los que se han ganado su amistad, que son la mayoría. Incluso con estas dos cosas que suelen resultar extravagantes, es una persona que se ve atractiva. No es especialmente alto ni musculoso, tampoco lo necesita para ser feliz. Cuando está con humanos o con Silya suele mostrar un rostro relajado, divertido, confiado y algo travieso. Pero todo cambia cuando los humanos son malvados o hay demonios cerca, se tensa de manera drástica y su cara muestra todo el odio y el enfado que tiene hacia los de su especie, normalmente sus colmillos son un poco más largos de lo normal, pero cuando se enfada se pronuncian bastante más sin que este muchas veces se de cuenta. Tiene una sonrisa muy cálida y energética, que hace que todo pareca más divertido y emocionante de lo que es.

imagen:

Nunca muestra su otra forma, por lo que todavía es un secreto para la mayoría.

Descripción psicológica: Es la persona más infantil que se puede encontrar, le encanta curiosear e investigar cosas simples cómo por qué se caen las hojas o que pasa con el agua que cae al llover. Es muy bondadoso y servicial, siempre que pueda hará algo por ayudar a quién sea. Edahi es leal a sus seres queridos, en especial a los que han convivido mucho tiempo con él y ya saben su secreto. Éste se divierte con cualquier cosa y hace que las personas a su alrededor también se lo pasen bien solo por verlo sonreír. Es una persona muy tierna y sincera a la que le gusta ver el mundo mejorar y avanzar poco a poco. Pero a pesar de todo esto tiene un lado serio y concienzudo que sabe cuándo tiene que aparecer para poner todo en orden. Al principio puede parecer algo contestón, arisco y rebelde, pero suele hacerlo para ver quién es digno de su confianza y respeto.

Historia: Al nacer en el infierno, su padre descubrió algo que nunca pensó que le ocurriría a él, su hijo no tenía ni una pizca de maldad en su interior, tampoco su aura era maligna. Preocupado por su bebé y el terrible futuro que le depararía si se quedaba en el infierno, decidió junto a su esposa, que ese bebé debía de ir al mundo humano para estar a salvo de las manos de sus semejantes. Y eso fue lo que hicieron, buscaron un lugar donde la guerra no había llegado y se lo dejaron a una familia que no podía engendrar hijos, con una carta que pedía que se la entregaran cuando este ya fuera adulto y donde explicaba el por qué de su abandono y lo mucho que lo querían de todos modos. Sus padres adoptivos aceptaron a Edahi sin vacilar ni un segundo y le otorgaron un nombre pues sus padres originales no se habían atrevido a darle uno.

Pasaban los años y Edahi crecía lentamente poco a poco, sin parar, pero demasiado lento para sus padres humanos, que no pudieron verle hacerse un hombre incluso despues de cuarenta años, ellos se murieron sin poder cuidarlo hasta el final, sin embargo en esos años Edahi fue el niño más feliz de universo, con unos grandes padres y aprendiendo muchas cosas sobre el mundo y sobre la vida. Cuando se quedó huérfano intentó buscarse un trabajo para poder tener dinero para comer algo, como le había dicho su papá poco antes de dormirse para siempre. Buscó y buscó, pero nadie le quería dar un trabajo pues para ellos no era más que un crío. Así pasó una decada en la que tuvo que robar y manipular sus palabras para conseguir comer y dormir bien.

Poco después conoció a Silya, ella lo acogió, lo cuidó, le dió ropa limpia y se lo llevó consigo de viaje por todo el mundo, con ella descubrió que tan grande era el mundo y todo el tiempo que tenía para conocerlo, también lo que él era y por qué no parecía crecer. Con esto aprendió a utilizar sus poderes y el arte de la espada para así poder ayudar a las personas. El tiempo pasaba y ella no envejecía gracias a que tampoco era humana, cada vez le cogía más cariño hasta que un día le pidió permiso para apellidarse igual que ella y así ser su "hermano", feliz con su nuevo apellido, fueron a celebrar que ahora eran una familia. Allí en ese hostal, se dio cuenta de que Silya no estaba indefensa ante los seres no-humanos y de cuan despreciables eran los demonios. Gracias a sus poderes no tuvo que preguntarle sobre el pasado a su querida hermanita que parecía tener recuerdos muy oscuros con los demonios, desde ese día odió a los demonios por todo lo que le habían hecho a Silya y por cómo se comportaban todos, por eso nunca entendió que ella lo acogiera y lo cuidara con tanto cariño y amor.

Cuando cumplió los cien decidió que debía dejarle hacer su trabajo a su hermana y él viajaría intentado ayudar a los humanos y cumpliendo las órdenes que como a Silya le eran dadas por unos ángeles. Se marchó con la única promesa de que una vez al año se reunirían y que si se necesitaban se llamarían para acudir al auxilio del otro.


Gustos:

Disgustos:

Poderes:

- Puede ver los sentimientos, los sueños y los recuerdos, también puede comérselos haciendo que desaparezcan del individuo.

- Es capaz de hacer dormir a las personas.

- Puede transportarse de un lado a otro a través del mundo de los sueños, es decir si encuentra a una persona o a un ser que este durmiendo cerca de donde quiere ir tan solo tiene que usar sus poderes para entrar físicamente en el sueño y luego salir, encontrandose en el lugar en el que está el que duerme.

-


Extras:

- Se suele comer las pesadillas, y los malos pensamientos de las personas, pero nunca se ha comido un recuerdo por malo que sea ya que piensa que es algo sagrado y que no debería ser tocado.

- Nunca a querido comprender a los demonios, simplemente no quiere tener nada que ver.

- No a leido la carta que le dejaron sus padres reales, pero tampoco a sido capaz de tirarla sin saber lo que hay dentro.

- Tiene una espada que le dieron los "superiores" cuando decidió irse por su cuenta, esta incrementa sus poderes y hace que los seres mágicos tarden más en regenerarse.


Color de roleo: a61e1e




El embarazo de Scar avanzaba con normalidad, mientras que yo seguía estancado en intentar hablar con Wendy sin encontrar muchas oportunidades que estuviéramos a solas y con algo de tiempo. Isaro estaba ahorrando para comprar algo que seguramente sorprendería mucho a Scar, Wendy también lo sabía así que juntos nos dedicamos a comprarle dibujos y pinturas para que pudiera ganar un poco más de dinero. Después de un tiempo tuvo suficiente dinero y habló con Zahán y Daion para irse en el próximo viaje a la ciudad.

Mientras tanto yo estaba hablando con Mikka, se había enamorado de alguien en la ciudad, pero estaba un poco asustada de saber cómo reaccionarían sus padres. Tras asegurarle que todo marcharía bien decidió traer a su pareja al pueblo para presentársela a todos sus familiares. Ese día la acompañé a la ciudad para que pudieran hablar antes de ver a Zahán y a Ariel, me sentí como si fuera el hermano mayor que la protege de los posibles peligros del camino… Mikka era una chica muy amable y en el camino de vuelta supe que había elegido a una persona similar a ella. No me importó que se tomaran de las manos o que tuvieran muestras de afectos, estaba más acostumbrado que otros a ver ese tipo de relaciones tan dulces y sólidas debido a mis viajes por el continente.

-Ya llegamos- avisé justo cuando estuvimos en la puerta de la casa de Zahán -Todo saldrá bien, ya sabes lo comprensivos que son. Fíjate en los padres de Laima o en Cryp y Tefael, nadie los juzga por ser como son- le dije a Mikka acariciándole el pelo poco antes de que recibiera un beso por parte de su novia que le decía las ganas que tenía de conocer a su familia. Ya sabía que no eran humanos como ella o Mikka, pero no parecía causarle ningún problema. Eso fue un gran alivio ya que si quería visitarla tendría que ver a muchos no humanos en el camino. Miré a Zahán con una sonrisa cuando abrió la puerta feliz de vernos de vuelta, quise decirle que ya me marchaba para dejarlos a solas, pero no podía negarme a su insistencia sobretodo sabiendo que Wendy estaba dentro hablando de algunas de las próximas clases.

Ver perfil de usuario

904 Re: La guerra de los Mil Años el Mar Dic 12, 2017 2:05 pm


Wendy:
-Nombre: Wendy D'font
-Edad: 20
-Descripción fisica: Una chica de cabellos largos, ojos color miel y piel clara. Es un poco más delgada de lo que a Scar le gustaría, pero se niega a comer más de lo que necesita. Suele llevar las manos limpias y las uñas arregladas, el pelo suelto decorado con un lazo y no utiliza ni pulseras ni colgantes, tampoco anillos. Le gusta ir con colores cálidos, como el marrón o el naranja, y prefiere los vestidos, a no ser que necesite llevar pantalones (por ejemplo, para ir a la montaña o ayudar en algo).



-Descripción psicológica:  Desde pequeña siempre ha sido una chica tímida pues sus padres, al ser un mitad ángel y una medio demonio no eran bien vistos en casi ningún circulo social. Le encanta la naturaleza y con su tía aprendió todo lo que pudo antes de que sus caminos se separasen, por lo que se enfada si alguien la hiere o ensucia. No le gusta hacer daño a los animales ni destrozar las plantas, por lo que prefiere no mirar cuando hay caza o talan para leña. Es muy dulce y amable, pero su timidez le impide mucha de la sociabilidad que le gustaría tener, por suerte para ella, Scar es un remolino. De llanto fácil y alegría contagiosa, parece más una niña cuando esta rodeada de algo que le gusta.
-Historia: Los padres de Wendy, su tía y su primo mayor se mudaron a la aldea improvisada cuando ella tan solo tenía tres años. Sus recuerdos de esa época son borrosos, pero el olor del valle, la tranquilidad y el haber huido de unos horribles ruidos nocturnos hicieron que la pequeña durmiese bien y sin problemas durante el resto del tiempo. Nicole, su tía, la alentó con su amor a la naturaleza, enseñandole a partir de los cinco años todo lo que sabía y la pequela podía aprender. Su madre, Martha, una medio demonio que había escapado por los pelos de la masacre a su familia, la cuidaba pero nunca la notó tan cariñosa como cuando estaba con su padre. Wendy no lo entendía y sus preguntas se respondian con "tiene un mal día, cielo". Jack, su padre, medio ángel, intentó enseñarle la magia que conocía, pero enseguida se dieron cuenta que las habilidades sobrenaturales de la pequeña no se desarrollarian si ella no quería. Y la pequeña, ignorando a sus maestros, salía corriendo tras una mariposa o se paraba a alimentar a cualquier animal.
Conforme crecía, algunas de las conversaciones qe antes pasaban inadvertidas para ella, fueron cobrando sentido. Su madre se había quedado embarazada sin proponerselo, Jack no quería hijos pero no había sido capaz de abandonar a Martha a su suerte. Siendo una niña no deseada, aunque si su madre la veía llorar o herida, si se paraba, no solía mostrar verdaderos signos de amor a su pequeña. Nicole, hermana de Jack, que no había podido tener hijos, le brindaba todo el cariño que su madre no le profesaba. Noir, su primo mayor, hijo del marido de Nicole, fruto de una relación anterior, un ángel, no era partidario de jugar con niñas. Él quería unirse al ejercito.
Cuando cumplió los 16 años, se escapó de casa, haciendo que su madre fuera tras él.  Algunas cartas llegaron durante los siguientes años, con su nuevo hogar, la novia de Noir y el nuevo hijo, un humano adoptado por parte de Nicole. Pero, tras un par de semanas sin noticias, los padres de Wendy tomaron rumbo a aquella morada, dejando a la joven en aquella aldea protegida, donde estaban seguros de que su vida continuaria tranquila y sin problemas. Le mandan una carta cada semana mínimo y, si no pueden, una paloma de luz, creada por Jack, la visita poco despues, para llevarle un regalo y quedarse con ella al menos unas horas.
-Gustos y disgustos:
+La naturaleza
+Los animales (sobre todo los zorros y serpientes) y las plantas (sobre todo la lavanda y la menta)
+Los dias con el cielo lluvioso
+La cecina
+Té de lavanda (Laimae) y menta
+Las noches donde las nubes rodean la luna.
+Cuevas oscuras
-Los sobrenaturales extremistas
-Su tio
-Que le pregunten algo y se la queden mirando muy fijamente
-Que Scar llore
-Poderes: No los ha desarrollado (por elección propia).
-Extras: Cuida de los niños de la aldea y es la profesora de naturaleza oficial, encargada de ir a por hierbas medicinales y separación de hongos venenosos. Vive con Scar desde hace relativamente poco, pero se lleva genial con ella. Ha aprendido medicina humana para complementar los conocimientos de Scar.
Me animaba mucho saber que Sca estaba encantada con la idea de ser madre, cosa que jamás se me habría ocurrido por mi misma. No quería contarlo todavía, asique tan solo unos pocos lo sabían, haciendo que cuando fui a casa de Ariel a hablar sobre el avance de la pequeña Abi en las clases, fuera el primer tema de conversación que surgió. Le conté que ya se le notaba la tripa y por eso, aunque siempre llevaba ropa holgada, ahora estaba siempre mucho más tapada. Zahán parecía realmente nervioso sin prestar casi atención a lo que estaba contandole.
-Lo siento -Se disculpó cuando le pregunté si se encontrba mal -Mikka nos ha dicho que hoy traería a su pareja a casa y no quiero que los niños molesten -Con esa mala escusa, el ángel salió del salón yendo a por los dos demonios endemoniados llamados Nara y Nero que ya estaban planeando maldades en la parte de arriba.
-Está nervioso -Admitió Ariel -, le da miedo asustarlo y que Mikka le odie -Su risa dulce me hizo sonreir, dudaba mucho que Zahán debiera preocuparse por eso, posiblemente era una de las personas más agradables que conocía, aunque pensandolo bien mi padre solía asustar a todo el mundo menos a mi. Un rato después, cuando ya estaba por terminar mi visita, llamaron a la puerta. Zahán, que estaba en otra habitación, apareció a toda velocidad, arreglandose la ropa con nerviosismo. Movió suavemente las alas y las cerró para no tirar nada antes de abrir. Pareció sorprendido pero no escuché mucho lo que ocurría, me puse a recoger todo para marcharme, ya que no queria molestar. Cuando levanté la mirada, me encontré que Edahi era el que había entrado y algunas dudas llenaron mi cabeza. No era el momento para hacerle preguntas estúpidas, recogí mis cosas y me levanté.
-Oh, Wendy, quédate -Me dijo Mikka increíblemente sonriente. Tras ellos entró una chica ligeramente sonrojada, que saludó a Ariel sabiendo rápidamente quién era y a mi, que no estaba muy segura. No supe bien como pero acabamos por quedarnos Edahi y yo como si formasemos parte de la familia.
-Falta Isaro, cielo, no tardarán en llegar -Le avisó Ariel, dandole un beso a Mikka en la cabeza. No me sorprendió que lo hubieran invitado, relamente era un miembro más de esa familia desde el momento en que Zahán lo reconoció. Mikka aceptó esperar, pero le enseñó mientras tanto la casa a la chica que nos miraba a todos con cierta vergüenza.



Última edición por Adamaris el Miér Dic 20, 2017 4:24 pm, editado 1 vez


_________________

Ver perfil de usuario

905 Re: La guerra de los Mil Años el Mar Dic 12, 2017 2:48 pm


Isaro:
*Nombre: Isaro Narabul


*Edad: 145 años


*Descripción física: Su cabello es morado claro con algunos mechones más oscuros, suele tenerlo un poco desordenado. La mirada violácea que tiene es amable y sincera, al igual que su sonrisa que desvela la tristeza que alberga en su interior. Las orejas le acaban en punta, que es lo que más puede destacar de él además de su color de pelo. Su cuerpo es delgado y elegante, para la mayoría de personas puede parecer frágil o delicado, pero a pesar de esa apariencia es capaz de resistir mucho además de que sigue teniendo la fuerza de un demonio. Tiene unas extrañas marcas que rodean ambos tobillos, que suele taparlas con lo que puede.

Cuando se transforma se vuelve un tigre gigante y feroz de color morado oscuro con rayas negras cruzando su cuerpo, los ojos le cambian a color azul cielo y se vuelven más felinos. Además le aparecen unos grandes colmillos superiores que le aportan la agresividad que en su otro cuerpo no impone.

Transformado y sin transformar:





*Descripción psicológica: Es una persona bastante tímida e insegura, siempre está disculpándose por todo lo que hace y agradeciendo lo que los demás hacen por él. Cuando lo conoces mejor, descubres a una persona cálida y amable que siempre intenta hacer lo mejor. Es muy paciente y difícil de enojar, pero cuando  su serenidad y calma son destrozadas atente a las consecuencias.

Sonríe con facilidad, pues cualquier cosa lo hace feliz. Nunca espera nada a cambio. Isaro también es algo cabezota y sincero, siendo unas de sus mejores facultades. Por desgracia es muy sensiblero y tiende a llorar con facilidad, aunque casi nunca por él mismo… más bien por lo que los demás sufren cerca suya.


*Historia: Nacido en Zéndikar, un reino más allá del horizonte, donde el mar es el mejor sustento para sobrevivir, vivió Isaro. No recuerda a sus padres o a algún tipo de familia que no fuera el sobrino del rey. En ese lugar apartado de la mayoría de culturas, los cazadores de demonios habitaba por todos lados y usaban a los demonios que conseguían coger de muy pequeños para usarlos a su antojo… es decir, los convertían en esclavos de la sociedad.

La mayoría de la gente los veía como simples humanos esclavos, pues solo los altos cargos y los cazadores sabían lo que eran realmente despreciándolos más que cualquier otra persona. Su dueño, el sobrino del rey, lo estuvo torturando tanto física como psicológicamente desde que no era más que un crío. Isaro estaba acostumbrado a todo aquello, aterrado de que se enfadaran con él vivía cada día obedeciendo las órdenes que le daba su señor, que siempre le recordaba que no podía escapar y que si lo intentaba llamaría a los cazadores para que acabaran lo que empezaron.

Daba igual cuantas heridas fueran hechas en su cuerpo, todas se curaban excepto las creadas con aquellos grilletes de tal extraño metal que no solo le era imposible de romper, sino que le abrasaba como si fuera fuego cuando a los humanos no les ocurría nada al tocarlo. Al parecer era algún tipo de arma para mantenerlo sujeto. El rey murió pronto y su hermano subió al poder… los años se sucedían y la monotonía ya se había instaurado en la mente de Isaro, el tiempo pasaba más rápido para los humanos, finalmente su dueño llegó al poder. Aunque eso no le interesaba a un esclavo como Isaro, pues su papel era el mismo que antes: divertir, entretener y obedecer.

Más rápido de lo que él creyó su amo, quién lo había estado torturando por más de 70 años falleció, dejándolo como regalo a su hijo que era tan cruel como el anterior dueño. No le cambió mucho la situación por el traslado, tan solo era menos veces castigado y cuando su dueño estaba feliz, mejor alimentado. Otros treinta años pasaron antes de que este humano falleciera. Isaro ya pensó que otro nuevo vendría para hacerlo su esclavo, pero no fue así, en su lecho de muerte el rey liberó a todos los demonios que habían sido obedientes toda su vida. Nadie estaba desacuerdo con esa decisión, pero ninguna persona se atrevía a contradecirlo sobretodo teniendo a tantos demonios que defenderían a su señor hasta la muerte. Los más disgustados fueron los cazadores que aceptaron con la única condición de que tenían que salir del reino y nunca regresar.

Sin grilletes, patria o dinero, Isaro vagó por las tierras cercanas haciendo lo único que se le daba bien además de las luchas contra otros esclavos, bailar. Se buscó un grupo ambulante con el que viajar y rehacer su vida desde cero intentando aprender qué era lo que le gustaba y lo que no, cómo funcionaba el mundo en realidad y cuántas personas eran amables con él sin saber nada sobre su pasado. En el grupo ambulante hizo una gran amiga que bailaba con él en las actuaciones y un pequeño amigo que tocaba la música, cantaba y hacía todas las cosas que los demás no querían, como era cocinar o curar a los que se herían en sus actuaciones. Estos dos eran Silya y Edahi.

Fueron tres los años que disfrutó con esta compañía, él nunca les dijo sobre su identidad, aunque ellos tampoco preguntaron ni informaron de la propia. Poco a poco el grupo ambulante se empezó a dirigir a Zéndikar, por lo que Isaro prefirió dejarlos. Lo que no se esperaba es que Silya y Edahi decidieran irse con él, los tres juntos escogieron cruzar el mar y cambiar de continente para llegar a aguas más tranquilas que son las actuales. Poco más de un año después Mitzrael apareció en su mundo y tras una sola noche, supo cómo amenazarlo para que se marchara con él y dejara a sus únicos dos amigos. Mitzrael, al igual que Silya y Edahi, sabía parcialmente de su pasado y averiguó que si Isaro volvía a su lugar de nacimiento o avisando a un cazador, sería asesinado o convertido de nuevo a la esclavitud.

Esto fue suficiente para que el sumiso de Isaro aceptara seguirlo. No fue hasta una semana más tarde que volvió a ver a Silya, aunque esta vez en su verdadera forma. Aquello lo dejó bastante sorprendido, más por que no lo hubiera descubierto en todo el tiempo que estuvieron juntos que en que matara a los compañeros que acababa de conocer. Esa vez fue la última vez que vio a Silya, y aunque ensangrentada la mirada de tristeza en el rostro de su amiga se quedó grabada en él hasta el día de hoy.

Los años pasaron, las torturas de Mitzrael eran peores que cualquier otra que hubiera tenido anteriormente, él conocía el límite físico de un demonio por lo que siempre rozaba la línea… y cuando se pasaba lo único que tenía que hacer era curar un poco o entregar algo de oscuridad para sanarlo antes de que se muriera. Isaro nunca supo si lo que tenía Mitzrael con él era odio o la simple relación amo-esclavo que había tenido anteriormente. Solo tenía que aguantarlo, no era tan difícil soportar algo así cuando solo cuatro años de tu vida habían sido en plena libertad… al fin y al cabo un esclavo siempre será visto como un esclavo…¿No?


*Gustos:
+Dulces
+Noches
+Bailar
+Canciones
+Visitar nuevos lugares
+Que las personas a su alrededor sean felices


*Disgustos:
+La comida salada


*Poderes:
(Todavía no los tengo decididos)


*Extra:

-Siempre que alguien levanta una mano para acariciarle o tocarle cierra fuertemente los ojos creyendo que lo van a golpear.

-Tiene miedo a los rayos, por que la mayoría de las veces Mitzrael lo torturaba así.

-No tiene dificultad en hablar de su pasado como tal, pues aunque no está orgulloso de él, no le ve nada por lo que no se deba contar.


*Color de roleo: 3f2380

Desde que habíamos decidido los nombres iba alternando cada vez para llamarlo Davor o Clarisse. Teníamos pensado preguntar a Ariel si podíamos saber el sexo del futuro bebé, quería acostumbrarme al nombre antes de que naciera y saludarlo todos los días despertar como hacía con Scar, salvo que por el momento solo podía darle un beso en la barriga para que supiera que su padre estaba ahí esperando a que viniera al mundo.

Limpié los pinceles antes de cambiarme de ropa, quería estar presentable ante el nuevo integrante de la familia de Zahán. Scar y yo bromeamos durante mucho rato que sería Edahi el novio, porque yo ya la tenía a ella, y nadie me había avisado de que Mikka me tuviera como pareja. Por el momento iba ganando yo gracias a ese descarte lógico de no ser un candidato, por no decir que además de Scar nadie me vería atractivo.

Al llegar nos encontramos con que Wendy y Edahi estaban allí -Perdón por tardar, quería limpiar los utensilios antes de venir- me disculpé segundos antes de que Ariel me saludara con su habitual abrazo oso y que Zahán me diera unas palmaditas en el hombro. Miré a mi alrededor sin encontrar a Mikka, sabía que estaba allí por su olor además de el olor de una persona desconocida "¿Una chica?" la fragancia era muy femenina para ser de un hombre. Efectivamente después de unos segundos ambas chicas aparecieron -Ya estamos todos- comentó Edahi con una sonrisa, parecía feliz de estar presente en un evento tan privado como aquel. La muchacha aunque un poco tímida por ver a tanta gente era muy agradable, se presentó como Elda, la novia de Mikka.




Silya:


Nombre: Silya Losarig


 
Edad: 142 años


 
Descripción física: Silya es rubia su cabello cae laciamente hasta mitad de la espalda, tiene una tez bastante pálida que le hace parecer que nunca ha trabajado en el campo ni caminado siquiera sobre él, por tanto muchas personas cuando la ven creen que es alguien importante. Sus ojos grandes y expresivos, son una mezcla entre el castaño y el dorado, que le hace destacar aún más. Su aspecto en general es de una muchacha bastante joven y frágil, a pesar de esto tiene una fuerza y velocidad sobre humana que la hace capaz de cosas bastante sorprendentes. Aunque lleve armas, no parece nada amenazante, más bien parece una chica sensata que nunca las usaría de verdad y que las tiene para no verse indefensa… grave error. Tiene una voz muy suave, dulce y tranquila que hace que cualquier cosa que diga, incluso un insulto, parezca bonito. Silya nunca alza la voz, ya que no considera agradable el gritar, por esto a veces es tan solo un murmullo que no se escucha realmente, pero de igual manera parece importante y te obliga a preguntar qué dijo. Ella tiene una sonrisa cálida y sincera que hace que cualquier cosa, por mala que sea parezca menos importante que antes, pero su mirada es tan expresiva que de vez en cuando refleja lo que tiene en su interior, y no siempre en tranquilidad y felicidad. Las alas de Silya son largas, bellas y totalmente blancas, aunque cuando mata a alguien o hace algo que luego le hace sentir culpable, sus salas se muestran en tonos grises claros. Éstas están todo el rato plegadas perfectamente sobre su espalda, sin que se noten en lo más mínimo, pero por si acaso siempre se pone capas que cubran su espalda. 
 
Imagen:


Descripción psicológica: Es una persona muy honesta consigo misma y con los demás, es bastante detallista. Silya transmite tranquilidad, calma y felicidad allá por donde va, ella se preocupa por todos los seres del planeta, y aunque no lo demuestre nunca quiere herir a nadie. Parece algo callada, pero ese silencio no es incómodo, tan solo le gusta el prescindir de tener que hablar tanto. A pesar de esto superficialmente aparenta ser una persona muy cálida, que es verdad muy en el fondo, pero entre la falsa y la real hay un estado en el que se muestra fría y desinteresada con aquellas personas que ha visto más de dos o tres veces, ya que no quiere cogerle cariño a seres tan efímeros como lo son los humanos o cualquier otro ser que habite allí. Silya tiene una cálida sonrisa para los que no conoce y para los que verdaderamente quiere, y da igual si la encuentras de mal humor, ella será amable y ayudará a lo que sea que necesites, eso sí, sino eres uno de sus objetivos. Ella es bastante solitaria, y no se da cuenta, porque protege a los que quiere sin involucrarse con ellos, incluso si ella tiene que salir herida no dudará ni un momento. Cuando no sabe que hay alguien a veces tiene una mirada triste en el rostro que muestra los restos de su pasado.
 


Historia: Ella era el ser más raro que habitaba en la tierra, hija de un ángel y una mujer mestiza mitad ángel mitad humana, Silya era tres cuartas partes de ángel, ella era el fruto del amor de sus padres, pero también era de la necesidad de un ángel que caminara por la tierra por tiempo indefinido, ya que los ángeles reales no podían pasar más de uno o dos años en la tierra seguidos y luego un periodo de algunos años hasta que volvían a poder pisar la tierra sin que esta los debilitara y los hiciera cambiar de bando y convertirse en un ángel caído que sí podían caminar por la tierra todo el tiempo. Ella se crió con su madre, feliz en un pequeño hogar en medio de ninguna parte, que tenía todo lo que necesitaban para vivir. Ambas eran felices juntas mientras Silya aprendía magia, pero pronto superó a su madre, ella tenía el nivel de casi un ángel, sin llegar a ser tan rápida ni fuerte. Aprendía rápido cualquier cosa que se le enseñara, desde leer hasta tirar con arco, pasando por multitud de disciplinas que no tardaba ni dos semanas en dominar a la perfección. 


Silya también quería mucho a su padre que venía cada cinco años para quedarse uno o dos años con ellas, con él aprendió a volar, que fue lo que más le costó. También se convirtió en una guerrera fuerte, tanto en la espada como en la magia, lo que ella no sabía era que la estaban entrenando para que fuera una protectora del orden y por consiguiente una asesina de humanos y a veces demonios. Siendo todavía cría se enteró de los planes que tenían para ella y simplemente los asimiló como necesarios para que pudiera vivir tranquila, pero eso no pudo durar más tiempo, un grupo de demonios liderados por un ángel caído irrumpieron en su pequeño hogar… se habían enterado mediante el soplo de aquel ángel recientemente caído, de que allí vivía una mestiza con su marido, y su pequeña hija. Ese año su padre no estaba para protegerlas, era la primera vez que ella se encontraba con demonios, y no supo actuar con suficiente rapidez. 


Fueron segundos, minutos u horas las que pasó mirando el cuerpo ensangrentado y cruelmente degollado de su madre, que tenía la mirada perdida dirigida hacia donde estaba ella. Los demonios la habían dejado vivir porque nunca se les pasó por la cabeza que ella fuera hija de un ángel original, pensaban que era hija de un humano e inofensiva con ese pequeño poder, sin embargo el ángel caído culpable de la muerte de su madre se había callado la verdad y le salvó la vida. Él sabía que por más que la hirieran y le doliera como a cualquier persona, ella sanaría, así que después de que los demonios se divirtieran un poco infligiéndole algunas heridas que le habrían causado la muerte si fuera casi humana, les ordenó retirarse, dejando a Silya sola en lo que había sido su antiguo hogar, junto con él cadáver de su preciosa madre a la que tanto había querido. Y allí se quedó llorando, sin comer ni beber durante días o quizás semanas, hasta que unos amigos de su padre la sacaron de allí en brazos y enterraron el cuerpo de su madre. 


Ellos se quedaron con Silya durante dos años, ayudándole a recuperarse de aquel gran trauma sin mucho éxito, sus alas eran cada vez más grises debido a que se sentía responsable de la muerte de su madre y poco después de la caída de su padre, que debido a la tristeza de saber que el alma de su amada había sido llevada al infierno y a su sentimiento de culpabilidad se convirtió en un ángel caído, pero nunca se alió con los demonios, tan solo caminaba por la tierra como un ser sin motivo de existencia, esperando encontrar algo que le hiciera volver a ser quien era. Desde ese día, nunca más se volvió a encontrar con su hija a la cual parecía haber olvidado casi por completo.


Después de unos años, Silya se recuperó y empezó con que tenían en mente los “superiores”, hacía bastantes años que se había iniciado una guerra interminable entre humanos, y por culpa de eso había gran odio, asesinatos, venganzas y maldad, que alimentaban y volvían más poderosos a los demonios, al mismo tiempo, hacía más débiles a los ángeles reales. Por tanto, ella tenía que evitar el mayor número de casos malignos, adelantándose a los acontecimientos, matando así a personas que no habían cometido asesinato para que sus almas no se corrompieran o influyendo para que no ocurriera aquello por lo que estaba debía intervenir. Nunca discutía las órdenes que recibía, pero de repente un día dejó de recibir órdenes, la guerra incrementaba y estaba haciendo imposible a los ángeles comunicarse con ella, y no podían desvelar lo que tanto tiempo habían ocultado, que ellos existían.
 
Gustos:
+ Naturaleza
+ Música
+ Personas
+ Tranquilidad
+ Silencio
+ Viento
+ Volar
+ Usar su magia para el bien
+ Defender a todas las personas
+ Sinceridad
 
Disgustos:
+ Mentiras
+ Recordar cualquier cosa de su pasado
+ Demonios asesinos
+ Humanos corruptos
+ Gritos
+ Suciedad de las ciudades
+ Guerras
+ Cadáveres
 
Magia: Se irá añadiendo con forme vayan apareciendo


Extras: 

Tiene multitud de poderes diferentes, que se irán desvelando poco a poco.

Aunque no lo admitiría Silya nunca aprendió a socializar, ni las ironías y sarcasmos, y esto a veces le dificulta el trabajo.

Por más edad que tenga, sigue teniendo un lado infantil que aparece algunas veces. 

Tiene un arco y un carcaj lleno de flechas y un mandoble. El mandoble cualquiera que intentara cogerlo le sería imposible porque pesa algo así como una tonelada, fue fabricado especialmente para ella, ya que las otras espadas tenían tan poco peso para ella que salían disparadas a cualquier lugar, o se rompían con tan solo coger la empuñadura.

Ella nunca ha odiado a los demonios, ya que no todos son malvados, ni se alimentan de los pecados de los seres vivos. Por eso piensa que hay que mirar a cada demonio individualmente y no como raza.

Color de roleo: f7e240


Permanecimos en Kuthanar varias semanas en las que conseguí que bailara conmigo algunas canciones. Cain era un poco patoso, pero me encantaba verlo intentando coordinarse conmigo, se esforzaba mucho y eso era de las cosas que más me gustaban de él. También fuimos a los mercados, encontrando una pequeña cadena plateada de tobillera que solo tenía unos tréboles del mismo color adornando la cadena. Me la puse siempre desde ese día, todas mis tobilleras antiguas se habían ido roto con el paso de las décadas así que tener una nueva me trajo mucha felicidad.

Él también parecía disfrutar de la ciudad, la comida y el hospedaje eran geniales. Siempre parecía estar sonriendo desde que llegamos, aunque su sonrisa empezó a aumentar cuando con sutilidad me preguntó por los otros vestidos cortos que sabía que había comprado al mismo tiempo que el celeste, y yo empecé a ponérmelos algunas noches.

No había ido de nuevo a la ciudad porque no me gustaba ir sola a un sitio tan animado, me gustaba hablar con alguien y disfrutar de la compañía en lugares como aquel donde todo irradiaba buenos olores, felicidad, música y sonrisas. -¿Por cuánto nos quedaremos?- le pregunté a Cain uno de los días, sabía que teníamos suficiente dinero para quedarnos por mucho tiempo, pero prefería volver al pueblo para ver cómo estaba Scar con el embarazo.

Ver perfil de usuario

906 Re: La guerra de los Mil Años el Mar Dic 12, 2017 3:35 pm

Cain / Sessaibushi:
-Nombre: Sessaibushi "Cain" DeepDark
-Edad: 130 años
-Descripción fisica: Su apariencia humana es similar a cualquier otro hombre que puedas cruzarte. Pelo algo más largo de lo habitual, de semblante duro, alto y ligeramente corpulento pero nada muy llamativo. Podría ser desde un soldado cualquiera hasta un panadero o un nómada. Apuesto y caballeroso pero con algo extraño. quizás tan solo un sentimiento de incomodidad cuando su mirada es muy fija o un miedo real a que se acerque. La unica diferencia son las orejas en forma de punta que oculta bajo el pelo.
Tras la rotura del sello, mostró su forma demoniaca. Su fuerza, velocidad y destreza se disparan. El color de ojos se torna ambarino y el pelo se alarga cubriendo su cuerpo. Le salen orejas, hocico y cola. Un lobo espectral ocupa el sitio en que antes había un hombre. Sin embargo, puede volver a su forma humana.
Forma humana

Forma demoniaca completa


-Descripción psicológica: A pesar de ser un demonio, su personalidad y educación lo mueve a ayudar a otras personas, humanos, ángeles o demonios, e intentará hacer lo que esté en su mano Esta es una forma de vivir muy amable y generosa, pero él sabe que es egoísta, pues más que hacerlo por otros, lo hace como compensación por lo ocurrido, para tener la conciencia tranquila.
Si bien sus poderes aumentan cuando los sentimientos negativos que lo rodean son más fuerte
s, este poder va quemándolo como ponzoña venenosa, volviendolo fuerte pero malvado. Por supuesto, no le gusta en absoluto la sensación de estar usando a los demás como canalizadores, por lo que busca liberar su propio poder sin que nadie tenga que odiar, matar o herir a otros. Solo tiene cariño por tres cosas, que lo acompañan en su viaje y de las que jamás se separa: Las espadas que su padre le regaló y una foto que tiene de su familia cuando aún estaban todos. 
Conoce su apellido real, pero no tiene cariño ni curiosidad por establecer contacto con sus abuelos, lo que sus padres le contaron fue más que suficiente para que todo el interés que sentia por esos demonios desapareciese. 


-Historia: En el mundo de los demonios, conocido como Infierno, no es extraño conocer el enlace entre dos demonios unidos por el interés paterno de aumentar su honor, orgullo y renombre. Allí donde la desolación y los sentimientos amargos son el pan de cada día, cuanto más poder se tiene, mayor respeto corresponde a la familia. Aunque las cosas han cambiado un poco, esta fue la razón de que Learty, una joven de la conocida familia demoníaca Rivernigth, huyera de lo que sus padres habían preparado para ella, de la mano del apuesto sirviente que vivía con ellos.
De esta aventura por los mundos, un amor dio paso a la relación clandestina de ambos jóvenes, que viajaron por el Infierno y la tierra humana conociendo sus costumbres y a sus gentes.
Veinte años después, el timbre de la mansión Rivernigth sonó con un apremiante tono de alarma. Al abrirse la puerta, la dulce Learty envuelta en lágrimas pidió ayuda. La guerra habia estallado en el mundo humano y los habia cogido en medio. Ni el avanzado estado en que se encontraba el embarazo de la chica, ni sus heridas o la presencia del marido de esta, herido gravemente, casi inconsciente, ablandó el corazón de sus padres, que cerraron las puertas fingiendo no reconocerla.
Obligandose a ser fuerte, Learty volvió al mundo humano con su marido. La casa era todo lo que tenian y desde ese momento decidieron dejar atras el apellido de ambos y comenzar la segunda parte de su aventura siendo la familia DeepDark, sin honor, sin conocidos, sin nada.
El doloroso parto tuvo lugar en el mundo humano, la madre quedo exahusta, por lo que Crypthorn tuvo que utilizar todos sus conocimientos en espadas, magia y la fuerza de la que disponia para proteger a su mujer y a su hijo, Sessaibushi, el nombre del hermano fallecido de Cryp.

Tras la recuperación y el encuentro de un lugar donde vivir, cuando el pequeño Sessai cumplia los tres años, sus padres tomaron la decision mas dificil. Al serle imposible ocultar su energia demoniaca, los humanos se sentian agresivos hacia el pequeño. Debian protegerlo. La forma mas segura para todos era aprovechar que los ojos del pequeño tenian un color humano para sellar su potencial y que, a ojos ajenos, fuera un niño humano como tantos otros, hasta que llegase la edad en que fuera capaz de cuidarse.
Para evitar que estuviera completamente indefenso, su padre le enseñó todo lo que sabia sobre espadas, reconociendo que Sessai era muy bueno en el manejo de estas, llegando a usar dos y superar a su padre a los 60 años (aparentando 16). Por su parte, Learty no queria enseñarle nada de poderes demoniacos, por lo que solo le contaron la verdad, evitando contarle lo que pudiera asustarlo.

Ajeno a ellos, la guerra avanzaba y cuando la familia se pensaba segura, un giro los separó, dejando al chico con su madre y al padre desaparecido. Delante de él, un ángel confundido atravesó a su madre con su propia arma. El sello que mantenia al demonio de Sessai oculto se rompió, liberandose. La cara del chico se alargó, sus dientes crecieron y cayo a cuatro patas. Un enorme lobo demoniaco de pelo morado claro y negro miraba a los hombres con ojos rojos, llenos de lagrimas. De un mordisco, enloquecido por el dolor de la perdida, mató a aquel que tenia mas cerca. Uno tras otro, todos murieron entre sus fauces, y solo el angel, que habia salido antes de que Learty muriera, estaba vivo. 
La consciencia de Sessai estaba apagada, y su moral y etica se habia quedado encerrada bajo los recuerdos de la reciente muerte de su madre. Sin ver nada, las muertes continuaron durante un rato, todo aquel que le atacaba, era despedazado, fuera quien fuera.
Nadie parecia capaz de pararlo, pero un lobo similar, de un color mas apagado pero de tamaño mayor consiguio tumbarlo. Mientras Sessai se revolvia, ambos, padre e hijo, volvian a su forma humana. No hicieron falta palabras, Crypthron lo sabia. Su esposa, la madre de Sessai, habia muerto. La sangre emanaba el olor de la desesperacion que intentaba ocultar de su hijo.
Sus caminos tardaron aun 1 año en separarse. Cuando una pista del angel causante de todo aquello hizo que Crypthorn olvidara su camino, las nuevas enseñanzas a su hijo para ayudar a su despertar repentino y ahogar el dolor de la perdida, para guiarse por la venganza en la que jamas habia pensado. La peticion de Sessai de que no lo hiciera tardo en hacer efecto, un par de semanas siguiendo al hombre, apagaron la llama del odio.
Si bien el poder de Crypthorn y Sessaibushi era cada vez mayor por la desesperacion de los humanos, ninguno queria seguir lo que su raza solia escoger. Aquel mundo era el que su madre habia elegido, en el que habian vivido durante tanto tiempo y donde ella habia muerto. En un viaje a la tumba de Learty, padre e hijo sabian el siguiente paso. Aventuras separadas, necesitaban pensar, digerir lo ocurrido. Crypthorn partio al anochecer en direccion norte. Sin despedidas, llantos o mentiras. Solo una promesa de reencontrarse cuando sus almas estuvieran recuperadas.
Seis años después, el dia a dia de Cain, el nombre humano que Sessai adopto por ser mas facil que el real, se basaba en ayudar a aquellos que lo necesitaban, a la fuerza si era necesario.

-Gustos y disgustos:
 +Las noches de luna llena
 +Ayudar a la gente
 +Su poder demoníaco cuando esta bajo control
 +Carne
 +
 -Matar por error
 -Descontrolarse
 -Quedarse bloqueado
 -Pescado

-Poderes:
*Poderes de demonio estándar:
Ver el aura de las personas: Al utilizarlo para aumentar su poder, desarrollaron la capacidad de ver las auras. Su forma y color es diferente en cada persona, pero solo se ven cuando el dueño siente algo fuerte. La textura es siempre similar a un vaho, semitransparente, no se "ve" a no ser que se mire.
Visiones de un futuro cercano: El leido debe estar dormido, inconsciente o en coma para poder ser objeto de este poder. El "ritual" es diferente para cada familia, pero el resultado es siempre el mismo, entre 5 y 10 segundos de una escena que ocurrira en el futuro. No es un poder exacto, podría mostrar un peligro, una pista o simplemente una imagen de lo que va a desayunar.
Sobrehumano: Su capacidad sobrehumana les permite moverse por zonas contaminadas sin sentir los efectos de estas (excepto radiación en grados altos)
Modificación temporal de apariencia demoniaca: A pesar de ser muy cansado, en ocasiones, los demonios utilizan la energía oscura ambiental para modificar a ojos de quienes les ven su apariencia demoniaca, no pudiendo cambiar su forma pero si ciertos aspectos como el color del pelo o las escamas, los ojos o el tamaño de los colmillos, incluso su aparición. Esto para quienes tienen mucho potencial mágico (como arcángeles o altos cargos infernales) se ve como una ilusión translucida sobre la verdadera apariencia del sujeto.
Absorción de sentimientos negativos: La ira, el miedo, el dolor y la venganza son algunos de los poderes que más energía y poder suministran a los demonios, que son capaces de utilizarlos a su favor.
*Poderes de Cain:
Velocidad aumentada: Como demonio lobo tiene la capacidad de correr grandes distancias a gran velocidad sin cansarse aunque, una vez pare, deberá descasar hasta reponerse.
Visión nocturna:
 Gracias a su naturaleza lobuna, es capaz de ver sin problemas en noches de luna nueva, tanto en su forma humana como demoníaca.
Alimentación animal: Esto es más una característica, pero por su forma de depredador puede comer carne cruda sin problemas para su organismo.
Comunicación:
 Puede entender y hablar con lobos.

-Extras: Sus padres escogieron un apellido nuevo para su familia, evitando asi dañar de alguna forma a la familia de la chica.
Entre sus ropas esconde una vieja foto de sus padres con él de niño, cuando sus poderes estaban ya sellados.
Le gusta ser un demonio, no odia su naturaleza, a pesar de arrepentirse de lo que hizo.
Tiene una relación con Silya
Debía agradecer a Isaro por la idea de llevarla allí, aunque había pasado ya bastante tiempo desde su cumpleaños, era el regalo que sin duda más le había gustado, si es que podía considerarse así. Me habría encantado poder estar allí hasta que se cansase, pero los días pasaban muy rápidamente y dejando de lado el dinero, sabía que estaría encantada de poder contarle a Isaro y Wendy el lugar que habíamos visitado.
En ese tiempo, por sorpresa para ella, acepté sus peticiones de bailar, seguía siendo completamente negado para ello, pero su paciencia y verla sonreir sin duda hacía que el mal rato que pasaba intentando no pisarla mereciese la pena. A cambio y para mi sorpresa, las alumnas de Silya no solo habían conseguido convencerla de comprarse el precioso conjunto color celeste por el que pregunté cierto día, sino que tenía otros que también hicieron que si ya era hermosa me quedase sin palabras para describirla, por suerte no tenía que hacerlo.
-¿Por cuánto nos quedaremos? -Lo pensé un momento, pero realmente seguíamos sin tener prisa y mantener la sonrisa de Silya allí era tan increíblemente fácil... Le di un beso en la mejilla.
-Podemos quedarnos hasta que te aburras -Bromeé, sonriendole -Pero estoy seguro de que si te digo de invitar a los demás no vas a negarte -Le dije. Mi oferta era simple, volver al pueblo esa misma semana, cuando ella quisiera y sugerirles a Isaro, Wendy y quizás Scar, si estaba de buen humor, visitar la ciudad durante unos días más, asi podría guardar algunas de las cosas que había comprado y que, realmente, en el viaje no necesitabamos.


Wendy:
-Nombre: Wendy D'font
-Edad: 20
-Descripción fisica: Una chica de cabellos largos, ojos color miel y piel clara. Es un poco más delgada de lo que a Scar le gustaría, pero se niega a comer más de lo que necesita. Suele llevar las manos limpias y las uñas arregladas, el pelo suelto decorado con un lazo y no utiliza ni pulseras ni colgantes, tampoco anillos. Le gusta ir con colores cálidos, como el marrón o el naranja, y prefiere los vestidos, a no ser que necesite llevar pantalones (por ejemplo, para ir a la montaña o ayudar en algo).



-Descripción psicológica:  Desde pequeña siempre ha sido una chica tímida pues sus padres, al ser un mitad ángel y una medio demonio no eran bien vistos en casi ningún circulo social. Le encanta la naturaleza y con su tía aprendió todo lo que pudo antes de que sus caminos se separasen, por lo que se enfada si alguien la hiere o ensucia. No le gusta hacer daño a los animales ni destrozar las plantas, por lo que prefiere no mirar cuando hay caza o talan para leña. Es muy dulce y amable, pero su timidez le impide mucha de la sociabilidad que le gustaría tener, por suerte para ella, Scar es un remolino. De llanto fácil y alegría contagiosa, parece más una niña cuando esta rodeada de algo que le gusta.
-Historia: Los padres de Wendy, su tía y su primo mayor se mudaron a la aldea improvisada cuando ella tan solo tenía tres años. Sus recuerdos de esa época son borrosos, pero el olor del valle, la tranquilidad y el haber huido de unos horribles ruidos nocturnos hicieron que la pequeña durmiese bien y sin problemas durante el resto del tiempo. Nicole, su tía, la alentó con su amor a la naturaleza, enseñandole a partir de los cinco años todo lo que sabía y la pequela podía aprender. Su madre, Martha, una medio demonio que había escapado por los pelos de la masacre a su familia, la cuidaba pero nunca la notó tan cariñosa como cuando estaba con su padre. Wendy no lo entendía y sus preguntas se respondian con "tiene un mal día, cielo". Jack, su padre, medio ángel, intentó enseñarle la magia que conocía, pero enseguida se dieron cuenta que las habilidades sobrenaturales de la pequeña no se desarrollarian si ella no quería. Y la pequeña, ignorando a sus maestros, salía corriendo tras una mariposa o se paraba a alimentar a cualquier animal.
Conforme crecía, algunas de las conversaciones qe antes pasaban inadvertidas para ella, fueron cobrando sentido. Su madre se había quedado embarazada sin proponerselo, Jack no quería hijos pero no había sido capaz de abandonar a Martha a su suerte. Siendo una niña no deseada, aunque si su madre la veía llorar o herida, si se paraba, no solía mostrar verdaderos signos de amor a su pequeña. Nicole, hermana de Jack, que no había podido tener hijos, le brindaba todo el cariño que su madre no le profesaba. Noir, su primo mayor, hijo del marido de Nicole, fruto de una relación anterior, un ángel, no era partidario de jugar con niñas. Él quería unirse al ejercito.
Cuando cumplió los 16 años, se escapó de casa, haciendo que su madre fuera tras él.  Algunas cartas llegaron durante los siguientes años, con su nuevo hogar, la novia de Noir y el nuevo hijo, un humano adoptado por parte de Nicole. Pero, tras un par de semanas sin noticias, los padres de Wendy tomaron rumbo a aquella morada, dejando a la joven en aquella aldea protegida, donde estaban seguros de que su vida continuaria tranquila y sin problemas. Le mandan una carta cada semana mínimo y, si no pueden, una paloma de luz, creada por Jack, la visita poco despues, para llevarle un regalo y quedarse con ella al menos unas horas.
-Gustos y disgustos:
+La naturaleza
+Los animales (sobre todo los zorros y serpientes) y las plantas (sobre todo la lavanda y la menta)
+Los dias con el cielo lluvioso
+La cecina
+Té de lavanda (Laimae) y menta
+Las noches donde las nubes rodean la luna.
+Cuevas oscuras
-Los sobrenaturales extremistas
-Su tio
-Que le pregunten algo y se la queden mirando muy fijamente
-Que Scar llore
-Poderes: No los ha desarrollado (por elección propia).
-Extras: Cuida de los niños de la aldea y es la profesora de naturaleza oficial, encargada de ir a por hierbas medicinales y separación de hongos venenosos. Vive con Scar desde hace relativamente poco, pero se lleva genial con ella. Ha aprendido medicina humana para complementar los conocimientos de Scar.
Isaro no tardó apenas en llegar y la mirada de Ariel se posó rápidamente en Scar y después bajo hasta su estómago. Con la ropa apenas se le notaba, tan solo parecía una arruga del jersey con una curiosa forma. Intercambiaron una mirada y ambas sonrieron, Scar incluso, sonrojandose levemente, pero claramente feliz. Le cedí mi sitio en el sofá, pero ella tan solo puso los ojos en blanco, murmurando una queja que evidentemente fue ignorada por completo. Apenas un minuto después de que ambos hicieran acto de presencia, Mikka y Elda volvieron al salón. Mikka abrazó a Isaro como a un hermano más y también a Scar, mirandola algo extrañada.
-Bueno... Elda, esta es mi familia -Dijo, antes de presentarnos uno por uno -Mis hermanos pequeños ya te los he presentado arriba, ellos son Isaro y Daion, mis hermanos mayores, esta es mi madre, Ariel y este mi padre, Zahán -La chica no se sorprendió y tan solo saludó con naturalidad. -Ellos son Scar, la novia de mi hermano, Edahi y Wendy, unos vecinos casi adoptados -Bromeó, haciendo que la chica se riese, realmente parecía que la familia no hacía más que crecer en todas las direcciones, absorbiendo a todo el que se cruzase -Y... ella es Elda... mi novia -La pequeña Mikka se sonrojó al mencionarlo, hacienod que Elda también se sonrojase y tartamudease un poco un "encantada". Zahán estaba increiblemente serio y Ariel se levantó a abrazar a la nueva integrante de la familia. Vi que Scar miraba de reojo a Isaro, parecía sorprendida y se limpió rápidamente algunas lágimas. Me reí al verla tan apurada por no parecer triste. Después tiró suavemente de la mano de Isaro para que se acercase y le murmuró algo al oido. Cuando él la miró, sonrió y asintió, como si le confirmase algo que acababa de permitirle hacer.



Última edición por Adamaris el Miér Dic 20, 2017 4:30 pm, editado 1 vez


_________________

Ver perfil de usuario

907 Re: La guerra de los Mil Años el Mar Dic 12, 2017 5:14 pm

Silya

Jamás me aburriría de un sitio como ese, podrían pasar años y siempre habría algo diferente en la ciudad: nuevos viajeros, mercancía de lugares lejanos, cambios en el menú de la taberna… cada día sería un gran día si era allí -Eso sería fantástico- respondí rodeándole con los brazos el cuello. Dudaba un poco que Scar quisiera salir del pueblo y por tanto Isaro tampoco lo haría, pero lo intentaría de todos modos quizás les gustaría tener un viaje juntos antes de que el bebé llegara.



Isaro

Al escuchar la presentación miré a Mikka con sorpresa, me había presentado como su hermano, era cierto que me consideraba como parte de esa familia, pero ver que ellos también pensaban en mí de ese modo me hacía querer llorar. No lo hice porque noté que Scar ya estaba llorando discretamente y si me veía a mí lo más probable era que el lugar se convirtiera en un río de lágrimas. Todo cambió cuando escuché las palabras de Scar haciéndome sonreír emocionado, había querido decírselo desde hace mucho y por fin podía hacerlo -Si somos hermanos entonces pronto tendremos otra persona en la familia- respondí feliz viendo que Zahán y Mikka me miraba con curiosidad, Ariel ya lo sabía al igual que Wendy y Edahi, y Daion parecía saberlo sin que nadie le dijera nada -Pronto serás tía- añadí haciendo que la atención que iba directamente a Elda cambiara a Scar y a mí. Al menos así podría sentirse más cómoda porque hablaríamos tanto del bebé que estaba por venir como de ella y de Mikka, por lo que ya no estaríamos todos centrados en cada palabra que dijera.

Ver perfil de usuario

908 Re: La guerra de los Mil Años el Mar Dic 12, 2017 6:05 pm

Cain / Sessaibushi:
-Nombre: Sessaibushi "Cain" DeepDark
-Edad: 130 años
-Descripción fisica: Su apariencia humana es similar a cualquier otro hombre que puedas cruzarte. Pelo algo más largo de lo habitual, de semblante duro, alto y ligeramente corpulento pero nada muy llamativo. Podría ser desde un soldado cualquiera hasta un panadero o un nómada. Apuesto y caballeroso pero con algo extraño. quizás tan solo un sentimiento de incomodidad cuando su mirada es muy fija o un miedo real a que se acerque. La unica diferencia son las orejas en forma de punta que oculta bajo el pelo.
Tras la rotura del sello, mostró su forma demoniaca. Su fuerza, velocidad y destreza se disparan. El color de ojos se torna ambarino y el pelo se alarga cubriendo su cuerpo. Le salen orejas, hocico y cola. Un lobo espectral ocupa el sitio en que antes había un hombre. Sin embargo, puede volver a su forma humana.
Forma humana

Forma demoniaca completa


-Descripción psicológica: A pesar de ser un demonio, su personalidad y educación lo mueve a ayudar a otras personas, humanos, ángeles o demonios, e intentará hacer lo que esté en su mano Esta es una forma de vivir muy amable y generosa, pero él sabe que es egoísta, pues más que hacerlo por otros, lo hace como compensación por lo ocurrido, para tener la conciencia tranquila.
Si bien sus poderes aumentan cuando los sentimientos negativos que lo rodean son más fuerte
s, este poder va quemándolo como ponzoña venenosa, volviendolo fuerte pero malvado. Por supuesto, no le gusta en absoluto la sensación de estar usando a los demás como canalizadores, por lo que busca liberar su propio poder sin que nadie tenga que odiar, matar o herir a otros. Solo tiene cariño por tres cosas, que lo acompañan en su viaje y de las que jamás se separa: Las espadas que su padre le regaló y una foto que tiene de su familia cuando aún estaban todos. 
Conoce su apellido real, pero no tiene cariño ni curiosidad por establecer contacto con sus abuelos, lo que sus padres le contaron fue más que suficiente para que todo el interés que sentia por esos demonios desapareciese. 


-Historia: En el mundo de los demonios, conocido como Infierno, no es extraño conocer el enlace entre dos demonios unidos por el interés paterno de aumentar su honor, orgullo y renombre. Allí donde la desolación y los sentimientos amargos son el pan de cada día, cuanto más poder se tiene, mayor respeto corresponde a la familia. Aunque las cosas han cambiado un poco, esta fue la razón de que Learty, una joven de la conocida familia demoníaca Rivernigth, huyera de lo que sus padres habían preparado para ella, de la mano del apuesto sirviente que vivía con ellos.
De esta aventura por los mundos, un amor dio paso a la relación clandestina de ambos jóvenes, que viajaron por el Infierno y la tierra humana conociendo sus costumbres y a sus gentes.
Veinte años después, el timbre de la mansión Rivernigth sonó con un apremiante tono de alarma. Al abrirse la puerta, la dulce Learty envuelta en lágrimas pidió ayuda. La guerra habia estallado en el mundo humano y los habia cogido en medio. Ni el avanzado estado en que se encontraba el embarazo de la chica, ni sus heridas o la presencia del marido de esta, herido gravemente, casi inconsciente, ablandó el corazón de sus padres, que cerraron las puertas fingiendo no reconocerla.
Obligandose a ser fuerte, Learty volvió al mundo humano con su marido. La casa era todo lo que tenian y desde ese momento decidieron dejar atras el apellido de ambos y comenzar la segunda parte de su aventura siendo la familia DeepDark, sin honor, sin conocidos, sin nada.
El doloroso parto tuvo lugar en el mundo humano, la madre quedo exahusta, por lo que Crypthorn tuvo que utilizar todos sus conocimientos en espadas, magia y la fuerza de la que disponia para proteger a su mujer y a su hijo, Sessaibushi, el nombre del hermano fallecido de Cryp.

Tras la recuperación y el encuentro de un lugar donde vivir, cuando el pequeño Sessai cumplia los tres años, sus padres tomaron la decision mas dificil. Al serle imposible ocultar su energia demoniaca, los humanos se sentian agresivos hacia el pequeño. Debian protegerlo. La forma mas segura para todos era aprovechar que los ojos del pequeño tenian un color humano para sellar su potencial y que, a ojos ajenos, fuera un niño humano como tantos otros, hasta que llegase la edad en que fuera capaz de cuidarse.
Para evitar que estuviera completamente indefenso, su padre le enseñó todo lo que sabia sobre espadas, reconociendo que Sessai era muy bueno en el manejo de estas, llegando a usar dos y superar a su padre a los 60 años (aparentando 16). Por su parte, Learty no queria enseñarle nada de poderes demoniacos, por lo que solo le contaron la verdad, evitando contarle lo que pudiera asustarlo.

Ajeno a ellos, la guerra avanzaba y cuando la familia se pensaba segura, un giro los separó, dejando al chico con su madre y al padre desaparecido. Delante de él, un ángel confundido atravesó a su madre con su propia arma. El sello que mantenia al demonio de Sessai oculto se rompió, liberandose. La cara del chico se alargó, sus dientes crecieron y cayo a cuatro patas. Un enorme lobo demoniaco de pelo morado claro y negro miraba a los hombres con ojos rojos, llenos de lagrimas. De un mordisco, enloquecido por el dolor de la perdida, mató a aquel que tenia mas cerca. Uno tras otro, todos murieron entre sus fauces, y solo el angel, que habia salido antes de que Learty muriera, estaba vivo. 
La consciencia de Sessai estaba apagada, y su moral y etica se habia quedado encerrada bajo los recuerdos de la reciente muerte de su madre. Sin ver nada, las muertes continuaron durante un rato, todo aquel que le atacaba, era despedazado, fuera quien fuera.
Nadie parecia capaz de pararlo, pero un lobo similar, de un color mas apagado pero de tamaño mayor consiguio tumbarlo. Mientras Sessai se revolvia, ambos, padre e hijo, volvian a su forma humana. No hicieron falta palabras, Crypthron lo sabia. Su esposa, la madre de Sessai, habia muerto. La sangre emanaba el olor de la desesperacion que intentaba ocultar de su hijo.
Sus caminos tardaron aun 1 año en separarse. Cuando una pista del angel causante de todo aquello hizo que Crypthorn olvidara su camino, las nuevas enseñanzas a su hijo para ayudar a su despertar repentino y ahogar el dolor de la perdida, para guiarse por la venganza en la que jamas habia pensado. La peticion de Sessai de que no lo hiciera tardo en hacer efecto, un par de semanas siguiendo al hombre, apagaron la llama del odio.
Si bien el poder de Crypthorn y Sessaibushi era cada vez mayor por la desesperacion de los humanos, ninguno queria seguir lo que su raza solia escoger. Aquel mundo era el que su madre habia elegido, en el que habian vivido durante tanto tiempo y donde ella habia muerto. En un viaje a la tumba de Learty, padre e hijo sabian el siguiente paso. Aventuras separadas, necesitaban pensar, digerir lo ocurrido. Crypthorn partio al anochecer en direccion norte. Sin despedidas, llantos o mentiras. Solo una promesa de reencontrarse cuando sus almas estuvieran recuperadas.
Seis años después, el dia a dia de Cain, el nombre humano que Sessai adopto por ser mas facil que el real, se basaba en ayudar a aquellos que lo necesitaban, a la fuerza si era necesario.

-Gustos y disgustos:
 +Las noches de luna llena
 +Ayudar a la gente
 +Su poder demoníaco cuando esta bajo control
 +Carne
 +
 -Matar por error
 -Descontrolarse
 -Quedarse bloqueado
 -Pescado

-Poderes:
*Poderes de demonio estándar:
Ver el aura de las personas: Al utilizarlo para aumentar su poder, desarrollaron la capacidad de ver las auras. Su forma y color es diferente en cada persona, pero solo se ven cuando el dueño siente algo fuerte. La textura es siempre similar a un vaho, semitransparente, no se "ve" a no ser que se mire.
Visiones de un futuro cercano: El leido debe estar dormido, inconsciente o en coma para poder ser objeto de este poder. El "ritual" es diferente para cada familia, pero el resultado es siempre el mismo, entre 5 y 10 segundos de una escena que ocurrira en el futuro. No es un poder exacto, podría mostrar un peligro, una pista o simplemente una imagen de lo que va a desayunar.
Sobrehumano: Su capacidad sobrehumana les permite moverse por zonas contaminadas sin sentir los efectos de estas (excepto radiación en grados altos)
Modificación temporal de apariencia demoniaca: A pesar de ser muy cansado, en ocasiones, los demonios utilizan la energía oscura ambiental para modificar a ojos de quienes les ven su apariencia demoniaca, no pudiendo cambiar su forma pero si ciertos aspectos como el color del pelo o las escamas, los ojos o el tamaño de los colmillos, incluso su aparición. Esto para quienes tienen mucho potencial mágico (como arcángeles o altos cargos infernales) se ve como una ilusión translucida sobre la verdadera apariencia del sujeto.
Absorción de sentimientos negativos: La ira, el miedo, el dolor y la venganza son algunos de los poderes que más energía y poder suministran a los demonios, que son capaces de utilizarlos a su favor.
*Poderes de Cain:
Velocidad aumentada: Como demonio lobo tiene la capacidad de correr grandes distancias a gran velocidad sin cansarse aunque, una vez pare, deberá descasar hasta reponerse.
Visión nocturna:
 Gracias a su naturaleza lobuna, es capaz de ver sin problemas en noches de luna nueva, tanto en su forma humana como demoníaca.
Alimentación animal: Esto es más una característica, pero por su forma de depredador puede comer carne cruda sin problemas para su organismo.
Comunicación:
 Puede entender y hablar con lobos.

-Extras: Sus padres escogieron un apellido nuevo para su familia, evitando asi dañar de alguna forma a la familia de la chica.
Entre sus ropas esconde una vieja foto de sus padres con él de niño, cuando sus poderes estaban ya sellados.
Le gusta ser un demonio, no odia su naturaleza, a pesar de arrepentirse de lo que hizo.
Tiene una relación con Silya
Silya estaba encantada con la idea y sin duda habia algo que no me contaba, pero no me importaba ya que eso no afectaba a su buen humor. Le di un beso cuando se colgo de mi cuello feliz por mi sugerencia, pero retrasando la vuelta al menos un día ya que teniamos algunos planes. La vuelta iba a ser aburrida comparada con esa semana tan intensa, habia tenido a Silya completamente para mi, sin misiones, sin planes, sin interrupciones. Intenté que esos días restantes fueran mucho más increibles que todos los demás para que no sintiera que se perdía algo. Visitamos un mercado de vendedores de lugares lejanos donde descubrí el amor de Silya por las tobilleras y pese a que no lo entendí completamente debia admitir que realmente le quedaba bien. La mañana en que partíamos me desperté lo más pronto que pude para subirle a Silya el desayuno, pero cuando llegué ella ya se habia despertado.
-Llego tarde -Dije, quejandome de broma y poniendo todo en la mesa para darle un beso -, ¿desayunamos? -Le pregunté con algo de hambre pero sin nada de prisa por salir de viaje. No me importaria quedarme un tiempo quietos, para descansar y estar con ella pero comprendia que debia realizar sus misiones celestiales, por eso no le dije nada y tan solo seguí con lo que teniamos planeado.

Scar:
-Nombre: Marie Anne Limesground, "Scar"
-Edad: 89
-Descripción fisica: La piel de Scar es de un tono claro pero algo más oscuro que la de Wendy pues se pasa más tiempo al sol, sus ojos de un tono lavanda suave y el pelo violeta casi blanco, siempre atado en una coleta o trenza, casi nunca decorado con nada salvo algún lazo regalo de su amiga Wendy. Le gusta vestir cómoda, con camisetas simples de colores básicos, su chaqueta de "aventuras" y unos pantalones casi siempre destrozados por sus continuos viajesfuera de la casa. Le gusta llevar un a cinta al cuello como si fuera un collar y un par de pulseras que su hermana le dió cuando eran más pequeñas. A su espalda, dos enormes alas marrones creadas por Tefael le dan el aspecto de ángel que siempre quiso.


-Descripción psicológica:  Una chica fuerte, dura, borde y algo agridulce. Es muy directa cuando tiene algo que decir y no se corta un pelo al hablar. Es borde si la situación lo requiere pero sabe cuando debe mantenerse callada. Su caracter desaparece cuando ve un ciervo, pues es su animal favorito.
-Historia: Amaia y Eduardo, sus padres, abandonaron a Scar a sus siete años en la aldea donde ha crecido desde entonces, diciendo que iban a buscar a su hermana. Jamás volvieron. Scar no les odia, pero sabe que si volvieran no los trataria como padres. Se crió con ayuda de los padres de Cain, que la cuidaban como alguien más de la familia, y unos vecinos sin hijos, que la acogieron como tal. Estos han sido desde entonces sus padres, viven aun en la aldea, aunque ella decidió montarse su propia casa más cerca del bosque, bien camuflada, como refugio para un posible ataque. Su historia no es más compleja que eso.
La unica peculiaridad es que su padre era un ángel caido, por lo que la mancha de oscuridad devoró una de las alas de Scar antes de que esta comenzase a andar. Es una mutación genetica que no afectó a su hermana mayor.
-Gustos y disgustos:
+Correr junto a Ocho
+Nadar en el lago desnuda
+El pescado, en especial la trucha frita
+Aunque jamás lo admitirá, volver a ver a sus padres
+Isaro
-Luna nueva
-Eclipses
-Que se burlen por su unica ala
-....
-Poderes: Mantener la estabilidad en una caida
Arma sagradas (regalo de sus padres para que se protegiera), es una daga que hace mucho dejó de ser realmente sagrada
Curación
Vuelo
Si sus emciones se descontrolan, comienza a llover a su alrededor.
-Extras: Vive con Wendy en su casa junto al bosque, aunque visita a sus padres cada dos dias.
Tiene un perro llamado Ocho en el bosque. Entra a casa a dormir y come con ella. Ocho es un mestizo de Pastor alemán y Rottweiler y lo llamó asi por el antifaz que tiene en los ojos, que forma el simbolo infinito.
Es mitad guardían, mitad alquimista con un don innato mínimo para Miada, es decir, no cura las heridas, sino que las restaura. No sabe controlar el tiempo ni sabe que tiene este poder, ya que nunca se ha activado.
El nombre real de su hermana era Rilleta Kathleen pero, al ser muy largo y dificil, todos la llamaban cariñosamente Ricca.
Tiene una relación con Isaro y ha comenzado a vivir con él
La emoción de Isaro se extendió como una ola por toda la habitación. Elda no sabia bien como actuar, pero Mikka saltó a abrazar a Isaro tras un momento de procesamiento. Me sonrojé cuando todos se quedaron mirándome y aún más cuando me preguntaron de cuanto estaba.
-D-de tres meses -Respondí ante la cara de sorpresa de Zahán, que se acercó tambien a felicitar a Isaro mientras Daion me molestaba por intentar ir a cazar asi -No estoy enferma -Le dije, molesta por su sobreprotección. Ariel sonreia con cariño mirando a Isaro y decidió llevar la atención lejos de ambas noticias para comer todos juntos, Wendy y Edahi incluidos. Mientras el resto se iba, vi que Ariel se quedaba atras.
-Isaro me dijo ayer que queriais saber el sexo del bebé -Me contó, haciendo que mirase a mi pareja, estaba muchisimo más entusiasmado de lo que habria creido y eso me tranquilizaba, todo iria bien, sin duda alguna. Cuando di mi aprobación para averiguarlo, hizo un pequeño conjuro que produjo una pequeña bolita dorada y se disolvió cubriendo mi pequeña tripa prominente. Zahán estaba asomado también mirando con ternura la escena, habria estado encantado de poder ser él quien estuviera en nuestra situación, pero saber que uno de los niños a quienes habia querido rescatar estaba tan feliz hacia que sintiera lo mismo que si fuera él.
-¡Es una niña! -Exclamó Ariel un par de segundos después, abrazandome. Las lágrimas que habia contenido momentos antes volvierona brotar, haciendo que tuviera que limpiarlas a toda velocidad.
-Lo siento -Me disculpé, riendo un poco, sintiendome algo mal por llorar en un momento asi, pero nadie más lo vio asi y nos dejaron a solas durante un momento. Me acerqué a Isaro para abrazarlo -Entonces creo que será Clarisse -Dije riendome por la repentina ilusión renovada de saber qué iba a ser, aunque no tenia ninguna preferencia estaba segura de que seria una niña tan feliz como su padre al menos.



Última edición por Adamaris el Miér Dic 20, 2017 4:30 pm, editado 1 vez


_________________

Ver perfil de usuario

909 Re: La guerra de los Mil Años el Miér Dic 13, 2017 4:46 pm

Silya

Miré a Cain animada y sonriente -Solo un poco- le aseguré sabiendo que había querido despertarme cuando volviera con la comida. Le devolví el beso antes de afirmar su pregunta y ponernos a desayunar -Cuando termine las misiones que cogí, dejaré de hacerlas durante un tiempo- comenté con tranquilidad mientras me llevaba algo dulce a la boca -No me vendrán mal unas vacaciones, así podremos hacer más viajes como estos- sonreí emocionándome con la sola idea de poder ir a muchos lugares que recordaba haber visitado, y de visitar a Edahi en el barco por otro tiempo, seguramente sería un trayecto divertido y así podría ver de nuevo al capitán y a Robert.



Isaro

Atrapé a Mikka en mis brazos cuando ella saltó, entre la presentación de su novia y la noticia de que iba a ser tía, seguramente sería un día inolvidable para ella y para muchos de los que estábamos allí. Sonreía como tonto viendo que la noticia había causado un gran impacto en el ambiente, todos parecían estar contentos por estas noticias y quizás también un poco sorprendidos, porque además de mí casi nadie conocía a la Scar romántica, cariñosa y tierna que realmente era. Agradecí las felicitaciones de Zahán que ya empezaba a reaccionar, pronto sería abuelo y a pesar de no llevar años conociéndolos, realmente quería criar al bebé para que los identificara como sus abuelos.

Todos se marcharon para preparar la comida y la mesa, sin duda la casa de Ariel era la más grande porque todos podían desaparecer en la casa cuando éramos trece personas o más en la casa. Me agaché para ver la barriga de Scar después de saber que sería una niña y de abrazarla hasta que estuvo satisfecha -Hola pequeña Clarisse, cuando crezcas serás tan hermosa e inteligente como tu mamá- le comenté aún sabiendo que no podía oírme ni entenderme -Te haré dibujos todos los días para que veas cuando seas mayor lo linda y adorable que vas a ser- añadí antes de besar la zona volviéndome a levantar para besar también a Scar -Te quiero- susurré con cariño volviéndola a besar antes de preguntarle si quería que fuéramos con los demás. Nos habían dejado el lugar para nosotros solos, y siendo una reunión supuse que la idea era estar todos juntos.



Tefael

Los días transcurrían con normalidad, mi preciosa estaba en el cielo cuidando de la gente patosa y mi princesa estaba enviando a la gente patosa allí. Por otro lado mi pequeño gatito prodigio seguía en el pueblo con Isaro y Wendy, en poco tiempo podríamos empezar a llevárnoslo de viaje a todos sitios, seguro que se emocionaría de saber eso. Me reí una de las veces al escuchar el comentario de Cryp -Prometo que no lo hago a posta- respondí, al parecer se había dado cuenta de que a mis tres hijos los apodaba con palabras que empezaban con "pr" pues cuando a Eider no lo llamaba gatito prodigio, lo llamaba pequeño príncipe por el aura que desprendía cuando estaba tranquilo y por toda la herencia que iba a recibir por mi parte -Si te pusiera uno a ti siguiendo esa norma sería predador o precito- lo rodeé con los brazos sabiendo que no se molestaría por que lo llamara precito, pues era nacido y criado en el infierno y si moría volvería a por él para sacarlo de allí. Aunque eso cada vez era menos probable gracias al cambio tan grande que había dado en los meses que estuvimos juntos.

Después de darle un beso me separé de él -¿Qué quieres hacer hoy? el día esta bastante soleado- le pregunté empezando a coger la capa para salir a dar un paseo. Las calles no estaban nunca con exceso de gente y con el sol en invierno seguramente le apetecería ver el lugar en vez de quedarse en la casa.

Ver perfil de usuario

910 Re: La guerra de los Mil Años el Jue Dic 14, 2017 6:19 am

Cain / Sessaibushi:
-Nombre: Sessaibushi "Cain" DeepDark
-Edad: 130 años
-Descripción fisica: Su apariencia humana es similar a cualquier otro hombre que puedas cruzarte. Pelo algo más largo de lo habitual, de semblante duro, alto y ligeramente corpulento pero nada muy llamativo. Podría ser desde un soldado cualquiera hasta un panadero o un nómada. Apuesto y caballeroso pero con algo extraño. quizás tan solo un sentimiento de incomodidad cuando su mirada es muy fija o un miedo real a que se acerque. La unica diferencia son las orejas en forma de punta que oculta bajo el pelo.
Tras la rotura del sello, mostró su forma demoniaca. Su fuerza, velocidad y destreza se disparan. El color de ojos se torna ambarino y el pelo se alarga cubriendo su cuerpo. Le salen orejas, hocico y cola. Un lobo espectral ocupa el sitio en que antes había un hombre. Sin embargo, puede volver a su forma humana.
Forma humana

Forma demoniaca completa


-Descripción psicológica: A pesar de ser un demonio, su personalidad y educación lo mueve a ayudar a otras personas, humanos, ángeles o demonios, e intentará hacer lo que esté en su mano Esta es una forma de vivir muy amable y generosa, pero él sabe que es egoísta, pues más que hacerlo por otros, lo hace como compensación por lo ocurrido, para tener la conciencia tranquila.
Si bien sus poderes aumentan cuando los sentimientos negativos que lo rodean son más fuerte
s, este poder va quemándolo como ponzoña venenosa, volviendolo fuerte pero malvado. Por supuesto, no le gusta en absoluto la sensación de estar usando a los demás como canalizadores, por lo que busca liberar su propio poder sin que nadie tenga que odiar, matar o herir a otros. Solo tiene cariño por tres cosas, que lo acompañan en su viaje y de las que jamás se separa: Las espadas que su padre le regaló y una foto que tiene de su familia cuando aún estaban todos. 
Conoce su apellido real, pero no tiene cariño ni curiosidad por establecer contacto con sus abuelos, lo que sus padres le contaron fue más que suficiente para que todo el interés que sentia por esos demonios desapareciese. 


-Historia: En el mundo de los demonios, conocido como Infierno, no es extraño conocer el enlace entre dos demonios unidos por el interés paterno de aumentar su honor, orgullo y renombre. Allí donde la desolación y los sentimientos amargos son el pan de cada día, cuanto más poder se tiene, mayor respeto corresponde a la familia. Aunque las cosas han cambiado un poco, esta fue la razón de que Learty, una joven de la conocida familia demoníaca Rivernigth, huyera de lo que sus padres habían preparado para ella, de la mano del apuesto sirviente que vivía con ellos.
De esta aventura por los mundos, un amor dio paso a la relación clandestina de ambos jóvenes, que viajaron por el Infierno y la tierra humana conociendo sus costumbres y a sus gentes.
Veinte años después, el timbre de la mansión Rivernigth sonó con un apremiante tono de alarma. Al abrirse la puerta, la dulce Learty envuelta en lágrimas pidió ayuda. La guerra habia estallado en el mundo humano y los habia cogido en medio. Ni el avanzado estado en que se encontraba el embarazo de la chica, ni sus heridas o la presencia del marido de esta, herido gravemente, casi inconsciente, ablandó el corazón de sus padres, que cerraron las puertas fingiendo no reconocerla.
Obligandose a ser fuerte, Learty volvió al mundo humano con su marido. La casa era todo lo que tenian y desde ese momento decidieron dejar atras el apellido de ambos y comenzar la segunda parte de su aventura siendo la familia DeepDark, sin honor, sin conocidos, sin nada.
El doloroso parto tuvo lugar en el mundo humano, la madre quedo exahusta, por lo que Crypthorn tuvo que utilizar todos sus conocimientos en espadas, magia y la fuerza de la que disponia para proteger a su mujer y a su hijo, Sessaibushi, el nombre del hermano fallecido de Cryp.

Tras la recuperación y el encuentro de un lugar donde vivir, cuando el pequeño Sessai cumplia los tres años, sus padres tomaron la decision mas dificil. Al serle imposible ocultar su energia demoniaca, los humanos se sentian agresivos hacia el pequeño. Debian protegerlo. La forma mas segura para todos era aprovechar que los ojos del pequeño tenian un color humano para sellar su potencial y que, a ojos ajenos, fuera un niño humano como tantos otros, hasta que llegase la edad en que fuera capaz de cuidarse.
Para evitar que estuviera completamente indefenso, su padre le enseñó todo lo que sabia sobre espadas, reconociendo que Sessai era muy bueno en el manejo de estas, llegando a usar dos y superar a su padre a los 60 años (aparentando 16). Por su parte, Learty no queria enseñarle nada de poderes demoniacos, por lo que solo le contaron la verdad, evitando contarle lo que pudiera asustarlo.

Ajeno a ellos, la guerra avanzaba y cuando la familia se pensaba segura, un giro los separó, dejando al chico con su madre y al padre desaparecido. Delante de él, un ángel confundido atravesó a su madre con su propia arma. El sello que mantenia al demonio de Sessai oculto se rompió, liberandose. La cara del chico se alargó, sus dientes crecieron y cayo a cuatro patas. Un enorme lobo demoniaco de pelo morado claro y negro miraba a los hombres con ojos rojos, llenos de lagrimas. De un mordisco, enloquecido por el dolor de la perdida, mató a aquel que tenia mas cerca. Uno tras otro, todos murieron entre sus fauces, y solo el angel, que habia salido antes de que Learty muriera, estaba vivo. 
La consciencia de Sessai estaba apagada, y su moral y etica se habia quedado encerrada bajo los recuerdos de la reciente muerte de su madre. Sin ver nada, las muertes continuaron durante un rato, todo aquel que le atacaba, era despedazado, fuera quien fuera.
Nadie parecia capaz de pararlo, pero un lobo similar, de un color mas apagado pero de tamaño mayor consiguio tumbarlo. Mientras Sessai se revolvia, ambos, padre e hijo, volvian a su forma humana. No hicieron falta palabras, Crypthron lo sabia. Su esposa, la madre de Sessai, habia muerto. La sangre emanaba el olor de la desesperacion que intentaba ocultar de su hijo.
Sus caminos tardaron aun 1 año en separarse. Cuando una pista del angel causante de todo aquello hizo que Crypthorn olvidara su camino, las nuevas enseñanzas a su hijo para ayudar a su despertar repentino y ahogar el dolor de la perdida, para guiarse por la venganza en la que jamas habia pensado. La peticion de Sessai de que no lo hiciera tardo en hacer efecto, un par de semanas siguiendo al hombre, apagaron la llama del odio.
Si bien el poder de Crypthorn y Sessaibushi era cada vez mayor por la desesperacion de los humanos, ninguno queria seguir lo que su raza solia escoger. Aquel mundo era el que su madre habia elegido, en el que habian vivido durante tanto tiempo y donde ella habia muerto. En un viaje a la tumba de Learty, padre e hijo sabian el siguiente paso. Aventuras separadas, necesitaban pensar, digerir lo ocurrido. Crypthorn partio al anochecer en direccion norte. Sin despedidas, llantos o mentiras. Solo una promesa de reencontrarse cuando sus almas estuvieran recuperadas.
Seis años después, el dia a dia de Cain, el nombre humano que Sessai adopto por ser mas facil que el real, se basaba en ayudar a aquellos que lo necesitaban, a la fuerza si era necesario.

-Gustos y disgustos:
 +Las noches de luna llena
 +Ayudar a la gente
 +Su poder demoníaco cuando esta bajo control
 +Carne
 +
 -Matar por error
 -Descontrolarse
 -Quedarse bloqueado
 -Pescado

-Poderes:
*Poderes de demonio estándar:
Ver el aura de las personas: Al utilizarlo para aumentar su poder, desarrollaron la capacidad de ver las auras. Su forma y color es diferente en cada persona, pero solo se ven cuando el dueño siente algo fuerte. La textura es siempre similar a un vaho, semitransparente, no se "ve" a no ser que se mire.
Visiones de un futuro cercano: El leido debe estar dormido, inconsciente o en coma para poder ser objeto de este poder. El "ritual" es diferente para cada familia, pero el resultado es siempre el mismo, entre 5 y 10 segundos de una escena que ocurrira en el futuro. No es un poder exacto, podría mostrar un peligro, una pista o simplemente una imagen de lo que va a desayunar.
Sobrehumano: Su capacidad sobrehumana les permite moverse por zonas contaminadas sin sentir los efectos de estas (excepto radiación en grados altos)
Modificación temporal de apariencia demoniaca: A pesar de ser muy cansado, en ocasiones, los demonios utilizan la energía oscura ambiental para modificar a ojos de quienes les ven su apariencia demoniaca, no pudiendo cambiar su forma pero si ciertos aspectos como el color del pelo o las escamas, los ojos o el tamaño de los colmillos, incluso su aparición. Esto para quienes tienen mucho potencial mágico (como arcángeles o altos cargos infernales) se ve como una ilusión translucida sobre la verdadera apariencia del sujeto.
Absorción de sentimientos negativos: La ira, el miedo, el dolor y la venganza son algunos de los poderes que más energía y poder suministran a los demonios, que son capaces de utilizarlos a su favor.
*Poderes de Cain:
Velocidad aumentada: Como demonio lobo tiene la capacidad de correr grandes distancias a gran velocidad sin cansarse aunque, una vez pare, deberá descasar hasta reponerse.
Visión nocturna:
 Gracias a su naturaleza lobuna, es capaz de ver sin problemas en noches de luna nueva, tanto en su forma humana como demoníaca.
Alimentación animal: Esto es más una característica, pero por su forma de depredador puede comer carne cruda sin problemas para su organismo.
Comunicación:
 Puede entender y hablar con lobos.

-Extras: Sus padres escogieron un apellido nuevo para su familia, evitando asi dañar de alguna forma a la familia de la chica.
Entre sus ropas esconde una vieja foto de sus padres con él de niño, cuando sus poderes estaban ya sellados.
Le gusta ser un demonio, no odia su naturaleza, a pesar de arrepentirse de lo que hizo.
Tiene una relación con Silya
El tiempo pasó increiblemente rápido con el contagioso buen humor de Silya que cada día estaba más sonriente y con menos ganas de irse, igual que yo, ero teníamos todo preparado y la habitaicón sería ocupada esa misma tarde. El desayuno no había salido del todo bien, pero eso no significaba nada, aún tenía un pequeño plan en mente. Recorrimos de nuevo algunas de las calles de esa mágica ciudad, con calma pues no teníamos nada de prisa, y la arrastré muy sutilmente hasta un puesto de flores que había al norte, guiandome ligeramente por mi olfato. La distraje un instante haciendo que su atención se dirigiera a otro lugar, agudizando mi oido por si medecía algo, ya que me alejé rápidamente y en silencio de su lado para comprarle algunas flores, tan solo un par, pues unos días antes se había parado a mirarlas en una casa más céntrica. Volví, esperando que no se hubiera percatado de mi desaparición pero, evidentemente, no podía competir contra su capacidad sensorial.
-Hoy me es imposible darte una sorpresa -Me quejé, bromeando, dandole las flores que, esperaba, le gustasen. Después de que ella encontrase todas las cosas preciosas del lugar, sin contarse a si misma por desgracia, cogí una de las flores a la que se le había partido el tallo, lo quité sin demasiado esfuerzo y se la coloqué en el pelo, al lado derecho de su cabeza. El color de los pétalos encajaba perfectamente con el de su pelo, sus ojos y su piel, haciendo que estuviera aún más hermosa que de costumbre, y eso era realmente dificil. Le di un beso, pues era evidente que aún la ponía ligeramente nerviosa que me quedase mirandola como si se tratase de una obra de arte y seguimos nuestro camino.
Pasamos por última vez por los lugares que más le gustaban, aunque casi cualquiera entraba en esa lista. Visitamos un pequeño puesto de metal del mercado, donde Silya había entablado amistad con el hijo del herrero, que le dio una pequeña mariposa un poco extraña, pero que él mismo había hecho. Nos quedamos un rato con él antes de continuar. Volvimos a la plaza de la fuente, donde comenzaba la zona del mercado, donde hicimos las últimas compras de víveres para el viaje, añadiendo a esto unos bollos que a Silya le habían encantado y que estaban realmente buenos. Ya no podíamos alargarlo mucho más si pretendíamos llegar a la mañana siguiente, pues aunque podríamos habernos transportado hasta allí, Silya me pidió ir de forma normal, parecía que había alguna cosa que requería tiempo y por eso no podíamos llegar antes. Preferí no preguntar ya que al hablar de ello sus ojos brillaban y sonreía como una niña con juguetes nuevos, era algo que realmente la hacía feliz, por eso preguntar estaba de más. Esta vez nos dirigimos a la puerta más grande de esa ciudad, donde los mercaderes nuevos hacían fila para entrar y aquellos que querían salir charlaban tranquilamente en su camino. Pese a que, por el rio de gente que se movía diariamente por allí, los precios del alojamientos y los hogares era realmente alto, no iba a dejar de venir por ello y mucho menos de traer a Silya, que suspiraba un poco a cada ciertos pasos que nos alejabamos de allí. Intenté mantener su ánimo tan alto como esos días, pero me era demasiado complicado pues aun se oía la música que salía de los instrumentos de la ciudad.
Llevabamos más de la mitad del camino, aún quedaba bastante rato para llegar, pero nuestro paso se había ralentizado un poco, por lo que al escuchar el gruñido del estómago de Silya la miré. Al levantar la cabeza me di cuenta que ya había pasado el mediodía y probablemente estaba hambrienta.
-Vamos a parar para comer -Le dije, aprovechando también que estabamos cerca de un bosque. Entramos en su interior y en el primer espacio que encontré, me agaché para que pudiera bajar. Después, cambiando lo que solía hacer, me alejé para transformarme y vestirme -Descansemos un poco, aún me duele la muñeca -Le dije al volver. En el camino, subiendo por la colina cercana a la ciudad, unas rocas habían cedido levemente bajo mi peso y había colocado mal la pata y por eso mi paso había sido algo más lento. Me senté a su lado, colocandome bien las espadas para que no molestasen mientras ella sacaba la comida que le apeteciese. El viento se oía moviendose por los árboles, pero después de terminar la comida, que no nos costó mucho, estaba seguro de que lo uqe oía eran pasos. Le hice a Silya un gesto de silencio y presté atención, pero tan solo eran unas pocas personas, cuatro como mucho, que caminaban por allí en silencio. No les di mucha importancia y simplemente nos comenzamos a preparar para continuar el camino que habíamos dejado pausado un momento.

Scar:
-Nombre: Marie Anne Limesground, "Scar"
-Edad: 89
-Descripción fisica: La piel de Scar es de un tono claro pero algo más oscuro que la de Wendy pues se pasa más tiempo al sol, sus ojos de un tono lavanda suave y el pelo violeta casi blanco, siempre atado en una coleta o trenza, casi nunca decorado con nada salvo algún lazo regalo de su amiga Wendy. Le gusta vestir cómoda, con camisetas simples de colores básicos, su chaqueta de "aventuras" y unos pantalones casi siempre destrozados por sus continuos viajesfuera de la casa. Le gusta llevar un a cinta al cuello como si fuera un collar y un par de pulseras que su hermana le dió cuando eran más pequeñas. A su espalda, dos enormes alas marrones creadas por Tefael le dan el aspecto de ángel que siempre quiso.


-Descripción psicológica:  Una chica fuerte, dura, borde y algo agridulce. Es muy directa cuando tiene algo que decir y no se corta un pelo al hablar. Es borde si la situación lo requiere pero sabe cuando debe mantenerse callada. Su caracter desaparece cuando ve un ciervo, pues es su animal favorito.
-Historia: Amaia y Eduardo, sus padres, abandonaron a Scar a sus siete años en la aldea donde ha crecido desde entonces, diciendo que iban a buscar a su hermana. Jamás volvieron. Scar no les odia, pero sabe que si volvieran no los trataria como padres. Se crió con ayuda de los padres de Cain, que la cuidaban como alguien más de la familia, y unos vecinos sin hijos, que la acogieron como tal. Estos han sido desde entonces sus padres, viven aun en la aldea, aunque ella decidió montarse su propia casa más cerca del bosque, bien camuflada, como refugio para un posible ataque. Su historia no es más compleja que eso.
La unica peculiaridad es que su padre era un ángel caido, por lo que la mancha de oscuridad devoró una de las alas de Scar antes de que esta comenzase a andar. Es una mutación genetica que no afectó a su hermana mayor.
-Gustos y disgustos:
+Correr junto a Ocho
+Nadar en el lago desnuda
+El pescado, en especial la trucha frita
+Aunque jamás lo admitirá, volver a ver a sus padres
+Isaro
-Luna nueva
-Eclipses
-Que se burlen por su unica ala
-....
-Poderes: Mantener la estabilidad en una caida
Arma sagradas (regalo de sus padres para que se protegiera), es una daga que hace mucho dejó de ser realmente sagrada
Curación
Vuelo
Si sus emciones se descontrolan, comienza a llover a su alrededor.
-Extras: Vive con Wendy en su casa junto al bosque, aunque visita a sus padres cada dos dias.
Tiene un perro llamado Ocho en el bosque. Entra a casa a dormir y come con ella. Ocho es un mestizo de Pastor alemán y Rottweiler y lo llamó asi por el antifaz que tiene en los ojos, que forma el simbolo infinito.
Es mitad guardían, mitad alquimista con un don innato mínimo para Miada, es decir, no cura las heridas, sino que las restaura. No sabe controlar el tiempo ni sabe que tiene este poder, ya que nunca se ha activado.
El nombre real de su hermana era Rilleta Kathleen pero, al ser muy largo y dificil, todos la llamaban cariñosamente Ricca.
Tiene una relación con Isaro y ha comenzado a vivir con él
Aunque me había dado algo de miedo la reacción de todos, realmente fue mucho más agradable de lo que esperaba. Daion seguía sin dejarme ayudar en nada que requiriese esfuerzo alguno, me quitaba las cestas de fruta, me impedía subir demasiado alto en la montaña y hasta me acompañaba a casa, donde se quedaba largo rato hablando con Isaro sobre pintura, caza y cualquier cosa que se le ocurría hasta que salía de la ducha y lo obligaba a marcharse a comer en su casa. Ariel y Zahán tambien se pasaban de vez en cuando a ver cómo estábamos y por supuesto Isaro estaba siendo mucho más cariñoso y atento de lo que había sido nunca. Mis cambios de humor se estabilizaron un poco, aunque no demasiado y mientras Isaro pintaba, si yo no tenía trabajo, visitaba a Wendy, que parecía casi la madre de Eider o quizás una hermana mayor. Ese día, ya que Isaro iba a irse a la ciudad con Eider, Zahán y Daion, los niños tenían clase y me aburría en casa, salí a dar una vuelta por las cercanías, Ariel me había recomendado no quedarme sentada siempre hasta que estuviera bastante más avanzado y ya que no tenía ni idea, procuraba seguir sus indicaciones todo lo posible. Aun era muy pronto, por supuesto, pero conforme los días pasaban, más aumentaban mis ganas de poder ver a mi bebé, a la que al final habíamos llamado Clarisse definitivamente. No quise aceptar ninguno de los muebles que nos daban para ella, no por que fuera pronto, sino por que quería que Isaro tuviera una lugar para él y mientras fuera un bebé no necesitaba una habitación propia, asi que solo acepté que cuando cumpliera siete meses de embarazo, nos trajeran una cuna escogida por todos. Sabía de sobra que Isaro habría querido modificar su habitación de pinturas para poner la de nuestra hija, pero había conseguido convencerlo, nos sería mucho menos costoso levantarnos si la cuna se encontraba al lado de la cama, además de que asi podía mirarla antes de dormir, siendo sin duda eso lo que consiguió terminar de convencerlo.



Última edición por Adamaris el Miér Dic 20, 2017 4:30 pm, editado 1 vez


_________________

Ver perfil de usuario

911 Re: La guerra de los Mil Años el Vie Dic 15, 2017 2:04 pm

Silya

Me hacía gracia que aunque siempre fuera tan atento conmigo y quisiera darme sorpresas, la mayoría de las veces lo descubría antes -Son preciosas- le aseguré oliendo la agradable fragancia que desprendían. El viaje había sido fantástico, tuvimos tiempo tanto para estar tranquilos paseando por calles silenciosas como para divertirnos juntos visitando el puerto, la playa o simplemente por la compañía mutua. Ese último día nos despedimos de todas las personas con las que habíamos congeniado prometiéndoles que si podíamos vendríamos pronto a visitarlos. Al ver la mariposa que me regaló supe exactamente dónde la colocaría que quedaría perfecta por su pequeño tamaño y su elegancia natural.

Caminamos durante bastante rato disfrutando del paisaje, era un poco triste volver al pueblo después de estar en la ciudad por tanto tiempo, pero quería ver a Scar y saber que tal llevaba el embarazo, también tenía ganas de saber si Isaro había conseguido su objetivo de ahorrar bastante para comprar lo que quería… seguro que elegía muy bien, después de todo era el que mejor sentido del gusto tenía de todos nosotros. Me sonrojé cuando Cain me miró al escuchar la queja que tenía mi estómago, había pasado más tiempo del que ninguno de los dos creía e iba siendo hora de almorzar. Lo miré preocupada pidiéndole que me dejara ver el brazo mientras comíamos para al menos revisar si estaba inflamado, con algún moretón o algo más grave. Al final solo me dejó después de que todo estuviera recogido listo para seguir nuestro viaje… estaba tan concentrada que no examiné las almas que se me acercaban. Y ese fue el error más grave que tuve por descuidarme de lo que me rodeaba.



Mitzrael

Pluma seguía con Sahaba, parecía que este último le había cogido cariño a la humana a pesar de mi advertencia de que no se apegara mucho a ella. Pluma era bastante silenciosa incluso para andar, no sonreía mucho ni se enfadaba cuando la castigaba o golpeaba por desquitarme, era como si estuviera acostumbrada a ese trato. Eso me extrañaba un poco ya que vivía en un pueblo muy pacífico, aunque recordando lo sucias y destrozadas que tenían las ropas empezaba a darme cuenta porqué no lloró ni dudó cuando remató a la gente que estaba tirada en el suelo: Nadie había sido amable con ella. De vez en cuando sonreía con gran calidez similar a la sonrisa de Silya, era como si me apreciara por cuidarle mínimamente dándole ropa de abrigo y comida casi todos los días. Me gustaba su inocencia, podía ser cruel sin que ella me odiara o intentara huir de mí, en cuanto Pluma veía que Sahaba y yo nos levantábamos no dudaba en hacer lo mismo… Si crecía lo suficiente no estaría mal tenerla como sirvienta, nunca se quejaba y era muy obediente, en unos años si seguía así no dudaría en hacer de ella mi nueva muñeca. Sin embargo eso nunca llegaría a suceder.

Caminábamos por el bosque cuando un ruido llamó la atención de Sahaba y Pluma, me sorprendía la buena audición que tenía la chiquilla pues yo no alcanzaba a oír nada cuando ambos giraron su rostro al mismo lugar, no estaba seguro de qué era pero noté que el demonio olfateaba el aire algo dudoso señalando la nueva dirección que tomaríamos. Él no solía equivocarse al decidir por lo que confié en que habría algo bueno en ese lugar… sino pagaría las consecuencias. Pluma se acercó más rápido cuando empezó a ver el claro, algo debía de haber llamado su atención y solo paró cuando ya estuvo allí desde lejos pude ver como saludaba con la mano alguien parecía estar en la zona, lo que no me imaginaba era quién era.

Ver perfil de usuario

912 Re: La guerra de los Mil Años el Vie Dic 15, 2017 3:23 pm

Cain / Sessaibushi:
-Nombre: Sessaibushi "Cain" DeepDark
-Edad: 130 años
-Descripción fisica: Su apariencia humana es similar a cualquier otro hombre que puedas cruzarte. Pelo algo más largo de lo habitual, de semblante duro, alto y ligeramente corpulento pero nada muy llamativo. Podría ser desde un soldado cualquiera hasta un panadero o un nómada. Apuesto y caballeroso pero con algo extraño. quizás tan solo un sentimiento de incomodidad cuando su mirada es muy fija o un miedo real a que se acerque. La unica diferencia son las orejas en forma de punta que oculta bajo el pelo.
Tras la rotura del sello, mostró su forma demoniaca. Su fuerza, velocidad y destreza se disparan. El color de ojos se torna ambarino y el pelo se alarga cubriendo su cuerpo. Le salen orejas, hocico y cola. Un lobo espectral ocupa el sitio en que antes había un hombre. Sin embargo, puede volver a su forma humana.
Forma humana

Forma demoniaca completa


-Descripción psicológica: A pesar de ser un demonio, su personalidad y educación lo mueve a ayudar a otras personas, humanos, ángeles o demonios, e intentará hacer lo que esté en su mano Esta es una forma de vivir muy amable y generosa, pero él sabe que es egoísta, pues más que hacerlo por otros, lo hace como compensación por lo ocurrido, para tener la conciencia tranquila.
Si bien sus poderes aumentan cuando los sentimientos negativos que lo rodean son más fuerte
s, este poder va quemándolo como ponzoña venenosa, volviendolo fuerte pero malvado. Por supuesto, no le gusta en absoluto la sensación de estar usando a los demás como canalizadores, por lo que busca liberar su propio poder sin que nadie tenga que odiar, matar o herir a otros. Solo tiene cariño por tres cosas, que lo acompañan en su viaje y de las que jamás se separa: Las espadas que su padre le regaló y una foto que tiene de su familia cuando aún estaban todos. 
Conoce su apellido real, pero no tiene cariño ni curiosidad por establecer contacto con sus abuelos, lo que sus padres le contaron fue más que suficiente para que todo el interés que sentia por esos demonios desapareciese. 


-Historia: En el mundo de los demonios, conocido como Infierno, no es extraño conocer el enlace entre dos demonios unidos por el interés paterno de aumentar su honor, orgullo y renombre. Allí donde la desolación y los sentimientos amargos son el pan de cada día, cuanto más poder se tiene, mayor respeto corresponde a la familia. Aunque las cosas han cambiado un poco, esta fue la razón de que Learty, una joven de la conocida familia demoníaca Rivernigth, huyera de lo que sus padres habían preparado para ella, de la mano del apuesto sirviente que vivía con ellos.
De esta aventura por los mundos, un amor dio paso a la relación clandestina de ambos jóvenes, que viajaron por el Infierno y la tierra humana conociendo sus costumbres y a sus gentes.
Veinte años después, el timbre de la mansión Rivernigth sonó con un apremiante tono de alarma. Al abrirse la puerta, la dulce Learty envuelta en lágrimas pidió ayuda. La guerra habia estallado en el mundo humano y los habia cogido en medio. Ni el avanzado estado en que se encontraba el embarazo de la chica, ni sus heridas o la presencia del marido de esta, herido gravemente, casi inconsciente, ablandó el corazón de sus padres, que cerraron las puertas fingiendo no reconocerla.
Obligandose a ser fuerte, Learty volvió al mundo humano con su marido. La casa era todo lo que tenian y desde ese momento decidieron dejar atras el apellido de ambos y comenzar la segunda parte de su aventura siendo la familia DeepDark, sin honor, sin conocidos, sin nada.
El doloroso parto tuvo lugar en el mundo humano, la madre quedo exahusta, por lo que Crypthorn tuvo que utilizar todos sus conocimientos en espadas, magia y la fuerza de la que disponia para proteger a su mujer y a su hijo, Sessaibushi, el nombre del hermano fallecido de Cryp.

Tras la recuperación y el encuentro de un lugar donde vivir, cuando el pequeño Sessai cumplia los tres años, sus padres tomaron la decision mas dificil. Al serle imposible ocultar su energia demoniaca, los humanos se sentian agresivos hacia el pequeño. Debian protegerlo. La forma mas segura para todos era aprovechar que los ojos del pequeño tenian un color humano para sellar su potencial y que, a ojos ajenos, fuera un niño humano como tantos otros, hasta que llegase la edad en que fuera capaz de cuidarse.
Para evitar que estuviera completamente indefenso, su padre le enseñó todo lo que sabia sobre espadas, reconociendo que Sessai era muy bueno en el manejo de estas, llegando a usar dos y superar a su padre a los 60 años (aparentando 16). Por su parte, Learty no queria enseñarle nada de poderes demoniacos, por lo que solo le contaron la verdad, evitando contarle lo que pudiera asustarlo.

Ajeno a ellos, la guerra avanzaba y cuando la familia se pensaba segura, un giro los separó, dejando al chico con su madre y al padre desaparecido. Delante de él, un ángel confundido atravesó a su madre con su propia arma. El sello que mantenia al demonio de Sessai oculto se rompió, liberandose. La cara del chico se alargó, sus dientes crecieron y cayo a cuatro patas. Un enorme lobo demoniaco de pelo morado claro y negro miraba a los hombres con ojos rojos, llenos de lagrimas. De un mordisco, enloquecido por el dolor de la perdida, mató a aquel que tenia mas cerca. Uno tras otro, todos murieron entre sus fauces, y solo el angel, que habia salido antes de que Learty muriera, estaba vivo. 
La consciencia de Sessai estaba apagada, y su moral y etica se habia quedado encerrada bajo los recuerdos de la reciente muerte de su madre. Sin ver nada, las muertes continuaron durante un rato, todo aquel que le atacaba, era despedazado, fuera quien fuera.
Nadie parecia capaz de pararlo, pero un lobo similar, de un color mas apagado pero de tamaño mayor consiguio tumbarlo. Mientras Sessai se revolvia, ambos, padre e hijo, volvian a su forma humana. No hicieron falta palabras, Crypthron lo sabia. Su esposa, la madre de Sessai, habia muerto. La sangre emanaba el olor de la desesperacion que intentaba ocultar de su hijo.
Sus caminos tardaron aun 1 año en separarse. Cuando una pista del angel causante de todo aquello hizo que Crypthorn olvidara su camino, las nuevas enseñanzas a su hijo para ayudar a su despertar repentino y ahogar el dolor de la perdida, para guiarse por la venganza en la que jamas habia pensado. La peticion de Sessai de que no lo hiciera tardo en hacer efecto, un par de semanas siguiendo al hombre, apagaron la llama del odio.
Si bien el poder de Crypthorn y Sessaibushi era cada vez mayor por la desesperacion de los humanos, ninguno queria seguir lo que su raza solia escoger. Aquel mundo era el que su madre habia elegido, en el que habian vivido durante tanto tiempo y donde ella habia muerto. En un viaje a la tumba de Learty, padre e hijo sabian el siguiente paso. Aventuras separadas, necesitaban pensar, digerir lo ocurrido. Crypthorn partio al anochecer en direccion norte. Sin despedidas, llantos o mentiras. Solo una promesa de reencontrarse cuando sus almas estuvieran recuperadas.
Seis años después, el dia a dia de Cain, el nombre humano que Sessai adopto por ser mas facil que el real, se basaba en ayudar a aquellos que lo necesitaban, a la fuerza si era necesario.

-Gustos y disgustos:
 +Las noches de luna llena
 +Ayudar a la gente
 +Su poder demoníaco cuando esta bajo control
 +Carne
 +
 -Matar por error
 -Descontrolarse
 -Quedarse bloqueado
 -Pescado

-Poderes:
*Poderes de demonio estándar:
Ver el aura de las personas: Al utilizarlo para aumentar su poder, desarrollaron la capacidad de ver las auras. Su forma y color es diferente en cada persona, pero solo se ven cuando el dueño siente algo fuerte. La textura es siempre similar a un vaho, semitransparente, no se "ve" a no ser que se mire.
Visiones de un futuro cercano: El leido debe estar dormido, inconsciente o en coma para poder ser objeto de este poder. El "ritual" es diferente para cada familia, pero el resultado es siempre el mismo, entre 5 y 10 segundos de una escena que ocurrira en el futuro. No es un poder exacto, podría mostrar un peligro, una pista o simplemente una imagen de lo que va a desayunar.
Sobrehumano: Su capacidad sobrehumana les permite moverse por zonas contaminadas sin sentir los efectos de estas (excepto radiación en grados altos)
Modificación temporal de apariencia demoniaca: A pesar de ser muy cansado, en ocasiones, los demonios utilizan la energía oscura ambiental para modificar a ojos de quienes les ven su apariencia demoniaca, no pudiendo cambiar su forma pero si ciertos aspectos como el color del pelo o las escamas, los ojos o el tamaño de los colmillos, incluso su aparición. Esto para quienes tienen mucho potencial mágico (como arcángeles o altos cargos infernales) se ve como una ilusión translucida sobre la verdadera apariencia del sujeto.
Absorción de sentimientos negativos: La ira, el miedo, el dolor y la venganza son algunos de los poderes que más energía y poder suministran a los demonios, que son capaces de utilizarlos a su favor.
*Poderes de Cain:
Velocidad aumentada: Como demonio lobo tiene la capacidad de correr grandes distancias a gran velocidad sin cansarse aunque, una vez pare, deberá descasar hasta reponerse.
Visión nocturna:
 Gracias a su naturaleza lobuna, es capaz de ver sin problemas en noches de luna nueva, tanto en su forma humana como demoníaca.
Alimentación animal: Esto es más una característica, pero por su forma de depredador puede comer carne cruda sin problemas para su organismo.
Comunicación:
 Puede entender y hablar con lobos.

-Extras: Sus padres escogieron un apellido nuevo para su familia, evitando asi dañar de alguna forma a la familia de la chica.
Entre sus ropas esconde una vieja foto de sus padres con él de niño, cuando sus poderes estaban ya sellados.
Le gusta ser un demonio, no odia su naturaleza, a pesar de arrepentirse de lo que hizo.
Tiene una relación con Silya
Silya enseguida se preocupó por mi muñeca, me sorprendió que se acordase de la herida que mi padre me había hecho cuando ni yo mismo la había tomado en cuenta. No acepte que me mirase la muñeca desde un principio, no era nada, tan solo de haberla apoyado mal un momento. Tras unas cuantas insistencias, le acerqué el brazo, que se apresuró a mirar para asegurarse de que no estuviera inflamado ni nada similar. Dejé que mirase con tranquilidad, sonriendole cuando por fin se dio cuenta de que como mucho tendríamos que movernos un poco más lento durante el resto del día, pero que no era preocupante. Algo moviendose en las cercanías me hizo girarme, una de las personas que llevaba oyendo desde hacía un rato nos saludaba. Tenía ojeras y estaba realmente pálida pero era...
-¿Eva? -No era ella, sus ojos estaban viendo con mucha claridad y pese a que sonreía no fui capaz de deducir si nos conocía o no. Mi atención estaba completamente centrada en ella, por su increible parecido con nuestra demonio ciega, su pelo era más largo, parecía realmente cansada o triste y su aura estaba realmente emocionada por alguna razón, pero el olor que llegó un instante antes de ver aparecer al ex-compañero de Isaro  hizo que mi tensión comenzase a crecer rápidamente.
-Mitzrael -Murmuré un segundo antes de que apareciese. Por la expresión de su cara, tambén era una sorpresa para él, aunque apenas duró, pues cuando su sonrisa parecía no poder crecer más, con un gesto rápido, enterró un arma que no había visto en el estómago de la falsa Eva, que tardó en darse cuenta de que sangraba. La niña se desplomó con un ruido sordo, desangrandose demasiado deprisa como para poder sobrevivir sola. Eché la mano para agarrar a Silya, pero se cerró en el aire y de repente vi como se acercaba rápidamente a Mitzrael que parecía no creerse lo que estaba ocurriendo, al igual que yo. Me tranquilicé al ver que intentaba ayudar a la pobre chica pero me molestaba que fuera tan imprudente de darle la espalda al maldito de su asesino.
-No la toques -Le dije al ver como empezaba a moverse. Obviamente, me ignoró y no solo eso, sino que su lacayo estaba cerca con la misma sonrisa que él. Ya que no tenía nada para apartarlo, simplemente me metí en medio, mientras no hirieran a Silya no tenía problema en acabar con algún corte. En cuanto conseguí rozarlas, no queriendo dejar atrás a la persona por la que se había arriesgado, activé el "regalo" de Tefael para mandarlas con Emeriel, esperando que por ese momento no hubiera perdido la batalla. Agité mis orejas molesto y al abrir los ojos no solo me fijé en que tenía hocico, sino que mi alrededor no era un bosque como hasta segundo antes.
-Tefael -Gruñí con una voz gutural provocada por mi semitransformación abruptamente cortada por el exceso de energía pura de mi alrededor. Me puse la mano en el pecho, notando como la oscuridad que me formaba estaba poco a poco purificandose de una forma realmente dolorosa. No quería ni pensar en lo que debía estar sintiendo la chica herida... pero no era algo del lugar... sino de la compañía. Un hombre con alas murmuraba palabras que me hacían gruñir y querer atacarlo, pero no quería soltar a Silya hasta asegurarme de que estaba a salvo, para despues ir a por el dálmata con alas y matarlo por engañarme.



Última edición por Adamaris el Miér Dic 20, 2017 4:31 pm, editado 1 vez


_________________

Ver perfil de usuario

913 Re: La guerra de los Mil Años el Sáb Dic 16, 2017 3:43 pm

Mitzrael

Mis manos estaban totalmente ensangrentadas. Para cuando me había dado cuenta ya había apuñalado a Pluma, no tuve esa intención en un principio, pero ver a Cain y Silya tan cerca me enervó de sobremanera. Prefería haber tenido a Pluma como una segunda muñeca por su docilidad, sin embargo ya se estaba desangrando y no había manera de remediarlo, al ser una humana las posibilidades de que sobrevivieran a las curas eran mínimas debido a su débil y frágil cuerpo.

Suspiré resignado, había podido ver como Sahaba me miraba sorprendido seguramente no imaginando la muerte de nuestra pequeña compañera de viaje. -Ya te avisé- comenté con una sonrisa maliciosa, además de Sahaba nadie podía estar cerca mía sin correr peligro de que los intentara asesinar. Me sorprendió que Silya viniera directamente a mí después de la última vez creí que tendría que usar la fuerza bruta para conseguirla… me cabreó ver que ni siquiera me prestaba atención teniendo ojos solamente para la niña casi muerta "Le importo menos que un desconocido" pensé arrugando el entrecejo y estirando la mano hacia ella. Quería que se fijara solo en mí, aun si tenía que hacerle daño para ello.

Cuando casi la tuve agarrada por el pelo se esfumó como si nunca hubiera estado allí -Tefael- murmuré maldiciendo, era muy evidente que era él, nadie podía hacer ese tipo de conjuros de luz en seres infernales. Solo alguien que podía insertar ambas magias sería capaz de ello y siendo un familiar de Silya no dudé en que Tefael sería quién los estaba ayudando para que no pudiera cumplir mis sueños -Avisa a los chicos... vamos a hacerles una visita- le ordené con una sonrisa que lo decía todo, me iba a cobrar esa descortesía para que escarmentaran de una vez por todas.



Silya

Fue instintivo el acercarme a la chica, los que no fueran guardianes no lo verían, pero tenía un alma muchísimo más grande que una persona común. Un humano no soportaría tener un alma que ocupaba más de tres metros a su alrededor cuando lo normal era que fueran del mismo tamaño que el cuerpo o incluso menor. Ella no era humana, pero tampoco tenía sangre angelical porque la habría podido detectar… solo había una posibilidad y viendo lo mucho que se parecía a Eva, lo tenía más que claro.

Me puse rápidamente a curarla o al menos a detener la hemorragia para que no perdiera más sangre de la que ya había perdido sin acordarme de que tenía a Mitz delante. Solo llevaba unos segundos curando a la pequeña cuando sentí que alguien me tocaba antes de aparecer en un lugar que aunque conocía muy bien ni siquiera se me había pasado por la cabeza en mucho tiempo.

Antes de poder reaccionar el ángel que nos encontró estaba intentando purificando a Cain -Tenemos una niña herida- comenté esperando que parara de hacerle daño a mi querido lobo. Aunque dudó un momento siguió con la purificación hasta que se escuchó un sonoro golpe y un grito de dolor el pobre ángel estaba agachado cubriéndose una de sus piernas que había sido golpeada con una patada procedente de Emeriel -¿¡Qué estás haciendo idiota!? ¿¡Cómo se te ocurre purificar a un demonio!?- aunque al chico se le habían saltado las lágrimas por el doloroso golpe inmerecido no dudó en responder que ese era su trabajo -¡Tu trabajo es curar a las personas estúpido! Además…¿¡No se te ha ocurrido pensar lo que le pasará si lo purificas!?- las respuestas del joven no parecieron satisfacerla ya que él no entendía  porqué estaba defendiendo al demonio y ella estaba empezando a enfadarse como cuando Tefael se hace daño innecesariamente -… Seguimos teniendo una niña herida- comenté preocupada de que mi magia no fuera suficiente para salvarla. Mis palabras activaron el modo de trabajo de Mer que no dudó en acercarse para ver a la niña y ponerse a sanarla.



Isaro

Había conseguido ahorrar más dinero del que en un principio había pensado, así si era más caro podría permitírmelo igualmente. Todos los días dormía abrazado a Scar y a Clarisse, deseándoles buenas noches a ambas con ganas de ver pronto a mi pequeña hija a la que no dudaría en mimar y darle todo el amor que por desgracia yo nunca pude tener en mi infancia.

Daion y yo habíamos empezado a hablar más a menudo, cuando Scar estuviera de más meses no podría ayudar con los trabajos del pueblo por lo que yo me encargaría de cazar con ellos, de recolectar y de pescar. La caza no era algo que me agradara, pero necesitábamos la comida y no podía depender siempre de lo que nos dieran o de lo que trajera Scar. También había intentado cambiar el cuarto de dibujo para que Clarisse tuviera su propia habitación, pero perdí la batalla por gustarme demasiado la idea de verla dormir todas las noches.

En pocos días sería cuando fuera a la ciudad, y cada día que pasaba me emocionaba más ¿Le gustaría a Scar?¿Estaría feliz? Esperaba que sí, o que al menos no se enfadara por gastar dinero en algo como aquello.

Ver perfil de usuario

914 Re: La guerra de los Mil Años el Sáb Dic 16, 2017 8:22 pm

Cain / Sessaibushi:
-Nombre: Sessaibushi "Cain" DeepDark
-Edad: 130 años
-Descripción fisica: Su apariencia humana es similar a cualquier otro hombre que puedas cruzarte. Pelo algo más largo de lo habitual, de semblante duro, alto y ligeramente corpulento pero nada muy llamativo. Podría ser desde un soldado cualquiera hasta un panadero o un nómada. Apuesto y caballeroso pero con algo extraño. quizás tan solo un sentimiento de incomodidad cuando su mirada es muy fija o un miedo real a que se acerque. La unica diferencia son las orejas en forma de punta que oculta bajo el pelo.
Tras la rotura del sello, mostró su forma demoniaca. Su fuerza, velocidad y destreza se disparan. El color de ojos se torna ambarino y el pelo se alarga cubriendo su cuerpo. Le salen orejas, hocico y cola. Un lobo espectral ocupa el sitio en que antes había un hombre. Sin embargo, puede volver a su forma humana.
Forma humana

Forma demoniaca completa


-Descripción psicológica: A pesar de ser un demonio, su personalidad y educación lo mueve a ayudar a otras personas, humanos, ángeles o demonios, e intentará hacer lo que esté en su mano Esta es una forma de vivir muy amable y generosa, pero él sabe que es egoísta, pues más que hacerlo por otros, lo hace como compensación por lo ocurrido, para tener la conciencia tranquila.
Si bien sus poderes aumentan cuando los sentimientos negativos que lo rodean son más fuerte
s, este poder va quemándolo como ponzoña venenosa, volviendolo fuerte pero malvado. Por supuesto, no le gusta en absoluto la sensación de estar usando a los demás como canalizadores, por lo que busca liberar su propio poder sin que nadie tenga que odiar, matar o herir a otros. Solo tiene cariño por tres cosas, que lo acompañan en su viaje y de las que jamás se separa: Las espadas que su padre le regaló y una foto que tiene de su familia cuando aún estaban todos. 
Conoce su apellido real, pero no tiene cariño ni curiosidad por establecer contacto con sus abuelos, lo que sus padres le contaron fue más que suficiente para que todo el interés que sentia por esos demonios desapareciese. 


-Historia: En el mundo de los demonios, conocido como Infierno, no es extraño conocer el enlace entre dos demonios unidos por el interés paterno de aumentar su honor, orgullo y renombre. Allí donde la desolación y los sentimientos amargos son el pan de cada día, cuanto más poder se tiene, mayor respeto corresponde a la familia. Aunque las cosas han cambiado un poco, esta fue la razón de que Learty, una joven de la conocida familia demoníaca Rivernigth, huyera de lo que sus padres habían preparado para ella, de la mano del apuesto sirviente que vivía con ellos.
De esta aventura por los mundos, un amor dio paso a la relación clandestina de ambos jóvenes, que viajaron por el Infierno y la tierra humana conociendo sus costumbres y a sus gentes.
Veinte años después, el timbre de la mansión Rivernigth sonó con un apremiante tono de alarma. Al abrirse la puerta, la dulce Learty envuelta en lágrimas pidió ayuda. La guerra habia estallado en el mundo humano y los habia cogido en medio. Ni el avanzado estado en que se encontraba el embarazo de la chica, ni sus heridas o la presencia del marido de esta, herido gravemente, casi inconsciente, ablandó el corazón de sus padres, que cerraron las puertas fingiendo no reconocerla.
Obligandose a ser fuerte, Learty volvió al mundo humano con su marido. La casa era todo lo que tenian y desde ese momento decidieron dejar atras el apellido de ambos y comenzar la segunda parte de su aventura siendo la familia DeepDark, sin honor, sin conocidos, sin nada.
El doloroso parto tuvo lugar en el mundo humano, la madre quedo exahusta, por lo que Crypthorn tuvo que utilizar todos sus conocimientos en espadas, magia y la fuerza de la que disponia para proteger a su mujer y a su hijo, Sessaibushi, el nombre del hermano fallecido de Cryp.

Tras la recuperación y el encuentro de un lugar donde vivir, cuando el pequeño Sessai cumplia los tres años, sus padres tomaron la decision mas dificil. Al serle imposible ocultar su energia demoniaca, los humanos se sentian agresivos hacia el pequeño. Debian protegerlo. La forma mas segura para todos era aprovechar que los ojos del pequeño tenian un color humano para sellar su potencial y que, a ojos ajenos, fuera un niño humano como tantos otros, hasta que llegase la edad en que fuera capaz de cuidarse.
Para evitar que estuviera completamente indefenso, su padre le enseñó todo lo que sabia sobre espadas, reconociendo que Sessai era muy bueno en el manejo de estas, llegando a usar dos y superar a su padre a los 60 años (aparentando 16). Por su parte, Learty no queria enseñarle nada de poderes demoniacos, por lo que solo le contaron la verdad, evitando contarle lo que pudiera asustarlo.

Ajeno a ellos, la guerra avanzaba y cuando la familia se pensaba segura, un giro los separó, dejando al chico con su madre y al padre desaparecido. Delante de él, un ángel confundido atravesó a su madre con su propia arma. El sello que mantenia al demonio de Sessai oculto se rompió, liberandose. La cara del chico se alargó, sus dientes crecieron y cayo a cuatro patas. Un enorme lobo demoniaco de pelo morado claro y negro miraba a los hombres con ojos rojos, llenos de lagrimas. De un mordisco, enloquecido por el dolor de la perdida, mató a aquel que tenia mas cerca. Uno tras otro, todos murieron entre sus fauces, y solo el angel, que habia salido antes de que Learty muriera, estaba vivo. 
La consciencia de Sessai estaba apagada, y su moral y etica se habia quedado encerrada bajo los recuerdos de la reciente muerte de su madre. Sin ver nada, las muertes continuaron durante un rato, todo aquel que le atacaba, era despedazado, fuera quien fuera.
Nadie parecia capaz de pararlo, pero un lobo similar, de un color mas apagado pero de tamaño mayor consiguio tumbarlo. Mientras Sessai se revolvia, ambos, padre e hijo, volvian a su forma humana. No hicieron falta palabras, Crypthron lo sabia. Su esposa, la madre de Sessai, habia muerto. La sangre emanaba el olor de la desesperacion que intentaba ocultar de su hijo.
Sus caminos tardaron aun 1 año en separarse. Cuando una pista del angel causante de todo aquello hizo que Crypthorn olvidara su camino, las nuevas enseñanzas a su hijo para ayudar a su despertar repentino y ahogar el dolor de la perdida, para guiarse por la venganza en la que jamas habia pensado. La peticion de Sessai de que no lo hiciera tardo en hacer efecto, un par de semanas siguiendo al hombre, apagaron la llama del odio.
Si bien el poder de Crypthorn y Sessaibushi era cada vez mayor por la desesperacion de los humanos, ninguno queria seguir lo que su raza solia escoger. Aquel mundo era el que su madre habia elegido, en el que habian vivido durante tanto tiempo y donde ella habia muerto. En un viaje a la tumba de Learty, padre e hijo sabian el siguiente paso. Aventuras separadas, necesitaban pensar, digerir lo ocurrido. Crypthorn partio al anochecer en direccion norte. Sin despedidas, llantos o mentiras. Solo una promesa de reencontrarse cuando sus almas estuvieran recuperadas.
Seis años después, el dia a dia de Cain, el nombre humano que Sessai adopto por ser mas facil que el real, se basaba en ayudar a aquellos que lo necesitaban, a la fuerza si era necesario.

-Gustos y disgustos:
 +Las noches de luna llena
 +Ayudar a la gente
 +Su poder demoníaco cuando esta bajo control
 +Carne
 +
 -Matar por error
 -Descontrolarse
 -Quedarse bloqueado
 -Pescado

-Poderes:
*Poderes de demonio estándar:
Ver el aura de las personas: Al utilizarlo para aumentar su poder, desarrollaron la capacidad de ver las auras. Su forma y color es diferente en cada persona, pero solo se ven cuando el dueño siente algo fuerte. La textura es siempre similar a un vaho, semitransparente, no se "ve" a no ser que se mire.
Visiones de un futuro cercano: El leido debe estar dormido, inconsciente o en coma para poder ser objeto de este poder. El "ritual" es diferente para cada familia, pero el resultado es siempre el mismo, entre 5 y 10 segundos de una escena que ocurrira en el futuro. No es un poder exacto, podría mostrar un peligro, una pista o simplemente una imagen de lo que va a desayunar.
Sobrehumano: Su capacidad sobrehumana les permite moverse por zonas contaminadas sin sentir los efectos de estas (excepto radiación en grados altos)
Modificación temporal de apariencia demoniaca: A pesar de ser muy cansado, en ocasiones, los demonios utilizan la energía oscura ambiental para modificar a ojos de quienes les ven su apariencia demoniaca, no pudiendo cambiar su forma pero si ciertos aspectos como el color del pelo o las escamas, los ojos o el tamaño de los colmillos, incluso su aparición. Esto para quienes tienen mucho potencial mágico (como arcángeles o altos cargos infernales) se ve como una ilusión translucida sobre la verdadera apariencia del sujeto.
Absorción de sentimientos negativos: La ira, el miedo, el dolor y la venganza son algunos de los poderes que más energía y poder suministran a los demonios, que son capaces de utilizarlos a su favor.
*Poderes de Cain:
Velocidad aumentada: Como demonio lobo tiene la capacidad de correr grandes distancias a gran velocidad sin cansarse aunque, una vez pare, deberá descasar hasta reponerse.
Visión nocturna:
 Gracias a su naturaleza lobuna, es capaz de ver sin problemas en noches de luna nueva, tanto en su forma humana como demoníaca.
Alimentación animal: Esto es más una característica, pero por su forma de depredador puede comer carne cruda sin problemas para su organismo.
Comunicación:
 Puede entender y hablar con lobos.

-Extras: Sus padres escogieron un apellido nuevo para su familia, evitando asi dañar de alguna forma a la familia de la chica.
Entre sus ropas esconde una vieja foto de sus padres con él de niño, cuando sus poderes estaban ya sellados.
Le gusta ser un demonio, no odia su naturaleza, a pesar de arrepentirse de lo que hizo.
Tiene una relación con Silya
Me estaba costando concentrarme en respirar ya que mi fuerza habia sido mermada por el intento de purificación de aquel estúpido ángel que, si bien dijo que hacia su trabajo, se ganó una increible patada de Emeriel. No sabia de donde había salido, pero en el momento que Silya mencionó la herida de la niña se acercó. Note que el cuerpo de esa pequeña absorbía la niebla que emanaba de mi, como si su cuerpo se esforzase en sobrevivir. Eso solo hizo que mi gruñido fuera mayor, estando demasiado alterado para pensar con claridad.
-Me engañasteis, malditos angeles -Gruñi mirando a Emeriel con los ojos rojos que tan solo me aparecian de forma inconsciente cuando me salia ligeramente de mis casillas. Apreté un poco la mano con la que aún tocaba a Silya, notaba como si un liquido ardiente fluyera por mi cuerpo, suplantando toda la sangre que recorria cada una de las venas de este, dejandome al borde de la transformación pero sin permitirmelo, siendo algo no solo incómodo sino increiblemente doloroso. Por la aparición de mi hocico, orejas y cola, no solo me sentia cada vez más mareado sino que los sentidos se me agudizaron lo suficiente para que la cabeza me doliera más que nunca. Me intenté levantar, pero apenas centraba la vista en nada que no fuera Silya para recordarme que no debia hacer nada. Miré a la puerta cuando sentí cerca a más gente y quise abrazar al único punto de calma que tenia cerca, lo unico que impedia que me transformase, pero ella estaba demasiado preocupada por la pequeña a la que Mitzrael había herido y no dije nada. No pude evitar gruñir poco despues al notar como ese otro angel se movia, incomodo, dolorido y aun confundido por que nuestro dia increiblemente genial hubiera decaido tan rapido. Seguramente notando lo que me ocurría, Silya no tardo en abrazarme, consiguiendo que dejase de gruñirle al aire.
-Silya, no me encuentro bien... -Mi voz era bastante más grave de la habitual, afectada por las molestias que sentia. Queria salir de alli, el Cielo no era un lugar donde fuera bien recibido ni donde me sentase bien la estancia. Tal como los ángeles se corrompian si su presencia en una zona contaminada era demasiado larga, la oscuridad de nuestro cuerpo se disolvía mucho más rápido de lo que ellos se envenenaban, por eso, aunque los ángeles podian llegar a aguantar un dia con las alas simplemente algo grisaceas, los demonios en apenas dos horas en zonas tan puras nos acababamos por morir, de la misma manera que si eramos purificados.
-Si no nos sacais, esa niña y yo vamos a acabar purificados -Por más que los tratamientos de Emeriel resultases casi milagrosos, la pureza de estos sin duda acabaria por dañar a la chica, que seguía tomando parte de la oscuridad que yo generaba por ser el único ser que la producia.

[Zahan]
Habia notado que Isaro estaba ligeramente distraido durante todo el camino, sin duda algo lo preocupaba, ocupando todos sus pensamientos. Daion se ofreció a ir en busca de nuestro pequeño regalo ya que él mismo se dio cuenta de que incluso con el suelo helado, Isaro no llevaba zapatos, tan solo un par de vendas que lo cierto era que merecian un cambio. Ariel habia conseguido contactar con un gran zapatero de la ciudad que con algunos detalles requeridos, entre ellos que no condujera la electricidad y cuya apariencia fuera realmente simple. Al principio habia dudado, pero la facilidad de mi esposa para hablar sobre las cosas que realmente la hacian feliz hicieron el trabajo y nos aseguro que en una semana tendriamos los definitivos, tan solo un par hasta asegurar que fueran realmente utiles para nuestro tan querido hijo prodigo.
Pese a había recibido la noticia del embarazo de la pequeña Scar como una verdadera gran noticia, seguia sin saber como sacar el tema, Ariel me habia contado lo asustada que estaba la pobre chica, yendo continuamente a pedir consejos, ayuda o tan solo hablar, por eso seguia queriendo demostrarles a ambos que nos tenian para absolutamente todo lo que ocurriese.
-¿Isaro? -Le pregunté tras un rato viendolo mirar a los lados como si buscase alguna cosa. Le preté suavemente el hombro, sabia que por culpa de mi insistencia su infancia había sido terriblemente desagradable y me sentia tan en deuda con él que necesitaba ayudarle en todo lo que me fuera posible -Pareces distraido -Le dije con una sonrisa tranquilizadora, queriendo demostrarle que podía confiar en mi -¿Que tal la pequeña Clarisse? -Le pregunté queriendo verlo con esa sonrisa tan encantadora que se pintaba en su cara al oirlo hablar de la persona a la que mas quería. La idea de ser abuelo, aunque fuera de Isaro a quien no habiamos criado, hacia que quisiera comprarle todos los caprichos con que me habria gustado tapar mis errores pasado o criar a un hijo biologico con mi hermosa Ariel.



Última edición por Adamaris el Miér Dic 20, 2017 4:30 pm, editado 1 vez


_________________

Ver perfil de usuario

915 Re: La guerra de los Mil Años el Dom Dic 17, 2017 1:48 pm

Emeriel

Ni siquiera me sorprendí de que Cain estuviera enfadado y me mirara como si me quisiera morder hasta que no quedaran ni los huesos -El único ángel suficientemente malvado es Tef, cúlpalo a él- sabía porqué estaban allí, Tef había conseguido ponerle el sello a Cain sin que se diera cuenta de que era un engaño total. Podía ver como cada vez se encontraba peor debido al incremento de ángeles en la zona -Alejáos- les pedí a los demás, era bastante importante allí así que no dudaron en hacerme caso, sino lo hacían podían arriesgarse a molestarme a mí o a Rafael… y ninguno de los dos éramos personas amables cuando nos enfadábamos.

Seguí curándolos antes de escuchar la advertencia de Cain, no quería que nadie lo descubriera pero a momentos desesperados medidas desesperadas. Puse mi mano en el suelo creando una cúpula de oscuridad -Silya, sal de aquí, voy a curarlos en un ambiente más cómodo para ellos- le pedí haciendo que se separara de Cain y saliera de las cercanías cubiertas de oscuridad. Tan solo Tef y Rafa sabían mi capacidad de controlar la oscuridad gracias a la comunicación que tenía con Tef para mantenerme con vida, no me gustaba que otros lo supieran pues no era algo de lo que estuviera orgullosa. Era un ángel blanco, controlar la oscuridad era inaudito para cualquiera de nosotros, y no quería que dudaran de mí ya que desde pequeña siempre había querido estar en el Cielo y vivir allí.

-Tú cállate, te estoy salvando el culo- respondí, no me importaba que él quisiera que curara antes a la niña, o podía con ambos al menos durante el tiempo que tardaba en llamar a Tef para que me ayudara, la cantidad de magia que tenía era menor que la de un ángel normal y aunque la sabía utilizar para que nunca me faltara, en situaciones así necesitaba de otro ángel que me entregara energía… y el más compatible no era otro que el mismo que causó ese problema.



Isaro

No llevábamos mucho rato en la ciudad cuando Daion decidió separarse de nosotros e ir a por algo que había encargado. Yo aproveché ese tiempo para mirar por todos lados para ver si encontraba  que estaba buscando -Quizás un poco- admití con una sonrisa antes de escuchar su pregunta -Pues está bastante bien, ahora se le ha empezado a antojar las comidas saladas… todo lo que cocino les parece soso a ambas- respondí divertido, no sabía porqué ocurría eso, pero ciertamente era divertido ver que una semana le daba por las cosas ácidas y a la siguiente por lo salado, me imaginaba a Clarisse diciéndole qué era lo que quería comer hasta llenarse.

Le conté un poco más sobre cómo estábamos pasando los días en casa antes de que inconscientemente se me escapara lo que estaba buscando ese día en la ciudad. Me sonrojé al darme cuenta, era tan cómodo hablar con Zahán que me olvidaba de mantener las formas -Será una sorpresa- le comenté esperando que pudiera mantener el secreto hasta que hablara con Scar del tema. Quizás era algo prematuro, pero Clarisse también lo fue y la recibimos con una gran sonrisa, así que esperaba que le hiciera feliz lo que pensaba comprar y el significado que tenía.

Ver perfil de usuario

916 Re: La guerra de los Mil Años el Dom Dic 17, 2017 2:27 pm

Cain / Sessaibushi:
-Nombre: Sessaibushi "Cain" DeepDark
-Edad: 130 años
-Descripción fisica: Su apariencia humana es similar a cualquier otro hombre que puedas cruzarte. Pelo algo más largo de lo habitual, de semblante duro, alto y ligeramente corpulento pero nada muy llamativo. Podría ser desde un soldado cualquiera hasta un panadero o un nómada. Apuesto y caballeroso pero con algo extraño. quizás tan solo un sentimiento de incomodidad cuando su mirada es muy fija o un miedo real a que se acerque. La unica diferencia son las orejas en forma de punta que oculta bajo el pelo.
Tras la rotura del sello, mostró su forma demoniaca. Su fuerza, velocidad y destreza se disparan. El color de ojos se torna ambarino y el pelo se alarga cubriendo su cuerpo. Le salen orejas, hocico y cola. Un lobo espectral ocupa el sitio en que antes había un hombre. Sin embargo, puede volver a su forma humana.
Forma humana

Forma demoniaca completa


-Descripción psicológica: A pesar de ser un demonio, su personalidad y educación lo mueve a ayudar a otras personas, humanos, ángeles o demonios, e intentará hacer lo que esté en su mano Esta es una forma de vivir muy amable y generosa, pero él sabe que es egoísta, pues más que hacerlo por otros, lo hace como compensación por lo ocurrido, para tener la conciencia tranquila.
Si bien sus poderes aumentan cuando los sentimientos negativos que lo rodean son más fuerte
s, este poder va quemándolo como ponzoña venenosa, volviendolo fuerte pero malvado. Por supuesto, no le gusta en absoluto la sensación de estar usando a los demás como canalizadores, por lo que busca liberar su propio poder sin que nadie tenga que odiar, matar o herir a otros. Solo tiene cariño por tres cosas, que lo acompañan en su viaje y de las que jamás se separa: Las espadas que su padre le regaló y una foto que tiene de su familia cuando aún estaban todos. 
Conoce su apellido real, pero no tiene cariño ni curiosidad por establecer contacto con sus abuelos, lo que sus padres le contaron fue más que suficiente para que todo el interés que sentia por esos demonios desapareciese. 


-Historia: En el mundo de los demonios, conocido como Infierno, no es extraño conocer el enlace entre dos demonios unidos por el interés paterno de aumentar su honor, orgullo y renombre. Allí donde la desolación y los sentimientos amargos son el pan de cada día, cuanto más poder se tiene, mayor respeto corresponde a la familia. Aunque las cosas han cambiado un poco, esta fue la razón de que Learty, una joven de la conocida familia demoníaca Rivernigth, huyera de lo que sus padres habían preparado para ella, de la mano del apuesto sirviente que vivía con ellos.
De esta aventura por los mundos, un amor dio paso a la relación clandestina de ambos jóvenes, que viajaron por el Infierno y la tierra humana conociendo sus costumbres y a sus gentes.
Veinte años después, el timbre de la mansión Rivernigth sonó con un apremiante tono de alarma. Al abrirse la puerta, la dulce Learty envuelta en lágrimas pidió ayuda. La guerra habia estallado en el mundo humano y los habia cogido en medio. Ni el avanzado estado en que se encontraba el embarazo de la chica, ni sus heridas o la presencia del marido de esta, herido gravemente, casi inconsciente, ablandó el corazón de sus padres, que cerraron las puertas fingiendo no reconocerla.
Obligandose a ser fuerte, Learty volvió al mundo humano con su marido. La casa era todo lo que tenian y desde ese momento decidieron dejar atras el apellido de ambos y comenzar la segunda parte de su aventura siendo la familia DeepDark, sin honor, sin conocidos, sin nada.
El doloroso parto tuvo lugar en el mundo humano, la madre quedo exahusta, por lo que Crypthorn tuvo que utilizar todos sus conocimientos en espadas, magia y la fuerza de la que disponia para proteger a su mujer y a su hijo, Sessaibushi, el nombre del hermano fallecido de Cryp.

Tras la recuperación y el encuentro de un lugar donde vivir, cuando el pequeño Sessai cumplia los tres años, sus padres tomaron la decision mas dificil. Al serle imposible ocultar su energia demoniaca, los humanos se sentian agresivos hacia el pequeño. Debian protegerlo. La forma mas segura para todos era aprovechar que los ojos del pequeño tenian un color humano para sellar su potencial y que, a ojos ajenos, fuera un niño humano como tantos otros, hasta que llegase la edad en que fuera capaz de cuidarse.
Para evitar que estuviera completamente indefenso, su padre le enseñó todo lo que sabia sobre espadas, reconociendo que Sessai era muy bueno en el manejo de estas, llegando a usar dos y superar a su padre a los 60 años (aparentando 16). Por su parte, Learty no queria enseñarle nada de poderes demoniacos, por lo que solo le contaron la verdad, evitando contarle lo que pudiera asustarlo.

Ajeno a ellos, la guerra avanzaba y cuando la familia se pensaba segura, un giro los separó, dejando al chico con su madre y al padre desaparecido. Delante de él, un ángel confundido atravesó a su madre con su propia arma. El sello que mantenia al demonio de Sessai oculto se rompió, liberandose. La cara del chico se alargó, sus dientes crecieron y cayo a cuatro patas. Un enorme lobo demoniaco de pelo morado claro y negro miraba a los hombres con ojos rojos, llenos de lagrimas. De un mordisco, enloquecido por el dolor de la perdida, mató a aquel que tenia mas cerca. Uno tras otro, todos murieron entre sus fauces, y solo el angel, que habia salido antes de que Learty muriera, estaba vivo. 
La consciencia de Sessai estaba apagada, y su moral y etica se habia quedado encerrada bajo los recuerdos de la reciente muerte de su madre. Sin ver nada, las muertes continuaron durante un rato, todo aquel que le atacaba, era despedazado, fuera quien fuera.
Nadie parecia capaz de pararlo, pero un lobo similar, de un color mas apagado pero de tamaño mayor consiguio tumbarlo. Mientras Sessai se revolvia, ambos, padre e hijo, volvian a su forma humana. No hicieron falta palabras, Crypthron lo sabia. Su esposa, la madre de Sessai, habia muerto. La sangre emanaba el olor de la desesperacion que intentaba ocultar de su hijo.
Sus caminos tardaron aun 1 año en separarse. Cuando una pista del angel causante de todo aquello hizo que Crypthorn olvidara su camino, las nuevas enseñanzas a su hijo para ayudar a su despertar repentino y ahogar el dolor de la perdida, para guiarse por la venganza en la que jamas habia pensado. La peticion de Sessai de que no lo hiciera tardo en hacer efecto, un par de semanas siguiendo al hombre, apagaron la llama del odio.
Si bien el poder de Crypthorn y Sessaibushi era cada vez mayor por la desesperacion de los humanos, ninguno queria seguir lo que su raza solia escoger. Aquel mundo era el que su madre habia elegido, en el que habian vivido durante tanto tiempo y donde ella habia muerto. En un viaje a la tumba de Learty, padre e hijo sabian el siguiente paso. Aventuras separadas, necesitaban pensar, digerir lo ocurrido. Crypthorn partio al anochecer en direccion norte. Sin despedidas, llantos o mentiras. Solo una promesa de reencontrarse cuando sus almas estuvieran recuperadas.
Seis años después, el dia a dia de Cain, el nombre humano que Sessai adopto por ser mas facil que el real, se basaba en ayudar a aquellos que lo necesitaban, a la fuerza si era necesario.

-Gustos y disgustos:
 +Las noches de luna llena
 +Ayudar a la gente
 +Su poder demoníaco cuando esta bajo control
 +Carne
 +
 -Matar por error
 -Descontrolarse
 -Quedarse bloqueado
 -Pescado

-Poderes:
*Poderes de demonio estándar:
Ver el aura de las personas: Al utilizarlo para aumentar su poder, desarrollaron la capacidad de ver las auras. Su forma y color es diferente en cada persona, pero solo se ven cuando el dueño siente algo fuerte. La textura es siempre similar a un vaho, semitransparente, no se "ve" a no ser que se mire.
Visiones de un futuro cercano: El leido debe estar dormido, inconsciente o en coma para poder ser objeto de este poder. El "ritual" es diferente para cada familia, pero el resultado es siempre el mismo, entre 5 y 10 segundos de una escena que ocurrira en el futuro. No es un poder exacto, podría mostrar un peligro, una pista o simplemente una imagen de lo que va a desayunar.
Sobrehumano: Su capacidad sobrehumana les permite moverse por zonas contaminadas sin sentir los efectos de estas (excepto radiación en grados altos)
Modificación temporal de apariencia demoniaca: A pesar de ser muy cansado, en ocasiones, los demonios utilizan la energía oscura ambiental para modificar a ojos de quienes les ven su apariencia demoniaca, no pudiendo cambiar su forma pero si ciertos aspectos como el color del pelo o las escamas, los ojos o el tamaño de los colmillos, incluso su aparición. Esto para quienes tienen mucho potencial mágico (como arcángeles o altos cargos infernales) se ve como una ilusión translucida sobre la verdadera apariencia del sujeto.
Absorción de sentimientos negativos: La ira, el miedo, el dolor y la venganza son algunos de los poderes que más energía y poder suministran a los demonios, que son capaces de utilizarlos a su favor.
*Poderes de Cain:
Velocidad aumentada: Como demonio lobo tiene la capacidad de correr grandes distancias a gran velocidad sin cansarse aunque, una vez pare, deberá descasar hasta reponerse.
Visión nocturna:
 Gracias a su naturaleza lobuna, es capaz de ver sin problemas en noches de luna nueva, tanto en su forma humana como demoníaca.
Alimentación animal: Esto es más una característica, pero por su forma de depredador puede comer carne cruda sin problemas para su organismo.
Comunicación:
 Puede entender y hablar con lobos.

-Extras: Sus padres escogieron un apellido nuevo para su familia, evitando asi dañar de alguna forma a la familia de la chica.
Entre sus ropas esconde una vieja foto de sus padres con él de niño, cuando sus poderes estaban ya sellados.
Le gusta ser un demonio, no odia su naturaleza, a pesar de arrepentirse de lo que hizo.
Tiene una relación con Silya
Gruñí a Emeriel pese a que yo sabía que estaba intentando ayudarme, no podía evitar la sensación de peligro que el ambiente me producía, menos aún saber que no podía salir de allí por mi mismo. No presté demasiada atención a lo que ella hacía, tan solo a los movimientos de los extraños que podía oir, hasta que de repente mi respiración se hizo menos pesada, una cúpula oscura nos rodeaba a la niña y a mi, que me semitransformé en el instante en que Silya se apartó de mi lado. Era muy doloroso y no entendía como la pequeña estaba soportandolo, pero simplemente con mirarla me di cuenta que estaba inconsciente, probablemente debido al shock de aparecer allí.  Aunque agradecí que Emeriel me obligase a quedarme dentro de esa protección oscura, no podía evitar tener la sensación de que dividiendo su poder tan solo conseguiría poner en peligro a la niña. Intenté reprocharselo, pero mi cabeza estaba muy confundida y tan solo pude gruñir y evitar destrozar mi ropa aumentando de tamaño, quedandome tan solo en una especie de hombre lobo. ¿Porqué no nos habíamos ido todavía? Si que me sentía mejor pero no era suficiente, sentía como incluso ese escudo de oscuridad se tenía que esforzar para no desaparecer.

[Zahán]
Sonreí al escuchar como Isaro hablaba de Scar, refiriendose como ellas, pues a pesar de que la niña aún no había nacido, era más que evidente que ya la quería mucho más de lo que él mismo esperaba. Continué hablando con él, intentando explicarle, por todo lo que habíamos intentado, solucionar sus dudas o curiosidades. Realmente la noticia que se ocultaba tras sus planes me hizo muy feliz, quería que pudiera hacer todo aquello que quisiera, quería que sintiera que podía comerse el mundo si se lo proponía y sin duda alguna Scar había sido una de las razones de que su mundo se volviera muchisimo más estable. Le sonreí con ternura, sabiendo que al menos el resto de su vida sería la que había deseado para él.
-Estoy seguro de que Marie Anne dirá que sí -Le dije, felicitandolo por su ánimo a darn paso más. Hacía mucho que conocíamos a la pequeña semi ángel, Daion siempre se había llevado bien con ella, pero tanto Ariel como yo pensabamos que era una persona fría y que tan solo prefería viivr lejos de todo el mundo. Una mala primera impresión que nos hacía tratarla como a un simple desconocido cuando nuestro hijo, algo mayor que ella, la traía a casa a pasar algunas tardes enseñandole a usar las espadas que ella tenía. El tiempo pasaba y aunque su presencia ya nos era habitual y casi parecía de la familia, el sentimiento seguía sin ser tan cálido como el de otros vecinos hasta que, un día de lluvía, olvidandose del frío y el agua, salió corriendo de nuestra casa a Daion, que había ido al río a llenar el cubo. Nosotros no sabíamos dónde estaba, pensabamos que ella simplemente había recordado algo y se había marchado, pero cuando volvió, llena de tierra, empapada por completo y ligeramente herida, ayudando a nuestro hijo a andar pues su pierna estaba sangrando, nos dimos cuenta que aunque siempre tenía una coraza a su alrededor, ella se daba cuenta de absolutamente todo lo que ocurría, tanto bueno como malo y simplemente intentaba no preocupar a nadie, ni a sus padres adoptivos, ni a los vecinos, pareciendo autosuficiente a pesar de su poca edad. Gracias a la ayuda de los padres de Cain y la nuestra, poco a poco fue haciendose un hueco en el pueblo, haciendose imprescindible para todos aún cuando ella misma nunca era consciente del cariño que todos le teníamos.
-Ven, por aquí -Le dije, guiandolo el par de calles que quedaban hasta llegar al único lugar donde recordaba que vendían lo que él buscaba. No era un sitio donde fuera muy a menudo, pero intenté ayudarle en todo lo que pude -Espera... yo tengo una -Le dije cuando le ofrecieron una cajita -, aún guardo la que usé con Ariel -Le dije con una sonrisa paternal -Estaría muy orgulloso de que la usases, es la única herencia familiar que podemos darte -Le ofrecí, dejando que eligiera, no formar parte de nuestra familia, pues ya lo era, sino tener algo que lo uniera con nosotros aunque fuera de esa forma tan tonta, tanto a él como la que estaba formando por si mismo.



Última edición por Adamaris el Miér Dic 20, 2017 4:30 pm, editado 1 vez


_________________

Ver perfil de usuario

917 Re: La guerra de los Mil Años el Lun Dic 18, 2017 4:20 am

Tefael

Acabábamos de volver a la habitación cuando decidí salir un momento para pagar y que Cryp no tuviera la oportunidad de intentarlo siquiera. Entre que volvía y no mi preciosa angelita me llamó, hablaba en código pero fue muy clara con las únicas cuatro palabras que dijo: Cain, cielo, sello, ven. Al parecer Cain era un estúpido que pensó en el cielo como el mejor lugar mejor para dejar a Silya sin saber los malos recuerdos que podría tener por ser allí donde conoció a sus compañeros antiguos -Tengo que irme un momento, vuelvo en poco tiempo… Luego te cuento, es una larga historia- le dije a Cryp al volver al cuarto dándole un beso un tanto caliente antes de marcharme -Si te apetece cuando vuelva podemos seguir- le sugerí sin presionarlo, no me importaba que prefiriera dejarlo pasar ya que lo fundamental es que lo disfrutáramos ambos, si solo quería yo entonces no merecía la pena.

Aparecí en el cielo al lado de mi princesa, que al parecer también estaba allí. Ella me resumió lo que ocurría en segundos haciéndome ver la situación en la que estaban. Asentí ayudando a Mer con la oscuridad para que pudiera centrarse en curar a la niña que tenía un parecido con alguien del pueblo -Tardaste mucho- me echó en cara estando aliviada de verme allí, no era muy sincera cuando se preocupaba -Bueno, tenía que despedirme de mi chico, no querría que padre e hijo se encontraran en un lugar así- dije susurrándole al oído para que los demás no escucharan de lo que hablaba, eso pareció incomodar a un chico pelirrojo con una cara bastante atractiva con unos ojos que eran como una entrada a sus pensamientos… si tenía tiempo no dudaría en molestarlo, se notaba que él apreciaba a Mer a pesar de que ella era muy fría y dura con los otros compañeros, igual que con los heridos. Seguramente había visto su sonrisa cálida que mostraba cuando un herido grave se recuperaba por completo o cuando leía sola sin saber que la observaban.

La oscuridad que había creado estaba teniendo efecto, relajando al pobre Cain que empezaba a volver a la normalidad -¿Cómo se te ocurrió elegir este sitio?- le pregunté con más curiosidad que molestia, nunca hubiera imaginado que se autoenviaría al cielo para escapar de Mitzrael. Mer aprovechó ese momento para pedirle a Cain que cogiera a la pequeña en brazos y la llevara a una habitación, si era un demonio como todos empezábamos a suponer, que Mer la tocara en un estado tan débil podría hacer que empeorara e incluso que muriera por purificarse -Te guío- dijo Mer esperando que no solo Cain la siguiera, sino también todos los involucrados para que no hubiera más curiosos queriendo saber qué estaba sucediendo y porqué había un demonio en la enfermería.



Isaro

Sonreí al ver cómo recibía la idea Zahán, saber que me felicitaba me hizo tener más ganas de comprarlo. Aunque pedía la opinión de Zahán y del vendedor al final yo tenía la última palabra decantándome por un estilo sencillo y delicado que además de que me gustaba mucho tenía la sensación de que a Scar también le gustaría. Mis lágrimas empezaron a brotar cuando escuché el ofrecimiento de Zahán -¿De verdad puedo?- le pregunté aún dudando que hubiese escuchado bien, me estaba dando una herencia familiar… a mí, un chico sin familia ni hogar recibiendo un regalo así, nunca me lo hubiera imaginado.

Lo abracé al comprender que él nunca me mentiría en algo como eso -Me encantaría- admití entusiasmado, tendría que preparar todo antes, sin embargo ya lo estaba planeando en mi cabeza, no quería que fuera extravagante pero tampoco demasiado simple o improvisado. No tardé en acordarme de Daion que estaba tardando mucho y preguntarle a Zahán si nos pasábamos a recogerlo a donde fuera que hubiera ido, sería fácil para mí seguir su rastro.



Mitzrael

No tardé en llamar a todos los conocidos a los que les gustaba una escena sangrienta, pronto todos estarían donde los llamé. En cuanto estuvimos unos cuantos nos pusimos en camino, me había costado encontrar la aldea pero mereció la pena -Haced lo que queráis, divertíos- hablé con los brazos cruzados mirando de lejos el lugar. Habíamos aparecido por el despeñadero, por lo que nadie sería capaz de vernos hasta que estuviéramos allí.

-He perdido a un demonio que se cree muy listo escapando- dije al llegar en medio de la plaza generando rayos en una de mis manos -Si lo encontráis traédmelo- tras eso todos los que habían llegado se dispersaron, y los que no tenían alas y todavía estaban bajando, se dispersarían por todo el alrededor sin que tuviera que decírselo. Pude ver como empezaban a entrar en las casas, en un instante los gritos cubrieron el valle con su maravillosa sinfonía, alcé la vista encontrándome con una chica de alas marrones y una prominente barriga -Así que eres tú- comenté con una cálida sonrisa, Cain me había quitado todo lo que me quedaba así que ahora me tocaba a mí arrebatárselo todo.

Ver perfil de usuario

918 Re: La guerra de los Mil Años el Lun Dic 18, 2017 10:09 am

Cain / Sessaibushi:
-Nombre: Sessaibushi "Cain" DeepDark
-Edad: 130 años
-Descripción fisica: Su apariencia humana es similar a cualquier otro hombre que puedas cruzarte. Pelo algo más largo de lo habitual, de semblante duro, alto y ligeramente corpulento pero nada muy llamativo. Podría ser desde un soldado cualquiera hasta un panadero o un nómada. Apuesto y caballeroso pero con algo extraño. quizás tan solo un sentimiento de incomodidad cuando su mirada es muy fija o un miedo real a que se acerque. La unica diferencia son las orejas en forma de punta que oculta bajo el pelo.
Tras la rotura del sello, mostró su forma demoniaca. Su fuerza, velocidad y destreza se disparan. El color de ojos se torna ambarino y el pelo se alarga cubriendo su cuerpo. Le salen orejas, hocico y cola. Un lobo espectral ocupa el sitio en que antes había un hombre. Sin embargo, puede volver a su forma humana.
Forma humana

Forma demoniaca completa


-Descripción psicológica: A pesar de ser un demonio, su personalidad y educación lo mueve a ayudar a otras personas, humanos, ángeles o demonios, e intentará hacer lo que esté en su mano Esta es una forma de vivir muy amable y generosa, pero él sabe que es egoísta, pues más que hacerlo por otros, lo hace como compensación por lo ocurrido, para tener la conciencia tranquila.
Si bien sus poderes aumentan cuando los sentimientos negativos que lo rodean son más fuerte
s, este poder va quemándolo como ponzoña venenosa, volviendolo fuerte pero malvado. Por supuesto, no le gusta en absoluto la sensación de estar usando a los demás como canalizadores, por lo que busca liberar su propio poder sin que nadie tenga que odiar, matar o herir a otros. Solo tiene cariño por tres cosas, que lo acompañan en su viaje y de las que jamás se separa: Las espadas que su padre le regaló y una foto que tiene de su familia cuando aún estaban todos. 
Conoce su apellido real, pero no tiene cariño ni curiosidad por establecer contacto con sus abuelos, lo que sus padres le contaron fue más que suficiente para que todo el interés que sentia por esos demonios desapareciese. 


-Historia: En el mundo de los demonios, conocido como Infierno, no es extraño conocer el enlace entre dos demonios unidos por el interés paterno de aumentar su honor, orgullo y renombre. Allí donde la desolación y los sentimientos amargos son el pan de cada día, cuanto más poder se tiene, mayor respeto corresponde a la familia. Aunque las cosas han cambiado un poco, esta fue la razón de que Learty, una joven de la conocida familia demoníaca Rivernigth, huyera de lo que sus padres habían preparado para ella, de la mano del apuesto sirviente que vivía con ellos.
De esta aventura por los mundos, un amor dio paso a la relación clandestina de ambos jóvenes, que viajaron por el Infierno y la tierra humana conociendo sus costumbres y a sus gentes.
Veinte años después, el timbre de la mansión Rivernigth sonó con un apremiante tono de alarma. Al abrirse la puerta, la dulce Learty envuelta en lágrimas pidió ayuda. La guerra habia estallado en el mundo humano y los habia cogido en medio. Ni el avanzado estado en que se encontraba el embarazo de la chica, ni sus heridas o la presencia del marido de esta, herido gravemente, casi inconsciente, ablandó el corazón de sus padres, que cerraron las puertas fingiendo no reconocerla.
Obligandose a ser fuerte, Learty volvió al mundo humano con su marido. La casa era todo lo que tenian y desde ese momento decidieron dejar atras el apellido de ambos y comenzar la segunda parte de su aventura siendo la familia DeepDark, sin honor, sin conocidos, sin nada.
El doloroso parto tuvo lugar en el mundo humano, la madre quedo exahusta, por lo que Crypthorn tuvo que utilizar todos sus conocimientos en espadas, magia y la fuerza de la que disponia para proteger a su mujer y a su hijo, Sessaibushi, el nombre del hermano fallecido de Cryp.

Tras la recuperación y el encuentro de un lugar donde vivir, cuando el pequeño Sessai cumplia los tres años, sus padres tomaron la decision mas dificil. Al serle imposible ocultar su energia demoniaca, los humanos se sentian agresivos hacia el pequeño. Debian protegerlo. La forma mas segura para todos era aprovechar que los ojos del pequeño tenian un color humano para sellar su potencial y que, a ojos ajenos, fuera un niño humano como tantos otros, hasta que llegase la edad en que fuera capaz de cuidarse.
Para evitar que estuviera completamente indefenso, su padre le enseñó todo lo que sabia sobre espadas, reconociendo que Sessai era muy bueno en el manejo de estas, llegando a usar dos y superar a su padre a los 60 años (aparentando 16). Por su parte, Learty no queria enseñarle nada de poderes demoniacos, por lo que solo le contaron la verdad, evitando contarle lo que pudiera asustarlo.

Ajeno a ellos, la guerra avanzaba y cuando la familia se pensaba segura, un giro los separó, dejando al chico con su madre y al padre desaparecido. Delante de él, un ángel confundido atravesó a su madre con su propia arma. El sello que mantenia al demonio de Sessai oculto se rompió, liberandose. La cara del chico se alargó, sus dientes crecieron y cayo a cuatro patas. Un enorme lobo demoniaco de pelo morado claro y negro miraba a los hombres con ojos rojos, llenos de lagrimas. De un mordisco, enloquecido por el dolor de la perdida, mató a aquel que tenia mas cerca. Uno tras otro, todos murieron entre sus fauces, y solo el angel, que habia salido antes de que Learty muriera, estaba vivo. 
La consciencia de Sessai estaba apagada, y su moral y etica se habia quedado encerrada bajo los recuerdos de la reciente muerte de su madre. Sin ver nada, las muertes continuaron durante un rato, todo aquel que le atacaba, era despedazado, fuera quien fuera.
Nadie parecia capaz de pararlo, pero un lobo similar, de un color mas apagado pero de tamaño mayor consiguio tumbarlo. Mientras Sessai se revolvia, ambos, padre e hijo, volvian a su forma humana. No hicieron falta palabras, Crypthron lo sabia. Su esposa, la madre de Sessai, habia muerto. La sangre emanaba el olor de la desesperacion que intentaba ocultar de su hijo.
Sus caminos tardaron aun 1 año en separarse. Cuando una pista del angel causante de todo aquello hizo que Crypthorn olvidara su camino, las nuevas enseñanzas a su hijo para ayudar a su despertar repentino y ahogar el dolor de la perdida, para guiarse por la venganza en la que jamas habia pensado. La peticion de Sessai de que no lo hiciera tardo en hacer efecto, un par de semanas siguiendo al hombre, apagaron la llama del odio.
Si bien el poder de Crypthorn y Sessaibushi era cada vez mayor por la desesperacion de los humanos, ninguno queria seguir lo que su raza solia escoger. Aquel mundo era el que su madre habia elegido, en el que habian vivido durante tanto tiempo y donde ella habia muerto. En un viaje a la tumba de Learty, padre e hijo sabian el siguiente paso. Aventuras separadas, necesitaban pensar, digerir lo ocurrido. Crypthorn partio al anochecer en direccion norte. Sin despedidas, llantos o mentiras. Solo una promesa de reencontrarse cuando sus almas estuvieran recuperadas.
Seis años después, el dia a dia de Cain, el nombre humano que Sessai adopto por ser mas facil que el real, se basaba en ayudar a aquellos que lo necesitaban, a la fuerza si era necesario.

-Gustos y disgustos:
 +Las noches de luna llena
 +Ayudar a la gente
 +Su poder demoníaco cuando esta bajo control
 +Carne
 +
 -Matar por error
 -Descontrolarse
 -Quedarse bloqueado
 -Pescado

-Poderes:
*Poderes de demonio estándar:
Ver el aura de las personas: Al utilizarlo para aumentar su poder, desarrollaron la capacidad de ver las auras. Su forma y color es diferente en cada persona, pero solo se ven cuando el dueño siente algo fuerte. La textura es siempre similar a un vaho, semitransparente, no se "ve" a no ser que se mire.
Visiones de un futuro cercano: El leido debe estar dormido, inconsciente o en coma para poder ser objeto de este poder. El "ritual" es diferente para cada familia, pero el resultado es siempre el mismo, entre 5 y 10 segundos de una escena que ocurrira en el futuro. No es un poder exacto, podría mostrar un peligro, una pista o simplemente una imagen de lo que va a desayunar.
Sobrehumano: Su capacidad sobrehumana les permite moverse por zonas contaminadas sin sentir los efectos de estas (excepto radiación en grados altos)
Modificación temporal de apariencia demoniaca: A pesar de ser muy cansado, en ocasiones, los demonios utilizan la energía oscura ambiental para modificar a ojos de quienes les ven su apariencia demoniaca, no pudiendo cambiar su forma pero si ciertos aspectos como el color del pelo o las escamas, los ojos o el tamaño de los colmillos, incluso su aparición. Esto para quienes tienen mucho potencial mágico (como arcángeles o altos cargos infernales) se ve como una ilusión translucida sobre la verdadera apariencia del sujeto.
Absorción de sentimientos negativos: La ira, el miedo, el dolor y la venganza son algunos de los poderes que más energía y poder suministran a los demonios, que son capaces de utilizarlos a su favor.
*Poderes de Cain:
Velocidad aumentada: Como demonio lobo tiene la capacidad de correr grandes distancias a gran velocidad sin cansarse aunque, una vez pare, deberá descasar hasta reponerse.
Visión nocturna:
 Gracias a su naturaleza lobuna, es capaz de ver sin problemas en noches de luna nueva, tanto en su forma humana como demoníaca.
Alimentación animal: Esto es más una característica, pero por su forma de depredador puede comer carne cruda sin problemas para su organismo.
Comunicación:
 Puede entender y hablar con lobos.

-Extras: Sus padres escogieron un apellido nuevo para su familia, evitando asi dañar de alguna forma a la familia de la chica.
Entre sus ropas esconde una vieja foto de sus padres con él de niño, cuando sus poderes estaban ya sellados.
Le gusta ser un demonio, no odia su naturaleza, a pesar de arrepentirse de lo que hizo.
Tiene una relación con Silya
Dada la gran cantidad de sujetos que nos estaban rodeando, no tanto en la habitación como los que se encontraban fuera, no me molesté en mirar quién más había llegado hasta que su aroma me llegó por si mismo. Gruñí al notarlo, pero seguía sin poder completar mi transformación y la verdad que era lo mejor o podría haber herido a más gente de la debida si me enloquecía allí. Emeriel le echó en cara el haber tardado y el muy estúpido se respaldó en que no quería dejar que mi padre y yo nos encontrasemos en un lugar como ese. Lo soporté, me importaba poco la razón por la que hubiese tardado o si estaban intentando pintar las aguas del océano, solo quería salir de allí. Sin embargo, cuando se acercó a molestarme, me levanté para agarrarlo del cuello.
-¡¡Porque no planeaba venir aqui!!-Dije gruñendole pero teniendo que volver a meterme en la pequeña cúpula protectora de Emeriel, pues tan solo con eso me notaba perder los papeles. Lo miré con los ojos rojos que aún no podía esconder -Mitzrael no vendría al cielo a buscarla -Le expliqué, queriendo morderle antes de que reaccionase, pero la orden que me dieron me volvió lo justo a la normalidad, aunque no por eso Tefael iba a tener un castigo peor que el que tenía planeado. Me levanté cogiendo a la niña con menos cuidado del que sentía que debía haber tenido, pero ya bastante me costaba coger cosas con unas semigarras como para encima hacerlo con cuidado. Mi propia generación de oscuridad por el enfado que había provocado la presencia de Tefael era mínima, realmente aquel lugar acababa con la gran mayoria, pero el cuerpo de la niña no paraba de absorberlo, sin saber si era lo mejor para ella, aunque sin duda era mejor que el dolor de una perdida, si es que se veía afectada por ellos. Agité mi cola furioso al notar que Tefael nos seguía, era obvio que vendria ya que tenía poderes extraños para los ángeles, pero me molestaba de igual forma. Silya estaba muy callada y una parte de mi estaba preocupada por ella, mantuve la mitad de mis sentidos atentos a sus movimientos, pero aunque mi mirada estaba casi fija en ella, no podía evitar mirar a todos los que se sorprendian por mi presencia. Me alerté un poco al notar que la pequeña demonio se había despertado y me abrazaba del cuello, claramente asustada.
-¿Estás bien? -Le pregunté, ya que Emeriel y Silya, que iban delante de nosotros, no se habían dado cuenta -¿Cómo te llamas? -No dijo nada, ni me miró, ni se movió, tal vez lo ocurrido y despertarse en el cielo era demasiado para ella. Su olor era similar al de Eva, demasiado similar para ser una coincidencia, su apariencia era casi exacta e incluso algunos de sus movimientos se parecían a la demonio cuando recién había llegado al pueblo, sin duda era parte de su familia y bastante cercana, quizás hermana o prima.

[Zahán]
Isaro reaccionó de esa forma tan exagerada que lo caracterizaba. Era cierto que yo lo había llamado "herencia" pero seguía siendo tan solo una caja sin más valor que el que yo le daba por su uso tiempo atrás. Aún asi le devolví el abrazo, dandole unas palmadas en la espalda, sabiendo que aunque no le había preguntado a Ariel, ella estaría igual de encantada que yo con esa idea. Poco después, la intuición de isaro le hizo darse cuenta de que Daion y Eider llevaban bastante rato lejos, seguramente esperando a que terminasen con los últimos detalles o distraido mirando alguna chica en la plaza. Me rei, era evidente que por más que fuera un regalo que a él mismo se le había ocurrido no dejaba de ser un chico inmaduro, despistado y poco consciente del paso del tiempo.
-Esta bien, vamos -Dije, consciente de que el regalo lo tendría si o si. Nos costó bastante más rato del que pensaba encontrarlos, pues Daion no solo se había dado una vuelta increible yendo a buscarnos a la vez que nosotros ibamos a por ellos, sino que se había distraido viendo cosas, llevado a Eider a jugar con otros niños y jugado él a juegos de los que había repartidos por el mercado. También nos encontramos con una conocida que me entretuvo otro rato más. Como principe de los secretos que era, Daion me preguntó, delande de Isaro, si le podíamos dar el regalo ya. Suspiré resignado a no poder cambiar eso.
-Ariel, Scar y Eva nos dijeron que también querían estar -Como siempre, la habitual broma sobre la ceguera de su hermana pequeña y un suspiro burlón para meterse con su madre, seguramente haciendo el payaso al darse cuenta de que quizás había metido la pata. Se disculpó con Isaro, diciendo que no era nada y que evidentemente mo estaba hablando de él, cosa que automaticamente desveló que así era -Daion, creo que acabas de delatarnos -Le regañé, empujandolo levemente hacia donde teníamos aparcado el carro. Él se disculpó riendose, pero se quedó callado diciendo haber oido la voz de Scar.

Scar:
-Nombre: Marie Anne Limesground, "Scar"
-Edad: 89
-Descripción fisica: La piel de Scar es de un tono claro pero algo más oscuro que la de Wendy pues se pasa más tiempo al sol, sus ojos de un tono lavanda suave y el pelo violeta casi blanco, siempre atado en una coleta o trenza, casi nunca decorado con nada salvo algún lazo regalo de su amiga Wendy. Le gusta vestir cómoda, con camisetas simples de colores básicos, su chaqueta de "aventuras" y unos pantalones casi siempre destrozados por sus continuos viajesfuera de la casa. Le gusta llevar un a cinta al cuello como si fuera un collar y un par de pulseras que su hermana le dió cuando eran más pequeñas. A su espalda, dos enormes alas marrones creadas por Tefael le dan el aspecto de ángel que siempre quiso.


-Descripción psicológica:  Una chica fuerte, dura, borde y algo agridulce. Es muy directa cuando tiene algo que decir y no se corta un pelo al hablar. Es borde si la situación lo requiere pero sabe cuando debe mantenerse callada. Su caracter desaparece cuando ve un ciervo, pues es su animal favorito.
-Historia: Amaia y Eduardo, sus padres, abandonaron a Scar a sus siete años en la aldea donde ha crecido desde entonces, diciendo que iban a buscar a su hermana. Jamás volvieron. Scar no les odia, pero sabe que si volvieran no los trataria como padres. Se crió con ayuda de los padres de Cain, que la cuidaban como alguien más de la familia, y unos vecinos sin hijos, que la acogieron como tal. Estos han sido desde entonces sus padres, viven aun en la aldea, aunque ella decidió montarse su propia casa más cerca del bosque, bien camuflada, como refugio para un posible ataque. Su historia no es más compleja que eso.
La unica peculiaridad es que su padre era un ángel caido, por lo que la mancha de oscuridad devoró una de las alas de Scar antes de que esta comenzase a andar. Es una mutación genetica que no afectó a su hermana mayor.
-Gustos y disgustos:
+Correr junto a Ocho
+Nadar en el lago desnuda
+El pescado, en especial la trucha frita
+Aunque jamás lo admitirá, volver a ver a sus padres
+Isaro
-Luna nueva
-Eclipses
-Que se burlen por su unica ala
-....
-Poderes: Mantener la estabilidad en una caida
Arma sagradas (regalo de sus padres para que se protegiera), es una daga que hace mucho dejó de ser realmente sagrada
Curación
Vuelo
Si sus emciones se descontrolan, comienza a llover a su alrededor.
-Extras: Vive con Wendy en su casa junto al bosque, aunque visita a sus padres cada dos dias.
Tiene un perro llamado Ocho en el bosque. Entra a casa a dormir y come con ella. Ocho es un mestizo de Pastor alemán y Rottweiler y lo llamó asi por el antifaz que tiene en los ojos, que forma el simbolo infinito.
Es mitad guardían, mitad alquimista con un don innato mínimo para Miada, es decir, no cura las heridas, sino que las restaura. No sabe controlar el tiempo ni sabe que tiene este poder, ya que nunca se ha activado.
El nombre real de su hermana era Rilleta Kathleen pero, al ser muy largo y dificil, todos la llamaban cariñosamente Ricca.
Tiene una relación con Isaro y ha comenzado a vivir con él

Tras la marcha de Isaro a la ciudad, aprovechando que Daion se había ido con él, decidí hacer esas cosas pequeñas que ninguno de los dos me dejaba... al menos lo pensé, simplemente cambié de idea poco después, lo mejor era no hacerlos enfadar. Fui hasta la pequeña cueva donde escondíamos el huerto, ya que si no me equivocaba era el momento de rellenar el riego automatico, que en resumen constaba de unos botes que dejaban caer poco a poco el agua. Era un proceso bastante rápido pero que quise hacer con calma, pues habitualmente lo hacía sin preocuparme demasiado y esta vez no quería hacerme daño. Rellené sin problemas casi todo, arreglando un par de plantas que tenían hojas muertas y fui al río a llenar uno de los cubos ya que no había podido terminar de llenar todos los contenedores de riego. Me tomó algo de tiempo, el bosque no me daba miedo, pero tampoco queria caerme de una forma tonta. Ya volviendo a la aldea, me di cuenta que había un ambiente extraño. Escuché gritos en la casa de Ariel y dejé el cubo a un lado, buscando entre la tierra del lateral de la casa, donde mucho tiempo atrás habiamos preparado un escondite para armas, ocultando en su interior una espada de Zahán, que saqué, dispuesta a pelear. Un hombre desconocido tenía a Abi en brazos, mientras Ariel suplicaba a otro que llevaba un arma ensangrentada con su ala en la otra mano. Eran claramente demonios mestizos, pues podía ver sus sucias auras.
-¡Fuera de aquí! -Les grité, atacando directamente. Parecían divertirse más cuando las mujeres a quienes atrapaban no se revolvian, pues uno de ellos agarró a Ariel y le puso un cuchillo en el cuello. Por suerte, Mikka apareció por detrás, con una herida en la cabeza y lo golpeó con algo por la espalda. el otro demonio no estaba pasandoselo tan bien siendo claramente el que tenía las de perder, pues murmuró algo sobre un tal Mitzrael y huyó, causando más estragos por otro lado. Dudé de si quedarme, pero Mikka ya estaba corriendo a tapar la herida de Ariel.
-Escondete, nadie te ha visto -Me suplicó, pero lo que fuera que había hecho ese par la dejo insconciente bastante rápido. Mikka estaba asusada, asi que la ayudé a ocultar a Ariel y las cubrí con los muebles que pude. Nadie debería ser capaz de verlas y, por si acaso, encendí la hoguera y tiré dentro un par de ropas de cuero, que llenaron el ambiente de un horrible olor a piel quemada. el humo llenó la habitación y tan solo el lugar donde estaban Ariel y Mikka quedó lejos de esta distracción. Viendo que mi trabajo había servido, cogí la espada y fui a por aquel que habían mencionado, Isaro le suplicaba en sueños, asi que estaba casi segura de quién era y a qué había venido. No fue dificil encontrarlo, era un ángel de alas negras que se mantenía tranquilo en mitad de todo aquello. Crucé muy decidida hacia él, que sonreía de forma cálida, probablemente pensando que ya lo había solucionado todo.
-Si, soy yo -Le respondí, no esperaba que hubiera llegado a sus oidos que Isaro era mi pareja, pero una vez ya lo sabía, ¿qué importaba? -, y no está aquí, asi que coge a tus engendros y lárgate -Le dije, sabiendo de sobra que no iba a hacerlo. No pensaba usar ningún hechizo o conjuro, sin duda él tendría más poder que yo, pero aunque pudiera leerme la mente tal como Edahi o usar poderes extraños tal como Tefael, ninguno era inmune a un espadazo, mucho menos si ni pensaba darselo hasta que mi cuerpo actuó por si mismo y le ataqué. Por desgracia, solo conseguí hacerle un buen corte en un brazo, pues sus reflejos le ayudaron a esquivar. No sabía como me había oido, ¿tal vez el esquivarme había sido una coincidencia?
De cualquier forma intenté volver a herirle.



Última edición por Adamaris el Miér Dic 20, 2017 4:30 pm, editado 1 vez


_________________

Ver perfil de usuario

919 Re: La guerra de los Mil Años el Lun Dic 18, 2017 5:04 pm

Silya

Al escuchar hablar a Cain ya en la habitación nos sorprendió, la pequeña estaba despierta y aunque no estaba llorando por el dolor que debía de estar sintiendo, seguía aferrada a Cain como si no pudiera confiar en nadie más -Ceci… es un bonito nombre- respondí haciendo que se girara para mirarme, ninguno de los de allí era un guardián, por lo que nadie podía ver su enorme alma ni entenderla sin mirarla a los ojos además de mí. Seguramente el tamaño de su alma facilitaba que todos la comprendieran sin que tuviera que hablar, para mí era más fácil debido a que podía sentirla incluso sin entrar en su área cercana, pero si mis suposiciones eran ciertas cualquiera debería poder entenderla si la miraba a los ojos. No como Edahi que eran pensamientos transmitidos, sino ver su propia alma… lo que quería decir en cada momento sin tener que expresarlo con gestos de la cara o de las manos. -Estamos aquí para curarte- añadí con una sonrisa al sentir su pregunta, quería hablar sobre Eva para ver si la conocía, pero en el estado en el que estaba preferí esperar.

Tefa nos avisó que cuando Cain y la niña estuvieran completamente bien se marcharía, quise asentir pero el ruido de la puerta abriéndose con velocidad me hizo mirar a la persona que entraba. Lo conocía muy bien, ese cabello celeste bien peinado, sus ojos azul claro y su tez pálida eran casi imposibles de olvidar. Él me buscó con la mirada mientras jadeaba, parecía haber corrido hasta allí después de escuchar el rumor de que había demonios en el cielo -¡Siliel!- no dudó en estrecharme con fuerza para comprobar que realmente estaba allí -Sabía que un rumor tan extraño solo podía significar que estabas aquí- Era cierto que solo a mí se me ocurriría traer a un demonio al cielo… pero tampoco era tan extraña como para que lo supiera de ese modo ¿No?

Me besó en la frente comprobando que estuviera completamente bien -Me alegro de que estéis todos vivos- admití con una cálida sonrisa, nunca pensé que me lo encontraría tan pronto después de leer su carta -¿Lucas?… ¿Qué está pasando aquí?- Tefa tenía una cara bastante graciosa, no se solía ver su rostro confundido muy a menudo -Es una larga historia- respondió él sin tener ganas de explicar todo lo que había sucedido -¿Puedo ayudar en algo?- preguntó instantes después al darse cuenta de que realmente había dos demonios en el cielo y que estábamos intentando que no se murieran. Lucas también tenía la mente abierta en ese aspecto, fue él quien me hizo comprender que la raza no define a la persona y que las buenas personas se encuentran en todos sitios, independientemente de si eres un ángel, un humano o un demonio.



Mitzrael

Sonreí más ampliamente cuando me dijo lo que ya sabía -Es mejor así, si él estuviera me impediría vengarme- comenté resueltamente, si Cain hubiera aparecido allí no sería tan divertido, quería ver su cara de sufrimiento cuando viera a su chica destrozada y su futuro hijo muerto. -¡Zorra!- la insulté al sentir un dolor agudo en mi brazo -¿Qué crees que estás haciendo?- le pregunté, había pensado dejarla viva pero me lo empezaba a plantear. Le golpeé con mi puño en un lado de la cara -No sé como alguien puede querer a una persona tan agresiva y malhablada como tú habiendo tenido a Silya cerca… Seguro que el niño no entraba en sus planes- vi su cara de odio que seguía insultándome, sin embargo percibí como se oscurecía su rostro un instante -¿Ah?¿He acertado?- Me empezaba a divertir aquello, no solo podía torturarla físicamente después de todo.

Tras golpearla una vez más y que acabara en el suelo desarmada, la agarré del pelo y empecé a tirar de ella hacia el primer lugar vacío que encontré. Ella era mi presa, y no dejaría que otros se divirtieran mirando o torturándola… solo yo podía hacer eso. Se revolvía mucho, pero yo era más fuerte que ella -Si no te callas voy a matarte- le amenacé soltando la primera descarga eléctrica que circuló por su cuerpo a gran velocidad. Ese no era tan potente como los que usaba con Isaro, pero si usaba la misma potencia ella no duraría ni siquiera un rayo -Tienes dos opciones, te portas obedientemente y me diviertes por un rato o sigues insultándome y empiezo a enseñarte lo que es el respeto… te recuerdo que en este pueblo no solo estás tú, mientras antes hagas lo que quiero antes nos iremos todos y menos heridos y muertos habrá- en realidad no podía prometer eso, tan solo les dije de divertirse, no de cuándo había que marcharse, pero eso la mestiza no lo sabía.

Ver perfil de usuario

920 Re: La guerra de los Mil Años el Lun Dic 18, 2017 6:02 pm

Cain / Sessaibushi:
-Nombre: Sessaibushi "Cain" DeepDark
-Edad: 130 años
-Descripción fisica: Su apariencia humana es similar a cualquier otro hombre que puedas cruzarte. Pelo algo más largo de lo habitual, de semblante duro, alto y ligeramente corpulento pero nada muy llamativo. Podría ser desde un soldado cualquiera hasta un panadero o un nómada. Apuesto y caballeroso pero con algo extraño. quizás tan solo un sentimiento de incomodidad cuando su mirada es muy fija o un miedo real a que se acerque. La unica diferencia son las orejas en forma de punta que oculta bajo el pelo.
Tras la rotura del sello, mostró su forma demoniaca. Su fuerza, velocidad y destreza se disparan. El color de ojos se torna ambarino y el pelo se alarga cubriendo su cuerpo. Le salen orejas, hocico y cola. Un lobo espectral ocupa el sitio en que antes había un hombre. Sin embargo, puede volver a su forma humana.
Forma humana

Forma demoniaca completa


-Descripción psicológica: A pesar de ser un demonio, su personalidad y educación lo mueve a ayudar a otras personas, humanos, ángeles o demonios, e intentará hacer lo que esté en su mano Esta es una forma de vivir muy amable y generosa, pero él sabe que es egoísta, pues más que hacerlo por otros, lo hace como compensación por lo ocurrido, para tener la conciencia tranquila.
Si bien sus poderes aumentan cuando los sentimientos negativos que lo rodean son más fuerte
s, este poder va quemándolo como ponzoña venenosa, volviendolo fuerte pero malvado. Por supuesto, no le gusta en absoluto la sensación de estar usando a los demás como canalizadores, por lo que busca liberar su propio poder sin que nadie tenga que odiar, matar o herir a otros. Solo tiene cariño por tres cosas, que lo acompañan en su viaje y de las que jamás se separa: Las espadas que su padre le regaló y una foto que tiene de su familia cuando aún estaban todos. 
Conoce su apellido real, pero no tiene cariño ni curiosidad por establecer contacto con sus abuelos, lo que sus padres le contaron fue más que suficiente para que todo el interés que sentia por esos demonios desapareciese. 


-Historia: En el mundo de los demonios, conocido como Infierno, no es extraño conocer el enlace entre dos demonios unidos por el interés paterno de aumentar su honor, orgullo y renombre. Allí donde la desolación y los sentimientos amargos son el pan de cada día, cuanto más poder se tiene, mayor respeto corresponde a la familia. Aunque las cosas han cambiado un poco, esta fue la razón de que Learty, una joven de la conocida familia demoníaca Rivernigth, huyera de lo que sus padres habían preparado para ella, de la mano del apuesto sirviente que vivía con ellos.
De esta aventura por los mundos, un amor dio paso a la relación clandestina de ambos jóvenes, que viajaron por el Infierno y la tierra humana conociendo sus costumbres y a sus gentes.
Veinte años después, el timbre de la mansión Rivernigth sonó con un apremiante tono de alarma. Al abrirse la puerta, la dulce Learty envuelta en lágrimas pidió ayuda. La guerra habia estallado en el mundo humano y los habia cogido en medio. Ni el avanzado estado en que se encontraba el embarazo de la chica, ni sus heridas o la presencia del marido de esta, herido gravemente, casi inconsciente, ablandó el corazón de sus padres, que cerraron las puertas fingiendo no reconocerla.
Obligandose a ser fuerte, Learty volvió al mundo humano con su marido. La casa era todo lo que tenian y desde ese momento decidieron dejar atras el apellido de ambos y comenzar la segunda parte de su aventura siendo la familia DeepDark, sin honor, sin conocidos, sin nada.
El doloroso parto tuvo lugar en el mundo humano, la madre quedo exahusta, por lo que Crypthorn tuvo que utilizar todos sus conocimientos en espadas, magia y la fuerza de la que disponia para proteger a su mujer y a su hijo, Sessaibushi, el nombre del hermano fallecido de Cryp.

Tras la recuperación y el encuentro de un lugar donde vivir, cuando el pequeño Sessai cumplia los tres años, sus padres tomaron la decision mas dificil. Al serle imposible ocultar su energia demoniaca, los humanos se sentian agresivos hacia el pequeño. Debian protegerlo. La forma mas segura para todos era aprovechar que los ojos del pequeño tenian un color humano para sellar su potencial y que, a ojos ajenos, fuera un niño humano como tantos otros, hasta que llegase la edad en que fuera capaz de cuidarse.
Para evitar que estuviera completamente indefenso, su padre le enseñó todo lo que sabia sobre espadas, reconociendo que Sessai era muy bueno en el manejo de estas, llegando a usar dos y superar a su padre a los 60 años (aparentando 16). Por su parte, Learty no queria enseñarle nada de poderes demoniacos, por lo que solo le contaron la verdad, evitando contarle lo que pudiera asustarlo.

Ajeno a ellos, la guerra avanzaba y cuando la familia se pensaba segura, un giro los separó, dejando al chico con su madre y al padre desaparecido. Delante de él, un ángel confundido atravesó a su madre con su propia arma. El sello que mantenia al demonio de Sessai oculto se rompió, liberandose. La cara del chico se alargó, sus dientes crecieron y cayo a cuatro patas. Un enorme lobo demoniaco de pelo morado claro y negro miraba a los hombres con ojos rojos, llenos de lagrimas. De un mordisco, enloquecido por el dolor de la perdida, mató a aquel que tenia mas cerca. Uno tras otro, todos murieron entre sus fauces, y solo el angel, que habia salido antes de que Learty muriera, estaba vivo. 
La consciencia de Sessai estaba apagada, y su moral y etica se habia quedado encerrada bajo los recuerdos de la reciente muerte de su madre. Sin ver nada, las muertes continuaron durante un rato, todo aquel que le atacaba, era despedazado, fuera quien fuera.
Nadie parecia capaz de pararlo, pero un lobo similar, de un color mas apagado pero de tamaño mayor consiguio tumbarlo. Mientras Sessai se revolvia, ambos, padre e hijo, volvian a su forma humana. No hicieron falta palabras, Crypthron lo sabia. Su esposa, la madre de Sessai, habia muerto. La sangre emanaba el olor de la desesperacion que intentaba ocultar de su hijo.
Sus caminos tardaron aun 1 año en separarse. Cuando una pista del angel causante de todo aquello hizo que Crypthorn olvidara su camino, las nuevas enseñanzas a su hijo para ayudar a su despertar repentino y ahogar el dolor de la perdida, para guiarse por la venganza en la que jamas habia pensado. La peticion de Sessai de que no lo hiciera tardo en hacer efecto, un par de semanas siguiendo al hombre, apagaron la llama del odio.
Si bien el poder de Crypthorn y Sessaibushi era cada vez mayor por la desesperacion de los humanos, ninguno queria seguir lo que su raza solia escoger. Aquel mundo era el que su madre habia elegido, en el que habian vivido durante tanto tiempo y donde ella habia muerto. En un viaje a la tumba de Learty, padre e hijo sabian el siguiente paso. Aventuras separadas, necesitaban pensar, digerir lo ocurrido. Crypthorn partio al anochecer en direccion norte. Sin despedidas, llantos o mentiras. Solo una promesa de reencontrarse cuando sus almas estuvieran recuperadas.
Seis años después, el dia a dia de Cain, el nombre humano que Sessai adopto por ser mas facil que el real, se basaba en ayudar a aquellos que lo necesitaban, a la fuerza si era necesario.

-Gustos y disgustos:
 +Las noches de luna llena
 +Ayudar a la gente
 +Su poder demoníaco cuando esta bajo control
 +Carne
 +
 -Matar por error
 -Descontrolarse
 -Quedarse bloqueado
 -Pescado

-Poderes:
*Poderes de demonio estándar:
Ver el aura de las personas: Al utilizarlo para aumentar su poder, desarrollaron la capacidad de ver las auras. Su forma y color es diferente en cada persona, pero solo se ven cuando el dueño siente algo fuerte. La textura es siempre similar a un vaho, semitransparente, no se "ve" a no ser que se mire.
Visiones de un futuro cercano: El leido debe estar dormido, inconsciente o en coma para poder ser objeto de este poder. El "ritual" es diferente para cada familia, pero el resultado es siempre el mismo, entre 5 y 10 segundos de una escena que ocurrira en el futuro. No es un poder exacto, podría mostrar un peligro, una pista o simplemente una imagen de lo que va a desayunar.
Sobrehumano: Su capacidad sobrehumana les permite moverse por zonas contaminadas sin sentir los efectos de estas (excepto radiación en grados altos)
Modificación temporal de apariencia demoniaca: A pesar de ser muy cansado, en ocasiones, los demonios utilizan la energía oscura ambiental para modificar a ojos de quienes les ven su apariencia demoniaca, no pudiendo cambiar su forma pero si ciertos aspectos como el color del pelo o las escamas, los ojos o el tamaño de los colmillos, incluso su aparición. Esto para quienes tienen mucho potencial mágico (como arcángeles o altos cargos infernales) se ve como una ilusión translucida sobre la verdadera apariencia del sujeto.
Absorción de sentimientos negativos: La ira, el miedo, el dolor y la venganza son algunos de los poderes que más energía y poder suministran a los demonios, que son capaces de utilizarlos a su favor.
*Poderes de Cain:
Velocidad aumentada: Como demonio lobo tiene la capacidad de correr grandes distancias a gran velocidad sin cansarse aunque, una vez pare, deberá descasar hasta reponerse.
Visión nocturna:
 Gracias a su naturaleza lobuna, es capaz de ver sin problemas en noches de luna nueva, tanto en su forma humana como demoníaca.
Alimentación animal: Esto es más una característica, pero por su forma de depredador puede comer carne cruda sin problemas para su organismo.
Comunicación:
 Puede entender y hablar con lobos.

-Extras: Sus padres escogieron un apellido nuevo para su familia, evitando asi dañar de alguna forma a la familia de la chica.
Entre sus ropas esconde una vieja foto de sus padres con él de niño, cuando sus poderes estaban ya sellados.
Le gusta ser un demonio, no odia su naturaleza, a pesar de arrepentirse de lo que hizo.
Tiene una relación con Silya
El nombre que Silya pronunció hizo que la pequeña se girase a mirarla. Sus ojos eran increiblemente expresivos y casi podría decirse que hablaba con ellos, pero seguía pensando en que me sonaba de algo, seguramente Eva la había mencionado mucho tiempo atrás. por ello me pregunté cuánto llevaba esa pobre muchacha sola separada de su familia. Quise tranquilizarla un poco, pero bastante me costaba pensar, encima unos pasos muy apurados se dirigían en nuestra dirección una vez la gente que nos rodeaba se dispersó por que entramos en otro lugar. Un hombre al que no me costó reconocer por haber sido la razón de algunos de mis problemas apareció en la habitación, con la respiración agitada y buscando a alguien con la mirada a toda velocidad, a Silya. tal como le había pasado a Tefael, me quedé con la boca abierta, era quizás la última persona a la que esperaba.
-Tiene que ser una broma... ¿Ellos eran los que estaban vivos? -Gruñí para mi mismo, en un vortice de celos por que él pudiera tocarla y ella le prestase la atención que a mi no y de tranquilidad al verla tan feliz. El ambiente, por alguna razón, parecía increiblemente relajado y eso me mosqueaba, queria... no, necesitaba volver al mundo humano enseguida, aunque Tefael pudiera ayudarnos a resistir no me gustaba estar allí, era incómodo y me estaba sintiendo cada vez más débil, incluso mi hocico estaba comenzando a desaparecer. Tan solo esperaba que reaccionasen antes de que fueramos nosotros los que nos volatirizasemos. No podía hacer nada con la niña en brazos, asi que me centré en ser, basicamente, un perchero.
-Por más que esté aqui dentro sigue doliendo -Les gruñí, cansado de ver como se olvidaban por completo de nosotros dos, siendo Emeriel la única que nos prestaba algo de ayuda. Ssabia que no era asi, pero la presencia de otro ángel y más aún en concreto ese ángel solamente me ponía agresivo.
-Aqui no puedo controlar mi forma -Le dije a Silya, esperando que eso sirviera de algo -Y no creo que me querais suelto por aqui -Noté que mis orejas se mostraban agresivas, tal como me sentía, me era muy dificil tranquilizarme y tan solo Ceci se sentía a gusto en ese lugar, probablemente por la energía de Emeriel, que le eliminaba todos los dolores.


Wendy:
-Nombre: Wendy D'font
-Edad: 20
-Descripción fisica: Una chica de cabellos largos, ojos color miel y piel clara. Es un poco más delgada de lo que a Scar le gustaría, pero se niega a comer más de lo que necesita. Suele llevar las manos limpias y las uñas arregladas, el pelo suelto decorado con un lazo y no utiliza ni pulseras ni colgantes, tampoco anillos. Le gusta ir con colores cálidos, como el marrón o el naranja, y prefiere los vestidos, a no ser que necesite llevar pantalones (por ejemplo, para ir a la montaña o ayudar en algo).



-Descripción psicológica:  Desde pequeña siempre ha sido una chica tímida pues sus padres, al ser un mitad ángel y una medio demonio no eran bien vistos en casi ningún circulo social. Le encanta la naturaleza y con su tía aprendió todo lo que pudo antes de que sus caminos se separasen, por lo que se enfada si alguien la hiere o ensucia. No le gusta hacer daño a los animales ni destrozar las plantas, por lo que prefiere no mirar cuando hay caza o talan para leña. Es muy dulce y amable, pero su timidez le impide mucha de la sociabilidad que le gustaría tener, por suerte para ella, Scar es un remolino. De llanto fácil y alegría contagiosa, parece más una niña cuando esta rodeada de algo que le gusta.
-Historia: Los padres de Wendy, su tía y su primo mayor se mudaron a la aldea improvisada cuando ella tan solo tenía tres años. Sus recuerdos de esa época son borrosos, pero el olor del valle, la tranquilidad y el haber huido de unos horribles ruidos nocturnos hicieron que la pequeña durmiese bien y sin problemas durante el resto del tiempo. Nicole, su tía, la alentó con su amor a la naturaleza, enseñandole a partir de los cinco años todo lo que sabía y la pequela podía aprender. Su madre, Martha, una medio demonio que había escapado por los pelos de la masacre a su familia, la cuidaba pero nunca la notó tan cariñosa como cuando estaba con su padre. Wendy no lo entendía y sus preguntas se respondian con "tiene un mal día, cielo". Jack, su padre, medio ángel, intentó enseñarle la magia que conocía, pero enseguida se dieron cuenta que las habilidades sobrenaturales de la pequeña no se desarrollarian si ella no quería. Y la pequeña, ignorando a sus maestros, salía corriendo tras una mariposa o se paraba a alimentar a cualquier animal.
Conforme crecía, algunas de las conversaciones qe antes pasaban inadvertidas para ella, fueron cobrando sentido. Su madre se había quedado embarazada sin proponerselo, Jack no quería hijos pero no había sido capaz de abandonar a Martha a su suerte. Siendo una niña no deseada, aunque si su madre la veía llorar o herida, si se paraba, no solía mostrar verdaderos signos de amor a su pequeña. Nicole, hermana de Jack, que no había podido tener hijos, le brindaba todo el cariño que su madre no le profesaba. Noir, su primo mayor, hijo del marido de Nicole, fruto de una relación anterior, un ángel, no era partidario de jugar con niñas. Él quería unirse al ejercito.
Cuando cumplió los 16 años, se escapó de casa, haciendo que su madre fuera tras él.  Algunas cartas llegaron durante los siguientes años, con su nuevo hogar, la novia de Noir y el nuevo hijo, un humano adoptado por parte de Nicole. Pero, tras un par de semanas sin noticias, los padres de Wendy tomaron rumbo a aquella morada, dejando a la joven en aquella aldea protegida, donde estaban seguros de que su vida continuaria tranquila y sin problemas. Le mandan una carta cada semana mínimo y, si no pueden, una paloma de luz, creada por Jack, la visita poco despues, para llevarle un regalo y quedarse con ella al menos unas horas.
-Gustos y disgustos:
+La naturaleza
+Los animales (sobre todo los zorros y serpientes) y las plantas (sobre todo la lavanda y la menta)
+Los dias con el cielo lluvioso
+La cecina
+Té de lavanda (Laimae) y menta
+Las noches donde las nubes rodean la luna.
+Cuevas oscuras
-Los sobrenaturales extremistas
-Su tio
-Que le pregunten algo y se la queden mirando muy fijamente
-Que Scar llore
-Poderes: No los ha desarrollado (por elección propia).
-Extras: Cuida de los niños de la aldea y es la profesora de naturaleza oficial, encargada de ir a por hierbas medicinales y separación de hongos venenosos. Vive con Scar desde hace relativamente poco, pero se lleva genial con ella. Ha aprendido medicina humana para complementar los conocimientos de Scar.

Esa mañana, los niños y yo nos dirigimos como muchos días a las montañas, donde tendía lugar la clase de ese día. La planta escogida había sido una flor de olor amargo y color amarillo que realmente era dificil de eliminar de la ropa, por eso les pedí que se pusieran algunas de las cosas que teníamos en el cobertizo, auqnue oliesen a humedad. No estaba muy animada, sentía una presión en el pecho y algo me incomodaba, como si estuviera a punto de pasar, quizás era una tormenta o una guerrilla, pero lo dejé de lado para enseñar a los niños los usos de ese vegetal.
Ocho comenzó a gruñir aún cuando nada perturbaba el ambiente. Eva también estaba alerta y los mellizos inquietos. Algo iba mal. Al mirar a lo alto de la colina, un grupo bajaba a gran velocidad pero increiblemente en silencio absoluto, no nos daba tiempo a avisar.
-Niños, al cobertizo, estaros callados -Uno a uno, los pequeños fueron entrando en la oscuridad del hueco. Eva, Maria de la mano de Cris, los mellizos, Abi en los brazos de Evelyn, Donovan arrastrando a Dino, Laima que no entendía lo que pasaba. Tal como tenían aprendido, ninguno se quejó de mi orden, tan solo la mayor me agarró de la muñeca.
-Evelyn, ya sabes lo que hacer. Quedaros aquí hasta que os vengan a buscar, en absoluto silencio -Sus rostros asustados demostraban que nunca habian esperado llegar a esa situación. Cogi una de las espadas que Scar me habria permitido guardar allí y escondí la entrada tras la puerta cubierta de hiedra. Si no sabias qué habia alli solo parecía una roca llena de vegetación, pero me tomé unos largos minutos para esconderla por completo.
No escapé, tenia que alejar a aquellos desalmados del refugio donde se escondian los niños. No oia nada y la aldea estaba demasiado lejos para mi, asi fui directa contra ellos. Solo me encontré cuatro hombres que se burlaron de las defensas del pueblo, diciendo que si yo era lo mejor que tenian. El corazón me latía veloz, lleno de energia pero temeroso de salir mal parada. Mi arma temblaba entre mis manos dudosas, lo que hizo que bajasen la guardia. De un golpe, el más cercano a mi comenzo a sangrar abundantemente, aunque su quejido alertó a los otros. Retrocedí un paso cuando sacaron sus armas. Dos espadas y un látigo. "Socorro" pensé muerta de miedo cuando se tiraron contra mi. Pude contra uno de ellos aunque fuese casualidad, la daga del más cercano se clavó en el suelo despues de que el filo de mi espada cortase su cuello llenandome de sangre. Estaba herida, sin duda, pero no notaba el dolor. Me cai al suelo y uno de ellos me agarró de los brazos mientras otro usaba la hoja de su arma para quitarme la ropa. Cerré los ojos con fuerza, procurando no gritar con cada herida que me hacían, fingiendo no sentir sus manos por mi cuerpo desnudo, no quería asustar a los niños. Decidí pensar en otra cosa que no fuera lo que aquellos monstruos estaban haciendome sin hacer caso a la sangre que mostraba que era mi primera vez, decidí pensar en algo que me tranquilizase y ese pensamiento se dirigió hacia Edahi, que estaría en el barco, probablemente preparando la comida o simplemente sentado en la borda.

Scar:
-Nombre: Marie Anne Limesground, "Scar"
-Edad: 89
-Descripción fisica: La piel de Scar es de un tono claro pero algo más oscuro que la de Wendy pues se pasa más tiempo al sol, sus ojos de un tono lavanda suave y el pelo violeta casi blanco, siempre atado en una coleta o trenza, casi nunca decorado con nada salvo algún lazo regalo de su amiga Wendy. Le gusta vestir cómoda, con camisetas simples de colores básicos, su chaqueta de "aventuras" y unos pantalones casi siempre destrozados por sus continuos viajesfuera de la casa. Le gusta llevar un a cinta al cuello como si fuera un collar y un par de pulseras que su hermana le dió cuando eran más pequeñas. A su espalda, dos enormes alas marrones creadas por Tefael le dan el aspecto de ángel que siempre quiso.


-Descripción psicológica:  Una chica fuerte, dura, borde y algo agridulce. Es muy directa cuando tiene algo que decir y no se corta un pelo al hablar. Es borde si la situación lo requiere pero sabe cuando debe mantenerse callada. Su caracter desaparece cuando ve un ciervo, pues es su animal favorito.
-Historia: Amaia y Eduardo, sus padres, abandonaron a Scar a sus siete años en la aldea donde ha crecido desde entonces, diciendo que iban a buscar a su hermana. Jamás volvieron. Scar no les odia, pero sabe que si volvieran no los trataria como padres. Se crió con ayuda de los padres de Cain, que la cuidaban como alguien más de la familia, y unos vecinos sin hijos, que la acogieron como tal. Estos han sido desde entonces sus padres, viven aun en la aldea, aunque ella decidió montarse su propia casa más cerca del bosque, bien camuflada, como refugio para un posible ataque. Su historia no es más compleja que eso.
La unica peculiaridad es que su padre era un ángel caido, por lo que la mancha de oscuridad devoró una de las alas de Scar antes de que esta comenzase a andar. Es una mutación genetica que no afectó a su hermana mayor.
-Gustos y disgustos:
+Correr junto a Ocho
+Nadar en el lago desnuda
+El pescado, en especial la trucha frita
+Aunque jamás lo admitirá, volver a ver a sus padres
+Isaro
-Luna nueva
-Eclipses
-Que se burlen por su unica ala
-....
-Poderes: Mantener la estabilidad en una caida
Arma sagradas (regalo de sus padres para que se protegiera), es una daga que hace mucho dejó de ser realmente sagrada
Curación
Vuelo
Si sus emciones se descontrolan, comienza a llover a su alrededor.
-Extras: Vive con Wendy en su casa junto al bosque, aunque visita a sus padres cada dos dias.
Tiene un perro llamado Ocho en el bosque. Entra a casa a dormir y come con ella. Ocho es un mestizo de Pastor alemán y Rottweiler y lo llamó asi por el antifaz que tiene en los ojos, que forma el simbolo infinito.
Es mitad guardían, mitad alquimista con un don innato mínimo para Miada, es decir, no cura las heridas, sino que las restaura. No sabe controlar el tiempo ni sabe que tiene este poder, ya que nunca se ha activado.
El nombre real de su hermana era Rilleta Kathleen pero, al ser muy largo y dificil, todos la llamaban cariñosamente Ricca.
Tiene una relación con Isaro y ha comenzado a vivir con él
La cara me ardia por el golpe de aquel maldito pero me enfrenté a su mirada feroz. Sus palabras me dolieron y titubeé, pero fingí no haber sentido nada, pero sin duda se había dado cuenta.
-¿Ah?¿He acertado? -No dije nada y me levanté dispuesta a atacarle con la espada de nuevo, pero con un simple golpe volvió a tirarme al suelo, lanzando mi espada lejos de donde alzanzaba. Me revolvi, gritandole insultos conforme me tiraba del pelo para arrastrarme lejos, dejando atrás el unico arma que tenía. Mi corazón palpitaba increiblemente fuerte y sentía que me arañaba las alas con el suelo, intenté volar, pero me dolían demasiado, descompensandose y haciendo que se doblasen de formas extrañas.
-Como si callarme sirviera para algo, estupido saco de plumas podridas -Le respondí cuando me amenazó, estaba completamente segura de que alguien no esconde a quien pretende torturar para después dejarlo vivo. Un dolor indescriptiblemente desagradable cruzó por completo mi cuerpo, dejandome durante un momento callada y deshorientada, pero escuché sus palabras con claridad. ¿Sumisa? ¿Yo? Me incorporé con calma, fingiendo estar algo peor de lo que estaba, para poder acercarme a él, mirarlo a los ojos y sonreirle.
-No vales nada comparado con él -Le dije con suavidad antes de escupirle en la cara. Era una mala idea, sin duda provocar a alguien que pretende asesinar a cualquiera no era el mejor de los planes que tenía, pero me negaba por completo a morir en sus manos siendo sumisa, mientras estuviera entretenido conmigo no podría tocar al resto.



Última edición por Adamaris el Miér Dic 20, 2017 4:31 pm, editado 1 vez


_________________

Ver perfil de usuario

921 Re: La guerra de los Mil Años el Mar Dic 19, 2017 2:54 pm

Tefael

Silya se giró a ver a Cain al notar que parecía enfadado e incómodo, se notaba que estaba preocupada por él, pero con los reencuentros y sentir que estaban a salvo no le dio tanta importancia -Puedo enviarte a la tierra de los humanos, y cuando terminemos de curar a Ceci enviarla a ella y a Silya- le ofrecí, no pensaba dejar a la pequeña sola en una tierra tan hostil para los de su raza. Sabía que lo que sentía en ese momento eran celos por Lucas… pero Silya ya estaba con él y no era de las que cambiaban su corazón rápidamente, así que en realidad no tenía que comportarse como lo estaba haciendo.

Parecía que yo solo estaba ahí para hacer compañía, pero en realidad le estaba cediendo gran parte de mi energía a Mer para que se encargara de curar a la pequeña y de mantener la cúpula de oscuridad. Otra presencia se empezó a aproximar a nosotros, mucho más fuerte que cualquiera de las demás -Si te acercas más vas a acabar por matarlos- le avisé antes incluso de que abriera la puerta. Fue en ese momento cuando sentí que todo el ambiente angelical puro se desvaneció como si fuera absorbido, incluso las paredes de un blanco pulcro se tornaron grises pálidas -No sabía que podías hacer eso- comenté mientras habría la puerta y me sonreía, era Chamuel, su largo cabello blanco nieve y su delgada figura eran una de las cosas que más destacaban de ella, era muy hermosa con una cálida mirada llena de amor y una sonrisa tranquila en la cara -Creí que sería mejor si venía para que no fuera doloroso para el joven Cain y así poder saludarlo personalmente- me rodeó por la espalda como si fuera una jovencita queriendo seducir, sin embargo sabía que esa era su forma de ser tan cariñosa como Ariel, olvidándose de que es un arcángel y de que no debería parecer que no sabe lo que está haciendo -Ya hablé con mis hermanos, mientras estéis aquí sois mis protegidos, nadie os puede hacer daño- añadió todavía sin soltarme. Estaba muy feliz de que ella hubiera sido la primera en llegar, porque a menos que hubiera venido Zadekiel con su alegría suprema, estaríamos en problemas. Incluso Rafael se habría enfadado por el hecho de causar alboroto en su lugar de trabajo.

Después de presentarse se marchó manteniendo con facilidad el conjuro, ya que no quería que su presencia pudiera incomodar a las personas de allí -Tomaos todo el tiempo que necesitéis- dijo antes de cerrar la puerta con delicadeza. Gracias a sus conjuros que cercaban la habitación para que hubiera un ambiente idéntico al de la tierra, Mer pudo dejar de crear oscuridad y así dejar a la niña en una cama. Silya aprovechó para acercarse a Cain y ver como estaba, todavía se lo veía algo más molesto de lo habitual y eso preocupó a mi pequeña princesa -¿Estás bien? ¿Prefieres que mantengan el hechizo?- le preguntó tomándolo de las manos sin saber qué podía hacer por él en ese momento… yo estaba feliz por verlos, lo que no me esperaba era lo que se me venía encima.



Edahi

Estaba muy emocionado, para todos era evidente. Ese día era el cumpleaños de Wendy, y le había comprado un pequeño collar que esperaba que le gustara mucho. Dependiendo de su humor al recibirlo, tenía pensado declararme o solo pedirle que pasáramos un día nosotros solos por alguna ciudad a la que podía llevarla para que disfrutara de un día libre de niños y de trabajo.

Había apresurado mucho a los chicos para llegar al puerto antes, quería poder pasar la noche en el pueblo sin que mis compañeros me preguntaran dónde me había metido. En menos de una hora estaría en el puerto… y de ahí al pueblo no tardaba apenas media hora transportándome por los sueños.

collar:







Mitzrael

Aunque mis facciones se endurecieron no me hicieron daño sus palabras -¿Eso es lo que te pasó a ti?¿Se te pudrieron las alas y te pusieron unas falsas?- las mías eran negras, pero no se descomponían porque eso solo les ocurría a los estúpidos mestizos que juntaban sangre de humanos, ángeles negros y ángeles blancos… era por esa razón que a pesar de la mezcla Tefael, un ángel puro, tenía alas de ambos colores sin que se corroyeran, o al menos esa era mi suposición. Me alegré en el interior al creer que realmente me dejaría hacer lo que venía a hacer sin oponerse a ello, pero para mi sorpresa esa no era su intención -Quizás no valga nada, pero eso me da igual, tengo cosas más interesantes que hacer que mejorarme como persona- le aclaré limpiándome lentamente la cara con una de las manos.

Sin previo aviso, la volví a golpear haciendo que volviera a caerse y sin darle tiempo a que se incorporara, la pateé con fuerza antes de usar mis rayos con ella, esta vez un poco más potentes que los anteriores -Tu cuerpo es demasiado débil para soportar por completo mis poderes, así que vamos a ver hasta donde aguantas- tenía pensado ir incrementando poco a poco hasta que chillara de dolor y suplicara por misericordia.

Ver perfil de usuario

922 Re: La guerra de los Mil Años el Mar Dic 19, 2017 3:48 pm

Cain / Sessaibushi:
-Nombre: Sessaibushi "Cain" DeepDark
-Edad: 130 años
-Descripción fisica: Su apariencia humana es similar a cualquier otro hombre que puedas cruzarte. Pelo algo más largo de lo habitual, de semblante duro, alto y ligeramente corpulento pero nada muy llamativo. Podría ser desde un soldado cualquiera hasta un panadero o un nómada. Apuesto y caballeroso pero con algo extraño. quizás tan solo un sentimiento de incomodidad cuando su mirada es muy fija o un miedo real a que se acerque. La unica diferencia son las orejas en forma de punta que oculta bajo el pelo.
Tras la rotura del sello, mostró su forma demoniaca. Su fuerza, velocidad y destreza se disparan. El color de ojos se torna ambarino y el pelo se alarga cubriendo su cuerpo. Le salen orejas, hocico y cola. Un lobo espectral ocupa el sitio en que antes había un hombre. Sin embargo, puede volver a su forma humana.
Forma humana

Forma demoniaca completa


-Descripción psicológica: A pesar de ser un demonio, su personalidad y educación lo mueve a ayudar a otras personas, humanos, ángeles o demonios, e intentará hacer lo que esté en su mano Esta es una forma de vivir muy amable y generosa, pero él sabe que es egoísta, pues más que hacerlo por otros, lo hace como compensación por lo ocurrido, para tener la conciencia tranquila.
Si bien sus poderes aumentan cuando los sentimientos negativos que lo rodean son más fuerte
s, este poder va quemándolo como ponzoña venenosa, volviendolo fuerte pero malvado. Por supuesto, no le gusta en absoluto la sensación de estar usando a los demás como canalizadores, por lo que busca liberar su propio poder sin que nadie tenga que odiar, matar o herir a otros. Solo tiene cariño por tres cosas, que lo acompañan en su viaje y de las que jamás se separa: Las espadas que su padre le regaló y una foto que tiene de su familia cuando aún estaban todos. 
Conoce su apellido real, pero no tiene cariño ni curiosidad por establecer contacto con sus abuelos, lo que sus padres le contaron fue más que suficiente para que todo el interés que sentia por esos demonios desapareciese. 


-Historia: En el mundo de los demonios, conocido como Infierno, no es extraño conocer el enlace entre dos demonios unidos por el interés paterno de aumentar su honor, orgullo y renombre. Allí donde la desolación y los sentimientos amargos son el pan de cada día, cuanto más poder se tiene, mayor respeto corresponde a la familia. Aunque las cosas han cambiado un poco, esta fue la razón de que Learty, una joven de la conocida familia demoníaca Rivernigth, huyera de lo que sus padres habían preparado para ella, de la mano del apuesto sirviente que vivía con ellos.
De esta aventura por los mundos, un amor dio paso a la relación clandestina de ambos jóvenes, que viajaron por el Infierno y la tierra humana conociendo sus costumbres y a sus gentes.
Veinte años después, el timbre de la mansión Rivernigth sonó con un apremiante tono de alarma. Al abrirse la puerta, la dulce Learty envuelta en lágrimas pidió ayuda. La guerra habia estallado en el mundo humano y los habia cogido en medio. Ni el avanzado estado en que se encontraba el embarazo de la chica, ni sus heridas o la presencia del marido de esta, herido gravemente, casi inconsciente, ablandó el corazón de sus padres, que cerraron las puertas fingiendo no reconocerla.
Obligandose a ser fuerte, Learty volvió al mundo humano con su marido. La casa era todo lo que tenian y desde ese momento decidieron dejar atras el apellido de ambos y comenzar la segunda parte de su aventura siendo la familia DeepDark, sin honor, sin conocidos, sin nada.
El doloroso parto tuvo lugar en el mundo humano, la madre quedo exahusta, por lo que Crypthorn tuvo que utilizar todos sus conocimientos en espadas, magia y la fuerza de la que disponia para proteger a su mujer y a su hijo, Sessaibushi, el nombre del hermano fallecido de Cryp.

Tras la recuperación y el encuentro de un lugar donde vivir, cuando el pequeño Sessai cumplia los tres años, sus padres tomaron la decision mas dificil. Al serle imposible ocultar su energia demoniaca, los humanos se sentian agresivos hacia el pequeño. Debian protegerlo. La forma mas segura para todos era aprovechar que los ojos del pequeño tenian un color humano para sellar su potencial y que, a ojos ajenos, fuera un niño humano como tantos otros, hasta que llegase la edad en que fuera capaz de cuidarse.
Para evitar que estuviera completamente indefenso, su padre le enseñó todo lo que sabia sobre espadas, reconociendo que Sessai era muy bueno en el manejo de estas, llegando a usar dos y superar a su padre a los 60 años (aparentando 16). Por su parte, Learty no queria enseñarle nada de poderes demoniacos, por lo que solo le contaron la verdad, evitando contarle lo que pudiera asustarlo.

Ajeno a ellos, la guerra avanzaba y cuando la familia se pensaba segura, un giro los separó, dejando al chico con su madre y al padre desaparecido. Delante de él, un ángel confundido atravesó a su madre con su propia arma. El sello que mantenia al demonio de Sessai oculto se rompió, liberandose. La cara del chico se alargó, sus dientes crecieron y cayo a cuatro patas. Un enorme lobo demoniaco de pelo morado claro y negro miraba a los hombres con ojos rojos, llenos de lagrimas. De un mordisco, enloquecido por el dolor de la perdida, mató a aquel que tenia mas cerca. Uno tras otro, todos murieron entre sus fauces, y solo el angel, que habia salido antes de que Learty muriera, estaba vivo. 
La consciencia de Sessai estaba apagada, y su moral y etica se habia quedado encerrada bajo los recuerdos de la reciente muerte de su madre. Sin ver nada, las muertes continuaron durante un rato, todo aquel que le atacaba, era despedazado, fuera quien fuera.
Nadie parecia capaz de pararlo, pero un lobo similar, de un color mas apagado pero de tamaño mayor consiguio tumbarlo. Mientras Sessai se revolvia, ambos, padre e hijo, volvian a su forma humana. No hicieron falta palabras, Crypthron lo sabia. Su esposa, la madre de Sessai, habia muerto. La sangre emanaba el olor de la desesperacion que intentaba ocultar de su hijo.
Sus caminos tardaron aun 1 año en separarse. Cuando una pista del angel causante de todo aquello hizo que Crypthorn olvidara su camino, las nuevas enseñanzas a su hijo para ayudar a su despertar repentino y ahogar el dolor de la perdida, para guiarse por la venganza en la que jamas habia pensado. La peticion de Sessai de que no lo hiciera tardo en hacer efecto, un par de semanas siguiendo al hombre, apagaron la llama del odio.
Si bien el poder de Crypthorn y Sessaibushi era cada vez mayor por la desesperacion de los humanos, ninguno queria seguir lo que su raza solia escoger. Aquel mundo era el que su madre habia elegido, en el que habian vivido durante tanto tiempo y donde ella habia muerto. En un viaje a la tumba de Learty, padre e hijo sabian el siguiente paso. Aventuras separadas, necesitaban pensar, digerir lo ocurrido. Crypthorn partio al anochecer en direccion norte. Sin despedidas, llantos o mentiras. Solo una promesa de reencontrarse cuando sus almas estuvieran recuperadas.
Seis años después, el dia a dia de Cain, el nombre humano que Sessai adopto por ser mas facil que el real, se basaba en ayudar a aquellos que lo necesitaban, a la fuerza si era necesario.

-Gustos y disgustos:
 +Las noches de luna llena
 +Ayudar a la gente
 +Su poder demoníaco cuando esta bajo control
 +Carne
 +
 -Matar por error
 -Descontrolarse
 -Quedarse bloqueado
 -Pescado

-Poderes:
*Poderes de demonio estándar:
Ver el aura de las personas: Al utilizarlo para aumentar su poder, desarrollaron la capacidad de ver las auras. Su forma y color es diferente en cada persona, pero solo se ven cuando el dueño siente algo fuerte. La textura es siempre similar a un vaho, semitransparente, no se "ve" a no ser que se mire.
Visiones de un futuro cercano: El leido debe estar dormido, inconsciente o en coma para poder ser objeto de este poder. El "ritual" es diferente para cada familia, pero el resultado es siempre el mismo, entre 5 y 10 segundos de una escena que ocurrira en el futuro. No es un poder exacto, podría mostrar un peligro, una pista o simplemente una imagen de lo que va a desayunar.
Sobrehumano: Su capacidad sobrehumana les permite moverse por zonas contaminadas sin sentir los efectos de estas (excepto radiación en grados altos)
Modificación temporal de apariencia demoniaca: A pesar de ser muy cansado, en ocasiones, los demonios utilizan la energía oscura ambiental para modificar a ojos de quienes les ven su apariencia demoniaca, no pudiendo cambiar su forma pero si ciertos aspectos como el color del pelo o las escamas, los ojos o el tamaño de los colmillos, incluso su aparición. Esto para quienes tienen mucho potencial mágico (como arcángeles o altos cargos infernales) se ve como una ilusión translucida sobre la verdadera apariencia del sujeto.
Absorción de sentimientos negativos: La ira, el miedo, el dolor y la venganza son algunos de los poderes que más energía y poder suministran a los demonios, que son capaces de utilizarlos a su favor.
*Poderes de Cain:
Velocidad aumentada: Como demonio lobo tiene la capacidad de correr grandes distancias a gran velocidad sin cansarse aunque, una vez pare, deberá descasar hasta reponerse.
Visión nocturna:
 Gracias a su naturaleza lobuna, es capaz de ver sin problemas en noches de luna nueva, tanto en su forma humana como demoníaca.
Alimentación animal: Esto es más una característica, pero por su forma de depredador puede comer carne cruda sin problemas para su organismo.
Comunicación:
 Puede entender y hablar con lobos.

-Extras: Sus padres escogieron un apellido nuevo para su familia, evitando asi dañar de alguna forma a la familia de la chica.
Entre sus ropas esconde una vieja foto de sus padres con él de niño, cuando sus poderes estaban ya sellados.
Le gusta ser un demonio, no odia su naturaleza, a pesar de arrepentirse de lo que hizo.
Tiene una relación con Silya
Cuanto más dolía de peor humor me iba poniendo, llegando casi a gruñir a Silya cuando me miró, pero me negué a volver sin ella. Comenzaba a marearme y a respirar pesadamente y apenas oía bien lo que ocurría cuando todo lo que estaba afectandome desapareció. como si hubieran estado impidiendome respirar, agarrado del cuello, adelante un par de pasos, sintiendo que o me tranquilizaba o me transformaría tan cerca de Emeriel y la niña.  Conseguí sobreponerme, pero mis orejas se negaorn a desaparecer y mi cola comenzó a dividirse, escociendome bastante. continuaba teniendo los ojos rojos y el exceso de oscuridad se escondió tras ellos, dandoles una apariencia aún más tenebrosa. Sin embargo, aunque esto escocía y molestaba, no era nada comparado con el dolor que sentía hasta ese momento. una mujer que sin duda era muy bella entró en la habitación. Aunque tenía un aura pura como el más limpio de los diamantes, nada en ella emitía la mínima esencia angelical, lo que unido al comentario de Tefael me mostró quién había apartado todo lo que amenazaba con matarnos. Me extrañó mucho que todos allí arriba fueran tan... irresponsablemente amables. Si cualquiera de ellos entrase en el Infierno pocos de nosotros podríamos impedir que los intentasen corromper, aunque abajo tampoco eran especialmente agresivos, simplemete se bastaban de su propio poder para volverlos oscuros.
Cuando Emeriel me lo pidió, dejé a la niña en una de las camas, sentandome a su lado, más cansado de lo que esperaba pero también más tranquilo. Silya no tardó en acercarse a mi, asi que asumi que su aparente distanciamiento tan solo se debía a que no quería ni ponerme aún másnervioso ni mancharse con la oscuridad, cosa que yo prefería evitar, por eso me tuve que soltar de sus cálidas manos.
-No quiero contaminarte -Le dije antes de darle un beso en una de ellas. Me levanté de donde estaba sentado, quizás no era el mejor momento y sin duda Silya iba a enfadarse por ello, pero si tal como había dicho, una vez estuvieramos bien se iba a ir, mi tiempo de vengarme se agotaba. Aún me notaba bastante pesado, asi que el golpe fue mucho menor del que habría recibido de haberse encontrado conmigo nada más llegar al Cielo, pero aún asi el puñetazo que se llevó Tefael fue una venganza pasable.
-Te lo debía -Le dije mirandolo con rencor y agitando la cola enfadado. Un quejido me hizo girarme y recordé que Emeriel recibía el mismo daño físico que Tefael y por ello estaba sufriendo el golpe -Lo siento -Me disculpé rapidamente, agachando las orejas y acercandome a ella -No pretendía hacerte daño a ti -No sabía bien como explicarme, me costaba aún pensar con cierta claridad y la mitad de mi concentración estaba centrada en no transformarme, pero me sentía realmente mal por hacerle daño sin que ella tuviera culpa de nada, asi que esa parte se perdió durante un momento y volví a ser un maldito hombre lobo, frenadome a tiempo y revirtiendo a mi forma humana antes de sacudir la cabeza, molesto. De cualquier forma, no quería irme de alli sin Silya, aunque también prefería n otener que esperar mucho a volver al mundo humano.

Scar:
-Nombre: Marie Anne Limesground, "Scar"
-Edad: 89
-Descripción fisica: La piel de Scar es de un tono claro pero algo más oscuro que la de Wendy pues se pasa más tiempo al sol, sus ojos de un tono lavanda suave y el pelo violeta casi blanco, siempre atado en una coleta o trenza, casi nunca decorado con nada salvo algún lazo regalo de su amiga Wendy. Le gusta vestir cómoda, con camisetas simples de colores básicos, su chaqueta de "aventuras" y unos pantalones casi siempre destrozados por sus continuos viajesfuera de la casa. Le gusta llevar un a cinta al cuello como si fuera un collar y un par de pulseras que su hermana le dió cuando eran más pequeñas. A su espalda, dos enormes alas marrones creadas por Tefael le dan el aspecto de ángel que siempre quiso.


-Descripción psicológica:  Una chica fuerte, dura, borde y algo agridulce. Es muy directa cuando tiene algo que decir y no se corta un pelo al hablar. Es borde si la situación lo requiere pero sabe cuando debe mantenerse callada. Su caracter desaparece cuando ve un ciervo, pues es su animal favorito.
-Historia: Amaia y Eduardo, sus padres, abandonaron a Scar a sus siete años en la aldea donde ha crecido desde entonces, diciendo que iban a buscar a su hermana. Jamás volvieron. Scar no les odia, pero sabe que si volvieran no los trataria como padres. Se crió con ayuda de los padres de Cain, que la cuidaban como alguien más de la familia, y unos vecinos sin hijos, que la acogieron como tal. Estos han sido desde entonces sus padres, viven aun en la aldea, aunque ella decidió montarse su propia casa más cerca del bosque, bien camuflada, como refugio para un posible ataque. Su historia no es más compleja que eso.
La unica peculiaridad es que su padre era un ángel caido, por lo que la mancha de oscuridad devoró una de las alas de Scar antes de que esta comenzase a andar. Es una mutación genetica que no afectó a su hermana mayor.
-Gustos y disgustos:
+Correr junto a Ocho
+Nadar en el lago desnuda
+El pescado, en especial la trucha frita
+Aunque jamás lo admitirá, volver a ver a sus padres
+Isaro
-Luna nueva
-Eclipses
-Que se burlen por su unica ala
-....
-Poderes: Mantener la estabilidad en una caida
Arma sagradas (regalo de sus padres para que se protegiera), es una daga que hace mucho dejó de ser realmente sagrada
Curación
Vuelo
Si sus emciones se descontrolan, comienza a llover a su alrededor.
-Extras: Vive con Wendy en su casa junto al bosque, aunque visita a sus padres cada dos dias.
Tiene un perro llamado Ocho en el bosque. Entra a casa a dormir y come con ella. Ocho es un mestizo de Pastor alemán y Rottweiler y lo llamó asi por el antifaz que tiene en los ojos, que forma el simbolo infinito.
Es mitad guardían, mitad alquimista con un don innato mínimo para Miada, es decir, no cura las heridas, sino que las restaura. No sabe controlar el tiempo ni sabe que tiene este poder, ya que nunca se ha activado.
El nombre real de su hermana era Rilleta Kathleen pero, al ser muy largo y dificil, todos la llamaban cariñosamente Ricca.
Tiene una relación con Isaro y ha comenzado a vivir con él

Sus duras palabras me lograron callar un momento, quise contestarle pero no pude, tenía razón. Simplemente miré al suelo antes de su siguiente pregunta, por la que tampoco se vio afectado, tan solo contestó como si hablase del tiempo, limpiandose con calma, como si no fuera con él. Abrí la boca para volver a insultarle y su golpe me tiró al suelo, habriendome una herida en el brazo. Aunque estaba algo deshorientada, me hice un ovillo, no quería que me pegase en el estómago, me daba igual el resto, pero que no hiciera daño a Clarisse. En el momento en que escuché su plan de seguir asi hasta que mi cuerpo ya no lo soportase me di cuenta de mi error, debería haberme quedado callada, deberia haberle hecho caso, pero si de cualquier forma iba a seguir torturandome, poco importaba que hiciera ya.
Tal como había avisado, el ritmo de aquella tortura no decayó y tan solo paraba unos segundos para que respirase, lo justo para no matarme tan rápido, lo justo para poder alargarlo más. Mantenía como podía mi boca sellada, obligandome a mantener los gritos en mi interior, él quería oirme y yo pensaba retrasarlo lo máximo posible.
Abrí los ojos con dificultad pasado un rato, comenzaba a costarme respirar con normalidad y ese angel cada vez se lo pasaba mejor, pues un dolor horrible me habría hecho perder brevemente la cordura y comenzar a gritar aunque no a súplicar. Otra persona a la que no logré ver estaba hablando con él, manteniendolo de espaldas a mi. Tosí al moverme ligeramente, pero acerqué la pulsera de Tefael a mi boca todo lo que pude.
-¿Isaro? ¿Me oyes? -Hablé muy bajo, segura de que podía oirme. No tardé en escuchar como me respondía, pero escondí la pluma dentro de mi ropa para que el sonido no alcanzase los oidos de mi asesino -No volvais al pueblo -Mitzrael en ese instante miró a su compañero, escuchando algo que le decía. Sin poder leerle los labios supe que esta vez había escuchado mi voz -No vengas, por favor -La pulsera de volvió polvo en mis manos un instante antes de que un relámpago me golpease en la espalda. El dolor me recorrió el cuerpo por completo, pero quedó apartado a un segundo plano cuando noté que me agarraba una de las alas y, a partir de ahí, solo pude oir mis gritos de dolor.



Última edición por Adamaris el Miér Dic 20, 2017 4:31 pm, editado 1 vez


_________________

Ver perfil de usuario

923 Re: La guerra de los Mil Años el Mar Dic 19, 2017 6:07 pm

Silya

Aunque supe porqué me soltaba las manos, quería volvérselas a coger, no me volvería oscura solo por tocarlo en ese estado o pasar un rato junto a él. Antes de que me diera tiempo de decirle nada para al menos animarlo, golpeó a Tefa en la cara haciendo que a Mer se le saltaran las lágrimas por no esperárselo -Auch- se quejó Tefa frotándose su mejilla, mientras que Mer hacía lo mismo con la suya que ya empezaba a ser examinada por el pobre compañero que estaba muy preocupado por ella -Solo duele unos minutos, no se va a poner rojo ni nada- eso era verdad, el dolor que ella recibía era el mismo pero cesaba antes y no dejaba marca alguna. Pero eso no la salvó de que su compañero de trabajo quisiera hacerle algunas curas -No te preocupes, incluso yo lo golpeo en ocasiones aun sabiendo que me dolerá también- admitió sin preocuparse que la juzgaran por herir a la gente siendo un ángel sanador -Si se lo merece no me importa que le pegues, y esta vez se lo merecía con creces- al parecer ella sí sabía el porqué del puñetazo de Cain al rostro de Tefa -Bueno, si estáis hablando de golpearme creo que es porque no me necesitáis más- dijo este después de recuperar la compostura. Se veía un poco dolido, más debido a que Cain estuviera enfadado con él que por el puñetazo recibido -Cuidaos todos mejor la próxima vez- pidió con una pequeña sonrisa que después de tantos años sabía que era porque alguien lo estaba esperando y quería darse prisa por volver -Lo intentaremos- contesté con una sonrisa antes de verlo desaparecer. Ni Cain ni Tefa parecían molestos por lo que acababa de suceder, así que supuse que era una confrontación entre ellos que no tenía demasiada importancia como para preocuparme por ello.

Lucas me miraba algo extrañado, seguramente esperando que dijera algo para ayudar a Tefa -Son asuntos familiares, meterme entre ellos está fuera de cuestión- contesté, si hubiera sido algo más grave si que hubiera intercedido, pero no podía defender a mi padre si se merecía el puñetazo, ni regañar a mi pareja por ello -¿Familiares?… ¿Es tu hermano?- preguntó tímidamente, seguramente Chamuel lo habría mantenido al tanto de que adopté un demonio llamado Edahi y que ahora estaba bajo su cuidado -No, mi hermano está en la tierra surcando los mares. Cain es mi novio- respondí sin pensármelo mucho, con él me ocurría como con Isaro, podía hablarle de todo sin sentirme avergonzada de ello. Su cara estaba algo sorprendida pero reaccionó bastante bien extendiendo su mano hacia Cain -Un placer conocerte, espero que nos llevemos bien y que no me guardes rencor por considerarte mi rival- incliné un poco la cabeza hacia un lado sin terminar de comprender la frase, se veía decidido como siempre y su amabilidad seguía siendo la misma… fue por eso que nunca llegué a comprender aquella extraña presentación.



Edahi

Llegamos un poco antes de tiempo, pero algo en mi interior se revolvía diciéndome que no todo estaba tan bien como parecía. El primer signo de preocupación fue al llegar al puerto. Wendy me había dicho que vendría a verme porque era un puerto que estaba muy cerca de la aldea… sin embargo por más que la busqué no estaba por ningún lado. Lo segundo fue la pulsera que me regaló, se cayó sin más "Algo malo está pasando" pensé saliendo corriendo del lugar sin explicar nada a nadie. Tampoco preguntaron, mi rostro decía que verdaderamente tenía que prisa. Corrí hasta pasar el borde de la ciudad "No tengo tiempo para esto" admití transformándome y levantando el vuelo con rapidez.

Mis alas aletearon con fuerza deseando que todo solo fuera mi intuición errónea y que en realidad todo estuviera tan bien como siempre. En menos de diez minutos estuve allí, me transformé jadeando y me vestí, antes de llegar a la entrada del pueblo y encontrarme con aquella masacre. Todo olía a sangre, a quemado y a fluidos corporales… ¿Donde estaba Wendy? tenía que verla y comprobar que estaba bien, tenía que avisar a alguien para que viniera a ayudar.



Isaro

Me reí de lo patoso que podía llegar a ser Daion en ocasiones, pensé hacerme el sordo en un principio, pero con su insistencia fue imposible hacerme el inocente que no comprendía lo que ocurría -Lo mismo te sucedió cuando lo de las rocas… no se te pueden dejar secretos- comenté bromeando, era igual que Silya se le escapaban los secretos por más que quisiera evitarlo. Me hacía ilusión saber qué regalo era el que había planeado darme, no sabía que podía ser, era tan feliz con todo en mi vida que no creí que necesitara nada más en ella.

La voz de Scar salió del colgante que Silya me dio pidiéndonos que no volviéramos al pueblo -De acuerdo- respondí, sentía que algo iba mal pero ya me había sucedido cuando me preparó la sorpresa de la foto siendo en realidad todo algo bueno -Quizás esté preparando algo y quiera que esperemos un poco- dije en voz alta esperando recibir las opiniones de los tres, pues si por mi fuera iría ya para quitarme aquella sensación de que algo terrible sucedía o iba a suceder.



Mitzrael

La mestiza era bastante dura de roer, tardó más de lo que me esperaba en empezar a gritar -Si fueras más guapa y más sincera no habría llegado a este punto- le comenté, en realidad la belleza no me importaba, solo lo dije por molestarla ya que todas las mujeres querían verse hermosas aunque fuera a los ojos de una única persona. Seguí torturándola por un rato más hasta que escuché la voz de Sahaba que me avisaba de la posibilidad de que Cain y Silya vinieran al pueblo con refuerzos, tanteé la posibilidad viendo que realmente no quería verme con una gran cantidad de seres celestiales.

Fui a aceptar el irnos, pero la voz de Scar captó mi atención -No está bien interrumpir a los demás- comenté mosqueado castigándola por haber hablado con Cain seguramente a través de una pulsera que Silya le daría. Continué un rato más hasta que volví a recibir el aviso de Sahaba que me impidió seguir desquitándome, ya había conseguido lo que había venido a hacer así que no tenía porqué quedarme más tiempo allí -Te salvaste por él- le susurré al oído antes de darme la vuelta y marcharme de allí con todos los demás.

Ver perfil de usuario

924 Re: La guerra de los Mil Años el Mar Dic 19, 2017 6:47 pm

Cain / Sessaibushi:
-Nombre: Sessaibushi "Cain" DeepDark
-Edad: 130 años
-Descripción fisica: Su apariencia humana es similar a cualquier otro hombre que puedas cruzarte. Pelo algo más largo de lo habitual, de semblante duro, alto y ligeramente corpulento pero nada muy llamativo. Podría ser desde un soldado cualquiera hasta un panadero o un nómada. Apuesto y caballeroso pero con algo extraño. quizás tan solo un sentimiento de incomodidad cuando su mirada es muy fija o un miedo real a que se acerque. La unica diferencia son las orejas en forma de punta que oculta bajo el pelo.
Tras la rotura del sello, mostró su forma demoniaca. Su fuerza, velocidad y destreza se disparan. El color de ojos se torna ambarino y el pelo se alarga cubriendo su cuerpo. Le salen orejas, hocico y cola. Un lobo espectral ocupa el sitio en que antes había un hombre. Sin embargo, puede volver a su forma humana.
Forma humana

Forma demoniaca completa


-Descripción psicológica: A pesar de ser un demonio, su personalidad y educación lo mueve a ayudar a otras personas, humanos, ángeles o demonios, e intentará hacer lo que esté en su mano Esta es una forma de vivir muy amable y generosa, pero él sabe que es egoísta, pues más que hacerlo por otros, lo hace como compensación por lo ocurrido, para tener la conciencia tranquila.
Si bien sus poderes aumentan cuando los sentimientos negativos que lo rodean son más fuerte
s, este poder va quemándolo como ponzoña venenosa, volviendolo fuerte pero malvado. Por supuesto, no le gusta en absoluto la sensación de estar usando a los demás como canalizadores, por lo que busca liberar su propio poder sin que nadie tenga que odiar, matar o herir a otros. Solo tiene cariño por tres cosas, que lo acompañan en su viaje y de las que jamás se separa: Las espadas que su padre le regaló y una foto que tiene de su familia cuando aún estaban todos. 
Conoce su apellido real, pero no tiene cariño ni curiosidad por establecer contacto con sus abuelos, lo que sus padres le contaron fue más que suficiente para que todo el interés que sentia por esos demonios desapareciese. 


-Historia: En el mundo de los demonios, conocido como Infierno, no es extraño conocer el enlace entre dos demonios unidos por el interés paterno de aumentar su honor, orgullo y renombre. Allí donde la desolación y los sentimientos amargos son el pan de cada día, cuanto más poder se tiene, mayor respeto corresponde a la familia. Aunque las cosas han cambiado un poco, esta fue la razón de que Learty, una joven de la conocida familia demoníaca Rivernigth, huyera de lo que sus padres habían preparado para ella, de la mano del apuesto sirviente que vivía con ellos.
De esta aventura por los mundos, un amor dio paso a la relación clandestina de ambos jóvenes, que viajaron por el Infierno y la tierra humana conociendo sus costumbres y a sus gentes.
Veinte años después, el timbre de la mansión Rivernigth sonó con un apremiante tono de alarma. Al abrirse la puerta, la dulce Learty envuelta en lágrimas pidió ayuda. La guerra habia estallado en el mundo humano y los habia cogido en medio. Ni el avanzado estado en que se encontraba el embarazo de la chica, ni sus heridas o la presencia del marido de esta, herido gravemente, casi inconsciente, ablandó el corazón de sus padres, que cerraron las puertas fingiendo no reconocerla.
Obligandose a ser fuerte, Learty volvió al mundo humano con su marido. La casa era todo lo que tenian y desde ese momento decidieron dejar atras el apellido de ambos y comenzar la segunda parte de su aventura siendo la familia DeepDark, sin honor, sin conocidos, sin nada.
El doloroso parto tuvo lugar en el mundo humano, la madre quedo exahusta, por lo que Crypthorn tuvo que utilizar todos sus conocimientos en espadas, magia y la fuerza de la que disponia para proteger a su mujer y a su hijo, Sessaibushi, el nombre del hermano fallecido de Cryp.

Tras la recuperación y el encuentro de un lugar donde vivir, cuando el pequeño Sessai cumplia los tres años, sus padres tomaron la decision mas dificil. Al serle imposible ocultar su energia demoniaca, los humanos se sentian agresivos hacia el pequeño. Debian protegerlo. La forma mas segura para todos era aprovechar que los ojos del pequeño tenian un color humano para sellar su potencial y que, a ojos ajenos, fuera un niño humano como tantos otros, hasta que llegase la edad en que fuera capaz de cuidarse.
Para evitar que estuviera completamente indefenso, su padre le enseñó todo lo que sabia sobre espadas, reconociendo que Sessai era muy bueno en el manejo de estas, llegando a usar dos y superar a su padre a los 60 años (aparentando 16). Por su parte, Learty no queria enseñarle nada de poderes demoniacos, por lo que solo le contaron la verdad, evitando contarle lo que pudiera asustarlo.

Ajeno a ellos, la guerra avanzaba y cuando la familia se pensaba segura, un giro los separó, dejando al chico con su madre y al padre desaparecido. Delante de él, un ángel confundido atravesó a su madre con su propia arma. El sello que mantenia al demonio de Sessai oculto se rompió, liberandose. La cara del chico se alargó, sus dientes crecieron y cayo a cuatro patas. Un enorme lobo demoniaco de pelo morado claro y negro miraba a los hombres con ojos rojos, llenos de lagrimas. De un mordisco, enloquecido por el dolor de la perdida, mató a aquel que tenia mas cerca. Uno tras otro, todos murieron entre sus fauces, y solo el angel, que habia salido antes de que Learty muriera, estaba vivo. 
La consciencia de Sessai estaba apagada, y su moral y etica se habia quedado encerrada bajo los recuerdos de la reciente muerte de su madre. Sin ver nada, las muertes continuaron durante un rato, todo aquel que le atacaba, era despedazado, fuera quien fuera.
Nadie parecia capaz de pararlo, pero un lobo similar, de un color mas apagado pero de tamaño mayor consiguio tumbarlo. Mientras Sessai se revolvia, ambos, padre e hijo, volvian a su forma humana. No hicieron falta palabras, Crypthron lo sabia. Su esposa, la madre de Sessai, habia muerto. La sangre emanaba el olor de la desesperacion que intentaba ocultar de su hijo.
Sus caminos tardaron aun 1 año en separarse. Cuando una pista del angel causante de todo aquello hizo que Crypthorn olvidara su camino, las nuevas enseñanzas a su hijo para ayudar a su despertar repentino y ahogar el dolor de la perdida, para guiarse por la venganza en la que jamas habia pensado. La peticion de Sessai de que no lo hiciera tardo en hacer efecto, un par de semanas siguiendo al hombre, apagaron la llama del odio.
Si bien el poder de Crypthorn y Sessaibushi era cada vez mayor por la desesperacion de los humanos, ninguno queria seguir lo que su raza solia escoger. Aquel mundo era el que su madre habia elegido, en el que habian vivido durante tanto tiempo y donde ella habia muerto. En un viaje a la tumba de Learty, padre e hijo sabian el siguiente paso. Aventuras separadas, necesitaban pensar, digerir lo ocurrido. Crypthorn partio al anochecer en direccion norte. Sin despedidas, llantos o mentiras. Solo una promesa de reencontrarse cuando sus almas estuvieran recuperadas.
Seis años después, el dia a dia de Cain, el nombre humano que Sessai adopto por ser mas facil que el real, se basaba en ayudar a aquellos que lo necesitaban, a la fuerza si era necesario.

-Gustos y disgustos:
 +Las noches de luna llena
 +Ayudar a la gente
 +Su poder demoníaco cuando esta bajo control
 +Carne
 +
 -Matar por error
 -Descontrolarse
 -Quedarse bloqueado
 -Pescado

-Poderes:
*Poderes de demonio estándar:
Ver el aura de las personas: Al utilizarlo para aumentar su poder, desarrollaron la capacidad de ver las auras. Su forma y color es diferente en cada persona, pero solo se ven cuando el dueño siente algo fuerte. La textura es siempre similar a un vaho, semitransparente, no se "ve" a no ser que se mire.
Visiones de un futuro cercano: El leido debe estar dormido, inconsciente o en coma para poder ser objeto de este poder. El "ritual" es diferente para cada familia, pero el resultado es siempre el mismo, entre 5 y 10 segundos de una escena que ocurrira en el futuro. No es un poder exacto, podría mostrar un peligro, una pista o simplemente una imagen de lo que va a desayunar.
Sobrehumano: Su capacidad sobrehumana les permite moverse por zonas contaminadas sin sentir los efectos de estas (excepto radiación en grados altos)
Modificación temporal de apariencia demoniaca: A pesar de ser muy cansado, en ocasiones, los demonios utilizan la energía oscura ambiental para modificar a ojos de quienes les ven su apariencia demoniaca, no pudiendo cambiar su forma pero si ciertos aspectos como el color del pelo o las escamas, los ojos o el tamaño de los colmillos, incluso su aparición. Esto para quienes tienen mucho potencial mágico (como arcángeles o altos cargos infernales) se ve como una ilusión translucida sobre la verdadera apariencia del sujeto.
Absorción de sentimientos negativos: La ira, el miedo, el dolor y la venganza son algunos de los poderes que más energía y poder suministran a los demonios, que son capaces de utilizarlos a su favor.
*Poderes de Cain:
Velocidad aumentada: Como demonio lobo tiene la capacidad de correr grandes distancias a gran velocidad sin cansarse aunque, una vez pare, deberá descasar hasta reponerse.
Visión nocturna:
 Gracias a su naturaleza lobuna, es capaz de ver sin problemas en noches de luna nueva, tanto en su forma humana como demoníaca.
Alimentación animal: Esto es más una característica, pero por su forma de depredador puede comer carne cruda sin problemas para su organismo.
Comunicación:
 Puede entender y hablar con lobos.

-Extras: Sus padres escogieron un apellido nuevo para su familia, evitando asi dañar de alguna forma a la familia de la chica.
Entre sus ropas esconde una vieja foto de sus padres con él de niño, cuando sus poderes estaban ya sellados.
Le gusta ser un demonio, no odia su naturaleza, a pesar de arrepentirse de lo que hizo.
Tiene una relación con Silya
Me tranquilizó levemente saber que Emeriel no estaba enfadada por mi actuación, aceptando que tenía mis razones para hacerlo. En cambio, Tefael que yo pensaba que sería quién se lo tomaría a broma, parecía mosqueado cuando decidió marcharse de nuevo, por su mirada parecía estar también pensando en que mi padre estaba solo, asi que no detuve su marcha, seguia un poco mosqueado, asi que no me apetecía hablar con él. El más extrañado de todos, además de Silya, era Lucas, que la miraba esperando una explicación que ella no tenía. Me sorprendió que no me dijese nada por eso, pero tampoco quería que se enfadara, era verdad que con toda seguridad habría muerto si me hubiese llegado a enfrentarme a Mitzrael, pero me molestaba que me hubiera engañado como a un niño pequeño, provocando que acabase en el cielo. Mis orejas escucharon que me mencionaban, pero ya que no estaba prestando atención no pude saber por que Silya me había llamado. ¿Estaban hablando de mi? Lucas se acercó a donde estaba y me tendió la mano, asegurando que era un placer conocerme.
-No se que quieres que te responda, hasta que has entrado pensaba que estabas muerto y ya no tenía que considerarte como tal -Le dije con total sinceridad sin saber si era cosa del lugar, de su aura o simplemente de mi enfado, pero igualmente le estreché la mano, dandome cuenta por el rabillo del ojo de que para Silya esa conversación no tenía sentido, lo que me hizo reirme.
-Sigues siendo demasiado inocente -Estaba seguro de que ella no se daba ni cuenta de lo que causaba en todos a los que se cruzaba, lo cual era extraño ya que había llegado a entenderme a mi.

Scar:
-Nombre: Marie Anne Limesground, "Scar"
-Edad: 89
-Descripción fisica: La piel de Scar es de un tono claro pero algo más oscuro que la de Wendy pues se pasa más tiempo al sol, sus ojos de un tono lavanda suave y el pelo violeta casi blanco, siempre atado en una coleta o trenza, casi nunca decorado con nada salvo algún lazo regalo de su amiga Wendy. Le gusta vestir cómoda, con camisetas simples de colores básicos, su chaqueta de "aventuras" y unos pantalones casi siempre destrozados por sus continuos viajesfuera de la casa. Le gusta llevar un a cinta al cuello como si fuera un collar y un par de pulseras que su hermana le dió cuando eran más pequeñas. A su espalda, dos enormes alas marrones creadas por Tefael le dan el aspecto de ángel que siempre quiso.


-Descripción psicológica:  Una chica fuerte, dura, borde y algo agridulce. Es muy directa cuando tiene algo que decir y no se corta un pelo al hablar. Es borde si la situación lo requiere pero sabe cuando debe mantenerse callada. Su caracter desaparece cuando ve un ciervo, pues es su animal favorito.
-Historia: Amaia y Eduardo, sus padres, abandonaron a Scar a sus siete años en la aldea donde ha crecido desde entonces, diciendo que iban a buscar a su hermana. Jamás volvieron. Scar no les odia, pero sabe que si volvieran no los trataria como padres. Se crió con ayuda de los padres de Cain, que la cuidaban como alguien más de la familia, y unos vecinos sin hijos, que la acogieron como tal. Estos han sido desde entonces sus padres, viven aun en la aldea, aunque ella decidió montarse su propia casa más cerca del bosque, bien camuflada, como refugio para un posible ataque. Su historia no es más compleja que eso.
La unica peculiaridad es que su padre era un ángel caido, por lo que la mancha de oscuridad devoró una de las alas de Scar antes de que esta comenzase a andar. Es una mutación genetica que no afectó a su hermana mayor.
-Gustos y disgustos:
+Correr junto a Ocho
+Nadar en el lago desnuda
+El pescado, en especial la trucha frita
+Aunque jamás lo admitirá, volver a ver a sus padres
+Isaro
-Luna nueva
-Eclipses
-Que se burlen por su unica ala
-....
-Poderes: Mantener la estabilidad en una caida
Arma sagradas (regalo de sus padres para que se protegiera), es una daga que hace mucho dejó de ser realmente sagrada
Curación
Vuelo
Si sus emciones se descontrolan, comienza a llover a su alrededor.
-Extras: Vive con Wendy en su casa junto al bosque, aunque visita a sus padres cada dos dias.
Tiene un perro llamado Ocho en el bosque. Entra a casa a dormir y come con ella. Ocho es un mestizo de Pastor alemán y Rottweiler y lo llamó asi por el antifaz que tiene en los ojos, que forma el simbolo infinito.
Es mitad guardían, mitad alquimista con un don innato mínimo para Miada, es decir, no cura las heridas, sino que las restaura. No sabe controlar el tiempo ni sabe que tiene este poder, ya que nunca se ha activado.
El nombre real de su hermana era Rilleta Kathleen pero, al ser muy largo y dificil, todos la llamaban cariñosamente Ricca.
Tiene una relación con Isaro y ha comenzado a vivir con él

Las lágrimas habían dejado de salir, el dolor quedaba lejos de mi mente y hacía rato ya que no me movía para impedir que los relámpagos me alcanzasen. Tenía la mirada perdida y no sentía nada, tan solo estaba completamente paralizada, sin llegar a procesar lo que veía. Una pared de roca, o tal vez el suelo de algún lugar, frío y húmedo de algo caliente, rojizo, mi sangre, que salía abundantemente de todas las heridas que tenía. Me daba miedo quedarme ahí, pero no era capaz de moverme o pensar en algo, simplemente estaba ahí, esperando que acabasen. Sentí que alguien me hablaba, pero no entendí lo que decía, tan solo escuché un ruido sin forma y el viento de una voz exhalando cerca mío. ¿Se había ido? No, yo seguía viva, o al menos eso era lo que creía. Oía una voz lejana llamandome, un ruido de algo, gritos o sollozos, no era capaz de diferenciarlos y, sinceramente, tampoco quería.

Alguien rondaba cerca del refugio, Abi estaba dormida por ayuda de Mikka y el resto apenas podía sentir la presencia que con el miedo me impedía ver su alma. Estaba sustada, tenía mucho miedo y la respiración pesada de los demás no me ayudaba. quería llorar, quería correr, pero no podíamos salir, no todavía. Escuché que alguien me hablaba y me notaba realmente más fuerte, mis manos se sentían extrañas y no lo comprendí hasta que los gemelos me preguntaron porqué tenía plumas. El miedo al escuchar a esa persona acercarse a donde estabamos me hizo ponerme justo delante de todos, podía intuir a quién nos iba a descubrir, Evelyn cogería a Abi y todos saldrían corriendo mientras yo atacaba. Abrí las alas de par en par para que no fuera capaz de verlos, Lamia halagó su color puramente blanco, asi como las marcas negras alrededor de mis ojos. Me habían dicho que en la cabaña donde me encontraron había plumas de cisne, asi que no tuve dudas en cuanto a qué era.
La puerta se abrió y en el instante antes de averiguar quién era, salté a por él, pero Edahi no tuvo dificultad por esquivarme. Los demás se sorprendieron de algo que no pude escuchar y me quedé quieta.
"No oigo a Wendy desde hace mucho rato" Le grité en mis pensamientos, esperando que los del resto no los solapasen "Por favor, ves a buscarla" estaba muy asustada, había oido algunas de las cosas que esos hombres le decían y algunos de sus gritos. No pretendía que pudiera verlo, pero sin duda una parte de esos pensamientos se filtraron hasta donde ñel podía leer, pues salió corriendo sin apenas dudar. Nosotros, por nuestro lado, decidimos volver al pueblo, ya nos habían sacado de allí, de modo que el peligro había pasado.


Wendy:
-Nombre: Wendy D'font
-Edad: 20
-Descripción fisica: Una chica de cabellos largos, ojos color miel y piel clara. Es un poco más delgada de lo que a Scar le gustaría, pero se niega a comer más de lo que necesita. Suele llevar las manos limpias y las uñas arregladas, el pelo suelto decorado con un lazo y no utiliza ni pulseras ni colgantes, tampoco anillos. Le gusta ir con colores cálidos, como el marrón o el naranja, y prefiere los vestidos, a no ser que necesite llevar pantalones (por ejemplo, para ir a la montaña o ayudar en algo).



-Descripción psicológica:  Desde pequeña siempre ha sido una chica tímida pues sus padres, al ser un mitad ángel y una medio demonio no eran bien vistos en casi ningún circulo social. Le encanta la naturaleza y con su tía aprendió todo lo que pudo antes de que sus caminos se separasen, por lo que se enfada si alguien la hiere o ensucia. No le gusta hacer daño a los animales ni destrozar las plantas, por lo que prefiere no mirar cuando hay caza o talan para leña. Es muy dulce y amable, pero su timidez le impide mucha de la sociabilidad que le gustaría tener, por suerte para ella, Scar es un remolino. De llanto fácil y alegría contagiosa, parece más una niña cuando esta rodeada de algo que le gusta.
-Historia: Los padres de Wendy, su tía y su primo mayor se mudaron a la aldea improvisada cuando ella tan solo tenía tres años. Sus recuerdos de esa época son borrosos, pero el olor del valle, la tranquilidad y el haber huido de unos horribles ruidos nocturnos hicieron que la pequeña durmiese bien y sin problemas durante el resto del tiempo. Nicole, su tía, la alentó con su amor a la naturaleza, enseñandole a partir de los cinco años todo lo que sabía y la pequela podía aprender. Su madre, Martha, una medio demonio que había escapado por los pelos de la masacre a su familia, la cuidaba pero nunca la notó tan cariñosa como cuando estaba con su padre. Wendy no lo entendía y sus preguntas se respondian con "tiene un mal día, cielo". Jack, su padre, medio ángel, intentó enseñarle la magia que conocía, pero enseguida se dieron cuenta que las habilidades sobrenaturales de la pequeña no se desarrollarian si ella no quería. Y la pequeña, ignorando a sus maestros, salía corriendo tras una mariposa o se paraba a alimentar a cualquier animal.
Conforme crecía, algunas de las conversaciones qe antes pasaban inadvertidas para ella, fueron cobrando sentido. Su madre se había quedado embarazada sin proponerselo, Jack no quería hijos pero no había sido capaz de abandonar a Martha a su suerte. Siendo una niña no deseada, aunque si su madre la veía llorar o herida, si se paraba, no solía mostrar verdaderos signos de amor a su pequeña. Nicole, hermana de Jack, que no había podido tener hijos, le brindaba todo el cariño que su madre no le profesaba. Noir, su primo mayor, hijo del marido de Nicole, fruto de una relación anterior, un ángel, no era partidario de jugar con niñas. Él quería unirse al ejercito.
Cuando cumplió los 16 años, se escapó de casa, haciendo que su madre fuera tras él.  Algunas cartas llegaron durante los siguientes años, con su nuevo hogar, la novia de Noir y el nuevo hijo, un humano adoptado por parte de Nicole. Pero, tras un par de semanas sin noticias, los padres de Wendy tomaron rumbo a aquella morada, dejando a la joven en aquella aldea protegida, donde estaban seguros de que su vida continuaria tranquila y sin problemas. Le mandan una carta cada semana mínimo y, si no pueden, una paloma de luz, creada por Jack, la visita poco despues, para llevarle un regalo y quedarse con ella al menos unas horas.
-Gustos y disgustos:
+La naturaleza
+Los animales (sobre todo los zorros y serpientes) y las plantas (sobre todo la lavanda y la menta)
+Los dias con el cielo lluvioso
+La cecina
+Té de lavanda (Laimae) y menta
+Las noches donde las nubes rodean la luna.
+Cuevas oscuras
-Los sobrenaturales extremistas
-Su tio
-Que le pregunten algo y se la queden mirando muy fijamente
-Que Scar llore
-Poderes: No los ha desarrollado (por elección propia).
-Extras: Cuida de los niños de la aldea y es la profesora de naturaleza oficial, encargada de ir a por hierbas medicinales y separación de hongos venenosos. Vive con Scar desde hace relativamente poco, pero se lleva genial con ella. Ha aprendido medicina humana para complementar los conocimientos de Scar.
+18:
No recomendado a personas sensibles:
Vale, esta ya es por molestar:
[Wendy]
Uno de esos hombres me golpearon en la cara, riendose aún de lo que el pueblo tenía como defensa. Intenté soltarme, pero entre los tres que quedaban me era imposible revolverme demasiado. Las bromas entre los desconocidos aumentaron poco a poco, conforme el que tenía las manos libres de sujetarme, de pelo oscuro y sucio y ojos fríos como el hielo, me desabrochaba los botones. La impaciencia pudo con otro de ellos, el mayor, de pelo grisaceo y cuya mirada me provocaba asco, que cogió la daga que tenían con ellos y rasgó toda mi ropa, haciendome un pequeño corte en el estómago. Eso no los detuvo y el último, de pelo largo, piel pálida y alas grises, me pretó la herida, avisandome de que si gritaba lo iba a lamentar. Contuvé la respiración mientras las lágrimas comenzaban a caerme por el rostro, murmurando que me dejasen en paz, que me soltasen, pero tan solo provoqué risas. Cerré los ojos para no tener que enfrentarme a sus miradas, sintiendo arcadas al notar que la lengua de uno de ellos subia desde la herida hasta la parte baja de mi cuello, mientras las manos de otro usaban toda la fuerza de la que disponían para abrirme las piernas.
-No seas estrecha -Se burló con voz grave y divertida el que parecía mas gentil, comparado con los otros, pues por lo menos no me había rasgado la ropa. Por más que lo intenté, el filo de un cuchillo realmente frío me recorrió el cuello de un lado a otro, lo que por supuesto me hizo obedecer. Aún sin mirar pude notar el movimiento del que había hablado, acercándose a mi, tumbadose encima mío para besarme a la fuerza, de forma muy desagradable y metiendome la lengua demasiado hasta hacerme toser. Tenía ademas un sabor a medicina o algo similar que pasó a mi boca por su saliva. Las manos de los otros dos me agarraron con más fuerza al notar que me revolvía y, una vez paré, pensé que me había soltado, pero seguían sujetandome con una de ellas. Los labios de esa persona tan desagradable fueron cubriendo mi cuerpo como si fuera petróleo, dandome ganas de gritar, pero con demasiado miedo para hacerlo. Me ahogaba el peso de ese hombre sobre mi, pretandose como si fuera un perro sarnoso y babeandome el cuello donde respiraba con un asqueroso deseo inmoral.
-Soltadme, por favor -Pedí entre lágrimas, recibiendo de nuevo risas y un jadeo en mi oido que me hizo apretar los ojos, apartando la cara todo lo que pude de él. Sus compañeros lo instaron a darse prisa, usando sus cuerpos para mantenerme inmovilizada mientras frotaban algo que preferí no pensar contra mis pechos. Tal como pidieron, la mano de ese desagradable ser desapareció de mi rango de sentidos y volvió para pretarme el cuello.
-Quieta, preciosa -Dijo en mi oido, apoyandose aún más sobre mi -No me gustaría hacerte más daño -Pretó su agarre, no llegaba a ahogarme pero era algo más costoso respirar, provocando que mi miedo aumentase. "Socorro" Pensé aterrorizada, esperando que alguien viniera a ayudarme, pero nadie apareció, nadie me iba a rescatar, pues no eran los únicos que se encontraban en la aldea. 
Perdido en su impaciencia, sentí que algo duro y que ardia me empujaba en la ingle. El no acertar molestó al tipo de pelo oscuro y la siguiente vez, en la que lo consiguió, me hizo gritar de dolor por la fuerza que había usado. Me revolví pero ese hombre no dejaba de moverse, diciendo cosas que me hacían querer morirme del asco. Sus compañeros, animados por los desagradables jadeos del que supuse que era el lider, empezaron a comportarse de una forma más agresiva, tirandome del pelo y obligandome a hacer cosas en las que dejé de pensar. "Matadme ya"  pensé aterrorizada, asqueada y con ganas de vomitar. No pude gritar y las pocas veces que lo hice recibí un corte, cada vez menos medido y más profundo. Un ruido lejano hizo que dos de ellos parasen, avisando al tercero que me usó para limpiarse después de terminar. Agarré la daga que estaban usando contra mi y le corté el cuello sin dudar. Los otros salieron corriendo a toda velocidad, no por miedo, ya que ni se habían dado cuenta, sino por que alguien los llamaba. En cuanto esuve sola, vomité a un lado del cadaver, asqueada por lo ocurrido, incluido el haberlo matado. Cogí la espada después de vestirme con la ropa que pude robarle, con la mente completamente en blanco.
No quise mirarme, no quise parar. Le quite la ropa a ese ser y me la puse sobre la mia. Cada movimiento que hacia dolía, escocia, me sentía sucia, desgarrada y rota, notaba enormes lágrimas cayendo por mi cara con cada punzada que notaba.
Senti un bloque de hielo recorrer mi cuerpo al escuchar un ruido tras de mi. Agarré con fuerza la espada antes de girarme, decidida a acabar con quien fuera  a interponerse entre los niños y yo, pero, en cuanto vi a Edahi, la espada cayó a mis pies con un ruido demasiado molesto.



Última edición por Adamaris el Jue Ene 04, 2018 4:04 pm, editado 2 veces


_________________

Ver perfil de usuario

925 Re: La guerra de los Mil Años el Jue Dic 21, 2017 11:14 am

Silya

Se parecían agradar mutuamente, ya que ambos eran muy sinceros y amables, pude ver en sus ojos que la rivalidad de la que hablaban no era algo malo porque ninguno de los dos estaba tenso ni incómodo realmente. Los dos se rieron al mismo tiempo siendo Cain el que me aclaró el porqué, me sonrojé sin saber si era un halago o una burla -Sí que lo eres- me confirmó Lucas con una sonrisa similar a la que tenía Cain en su rostro lleno de cariño -Solo os conocéis de un día y ya estáis de acuerdo en esto. Parece que vais a ser buenos amigos- Dije feliz sin darle más importancia a las palabras de los chicos, tenían personalidades similares con solo algunas diferencias, sentía que se llevarían bien en poco tiempo.

Estuvimos un rato más hablando los tres. Lucas me contó cómo estaban Haran y Dasaria que parecían especialmente bien según lo que escuchaba, pronto volverían a poder pisar la tierra gracias a los sellos que les daban -Así que podremos visitarte en menos de lo que esperas- añadió antes de revolverme el pelo con dulzura. Se marchó después de charlar un par de minutos asegurando que debía de hablar con ellos y despidiéndose sabiendo que probablemente ya no estaríamos allí cuando regresara.

Efectivamente, a Mer poco le quedaba ya de las curas, y aunque la pequeña demonio estaba cansada, sus heridas pudieron cerrar por completo sin ninguna complicación. Mer ya se había llevado a su compañero de allí quedándonos solos los tres, debíamos volver ya a la tierra para que todos pudieran seguir con sus vidas… sin embargo antes de que fuera capaz de preguntar a dónde deberíamos ir una voz nos tensó -Bueno, bueno, bueno seguro que sabes quién soy- hacía más de un siglo que le regalé esa pluma, jamás imaginé que la usaría algún día… y menos en ese momento cuando ni siquiera lo queríamos oír -Tan solo vengo a avisar de que ya que vosotros huisteis, me vengué de otro modo- empezó a costarme respirar, no quería que nadie sufriera solo por no haber dado la cara cuando fue necesario -Espero que Cain esté contigo, así podrás contarle que no será padre… si no hubiera ocurrido lo del acantilado seguramente habría sido mejor para todos- toqué mi estómago sin dudar ni un instante de sus palabras, yo nunca me había quedado embarazada pero sabía de alguien que sí -El bebé- musité levantando la vista hacia Cain con los ojos asustados -Tenemos que irnos ¡Ya!- les dije sin dar ninguna explicación tocándolos para el transporte, tal vez era por la urgencia que sentía por ir al pueblo o por el odio que estaba sintiendo en ese momento hacia Mitz que pude escuchar como se rompía la pluma que tantos años atrás le regalé.



Edahi

Me encontré con algunos vecinos heridos cuando decidí llamar a Silya, ellos me preguntaron por los niños pues no tenían ni idea de donde podían estar y de si les había ocurrido algo -Voy a verlos, vosotros quedaos aquí- les pedí. Sabía dónde estarían por las normas que Wendy siempre repetía, no dudando ni un instante en dirigirme hacia allí esperando que nada malos les hubiera ocurrido. Suspiré aliviado cuando los encontré esquivando sin dificultad el inocente ataque de Eva -Ya estáis a salvo, las personas malas se han ido- les comenté permitiendo que salieran para ir con sus respectivas familias. Quizás era por la ansiedad que sentía de no haber visto a Wendy por ningún lado que al escuchar las palabras de Eva ni me fijé en sus plumas… sus pensamientos y los recuerdos de sus gritos fueron suficiente para que saliera corriendo de allí en busca de Wendy.

Corrí por la zona en su busca mientras avisaba a Silya de lo ocurrido que ya parecía estar al tanto, en ese instante quería poder ser Cain o Isaro para rastrearla, pero mi olfato no era tan bueno en las distancias como el de los otros dos demonios. Después de correr durante un rato por fin la logré ver a lo lejos, me acerqué velozmente tensándome al ver que me amenazaba con la espada hasta verme bien la cara -¡Wendy!- exclamé aliviado abrazándola estrechamente, había estado tan preocupado… Por primera vez le di un beso en los labios con iniciativa propia, había sentido mucho miedo de perderla y de saber que no la volvería a ver ni poderle decir que realmente la amaba muchísimo. Arrugué el entrecejo al separar mis labios de los suyos identificando un olor muy claro que me preocupaba casi tanto como el olor a sangre -¿E-Estás bien?- antes lo creí así por verla andar con una espada, pero su mirada era vacía y cansada, no llevaba sus ropas y la esencia de hombre… me decían que mi primera idea era equivocada.



Isaro

Zahán para dejarme tranquilo decidió enviar a su mensajero para saber qué era lo que ocurría allí, encontrándose con una figura que era muy conocida para mí -Mitzrael- nombré sorprendido y asustado, no era una buena noticia si él estaba por allí. Me paralicé durante unos segundos hasta que comprendí que Scar solo había dicho eso para protegerme de él, y que ahora estaba allí sola sin que yo estuviera allí para cuidarla.

Ya me estaba transformando cuando las palabras de Silya llegaron preguntándome dónde estaba y si Scar estaba bien, fui incapaz de contestarle no sabía si estaba bien y en ese momento hablar era menos importante. Había salido corriendo olvidándome de Daion, Eider y Zahán, lo más importante para mí en ese momento era verla, necesitaba comprobar que se encontrara sana y salva, que se hubiera escondido en algún sitio para que nadie la viera, para que nadie tocara lo que es más preciado para mí.

No supe por cuanto tiempo corrí antes de ver el pueblo cerca, seguí transformado incluso en el interior de la aldea olfateando hasta llegar a Scar -¡Scar! ¡Scar!- grité cuando me volví a mi aspecto usual. A pesar de tenerla al lado no respondía a nada… ni siquiera a mi voz o a mi tacto, con miedo puse mi oreja en su vientre esperando comprobar el estado de Clarisse. Pero ahí no se oía nada, ni siquiera el rápido latido que solía tener desde hacía poco. Mis lágrimas empezaron a caer, sabía que no era el momento de llorar, pero no podía evitar sentir que todo eso había sido un castigo por ser feliz, por esperar más de la vida, por querer ser padre, por amar a una persona… Permanecí allí con ella esperando a que Silya viniera, no quería moverla para no dañarla más de lo que estaba -Scar… por favor mírame- le supliqué, quería que llorara, gritara de dolor, incluso que me golpeara por no haber estado cuando más me necesitaba… pero no soportaba verla en ese estado.

Ver perfil de usuario

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 37 de 40.]

Ir a la página : Precedente  1 ... 20 ... 36, 37, 38, 39, 40  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.